Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu


Capítulo 304: Cuanto por la espada inútil?



Fecha de Publicación: 2020-03-24 21:12:02

Fecha de Actualización: 2020-03-24 21:12:02

Publicado por: drakaurs


Mi determinación no cambio ni un poco.



Al día siguiente en el desayuno, Tomoe estaba loca de alegría por el arroz blanco cocido, la sopa de miso, el pescado a la parrilla y todos los platillos que componen una comida japonesa, y después de comer con todos, me encontré con Iroha-chan solo.



... Mio ha estado pegada a mí la mayor parte del tiempo, pero de alguna manera logré estar a solas con ella.



Desde que estamos aquí Mio no ha tenido la oportunidad de cocinar, así que debería pensar en una forma de que ella se distraiga también.



De todos modos, le dije a Iroha-chan sobre lo que la Compañía Kuzunoha puede hacer por ella.



Puede parecer que estoy diciendo algo genial, pero básicamente se trata de obtener la aprobación de la Emperatriz, Sairitz-san, de antemano, y luego hacer que Haruka-san se esconda en Tsige y viva de una manera que no esté en contacto con su familia. Esa es la elección que puedo preparar para ella.



A este ritmo, Iroha-chan sin duda será utilizada por la familia Osakabe tanto como quieran.



Sin embargo, no sé si será como el nuevo jefe de la familia, o si solo será un movimiento en la lucha política de Lorel.



Una niña que parece que ni siquiera ha terminado la escuela secundaria se verá obligada a matar a su madre con sus propias manos, y luego será utilizada para conveniencia de los adultos.



Eso es demasiado irrazonable.



Aunque eso podría haber sido un movimiento para plantar simpatía en mi por parte de Haruka-san en esa prisión de sala de tatami.



Que miedo.



Bueno, incluso si estoy pensando en una variedad de cosas ahora, al final, todavía se trata solo de mí.



Vivi-san, Tomoe y los demás también parecen estar preocupados por mí.



Pero…



Iroha-chan sonrió desde el fondo de su corazón ante mi propuesta, y la rechazó.



Iroha: “No, Raidou-dono. Después de conocerlo, ser salvada por usted y pasar mis días junto a usted, una vez más aprendí el significado de mi vida. Es cierto que esa imposición podría aplastarme, puede ser un destino pesado, pero yo misma elegí ofrecer mi cuerpo y mi futuro. Por lo tanto, este no es mi deber, sino el futuro que deseo... Realmente he estado a su cuidado en este asunto. Yo -Iroha- nunca olvidaré esta deuda de gratitud”.



Bajando y colocando tres dedos de ambas manos en el suelo, la joven baja la cabeza profundamente.



No, esta chica es igual que yo, o incluso más madura que yo.



No, ¿tal vez es más exacto decir que se ha convertido en un adulto?



La falta de fiabilidad que vi en ella la primera vez... se ha ido en cierta medida.



Me siento así.



Makoto: “Entonces es así.”

Iroha: “Si.”



Terminé dándole una tonta propuesta que solo me haría sentir mejor.



Mientras contenía un poco de vergüenza en mi corazón, asentí ligeramente a sus palabras.



Y luego, lo que ella regresó fue una respuesta buena y clara.



Ella me atrapo aquí.



Makoto: “Bueno Iroha-chan tiene a Izumo después de todo. ¡Eso significa que te estarás esforzando mucho eh!”



Una chica enamorada es fuerte.



Una vez más vuelvo a confirmar la validez de estas palabras que a menudo escucho.



Es sin duda una de las causas después de todo.



Iroha: “Fue?! Uhm ... S-Sí ...”



¿Qué significa ese “uhm”?



Regresó al Iroha-chan que yo conozco.



Makoto: “No tuvimos más remedio que renunciar a Ein-Khalif también. Esa parte necia bien podría encajar como característica de la cabeza de familia, fufufu”.



Esa noche, Ein-Khalif fue con Iroha-chan en lugar de a la Compañía Kuzunoha en una gran apuesta sin saber si las cosas saldrían bien o no.



Se comió a su espada de defensa personal, Hotarumaru, e hizo un pacto con ella.



Incluso si la trajera con nosotros, simplemente habría sido arrojado a un almacén aleatorio, y tal vez no hubiera vuelto a ver la luz del día.



Independientemente de si va y me dice que finalmente logro salir de la aldea de los enanos ...



No importa, si estuviera en mis manos, probablemente hubiera terminado igual, y solo pensar en eso no me hizo tomar otra opción que escuchar lo que Iroha-chan dijo con una sonrisa amarga.



Hotarumaru, eh.



Podría ser capaz de restaurar la espada con el tiempo... no hay forma de que sea así, ¿verdad? Además, ya se la ha comido y ya no existe.



Solo de pensarlo me duele el estómago.



Iroha: “Lo-lo siento. En ese momento todo era tan agitado y estaba desesperada”.

Makoto: “Debes haberlo estado. Realmente no te estoy culpando. Te las arreglaste para sobrevivir. Eso es lo más importante”.

Iroha: “Sí ...”



Sobrevivir.



Esa palabra parece haber provocado emociones complicadas de Iroha-chan.



Por alguna razón, Iroha-chan todavía se está quedando en nuestro alojamiento, pero en este momento su hogar está en un gran pandemonio.



Además, su madre debe ser ejecutada, y ella es quien lo hará.



Sin embargo, por lo que escuché antes, Iroha-chan no está aquí porque quiere escapar de esto, sino como resultado de algún tipo de decisión.



Entonces, esto no es algo en lo que deba meterme.



Makoto: “Aah, cierto, ha sido un caos desde que llegamos a Kannaoi, pero ¿leíste los documentos que te di antes?”

Iroha: “¡Si! Los muchos pueblos por los que nos detuvimos camino a Kannaoi, la diferencia entre lo que he escuchado y lo que yo misma he confirmado, ver el estado actual de las cosas confirmado también por Raidou-sama y los demás... Fue una experiencia verdaderamente reveladora”.



El cambio de tema fue algo por lo que Iroha-chan estaba agradecida. Su cuerpo se inclinó ligeramente hacia adelante.



Makoto: “Lo que te di puede que no sea la verdad, ¿sabes?”

Iroha: “¿Eh?”

Makoto: “Es una broma. No te voy a enseñar de esta manera”.

Iroha: “...”

Makoto: “Pero sabes, a veces tendrás que dudar de las cosas que has escuchado. Por eso, evalúa a las personas en las que puedes confiar y las personas en quien puedes apoyarte, o visto por otro lado, es realmente importante criar a ese tipo de personas”.



No importa cuán hermosos sean los hyuman... no, no importa cuánto lo parezca en el frente la sociedad en su conjunto, no es seguro que así sea exactamente.



Siempre habrá un lado oculto del sistema, las personas crearán uno. Siempre habrá personas que irán por el camino de los proscritos.



Si está en el nivel de una ciudad en un país, siempre será el caso.



Iroha: “…Lo tendré en cuenta.”

Makoto: “No es como si los aldeanos o los jefes de las aldeas mintieran solo porque quisieran. Simplemente deben haber querido mantener cierto margen de maniobra para que, incluso si se les cobra mucho, aún podrán enfrentar el próximo año”.

Iroha: “¿Significa que no se confía en el señor feudal?”

Makoto: “Es un poco diferente. Por supuesto, si fuera un gobernante sabio y ampliamente conocido, y el impuesto fuera exactamente como se estipula, podrían haber hablado un poco más sinceramente. Pero incluso con eso, no creo que hubieran revelado los números exactos de la aldea”.

Iroha: “¿Por qué-nanodesu?”

Makoto: “Ellos tienen sus propias reglas después de todo. Incluso podríamos llamarlo su estilo de vida. Incluso si su cosecha es de 10, decirle al gobierno y a los funcionarios que fue de 8 es una de sus formas de supervivencia”.



En realidad, la sospecha de la aldea era bastante fuerte.



Lo que le dijeron a Iroha-chan en comparación con su cosecha real y lo que habían almacenado para emergencias fue muy diferente. Solo informaron un 60%.



Eso tiene mucho que ver con la relación entre Kannaoi y las aldeas hasta ahora.



No es hasta el punto de que el propio Ministerio de Justicia es odiado, pero la impresión que tienen de los funcionarios del gobierno al final no es tan buena.



Han estado recibiendo bastantes sobornos.



Hasta que haya algunas reformas drásticas, nunca habrá un día en que reporten ese 10.



Creo que incluso un 8 estaría del lado bueno.



Iroha: “Una estrategia de supervivencia, dices”.

Makoto: “Significa que no importa cuán grande sea el pez, inspeccionar estrictamente los pueblos hasta el punto de desmantelarlos seria ir demasiado lejos. Si los que tienen el control tienen una comprensión de al menos la cantidad de personas, creo que puede haber una variedad de formas de hacer las cosas”.



Los sentimientos y la ley son cosas difíciles de trazar.



Las palabras ‘es importante buscar lo correcto y lo óptimo’ son simplemente una especie de escape.



Iroha: “El incidente esta vez hará que Kannaoi esté ocupado por un tiempo. Aun así, la protección y el trabajo en equipo con las aldeas vecinas serán de suma importancia para el futuro de la ciudad”.

Makoto: “Si.”



Ella realmente es una chica sensata.



Iroha: “Pero las aldeas tenían sus respectivos problemas, y sus personalidades y su forma de relación con la capital diferían. De ninguna manera soy un genio elegido. Definitivamente no puedo responder a todo correctamente”.

Makoto: “...”



Para empezar, Iroha-chan y Haruka-san tienen una diferencia en sus aptitudes.



No hay necesidad de hacerte menos.



Estás pensando mucho por ti misma.



Iroha: “No tengo la fuerza y ​​el carisma de mi madre. Por eso haré esto lentamente”.



Iroha-chan se superpone a la imagen de su madre cuando lo dijo con fuerza.



Makoto: “Si.”

Iroha: “Lentamente. Para cuando muera, me gustaría que la gente pueda ir y venir de las aldeas a la capital sin ninguna preocupación, y puedan reportar un 80% de su cosecha”.

Makoto: “Ese es un gran objetivo”.

Iroha: “Raidou-sama”.



Iroha-chan me estaba mirando con los mismos ojos que mirar a lo lejos que Rembrandt-san a veces muestra.



Makoto: “¿Qué?”

Iroha: “Ofreceré mi cuerpo a Kannaoi y Lorel ... Junto con Izumo-sama”.

Makoto: “Sí, escuché tu resolución hace unos momentos”.



Una resolución que sería difícil de creer vino de una niña.



Iroha: “En realidad, esa noche, lo anuncié a la casa del Ministerio de Justicia. Que aceptaría todas las decisiones de la Casa”.



...



Iroha: “El matrimonio con Izumo-sama probablemente ya está resuelto ya que hubo un poco de interés propio allí. Pero les dije que, no importa lo que sea, lo aceptaría todo”.



Pesado. Eso es muy pesado.



Tengo una sensación desagradable como la que tuve cuando hablé con Haruka-san, como si mi pecho y mi garganta fueran apretados.



Iroha: “... ¡Ah!”

Makoto: “¿He?”

Iroha: “¡Lo siento! ¡No pretendía que hiciera una cara tan dolorosa! Estaba tratando de decir que haría mi mejor esfuerzo en las cosas que se decidirán a partir de ahora, así que hasta que eso suceda, déjenme ser libre, es una declaración egoísta que quería escupir para lanzar todo el trabajo sobre ellos. Se suponía que era una charla graciosa”.



Iroha-chan vio que mi cara se nublaba un poco y se corrigió apresuradamente.



Pero incluso si ese es realmente el significado de eso... esas palabras suyas de ninguna manera serán una broma.



Makoto: “... No, no, si se trata de una conversación graciosa, aquella sobre la conejita Iroha-chan sería mucho más destructiva”.



Esta chica puede hacer cosas bastante locas con solo una palabra de Tomoe.



Iroha: “¡Fuee! E-Eso es, me deje llevar por la atmósfera ...”



No la hicimos beber una sola gota de alcohol, ¿de acuerdo?



Makoto: “Pero ...”

Iroha: “?”

Makoto: “Aunque es una situación como esta, estás siendo considerada con los sentimientos de un simple comerciante como yo. ¡Como se esperaba de la princesa de la Casa del Ministerio de Justicia!”

Iroha: “¿Raidou-sama?”

Makoto: “Iroha-hime”.

Iroha: “¿S-Sí?”

Makoto: “¿Hay algo que la princesa quiera que yo haga?”



‘Soy libre’.

‘Por eso vine aquí’.



De ninguna manera ese es el caso.



No hay forma de que esta princesa, que mostró tanta resolución y experimentó un incidente tan loco, pasara su día junto a nosotros.



No hay mucho que alguien como yo pueda hacer por ella.



Pero si se trata de algo que puedo hacer.



Si es algo que solo puedo hacer en el tiempo que este aquí.



Me gustaría ofrecerlo a esta chica que fue capaz de presionarme con esa resolución a pesar de su pequeño cuerpo.



Iroha: “... Así que viste a través de mi-nanodesu. Raidou-sama es increíble-desu”.



De ningún modo.



No soy tan asombroso como tú.



Al igual que Rinon que está en Tsige viviendo lo mejor que puede.



Los niños de este mundo son fuertes.



No es que todos sean así, pero me conmueve.



Makoto: “Tengo una idea de cuál es uno de esos deseos. ¿Quieres que lo adivine?”

Iroha: “¡No! Permítame.”

Makoto: “Como tú quieras.”



Vuelvo a mi tono de actuación.



Bueno, uno de esos debe ser eso. Izumo, ¿verdad?



Ese bastardo con suerte.



Te entrenaré a un nivel en que seas digno de Iroha-chan.



Iroha: “Uhm,,, sobre los estudiantes de la Academia de Rotsgard que por alguna razón vinieron a salvarme, los estudiantes de Raidou-sama ...”

Makoto: “Fumu fumu”.

Iroha: “¡¿Puedes por favor dejar que Izumo-sama permanezca aquí por unos días?!”

Makoto: “Ciertamente. De acuerdo.”

Iroha: “Ehehehehe”.



Ella se puso roja como una remolacha.



Ella ya está a punto de explotar.



¡Que seas muy feliz!



Por si acaso, confirmaré con Sairitz-san si está bien que estos dos estén juntos.



Makoto: “El lugar donde se hospedan es en realidad aquí mismo, así que cuando termine esta conversación, adelante ve y tómate tu dulce tiempo con él”.



¿Debo poner a alguien sobre ellos por si acaso?



Sería buena idea teniendo en cuenta la tragedia que ha sucedido, así como a las personas enfurecidas.



Sí, al menos tengo las emociones como para querer que ella sea feliz aquí, ¿sabes?



Iroha: “También ...”

Makoto: “?”



Ahora, no tengo idea de qué más querría.



¿Algo que ver con la mazmorra?



Me llevo al grupo de mercenarios después de todo.



Iroha: “¡Sobre Ein-Khalif del que estábamos hablando antes ...!”



...



Aah



Cierto, Ein-Khalif.



Lo olvide por completo.



?



Espera.



¿De qué quiere hablar sobre esa espada inútil?



Makoto: “¿Si…?”



Parecía que estaba pensando en muchas, pasó un buen rato de silencio y terminé dejando escapar una palabra de interrogación.



Iroha: “Es la espada perdida del Sabio y el espadachín, Iori, pero por alguna razón, actualmente la tengo en mis manos”.

Makoto: “Así es.”



Pensando en ello, el 80% de la falla recae en esa espada inútil.



Aparentemente es una espada utilizada por un legendario espadachín, además, esa persona es un Sabio, e Iroha-chan es un gran admirador suyo.



¿Es eso?



¿Es el equivalente a Masamune, Muramasa, Kanesada o Magoroku?



Una situación que termina en un: ‘¡¿Obtuve la famosa espada de esa persona histórica?!’.



Personalmente, solo pensé en ello con un ‘No vayas y devores a Hotarumaru que podría ser la famosa Hotarumaru, tu espada inútil’.



Bueno, no es que esa espada inútil pueda transformarse en una persona.



... No puede, ¿verdad?



Algo así como un espadachín secreto transformado en espada protegiendo a la princesa.



Eso es malo, esa es una situación que a Tomoe le encantaría mucho.



Ese maldito Ein-Khalif puede quedarse como una espada inútil como la espada inútil que es.



Iroha: “¡Además, hice un pacto con él sin el permiso de Raidou-sama!”



Sí, eso fue principalmente culpa de la espada inútil.



Ya veo, incluso si se ha convertido en el perro de alguien, eso en sí mismo es bueno, ¿eh?



Él está en una buena posición.



Iroha: “Cu cu cu cu cu cu”.



Una niña de edad decente tiene lágrimas en los ojos y dejo salir un grito extraño.



Esto es todo un espectáculo.



Makoto: “...”

Iroha: “¿Cuánto costara?”



…Oh.



Cierto, soy un comerciante.



Ya estaba completamente hecho a la idea de que se la había dado.



Aunque esto fue algo que me dio un enano a través de Beren, esto fue un poco descuidado de mi parte.



‘Es un perrito inútil que no está debidamente disciplinado, pero críalo con paciencia, ¿de acuerdo?’, Es el tipo de sentimiento que tuve por esto.



Makoto: “El precio de Ein-Khalif, eh”.

Iroha: “¡Es probablemente una de las tres espadas más famosas incluso en Lorel! ¡Pero no puedo devolvérsela ahora que ha llegado a este punto! ¡Además, la persona en cuestión es Raidou-sama a quien debo tanto! No importa cuál sea, planeo aceptar cualquier precio que pida, ¡nano desu!”



No sé el precio de una Katana, pero si tuviéramos que juzgar por el valor de las armas fuertes en Tsige, debe ser bastante cara.



Pero sí…



¡Oh!



Makoto: “También podría regalártela en conmemoración de tu matrimonio con Izumo ...”

Iroha: “Uhm, en Lorel, regalar un arma como celebración para un matrimonio es un poco malo ... Además, si está en el nivel de Ein-Khalif, ciertamente será malo”.



Una regla del país, eh.



Pensé que este sería un caso raro en el que yo por fin tenía una buena idea, pero fue derribado.



Makoto “En ese caso ...”

Iroha: “Entiendo muy bien que no es algo a lo que pueda poner precio, y aun así le pregunto por esto”.



Realmente es un fastidio.



Ein-Khalif, el hecho de que no haya dicho una sola palabra en todo este tiempo también es uno de los puntos de por qué es un verdadero fastidio.



Makoto: “... Entonces, Kannaoi...”

Iroha: “¿Sí?”

Makoto: “¿Puede contarle a la Compañía Kuzunoha sobre las cosas relacionadas con la cultura de los sabios?”

Iroha: “?”

Makoto: “Cosas como el sake, especias, cocina, ropa, fabricación de metales; la influencia de los sabios es bastante fuerte en esta ciudad, ¿verdad?”

Iroha: “Si.”

Makoto: “Por favor, filtra ese tipo de información en un intercambio duradero junto con las recetas y otras cosas incluidas. Por supuesto, no haremos negocios con el uso de ese conocimiento en Lorel”.



Fui bastante grande en mi solicitud allí.



Hay muchas personas como Tomoe y Mio que están interesadas en las cosas de esta ciudad, por lo que, si están interesadas, sería de gran ayuda si se nos dijera la forma de hacerlas de una manera amigable.



Iroha: “Eso es uhm... ¿significa que continuará teniendo una relación con Kannaoi-nanodesu?”

Makoto: “Por supuesto. Si necesitas algo, simplemente llama y la persona a cargo estará allí de inmediato.”



Los ojos de Iroha-chan estaban muy abiertos.



Como se esperaba, dar los productos insignia de la ciudad junto con su método de fabricación a un comerciante es demasiado excesivo.



Pero es difícil poner un precio específico, y hay muchas cosas que quiero en Kannaoi, no es que sea solo una cosa.



Si tuviera que ponerlo en palabras, sería que quiero una variedad de productos de uso diario.



Pero incluso si tuviera que enumerar a cada uno de ellos... sería demasiado molesto, y no terminaría en ese precio.



Probablemente el total seria cercano a la cantidad de dinero que una sola arma rara en Tsige alcanzaría fácilmente si saliera en una subasta.



Es como si me dijeran que usara 10.000 yenes en una tienda de golosinas.



Solo imaginarlo es un fastidio.



Bueno, no tengo más remedio que tomarlo todo.



Si tenemos el método original de fabricación, podemos agregarlo a la investigación actual de Asora, y simplemente localizar las partes que son malas, y todos deberían poder tenerlo más fácil.



Iroha: “Raidou-sama”.

Makoto: “¿Sí?”



Cuando entro en una negociación, termino siendo cortés. Esto debe significar que he crecido como comerciante en cierto sentido.



Una costumbre de todo tipo.



Rembrandt-san me entrenó bastante después de todo.



‘Las cosas no son los únicos productos’, esta vez la demanda tuvo mucho que ver con lo que aprendí de esa persona y los conceptos generales.



Iroha: “Lo siento, pero ¿sabe de aritmética?”

Makoto: “¿Hm?”



Por alguna razón, ella me está mirando como si fuera alguien lamentable.



Por alguna razón, la espada inútil también me dirige ese sentimiento extraño.



… ¡¿Por qué?!



Por cierto, Tomoe y Mio estaban súper felices y decían “¡yahoo!” por todos lados cuando nos entregaron un pagaré con el escudo de la casa del Ministerio de Justicia el otro día.



¡¿Lo ven?!



Si lo considero como el precio para deshacerse de esa espada inútil, ¡diría que hice una muy buena compra!


3428 Lecturas

Notas

Katana: Espada estilo japonés