Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capitulo 181: ¿El poder es necesario incluso en una visita al templo?




Manual




Makoto: “¿Un encuentro amistoso, dices?

Zef: “Umu.”

 

Al día siguiente, después de ver un sueño absurdo donde me convertía en el próximo Señor Demonio, el Señor Demonio Zef dijo una de las cosas que ya esperaba.

Ayer hablaba repetidamente del “poder”, después de todo.

 

Makoto: “El tipo de batalla que sirve para conocer la personalidad la otra persona, ¿no?”

 

Dejando a un lado su forma de decirlo, me está diciendo que pelee mientras me están tratado como invitado.

Terminé pidiendo una confirmación.

 

Zef: “Sí. No te preocupes, se reunirán solo unos pocos espectadores, pero está bien para el equipo de Raidou-dono luchar como de costumbre.”

 

Está bien, dice.

Puedo predecir quién será mi oponente.

Hemos dicho que siempre y cuando haya algún mérito para nosotros, no nos importaría aceptar, pero ... ¿qué debo hacer?

En la actualidad, sólo los asustaría, así que sólo tengo que contenerme correctamente y actuar de una manera caballerosa. De esa manera, su impresión de nosotros en realidad sería mejor.

 

Makoto: “Por cierto, ¿quién será nuestro oponente?”

Zef: “El oponente que éste asignará será un General Demonio o alguien que tenga una habilidad cercana a eso. Incluso si éste dice que es un encuentro amistoso, es sólo que éste necesita algún tipo de prueba de amistad con la Compañía Kuzunoha. En verdad, sería molesto si se ponen demasiado serios y torna en algo de odio.”

Makoto: “...Una prueba de amistad. El banquete de ayer fue suficiente para mostrarnos sobre su amistad.”

 

El Señor Demonio y todos los demás hicieron un banquete, y no hubo gente que nos mirara hacia abajo.

En realidad, fue tan amable al nivel que tengo miedo de que existan motivos ocultos.

 

Zef: “Eso me hace feliz. Bueno, el plan de hoy es guiarte al templo de los Espíritus; Si hay algo de tiempo extra, ver alrededor de la zona del castillo, hablar con la gente del castillo, puedes pasar el tiempo como quieras. Si su lado acepta el encuentro, a éste le gustaría que fuera mañana.”

Makoto: “Mañana. Entendido. Consultaré esto con mis seguidores y lo considerare positivamente.”

Zef: “Por favor, hazlo. Éste no será capaz de guiarte, pero éste hará que mis dos hijas, Sari y Lucía, vayan contigo. Da mis saludos a los Espíritus.”

 

¿Hah?

 

Makoto: “... ¿Eh? ¿Nos encontraremos con los espíritus? Quiero decir, ¿podemos conocerlos?”

Zef: “Por supuesto. Parece que ellos están interesados en Raidou-dono. El espíritu del fuego y el espíritu de la tierra. Ellos no son solo nuestros aliados, sino que son personas generosas que no dudan en ayudarnos. Tal vez tú acabes encajando bien con ellos.”

 

Espíritus... Cuando se trata de espíritus superiores, no he conocido ninguno.

Tuve la impresión de que todos estaban del lado de la Diosa, así que era difícil acercarse a ellos. Y, sobre todo, no tuve oportunidad de hacerlo.

Encontrarme con ellos en el territorio de la raza de los demonios por primera vez, se siente bastante misterioso.

 

Makoto: “Pensé que íbamos a orar o algo así. Saber que voy a encontrarme con un Espíritu me pone nervioso.”

 

Pensé que sería como ir a un santuario sintoísta.

No sólo voy al lugar donde residen, sino que voy a reunirme con ellos en persona. Además, por cómo van las cosas, parece que reunirse con ellos ya es un acuerdo establecido.

Que molesto.

 

Rona: “Su Majestad, ya casi es la hora.”

Shiki: “Waka-sama, los preparativos están listos”.

 

Oh, el Señor Demonio está ocupado todos los días, eso es obvio.

Rona bajo la cabeza y vino a buscar a Zef-san.

¿Ella ocupa el cargo de secretaria en los momentos cuando está en el castillo?

 

Zef: “Buen trabajo, Rona. Este, ira pronto. Raidou-dono, los guías que te mencione hace un rato están esperando en la puerta principal. Éste espera que usted goce de la ciudad de la raza de los demonios hoy también. Entonces, éste se excusará a sí mismo.”

Makoto: “Muchas gracias.”

 

Veo a Zef-san irse junto con Rona.

 

Makoto: “Shiki, ¿Mio ya está fuera?”

 

Pregunte a Shiki quién vino a llamarme, y le pregunte por Mio ya que no la veo.

 

Shiki: “Sí. Mio-dono también está disfrutando de la zona alrededor del castillo. Es una sección que ella no comprobó ayer, parece.”

Makoto: “Ya veo. Probablemente ya lo has oído, pero parece que hay guías en las puertas principales esperando, así que apresúrate. Sari-san y Lucia-san. Si recuerdo bien... las dos son hijas del Señor Demonio.”

Shiki: “Sí, esas dos uh. Pasar por la molestia de elegir a dos mujeres, me pregunto si hay algún tipo de razón detrás de eso.”

Makoto: “…No lo creo. ¿Y tú Shiki? Parece que estuviste junto a Rona, ¿podría ser que se llevan mejor ahora?”

 

Pude saber que Shiki estaba tratando de burlarse de mí.

Últimamente, he sido capaz de no tomar las cosas en serio y tratar con ellas, así que creo que me estoy acostumbrando un poco.

 

Shiki: “Fue una estúpida confrontación entre un zorro y un mapache. No importa que tan amistoso se pongan, no podrán estar bien juntos. Con respecto a la Compañía Kuzunoha y el asunto de Waka-sama, su cantidad de información es tan baja que ni siquiera se podría llamar un encuentro. Aunque parecía que ella estaba muy mortificada.”

Makoto: “Ahaha... estoy un poco asustado por el futuro. El rencor de una mujer. Ah, por cierto, el Señor Demonio-sama dijo que quería que tuviéramos un encuentro amistoso con ellos, pero ¿está bien aceptarlo?”

Shiki: “…Sí. Por favor acéptelo. Tengo una idea de en qué es lo que están tratando de meter sus narices. Si ese es el caso, podremos obtener algo que no será una pérdida para nosotros.”

Makoto: “¿Es esa información algo que recibiste de Rona?”

Shiki: “Sí. Probablemente fue a propósito, filtró la información para que aceptara el encuentro. Su objetivo no es realmente desventajoso para Waka-sama, por lo que, en esta ocasión, vamos a recibir todo lo que nos den.”

Makoto: “Entendido. Entonces, tendremos que decirle a Mio también. Estoy contando con ustedes para para que Reft-san no termine yendo en contra de Mio.”

Shiki: “Como desees.”

 

Mientras caminábamos juntos hacia el exterior del castillo, disfruté de una charla matutina con el confiable Shiki.

Eso, me tranquiliza.

Fuh ~, no importa lo franco que Zef-san sonríe, sólo hablar con él me cansa.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Sari: “Entonces, ¿Raidou-dono está poniendo un esfuerzo especial en desarrollar medicamentos para tratar las enfermedades malditas?”

Makoto: “Sí. Ahí es donde estamos poniendo la mayor parte de nuestros esfuerzos. Si ustedes necesitan medicina, no duden en pedirla de nosotros.”

Sari: “Soy la persona encargada de guiar a Raidou-dono. Incluso si no fuera así, usted es un invitado de su Majestad, así que no hay necesidad de hablar formalmente. Por favor, hable conmigo sin preocupaciones como lo hace con sus seguidores. “

 

La chica más joven que conozco en este mundo es probablemente Rinon.

Esta chica llamada Sari probablemente tiene la misma edad que ella.

Su apariencia es similar a la de Rinon, una niña de primaria.

Últimamente, esa chica ha crecido un poco más y su apariencia ha comenzado a verse más curvilínea como la de una mujer, por lo que, al pensar en ese punto, esta chica Sari en realidad parece más joven eh.

Su forma de hablar es increíblemente madura.

Su madurez me hace pensar en un señor feudal que ha sido nombrado a una edad temprana.

La velocidad en que las personas maduran en este mundo es honestamente más rápida que en Japón.

 

Ha pasado un poco de tiempo desde que fui a Tsige. Cuando fui, recuerdo que Rinon me dijo: “Rinon ya tiene más de 10 años, así que Rinon ya no es una niña”.

Creo que una niña de 10 años sigue siendo una niña, pero en realidad, Rinon está llevando las cuentas de los gastos de su hermana, ella se gana la vida, y es hábil en las labores del hogar.

Si estuviera en Japón, sería una chica de un nivel muy alto.

No quiero compararla con mi yo de 10 años, me sentiría patético después de todo.

 

Makoto: “Incluso si dices eso, no se siente bien hablar con dos candidatos a Señor Demonio de la misma manera que hablo con mis seguidores.”

Lucía: “En realidad, yo no te dije que hablaras conmigo de manera casual.”

 

Lucia-san es difícil de tratar en un significado diferente.

Ella responde con una sonrisa cuando hablo con ella, pero esa sonrisa suya se siente completamente como una sonrisa de negocios.

Pero aparte de eso, no hay otra acción.

Cuando eché un vistazo a su expresión, pude ver que también tenía una expresión desalentada a veces.

De los cuatro sucesores, ella es la que más parece un militar, así que tal vez ella está disgustada en guiar a un comerciante.

 

Makoto: “Lo sie-”

Lucía: “Tú...”

 

Interrumpiendo mi disculpa, Lucia-san me hablo por primera vez sin una sonrisa.

 

Makoto: “S-Sí?”

Lucía: “Una persona que ha sido reconocida por mi maestro Io, y también por mi padre y Señor Zef que sobresale en magia y el uso de la lanza.”

 

¿Hm?

Entonces, ¿no es como si estuviera enfadada?

Se siente como que está de mal humor, y, sin embargo, el contenido de sus palabras es...

 

Lucía: “Es humillante, pero todavía no puedo medir los límites de su poder, o cuánto es. Pero si tienes tanto poder, ¿no crees que deberías aprender a tener más orgullo y una actitud acorde con ese poder?”

Makoto: “Orgullo y actitud eh.”

 

¿Me está diciendo que me muestre a mí mismo diciendo cosas como: 'Soy fuerte'?

 

Lucía: “La mayoría de la gente fuerte ha alcanzado esa fuerza derrotando a muchos. Entonces, ¿no es el deber de los fuertes grabar sus sentimientos y experiencia acumulada, y actuar con confianza? Pero en realidad estás intentando ocultar ese poder. No puedo comprenderlo, y no puedo aceptarlo.”

Sari: “Lucia-Anesama, esa manera de hablar es grosera hacia Raidou-dono.”

Lucía: “Sari, tienes una mente tolerante como Rona, por eso puedes soportarlo, pero para mí, no puedo soportar el modo en que Raidou-dono actúa. Me resulta difícil creer que mi mentor Io fue derrotado por alguien como él. Lo más probable es que haya usado algún truco sucio...”

 

Tal vez no le gusto, porque ella es la disimuló de Io.

Ya veo.

Ciertamente enviarlo a volar con a un Rocket Punch puede ser considerado como un truco sucio.

Acepté el encuentro amistoso, así que siempre y cuando muestre adecuadamente mi capacidad en la lucha, siento que puedo borrar el malentendido.

 

Mio: “Los débiles realmente ladran mucho”.

 

...

 

Lucía: “... ¿Qué has dicho ahora, seguidor-dono?”

 

¿¡¡Mio!!?

¿Desde cuándo regresaste del carrito de comida?!

Mio que tenía las dos manos llenas de bocadillos, corto las palabras de Lucia-san…

 

Mio: “No estás en condiciones de hablar de esto y de Waka-sama, y ​​ni siquiera tienes poder, y, sin embargo, solo tus palabras son espléndidas. Eso es todo lo que dije.”

 

Tus palabras son duras, Mio.

Lucia-san está temblando.

Ni siquiera necesito tratar de leer su emoción, es claramente ira.

¿Sería malo si no las detengo?

Pero se siente un poco antinatural.

Hm, en estos momentos, es mejor dar un paso atrás y aumentar mi campo de visión tanto como sea posible.

Me asegurare de no actuar por reflejo.

...Ah, Sari.

Ella está demasiado silenciosa.

Es extraño que ella sólo trate de controlar la situación haciendo una ligera interrupción.

¿Tal vez todo esto es una actuación?

¿O podría ser que el discurso y la conducta de Lucia-san son reales, pero Sari está tramando algo?

De cómo la conversación va, parece que Sari es similar a Rona, por lo que podría ser posible.

Entonces debería tener cuidado de que Mio no se vaya demasiado por la borda...

 

Lucía: “... He hecho todo lo posible en el entrenamiento cotidiano bajo la tutela de Io y Reft, dos Generales Demoníacos. Desde el día en que tome una espada, no ha habido un solo día en que no haya entrenado. ¿Y Mio-dono está diciendo que soy débil? Si no retiras esas palabras, tomaré esto como un insulto.”

 

Está seriamente enojada.

Creo.

Como pensé, tal vez Sari realmente está utilizando esta situación.

No te apresures. Mira con calma la transición de la situación.

 

Mio: “Reft... Estás recibiendo instrucciones de una persona de ese nivel? Lamento mis palabras groseras. Parece que ni siquiera era sobre el punto de ser débil o fuerte, sino un simple lamento de un bebé. Yo no fui lo suficientemente madura. Retiro lo que dije.”

Lucía: “Eso es un insulto, eh.”

Mio: “¿Ara? ¿No me has oído decir que retiro lo que dije? ¿Tienes mal los oídos?”

 

... Mio ha mejorado mucho en alborotar las cosas.

Las mujeres dan miedo.

Si me dijeran que al usar mi arco estaba jugando con un juguete, lo más probable es que me enojara por el reflejo.

 

Lucía: “Prepárate. No hay necesidad de esperar el encuentro amistoso. Yo confirmaré esa fuerza tuya aquí.”

Mio: “Contemplarás tu propia figura cuando ya no pueda recuperarse, y lamentarás tus groseros comentarios hacia Waka-sama.”

 

Una atmósfera que decía que las cosas han ido a un punto crítico estaba envolviendo el entorno.

Incluso siento que chispas están volando.

Sí, esto es lo más lejos que ira.

Vamos a detenerlo.

Aún hay algo que está en mi mente después de todo.

Sari parece estar mirando seriamente la situación y no se ha dado cuenta, y Shiki parece haber hecho una investigación leve sobre ella.

 

Makoto: “Deténganse.”

Lucia: “? !!”

Mio: “... Uh, Waka-sama.”

 

Retengo ambos cuerpos tomándolos con la armadura mágica que es actualmente invisible.

Mio podría escapar si quisiera, pero comprendió lo que estaba tratando de hacer, así que no escapó.

Lucia-san era... no sólo incapaz de escapar, sino que también parece que no entiende lo que la está conteniendo en primer lugar.

La sostuve un momento antes de que sacara su arma, así que, físicamente hablando, ella no puede moverse en absoluto.

 

Makoto: “Lucia-san, Sari-san, mi compañera ha sido grosera, me disculpo en su lugar. Y Lucia-san, incluso si no sacas la espada en medio de la ciudad, tenemos la intención de participar en el encuentro amistoso, así que por favor espera hasta mañana. Más importante aún, hay algo que me ha estado molestando un poco.”

Lucía: “Raidou-dono, esta restricción ... ¿es cosa tuya?”

 

Makoto: “Sí.”

Lucía: “... ¿En qué momento fuiste capaz de usar tal hechizo?”

Makoto: “Lo voy a liberar pronto. Pero, antes que nada, hay algo que quiero preguntarles a las dos. Creo que esos dos grandes templos que están alineados allá son los templos de los Espíritus, pero ¿ese lugar siempre ha sido así?”

Lucia: “¿Eh?”

Sari: “¡¡¡¡¿Qué?!!!!”

 

Achaaa...

Este ambiente, ¿se siente como un tipo de incidente está a punto de suceder?

Las dos miraron a esa “distorsión” y parecen sorprendidas.

En el lugar a donde apunto mi dedo, en el lugar donde se alinean los dos templos, el paisaje en su entorno parece estar distorsionado.

Era una sensación antinatural, como ver algo a través del filtro de una cámara.

Parecía el lugar donde se supone que están los Espíritus, así que pensé que normalmente luciría así, pero parece que no es el caso.

Libere las manos que agarraban Mio y Lucía-san.

 

Makoto: “Shiki, ¿has encontrado algo?”

Shiki: “Puedo sentir el poder alborotado de los Espíritus. El poder del fuego y de la tierra se está elevando como si estuviera tratando de competir entre sí, engranando con el entorno, y parece estar afectándolo. Todavía no sé el motivo.”

 

Así que el poder de los Espíritus es tan espeso que está distorsionando el paisaje uh.

No me sorprendería mucho si se tratara de una región aislada, pero está justo en el medio de la ciudad.

Siento que esto es un asunto serio.

 

Makoto: “Por si acaso preguntaré, pero no siempre es así, ¿verdad?”

Lucía: “Por supuesto. Si fuera siempre así, sería una lucha incluso ir allí a orar.”

Sari: “Esta es la primera vez que lo veo ponerse a así.”

 

Por dios.

Sería mejor regresar al castillo e informar a Zef-san.

 

Makoto: “Entonces deberíamos ir a informar a Su Majestad. Cuanto más rápido mejor.”

Lucía: “No, espera.”

Sari: “Por favor, espera.”

Makoto: “¿…?”

 

Creo que hice una opinión razonable, y, sin embargo, las dos me detuvieron.

Lucía y Sari se miraron y asintieron con la cabeza.

 

Sari: “Raidou-dono, por el nombre de los hijos del Señor Demonio, te aseguro tu seguridad. Quiero entrar en el templo para investigar. ¿Puedo pedir su cooperación?”

Lucía: “Estoy de acuerdo con las palabras de mi hermana. Como disculpa por la rudeza de ahora mismo, te mostraremos nuestra fuerza, y también te protegeremos.”

Makoto: “No, si es algo importante, creo que decirle a su Majestad es más importante.”

Sari: “... No veo gente dentro del espacio distorsionado. Esto es probablemente algo planeado. El templo de los espíritus es un lugar popular para nosotros. En circunstancias normales, sería imposible que alguien estuviera allí durante el día. Sólo hay una cantidad limitada de personas que saben que vamos a ir allí hoy. En ese caso, esto es ...”

Lucía: “Puede que sea la orden de su Majestad diciéndonos que debemos hacer frente a esta situación. Raidou-dono, por favor.”

 

La hermana menor complemento las palabras de la mayor.

Pero si hay algún tipo de golpe de estado dentro, no sería una broma.

Incluso si es el Señor Demonio, ¿pondría realmente a los sucesores en una situación peligrosa cuando hay un ejército que se puede movilizar en esta ciudad?

¿O tal vez él está tratando de hacernos hacer algo?

Si yo doy mi consentimiento aquí, seré capaz de obtener algo de buena voluntad de ellas, pero también se siente como que se convertirá en algo molesto.

 

Makoto: “…Sí.”

Shiki: “Waka-sama, puede ser presuntuoso de mi parte decir esto, pero en esta situación anormal, si hay ciudadanos arrastrados en esto, sería terrible. Se supone que los residentes están pasando sus vidas fuera de peligro, sería malo si por casualidad, pierden sus vidas. Lucía-dono y Sari-dono deben estar diciendo todo esto debido a un sentido de responsabilidad como sucesores del Señor Demonio, así que creo que sería bueno escuchar su propuesta.”

 

Shiki ...

Esto no es propio Shiki. Es un discurso bastante humano.

Respecto a los residentes de la raza de los demonios, no sólo Mio, incluso Shiki probablemente piensa en ellos tanto como en suciedad.

Por lo menos, se sentía así en todas las conversaciones que hemos tenido hasta ahora.

Y, sin embargo, de repente dice algo que era como si decir que las vidas son más pesadas que el mundo.

 

Mio: “Shiki, ¿te has vuelto loco o algo así? Para nosotros, no importa cuántas personas mueran en esta ciudad, no tendría consecuencias. Sólo estas dos quieren salvarlos, y en realidad es una molestia para Waka-sama. ¡ADEMÁS! Debes haber escuchado las groseras palabras de esta mujer, ¿no? No hay necesidad de adaptarse a sus circunstancias.”

 

Mio ha dicho demasiado.

Demasiado.

 

Shiki: “Mio-dono, es cierto que esas palabras suyas fueron groseras. Pero, ahora mismo deberíamos olvidarnos de semejante bagatela, y asegurar la seguridad de los residentes lo más rápido posible, eso mostraría la buena voluntad de Waka-sama hacia la raza de los demonios. Waka-sama no es una persona que piense en la vida de las personas como una molestia.”

 

...

¿Él alcanzó algún tipo de iluminación?

Pero su expresión y la luz en sus ojos son el mismo Shiki.

Hm ... entonces, vamos a probar a apostar en ella.

A decir verdad, lo consideré un poco molesto, así que quería ignorarlo. Pero en lugar de coincidir con Mio que ha hecho una declaración extrema, sería mejor estar de acuerdo con Shiki que ha hecho una declaración humana. En esta ocasión, podría convertirse en algo positivo.

 

Makoto: “Mio, espera, por favor. Es algo que está sucediendo en el centro de la ciudad, así que como Lucia-san y Sari-san sienten que es una emergencia que exige este tipo de acción, nosotros como invitados no debemos ir en contra. Dijeron que nos protegerían, así que vallamos con eso.”

Mio: “... Si Waka-sama lo dice, no me importa. Yo protegeré a Waka-sama, así que no habrá peligro de ninguna manera.”

Shiki: “Es un gran juicio, Waka-sama. También protegeré a Waka-sama con todo lo que tengo.”

Makoto: “Gracias a los dos. Lucia-san, Sari-san, tal como está programado, contaremos con ustedes para guiarnos al templo.”

Lucía: “Estoy agradecida, Raidou-dono. Me disculpo por mi grosería anterior.”

Sari: “Gracias, Raidou-dono. Le prometo que lo haré regresar sin ninguna lesión, aunque tenga que arriesgar mi vida.”

 

Qué palabras tan exageradas.

Realmente no se sienten como las palabras de un niño.

La brecha con su apariencia es increíble.

Mire los templos que se encuentran dentro del paisaje oscilante.

Me pregunto qué tan fuerte es un Espíritu Superior.

En caso de que termine en una pelea, debería tener mi arco Azusa listo en cualquier momento.

Pude luchar muy bien con Atenea-sama, así que creo que seré capaz de manejar esto.

No hay forma de que sean más fuertes que los dioses después de todo.

Bueno, debería estar bien.

Las posibilidades son bajas, pero podría ser como una bienvenida de los Espíritus.

La Diosa es así, así que no sería extraño que algo como eso pasara.

Esperemos que sea una sorpresa para darnos la bienvenida.

 

Makoto: “Entonces vamos.”

Sari: “Ahora bien, voy a abrir un camino para entrar. Por favor, esperen un poco.”

 

De aquí en adelante el espacio esta distorsionado. Cuando le sugerí que entramos, Sari me respondió.

Mio estaba a punto de decir algo, pero la detuve.

¿No podemos entrar desde aquí? Sin embargo, no es como si pudiéramos. Es probablemente lo que Mio también iba a decir, así que la detuve.

Sari se pone frente al espacio y se concentra. Ella hace un largo canto y está interfiriendo con la distorsión.

 

Shiki: “Sari-dono parece ser un mago proficiente. Aunque todavía es joven, tiene un potencial increíble.”

Lucía: “Gracias, Shiki-dono. Ella puede ser mi hermana pequeña, pero es un mago talentoso que incluso dentro de la raza de los demonios, pocos pueden enseñarle magia. Ella no está especializada en barreras, pero definitivamente abrirá un camino.”

 

Shiki y Lucia-san hablaban de ese tema en voz baja.

Lucia-san es definitivamente un espadachín, así que una es un espadachín y la otra un mago uh.

No sé si están relacionados por sangre, pero esos dos podrían formar un equipo como vanguardia y retaguardia.

 

Sari: “... ¡Está bien, ábrete!”

 

Como actuando de acuerdo con las palabras de Sari, una parte del espacio que se distorsionaba se abrió.

Es pequeño, pero podemos pasar de alguna manera.

Del otro lado, no se distorsiona y se ve el mismo paisaje.

 

Lucía: “Bien hecho, Sari.”

Sari: “Esto es obvio.”

 

Es una conversación agradable entre hermanas.

Entonces, vamos a cruzar rápidamente.

 

Shiki: “Es un poco estrecho. Vamos a ampliarlo.”

Mio: “Waka-sama, entra desde aquí.”

 

Estaba pensando en continuar, pero dos voces llegaron a mis oídos.

No había necesidad de decir, que son Shiki y Mio.

Shiki expandió instantáneamente la apertura que Sari-san había abierto.

La mano de Mio había disparado la oscuridad, erosionando el espacio distorsionado, e hizo una entrada que era mucho más grande que la de Shiki.

 

Lucia: “………”

Sari: “………”

 

Lucia-san y Sari guardaron silencio.

Estaban en silencio, pero era un silencio que decía mucho.

 

Mio: “Shiki, ya he creado un camino para que Waka-sama tome, así que puedes usarlo junto con las otras chicas.”

Shiki: “Ya que ellas tuvieron la molestia de abrirlo, debemos usarlo... No, no parece que estaremos apareciendo en un lugar diferente de todos modos, así que no debería haber ningún problema en tener dos aperturas.”

 

Shiki acordó en un instante.

 

Makoto: “Ahora, el objetivo es confirmar la situación del templo, así que vamos a llevarnos bien.”

 

Mis palabras parecían inútiles.

... Por cierto, entré desde la abertura que hizo Mio.