Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capitulo 202: Las contramedidas van por mal camino.




Manual




Hibiki: “Permiso de venta ambulante apara la Compañía Kuzunoha?”

Joshua: “Sí, ha salvado mi vida y la de Su Majestad en Rotsgard. Lo llamamos aquí para dar nuestra gratitud, así que no estaría bien no hacer nada. Raidou hizo una petición por sí mismo, y no es un tema que necesite una regulación pesada, así que le he dado una respuesta orientada a aceptar.”

Hibiki: “Ya veo.”

Joshua: “¿Hay algún tipo de problema? Un número de los nobles que quieren que él ponga una tienda probablemente estará insatisfechos con esta decisión, pero no debería ser desventajoso para nosotros.”

Hibiki: “Sí, creo que el pensamiento de Joshua-sama es correcto. Si él lo pidió, debería ser apropiado como expresión de gratitud.”

Joshua: “Me hace feliz que Hibiki lo diga también. Pero bueno, el hecho de que esta sea la única petición de Raidou me hace sentir preocupado. En realidad, me haría sentir más cómodo si pidiera tierra o un título nobiliario.”

 

Una conversación con Joshua y Hibiki.

La conversación era sobre la Compañía Kuzunoha.

La promesa que Joshua hizo a Raidou sobre el permiso para la venta ambulante de la Compañía Kuzunoha en el territorio.

Los dos estaban hablando de ese asunto.

Bredda también estaba allí, pero hasta ahora, no se ha unido a la conversación.

 

Hibiki: “Probablemente piensa que ha obtenido suficiente compensación.”

Joshua: “De ninguna manera. No debería haber alguna persona que piense de esa manera y diga que es suficiente cuando salvó al rey y al príncipe de una gran potencia.”

Hibiki: “... Si se trata de él, es posible. Es ese tipo de persona.”

Joshua: “Ciertamente Raidou tiene una uhm ... una forma amable de pensar, que no encaja con un comerciante. Pero incluso él debería tener algún tipo de avaricia. También me gustaría recompensarlo un poco más. No sería bueno dejar este extraño y persistente sentimiento de malestar después de todo.”

Hibiki: “¿Joshua-sama, querías decir que tiene una manera ingenua de pensar, correcto? Eso es correcto, sabes.”

Joshua: “Aun así, esa no es una palabra que debería dirigirse a alguien que me ha salvado la vida, Hibiki.”

 

Hibiki reitero las palabras que Joshua uso al escoger sus palabras.

Joshua la reprendió, pero no había una atmósfera tempestuosa entre los dos.

Bredda bebía té en silencio.

Era fácil ver que esto es un hecho habitual.

 

Hibiki: “¿Cuáles son los pensamientos de Joshua-sama acerca de cómo deberíamos asociarnos con ellos de ahora en adelante?”

 

El verdadero significado de la pregunta de Hibiki no era pedir la opinión personal de Joshua solamente, sino incluir la postura del rey y la voluntad de los nobles.

Joshua es el consejero del rey, y el número de personas que piensan que su opinión es la opinión del rey no son pocos.

 

Joshua: “Él mismo es alguien que no tiene malas intenciones. La fuerza que tienen como empresa y la capacidad de sus empleados puede convertirse en una amenaza dependiendo del lado que tomen, pero en base, creo que quiero construir una relación favorable. Está claro que no es solo la venta ambulante, en realidad, la contribución que Mio-dono logró fuera de su calendario en la reconstrucción fue espléndida. Parece que han cooperado con la reconstrucción de Rotsgard también, pero por lo que veo, probablemente han hecho más de su parte en el trabajo que un simple ayudante. Estaba a punto de pasar por alto esa parte del informe que había recibido.”

Hibiki: “Rotsgard ya ha recuperado su forma anterior y está avanzando a un paso más allá de eso. Es triste, pero la velocidad de reconstrucción es claramente diferente a la de la capital. No hay duda de que la Compañía Kuzunoha jugó un gran papel en ella. Sólo mirando sus logros, es verdaderamente una existencia atractiva, pero ...”

 

La angustia apareció en la cara de Hibiki.

 

Joshua: “Tal y como yo pensaba, también hay problemas. A mis ojos, parecen compañeros que pueden llegar a ser muy beneficiosos... Entonces, desde el punto de vista de Hibiki, ¿cómo los ve?”

Hibiki: “Ahora mismo es difícil ponerlo en palabras claras, pero ... hay algunos puntos.”

Joshua: “No me importa. Vamos a escucharlo.”

Hibiki: “En primer lugar, él no tiene interés en la guerra que está ocurriendo actualmente en el mundo. Además de eso, aunque él es el jefe de un poder que puede ser considerado una nación, él no tiene ninguna intención de ganar más de lo que personalmente ve. Es increíblemente inestable, y comprometerlos descuidadamente es demasiado peligroso.”

Joshua: “Suponiendo que hay un número de personas que tienen el mismo poder que Mio-dono en la Compañía Kuzunoha, y teniendo en cuenta el poder de Raidou-dono también, entonces no son sólo un grupo de mercenarios, que poseen una fuerza militar similar a una nación. Considero que es apropiado pensar que están en el nivel de una nación. Pero ¿qué es eso de no estar interesado en la guerra? Y tampoco entiendo la parte de ser inestable.”

Hibiki: “Significa exactamente lo que he dicho. Él tiene la notable característica de que no le importa que tanto los hyumans, semi-hyumans y demonios hagan la guerra unos con otros, no le importará. Además, no tiene ninguna discriminación hacia los semi-hyumans, y es posible que si le pidieran que proporcionaran cosas debido a problemas... lo más probable es que vendería bienes incluso a la raza de los demonios.”

Bredda: “¡De ninguna manera! ¡Es un acto de traición hacia los hyuman!

 

Bredda hablo por primera vez.

Mientras están haciendo negocios en los países de los hyuman, también venden mercancías a la raza de los demonios.

Pensar en ello desde el sentido común de Bredda, no, desde el sentido común de un hyuman, es un acto inconcebible.

 

Joshua: “... ¿Incluso a la raza de los demonios? Pero, no parecía que tuviera tal falta de integridad.”

 

Joshua estrecho las cejas ante la opinión de Hibiki.

Porque a los ojos de Joshua, Raidou no parecía una persona que podría vender bienes a la raza de los demonios con fines de lucro.

 

Hibiki: “... No es que no tenga integridad en cuanto a obtener beneficios. En ese sentido, de hecho, creo que podría estar perdiendo. El punto de estar en problemas es lo que juega un papel importante.”

Joshua: “Por ejemplo, sin importar la causa, si hay una aldea de demonios que no pudo asegurar el suministro de alimentos en invierno y hay una petición de ayuda, ellos los ayudarían incluso si es una situación en la que el pago es dudoso.”

Hibiki: “Sí. Por supuesto, incluso si hay una solicitud de ayuda similar de los hyumans o semi-hyuman, muy probablemente llegaría a la misma decisión. Él es... una buena persona, después de todo.”

Joshua: “Como resultado, la guerra va a crecer más... y se perderán un gran número de vidas, llevando la ruina al mundo entero, y, sin embargo, ¿lo seguiría haciendo?”

Hibiki: “Él es una buena persona después de todo. Si hay alguien en problemas, no importa si es hyuman o un demonio, lo más probable es que los ayude. Semi-hyuman heridos por hyumans, hyumans que fueron heridos por semi-hyumans... sin discriminación.”

Joshua: “…Ya veo. Es cierto que Raidou-dono daba ese tipo de sensación. La parte en el que elige la ayuda sobre el beneficio. Si en su mente, los hyumans y los demonios son igualmente dignos de ser salvados, entonces se convertirá en una existencia increíblemente problemática.”

Hibiki: “Sí. Para hyumans y demonios por igual, se convertirán en una existencia extremadamente peligrosa.”

Joshua: “Es tan repentino que es difícil de creer, pero como es algo que Hibiki dice, vale la pena considerarlo. Que contribuya a la raza de los demonios de la misma manera que lo hace con nosotros, no sería bueno. Pero ... incluso si eso es verdaderamente el caso, todavía no tenemos otra opción más que continuar con nuestra forma actual de interactuar. Ya veo, así que esto es lo que te preocupa, Hibiki.”

 

Joshua continuó sus palabras mientras pensaba en los métodos que se podían tomar con la Compañía Kuzunoha, y entonces, notó la razón de la pesada expresión de Hibiki.

 

Hibiki: “…Sí. No tenemos otra opción que tener una relación favorable con ellos. Si son una existencia que trae beneficios a ambas partes, tenemos que involucrarnos con ellos también.”

 

La expresión de Hibiki era todavía amarga, y era comprensible.

Si es una existencia de la que pueden esperar beneficios al estar involucrados con ellos, incluso si traen beneficios para el enemigo, no tienen otra opción más que estar involucrados con ellos también.

 

Incluso si son peligrosos, siempre y cuando no tengan una contramedida clara para ellos, no serán capaces de romper el estancamiento, por lo que tienen que seguir con la forma en que su relación actualmente.

 

Joshua: “Fufufu, cierto. No hay razón para que nos deshagamos de ese beneficio nosotros mismos. Y en verdad, en la visita de está vez, los hemos utilizado mucho después de todo. Y, sin embargo, están siendo tratados como una amenaza. Es verdaderamente una desgracia.”

 

Joshua se ríe de una manera de auto desprecio.

La visita de la Compañía Kuzunoha tiene varios objetivos que no se han dicho.

Pensando en eso, una sonrisa inconscientemente salió.

 

Hibiki: “Trataré de convencerlo al menos. Después de todo si él estuviera de nuestro lado, resolvería la mayoría de los problemas sin duda.”

Joshua: “Está escrito en toda tu cara que no crees que saldrá bien.”

Hibiki: “Honestamente hablando, no tengo la confianza para logarlo. Su sentido del valor ya es muy diferente al mío. No sé si podremos llegar a un entendimiento.”

Joshua: “Rezare por tu éxito. Quiero seguir teniendo una buena relación con él después de todo.”

Hibiki: “Con respecto a eso, también estoy de acuerdo. Es alguien con quien definitivamente no quiero tener problemas ni ir en contra.”

Joshua: “Alguien con quien definitivamente no quieres tener problemas uh. Bien, bien entonces. Con respecto a Raidou, dejaré la toma de decisiones a Hibiki. Bueno, entonces Hibiki, no te importará si hago avanzar las cosas tal y como lo hemos discutido, ¿verdad?”

Hibiki: “Sí. Mio-san me preocupaba un poco, pero no habrá ningún problema. Vamos a continuar con ello de una vez.”

Joshua: “Entendido.”

 

La charla terminó, y Hibiki se levantó de su asiento.

Joshua también se levantó un segundo más tarde, y la vio salir.

Bredda estaba a punto de salir de la habitación siguiendo a Hibiki como si fuera natural, pero en ese momento, fue llamado por detrás.

 

Joshua: “Bredda, hay algo de lo que tengo que hablar contigo.”

Bredda: “¿Ha?”

 

Estando en un patrón diferente de lo normal, Bredda soltó una voz estupefacta.

Ha habido momentos en que Bredda ha estado presente en las conversaciones entre Hibiki y Joshua, pero nunca ha habido algo después de eso.

Él estaba pensando solo en acompañar Hibiki, por lo que es una reacción esperada.

 

Hibiki: “Ara, entonces voy a adelantarme.”

 

Hibiki no mostró ninguna sorpresa especial y se fue rápidamente.

 

Bredda. “¿Espe-, Hibiki ?!”

 

La puerta se cerró sin piedad.

 

Bredda: “... En serio, ¿qué quieres, Joshua?”

 

Debido a que Hibiki se había ido, Bredda regreso a su manera de hablar de hermano y tomo asiento de una manera ligeramente violenta.

Pregunto el asunto de Joshua.

 

Joshua: “Hermano, he estado preparando varias ocasiones este tipo de reuniones, pero no has participado en ninguna de ellas correctamente, ¿verdad?”

Bredda: “Estoy presente sólo como un caballero y guardaespaldas de Hibiki. En primer lugar, no estoy en condiciones de decir mi opinión.”

Joshua: “Porque era la voluntad del rey también, he dado tácito consentimiento a la actitud de hermano hasta ahora, pero con la capital en este estado, no puedo dejarlo como siempre.”

Bredda: “... Escucha Joshua ...”

Joshua: “¿No es hora de pensar en la situación del país? No como un caballero, ni un miembro del grupo de Hibiki, sino como el sucesor de padre.”

Bredda: “... ¿Estás hablando de eso? He decidido ser el escudo de Hibiki como caballero. Si se trata del trono, puedes quedártelo. Si es Joshua, no hay nadie que esté en contra.”

Joshua: “No tengo el don de ser un gobernante. En este tiempo de guerra, el papel del rey es alentar a todo el país, y el que es el más apto para ese papel de ser el Rey de Limia eres tú, hermano. En primer lugar, ya he abandonado la sucesión del trono.”

Bredda: “Está bien decir lo que en realidad piensas. En primer lugar, que yo sea una decoración y tú el consejero no es tan diferente de tu siendo quien hace las cosas directamente. Me niego a ser una simple decoración.”

Joshua: “Abandonar la sucesión del trono no es algo tan simple como crees. Además, si se puede cumplir el papel de una decoración, entonces en cierto sentido, se puede considerar un talento para ser rey.”

Bredda: “Pero te lo he estado diciendo ¿no? Quiero ser de utilidad para Hibiki-”

Joshua: “Si piensas de esa manera, ¿por qué no puedes entender que ser el próximo rey es el mejor movimiento?”

 

Bredda trató de terminar la conversación en la misma nota, pero hoy era diferente en todos los sentidos.

Interrumpiendo sus palabras, Joshua gritó.

Al mismo tiempo, Joshua golpeo la mesa y un fuerte sonido reverberó en el lugar.

 

Bredda: “... ¿Qué dijiste?”

Joshua: “Mirando el estado actual de Hibiki, deberías ser capaz de saberlo. Ella ya está en un territorio que una persona normal no puede alcanzar. Así es... ¡Ya no hay manera de que hermano se convierta en el escudo de Hibiki! Cuando estas en el grupo, lo máximo que puedes hacer es proteger a la sacerdotisa y a Wudi, ¿verdad?”

 

Observando la batalla simulada de Raidou, Joshua fue capaz de entender bastante que la fuerza de Hibiki ya había superado la línea de lo normal.

Claramente tenía una fuerza que iba en un camino diferente al de un fuerte aventurero.

Lo mismo podría decirse de Raidou, pero era evidente que estaba en una dimensión diferente de la fuerza de Bredda.

 

Bredda: “Joshua, tú ... ¿qué estás intentando...”

Joshua: “Hermano definitivamente se convertirá en un lastre para Hibiki con el tiempo, eso es lo que estoy tratando de decir. ¡Antes de convertirte en eso, te aconsejo que la ayudes en política! Déjame decirte esto, tu eres sólo un prodigio de nacimiento para el linaje del rey.”

Bredda: “Cállate !!”

Joshua: “Por ejemplo, de los tres de la Compañía Kuzunoha, sin importar contra cuál de los tres peles, no serás capaz de derrotar a ninguno. Pero si te mueves como el rey de Limia, hermano, tendrás suficiente poder para convertirte en la fuerza de Hibiki.”

Bredda: “¡Te estoy diciendo que te calles!”

Joshua: “Esta es la voluntad de padre!”

Bredda: “? !!”

Joshua: “...No es que yo piense de esta manera. Si la capital es atacada de nuevo, ¿existe la seguridad de que el rey estará a salvo? Si cae en este estado en el que todavía no hemos anunciado el próximo sucesor... No podemos tener una lucha en el actual Limia sobre quién será el próximo sucesor. Algo así, incluso hermano lo entiende, ¿verdad? Padre está pensando en anunciar a hermano como el próximo sucesor. Cosas como leer el corazón de tu propio padre, al menos podrías hacerlo sin que yo te lo diga, hermano.”

Bredda: “Todavía puedo hacerlo. Me fortaleceré y apoyaré a Hibiki.”

Joshua: “Yo sé que hermano es alguien que no escatima en sus esfuerzos, pero no sólo Hibiki; La sacerdotisa, Wudi, y también Naval; Todo el mundo posee un talento excepcional. No es algo con lo que uno pueda mantenerse al día sólo con trabajo duro. Afortunadamente, el estilo de espada defensiva de hermano puede convertirse en una ayuda en momentos de necesidad. Por favor, ten en cuenta mis palabras.”

Bredda: “Entonces, ¿qué harán con mi sustituto? Sí, es cierto que mi fuerza está faltando, pero ¿hay alguna otra persona que sea capaz de apoyar a la actual Hibiki a su lado? Antes de hablar de ser yo el rey, ¿no deberías encontrar primero a esa persona?”

Joshua: “... Lo hay.”

Bredda: “¿Qué?”

Joshua: “Dije que hay alguien. Nos encontraremos con esa persona después de que la Compañía Kuzunoha se vaya.”

 

Esas palabras sin corazón vinieron de Joshua.

Bredda no sabía qué decir, y se quedó atónito por la inquebrantable actitud de su hermanito que nunca antes había visto.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

De noche.

Terminando mis planes del día, había regresado a mi habitación y pasaba un tiempo libre con Lime.

Estaba haciendo mantenimiento a su Katana que había terminado de recuperarse, de buen humor mientras hablaba del estado de la zona cerca del castillo.

 

Makoto: “Como era de esperar, todavía están lejos de terminar con la reconstrucción.”

Lime: “Cierto. También está el punto de que en Rotsgard fue demasiado rápido, sin embargo. Mio-neesan les mostró varias cosas, así que probablemente va a haber una petición de ayuda del príncipe o tal vez de alguien más.”

Makoto: “Si se trata de ayudar con la reconstrucción, no me importaría ayudar en un nivel permisible. Definitivamente sería mucho más fácil para las personas que vengan de Rotsgard si la base se ha completado después de todo.”

Lima. “Sería genial si eso es suficiente.”

Makoto: “Eso es lo máximo que podemos hacer. No importa el caso, si la guerra se intensifica una vez más...”

Lima: “La raza de los demonios uh. No creo que coincidan con la conveniencia de los hyumans y no ataquen en invierno, pero ... Me pregunto lo que están planeando. Si fuera yo, de inmediato vendría a aplastar a la debilitada Limia.”

 

Para la raza de los demonios, el invierno es una temporada en la que es fácil defenderse.

Para lo hyumans, es difícil de atacar.

Pero tal y como dice Lime, no significa que los demonios también tengan dificultades para atacar.

Esto es algo que puedo decir con confianza después de conocerlos; El Señor Demonio no es el tipo que se limite en la ofensiva.

Es una persona que atacaría sin vacilar.

En otras palabras, hay una razón por la cual no atacan.

En ese caso, esta vez donde están esperando la primavera y el tiempo que están haciendo todo lo posible en la reconstrucción es realmente un momento vital para los hyumans.

Porque significa que los demonios están preparando una carta que es más grande que atacar a la actual Limia después de todo.

 

Makoto: “Cierto. Bueno, cuando llegue el momento, me moveré también, así que el peor escenario no aparecerá.”

Lime: “¿El jefe se moverá? No parecías tener mucho interés en la guerra.”

Makoto: “Hm? No tengo ningún interés en la guerra, tampoco tengo intenciones de participar. No creo que la raza de los demonios tenga muchas intenciones de entrometerse con comerciantes y aventureros, así que no importa lo que suceda con la hegemonía de la sociedad, no creo que cambie mucho nuestra vida cotidiana.”

Lime: “... tratar con la raza de los demonios es una especie de... sentimiento complicado. Entonces, ¿qué quieres decir con moverse?”

Makoto: “Quiero decir que trataré de salvar a Senpai al menos. Sin embargo, no sé qué es lo que sucederá con este país.”

Lime: “... Eso es propio del jefe. ¿Hm? Alguien viene. Está persona es ... Hibiki. Es tarde, eso es raro.”

Makoto: “¿Senpai? Si tiene algún asunto, sería conmigo, ¿eh?”

Lime: “Es lo más probable. Bueno, aunque el jefe y Hibiki pasen una noche juntos, no pasará nada, así que es muy probable que no termine en un acto de seducción.”

Makoto: “Oh, esas son palabras agudas. Dejándome a un lado a mí, por lo que sé, Senpai es muy popular, ¿sabes?”

Lime: “... Bueno, ella finge como si supiera tratar con los hombres. Ella es lo mismo que el jefe, por lo que no será capaz de hacer ese tipo de cosas.”

Makoto: “¿Lo mismo que yo?”

Lime: “Hehe, simplemente ignora esta delirante charla de un hombre que ha viajado junto con ella.”

 

¿De qué está hablando?

Los puntos que Senpai y yo tenemos en común son muy pocos, ya sabes.

Después de un poco, un golpe viene de la puerta.

 

Makoto: “¿Sí?”

Hibiki: “Soy Hibiki. ¿Tienes un poco de tiempo?”

Makoto: “Entra.”

 

Justo como lo dijo Lime, era Senpai.

 

Hibiki: “... Así que Lime estaba aquí también. ¿Puedes por favor ... no, Raidou-dono, puedes acompañarme un poco? Sin embargo, podría tomar un tiempo.”

 

¿Es algo de lo que no quiere hablar en esta habitación?

Por lo menos, no parece ser algo relacionado con la sacerdotisa-san.

No creo que vayamos a visitarla tan tarde de una hora después de todo.

 

Makoto: “Esta bien. Entonces Lime, saldré un momento. Está bien ir a descansar antes que yo.”

Lime: “Bueno. Eso haré.”

 

Lime bajo la cabeza.

Su boca sonreía, pero sus ojos no sonreían mucho.

¿Tal vez porque Tomoe o alguien de esa línea le ha pedido que sea cauteloso con ella?

Pero incluso si va a escuchar a escondidas, no me molesta que escuche así que lo dejare hacer lo que quiera.

 

Makoto: “Entonces vamos.”

Hibiki: “Sí.”

 

Senpai está intentando aparentar como siempre, pero yo podía decir por su cuerpo que estaba tensa.

Al igual que cuando hablamos de la sacerdotisa, no creo que sea una conversación cómoda.

Debido al ritual de regreso, se ha convertido en un desarrollo bastante bueno para mí en Limia.

Waterfall parecía ser un dragón sobrio, pero ella abrió la biblioteca y nos trajo de vuelta, por lo que es un tipo de corazón abierto.

También he recibido el permiso de venta ambulante para la unidad de ogros del bosque, y mientras podamos regresar sin que nada suceda, sería genial.

Pero no irá tan suavemente uh.

Ah bien.

Depende de la conversación con Senpai, pero tal vez debería tratar de hablar con ella sobre el ritual de regreso.

Creo que la información sobre el regreso a casa es importante.

Sí, eso no está mal.

La espalda de Senpai hizo que un silencio fluyera a través de nosotros, y eso me proporcionó tiempo para arreglar mis pensamientos.

Con el tiempo, las piernas de Senpai se detuvieron y se giró hacia mí.

Senpai y yo estábamos en una parte del castillo, en un pasillo donde podíamos ver fácilmente toda la tierra alrededor del castillo.