Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capitulo 173: Colapso de las negociaciones.




Manual




Tomoki: “Por supuesto, no será gratis.”

Makoto: “...”

 

¿Darle a Tomoe?

Este tipo ciertamente lo dijo.

Parece que está usando su poder de encanto para vivir una vida tranquila, es como un niño pidiendo un juguete.

Realmente quiere tanto a Tomoe y no pudo obtenerla con sus ojos demoníacos, y ahora me está diciendo que se la entregue.

¿De eso se trata todo esto?

 

Tomoki: “Las chicas aquí son las hijas de nobles del Imperio. Pero tiene algo de talento en la batalla, así que te las entrené.”

Makoto: “...”

 

Perdí mis palabras después de esa estúpida frase, pero ahora mismo estoy probablemente más calmado.

A la señal de ese tipo, Tomoki, las tres chicas que estaban en su espalda se movieron a mis dos lados ya mi espalda.

 

Tomoki: “El nivel de estas tres es de más de 400. Su cara y cuerpo, bueno, es como ves. Son muy populares, ¿sabes? Bueno, en comparación con Japón, nadie en este mundo es realmente guapo, sin embargo. ¡Hahaha!”

Makoto: “...”

 

Los dos a mis lados están alrededor de mi edad.

Una es del tipo hermosa y la otra es del tipo linda. La última que está en mi espalda se dobló ligeramente y coloca su mano en mi barbilla, ella parece ser mayor.

¿La princesa Lily le dijo de mis preferencias, o esto es simplemente parte de sus pasatiempos? Realmente no lo sé.

La chica linda está tomando mi mano y llevándola hacia sus pechos.

¡Qué seducción tan directa!

Bueno, algo así... no me importa en absoluto.

 

Tomoki: “Lily me ha hablado del nivel de Tomoe. Incluso si añadimos los números de aquí, no sería suficiente. Si quieres, puedo traer más. Más tarde, te guiaré hasta donde está mi harén, para que puedas elegir un número de ellas y llevarlas contigo.”

Makoto: “...”

 

Qué broma es está.

No me importa los detalles, se supone que son chicas que sienten un anhelo por él.

Y también, Tomoe es prácticamente de la familia. Una existencia importante.

No tengo un solo destello de intención de dejarla con alguien que está tratando de conseguirla como si intercambiara objetos.

 

Tomoki: “¿Te quedas callado? Ah, debes estar nervioso. Puedo entenderlo. Tú, no tienes experiencia, ¿verdad? No te preocupes. Estas chicas te enseñaran apropiadamente. Al principio, está bien dejarlo en sus manos. Si lo ordeno, irán con quien sea, y obedecerán a cualquiera. He dicho esto antes, pero estas chicas pueden luchar a un nivel más alto que las normas. Te prometo que les diré que se dediquen apropiadamente a ustedes cuando se le entreguen.”

Makoto: “...”

 

Controlarlas con el encanto, terminar su entrenamiento, y utilizarlas para la batalla.

Cuando Root mencionó a las Valkirias, se estaba refiriendo a estas chicas. ¿O tal vez, a todas en el harén de Tomoki son Valkirias?

Cualquiera que sea el caso, su actitud se siente como si estuviera bastante familiarizado con este tipo de situaciones.

Ser japonés, un estudiante de preparatoria antes de venir a este mundo y usar a la gente como objeto; Una persona así, ¿cómo se atreve a actuar de forma tan natural?

¿Me estás diciendo que ya se ha olvidado por completo de Japón?

¿Es realmente extraño para mí aferrarse a él todo este tiempo?

 

Tomoki: “Oye, di algo. ¡Te daré lo que quieras! ¿Cuántas mujeres quieres? Oro, tierra, derechos para los negocios; Esas cosas también están bien. ¿Por qué permaneces callado?”

 

Yo respire profundamente.

Ahora, entonces.

 

Makoto: “...Me niego.”

Tomoki: “¿Ah?”

 

Pregunto de nuevo.

De ninguna manera he dicho esto en voz baja.

Me escuchó, pero todavía me pregunto.

Está tratando de hacerme ceder.

Comparado con Zara-san, este es un intento frágil.

 

Makoto: “Dije que me niego. Para mí y también para la compañía, Tomoe no es alguien que pueda ser reemplazado. Tan solo ríndete.”

Tomoki: “... ¿Estás diciendo seriamente esto?”

Makoto: “Ríndete. No te daré a Tomoe. Ese es mi único deseo.”

 

Le digo claramente esto.

Él estaba descaradamente tratando de hacerme ceder y tratando de callarme con su presencia.

 

Tomoki: “... Tú, no has recibido ningún poder significativo de la Diosa, ¿verdad? Tampoco eres tan fuerte. Tomoe y ese otro tipo son bastante fuertes, pero no están aquí ahora mismo. Lily ha ido a tratar con ellos después de todo.”

Makoto: “¿Y?”

Tomoki: “Tengo una relativa comprensión de tus habilidades. No puedes vencerme. ¿Tan solo vas a asentir cuando seas golpeado por la fuerza? ¿Eres estúpido? Este lugar también es perfectamente a prueba de sonido, ¿sabes?”

Makoto: “... Si ni siquiera tienes la intención de llamarme correctamente, no había mucho sentido en darte mi nombre. ¿Cómo puedes calibrar correctamente mi poder cuando esta es nuestra primera reunión? ¿Los héroes de este mundo son especialistas en fanfarronear? ¿Eres del tipo que ladra mucho y no muerde?”

 

No pudo obtener ni una pista huh.

Incluso senpai fue incapaz de notar mucho de mi poder, así que no creo que este pueda notarlo.

Incluso si él es realmente el que creó ese cráter, ese nivel de amenaza no es ningún peligro en absoluto.

Ya sé que Tomoki está usando algún tipo de herramienta para medir mi poder.

En cierto sentido, él está actuando de una manera arrogante.

 

Tomoki: “Tú ... parece que no entiendes bien la situación en la que estás ahora.”

 

Al instante, después de esas palabras de Tomoki, se colocaron cuchillas en mi cuello, corazón y muñecas.

No hay necesidad de decirlo, este es el trabajo de esas chicas.

Sólo que, no me están tocando directamente.

Incluso si es delgada, estas chicas no tienen suficiente poder para cortar a través de mi armadura de poder mágico después de todo. Por eso, es natural que no necesite estar en guardia.

Pero una sonrisa aparece en la cara de Tomoki.

 

Tomoki: “Con esto, ¿todavía puedes seguir usando esa despectiva boca tuya, Raidou-dono?”

Makoto: “...”

 

Un hombre que me pone de nervios.

Es más molesto que la mayoría de los hyumans.

 

Tomoki: “Puedo decir algo del poder de los demás. El método es un secreto de negocios. No tienes el poder para derrotar a una sola de esas chicas. Y, la razón por la que eres capaz de tener a Tomoe obedeciéndote a pesar de eso ...”

Makoto: “...”

Tomoki: “Debe ser porque tienes un fuerte poder como domador. Debes ser capaz de controlar monstruos fuertes y dragones con ese poder tuyo.”

 

…Completamente equivocado.

No sé cómo llegó a esa conclusión, pero hay muchos puntos cuestionables.

Sobre todo, estoy agradecido de que él ha sacado cuchillos para hacerme ceder.

Él es quien comenzó esto.

Eso calmara ligeramente mi conciencia.

Solo haré que Tomoe busque la ubicación de Grount y terminare rápidamente mi tarea.

No quiero quedarme mucho tiempo en este país.

No, si es posible, no quiero venir más aquí.

 

Makoto: “Bueno, bueno, no esperaba que vinieras a mí. Parece que los héroes son existencias que no puedo subestimar.”

 

Mientras digo cosas que realmente no quiero decir, fortalecí la barrera a prueba de sonido que ya estaba presente.

Endurecí las paredes, y coloqué una cerradura en la puerta también.

Hecho.

 

Tomoki: “Por eso, si me entregas a Tomoe, ella tendrá que obedecerme. ¿Verdad?”

Makoto: “Ya veo, ya veo.”

 

Ignorando a las tres chicas que tienen sus cuchillas en mi cuerpo, puse fuerza en mis piernas.

 

Tomoki: “¡Hey, tú ...?”

 

Un sonido agudo y el grito corto de una chica, cortaron las palabras de Tomoki.

Una de las hojas cayó sobre la mesa entre yo y Tomoki y dejo salir un sonido. Las mujeres que trataban de contenerme levantaron sus voces hacia quien está de pie sin preocuparse por ello.

Mire hacia abajo a Tomoki quien todavía está sentado.

 

Makoto: “Intentas obtener a Tomoe cuando solo has reunido a mujeres de este nivel… parece que realmente has mirado hacia abajo a mi seguidor.”

Tomoki: “Este es el centro del Imperio. ¿Entiendes lo desventajoso que sería para ti meterme en problemas conmigo?”

 

Sin preocuparse por mi mirada, Tomoki de hecho descansó su espalda y me miro.

Y entonces…

 

Makoto: “Sí, lo entiendo.”

Tomoki: “¿Qué?”

Makoto: “Tendré que hacer todo lo posible por mantenerlo en silencio”.

Tomoki: “Fuh, deja de poner ese farol. Un simple comerciante como usted puede obtener el patrocinio de un país grande como Gritonia, además, el número de talentos que posee aumentará, ¿sabes? Piensa en esto adecuadamente, comerciante. Podrías ser propietario de una empresa ligeramente grande, pero no te pongas engreído durante una negociación.”

Makoto: “Siento decirlo, pero, aunque me llamen representante, no soy más que una decoración. A tal punto en que el título es demasiado para mí. Si estabas esperando tal compostura de mí, tus cálculos estaban mal. Mi posición es un poco especial. Si no te golpeo ahora mismo, probablemente haré que Tomoe se enoje más tarde. Bueno, incluso sin eso, todavía te golpearía.”

 

Parece que Tomoki ha notado mi cambio de presencia.

 

Tomoki: “Chicas, ese tipo ...”

 

Él trato de dar órdenes a las tres chicas que habían tomado un poco de distancia de mí...

Pero es muy tarde.

 

Makoto: “Duerman.”

 

Sellando los movimientos de las chicas de alrededor estirando las manos de la armadura de poder mágico, utilicé un hechizo de sueño directamente.

Como si actuaran de acuerdo con mis palabras, sus cuerpos cayeron sobre la alfombra.

Mientras estaba es eso, también puse a dormir a las sirvientas.

 

Tomoki: “!!Ga”

 

Pateando la mesa, me abrí camino.

Avanzando directamente lo tome de sus sienes.

La resistencia de Tomoki al estar sentado era débil, hasta el punto de que me hace dudar del poder de un héroe.

¿Es del tipo que se fortalece dependiendo de los requisitos previos?

Aun así, no va a cambiar lo que voy a hacer.

Es su culpa por no poder mostrar su verdadera fuerza a menos que esas condiciones se cumplan.

Estrelle su ostro contra en el suelo.

Levante mi pierna hacia atrás, y justo así, le patee la cabeza.

El héroe voló con bastante impulso y golpeo las paredes. Pero, no hubo mucho cambio en la situación exterior.

Parece que el efecto de la insonorización y el endurecimiento está mostrando buenos resultados.

 

Acorte sin prisas la distancia.

Hn

Detuve mis pies.

Algo viene volando de Tomoki.

No es un hechizo. Una herramienta, un arma.

Una especie de cuchillo arrojadizo; tres de ellos.

No parece un cuchillo normal, pero no me importa.

Una vez más caminé, y recibí las hojas lanzadas con la armadura de poder mágico. En el momento en que los cuchillos hicieron contacto, brillaron intensamente y explotaron.

 

Y qué con eso.

 

Sin preocuparme por eso, acorte la distancia, y esta vez, el fulminante Tomoki me lanzo un hechizo.

Cuando pensé que algo brillaba, golpeó la armadura de poder mágico.

Es rápido, pero no tiene potencia.

Si quieres hacerme estremecer, tendrás que mostrar un poder de fuego en el nivel de Sofía.

Recibiendo todos los ataques que ni siquiera necesitan ser evadidos, levante el cuerpo de Tomoki con la armadura de poder mágico.

Sus ojos llenos de odio no habían cambiado ni siquiera ahora.

 

Hmph.

 

Trataste a Tomoe como un objeto.

Usted debe estar debidamente preparado para el resultado de sus acciones, ¿verdad?

 

A Tomoki, quien tenía su rostro y su cuerpo igualmente presionados contra la pared, lance puñetazos sin sentido hasta un punto en el que había dejado de contar el número de veces en medio de ello.

Ignoré todo lo que dijo. No importaba lo que hiciera, lo bloqueé. Porque pensé que de esta manera sería más eficaz.

Cuando apuntaba a su rostro cada vez que abría su boca, con el tiempo, la volvía a cerrar.

Pensé que me sentiría más calmado mientras más lo golpeaba, pero no sucedió.

Aparte del primer golpe, los que siguieron no sirvieron como algo para refrescarse.

Tengo que hacer esto para que no piense en poner sus manos sobre Tomoe nunca más. Con esa sola razón, continué infligiendo dolor.

Con el tiempo, solté a Tomoki que ha perdido su capacidad de pronunciar palabras coherentes.

 

Makoto: “Es genial que sea débil, ¿no? Porque has sido aplastado solo con esto.”

 

La imagen de él rizando su cuerpo y sosteniendo su cabeza con ambas manos... me hizo imaginar algo.

 

Makoto: “... Así que esta vez eres tú el que está callado, eh, Tomoki. Oye, ¿no se supone que eres un héroe? ¿Qué tal si te comportas un poco más digno cuando te golpean? Ese aspecto tuyo, es cómico, te ves como una persona intimidada.”

 

Parece que Tomoki reacciono a la palabra intimidado, pero... no tiene sentido profundizar en ello.

Tome a Tomoki con mis propias manos.

Encogí la armadura de poder mágico, y en cambio, usé [Sakai] para curar las heridas de Tomoki.

La curación avanzo con bastante rapidez.

Debido a que la habilidad de ocultar la armadura de poder mágico fue disipada, la luz del poder mágico se filtró hacia mi entorno.

Si Tomoki hubiera medido mi fuerza cuando estoy en este estado, él podría no haber ido realmente con un método tan contundente.

Él no parece ser del tipo que elige una pelea contra alguien fuerte después de todo.

Ya sea senpai o Tomoki, su poder no es tan grande.

No, francamente hablando, la guerra en sí no es una amenaza para la Compañía Kuzunoha o Asora. Es por eso que, ya sea Tomoe o Shiki, probablemente no me dirán mucho sobre esto.

Porque no importa lo que suceda, la diferencia sería como usar mi pierna izquierda en lugar de la derecha para patear un pequeño guijarro.

Es “problemático”, por lo que es una guerra con la que no quiero involucrarme.

 

Las heridas externas terminaron de curarse. La curación se ha completado uh.

Arrastre a Tomoki, que es más alto que yo, hacia el sofá en el que estaba, y lo arroje allí.

Yo regrese [Sakai] a su estado de ocultamiento, y regrese la mesa pateada a su lugar original.

Golpeo las mejillas de Tomoki para regresarlo a sus sentidos.

...

Tomoki me mira con ojos conscientes.

Sólo que, esos ojos no estaban llenos de una fuerte voluntad o altivez, y había clara debilidad y miedo mezclado en ella.

 

Makoto: “Ya te he curado adecuadamente, así que no debería haber impedimentos en tu guerra con la raza de los demonios.”

 

Mire sus ojos y le digo con una sonrisa que él ha sido sanado.

 

Makoto: “Bueno, me iré ahora. Tengo otros asuntos aquí en el Imperio. Estoy un poco... ocupado. Por supuesto, no es tan importante como ser un héroe, sin embargo.”

 

Mientras hablo, alineo a las tres chicas y las sirvientas que olvidé, y las senté en el sofá en el que estaba.

Pasé a su lado y me dirigí a la puerta.

 

Makoto: “Ah, también ...”

 

Libere la cerradura de la puerta y el endurecimiento de las paredes.

Y luego, puse mi mano en la perilla y dije algo importante con mi espalda todavía frente a él.

 

Makoto: “Deja de desear a Tomoe... no, a nada y nadie de Kuzunoha, nunca más. La próxima vez, ya sea intencional o accidental, no lo perdonaré. No me importa que uses tu poder de encanto de la forma que quieras, pero eso es sólo si no nos involucras. No lo olvides.”

 

Así es.

Si intenta algo, no seré misericordioso.

Con la princesa o con los demás países; Es porque no lo dije claramente, que algo tan estúpido como esto ha ocurrido.

Como era de esperar, tal vez el principal problema es que me parezco fácil de tratar. Eso está haciendo que la Compañía Kuzunoha luzca como una oportunidad sabrosa.

Es por eso que cada lugar quiere intentar poner sus manos sobre él.

Debería decirle a la otra parte que no planeo dejar que lo hagan.

La fricción que esto va a crear, voy a considerarlo como un precio necesario.

 

Sí.

 

Si en el futuro hay una solicitud extraña exigida de mí, yo no sería capaz de soportarlo.

Los regalos de Susanoo-sama y los demás tampoco se han aclarado, y también tengo el encargo de Root. También está la audiencia con el reino de Limia y el Señor Demonio.

Ahora que lo pienso... aprender acerca de Tomoki aquí podría haber sido una ventaja en cierto sentido.

Hubo algo bueno en venir al Imperio.

 

Dejando el pasillo, le dije a los caballeros que la conversación ha terminado, y que quiero volver a donde están Tomoe y Shiki.

Pensé que traerían a alguien para que me guiara, pero fue el propio caballero el que tomó el papel de guía.

Sería bueno si Tomoe y Shiki no fueran a hacer un alboroto también.

... Si son esos dos, no hay necesidad de preocuparse, eh.

Hah ...

Mirando mis manos que se abren y cierran mientras estoy mirando hacia el cielo, dejo salir un suspiro que definitivamente no es de arrepentimiento.

Es porque he dejado salir una cruda violencia.