Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capitulo 183: Una generosa (?) recompensa.




Manual




Sari: “... Este fue el diagnóstico de la anormalidad del Templo de los Espíritus de la Compañía Kuzunoha. Yo estaba en ese lugar, así que creo que es seguro asumir que no hubo ninguna mentira en sus palabras.”

Zef: “Hm, una fuerza de interferencia que hizo que incluso los Espíritus Superiores quedaran intoxicados apareció en el altar eh. Este es claramente el acto de alguien.”

Sari: “Sí. Tal y como lo dijo Shiki-dono, al parecer se utilizó un catalizador que se disuelve en el aire, y es una especie de poderosos ritual de magia que dura varios días. El crimen fue probablemente hecho... por alguien de un poder que es hostil a su Majestad.”

Zef: “No hay duda. En primer lugar, no hay grupos moviéndose desde el lado de los hyuman en esta capital, y no hubo movimientos inusuales de las otras organizaciones y el templo de la diosa. En ese caso, éste sólo puede pensar que se trató de un trabajo interno.”

 

En ese momento, cuando la noche iniciaba y todos esperaban el banquete; el Señor Demonio Zef, varios funcionarios públicos, colaboradores cercanos, los Generales Demonio Io y Rona estaban también allí y escuchaban el informe.

La presentación del informe fue hecha por las dos hijas del Señor Demonio.

Lucía y Sari.

Ellas guiaron al grupo de la Compañía Kuzunoha al templo de los Espíritus, y estuvieron involucradas en el incidente. Ellas dos fueron testigos de todo el incidente y habían regresado al castillo.

Acaban de terminar la presentación de los detalles del informe de dicho incidente.

Sari respondió a todas las preguntas de Zef sin vacilar, y Zef afirmo las respuestas de Sari como si ya supiera quien es el que movía los hilos de antemano.

 

Zef: “Sin embargo, dos Espíritus Superiores no fueron capaces de herir a Raidou ni una sola vez eh. Así que el nombre de Diablo no es sólo para presumir o un farol. De lo que éste ha escuchado, uno solo de sus ataques a cabo con alrededor de 4 dígitos de soldados normales. En serio, Este deseaba que sólo fueran rumores excesivos. Pero mirarlo y darse cuenta de que era incluso superior eso...”

Sari: “... El poder de esas personas podría rivalizar con el de un gras país, no, si vamos a tomarlo con más prudencia, sería seguro asumir que tienen suficiente poder para ser una tercera potencia en esta guerra. No importa qué tan fuera de control estaban los espíritus, los tres fueron capaces de pasar a través de ese jardín de espíritus enloquecidos con expresiones tranquilas, y suprimieron a Behemoth y Fénix.”

Zef: “Si uno de sus seguidores está en el nivel de un Espíritu superior no podemos negar que tiene un poder poco común. Pero Rona, de tu informe, esa persona llamada Shiki estaba solo en el nivel de un poderoso Lich, ¿no es así?”

 

Las palabras de Zef se dirigieron hacia Rona que se encontraba a un lado.

 

Rona: “Sí, es cierto que la persona llamada Shiki se supone que debe ser Larva. En estos años, no se ha puesto en contacto con nosotros, sin embargo. Esto es increíble. El Lich Larva que yo conozco ya debería haber alcanzado el límite de la fuerza que puede obtener. No hay manera de que él sea capaz de derrotar a un Espíritu Superior de Tierra, no importa lo fuerte que sea. Ir en contra de Behemoth con el poder de un no-muerto eso sólo... sería como tratar de extinguir el fuego de una montaña con una antorcha. Algo estúpido e increíble. Sólo puedo llamarlo imprudente.”

Lucía: “Podría haber habido momentos en los que apenas y pudo salir con vida, pero en medio de la pelea, Shiki-dono mostró una espléndida técnica de espada y utilizo varios hechizos avanzados y maldiciones prohibidas al mismo tiempo, de esa manera se ocupó de Behemoth. Ya sea de su habilidad de combate cercano o su poderosa magia... no puedo creer que él sea un Lich.”

 

La que estaba en silencio hasta ahora Lucía, reaccionó a las palabras de confusión de Rona, y habló del estilo de lucha de Shiki.

 

Rona: “Espada... Se vuelve más y más lejos de la imagen que tengo de Larva. Parece que la situación que había captado probablemente no era la verdad. Yo estaré investigando a Shiki, una vez más.”

Zef: “Umu. Pero hazlo de una manera pacífica. Este prohíbe métodos violentos.”

Rona: “Entendido.”

Zef: “Y Sari, ¿Qué dijeron los Espíritus-dono? Regresaron a sus sentidos, ¿verdad?”

Sari: “Sí. Dijeron que ya tenían la intención de poner a prueba sus habilidades de todos modos, así que fue conveniente.”

Io: “¿Qué ...”

 

Io hizo un breve murmullo de asombro.

 

Sari: “Mio-dono los regañó severamente varias veces, pero la conversación procedió sobre todo de una manera tranquila.”

Zef: “Fumu. Bueno, ellos parecían tener un interés en ellos, por lo que Este pensó que había una posibilidad de que eso fuera a suceder. ¿Y?”

 

Sin tocar el tema de Mio, Zef le insto a continuar.

 

Sari: “Al final, hicieron una promesa de responder a una llamada cuando estuvieran en problemas. Phoenix se comprometió con Mio-dono, y Behemoth con Shiki-dono”

Zef: “Kuku, así que eso paso. En serio, cada vez se nos va más de las manos, esa compañía.”

Sari: “Parece que hablaron acerca de otros temas después, pero nos dijeron que registráramos el estado de los supervivientes, y no tuvimos más remedio que dejar el lugar. No sabemos la que la conversación que tuvieron.”

Zef: “Está bien. Ahora bien, parece que nuestros planes aquí se han estabilizado más.”

 

Zef tenía una expresión como confirmando sus pensamientos.

En cuanto a esto, Sari abrió mucho los ojos y habla.

 

Sari: “Disculpen mi grosería, ¿pero Su Majestad ya había notado la anormalidad en el templo de antemano?”

Zef: “...Umu. No, fue sólo en la medida en la que Este tenía algunas sospechas.”

Sari: “Y las acciones de la Compañía Kuzunoha también?”

Zef: “Éste pensó que ustedes serían capaces de arrastrarlos y hacer que interfieren con eso”

Sari: “... ¿Y su poder?”

Zef: “Sobre ese punto, Este esperaba que ustedes dos hicieran lo que estuviera en sus manos. Si la anormalidad estaba en el nivel que Este pensaba, Este estaba seguro de que su grupo sería capaz de regresar sin ningún problema.”

Sari: “Raidou-dono, ese hombre, en una situación precaria en la que Behemoth y Phoenix aparecieron al mismo tiempo solo dijo que tenía ‘suerte’. Que eso les evito la molestia de tener que pasar por una mazmorra más. ¡Su Majestad! ¿Usted sintió tanto poder en Raidou-dono?!”

Zef: “...Fuh, 'suerte' eh. Qué palabras tan aterradoras ha dicho. No, Este no pensó que sería en este sentido. En primer lugar, Este no creía que los dos Espíritus Superiores enloquecieran también. Si Este hubiera sabido que la situación era de tal magnitud, éste habría llevado al ejército y los habría subyugado por mí mismo. Este estaba preparado para eso también. ¿cierto, Io y Rona?”

 

Io y Rona asintieron a las palabras de Zef.

Sari respiró con alivio.

 

Sari: “Ya veo. Sólo los consideramos gente peligrosa, por lo que le preocupaba la cantidad que su Majestad había entendido de ellos. Por favor, perdone mi rudeza.”

Zef: “Esto no se piensa en ello como algo grosero. No importa. Pero el problema número uno fue cono se esperaba, el momento en que sucedió eh.”

Sari: “El momento?”

Zef: “Sólo existe una cantidad limitada de personas que conocen la fecha y hora en la que la Compañía Kuzunoha estaría visitando los templos. En ese caso, esto significa que las personas que han utilizado esa información para impulsar un golpe de estado, son personas cercanas a Este. Un alboroto de espíritus que incluso involucró a dos espíritus superiores, por los detalles de lo sucedido, no fue un incidente que fuera causado impulsivamente. Las personas que fueron capaces de llevarlo a cabo como un plan, habían captado una cantidad relativa de información, y estaban tratando de involucrar a las personas de la Compañía Kuzunoha que Este ha invitado por sí mismo”

“?”

 

La tensión corría por el lugar.

Las palabras del Señor Demonio daban a entender como si alguien en ese lugar ‘pudiera’ ser el responsable.

 

Zef: “Por dios, es un problema que Este quisiera resolver para la primavera. Incluso si no es una situación al nivel de la Compañía Kuzunoha.”

Io: “Su Majestad, ya que hemos hecho a nuestros invitados trabajar mucho en este incidente, también tenemos que mostrar algún tipo de decencia.”

Zef: “Esto lo sabe, Io. Con respecto a eso, Rona ya le ha dicho a Shiki hasta cierto nivel. ¿Cierto, Rona?”

Rona: “Sí, sin duda se lo dije. ¿Pero no se supone que esa era la recompensa para el encuentro amistoso?”

Zef: “Vamos a poner un poco más de color y darles algo que está un paso más arriba. Por lo que he visto, Raidou es una persona que se siente en deuda hacia este tipo de gestos. Éste no sabe si Shiki lo aceptara, pero no hay duda de que sus palabras tienen el mayor peso en Raidou. Por lo menos, si tuviéramos que convencerlo, no habrá ningún problema.”

Rona: “Eso es verdad.”

Zef: “Aun así, no hagas nada imprudente. Tal vez deberíamos hacer como si la situación fuera muy complicada y se lo damos a ellos. En cuanto a las circunstancias, no deben pensar que la raza de los demonios es muy rica después de todo.”

 

Zef se ríe.

Este Señor se está enfrentando a la Compañía Kuzunoha, creando un método que se adapte a su personalidad.

 

Lucía: “Entonces con respecto al encuentro amistoso --”

Zef: “Espera.”

 

Cuando Lucía estaba a punto de cambiar el tema y estaba a punto de hablar sobre el evento en que ella misma estaría involucrada el Señor Demonio detuvo esas palabras, manteniendo su sonrisa.

 

Zef: “Antes de eso, hay algo que éste quiere confirmar con ustedes dos. Vamos a escuchar sus opiniones ahora que los han acompañado hoy. Si Este fuera a decirles que se casaran con Raidou, ¿qué harían?”

 

Lucía: “No hay problema.”

 

Lucía fue la primera en dar una respuesta instantánea.

 

Zef: “Una respuesta inmediata eh. Eso fue un rápido cambio de corazón.”

Lucía: “No podemos dejar a esas personas sin marcar tal y como su Majestad y Sari han dicho. Esta es la verdad, si alguien como yo puede ser de utilidad, yo haré todo lo posible para asegurarme de que ese poder no sea dirigido en contra de la raza de los demonios.”

Zef: “Fumu. Sari, ¿y usted?”

Sari: “Yo ... no puedo casarme con Raidou-dono.”

Zef: “Hoh ~”

 

Zef miro a Sari con interés.

La gente de alrededor se vio sorprendida por el rechazo de Sari, qioen había estado pensando de manera positiva sobre el asunto del matrimonio.

 

Sari: “Esta propuesta, muy probablemente tendrá un efecto inverso en Raidou-dono.”

Zef: “¿Por qué? No importa si se trata de un hyuman o un demonio, ofrecer a alguien en matrimonio es un signo de una buena relación. En ocasiones, también sirve para mediar en las disputas de las razas, ¿por qué dices eso?”

Sari: “Es debido a Mio-dono. En comparación con Shiki-dono, ella es una persona que se mueve con honestidad a sus sentimientos. Y ella siente algo por Raidou-dono. Así es como lo vi. En ese caso, el matrimonio no sería algo agradable para ella. Si Mio-dono pensara interferir con la raza de los demonios en secreto, podría crear un enorme daño.”

Zef: “... ¿Ella priorizar sus emociones a ese nivel? Ella es un colaborador cercano de Raidou, ¿sabes?”

Sari: “Ella lo hace. En comparación con la raza de los demonios, la Compañía Kuzunoha parece dar una gran cantidad de libertad a sus miembros. Creo que algo así podría pasar antes de que se resuelvan las cosas.”

Zef: “Hm... eso está un poco alejado de mis expectativas. A Este se le ocurrió que todos alrededor de Raidou tenían que seguir su voluntad, sin duda.”

Sari: “Además, Raidou es algo más de lo que piensa su Majestad.”

Zef: “Algo más?”

Sari: “Infantil. Siento que es un hombre que ha madurado de manera tardía. Por lo menos, esa es la impresión que tengo de él cuando está tranquilo.”

Zef: “Maduro tarde ye es infantil eh.”

Sari: “Sí.”

Zef: “Entonces no sería el plan del matrimonio adecuado? Éste no cree que una persona infantil pueda dirigirse fácilmente a peleas entre la vida y la muerte, pero... pensando en la conversación de esa noche, sin duda tienes un punto.”

Sari: “Sin embargo, su Majestad, ya he plantado una semilla. Mirándolo hoy, creo que hay algo que puede unir a Raidou a nosotros mejor que el matrimonio. ¿Puede por favor déjamelo a mí?”

Lucía: “Sari!”

 

Lucía dejo salir un reproche.

Raidou de la Compañía Kuzunoha.

Esto no es una cuestión que se le pueda dejar a Lucía o a Sari que todavía están en medio de su aprendizaje.

Esto es algo que implica a todo el futuro de la raza de los demonios, por lo que el tono estricto de Lucía es adecuado.

 

Zef: “... ¿Tienes confianza en eso?”

Sari: “Sí.”

Zef: “Dime los detalles.”

Sari: “... Voy a dar los detalles después de que las personas se hayan aclarado.”

Zef: “... Entendido.”

 

Las miradas de Sari y Zef chocaron directamente.

Ambos eran serios, y crearon una atmósfera en la que no se puede interrumpir.

Después de que Zef apartó la vista, Sari continuó mirarlo por un tiempo e hizo una pequeña inclinación con la cabeza. Después de eso, reino el silencio.

 

Zef: “Rona, Este lo ha dicho esto antes, pero hay un traidor dentro de las limitadas personas a mi alrededor. Busca al traidor. No dejes que afecte el encuentro de mañana.”

Rona: “... Sin duda.”

Zef: “Umu. Io, éste hará una pequeña modificación en el encuentro amistoso. Teniendo en cuenta la cuestión de los templos, éste quiere poner más restricciones a la audiencia que estará observando. También, sobre los participantes, Sari, vas a estar en estado de alerta en tu cuarto. Lucía, puedes regresar, y también, no vayas al encuentro de mañana, alguien que ya ha renunciado no serviría como referencia después de todo. Este te va a encargar el entrenamiento de las unidades todo el día.”

 

Ante las palabras de Zef, hubo respuestas positivas de cada uno de ellos.

Lucía se mordió los labios, pero no se opuso.

Debido a que ella ya ha visto el poder de Raidou y la Compañía Kuzunoha no es necesario tenerla en cuenta para los encuentros.

Dejando a un lado si las intenciones de Zef habían llegado a ella, Lucia asintió y devolvió una respuesta.

 

Zef: “Después de que haya terminado, Este tiene que hablar con Raidou-dono. A pesar de que estaba dentro de lo esperado, estas personas realmente hacen las cosas muy ocupadas.”

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Zef: “...Es muy bueno que diga esto Raidou-dono, tu prácticamente has salvado esta capital y después de todo eso has aceptado el encuentro amistoso y ahora no importa cuántas veces Este baje su cabeza, no sería suficiente.”

Makoto: “¡N-no, no! No hay necesidad de que Su Majestad haga eso. Yo hice que mis seguidores hicieran todo el trabajo. Es verdaderamente genial que Lucía-san y Sari-san no están heridas.”

 

Sí.

Zef está actualmente justo a mi lado.

Muy cerca.

Estoy justo al lado del Señor Demonio-sama.

El sabor de la comida es más difícil de saborear que ayer.

Y de paso, ni siquiera puedo sentir que mi estómago se llene.

Se colocó frente a mí, y la escala es menor que la noche anterior, y hay más personas participando.

Es un método que no es tan agradable para mí.

 

Zef: “Incluso si se investigó la causa, creo que estaría bien estar un poco más orgulloso de eso, sin embargo. Hm, su taza ya está vacía. Lo siento por no darme cuenta.”

Makoto: “Ya me han dado suficiente, por lo que uhm ... Voy a tomar más. Por favor, Su Majestad también.”

 

Miré el líquido que ya está siendo vertido y me di por vencido.

En este tipo de situaciones, es una cuestión de cómo rechazarlo.

Pensé que, si dejaba de beber, todo habría terminado, pero Zef indico que mi tasa estaba vacía y comenzó a poner más licor.

Me rindo.

 

Zef: “Gracias. Sabes, hay pocas ocasiones en las que Este puede beber con alguien. Incluso me hace sentir como si Raidou-dono fuera mi hijo.”

 

¿Qué es lo que esta persona está diciendo tan a la ligera?

Él definitivamente no está ebrio.

Después de escuchar la transmisión del pensamiento de esas dos la otra vez, todo esto suena nada más como pretensión.

 

Makoto: “¿No tiene ya dos hijos confiables? Ajaja.”

Zef: “Roshe y Sem eh. Es cierto que están trabajando duro.  Una gran enseñanza produce sobre todo prodigios. Ellas dos también. Pero como era de esperar, alguien con un talento incomparable como el de Raidou-dono... simplemente no aparece. Cierto, Sari todavía es un poco joven, pero ¿qué te parece? Si quieres tener a alguna de ellas, o ambas, me haría tener más un poco de paz mental.”

 

... El tema no cambia.

¿Qué pasa con esta persona?

 

Makoto: “Por favor, deja de lado los chistes. Yo soy un hyuman.”

Zef: “Si se trata de alguien con poder, la raza no importa. No es como si fuera a pedir un nieto, ¿sabes? ¿Hm?”

 

¡No me vengas con ese “¿Hm?”!

No estoy pensando en el matrimonio en el primer lugar.

 

Makoto: “Realmente creo que es una buena oferta, pero en este momento no estoy calificado como comerciante. Así que voy a tener que rechazar.”

Zef: “¿No es bueno?”

Makoto: “Sí…”

 

Estaba preocupado en cómo decirlo, pero decidí a rechazarlo con firmeza.

Si digo lo digo de manera vaga, sería como dar un paso atrás después de todo.

 

Zef: “Sin importa qué suceda?”

Makoto: “Sin importa lo que pase.”

Zef: “Hm ...”

 

Zef se quedó en silencio.

Tal vez hecho a perder su estado de ánimo.

Pero esto es demasiado.

No puedo casarme de esta manera.

 

Zef: “Entonces no se puede evitar.”

Makoto: “¿Eh?”

Zef: “Es lamentable, pero debe ser porque mis hijas no llaman la atención de Raidou-dono. En otras palabras, carecen de encanto. Si su poder no es suficiente, el resultado es obvio.”

Makoto: “Ya- ya veo.”

 

¡¿Está hablando de poder aquí también?!

Eso es impresionante.

O más bien, dio un paso atrás con facilidad.

Estoy feliz, pero también me hace sentir un poco incómodo.

¿Es esta la calidad de un Señor Demonio, no, la calidad Zef?

Qué miedo.

 

Zef: “Incluso si Lucía se ve de esa manera, ella tiene un cuerpo bastante bien desarrollado sabes. Cuando no trae puesta su armadura, ella tiene un cuerpo de mujer. Se armoniza bien cuando lleva puesto un vestido... pero como ella es un soldado, no cabe duda de que es deficiente en términos de feminidad. A este ritmo, siento como que nadie podría querer tomarla como esposa y se pondrá algo incómodo. Pero si ella no es del gusto de Raidou-dono, no se puede evitar.”

 

Las mujeres hyuman reciben bendiciones más fuertes por parte de la diosa, por lo que no es extraño que existan mujeres soldado, no, en realidad están en el lado superior. Pero cuando se trata de los semi-hyuman y los demonios, hay diferencia en la tasa.

Que haya algunas que se relacionen con la existencia de la magia, y una chica como Lucía-san, que está en la parte superior del ejército es ciertamente algo inusual.

No sé si están relacionados por sangre, pero ella es su hija, y, sin embargo, esa es una manera ruda de decirlo.

¡Incluso si usted dice eso, no hay manera de que pueda asentir a eso!

¡¿Podría ser que en realidad no ha renunciado todavía?!

¡Su expresión es la misma sonrisa suave así que no lo puedo leer!

Qué injusto.

 

Zef: “Este cree que es divertido aprender desde cero, pero Raidou-dono no está en la edad en que es capaz de disfrutar de eso uh.”

Makoto: “Eh, Su Majestad, uhm, ¿no ha bebiendo demasiado?”

 

Él definitivamente no está borracho, y puedo decir que el alcohol no tiene nada que ver con eso, pero voy a echarle la culpa al alcohol para hacer un seguimiento.

 

Zef: “Entonces Sari tampoco es buena eh. Ella realmente está en la etapa en que se convertía en una mujer. Su cuerpo es inmaduro y todo, pero ¿Es que no quiere probar la inmoralidad que sólo se puede lograr en este punto en el tiempo?”

 

Él no se detiene.

Él muy probablemente va a echarle la culpa al alcohol más tarde, y las dos que son el tema de la conversación han dejado de mover sus manos y están temblando.

Así es, él está gritando todo en voz alta.

¿Podría ser que al Señor Demonio en realidad le gusta bromear?

Conozco a Rembrandt-san, que es un padre de dos hijas, pero normalmente habrá terribles consecuencias después de hacer cosas como esta.

Yo puedo correr lejos, pero, ¿usted tiene esa resolución?

No voy a detenerme, incluso si pides ayuda más tarde, ¿sabes?

 

Makoto: “Honestamente hablando, incluso si me hablas de un matrimonio con Sari, simplemente suena raro para mí. No hay ningún noble o algún miembro de la realeza a mi alrededor que se haya casado a una edad temprana, así que ...”

 

Vamos con el sentido común.

Al menos voy a tratar de no guiar a esas chicas en el camino equivocado.

 

Zef: “Entonces Raidou-dono, ¿qué clase de mujer es de su agrado?”

Makoto: “¡¿Mi agrado?! E-Ehm, una chica cándida, pero con gestos de mujer”

Zef: “... Hoh~”

Makoto: “Una chica que hace su mejor esfuerzo en su entrenamiento”

Zef: “...”

Makoto: “No bueno, es sólo un ‘Si hubiera’.”

 

¿Qué estoy diciendo?

He bebido demasiado.

Es cierto que ha habido una repetición de beber todo y verter más, así que han bebido bastante alcohol.

 

Zef: “Fumu, significa que Mio-dono es ese tipo de chica?”

 

Bufugh?!

Conseguí ser sorprendido por la expresión indiferente de Zef y miré a Mio.

No sé si ella está escuchando la conversación, pero siento como que la espalda de Mio luce algo rígida.

¿Debo confirmar con la transmisión del pensamiento?... no, confirmar algo así me haría sentir un poco mal

 

Makoto: “P-por qué menciona a Mio ahora?”

Zef: “No bueno, ella es una mujer hermosa, después de todo. Es obvio que usted ha puesto sus manos sobre ella ya, así que éste sólo pensó que podría ser el caso.”

 

¿Qué hay acerca de eso de que obviamente he puesto mis manos sobre ella?

¡Definitivamente no lo he hecho!

 

Makoto: “Ella es... un subordinado. También, cómo decirlo, tenemos una relación cercana a la de una familia, así que he terminado diciendo algo que normalmente no haría. Lo siento.”

 

Me disculpe por las palabras que el alcohol me ha hecho decir.

Estoy empezando a sentir que no se puede bajar la guardia a cualquiera de las palabras de Zef.

Es agotador.

Incluso si se trata de un banquete, incluso cuando se trata de una fiesta, donde somos el centro de atención, es increíblemente agotador.

 

Zef: “Jajaja, es Este quien tiene que disculparse por decir cosas tan desagradables. Este también se disculpa.”

 

¿Así que es consciente de ello?

Él es de lo peor.

Dicho esto, Zef cambio su asiento hacia mí, y se acercó a un punto en el que su cuerpo está en contacto con el mío.

Y luego, de su bolsillo, saco algo cilíndrico.

No es muy grande.

Es un cilindro largo y delgado.

Ah, es como los cilindros utilizados para poner certificados honoríficos.

¿Eso quiere decir que es un documento?

Después, saco un tablero que es ligeramente más grueso y lo coloco sobre la mesa.

No sé el material, pero parece que hay algo tallado en él.

Parece papel moneda.

Cuando traté de confirmar los detalles de lo que estaba grabado, Zef me lo explicó.

 

Zef: “Veras, esto es un permiso de tránsito que le permite libre tránsito a todos los pueblos y ciudades dentro del territorio de la raza de los demonios. Hay varios tipos de permisos, pero esto tiene la misma autoridad que los que algunos pocos en el estrato superior del ejército de la raza de los demonios poseen.  Específicamente hablando, puede hacer contacto con la parte central de la raza de los demonios.”

Makoto: “Ya veo.”

 

Un permiso de tránsito. Y uno impresionante eh.

¿Están los demonios haciendo adecuadamente cosas como la movilización de los residentes y de los refugiados?

 

Zef: “Y, este de aquí es ...”

 

Asintiendo a mis palabras de comprensión, Zef saco un papel del cilindro.

Es un papel que luce de gran calidad.

Parece que algo está escrito en él.

Desde donde estoy, no puedo leer todo, sin embargo.

 

Zef: “Esto es algo que le permitirá a la Compañía Kuzunoha hacer negocios en el territorio de la raza de los demonios libre de impuestos. Esto se emitió formalmente, sabes. Es bien sabido que este sello es algo que sólo Este puede usar, así que problemas y disputas probablemente no ocurrirán.”

Makoto: “Hm, para la Compañía de Kuzunoha... ¡¿Compañía de Kuzunoha?!”

 

¡¿Un permiso para hacer negocios en el territorio de la raza de los demonios?!

¡¿Y ningún impuesto?!

 

Zef: “Umu. Por supuesto, voy a estar dando el permiso de tránsito también.”

 

¡¿Esa impresionante nota de tránsito también?!

Eh, ¿esto es posiblemente lo que dijo Shiki acerca de “recibir algo '?

Ah, no, ¿es esto a causa del asunto con el templo?

 

Makoto: “...”

Zef: “Hm, Este pensó que éste estaba mostrando una cantidad relativa de buena voluntad, sin embargo. ¿No era suficiente?”

Makoto: “... Me sorprendió recibir tanto. Esto me hace preguntarme si realmente hice algo tan impresionante para recibir todas estas cosas.”

Zef: “¿No aceptaste el encuentro amistoso? Y no sólo resolviste la situación en el templo, también protegiste a mis dos hijas. Es mi agradecimiento por todo eso.”

 

Aun así, creo que esto es impresionante.

 

Zef: “Más tarde, éste estará poniendo todo en orden, pero hay una cosa más grande todavía.”

 

¿Todavía hay más?!

Por otra parte, el procedimiento normal es pasar por todos los trámites antes de recibir las cosas. En otras palabras, Zef se ha saltado todos aquellos procedimientos y me ha dado las cosas primero.

Me hace pensar que se está obligando a sí mismo.

 

Desde el cilindro, Zef saco un papel más.

? !!

Esto es... usted me está tomando el pelo, ¿verdad?

 

Zef: “Este es un mapa de nuestro país, que contiene todo a excepción de las regiones inexploradas del norte. Las principales ciudades, y los caminos también están registrados. Este quiere que entienda que la información que está escrita aquí es clasificada.”

 

Como Zef dijo, se trata de un mapa.

Un mapa del territorio de la raza de los demonios que se puede acoplar con el mapa del territorio hyuman tengo.

Es cierto que hay partes en blanco aquí y allá, e incluso si él dice que hay grandes ciudades y caminos, había partes donde el camino se corta de repente.

Pero es claramente información que podría ser considerada clasificada.

Es sin duda información que ningún otro hyuman además de mí sabe.

Por cierto, Kaleneon está aquí también.

Zef extendió el mapa que tiene al fuerte Stella en el extremo sur, y luego una vez más lo envolvió y lo puso en el cilindro junto con el permiso de comercio.

 

Zef: “Ahora bien, estos ya son suyos, Raidou-dono. Si es posible, Este quiere que los use y ponga en circulación sus mercancías en los pueblos de los demonios y semi-humanos. Por supuesto, Este también está esperando ver la manera de luchar de Raidou-dono mañana.”

Makoto: “Uhm, voy a hacerlo lo mejor posible.”

 

He recibido cosas increíbles después de todo.

No es de extrañar que Shiki me dijera que aceptara el encuentro.

Incluso si luchamos, nuestras cartas no disminuyen mucho, por lo que es claramente más rentable para recibir.

 

Zef: “Por favor. Pues bien, a partir de ahora, ¡vamos a dejar todo el trabajo y las formalidades! Vamos a empezar con la charla acerca de tu gusto por las mujeres.”

Makoto: “Por favor líbreme de esa charla ya!”

Zef: “No se puede hacer eso. ¿Cómo puede uno llamarse a sí mismo un señor demonio cuando éste ni siquiera puede recompensar adecuadamente al invitado que ha trabajado tanto en el templo?”

Makoto: “Ya he recibido un montón!”

Zef: “¡No! Por lo menos, toma a una de mis hijas.”

 

¡¿Vamos de nuevo con esa conversación?!

 

Makoto: “¡¿No me negué a eso ya?!¡En primer lugar, ese tema se mezcla con el trabajo, sabes!”

 

 La noche que se sentía como estar un bucle de infinito de charla y alcohol avanzó.