The New Gate


Capítulo 3: The New Gate Capítulo 57



Fecha de Publicación: 2020-04-18 18:30:34

Fecha de Actualización: 2020-04-18 18:30:34

Publicado por: drakaurs


Shin y Schnee salieron de la habitación inmediatamente e hicieron uso de su fuerza explosiva para saltar a su destino. Usaron techos y paredes como puntos de apoyo, pero si pateaban a toda potencia seguramente serían destruidos.



Sería problemático si causaran destrucción innecesaria, por lo que usaron [Flying Shadow] para crear puntos de apoyo en el aire, usando techos y paredes solo cuando el límite de uso de la habilidad no les permitía crear más puntos de apoyo. El plan era llegar al área sagrada usando Shadow [Flying Shadow] tanto como sea posible.



Shin: “¿Hm?”



Mientras se movían, Shin sintió una sensación indescriptible al usar la habilidad. En este mundo, cuando usaba una habilidad, podía entender cómo funcionaba a través de sus sentidos. En el caso de las habilidades con la espada, podía saber la forma en la que la espada tenía que ser balanceada; en el caso de la magia, qué efecto y poder tendría. En el caso de Shin, también podría verificar los detalles de la habilidad a través del menú.



Shin ahora tenía un extraño sentimiento sobre la habilidad de tipo movimiento que estaba usando, [Flying Shadow]. La habilidad en cuestión permitía al usuario crear hasta 2 plataformas en el aire para usar como punto de apoyo, pero no pudo evitar sentir que era posible crear más.



Shin: “Podría ser…?”



Shin sintió una especie de tensión hacia el límite de dos puntos de apoyo: sin esperar que sucediera nada, intentó activar la habilidad. Saltó de un techo y lo usó una vez, luego una vez más en el aire.



Luego, cuando usualmente usaría una pared o techo nuevamente para reiniciar el contador, intentó hacer un tercer punto de apoyo. Normalmente, no pasaría nada y terminaría pateando el aire vacío. Sin embargo, lo que sintieron los pies de Shin fue la misma superficie dura que apareció cuando la habilidad se activó correctamente.



Guiado por sus sentidos, Shin activó la habilidad por cuarta, quinta, sexta vez y continuó saltando por el aire.



Schnee: “¿¡Shin!?”



La reacción de sorpresa de Schnee llegó a sus oídos. Necesitaba usar superficies reales para avanzar, por lo que, al saltar por el aire, Shin alcanzó un ritmo mucho más alto que el de ella.



Shin aterrizó en un techo y la esperó, luego, sin decir una palabra, tomo a la perpleja Schnee en sus brazos usando el famoso “abrazo de la princesa”.



Schnee: “Ehm, ¿Shin? Que haces…”

Sin: “Parece que ahora puedo usar [Flying Shadow] sin límites. No sé por qué sucedió, pero lo aprovecharé al máximo”.



Fue tan repentino que era normal estar confundido, pero Shin de alguna manera sintió que era algo bueno.



Shin: “Voy a saltar a toda potencia. ¡Agárrate fuerte!”

Schnee: “¡Si!”



Schnee envolvió sus brazos alrededor del cuello de Shin, mientras él también fortaleció su agarre. Entonces sus preparativos se completaron.



Shin pateó ligeramente el techo para saltar, luego puso más poder en sus piernas. Una plataforma invisible se formó bajo sus pies. Esta plataforma, lo suficientemente fuerte como para resistir el poder de su patada, los catapultó en el aire. Ahora que no tenía que preocuparse por dañar ninguna propiedad, Shin podría tomar la ruta más corta al área sagrada convertida en mazmorra.



Shin: “(Tiera envió una respuesta. ¿Puedes leerlo, Schnee?)”



La presión del viento dificultaba el habla, por lo que Shin habló a través de Mind Chat. La abrazó aún más fuerte, para evitar cualquier posibilidad de que se cayera. Schnee desenvolvió sus brazos y rápidamente atrapó la tarjeta de mensaje materializada de la caja de artículos de Shin, luego la abrió.



Schnee: “(Tiera está a salvo. Aparentemente, el Árbol del Mundo y sus alrededores no se convirtieron en una mazmorra”).



Schnee escaneó el mensaje e informó sobre la situación que rodea al grupo de Tiera. El Árbol del Mundo y sus alrededores, en un radio de 200 mel, no cambiaron. Fuera de eso, una extraña neblina de colores cubría todo, haciendo imposible moverse.



A pesar de verse como niebla, parecía un muro lo suficientemente duro como para que las flechas de Tiera ni siquiera pudieran romperlo.



La niebla también cubría el aire alrededor del Árbol del Mundo, por lo que era imposible ver el cielo. El camino que conducía al Árbol del Mundo se había convertido en una mazmorra, por lo que había una entrada en forma de cueva.



El mensaje también mencionaba que Tiera sentía que parecía una criatura viviente.



Shin: “(Pensé que sería una mazmorra instantánea, pero ¿tal vez está usando la impureza?)”

Schnee: “(Podría ser, pero también existe la posibilidad de que un demonio convierta su cuerpo en una mazmorra)”.

Shin: “(Una mazmorra de demonios... sí, es posible)”.



Las mazmorras instantáneas aparecen al azar en varios campos. Las “Mazmorras de Demonios” eran una especie de variación de tales mazmorras.



El jefe de la mazmorra, no hace falta decirlo, era un demonio. La mayor diferencia con las mazmorras instantáneas es que era imposible escapar. En las mazmorras ordinarias, el uso del cristal de grado más alto permitía al usuario salir, pero eso no funcionaba en mazmorras de demonios. Solo había dos formas de irse: completarlo o morir.



Shin: “(Parece que Tiera no está bajo ataque en este momento)”.

Schnee: “(Incluso si está corrompido por la impureza, sigue siendo la zona del Árbol del Mundo después de todo. Puede que no tenga suficiente poder para aparecer como jefe. Sin embargo, si hay múltiples demonios, es solo cuestión de tiempo hasta que sea atacada).”



El mundo actual no seguía completamente las reglas del juego. Fenómenos imposibles en la era del juego podrían suceder en cualquier momento. Shin asintió con la cabeza a Schnee y pateó el aire con aún más fuerza. Avanzando como si volaran por el aire, les llevó menos de 10 minutos llegar al área sagrada, ahora transformada en una mazmorra.



Shin aterrizó en un techo cercano y observó la situación. Como Tiera había escrito en su mensaje, la niebla había tomado la forma de una mazmorra. La niebla se extendía desde el suelo hasta las alturas del cielo, por lo que no era posible saltar y alcanzar el Árbol del Mundo.



Shin consideró dar vueltas alrededor de él, pero el área alrededor del Árbol del Mundo estaba completamente blanca, excepto por la presencia del grupo de Tiera. El mapa que muestra la ciudad alrededor del Árbol del Mundo había sido borrado. Aparentemente, la entrada era la única forma de acceder.



La entrada tenía unos 10mel de alto y 20 de ancho. Elfos armados estaban de pie en una formación en forma de abanico frente a él, luchando contra un monstruo que acababa de salir de la mazmorra.



El monstruo en cuestión era un monstruo parecido a un rinoceronte con rocas verdes que brotaban de su cuerpo, un Radseya de nivel 344.



No podía realizar ataques de larga distancia y se movía bastante lento, pero su defensa excepcional hacía que fuera muy difícil de dañar. Solo en términos de defensa, estaba en la misma liga que los monstruos de nivel 400+.



Las flechas y ataques mágicos de los elfos tuvieron poco o ningún efecto. Por otro lado, los elfos atacantes estaban cada vez más aprensivos.



Shin: “Esto es malo... la carga está casi completa”.



Muchos jugadores pensaron que un Radseya podía ser derrotado con ataques de largo alcance durante la estrategia de Kiting: Sin embargo, no sería un monstruo si se pudiera eliminar tan fácilmente.



La “carga” que Shin mencionó aumentaba cuando Radseya era atacado: cuando alcanzó el máximo, la velocidad de movimiento del monstruo aumenta exponencialmente y usa su poder defensivo para pisotear a sus enemigos. Muchos jugadores se entusiasmaron demasiado al atacarlo, solo para terminar aplastados por la carga del monstruo.



Aparentemente ya hubo bajas; Había cadáveres de monstruos y otros charcos de sangre en la entrada de la mazmorra, así como extremidades dispersas aquí y allá.



Shin: “No hay tiempo que perder hablando, vamos a entrar”.

Schnee: “¡Si!”



Shin pateó el techo para saltar en el aire, luego aceleró con [Flying Shadow]. En ese mismo instante, todo el cuerpo de Radseya brillaba de un verde brillante.



“¡Ya viene!”



Uno de los elfos gritó después de ver al radiante Radseya. Un segundo después, el enorme cuerpo de 3 mel del monstruo se lanzó con una aceleración explosiva. La mayoría de los elfos no pudieron reaccionar a tiempo ante el cambio repentino. Solo unos pocos elfos en el camino de Radseya lograron agacharse y se prepararon para defenderse con sus escudos.



Los elfos como especie tenían baja resistencia física y VIT. Mientras no fueran Elegidos de alto nivel especializados en defensa, ningún escudo evitaría que fueran aplastados. Las expresiones desesperadas de los elfos mostraron claramente que no esperaban sobrevivir a la ofensiva del monstruo.



Radseya cargó hacia los atónitos elfos. Momentos antes de que pudiera pisotear a los elfos del escudo, la patada de Shin aterrizó firmemente en el cráneo del monstruo.



Shin: “¡Fuera!”



Con un sonido parecido a un chasquido, Radseya salió volando aún más rápido de lo que había sido su carga, pero en la dirección opuesta, directamente hacia la mazmorra. Un segundo después, el sonido sordo de la carne chocando con una superficie dura resonó.



Elfo: “... ¿qué?”



Los elfos del escudo soltaron un gruñido desafortunado, incapaces de comprender lo que sucedió. Sus ojos estaban dirigidos a Shin, pero no estaba claro si realmente habían comprendido quién había pateado a Radseya de dónde venía.



Shin: “Oye, ¿salieron otros monstruos de la mazmorra?”

Elfo: “Eh? N-No ... ese fue el último”.

Shin: “Entendido. Vamos a rescatar a las sacerdotisas. Derrotaremos a tantos monstruos como sea posible, pero algunos podrían salir de la mazmorra. Esos son todos tuyos”.

Elfo: “¿Qué está haciendo s-s-Señorita Schnee?”



El elfo notó que Schnee estaba de pie junto a Shin: su grito de sorpresa hizo que todos los demás elfos volvieran a sus sentidos y los miraron fijamente.



Schnee: “La mazmorra probablemente está llena de monstruos como ese. Vamos a encontrar a las sacerdotisas, así que te pido que te pongas en guardia y evites que los monstruos abandonen la mazmorra”.

Elfo: “Si la Señorita Schnee va, no hay nada de qué preocuparse, pero ese humano ...”



Debido a la diferencia de especies, no se podía confiar en Shin como en Schnee, aparentemente.



Schnee: “Él es mi compañero. Si él puede seguirme el ritmo, comprenderás que es lo suficientemente fuerte, ¿no es así?”

Elfo: “Si…”



Después de las palabras de Schnee, el elfo que se opuso se tragó aliento. Aparentemente finalmente se dio cuenta de lo que Shin acababa de hacer. Un nivel de fuerza lo suficientemente alto como para detener la carga de Radseya con una sola patada.



Schnee: “Te dejo el resto, entonces.”

Elfo: “P-Por favor, cuídate”.



Estaban permitiendo que alguien de otra especie entrara a su área sagrada, incluso si actualmente era una mazmorra, pero ningún elfo dijo nada. Mientras luchaban contra los monstruos de la mazmorra, gradualmente entendieron que definitivamente no era el caso hablar de permisos o de otras especies. Los Elfos solamente se quedaron observando como Shin y Schnee entraban a la mazmorra.



Mirando el piso y las paredes, notaron que la mazmorra estaba hecha de niebla, como había escrito Tiera. Se sentía más parecido al metal que una piedra al tacto.



Shin le dijo a Schnee que esperara un momento y activó [Magic Sonar]. Quería comunicarse con Tiera lo antes posible, por lo que completar el mapa poco a poco estaba fuera de discusión.



El objetivo era claro y la mazmorra estaba sobre el suelo, a diferencia de las que despejaron hasta ahora, podrían usar métodos más contundentes.



El mapa de Shin mostraba la estructura laberíntica de la mazmorra. Era muy complejo: incluso visto desde arriba, era difícil encontrar el camino que condujera a la salida. El Árbol del Mundo también estaba más lejos que la distancia real, como si el espacio estuviera deformado dentro de la mazmorra.



Normalmente sería solo 500 mel desde su ubicación hasta el Árbol del Mundo, pero tenía más de 5 kemel dentro de la mazmorra. Caminar dentro de los tortuosos caminos de la mazmorra lo haría aún más largo.



Shin; “¿Cómo llegó a ser tan grande?”

Schnee: “Seguramente quieren ganar tiempo. Todas las demás rutas son inutilizables, después de todo”.

Shin: “Qué grupo tan problemático ...”



Shin murmuró su irritación mientras miraba las profundidades de la mazmorra. Verificó la presencia de Tiera una vez más y detectó presencias hostiles justo a su lado. La presencia que se movía alrededor y delante de Tiera y los demás probablemente era Kagerou.



Shin: “Aparecieron enemigos. Supongo que no se sentarían a esperar... vamos a darnos prisa”.



Kagerou no era un Gruefago promedio. Ningún demonio podría derrotar fácilmente a una Bestia Divina mutada, y una muy poderosa, emparejada con Tiera.



Después de un tiempo, Shin y Schnee encontraron el Radseya que habían pateado adentro. Su cabeza estaba aplastada, su cuerpo aplastado como presionado por ambos extremos.



Schnee: “¿Shin?”



Shin se detuvo frente al cuerpo de Radseya y Schnee lo llamó. Le hizo un gesto para que esperara un momento, movió el cuerpo de Radseya y miró a la pared detrás.



Como esperaba, el muro estaba abollado. En el juego, el piso de la mazmorra, las paredes y el techo eran indestructibles, salvo algunas excepciones.



En este mundo, Shin aún no había visto algo que no pudiera ser destruido. Todo tenía una resistencia y durabilidad establecidas. En ese caso, golpearlo con una fuerza superior debería permitir destruirlo.



Shin: “Estaremos tomando el camino más corto hacia la salida”.



Shin luego golpeó la pared. No uso habilidades, pero sus puños eran lo suficientemente poderosos como para romper el oricalco en pedazos. Lo que sintió en el puño fue la sensación de haber golpeado una sustancia similar al algodón. La pared se sentía metálica al tacto, pero contra los golpes de Shin tenía la misma resistencia que el papel. Con un sonido de poof, se abrió un gran agujero en la pared.



Schnee: “Ya veo, un atajo”.

Shin: “Es más frágil de lo que pensaba. Esta vez iremos por encima del suelo, por lo que incluso si armamos un alboroto, no hay peligro de que algo caiga sobre nosotros. Es más rápido si seguimos hacia adelante”.



Mientras hablaba, se formaron globos de luz rojos y amarillos alrededor de Shin. Los 8 globos que lo rodeaban brillaban con una luz candente cuando señaló hacia adelante. Cada globo, que mide aproximadamente 20 cemel, dejo salir un haz de luz espeso similar a un láser. El piso, las paredes y el techo de la mazmorra se derritieron ante las vigas.



Impulsados ​​por el poder mágico de Shin, los rayos atravesaron pared tras pared.



Habilidad combinada de luz y fuego: [Flare Blaster].



Normalmente, esta habilidad crearía un globo de luz y un haz, dando como resultado un rayo al rojo vivo con poderes penetrantes, pero el Shin actual podría lanzar simultáneamente varis instancias de la misma habilidad.



Shin: “Vamos.”

Schnee: “Si.”



Shin y Schnee avanzaron a través de las paredes derretidas. Había monstruos dentro de la mazmorra, pero los ignoraron a todos.



Las mazmorras demoníacas eran una categoría de mazmorras instantáneas: si el jefe era derrotado, la mazmorra desaparecería junto con los monstruos dentro. Combatirlos era solo una pérdida de tiempo.



Shin: “Se está recuperando. Supongo que debería haberlo esperado”.



Shin y Schnee avanzaron a través de los huecos en las paredes, dirigiéndose directamente hacia el Árbol del Mundo. Podrían continuar, pero la mazmorra demoniaca no solo los dejaría. Shin vio en el mapa que las paredes derretidas se estaban reparando gradualmente. No solo estaban igual, sino más fuertes que antes.



Schnee: “Shin, ¿destruirás las paredes otra vez? Intentaré cubrir el agujero con hielo para retrasar la recuperación”.

Shin: “Entendido.”



Shin respondió a Schnee y lanzó otra serie de [Flare Blaster]. Los rayos ardientes se dispararon hacia adelante, atravesando las paredes como si no fueran nada. Schnee luego activó una habilidad.



Habilidad mágica de tipo agua [Clear Blizzard].



Espirales de luz cristalinas siguieron los caminos trazados por los rayos de [Flare Blaster]. Las paredes y el techo en llamas se congelaron al instante.



Shin monitoreó los huecos mientras corrían sobre el hielo, pero no había señales de que se estuvieran recuperando. La congelación estaba actuando perfectamente como un obstáculo para la recuperación.



Nada más podría retrasar su progreso ahora: Shin y Schnee corrieron a toda velocidad hacia su destino. Al final, les llevó solo 5 minutos acercarse a la salida. No se abrieron camino hasta el final simplemente porque los rayos podrían haber lastimado al grupo de Tiera. Shin abrió la última pared restante y llegaron frente al Árbol del Mundo.



Tiera: “¡Shin! ¡Maestra!”



Tiera notó a Shin y Schnee mientras salían de la mazmorra y reacciono con alegría. Frente a Tiera y Lymliss, Kagerou se enfrentaba a un monstruo de tamaño similar.



El monstruo, gruñendo mientras mostraba sus colmillos, se llamaba Oggbrym.



Era un monstruo tipo bestia con cuatro extremidades y un pelaje amarillo con forma de tigre con manchas negras. Tenía dos cabezas, una de lobo y una de jabalí además una cola escamada como un reptil.



Su nivel era 712: si Kagerou no fuera un espécimen mutado, habría tenido dificultades para luchar mientras protegía a Tiera y a los demás. El cuerpo de Kagerou tenía heridas aquí y allá.



Tiera estaba ayudando a Kagerou con sus habilidades de recuperación, pero el demonio estaba mayormente indemne. Las mazmorras demoniacas proporcionaban mejoras a las estadísticas y habilidades de los demonios. Incluso si su nivel era más alto, Kagerou tenía que luchar mientras defendía a Tiera y los demás, mientras que el demonio solo tenía que atacar; este último estaba claramente en ventaja.



Oggbrym: “Este es el final por ahora ... ¡¡¡repugnantes guardianes ... !!”



El Oggbrym probablemente percibió que estaba en desventaja; de espaldas a Shin y Schnee, corrió hacia la niebla, como si planeara sumergirse en ella. Siendo un tipo de bestia de cuatro extremidades, llego a la niebla de la mazmorra en unos segundos.



En el tiempo requerido para notar la llegada de Shin, tomar una decisión, girar sobre sus talones y huir, Shin no solo estaba parado ocioso. Tan pronto como vio al Oggbrym darse la vuelta, Shin también se movió.



El Oggbrym era realmente rápido, pero no podía moverse instantáneamente. Shin saltó alto en el aire, su izquierda y se elevó alto en un movimiento de lanzamiento. En su mano izquierda vacía apareció un arma gigante con forma de lanza de 4mel de largo.



Era una espada superior de grado antiguo especialmente diseñada para derribar grandes hordas de monstruos más débiles en un solo golpe llamada [Geatharma].



Shin: “!?”



Shin miró el [Geatharma] que apareció en su mano y sus movimientos se detuvieron por un momento. Originalmente, su hoja de 2 mel de largo estaba envuelta en llamas rojas, pero la espada que Shin manejaba estaba envuelta en fuego blanco. En el momento en que las llamas cambiaron de color, la silueta de una Elfo parpadeó ante sus ojos por un segundo.



No sintió nada negativo por el poder transmitido desde la espada a sus manos. Por el contrario, las llamas tenían ahora una especie de aura sagrada para ellos.



Su vacilación duró solo un instante. Los ojos de Shin se volvieron hacia el Oggbrym mientras apuntaba a la bestia. La niebla que formaba la mazmorra estaba cambiando de forma, dejando que el Oggbrym se deslizara.



Shin: “¡No te vas a escapar!”



Usando una plataforma creada a través de [Flying Shadow], Shin logró mantener su postura, a pesar de estar en el aire, y lanzó a [Geatharma].



Gracias a su fuerza sobrehumana de Shin, [Geatharma] voló por el aire dejando un rastro como un cometa. La hoja blanca en llamas desapareció dentro de la niebla, atravesó la espalda de Oggbrym y apuñaló el suelo debajo del monstruo.



El impacto causó que la niebla alrededor de Oggbrym desapareciera por completo.



Oggbrym: “GWOOOOOHHHH !!!!



Llamas blancas brotaron de [Geatharma]. Como si las llamas tuvieran voluntad propia, quemaron a la bestia por dentro y por fuera.



Unos segundos después, las llamas se volvieron rojas nuevamente. Lo que quedaba era [Geatharma], atrapado en el centro de un pequeño cráter carbonizado.



Tiera: “Oye, Shin. ¿Qué arma es esa?”



Shin aterrizó en el suelo y Tiera se le acercó. Ella sintió que el monstruo había sido aniquilado por los poderes del arma, en lugar de la fuerza de Shin, por lo que no pudo evitar sentir curiosidad.



Shin: “Seguro que hizo algo increíble, pero normalmente no tiene poderes como ese. Vi la silueta de una Elfo cuando estaba a punto de lanzarla, ¿así que supongo que una de las sacerdotisas del Árbol del Mundo le otorgó sus poderes? Estamos justo en frente del Árbol del Mundo después de todo”.



Shin miró a [Geatharma], que había convertido al demonio en cenizas, luego al centro de la habitación. En el centro, más allá de las profundidades del área sagrada convertida en mazmorra, el Árbol del Mundo se alzaba sobre ellos.



Su tronco, de unos 5 mel de ancho, no parecía adelgazarse por muy alto que pareciera. Sus ramas y hojas brillaban con un tono dorado, lo que hacía que cualquiera que lo mirara se sintiera más tranquilo con solo una mirada.



Como Tiera había dicho, parte del árbol estaba pintado de negro, y su brillo se volvía más tenue a veces. Probablemente fue causado por la impureza; La niebla hacía imposible ver el árbol más allá de cierta altura.



Shin: “Derrotamos al demonio, pero la mazmorra sigue ahí ... Supongo que no fue creada por ese demonio, entonces”.



Normalmente, derrotar al demonio jefe hacía que la mazmorra demoníaca desapareciera. Sin embargo, esta mazmorra no mostró signos de colapso.



Shin: “¿Fue ese el único monstruo que te atacó?”

Tiera: “Sí, de repente salió de la niebla y atacó. Solo pudimos resistirnos porque Kagerou hizo lo mejor que pudo”.



Tiera acarició la cabeza de Kagerou. Después de la batalla, la bestia divina volvió a su forma de lobo de 1mel. Sus heridas ya estaban curadas, sus ojos se convirtieron en rendijas mientras disfrutaba de las caricias en la cabeza de parte de Tiera.



Shin: “¿Ya terminaste la purificación?”

Tiera: “Aún no. Todo sucedió cuando estábamos a punto de comenzar”.

Shin: “¿Entonces qué tal probar los objetos que te di mientras lo haces? No importa qué demonios salgan, no voy a dejar que se interpongan en tu camino”.



Schnee asintió y Kagerou aulló de acuerdo.



Tiera: “Tienes razón. Quién sabe cuándo seremos interrumpidos nuevamente, y si el Árbol del Mundo recupera su poder, las cosas podrían volver a la normalidad”.

Lymliss: “Tal vez no pueda ayudar mucho, ¡pero también haré lo mejor que pueda!”



Lymliss, a pesar de no poder mantenerse al día con la situación que cambia rápidamente, fue influenciada por Tiera y expresó su determinación. Las dos sacerdotisas comenzaron la purificación, bajo la vigilancia de Shin y los demás. Los elementos de recuperación del Árbol del Mundo ya se habían configurado.



“~~~~~~~ ♪”



Las dos sacerdotisas se taparon el pecho con las manos, en oración, mientras entonaban una melodía sin palabras. Era un ritmo desconocido para los oídos de Shin, pero de alguna manera se sentía relajante.



La purificación fue diferente de lo que Shin y los demás habían presenciado antes. Los cuerpos de Tiera y Lymliss estaban envueltos en una luz suave cuando comenzó el rito.



La luz luego se debilitó y flotó hacia el Árbol del Mundo, mezclándose con su aura. Al hacerlo, la luz del Árbol del Mundo gradualmente se volvió más brillante. Al mismo tiempo, las partes ennegrecidas por la impureza disminuyeron cada vez más.



Shin: “Schnee, podría ser eso ...”

Schnee: “Sí, una de las sacerdotisas pasadas, seguramente. Ella debe prestarles sus poderes”.



Después de aproximadamente 10 segundos desde el inicio de la purificación, una Elfo de cabello plateado y ojos verdes apareció en el aire. La silueta flotaba detrás de Tiera y Lymliss, sosteniendo sus manos como si ofreciera una oración. De alguna manera, Shin pensó que se parecía a Tiera.



Schnee: “La niebla está cambiando”.

Shin: “Sí, algo va a suceder. Mantengámonos alerta”.



A medida que avanzaba la purificación del Árbol del Mundo, la niebla comenzó a cambiar. Shin y los demás se prepararon para poder lidiar con cualquier desarrollo repentino a medida que la niebla se volvía más delgada.



Unos segundos antes de que terminara la purificación, la niebla se concentró en un solo punto, a poca distancia del Árbol del Mundo. La sacerdotisa que había aparecido detrás de Tiera y Lymliss desapareció antes de que pudieran abrir los ojos.



Shin: “¿El maestro de mazmorra finalmente nos honra con su presencia?”



Cualquier mazmorra de demonios tenía un demonio como núcleo. Si este demonio no era derrotado, la mazmorra nunca desaparecería. Tales jefes generalmente estaban ubicados en el interior de la mazmorra, por lo que no era extraño que apareciera aquí. La niebla cambió de forma, finalmente formando una silueta de tamaño humano. Por razones desconocidas, la silueta tenía rasgos de duende.



Shin: “¿Que está pasando?”



Shin miró el nombre que mostraba [Analyze] y su ceño se frunció. La razón era que el demonio de tamaño humano poseía dos nombres.



Uno de ellos era Ragoj. Su nivel de 802 lo clasificó como un demonio de clase Duque. Siendo el siguiente rango después del Gran Duque, no era extraño que este demonio pudiera asumir la forma humana.



El otro nombre era Crissot Lucent. Lucent, como Tiera. El nombre de un miembro del clan cuidador del Árbol del Mundo se mostró como la identidad de un demonio. Shin no pudo evitar estar perplejo.



Tiera: “... no ... no puede ser”.



Mientras Shin estaba confundido por la doble identidad, especialmente la parte de Lucent, Tiera expresó su absoluta incredulidad. Sus ojos temblaron, como para expresar su confusión interna, al igual que su cabeza, negándose a aceptar lo que vio. Tiera dio un paso atrás.



Tiera: “Padre…”



Nadie esperaba escuchar las palabras susurradas que apenas escaparon de los labios de Tiera. En respuesta, los ojos del demonio con cara de piedra se volvieron hacia ella. En el momento en que ella se reflejó en sus pupilas, la expresión del demonio se contorsionó.



“Ng ... gah ...”



No solo la expresión del demonio, sino su contorno en sí mismo contorsionado. Él también parecía haber visto algo absolutamente impactante.



Shin: “…. él se escapó.”



El demonio perdió su contorno y desapareció como si se derritiera en el aire. Su presencia ya no existía y la mazmorra estaba desapareciendo, pero nadie pensó que había sido derrotado.



Uno de los demonios había sido derrotado, pero todo el grupo sintió que la situación se había vuelto aún más confusa y complicada.





◆◆◆◆





Shin: “Tiera, ¿estás bien?”

Tiera: “¿Eh?”



Shin llamó a Tiera, que estaba mirando dónde estaba el demonio antes de desaparecer con una mirada vacía en sus ojos.



Tiera: “En cualquier caso, la mazmorra ha desaparecido y el área sagrada ha vuelto a la normalidad. Los objetos parecen estar teniendo efecto también. Por las dudas, tomemos un poco de savia y regresemos”.

Shin: “Ah ... sí, cierto”.



La respuesta de Tiera mostró que aún no se había recuperado, pero Shin no la presionó y fue a recoger la savia del Árbol del Mundo. Pensó que Lymliss diría algo, pero parecía estar preocupada por Tiera y no miró en dirección a Shin. Parecía angustiada, probablemente lamentando no poder hacer nada.



Shin: “Oh sí, te daré esto por si acaso Lymliss”.

Lymliss: “Si…?”

Shin: “Es un objeto que puede protegerte temporalmente si te atacan de nuevo. Yo mismo lo hice, pero Schnee Raizar puede dar fe de ello, así que no te preocupes”.



Había ocurrido un incidente justo en frente del Árbol del Mundo, por lo que era seguro asumir que ningún lugar era seguro en Lanapacea. El objeto que Shin le dio a Lymliss solo podía proporcionar protección temporal, pero aun así era mejor que nada.



Unos minutos más tarde, los guerreros elfos se acercaron a su ubicación. Ahora que la mazmorra se había ido, solo había un kemel de distancia entre ellos. Los elfos que montaban a caballo lideraban el grupo, la mayoría de ellos por encima del nivel 230. Shin asumió que eran Elegidos o capitanes.



Elfo: “Dama Lymliss, dama Tiera, ¿están a salvo?”



El elfo mayor que lideraba el grupo preguntó sobre la seguridad de las sacerdotisas. Lymliss respondió, pero Tiera seguía mirando hacia abajo, de pie junto a Shin y Schnee.



“Soy el jefe guerrero del clan Luderia, mi nombre es Ordoss Luderia. Déjame darte las gracias por salvar a nuestras sacerdotisas. Como se esperaba de la señorita Schnee Raizar, tu destreza supera incluso tu gran fama”.



Ordoss probablemente pensó que Schnee era el líder del grupo: después de expresar su gratitud, se inclinó ante ella.



Schnee: “No, no fue solo mi propia fuerza. El Árbol del Mundo resistió y la purificación de las sacerdotisas también fue efectiva”.

Ordoss: “Ya veo. No tiene precedentes que tal evento ocurra en el área sagrada. Sospechamos que el aumento de impurezas puede haberlo causado. ¿Cuál es su opinión, Lady Raizar?”

Schnee: “No creo que esa sea la única razón”.



No sabían qué tipo de persona era Ordoss, por lo que era difícil juzgar si debían mencionar a los demonios o no. Sin embargo, no parecía encantado o confundido.



Ordoss: “Quizás ... los demonios podrían estar involucrados ...”



Schnee todavía estaba tratando de evaluarlo, pero Ordoss habló primero. Sus palabras alarmaron a Shin y a los demás.



Schnee: “¿Tiene alguna información?”

Ordoss: “Como probablemente ya lo sabe, entre nosotros los guerreros hay algunos cuyas personalidades cambiaron... no, debería decir que se convirtieron en personas completamente diferentes. Algunos elfos que nacieron antes de ‘Dusk of Majesty’ plantean la hipótesis de que están bajo los efectos de las técnicas de manipulación mental prohibidas”.



Ordoss continuó hablando, dejando en claro que estaba revelando esa información solo por la presencia de Schnee. Lymliss acababa de ser atacada por un demonio, por lo que no mostró ninguna sorpresa. Ordoss probablemente pensó que ella también necesitaba saberlo, por lo que decidió hablar mientras ella estaba presente.



Schnee: “La cabeza de tu clan también está actuando de manera extraña ... ¿sabes algo al respecto?”

Ordoss: “De hecho, se algo. En los últimos meses, no se ha mostrado a nadie excepto a unos pocos vasallos cercanos. Algunos jefes guerreros ven esto con recelo, pero no hay nada antinatural en la forma en que habla y lleva a cabo sus tareas diarias como de costumbre, por lo que cualquier acusación o duda se consideraría infundada”.



Las palabras de Ordoss fueron consistentes con lo que dijo Herald. Aparentemente, hubo divisiones entre los jefes guerreros.



Después de que Ordoss mencionó eso, llegó otro grupo de elfos.



Ordoss: “Detengámonos aquí por ahora. El jefe guerrero que se acerca es uno de los cambiados”.

Schnee: “Entendido. También investigaremos el asunto por nuestra cuenta”.

Ordoss: “Gracias.”



Ordoss volvió a inclinarse, luego se paró junto a Lymliss. Muy pronto, llegó otro elfo, acompañado de tropas. El recién llegado parecía todavía joven.



Elfo: “Dama Lymliss, ¿está a salvo?”



El elfo que lideraba el grupo corrió hacia ella, pero Ordoss se adelantó para detenerlo.



Elfo: “Sir Ordoss, ¿cuál es el significado de esto?”

Ordoss: “La protección de la Dama Lymliss es mi deber. La tuya es inspeccionar el área sagrada, ¿no es así? Realicemos ambos nuestros deberes”.



Ordoss aparentemente no tenía intención de dejar que el elfo recién llegado se acercara a Lymliss. Era cierto que era el deber de Ordoss proteger a Lymliss, por lo que el otro elfo no se opuso.



Shin: “Regresaremos a la residencia, entonces”.

Elfo: “Por favor, espere un momento. La Dama Tiera es la sacerdotisa del ahora desaparecido clan Lucent. Ahora que los Lucent son parte de nuestro clan Luderia, ¿no es apropiado que ella venga con nosotros?”



Debido a la presencia de Tiera, el elfo que vino después de que Ordoss detuvo al grupo de Shin cuando intentaron irse. Sin embargo, su solicitud no era una que sintieran dispuestos a aceptar.



Shin: “Tiera es nuestra compañera. La protegeremos pase lo que pase”.

Dama: “¿Quién eres, humano? ¡Estoy hablando con la señorita Raizar!”



El elfo claramente miró a Shin. No podían saber si esa era su personalidad original o su personalidad transformada, pero estaba claro que su interacción difícilmente sería amigable.



Schnee: “Estoy de acuerdo. Si sucede algo, somos capaces de proteger a Tiera. ¿O dices que no puedes confiar en mis palabras?”

Elfo: “Hm... no, si la señorita Raizar lo dice, entonces supongo que su seguridad está garantizada”.



El jefe guerrero probablemente era consciente de la fuerza de Schnee, por lo que no se opuso más. Pensando que quedarse más tiempo solo causaría más problemas, Shin se dio la vuelta y se dirigió hacia la residencia. Esta vez caminaban normalmente por las calles.



Cuando regresaron, encontraron a la Elfo a cargo de la residencia esperándolos, claramente angustiada. Había oído hablar de la aparición de la mazmorra y estaba muy preocupada.



Tiera estaba de mal humor por el asunto de su padre, pero sonrió brillantemente.



Shin: “Aquí estamos. Es realmente difícil de preguntar, pero desafortunadamente no podemos ignorarlo. Tiera, ¿dijiste que el demonio tomó la apariencia de tu padre? ¿Qué significa eso?”



Shin deseó poder dejar a Tiera sola, pero el asunto tenía que ser abordado.



Tiera: “Tampoco tengo idea de lo que está pasando. Pero sí, esa apariencia era definitivamente la de mi padre, Crissot Lucent”.



El grupo de Shin se reunió en la residencia después de un breve descanso. Se podría decir que se tomaron un tiempo por el bien de Tiera. Parecía haberse calmado un poco, pero su expresión aún era rígida. Su tono también era diferente al habitual.



Aun así, necesitaban hablar de eso. Después de todo, un miembro de la familia Lucent, un clan cuidador del Árbol del Mundo, podría estar aliado con los demonios.



Shin; “Ahora que lo pienso, nos hablaste de tu madre antes, pero nunca de tu padre”.

Tiera: “Por supuesto. Nunca dije mucho sobre él a la maestra tampoco”.



Shin miró a Schnee y ella asintió levemente.



Tiera: “Mi padre era la cabeza del clan Lucent. Puede ser parcial debido a que soy su hija, pero todos lo querían y confiaban en él. Era una persona realmente admirable”.



Atesoraba a Tiera y a su esposa Irene, sin jamás haberlas consentido de más. Tiera continuó, diciendo que era un padre bueno y estricto.



Esos días felices, sin embargo, terminaron abruptamente. Sin el menor indicio o aviso, Tiera fue golpeada por la maldición. Cuando todavía se le permitía vivir en el pueblo, fue testigo de que Crissot había sido calumniado o insultado muchas veces.



El día que se decidió el exilio de Tiera, su madre y su padre tomaron otra decisión importante. La madre de Tiera, Irene, la tomaría y huiría de la aldea, mientras que su padre se quedaría. Fue una elección dolorosa y desgarradora hecha por padres atrapados entre la pesada carga de la responsabilidad como un clan cuidador del Árbol del Mundo y el amor por su hija.



Tiera: “No sé qué le pasó a papá después de eso. Cuando regresé aquí, supe que murió por una enfermedad hace unos años, pero nada más”.



Aparentemente, su tumba estaba ubicada en un lugar separado de la madre de Tiera, pero Tiera no se sentía lista para visitarla cuando regresó, por lo que aún no había ido a verla.



Shin: “¿Alguien lo cuidó antes de morir a causa de esta supuesta enfermedad?”

Tiera: “A pesar de las circunstancias de mi maldición, él todavía era el jefe de un clan de guardianes, así que intentaron curarlo. Durante ese tiempo, un médico lo cuidó. Lo conocía, así que fui a preguntar al respecto, pero él me dijo que no había ningún error al respecto”.



Los elfos son una especie con alta longevidad: mientras no los maten, podrían vivir fácilmente durante cientos de años. Esa es la razón por la cual Tiera podría hablar con el médico que supervisó la atención de su padre. Los servicios funerarios de Crissot se llevaron a cabo y fue enterrado adecuadamente.



Shin: “En este pueblo, la gente está enterrada en ...”

Tiera: “Están enterrados en el suelo, sí. Los Elfos y las Hadas creen que después de la muerte uno debería volver a la naturaleza”.

Shin: “Ya veo, así que es eso...”



Shin recordó a Eline, quien en Palmirack se suicidó y se convirtió en un demonio. Esta vez, el anfitrión murió por enfermedad en lugar de ser asesinado, pero el cadáver estaba claramente siendo manipulado.



Shin: “Sin embargo, se siente diferente de esa vez”.

Schnee: “El demonio reaccionó al ver a Tiera. Puede retener algunos recuerdos o voluntad de la vida pasada”.

Shin: “Espera, eso no puede ... no, podría ser”.



Shin escuchó la hipótesis de Schnee y recordó algo. En la era del juego, participó en un evento relacionado con el demonio que implicó rescatar a los NPC que resistían la posesión de demonios. En última instancia, los NPC morirían, pero gracias a la intervención de los jugadores podrían liberarse de los remordimientos y dejar objetos atrás.



En otras palabras, como dijo Schnee, podría ser posible retener los recuerdos incluso después de que un demonio de tipo parásito habitara el cuerpo de alguien. Explicaría por qué parecía reconocer a Tiera. Sin embargo, eso también le causaría sufrimiento tanto a él como a Tiera.



Tiera: “Estoy bien, también pude ver el nombre del demonio. No voy a suplicarte que salves a mi padre... deseo que descanse en paz lo antes posible”.



Tiera habló con una sonrisa valiente en sus labios, sin mostrar su tristeza e ira, por lo que Shin y los demás respondieron en serio.



Shin: “El padre de Tiera, Crissot. ¿Realmente murió de una enfermedad? En el caso de Eline, fue claramente controlado y asesinado por un demonio parásito”.

Tiera: “Eso parece ser seguro. La enfermedad en sí era común. Cualquiera puede contraerla, pero normalmente las personas mejoran. Si te esfuerzas demasiado o estás en mal estado, puede empeorar. Ese es el tipo de enfermedad que era”.



La explicación de Tiera hizo que pareciera que era una especie de resfriado. Si empeoraba, podía ser letal, pero todo dependía de la condición de la persona.



Tiera: “El médico dijo que ya estaba en sus límites, en más de un sentido”.



Perdió a su esposa e hija, su clan se disolvió: razón suficiente para que él esté extremadamente angustiado, tanto física como mentalmente. Sin embargo, el sufrimiento de Crissot no terminaría tan fácilmente.



En ese momento, tenía unos 400 años: como elfo, todavía era joven.



Debido a eso, continuó viviendo, o más bien, lo mantuvieron vivo, como un “semental”, necesario en caso de que la línea de sangre de los clanes cuidadores comenzara a desaparecer o los clanes de Luderia y Lulac no lograran producir nuevas sacerdotisas.



Al final, no dio a luz a ninguna descendencia, pero, aunque fue necesario para preservar la línea de sangre, tuvo que ser una decisión desgarradora y dolorosa más allá de la imaginación de Shin. Pensó que probablemente habría abandonado sus deberes para huir con su familia.



Shin: “Eso podría haberlo convertido en un objetivo para los demonios”.

Schnee: “Eso es correcto ... para ellos, habría sido un anfitrión ideal”.



Schnee asintió en respuesta a las palabras de Shin. Las condiciones necesarias para que Crissot fuera poseído estaban todas allí, casi demasiado convenientemente.



Shin: “Es extraño, sin embargo, que a pesar de atacar al grupo de Tiera, él vaciló después de verla. Sin embargo, lo entendería si se hubiera estado escondiendo para espiarnos”.

Schnee: “Los demonios a veces también luchan entre sus filas, o podría ser que le dijeron que su objetivo era una sacerdotisa, sin otros detalles ... aunque suena un poco raro por ahí”.



Los demonios a menudo actuaban de forma independiente. Incluso en el juego, el linaje de los señores del miasma o los poderes de cada demonio podrían proporcionar una pista, pero no fueron suficiente para predecir con precisión sus acciones. En el mundo actual, su nivel de libertad era aún mayor, por lo que incluso hacer una suposición general sería difícil.



Shin: “No llegaremos a ninguna parte solo de pensarlo en este momento. Lo que sabemos es que Crissot está siendo manipulado y tenemos que derrotarlo. Lo siento, Tiera. Desearía que hubiera algo más que pudiéramos hacer”.

Tiera: “Está bien. Sé que hay cosas que ni siquiera tú puedes hacer, Shin. Además, estoy furiosa porque usaron el cuerpo de mi padre. Por favor, no te guardes nada”.



Tiera todavía parecía un poco deprimida, pero su último pedido fue pronunciado con fuerza en su voz.



Shin: “Bien, supongo que esta es toda la información que necesitábamos. Volveré con Shibaid y los demás, podrían preocuparse si tomamos demasiado tiempo”.

Tiera: “Me preguntaba por qué no estaba contigo”.

Shin: “Le pedí que cuidara a la sacerdotisa de Lulaca. Aunque muy pocas personas saben de su regreso, es por si acaso”.



Shin confió a Tiera a Schnee y se dirigió hacia la residencia Lulac. Esta vez, no sintió la extraña sensación que tuvo la primera vez.



Después de asegurarse de que no había nadie cerca, Shin estaba a punto de llamar a la puerta de la habitación de Herald, pero la puerta se abrió primero. Se abrió como una puerta automática, por lo que Shin quedo congelado a punto de golpear la puerta.



Yuzuha: “¡Kuu!”



Yuzuha la había abierto. Shin había alcanzado y derrotado al demonio rápidamente, por lo que perdió el tiempo para convocarla.



Lina: “¡Ah! señor Shin! ¡Está bien!”

Shin: “Ah ... er, sí. Derrotamos a un demonio, por ahora”.

Herald: “Por ahora…?”



Detrás de Yuzuha y Lina, felices de ver a Shin de regreso, Herald ladeó la cabeza y se preguntó si derrotar a los demonios era tan simple. Su reacción fue la más normal.



Shin: “Por lo menos, hay otro escondido en alguna parte. Por favor, estén alertas”.

Herald: “Entendido.”



Sabía que había límites en lo que Herald podía hacer, pero Shin lo dijo de todos modos. Resistir al demonio que posee Crissot y escapar sería difícil incluso para un Elegido. Aunque los objetos que Shin ofreció podrían proporcionar alguna ayuda, no había nada más que pudiera hacer si no estuviera con él.



Sin embargo, Herald se negó a aceptar los artículos ofrecidos por Shin.



Lina: “Está bien, hermano, me voy”.

Herald: “Sí, asegúrate de cumplir con tu deber”.



Shin regresó a la residencia con Lina. Antes de abandonar la residencia, Herald le dijo, con cuidado de no ser escuchado por Lina, que, si alguna vez lo manipulaba un demonio, Shin debería matarlo sin dudarlo. Su expresión mostró que aceptó que pudiese ser la última vez que se encontraran.





◆◆◆◆





Al día siguiente, un mensajero del clan Luderia visitó la residencia donde se alojaba el grupo de Shin.



Tiera: “¿Desea saber qué sucedió en detalle?”

Elfo: “Si. Hemos escuchado el informe de la Dama Lymliss, pero no está muy familiarizada con el combate, por lo que nos gustaría escuchar más detalles de usted”.



La aparición repentina de un calabozo y el ataque de un demoníaco. Lymliss no entró en pánico, pero era una principiante en términos de lucha. ‘Íbamos a comenzar la purificación, pero apareció una mazmorra, fuimos atacados, luchamos, Shin y Schnee llegaron y nos salvaron’. El informe de Lymliss aparentemente había sido muy general.



El hecho de que el área sagrada se transformara en un calabozo fue un evento muy serio. No estar satisfecho con tal informe era muy comprensible. Aparte de Lymliss, la única persona que sabía lo que sucedió en detalle fue Tiera.



Shin y Schnee podían decir qué sucedió después de su llegada, pero era más natural preguntarle a Tiera, ya que ella había estado presente desde el principio. A diferencia de Lymliss, era versada en combate, por lo que era más probable que diera una cuenta menos confusa, excluyendo la aparición de Crissot.



Tiera: “Mi maestra y su compañero realmente derrotaron al demonio, por lo que iré solo si ellos también están presentes. Estoy segura de que más información solo puede ser útil”.

Elfo: “Naturalmente, estaríamos agradecidos si ellos también participan”.



El mensajero aceptó fácilmente la amable solicitud de Tiera. Tal vez porque no estaban en la facción del jefe del clan, la solicitud fue fácilmente concedida. El mensajero debía tener un cierto grado de autoridad.



Tiera ya había decidido estar con Shin y los demás; si no se les permitía participar, ella se negaría, por lo que se alegraron de que no hubiera necesidad de negociación.



Tiera: “Está bien, entonces, ¿qué nos van a hacer?”

Schnee: “Me pregunto. La transformación de la mazmorra podría no estar relacionada con los planes del jefe del clan... pero si lo estaba, seguramente sabrán lo que sucedió. Podrían demostrar que están manejando la situación muy en serio”.



Schnee mencionó un posible significado detrás de la investigación. Si ya habían compilado información, tenía que haber otro motivo detrás de ella.



También era posible que quisieran echarle la culpa al grupo de Shin para contenerlos y tal vez darles el mismo trato que los guerreros que cambiaron radicalmente la personalidad.



Shin: “Deberíamos prepararnos tanto como podamos. Tampoco podemos llevar a Lina con nosotros, así que le pediré a Shibaid que la cuide durante este tiempo”.

Lina: “Lamento ser una carga ...”

Shin: “No, no eres una carga, así que no te preocupes por eso”.



Shin animó brillantemente a la abatida Lina. Después de todo, ella ayudaría con la purificación. Por otro lado, Shin no pudo hacer mucho para ayudar al Árbol del Mundo.



El grupo hizo los preparativos necesarios y se dirigió a la residencia Luderia a la hora señalada.



Elfo: “Y estamos aquí, esperen un poco”.

Tiera: “Nos dijeron que viniéramos en este momento, ¿por qué aún no están listos?”



Llegaron a la hora indicada, pero se les dijo que esperaran en una especie de sala de espera, ya que el jefe del clan aún no estaba listo.



Se les sirvió té y galletas, debido a la presencia de Tiera y Schnee, pero no los tocaron. Shin esperaba que se le pidiera que renunciara a sus armas, pero gracias a su posición como compañero de Schnee, lo dejaron pasar sin ninguna condición en particular.



Shin: “De todos modos, esto es realmente malo... incluso yo puedo sentirlo”.



La atmósfera era algo similar, pero diferente, tanto a la impureza como al miasma. Una especie de ambiente nocivo llenó toda la residencia. Shin no era tan sensible como Tiera o Schnee, pero era lo suficientemente grueso como para darse cuenta.



Schnee: “Estoy segura de que hay personas que se volverían extrañas simplemente viviendo aquí. Aunque la persona que nos dejó entrar no parecía notar nada...”



Schnee expresó pensativamente sus pensamientos. Las expresiones de los elfos que vieron en la residencia eran bastante normales.



Tiera: “Puedo sentir el aura negativa que se filtra por todas partes... es repugnante. ¿Por qué nadie lo nota? No fue así la última vez que vine”.



Tiera habló mientras se frotaba los brazos. Ella era muy sensible a las auras negativas y demás, por lo que parecía más afectada que Shin y Schnee. Junto a ella, Kagerou parecía preocupado.



Después de aproximadamente una hora de espera, finalmente se les dijo que se habían hecho los preparativos.



Shin: “Veamos qué nos tienen reservado ...”



Siguieron al asistente elfo a través de la residencia, asegurándose de mapearlo a medida que avanzaban. Había muchos pasillos parecidos, giros y vueltas, como un laberinto. Además, debido al ritmo pausado del asistente, les llevó unos 10 minutos llegar a las habitaciones del jefe del clan.



La sala estaba estructurada como muchas otras, por lo que es muy difícil diferenciarse de otras habitaciones que habían pasado. Shin pensó que la residencia parecía estar hecha para obstaculizar y repeler los ataques enemigos.



“Entren.”



Se escuchó una voz masculina desde el interior de la habitación. El asistente luego abrió la puerta.



Dentro había un asiento elevado, rodeado por los cuatro lados por cortinas delgadas, y varios elfos sentados a los lados derecho e izquierdo de la habitación. Shin notó a Ordoss y al guerrero elfo que había llegado después de él y supuso que los elfos estaban presentes donde los jefes guerreros y otros elfos tenían un rango cercano.



Había una silueta detrás de las cortinas: probablemente debido a un encantamiento especial que tenían, [Analyze] no pudo obtener información. Sin embargo, no era completamente inutilizable: aunque interrumpido, todavía mostraba información.



Ordoss: “Dama Tiera, siéntese frente a la cabeza. Señorita Raizar y su compañero, detrás de ella”.



Las instrucciones vinieron de Ordoss. Sus asientos ya estaban decididos y denotados por cojines.



No parecía haber ninguna trampa. Después de que Tiera y los demás se sentaron, el elfo sentado al lado del asiento elevado le hizo una pregunta. Se le asignó la tarea de hablar en nombre del jefe del clan, que, aparentemente, no hablaría con ellos directamente.



Cubriendo una gama relativamente amplia de temas, las preguntas fueron primero sobre el Árbol del Mundo, luego sobre los demonios y monstruos que aparecieron en la mazmorra, y finalmente sobre la impureza.



Shin y Schnee respondieron por Tiera cuando ella no sabía, como los tipos de monstruos en la mazmorra y lo poderosos que eran. Tierra había sido atacada por el demonio antes de encontrarse con algún otro monstruo, por lo que no podía responder incluso si quisiera.



Durante el proceso, Tiera hizo algunas preguntas, pero siempre le respondieron que Lulac y Luderia se ocuparían de la situación, por lo que no podía obtener ninguna información. Había sido llamada solo para proporcionar información: la Luderia no tenía intención de mantener un intercambio de información.



Mientras Tiera respondía preguntas, Shin examinó a la cabeza del clan por un rato. La información mostrada por [Analyze] estaba aumentando gradualmente. Quizás porque Shin era el usuario, o algo le estaba dando fuerza, pronto podría decir el nombre y el nivel del jefe del clan.



Tenía que mantener el objetivo dentro de su campo de visión para mantener la habilidad, por lo que Shin miró a los lados derecho e izquierdo de la habitación, sin mover la cabeza.



Muchos de los elfos del lado derecho miraron a Tiera con falta de respeto, mientras que los del lado izquierdo los miraron con ira y rencor.



Los elfos de la izquierda probablemente todavía estaban cuerdos, mientras que los de la derecha eran los que habían cambiado radicalmente. Ordoss también estaba a la izquierda. Shin también notó otra cara familiar: Anaheit, el elfo de guardia a las puertas de Lanapacea. Su apellido era Luderia, pero Shin pensó que, como guardia de la puerta, no lo llamarían a tal reunión.



Elfo: “La siguiente pregunta es ... ¿qué? No, sí, lo entiendo”.



El investigador parecía perplejo, por lo que Shin lo miró. Estaba visiblemente confundido.



Elfo: “Ehm, la siguiente pregunta, entonces. ¿Qué estabas haciendo después del destierro?”

Tiera: “¿Eh?”



Tiera también estaba confundida. Todas las preguntas hasta entonces estaban relacionadas con la mazmorra y los demonios, por lo que era normal que se sorprendiera por el repentino cambio en sus acciones después de ser expulsada de la aldea.



Elfo: “¿Cuál es el problema? Responde.”

Tiera: “Er, sin embargo, no tiene nada que ver con el asunto en cuestión”.

Elfo: “¡Contesta ya!”



No solo Shin, sino también otros elfos a su alrededor estaban perplejos por este intercambio entre Tiera y el investigador. Ambos lados de la habitación se centraron en él, preguntándose qué estaba pasando.



Tiera: “¿Qué harías después de saber algo así?”



Tiera no tenía intención de responder simplemente a esa pregunta y le preguntó cuál era su propósito. La silueta de la cabeza del clan estaba oculta por las cortinas, por lo que los ojos de todos los presentes se centraron en el investigador.



Elfo: “Eso es ... mi señor? Hace una pregunta así en este momento ...”



El jefe del clan probablemente estaba instando al investigador a obedecer sus órdenes, pero este último parecía cada vez más confundido, especialmente porque era el centro de atención en la habitación. Sus ojos iban y venían de la cabeza del clan a Tiera y al resto de la habitación, sin saber qué decir.



Elfo: “¡E-la investigación ha terminado! ¡Te puedes ir!”



El jefe del clan claramente tenía más preguntas que hacer, pero el investigador intentó cerrar la reunión por la fuerza. Considerando la naturaleza de la pregunta anterior, Shin imaginó que las siguientes se referían personalmente a Tiera. La voz del jefe del clan no se podía escuchar, tal vez debido a las propiedades de las cortinas.



Sin embargo, no se permitió cerrar la reunión. Antes de que Shin o Schnee pudieran preguntar qué estaba pasando, el cuerpo del investigador fue atravesado por espinas cenicientas.



Shin: “Si tan solo [Analyze] hubiera terminado un poco antes ...”



[Analyze] mostró completamente la información de la figura más allá de las cortinas solo un segundo antes de que el investigador fuera apuñalado por espinas. Ocultar el nombre y el nivel hasta el final fue realmente un engaño demoníaco.



El investigador fue apuñalado por seis espinas en total. Afilados a través de sus puntas, todos perforaron su cuerpo. Probablemente su corazón también fue perforado, ya que el elfo fue asesinado instantáneamente y su medidor HP desapareció instantáneamente.



Sin: “¡¡Cuidado!! ¡Esa no es la cabeza del clan, es un demonio!”

“¿Estaba disfrazado de la cabeza?”

“¡¡Saquen sus armas!! ¡Protejan a la Dama Tiera!”



Shin gritó para advertir a los elfos en el lado izquierdo de la habitación. Siendo jefes guerreros, sus respuestas fueron casi inmediatas. Por otro lado, los elfos de la derecha se movían bastante lentamente en comparación. Probablemente estaban bajo algún tipo de influencia.



Los elfos solo mencionaron a Tiera probablemente porque sabían que no había necesidad de proteger a Schnee o Shin.



“¡¡Recuperen!!”



Cuando los elfos de la izquierda comenzaron a moverse, una voz retorcida surgió de detrás de las cortinas. Tan pronto como se escuchó, los elfos de la derecha comenzaron a moverse hacia Tiera, con agilidad y velocidad completamente diferentes a los segundos anteriores. Realmente estaban bajo el control del demonio.



Shin: “Ahora eso no es lo que esperaría que dijera un demonio ...”



Shin había saltado inmediatamente al lado de Tiera. Mientras derribaba a los elfos atacantes, no podía sacudir un extraño sentimiento sobre la orden del demonio. Era difícil de escuchar debido al tono de voz retorcido del demonio, pero estaba bastante seguro de que el demonio dijo “recuperen”.



De hecho, los elfos de la derecha no solo intentaban derribar a Shin y Schnee, sino que también trataban de capturar a Tiera. Sus armas no estaban dirigidas a ella. Intentaban tomar una sacerdotisa, la enemiga natural de los demonios, sin lastimarla. Podría ser factible en una situación en la que tenían una ventaja absoluta, como cuando Lina fue secuestrada, pero ahora tenían que luchar contra Shin, Schnee y los jefes guerreros élficos.



Los elfos del lado del demonio cargaron sin tener en cuenta sus heridas.



“¡Qué les ha pasado... tontos ...!”



Los elfos que protegían a Tiera junto a Shin y Schnee gritaron. Para evitar matar a sus hermanos, atacaron con el lado sin filo de sus cuchillas y métodos similares.



Shin recordó al elfo que conoció cuando iba a encontrarse con Lymliss: era posible hablar normalmente con ellos, pero ahora retrocedían sin importar cuántas veces los golpearan, como muñecas vivas. Sus movimientos parecían separados de su voluntad.



“La cabeza del clan los está manipulando. ¡No, es falso, no es la cabeza del clan!”



Shin materializó a [Moonless], la envolvió con agua arremolinada y lo giró hacia la cabeza del clan.



Habilidad combinada de Katana y Agua [Glacial Moon Blade].



Una cuchilla de hielo en forma de luna creciente atravesó las cortinas, acelerando hacia la cabeza del clan. Sin embargo, antes de que pudiera alcanzar, el objetivo se alejó. Una sombra saltó de las cortinas, aterrizando en una esquina de la habitación.



Habiendo despejado la mazmorra que apareció en el área sagrada, Shin reconoció que las espinas que perforaron al investigador parecían hechas de niebla concentrada, al igual que la de la mazmorra.



Eso fue suficiente para confirmar la identidad del demonio y, gracias a [Analyze], tuvo más pruebas.



Crissot Lucent - Nivel 952



El nivel del demonio había aumentado desde su último encuentro. La mitad de su cuerpo tenía una forma de niebla, mientras que la otra mitad mantenía la figura de un elfo. La parte élfica miró a Tiera con una expresión diabólica, mientras que la parte de niebla era muy similar a una ameba, extendiéndose y retrayéndose sin una forma fija.



“¿¡Que!?”

“Es un monstruo ...”

“No puede ser... tú eres ...”



Los elfos fueron sacudidos por la verdadera identidad de la sombra. Algunos de ellos reconocieron el lado elfo del demonio, pero no podían creer lo que veían.



Shin: “Schnee, por favor protege a los elfos enemigos. Voy a lidiar con eso”.

Schnee: “Entendido.”



Schnee se movió para ayudar a los elfos que habían sido ralentizados por su confusión y conmoción. El ataque de Shin llamó la atención de Crissot, pero los movimientos de los elfos hostiles no cambiaron. Fueron lo suficientemente dañados como para estar inconscientes, pero sus movimientos no se detuvieron ni hicieron más lentos.



En ese caso, tendrían que ser detenidos físicamente al romperse las extremidades o por efectos de estado como la parálisis. Schnee seguramente podría lidiar con la situación de varias maneras.



El problema era que el demonio también decidió actuar durante tal situación.



Tal vez porque estaba usando el cuerpo de Crissot Lucent, el padre de Tiera, los ojos del demonio todavía estaban fijos en ella, a pesar de que Shin estaba parado frente a él, armado y listo para atacar. Parecía lleno de aberturas.



Sin embargo, la parte de la niebla era diferente. Cambió de forma como una ameba, pero ignoró a los elfos y solo apuntó a Shin. Claramente lo veía como un enemigo.



Crissot: “¿¡OTRA VEZ ... USTEDES QUIEREN TOMAR TODO LO MIO DE NUEVO!? ¡Di toda mi vida, todo lo que tuve, para proteger el mundo, proteger el árbol del mundo, y esto es lo que recib !?”



Lágrimas rojas como la sangre brotaron de los ojos de Crissot, goteando en el suelo. No se molestó en limpiarlas, pero poco a poco su tono de voz perdió el tono retorcido de demonio.



Incluso mientras gritaba, las mismas espinas que perforaron al investigador continuaron atacando a Shin. Junto con su nivel, las estadísticas del demonio también habían aumentado. Cada golpe fue rápido y poderoso. Era difícil de creer que era el mismo material que componía las paredes de las mazmorras.



Si uno de los elfos fuera golpeado, sin duda se convertiría en carne picada.



Crissot: “¿¡Paz!? ¿¡Misión!? ¡Es mejor que un mundo que maldice a los que amas desaparezca!”



El monólogo de Crissot continuó mientras Shin seguía rechazando los ataques de la ameba, asegurándose de que ningún otro elfo fuera golpeado. La mano derecha de Crissot se arañó la cara, talló la piel con las uñas y extrajo sangre. Sus ojos estaban inyectados en sangre. Claramente ya no estaba cuerdo.



Shin pensó que podría ser debido a la influencia del demonio, pero, aun así, había algo extraño en él.



Cuando Shin atacó la niebla, las espinas se retorcieron y se retorcieron, como si sufriera un dolor intenso.



Shin: “La información del demonio está desapareciendo... ¿qué está pasando aquí?”



Cuando Shin verificó el estado de Crissot en la mazmorra, el nombre del demonio se mostraba claramente junto con el del elfo. Sin embargo, el estado actual de Crissot no era el mismo.



En lo que respecta a [Analyze], Crissot era una persona normal.



No hace falta decir que ninguna persona normal tenía la parte inferior del cuerpo compuesta de niebla. Las espinas retorcidas aumentaron, por lo que Shin aprovechó la disminución del número de ataques y se preparó para atacar.



Sostuvo a [Moonless] apuntando hacia la izquierda, con una postura baja, luego dio un paso adelante. Fue suficiente para que Crissot estuviera dentro del alcance de la espada de Shin.



Gracias a la habilidad de movimiento [Ground Shrink], la distancia entre los dos desapareció en un instante. Shin estaba listo para atacar. Su Katana brilló, con el objetivo de partir a Crissot en dos.



Habilidad marcial de tipo Katana [Armor Piercer].



Shin se dio cuenta de que las espinas tenían altos poderes defensivos durante el intercambio anterior, por lo que eligió una habilidad que infligía más daño cuanto mayor era la defensa del objetivo. Incluso si la parte élfica de Crissot tenía la misma defensa que las espinas, la habilidad era lo suficientemente poderosa como para cortarlo por la mitad.



Shin: “¿Pudiste bloquear eso ...?”



Crissot mismo no pudo reaccionar, pero las espinas no estaban tan indefensas. Gracias a su velocidad de reacción inhumana, todas las espinas que no se retorcían de dolor se agruparon y protegieron a Crissot del corte de Shin.



Shin logró cortar las espinas por la mitad, pero sintió que su espada no alcanzo a Crissot. La velocidad de su Katana se redujo ligeramente al cortar las espinas. En ese pequeño período de tiempo, el cuerpo de Crissot saltó de la habitación. Las espinas lo ayudaron a moverse a una velocidad imposible para los humanos.



Para Crissot como estaba ahora, las paredes de la habitación también podrían estar hechas de papel. En el momento en que se alejó de Shin, destruyó el muro y comenzó a huir. La destrucción de las paredes y los pilares no emitió ningún sonido, pero el mapa mostraba que estaba pasando por lugares donde se suponía que debían estar las paredes.



Era como si pudiera moverse ignorando la estructura del edificio: la única forma posible era que se convirtiera en niebla y atravesara grietas en las paredes o el techo.



Shin quería perseguirlo, pero los guerreros de Luderia, alarmados por el sonido de las batallas, entraron en la habitación. Todos pertenecían al lado que sufrió cambios radicales de personalidad.



Shin: “Kh, incluso los guardias de la residencia ...”

Schnee: “¿Podría ser que los hombres de sus tropas guerreras también se volvieron locos?”



Una gran cantidad de guerreros apareció en la habitación, aparentemente de la nada.



Schnee y los elfos cuerdos los atacaron sin contenerse, aunque asegurándose de no herirlos letalmente. Cuando retrocedieron después de ser derribados, estaba claro que también estaban bajo el control del demonio.



Shin no sabía cuál era exactamente su estado actual, pero si estaban bajo manipulación no podría simplemente abandonarlos.



Schnee: “Nos ocuparemos de la situación aquí. Por favor, persigue al demonio, Shin”.

Shin: “Me encantaría, créeme, pero su respuesta desapareció tan pronto como huyó”.



El mapa no mostraba signos del ícono escapado. Shin lo amplió y usó sus habilidades de detección al máximo, sin resultado.



Shin: “En lugar de eso ... ¿lo sientes?”

Schnee: “Sí ... las personas bajo el control del demonio han comenzado a arrasar, y no solo aquí”.



La presencia del demonio desapareció, pero otros aparecieron en su lugar. Una gran cantidad de presencias comenzaron a moverse al mismo tiempo, dirigiéndose hacia la ciudad y el área sagrada. Comenzaron a hacerlo al mismo tiempo que los elfos entraron en la habitación, por lo que las otras presencias probablemente siguieron al mismo maestro.



Shin: “No podemos permitirnos perder más tiempo”.



Shin activó la habilidad mágica de tipo Tierra [Mother Earth’s Embrace] en el grupo de elfos que irrumpieron en la habitación. Una fuerte presión se manifestó en los alrededores de Shin, lo que obligó a los elfos hostiles a colapsar en el suelo.



Después de sellar los movimientos de los elfos, Shin se concentró en el mapa. Los elfos que acaba de neutralizar atacaron de manera casual, pero en la ciudad las presencias hostiles se separaron en grupos, atacando varios lugares al mismo tiempo. Entre ellos, Shin reconoció la residencia Lulac y la residencia que Tiera estaba pidiendo prestada.



Schnee: “¿Hay otros demonios? O tal vez algunos elfos se aliaron con ellos por su propia voluntad ...”

Shin: “Es posible. En cualquier caso, no podemos quedarnos aquí más tiempo”.



Shin y Schnee activaron una habilidad mágica de tipo agua al mismo tiempo, creando un muro de hielo. Rodearon a los elfos hostiles con él, bloqueando sus movimientos. También sellaron la entrada para evitar que más elfos entraran.



El hielo, creado por el poder mágico de Shin y Schnee, era demasiado duro para ser arañado por los elfos. Shin y Schnee luego llamaron a los elfos cuerdos y se fueron. No sabían qué harían los demonios a continuación, pero era muy probable que Crissot atacara a Tiera nuevamente.



Sin embargo, debido a su naturaleza, los demonios también podrían apuntar al Árbol del Mundo o a las otras sacerdotisas. Shin concluyó que, en tal caso, solo tendrían que protegerlos a todos juntos, y decidió reagruparse primero con Shibaid y los demás.



“Una presión lo suficientemente poderosa como para rivalizar con la Señorita Schnee ... ¿qué eres exactamente ...?”

Shin: “Hablemos de eso cuando termine este alboroto”.



Shin esquivó la respuesta e hizo un agujero en el techo con magia, para abrir un camino para él y el resto. Estaba seguro de que los jefes guerreros podrían mantener el ritmo.



Shin esperó a que todos subieran al techo y luego se fue. Como había esperado, todos los jefes guerreros subieron fácilmente.



Shin: “Nos moveremos con [Hidding] activado a partir de ahora. Por favor, no se alejen demasiado de mí o de Schnee”.

Elfo: “No, iremos a donde está la Dama Lymliss. La hicimos esperar en el área sagrada, en caso de que algo sucediera. Está custodiada por guerreros de élite, pero si los oponentes son demonios, quién sabe qué podría pasar. En el peor de los casos, tenemos que protegerla con nuestras vidas”.



Gracias a la recuperación del Árbol del Mundo, el poder del área sagrada de repeler la impureza y el miasma había aumentado. Por el momento, era el lugar más seguro del país. Algunos de los guerreros podían usar [Mind Chat], por lo que ya habían intercambiado información. Le pidieron a Shin y Schnee que fueran con Tiera y dijeron que se moverían por separado.



Tiera: “¿Estarán bien ...?”

Shin: “A juzgar por su equipo, deberían ser Elegidos avanzados. Si sus oponentes son solo soldados, no deberían estar en peligro”.



También había jefes guerreros entre los elfos del lado del demonio, pero por lo que Shin podía ver, los cuerdos eran más fuertes. Algunos de ellos también equiparon armas de grado mitológico, aunque las de menor rango. Mientras no se encontrarán con un demonio como el que Shin derrotó en la mazmorra, no perderían. Si los guerreros se dispusieron a matar desde el principio, los simples soldados no podrían abrumarlos, incluso con números.



Las cosas serían diferentes si se enfrentaran a los demonios, pero eso podría decirse de cualquiera. El grupo de Shin, capaz de manejar a los demonios de la clase Grand Duke por su cuenta, eran los anormales.



Shin: “Hay un grupo más fuerte yendo a la residencia... podrían haber sentido el regreso de Lina. Unámonos rápidamente con ellos y dirijámonos al área sagrada. Lo siento, pero la velocidad es esencial ahora”.



Shin tomo a la preocupada Tiera y saltó. Esa fue la forma más rápida.



Tiera: “H-hey, ¿¡Shin!? ¿Qué estás ... estamos volando?”



De repente, Tiera se sorprendió de ser llevada así, pero estaba aún más sorprendida por el hecho de que no aterrizaron después del primer salto.



Schnee: “Me gustaría aprender eso también. ¿Podrías enseñarme después de que las cosas se arreglen aquí?”

Shin: “Me alegraría, pero honestamente no puedo decir exactamente por qué sucedió”.



Schnee flotó junto a Shin mientras saltaban, lo agarró del brazo y habló. Shin ahora estaba saltando mientras cargaba a Tiera en su brazo izquierdo y a Schnee a su derecha. En otras circunstancias, sería una posición bastante envidiable.



Shin: “¡Aquí vamos!”



Shin pateó con fuerza el aire. Las calles y casas de Lanapacea pasaban como una mancha debajo de ellas. Después de un par de minutos, vieron la residencia donde Shibaid esperaba. Ya estaba bajo ataque: podían ver hechizos mágicos y flechas lanzadas contra ella. Sin embargo, un velo semitransparente alrededor de la residencia los repelió a todos. Era una barrera protectora creada por el arma de Shibaid, [Great Shell Shield of Collision].



Los soldados elfos tenían alrededor de 50 en número, pero solo los ataques de los Elegidos podían afectar la barrera. Shin contactó a Shibaid a través de [Mind Chat], quien dijo que Lina y los elfos que trabajaban en la residencia estaban reunidos bajo su protección.



Yuzuha por sí sola sería suficiente para derrotar a los atacantes mientras Shibaid se mantenía en defensa, pero como no sabían la situación actual, decidieron contactar a Shin mientras defendían la residencia.



Shin: “Estos tipos tienen dolencias de estado negativas... son diferentes de los anteriores”.

Schnee: “Los sanaré”.



Schnee activó [Cure], apuntando a todos los elfos. Cuando sus dolencias de estado desaparecieron, perdieron el conocimiento y colapsaron. Shin se aseguró de que no hubiera más peligro y se unió a Shibaid y los demás. No tuvieron tiempo suficiente para encerrar a tanta gente en algún lugar.



Shibaid: “¿Qué vamos a hacer ahora?”

Shin: “Estoy pensando en unirme con Lymliss y los demás en el área sagrada. No puedo decir cómo se moverá el demonio que usa el cuerpo de Crissot, pero definitivamente atacarán el área sagrada y a las sacerdotisas. Probablemente haya otros demonios alrededor, podrían atacar en grupo la próxima vez”.



El Árbol del Mundo fue sanado, pero no podía contraatacar. Si otros demonios tuvieran un nivel más alto, como Crissot, podría estar en peligro.



Lina: “Yo también voy. Puedo ser de ayuda con la purificación”.

Shin: “Sí por favor hazlo.”



En tal situación, concentrar todo el poder de combate disponible en un solo lugar facilitaba la lucha. Ahora con Shibaid, Yuzuha y Lina a cuestas, el grupo de Shin se dirigió al área sagrada. Shin no podía cargarlos a todos mientras saltaba, por lo que cabalgaron sobre Yuzuha y Kagerou transformados, después de lanzarles un impulso.



Shin: “¿Qué crees que harán después?”

Schnee: “Como probablemente estés pensando, creo que ese demonio va a apuntar a Tiera. No tengo pruebas definitivas, pero creo que está conteniendo al demonio. Sus palabras hicieron que pareciera que estaba gobernado por el odio y la ira, pero creo que sus sentimientos como padre permanecen, siempre que Tiera esté involucrada”.



Shin asintió a las palabras de Schnee. En el juego, los demonios siempre eran demonios, monstruos de principio a fin. En este mundo, sin embargo, cualquier cosa podría suceder, para bien o para mal. No era impensable que un demonio, supuestamente tomara el control de otros, fuera tomado en su lugar.



Las palabras pronunciadas por Crissot fueron tan poderosas que comenzaron a considerar esa posibilidad. Mostró una fuerza de voluntad que no desapareció incluso después de que murió y fue poseído.



Shin: “¿Qué es esto ahora?”



Antes de que el grupo de Shin pudiera llegar al área sagrada, la situación cambió. Sintió una especie de vibración que no causada por Yuzuha al correr. Fue una vibración muy fuerte: incluso Kagerou y Yuzuha se detuvieron, preguntándose qué pasó.



Schnee: “¡Shin, mira eso!”



La causa del extraño fenómeno se reveló rápidamente. Schnee señaló hacia una luz de color arcoíris que emanaba del área sagrada.



Shin: “Eso es muy malo.”

Tiera: “¿Shin?”



La expresión de Shin se nubló, así que Tiera lo llamó.



Un estallido de luz. Si fue como lo recordó, la situación estaba empeorando.



Shin: “Esa luz aparece cuando el Árbol del Mundo está llegando a sus límites. Se formará una Bestia Divina que destruirá el mundo”.



Shin nunca lo había visto directamente: en la era del juego, vio imágenes del evento, grabadas por otro jugador. La luz apareció en el momento en que Árbol del Mundo fue cortado, luego gradualmente se formó una masa. Finalmente se convirtió en una Bestia Divina que destruye el mundo.



Su nombre oficial es Bestia Divina Guardián Reforgerer. Parecía un dragón sin alas que caminaba sobre dos patas. Su cara estaba cubierta por escamas lisas, excepto en la boca, y no tenía otros órganos. Sus brazos grandes y poderosos terminaban en cuatro dedos, cada uno equipado con garras. Sus patas también eran extremadamente robustas. Su piel esculpida parecía suave, pero era más dura que el Adamantium.



Reforgerer también tenía una larga cola que podía barrer las murallas de una ciudad y destruirlas. Atacaba con rugidos que causaron daños físicos, ataques directos con brazos, piernas y cola, poderosos rayos de su boca y espalda, etc. Debido a su silueta y ataques, muchos jugadores lo identificaron con un cierto kaiju japonés famoso.



Schnee: “Los demonios deben haber hecho algo”.

Shin: “Probablemente fue Crissot ...”



Crissot había huido en dirección a la zona sagrada. Era natural pensar que podría haber cortado el Árbol del Mundo. El problema más urgente era que no tenían formas de contrarrestar a Reforgerer. Usó la impureza como fuente de energía: sin el Árbol del Mundo, nada podría borrar la impureza, por lo que podría alimentarse de una fuente de energía casi infinita.



Por lo menos, uno necesitaba armas de clase mitológico de mayor rango para dañarlo, pero aun así recuperó todo el daño extremadamente rápido. Era una verdadera pesadilla.



Los rayos que lanzó también eran increíblemente poderosos: sin al menos un equipo de grado antiguo, cualquiera se derretiría si los golpeaba. Un famoso jugador golpeado por un rayo de este tipo gritó: “¡Jodanse, desarrolladores!” después de ser derribado.



Lina: “¿Qué podemos hacer ...?”



Después de enterarse de Reforgerer, Lina miró a la luz, sin palabras.



En ese momento, todos los miembros de Rokuten se unieron a la lucha, pero todo lo que pudieron hacer fue ganar tiempo. Cuando la batalla estaba por terminar, solo quedaron dos de los seis. La batalla terminó solo porque Reforgerer usó una gran cantidad de impureza y se detuvo, luego el Cocinero de Rokuten y otros jugadores especializados en agricultura comenzaron a plantar y levantar el Árbol del Mundo.



El Árbol del Mundo resucitó y la impureza comenzó a purificarse nuevamente, por lo que Reforgerer volvió a la luz y desapareció.



Nadie ganó nada más que destrucción: fue el peor evento en la historia de THE NEW GATE.



Tiera: “Entonces, Shin, esa bestia divina desapareció cuando el Árbol del Mundo fue plantado nuevamente y su poder purificador regresó, ¿verdad? Entonces, incluso si aparece ahora, ¿podríamos hacer algo al respecto con los poderes del Árbol del Mundo?”

Shin: “Sí, el problema es que no tenemos habilidades agrícolas que puedan hacer que el Árbol del Mundo crezca rápidamente. Tengo la habilidad, pero el nivel es demasiado bajo. Esa vez, había más de 10 personas con la habilidad en X, incluido Cook”.



En este mundo, sería una hazaña solo encontrar a una persona con la habilidad en el nivel X. Encontrar varios no era realista en el mejor de los casos.



Tiera: “En ese caso, puede funcionar. Puedo sentirlo, el Árbol del Mundo todavía está vivo”.

Lina: “Yo también pienso lo mismo.”



En el juego, Reforgerer solo apareció cuando todos los Árboles del Mundo fueron destruidos. Tiera y Lina, sin embargo, dijeron que el Árbol del Mundo todavía estaba vivo. Como sacerdotisas, podían sentir su presencia.



Shin: “Si el Árbol del Mundo todavía está vivo, ¿entonces quizás no sea Reforgerer? Sin embargo, no puedo pensar en otra cosa ...”

Schnee: “Me pregunto... mirando esa luz, podrían estar tratando de convocar a Reforgerer a la Fuerza. Si ni siquiera los miembros de Rokuten pudieron derrotarlo, podría proporcionar un poder de combate más que suficiente, incluso si no está en su punto máximo”.

Shin: “De hecho, eso podría ser. Solo el presagio de su invocación crea una presión tan intimidante”.



Shin también sintió que su piel se erizaba. En el juego, los jugadores de varios gremios cooperaron para combatirlo, pero aun así no pudieron derrotarlo. Era muy superior a los jefes promedio, por lo que se podría decir que era obvio que no podía ser derrotado a la primera. Reforgerer, sin embargo, era poderoso sin importar cuántas veces se luche contra él. Muy poderoso.



Shin se dio cuenta de que, sin darse cuenta, su mano estaba sosteniendo a [Moonles] y apartó la vista del pilar de luz.



Shin: “De todos modos, vamos a la zona sagrada. Si aparece Reforgerer, lucharé”.

Shibaid: “Te acompañaré. Desviar la atención del enemigo es mi fuerte”.

Shin: “… No, Shibaid, necesito que actúes como guardia. También tenemos a Kagerou, pero quédate con Tiera. Ella no puede pelear si comienza la purificación, después de todo. Podríamos tener enemigos además de Reforgerer”.



Shin habló, mezclando lo que realmente pensaba con lo que sentía que tenía que decir.



Shibaid: “Hmm, si tú lo dices. Entendido.”



Shibaid no estaba completamente satisfecho, pero entendió que estaba mejor preparado para lo que Shin le pidió que hiciera, así que asintió.



Shin y los demás se dirigieron al área sagrada, notando que había humo saliendo de varios lugares. El pilar de luz se elevó desde el área más profunda, justo al lado del Árbol del Mundo.



Shin: “Vamos. Tiera, Lina, permanezcan siempre cerca de Shibaid. Kagerou, ayudas a Shibaid”.



Shin dejó la defensa a Shibaid y se lanzó al ataque, con Schnee y Yuzuha.



Shin: “Yuzuha, quédate con Schnee”.

Schnee: “Hm ...”

Shin: “Por favor”

Yuzuha: “.... kuu”.



Yuzuha también estaba triste, pero después de ver la expresión de Shin, respondió débilmente y saltó sobre el hombro de Schnee. Solo Shin realmente sabía el alcance de los poderes del Reforgerer. Fue el más fuerte en THE NEW GATE, ni siquiera el Cola Elemental o Ishkar podían compararse.



Durante la batalla pasada contra Reforgerer, solo dos de los seis miembros de Rokuten sobrevivieron. Shin no fue uno de ellos.



1014 Lecturas

Notas

Katana: Espada estilo japonés

Rokuten: 六天 - no hay traducción creo... solo como referencia el primer Kanji es el número 6 y el Segundo es el Kanji simboliza el cielo... a y por cierto en el manga aparece como Devas