Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capitulo 64: Una noche deprimente.




Manual




La otra persona transportada de otro mundo se movía en las fronteras del mundo, pero todavía no había rumores de ella a la vista.

 

En ese momento, Rembrandt, quien es conocido como el Comerciante de Tsige, aprovechaba una oportunidad.

 

La implementación del plan para la captura del fuerte Stella por Limia y Gritonia.

 

En la batalla que se extendía hacia dos direcciones, la presencia de los héroes de ambos países aumentaba la moral de las tropas. Además, debido a que la bendición de la diosa había vuelto a aparecer una vez más, la posición de los hyuman fue ganando ventaja.

 

La bendición de la diosa.

 

Podría decirse que esa es la base del poder de los hyuman en este mundo.

 

Antes de cada batalla, se le informaba a la diosa sobre el comienzo de la misma y los representantes de las tropas hacían un discurso. La diosa confirmaba ambas fuerzas y daba protección divina a los que aceptaba, y maldiciones a los que no. De manera más específica, duplicaba la fuerza de quienes aprobaba y ​a los que no, tendrían su fuerza reducida a la mitad.

 

En resumen, en el caso de que se consiguiera la bendición gracias a el discurso, poniéndolo en números, la distancia en la fuerza entre las dos fuerzas será de cuatro veces. Si existiera una gran diferencia en la fuerza militar podría ser otra historia, pero si es normal, esta diferencia desencadena la desesperación.

 

Por eso, en este mundo, el ganador y el perdedor de una batalla entre hyumans normalmente es decidido por el discurso de quien habla. Debido a que el resultado ya estaba claro, es normal que el lado que no consigue la bendición se rinda. En aras de ser aprobados por la diosa, las personas de este mundo persiguen la belleza y hacen ropa y armaduras pomposas que ignoran la utilidad misma sólo para el discurso con la diosa. Ella aprueba a quien encuentra más bello. La realeza y los nobles investigar la apariencia de las personas quienes han ganado en el discurso, no se podía evitar que algunos enloquecieran a causa de esto. Está conectado directamente a la fuerza del país y la familia después de todo.

 

Pero eso es sólo aplica para las guerras entre hyumans.

 

En el caso de que la guerra no sea entre hyumans, la historia cambia completamente. En el discurso con la diosa, ella proporcionaría protección divina a los hyumans sin hacer preguntas. Incluso si se toman en consideración las ocasiones pasadas, en donde hubo guerras en las que los hyumans no recibieron bendiciones, no hubo ni una sola vez en la que los semi-humanos obtuvieran bendiciones. Ni una sola vez. Ante un rival que duplicaba su poder, sin dar explicaciones, la raza de los demonios, originalmente conocida como semi-humanos, eran abrumados debido a su inferioridad numérica. Siendo presionados por la necesidad, la raza de los demonios comenzó a investigar estrategias y tácticas para la batalla y obtuvo mejores métodos y formas de pelear que los hyumans en numerosas ocasiones, sin embargo, aun terminaba con los hyumans obteniendo la ventaja. Antes de la desaparición de la diosa, la raza de los demonios estaba teniendo ese tipo de peleas.

 

Cuando la diosa desapareció, obviamente, todo eso se convirtió en discursos sin sentido. Incluso si hacían los preparativos y expresan su deseo en un discurso, no obtuvieron ni bendiciones ni maldiciones.

 

No había protección divina que aumentara en 4 la diferencia de fuerza sin importas si se trataba de Hyuman o semi-humanos. La raza de los demonios reunió a una gran cantidad de bestias demoníacas y semi-humanos. Aumento su poder hasta el límite y marcharon hacia una guerra contra los hyumans. Ellos simplemente avanzaron hacia el frente para aplastarlos, su intención era pulverizarlos con su poder y números. Los hyumans quienes siempre han estado en el lado de los que pulverizaban, ahora estaban siendo derrotados por la raza de los demonios. Victoria, victoria, victoria, victoria. Su impulso no se detuvo. Incluso destruyeron una de las cinco grandes potencias y la raza de los demonios fue capaz de conseguir una gran cantidad de tierras.

 

El Fuerte Stella se encuentra en el extremo sur de esa gran potencia derrotada, Elision.

Es una fortaleza sólida que ha sido atacada en numerosas ocasiones por Limia desde el sur y Gritonia desde el este.

 

Si las tropas ignoran este lugar y avanzan hacia el norte, su marcha será obstruida por un gran río y pantanos, así como una cordillera. No es imposible, pero no podría haber interferencias de la raza de los demonios. En esencia, para poder atacar a la fortaleza de la raza de los demonios tienen que capturar el Fuerte Stella o no serán capaces de avanzar. Que exista una ruta en común que conduzca directamente a la fortaleza para ambos países es una de las estrategias de la raza de los demonios, y había algunos hyumans inteligentes en el grupo que había empezado a notar esto. Aun así, gracias a todas las vidas utilizadas para las batallas en esta fortaleza, desapareció el razonamiento de Limia y Gritonia y decidieron adoptar está estrategia.

 

El símbolo de la odiada raza de los demonios. Una fortaleza que tienen que capturar sin importa qué. El Fuerte Stella es ese tipo de existencia.

 

“La fortaleza inexpugnable. La diabólica fortaleza que ha matado a incontables hyumans eh. Bueno, no es de extrañar que quieran tomarla tan pronto como sea posible. El descenso de los héroes y la reactivación de las bendiciones, a causa de ellos, no es de extrañar que ahora estén planeando otro ataque en el campo de batalla en donde una vez reino la desesperanza”

 

Con el pasar la noche, las cortinas de oscuridad descendieron y la sombra de la fortaleza se elevó. Antes de llegar a la puerta se podía ver la sombra de una gran cantidad de tropas desplegadas a causa de las hogueras encendidas. Hay una serie de sombras se reúnen.

 

“Sí. Hay algunos expertos que dicen que esto es una trampa de la raza de los demonios. Pero, aun así, este lugar ha derramado demasiada sangre. Limia y el imperio no puede retroceder más”

 

Otra sombra estaba aún lado de la sombra que dijo esas palabras como si la estuviera complementando. Esas palabras tenían una sensación de sorpresa y en una parte de ella, una auto-burla también. La voz era ligeramente baja vino de una mujer delgada.

 

“Creo que atacar desde otros lugares también es una opción. Bueno, yo apoyo este plan también, hay un gran número de amigos míos ‘descansando’ en este lugar, después de todo”

 

La sombra que estaba a unos pasos detrás también abrió su boca. Un hombre. Él está a favor de derribar esta fortaleza, pero reconoció claramente que se trata de una decisión emocional.

 

“También hay una incontable cantidad de caballeros que han caído. Este lugar es un punto ineludible por el que tenemos que pasar en nuestro proceso para derrotar a la raza de los demonios”

 

Una vez más, las dos sombras, esta vez es la sombra que está detrás de la chica que habló primero. El dueño de la voz es de nuevo un hombre. Debido al sonido del roce de metal, se podría decir que el hombre lleva armadura.

 

“Bendecidos 4 veces y los héroes eh. Entiendo que estamos en una posición ventajosa, pero ... No me puedo sacudir esta mala sensación “

“Qué cosa más estúpida dices. Pronto habrá una cena con el imperio. Su mal presentimiento se hará realidad”

 

De la sombra en fila, una voz incrédula salió.

 

Hibiki: “Ajaja. No me sentí de esta manera con la araña así que puede ser una ansiedad innecesaria. Podría ser porque simplemente no me agrada el héroe del imperio llamado Tomoki”

Wudi: “Quién sabe Hibiki, a mí me pareció un buen chico. Parecía como si fuera bastante joven, pero ecuánime. Un joven intrépido, es lo que pienso.”

“Ah, estoy de acuerdo con Wudi. Para mí, se veía como una persona agradable. Era un joven que tiene una extraña atracción en él. A pesar de que parece que puede usar una gran variedad de herramientas mágicas y en el campo de batalla puede cazar decenas o cientos de demonios. Como héroe, él es increíble.”

“No conocemos los gustos de Hibiki, después de todo. Si no me hubiera encontrado primero con Hibiki, puede que me haya convertido en la espada de ese chico. Sentí la misma majestuosidad de un héroe que sentí de usted.”

Chiya: “Yo ... yo pienso igual que Hibiki. Hay algo en el que no me agrada. Siento que esa persona es diferente de Onee-chan”

 

La chica llamada Hibiki, pensó que iba a ser refutada por todos los demás, pero una voz de apoyo sonó. Una sombra que es más pequeña que las otras sombras. Una voz que se podría decirse que es joven.

 

Hibiki: “Así que el único aliado que tengo es Chiya-chan ~ eh. No hay necesidad de preocuparse, no voy a poner mis sentimientos personales en el campo de batalla. A continuación, vamos a ir a cenar y luego a dormir. Vamos a atacar muy tarde por la noche ¿Cierto?”

 

Tarde en la noche, pero dejando eso de lado, ¿Van a tener una reunión para cenar a tan solo unas horas antes? Que relajados, es lo que pensaba Hibiki. ¿Es porque se espera mucho de ella y el otro héroe? ¿O es porque confían en que la protección de la diosa?

 

También confirmar una última vez la estrategia, bajo el pretexto de una cena. Sintiendo un mal presentimiento combinado con el hecho de que aún no sabe mucho acerca del héroe de Gritonia, Otonashi Hibiki miro una vez más a la hoguera.

 

Hibiki: (Voy a derribar ese lugar. El general demonio es un gigante con 4 brazos. Nosotros y las tropas del Imperio, no importa qué grupo se encuentre con él, los héroes se reunirán en donde el general demonio se encuentra y atacaran. Se predijo que la fuerza militar de nuestras tropas combinadas es aproximadamente cinco veces mayor que la de la raza de los demonios. Por otra parte, si contamos con que su poder se ha reducido a la mitad, ¿se trata esencialmente de 20 veces? no entiendo los números en la batalla, pero una fuerza 20 veces mayor es algo que trae confianza. Pero bueno ~ el poder de la fortaleza no se reduce a la mitad, por lo que no es como si tuviéramos una ventaja en el terreno. La bendición es algo que cuenta en conjunto ¿Cierto? Nuestro lado duplica su fuerza y el otro la redujo a la mitad. Así pues, si la raza de los demonios de alguna manera cancela su reducción de fuerza, la ventaja sólo será del doble)

 

En términos de tácticas, la raza de los demonios es mejor. Ella recordó esas palabras de alguna reunión. No hay necesidad de hacer una confirmación final. Obtener la bendición, atacar desde dos direcciones y si aparecen el general, utilizar a los héroes y derrotarlo. Una cosa muy simple. Por alguna razón, debido a los deseos del imperio, el ataque se dirigió a un asalto nocturno.

 

La raza de los demonios conoce los movimientos de los hyumans hasta cierto grado, es lo que piensa Hibiki. En ese caso, debe haber algún tipo de acción que difiere de todas las situaciones de antes, y, sin embargo, no hay ninguna reacción a la vista. Eso es algo siniestro.

En este mundo existe la magia. Si es así, incluso sin tener cañones en la fortaleza debe ser posible que aparezca de repente una lluvia ataques parecidos a los de los cañones. No, estoy pensando demasiado las cosas, es lo que creo. Teniendo en cuenta las aplicaciones, ni siquiera se puede estimar qué tipo de magia tienen.

 

Ese tipo de malestar es probablemente lo que estaba haciendo que Hibiki tenga un mal presentimiento.

 

•••••••••••••••••••

 

“Bienvenido, héroe-sama de Limia”

 

Al acercarse al pabellón, Hibiki fue recibida por una voz alegre.

 

Hibiki: “Ara, ¿no es esta princesa Lily? Gracias por tomarse la molestia de recibirme usted misma. Me siento honrada de ser invitada en esta ocasión”

 

Hibiki sonrió, detuvo sus pensamientos y dijo sus palabras preparadas previamente por reflejo. Para no ser descortés, con sus compañeros y los nobles que los acompañan se les enseñó algunas cosas. La chica tiene eso en cuenta al usar palabras de cortesía.

 

La otra persona es la princesa de Gritonia, una gran potencia que posee por lo menos la misma escala de influencia que el reino de Limia. No importa si es un héroe, o un individuo, esta persona no es alguien con la que pueda actuar descortésmente. Hibiki se sentía nerviosa.

 

Lily: “Soy de la misma opinión. Lamento haberla llamado. Hemos preparado un pequeño servicio para usted y sus compañeros. Esta noche, por favor recupere sus energías”

 

Mientras se sentía confundida por el raro caso de que alguien de la realeza la guiara, el héroe de Limia siguió los pasos de la chica.

En la mesa redonda que se preparó, ya había varias personas sentadas.

Cuando vieron la llegada de Hibiki, esas personas dejaron sus conversaciones, se pusieron de pie y se reunieron con la princesa y la chica que la seguía.

 

Tomoki: “¡Hola! ¡Antes de la siesta, vamos a disfrutar de la comida sin preocuparnos acerca de los rangos! “

Lily: “Ahora, Hibiki-sama, por aquí por favor”

 

Al seguir a la princesa, Hibiki fue asaltada por una sensación melancólica. Es a causa de las palabras que le dirigieron. ¿Qué tan calmados estaban?

 

Por otra parte, el imperio extrañamente no dice nada acerca de lo que se dijo, haciendo que se sintiera enferma. Que sus propios compañeros no mostraran ningún tipo de descontento también era inquietante.

 

Como era de esperarse, Hibiki fue guiada al asiento que estaba bacante aun lado del héroe del imperio, Iwahashi Tomoki. No había otros lugares para sentarse además de este. Rechazar el asiento a donde la princesa la había guiado sería un acto de descortesía. Por otra parte, los que dijeron que no hay necesidad de preocuparse de los rangos, son personas que no perdonan la mala educación.

 

Mientras suspiraba en su mente, Hibiki mostro una sonrisa falsa a la princesa y se enfrentó a Tomoki.

 

Hibiki: “Gracias por su consideración, Tomoki-kun. Será una batalla de una sola noche, pero vamos a dar nuestro mejor esfuerzo”

 

Palabras comunes. Hibiki ya sabía que Tomoki era más joven que ella, incluso cuando es la primera vez que se han reunido, por lo que decidió llamarlo con el sufijo-kun.

 

Tomoki: “Estamos acostumbrados a las batallas por la noche, así que está bien. Podríamos incluso ser capaces de cubrir el lado de Limia de esta manera.”

Hibiki: “Esto es tranquilizador. No tenemos mucha experiencia en batallas a gran escala por la noche así que me espero mucho de su lado.”

Tomoki: “Por otra parte, esta es una lucha contra un jefe intermedio. Vamos a terminar con esto de una sola vez hacer que la diosa nos felicite. Ah, me pregunto si ella nos dará más poderes.”

Hibiki: “Ahora que lo mencionas, el discurso para la bendición fue hecho Tomoki-kun ¿verdad? ¿Me pregunto si seré capaz de encontrarme con ella de nuevo? Yo no la he visto desde la primera vez, y hay un montón de cosas que quiero preguntarle.”

 

Hibiki sentía como que la situación que está experimentando es diferente de la situación que la Diosa misma explicó, por lo que ella quiere volver a verla. A pesar de que ella tiene poder y la protección divina, la única vez que ha hablado con ella fue al principio.

 

Se sentía una sensación incómoda en palabras “jefe intermedio” de Tomoki, por lo que Hibiki cambió el tema a la diosa mientras mantenía su sonrisa.

 

Tomoki: “Ah, cierto, ¿en qué nivel está ahora Hibiki?”

 

Tomoki de repente pregunto a Hibiki su nivel. Los otros miembros estaban siendo guiados por los asistentes para tomar sus asientos, respectivamente, conversaban y llevaban la comida que se sirve a su boca. Hibiki también estaba comiendo, pero no pudo saborear adecuadamente los alimentos. Ella no estaba en el estado de ánimo para disfrutar de la comida.

 

El única que parecía incómoda era Chiya quien tenía la misma opinión acerca de tener una sensación desagradable de Tomoki. Una niña del lado del imperio que estaba alrededor de la misma edad que Chiya, empezó a hablar con ella y poco a poco se calmó a sí misma o al menos eso parece.

 

Hibiki: “¿Yo? Estoy 430 ahora”

Tomoki: “Ya veo. He llegado al 605 ahora”

Hibiki: “Je ~ eso es impresionante. Eso indica que as participado mucho en el campo de batalla”

Tomoki: “Sí. Por eso, Hibiki-san, puede que sea 3 años mayor que yo, pero, ¿podría por favor dejar de llamarme con el ‘kun’? No hay necesidad de ir tan lejos para usar el ‘sama’, el ‘san’ tal vez está bien al hablar con alguien que es más fuerte”

 

Hibiki: (¿Quién es el que dijo que no hay necesidad de preocuparse por los rangos?!)

 

Hibiki trato desesperadamente de contener el tsukkomi que quería hacer. Su 100% falsa sonrisa en su cara ahora estaba mostrando signos de desmoronamiento.

 

Hibiki: “L-lo siento. Sigo usando las costumbres del otro lado para hablar. De ahora en adelante voy a tener cuidado”

Tomoki: “No, no me importa. Además, lo siento, pero, no me gusta los discursos formales”

Hibiki: (Estoy simplemente añadiendo ‘desu’. ¡No hay manera de que yo espere un discurso formal de usted quien está diciendo “domo” y “ore”! ¡Y también, si no te importa, no lo menciones! ¿No está bien solo dejarlo pasar entonces ?!)

Hibiki: “No me importa usar un discurso formal de todos modos, así que está bien. Está bien

hablar a su gusto”

Tomoki: “¿Es eso así? Iya, eso es de gran ayuda. Estaba inseguro de hacer un desastre. Vamos a hacer un ataque rápido al general demonio hoy, así que estaba pensando en llevar a Hibiki-san y los otros con nosotros desde el principio, ¿qué te parece?”

 

En cierto sentido, esto es una conversación entre los representantes de ambos países. Este es un vínculo para la diplomacia, es lo que piensa Hibiki. Aun así, ella sentía como si su cabeza se partiera por la anemia a causa de sus palabras.

 

Si este fuera en el otro lado, el otro mundo, un kouhai tomando ese tipo de actitud sería reprendido apropiadamente. ¿O podría ser que los estudiantes de la escuela secundaria actuales son de esta manera? Si ese es el caso, ella está agradecida de haber podido llegar a un mundo diferente. No hay mejor bendición que esa.

 

Hibiki: “... Es una propuesta agradable, pero tenemos que animar a la gente de Limia y participar en la batalla. Cuando llegue el momento, voy a ir con ustedes ¿de acuerdo?”

 

Si bien sintiendo espasmos en su expresión, Hibiki fue de algún modo capaz de pasar la cena, también podría ser llamada una prueba de la paciencia.

Sólo una persona, Chiya, estaba preocupada por el estado de Hibiki. Cuando la cena terminó y salieron del pabellón, regresaron a sus propios campos y la chica se acercó con preocupación a Hibiki.

 

Chiya: “Hibiki Onne-chan, ¿estás bien? ¡Quieres que te sirva un Te para relajarte?”

Hibiki: “Chiya -chan, vaya, que buena chica es usted! ¡Si ese idiota tuviera un poco de tu cortesía, la historia habría sido un poco diferente!”

 

Los otros miembros no entendían por qué Hibiki estaba enfadada y sólo podían inclinar la cabeza.

 

“Hibiki, podría ser que no te gusta la comida del imperio?”

“Si ese fuera el caso, debe informar a la otra parte o se convertirá en una descortesía de Hibiki-dono”

 

Al oír las palabras que estaban lejos de la realidad, como se esperaba, incluso ella tuvo que detener sus pasos.

 

Hibiki: “¿Eh?! ¡¿Están hablando en serio?! ¿Cómo es que esta conversación no se volvió acerca de lo grosero que Tomoki fue conmigo? ¿no les parece que es algo raro?!”

 

Chiya también está de acuerdo con Hibiki y asintió con la cabeza varias veces.

 

Naval: “¿P-porque está tan enojada? Tomoki-dono pasó por la molestia de organizar una cómoda cena, dijo que nos daría apoyo durante la lucha, por otra parte, casualmente señaló a Hibiki sobre el uso de ‘kun’ a una persona de mayor rango. ¿Y después de eso, no fue agradable su propuesta?”

 

Naval, la mujer guerrera que Hibiki considera como un compañero más en el campo de batalla, dejo salir palabras como si estuviera contando una historia corta.

    

Hibiki: “¿Qué estaba viendo en esa máquina de groserías para llegar a tales conclusiones ?!”

 

Hibiki se sorprendió por las palabras de su propia compañía. Incluso Bredda y Wudi, quienes normalmente reprendían a Naval cuando hablaba demasiado, estaban de acuerdo con las palabras de la Naval.

 

Hibiki: (¿Qué es esto? ¿Me está diciendo todo el mundo se vuelve extraño cuando se encuentra con él?)

 

Aun así, Chiya y estaban bien. ¿Qué demonios está pasando? Hibiki nunca creyó que tendría que reflexionar acerca de cómo hablar con sus compañeros para que la entendieran. Empezó a pensar que había algún tipo de razón para ello.

 

Hibiki: “Bueno, dejemos eso de lado por ahora. Perdí el control un poco. Bueno, vamos a dormir. La lucha está cerca, después de todo. Chiya-chan, vamos a dormir juntas”

 

Pensar demasiado en ello no la va a llevar a ninguna parte. Cuando duermen y se despierten, la guerra ya habrá comenzado. Ella entiende que no debe atraer discordia innecesariamente.

Cuando Hibiki regreso a su dormitorio con Chiya, se conmovió profundamente por la facilidad con que ella era capaz de conciliar el sueño.