Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capítulo 258: La identidad del aroma




Manual




Ugh.

Una fina capa de humo se flota en el interior de la tienda.

Como pensé, un olor desagradable se está extendiendo.

Es una atmósfera que me hace estremecer un poco.

Por ahora, ignoro las miradas negativas que se dirigen a mí y busco las dos por las que vine aquí.

No es una gran tienda, así que pronto pude encontrar dos espaldas familiares.

Pero parece que tendré que darme prisa.

A medida que me acerco a los dos con pasos rápidos, más puedo decir el estado de los dos.

¡Esto es malo!

¡Akashi-san está tratando de abrir una pequeña botella para Yuduki-san!

... ¡Ella lo abrió!

Maldita sea, no llegué a tiempo.

... Ahora que ha llegado a esto, también podría ...

Iré con el plan que antes tenía en mente.

 

Makoto: “Azusa.”

 

Murmuro en voz baja y llamo a mi arco habitual.

En ese momento, el sentido del tacto nació de mi palma izquierda, y lo sujeto.

No hay una flecha preparada.

Sin dar tiempo a los clientes para entrar en pánico, tomo postura con mi arco, lo realzo con poder mágico, y jalo de la cuerda.

 

“!!?”

 

Conmigo como el centro, el humo y el olor que flotaba sobre el lugar se desvanecieron.

Un viento giratorio se extendió al salir del interior de la tienda.

Parece que logré hacerlo bien.

Desde la vez en el territorio de la raza de los demonios, no me he contenido mucho, así que no sabía cuánto contenerme aquí. Bueno, siempre y cuando el resultado sea bueno, está bien, supongo.

 

La botella que Akashi-san tenía en su mano cayó y se rompió.

El líquido que estaba manchando la mesa de madera hizo un largo mechón y se evaporó rápidamente en un humo delgado.

Por lo que puedo sentir, no hay ‘olor’ restante allí.

Por supuesto, en el interior de esta tienda también, y por supuesto, desapareció del “interior” de estos clientes y empleados también.

Por dios.

Ese tipo está comenzando a ser algo totalmente escandaloso.

Entonces no le importo mi advertencia.

Primero el asunto con las armas, y ahora esto.

Recuerdo el interior de la botella y el olor dentro de la tienda.

Dejando de lado el concepto de eso, es del tipo peligroso.

... Ese maldito Tomoki.

 

Makoto: “Hola, Akashi-san, Yuduki-san, qué casualidad.”

 

Incluso yo podría darme cuenta de que no hay ninguna coincidencia en esto.

Pero, aun así, pensé que no había más remedio que hacerlo de esta manera.

Suavizar las cosas no está en mi lista de habilidades, así que, por favor, perdónenme por eso.

Akashi-san tenía una cara atónita mientras me miraba.

... Después de mirar lo que sucedió, no se puede evitar.

Parece que Yuduki-san está tratando de contener su agitación.

Ella me está mirando con una cara un tanto seria.

Mirándola apretar los labios, ella probablemente ya ha notado algo.

 

Akashi: “...pero si es el jefe Raidou, ¿por qué estás aquí?”

Yuduki. “Sí. No puedes engañarnos diciendo que es una coincidencia. Escuché que estarías ocupado con el laberinto por un tiempo.”

Makoto: “Sí. En verdad, más de la mitad se puede llamar una coincidencia, sin embargo.”

Yuduki: “Eso significa que hay una parte que no es una coincidencia, ¿verdad?”

 

Yuduki-san todavía tiene esa cara rígida.

 

Actualmente, me he vuelto algo conocedor sobre cosas como drogas y medicamentos mágicos.

Sin embargo, de igual manera en que los amuletos tienen el mismo propósito que los talismanes y los encantos, espera no, la comparación no fue tan buena allí. Los amuletos en su mayoría se convierten en encantos y los talismanes son... espera, ¿por qué comienzo una clase aquí?

Lo importante aquí es que el medicamento mágico que Akashi-san tenía en sus manos no era algún tipo de tratamiento médico y es uno con el que todavía no estaba familiarizado.

Puedo entenderlo más o menos, y sé cuál es el objetivo de Tomoki, por lo que siempre y cuando no pidan una explicación profunda al respecto, no hay problema.

El problema es, ¿cómo voy a decirles?

Además de eso ...

 

Miro alrededor del establecimiento.

 

Todos estaban haciendo una mueca como si hubieran sido engañados por un zorro o un mapache mientras trataban de entender la situación.

No parece ser un buen lugar para continuar nuestra conversación.

Entra en el área de una conversación privada, entonces... en este momento... ese lugar sería lo mejor.

Serían dos pájaros con una piedra después de todo.

 

Makoto: “Sí. Parece que tendré que involucrarme en el problema de los peces gordos. Ahora bien, ya es tarde, ¿qué tal si ustedes dos me acompañan al laberinto?”

 

Puedo mantener el secreto, y si hay alguien que nos sigue, podemos perderlo fácilmente.

Y mientras tanto, puedo buscar a Beren y a los demás también.

Debería estar bien hablar en el gran laberinto.

 

Yuduki: “Ya veo. Un lugar adecuado para conversaciones privadas, ¿verdad?”

Makoto: “S-sí ...”

 

Yuduki-san abrió ligeramente los ojos y susurro como si estuviera impresionada.

Ella asintió con la cabeza, por lo que debería estar bien considerar que ella acepto.

Akashi-san nos miraba alternativamente a Yuduki-san y a mí como si ella estuviera medio dormida.

 

Makoto: “Entonces, vámonos.”

Yuduki: “Entendido. Akashi, nos vamos.”

 

Yuduki-san hizo que Akashi-san se pusiera de pie, y se fue de la tienda como si la arrastrara.

Dejo algo de dinero en la tienda y me voy también.

 

En cualquier caso... ese Tomoki, pensar que convertiría su encanto en una droga.

Qué cosa tan escandalosa se le ocurrió.

Si Senpai se entera de esto, una guerra entre hyumans podría ocurrir antes de que termine la guerra con los demonios.

Hibiki-senpai probablemente haría todo lo posible para detenerlo, después de todo.

Sin embargo, es una idea increíble.

Si no estás cerca de él, el encanto no tendrá ningún efecto al principio, y si sabes de su existencia, hay formas de hacer contramedidas.

Por supuesto, terminar las cosas por completo dependerá de una batalla de fuerza.

Es fuerte, pero en cierto sentido, es una habilidad que tiene sus restricciones. Así es como pensé.

Pero poner la habilidad del hechizo en una herramienta y extenderla de esa manera aumentará drásticamente el alcance efectivo. Además, esa herramienta es un perfume. Se difunde alrededor del área como incienso.

La compatibilidad con el encanto es bastante buena.

Para el lado que trata de evitarlo, es mucho peor que colocar un accesorio en el objetivo.

No puedes dejar de respirar, y tendrás que tener en cuenta la dirección del viento en todo momento.

En primer lugar, hay muchos hechizos que pueden controlar el viento.

Ese tipo... en serio solo tiene cerebro para las cosas más desesperadas.

Estoy impresionado.

Dejando de lado la lucha entre Naoi y Kannaoi, y la competencia entre todos los Osakabe; en este momento, la pelea actual de los Osakabe tiene a Tomoki o al Imperio involucrados en ella.

Al final, parece que tendré que involucrarme con esta ciudad.

Mi cabeza ya está sufriendo con los asuntos del piso 20. Maldita sea.

Sin poder encontrar una solución todavía, sigo a las dos y entro al laberinto.

 

•••••••••••••••

Cuarto piso del gran laberinto.

En el lugar más profundo al que pueden ir los dos guardaespaldas, damos un gran respiro.

No hay rastro de Beren y los demás.

A este ritmo, puedo ver que están en un piso más bajo que este.

¿Qué demonios están haciendo?

Los tres no parecen necesitar aumentar su nivel.

Incluso en los pisos después del décimo, lo hicieron bastante bien.

 

Makoto: “Ahora bien, si es aquí, no debería haber nadie que nos escuche. Ustedes dos, parece que no regresaron a la casa de Iroha-chan en todo el día. ¿Qué estaban investigando ustedes dos?”

 

Dejando de lado a Yuduki-san, estoy interesado en lo que Akashi-san tiene que decir.

El origen de esa botella

No creo que Sairitz-san esté involucrada en eso, pero estoy interesado en qué tan lejos de la casa de Osakabe se ha extendido.

 

Yuduki: “... Estábamos ... investigando sobre cierta persona influyente que tiene la mayor probabilidad de apuntar a la vida de Iroha-sama.”

Makoto: “Entonces, una facción opuesta de Iroha-chan eh. Ya veo. ¿Y quién es esta persona?”

Yuduki: “Cómo podría decirlo? en lugar de llamarlo una facción contraria, es más como que esa persona es la que tiene la verdadera autoridad en la casa de Osakabe en este momento. Iroha-sama realmente no tiene tanta autoridad.”

 

Ahora que lo pienso, escuché que no están relacionados con el asunto de sucesión.

Ya hay un matrimonio político arreglado.

Ella se va a casar, así que pensé que sería tratada de manera importante, pero parece que ese no es el caso.

Y Yuduki-san, ¿no me vas a decir el nombre?

Bueno, si esa persona tiene tanta autoridad, puedo averiguar quién es investigando, pero ... pasar por la molestia de hacerlo es un dolor.

 

Makoto: “¿Y quién es?”

Yuduki: “Le agradecería que entendiera que es difícil hablar de eso”.

Akashi: “Vamos, se trata del jefe Raidou, ¿no está bien? A quien Yuduki estaba investigando es Tatsuki Kougetsu. Él es una de las personas que ha servido durante mucho tiempo en una posición importante llamada Ministro en Jefe en la casa de Osakabe. En palabras que un extranjero podría entender... ¿es como un ministro de gabinete? Ah, el Jefe es un Sabio, ¿quizás ya lo entiendes?”

 

Ministro en Jefe…

No sé hasta qué punto es el mismo primer ministro que conozco, pero si es lo que pienso, puedo decir que tiene bastante autoridad.

Sin embargo, ¿él no es una persona de la casa de Osakabe?

 

Yuduki: “¡Akashi!”

Akashi: “Parece que nos salvó allí de alguna manera. Tenemos que devolver el favor. No hay necesidad de ser tacaños con respecto a la información que tenemos actualmente.”

 

Es un alivio que Akashi-san tenga la boca suelta, en un buen sentido,

Parece que a Yuduki-san ya no le importa mucho.

En Lorel, primero dices el nombre de la familia y luego tu nombre, así que... hay una gran posibilidad de que este Kougetsu-san sea el que tira de los cables.

¿Hm? Kougetsu?

 

Makoto: “Kougetsu ...”

 

Murmuro el nombre cuando una pregunta apareció en mi mente.

Mirando mi estado, Yuduki-san suspiro como si se diera por vencida y hablo.

 

Yuduki: “Él es el hermano del sirviente de Iroha-sama, Shougetsu-sama. Y también... parece que él también tiene su atención puesta en la Compañía Kuzunoha. Ten cuidado.”

Makoto: “¿Incluso nosotros?”

Yuduki: “Usted ingresó al país con un pase muy extravagante, por lo que probablemente llamó su atención. El nombre, poder e influencia de Kahara-sama llegan incluso a Kannaoi.”

Makoto: “El pase eh ...”

 

No esperaba que esto tuviera poder en el nivel de una caja de sello.

Hablando en serio, con eso, puedo caminar alegremente por todos lados dentro del país, incluso sin una billetera.

Creo que si hiciera eso se convertirá en una gran deuda para Sairitz-san, pero nunca lo haré.

Entonces eso lo hizo poner su atención en nosotros eh.

No, debido a Tomoki, no puedo asumir que esa fue la razón principal.

Vamos a caminar con cuidado.

Pero quien realmente tenía la botella era Akashi-san, así que las posibilidades de que Kougetsu-san y Tomoki se unan en armas es un poco difícil, probablemente.

 

Makoto: “Akashi-san, ¿a quién estabas investigando y ... dónde obtuviste esa botella de perfume?”

Akashi: “¿Yo? A decir verdad, no recuerdo bien. Una parte de mis recuerdos es borrosa.”

Yuduki: “¿Hah? Akashi, ¿qué estás diciendo? ¿No dijiste que habías puesto tu atención en una conexión que definitivamente cambiaría la situación actual de Iroha-sama?”

 

Ella no recuerda.

En otras palabras, se había convertido en un títere de ese incienso.

 

Akashi: “¿Eh? ¿He dicho eso? O más bien, Yuduki, tener una reunión en un establecimiento como ese, tienes mal gusto.”

Yuduki: “Estoy sorprendida. Tu dijiste que habías encontrado un lugar que podíamos usar como lugar seguro para escondernos. Diciendo eso, me trajiste a ese establecimiento.”

Akashi: “¿Eh ?!”

 

Los recuerdos de Akashi-san se volvieron vagos.

¿Es por los efectos posteriores, o tal vez defensa propia?

Si es lo último, lo siento por esto, pero haré que lo recuerde apropiadamente.

Con la cooperación de Yuduki-san, eso debería ser posible.

 

Makoto: “Yuduki-san, recuerdas que Akashi-san fue quien te invitó a ese establecimiento y entró, ¿no?”

 

En estos casos, no debes pensar en los momentos oportunos y solo ir directamente a la yugular.

 

Yuduki: “Por supuesto. Es cierto que es un lugar que no tiene mucha gente, pero tampoco me pareció que tuviera una buena clientela.”

Makoto: “¿También recuerdas la botella?”

Yuduki: “Sí. Ella dijo que era una especie de incienso simbólico en algún momento y que había la necesidad de hacer copias de él para la investigación.”

Makoto: “Pero Akashi-san no lo recuerda”.

Akashi: “S-Sí ... En el momento en que volví en mí, el Jefe Raidou me estaba llamando ...... Eso es ciertamente extraño.”

 

El encanto de Tomoki no debería ser capaz de alterar los recuerdos.

Por lo menos, ese perfume y olor no tenían tal poder.

Entonces, ella debería ser capaz de recordar.

 

Makoto: “Yuduki-san, ¿cuáles eran los planes de Akashi-san hoy?”

 

Por ahora, dejo a Akashi-san que está confundida y le pregunto a Yuduki-san.

Los dos estaban investigando mientras se contactaban.

En ese caso, ella podría conocer las acciones de ella.

 

Yuduki: “El punto principal era que ella iba a crear una conexión con cierta persona. Una persona increíblemente importante para Iroha-sama y actualmente-”

Makoto: “En resumen, ¿quién es?”

Yuduki: “...El estado de Akashi era ciertamente extraño. Es cierto que un movimiento turbulento se nos está acercando. No es el momento de guardar secretos.”

Makoto: “Comparto el mismo sentimiento.”

 

Tal vez debido a su carácter como recolector de información, tiene un principio de guardar secretos firmemente.

Pero actualmente en esta ciudad, no creo que haya mucho significado en esconder secretos de mí. Aaa. La confianza es complicada

 

Yuduki: “Haruka-sama; La madre de Iroha-sama.”

Akashi: “…Cierto. Yo ... había ubicado el paradero de Haruka-sama, y ​​luego ... ella me invitó al templo de Kishimo.”

 

¿Invitado?

No, en este momento la prioridad es que recupere sus recuerdos en orden.

Vamos a callarnos.

 

Yuduki: “¡¿Qué dijiste?! ¿Conociste a la señora?!”

Akashi: “Sí... Y luego, me llevaron a una habitación con un agradable aroma. Y creo que también había un chambelán que tenía habilidades que no eran normales ...”

 

... Hey hey.

Un presentimiento aún peor surgió en mi mente.

 

Yuduki: “¡¿Dónde?! ¿Qué templo de Kishimo?!”

Akashi: “Uhm ... En un lugar en el territorio de la familia Osakabe donde hay varias casas, en un lugar que estaba siendo usado como un templo para la familia. El que está en la calle Silkwork, correcto, yo estaba allí.”

Yuduki: “¡Akashi! ¡Bien hecho! ¡¡Eres un genio!! ¡Con esto, Iroha-sama también estará feliz! Ya veo, ¡¡¡ese aroma era el símbolo de ese lugar!!”

Makoto: “...”

 

Esto es malo.

Esto es increíblemente malo.

Un mal presentimiento está creciendo constantemente.

Es como cuando vi a la esposa de Rembrandt y sus hijas. Sentí como si ese sentimiento melancólico se desbordara por mi garganta.

Si es posible, tuve ganas de huir de este lugar.

 

Akashi: “Y entonces, se me dijo... por Haruka-sama. Ella dijo que había algo que quería darle a Iroha-sama y me estaba pidiendo que lo hiciera. Y luego, ella me confió una pequeña botella. Es por eso, yo... por el bien del amo, pensé que tenía que decirle a Yuduki también. Espera, ¿quién es el amo?”

Yuduki: “¿Akashi?”

Makoto: “...”

 

No hay duda de que la fuente del incienso de encanto es el Imperio.

Incluso si aún no sabemos dónde y a qué distancia se ha extendido.

En ese caso, la razón de la disputa en la casa y los títeres de Tomoki que asesine; la razón por la que escaparon del tratamiento a medio camino también, tal vez tiene algo que ver con ese incienso.

Si a un paciente por intoxicación farmacológica se le administra el medicamento una vez más, aunque sea solo un poco, está claro que sería tan cierto como que el sol salga que el tratamiento no progresará adecuadamente.

Y luego, este incienso está actualmente por lo menos afectando a la madre de Iroha-chan.

Por lo que he oído de Akashi-san, no hay duda de que el lado donde se ha propagado también se ve afectado por él.

Por lo que veo, creo que Akashi-san está algo segura.

Pero esa persona Haruka, parece una mala noticia.

La palabra “demasiado tarde” apareció en mi mente.

 

Makoto: “Qué sentimiento tan repugnante. Siento que podría vomitar todos mis recuerdos felices.”

 

Después de recordar mis memorias por un tiempo, Akashi-san, quien tenía una cara cenicienta estaba murmurando palabras contradictorias mientras se tambaleaba contra la pared.

Y luego, el sonido esperado sonó.

Pero probablemente no termine solo con eso.

Ella probablemente tendrá una resaca con auto disgusto, y probará lo que probablemente hará que incluso una resaca de tres días se vea linda.

Pero probablemente sea una bendición que se haya salvado con ‘solo eso’.

 

Yuduki: “Kugh... Raidou-dono, ¿te vino algo a la mente?”

Makoto: “Sí, una serie de cosas. En primer lugar, esa botella que Akashi-san tenía y el aroma que colgaba sobre la tienda era un aroma que tenía un poder de encanto en ella. Humo y perfume, para hacerlo más fácil de entender, llamémoslo incienso de encanto.”

Yuduki: “Incienso de encanto...”

Makoto: “Parece que estaba repleto de un fuerte poder de encanto que hace que cualquiera que lo oliera sea esclavo de cierto hombre.”

Yuduki: “¿Podría ser esa la razón por la cual Akashi dijo algo tan tonto como amo? ¡Ya veo, Kougetsu!”

Makoto: “No, él no es a quien el incienso de encanto esclaviza.”

Yuduki: “... ¿Eh?”

Makoto: “Iwahashi Tomoki; el héroe del Imperio. El encanto del incienso es... una herramienta para crear a sus esclavos.”

Yuduki: “¡¿Héroe?! T-Entonces, ¿estás diciendo que este asunto no fue una simple disputa de la casa? ¿Es eso lo que estás diciendo, Raidou-dono?!”

Makoto: “Probablemente. Sin embargo, todavía no sé lo que él está planeando.”

Akashi: “Recordé otra cosa ...”

 

Akashi-san regreso a la conversación aún con su expresión de asentimiento.

Si se trata de información sobre ese templo, cualquier cosa estaría bien.

Ayudaría.

 

Akashi: “En ese lugar, creo... estaban Kougetsu-sama y varias princesas también. Ugh ...”

 

¿No tiene alguna información que pueda cambiar la situación para mejor?

En los pisos inferiores, hay una chica que me odia al acecho.

Y sobre la superficie, el encanto de Tomoki se ha convertido en la semilla de la lucha.

Qué momento tan bueno para venir a Kannaoi.

Me pregunto si podré ir con todos al gran laberinto mañana.

¿Tal vez debería llamar a Lime o los Ogros del Bosque también?

Incluso si los llamo, eso no significa que borrará el hecho de que ya es demasiado tarde, y al final, las cosas saldrán como lo harán.

Por lo menos, podemos evitar que las víctimas se expandan.

Hah ... qué pensamiento de perdedor.

 

¡MALDICIÓN!

 

Tomoki y Sofía; ¡solo hacen cosas innecesarias todo el tiempo!

¡Especialmente Tomoki!

Hacer algo tan estúpido como encantara a personas que ni siquiera conoces. Estoy impresionado de que incluso lo haya pensado.

AAAH, ¡me duele la cabeza!