Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Extra 34: Manga SS - El viaje de entrenamiento de Tomoe y un cangrejo




Manual




Tomoe: “Qué. ¿Sólo tienen los números a su favor? Ha pasado un tiempo desde que alguien ha tratado de ir en mi contra, así que terminé esperando algo”.

 

Un desierto al que se le conoce como la frontera del mundo y se considera uno de los lugares más peligrosos.

 

Por alguna razón, una mujer estaba allí de pie en medio de una pila de cadáveres limpiando las manchas de su espada.

 

Tomoe: “Hm... Si recuerdo bien, ¿se llamaban Red Bees? Creo que derroté al jefe de este enjambre...”

 

La mujer miró una parte de los cadáveres y pisó uno que era especialmente más grande que los otros.

 

Sus oponentes eran, de hecho, Red Bees, que son grandes monstruos de tipo insecto.

 

A la que estaba empujando con su pierna es una reina.               

Normalmente se encuentra en las partes más profundas del enjambre, lo que hace que sea difícil de encontrar.

 

Tomoe: “Por lo que sé, los que cazan afuera deberían ser los soldados. ¿Hay casos en que toda la colmena va a cazar?”

 

Los Red Bees son el tipo de monstruos que tienen un gran cambio en el nivel de peligro dependiendo del tamaño de la colmena.

 

Cuando se encuentran muchos a la vez, a menos que sean aventureros increíblemente hábiles o tengan sus propias circunstancias, la decisión normal es escapar.

 

Pero Tomoe no solo está en un plano completamente diferente al de los aventureros, su existencia en si misma diferente. Era una existencia superior dentro de los dragones antes de que decidiera tener a Makoto como su maestro, después de todo.

 

Incluso si toda la colmena de Red Bees atacara, contando a la Reina, ni siquiera sería un desafío.

 

Ella podría aplastarlos a todos con solo su habilidad con la espada o su fuerza bruta sin necesidad de usar técnicas o habilidades.

 

Por supuesto, sin dañar la ropa que le gusta.

 

Tomoe: “... Fumu, ahora que lo pienso, prácticamente no he encontrado enemigos que demuestren ser desafiantes. Si este incidente fue causado porque estos tipos estaban siendo perseguidos y me atacaron por que fueron acorralados...”

 

Justo en el medio de la tierra baldía, donde incluso sobrevivir es difícil, Tomoe estaba sonriendo en su soledad.

 

Y luego, ella miro a la dirección de donde habían venido los insectos.

 

Tomoe: “Puede haber uno interesante. Tengo que alcanzar a Mio rápidamente, pero bueno, no es como si fuera inferior a ella en cuanto a capacidad real, es solo que este extraño numero al que se le llama nivel es menor en mi caso que en el de ella”.

 

Por alguna razón, estaba poniendo excusas.

 

Tomoe había enfundado su espada y corrió esperando a este supuesto oponente fuerte.

 

Abandonó los cadáveres que fácilmente serían suficientes para pagar una casa de dos pisos si se reunieran adecuadamente como si no fueran nada.

 

Tomoe: “En primer lugar, el nivel de Waka es la prueba de que tal número es un engaño, pero si pienso en esto como un viaje de entrenamiento, me parece divertido. También me he acostumbrado bastante a usar una Katana”.

 

Tomoe toco con regocijo la espada de un solo filo enfundada que planea tener como su arma de confianza.

 

Una Katana.

 

En este momento, es simplemente un prototipo que los enanos hicieron.

 

Una hiedra que se acercaba a ella a una gran velocidad se había congelado en su lugar con un solo fulgor de ella y se quedó asombrada.

 

Esa hiedra normalmente apunta a la presa que está sola o que está durmiendo. Es una criatura de la que se tiene que estar en alerta en el desierto.

 

Incluso cuando el cuerpo real que es la bombilla que vive bajo tierra, puede excavar en el suelo como un topo y moverse. Es una de las especies que normalmente elimina a los grupos de aventureros, es considerado un Asesino de Aventureros.

 

Ha habido muchos aventureros que fueron atacados por ellas en la noche y terminaron su vida allí.

 

Tomoe: “Si fuera a cazar lo mismo que Mio –cuando era una araña-, ¿subiría de 500 a 600 niveles? Todavía estaba en la mitad del tercer arco de Yatsushiro Shogun, y Waka me había recomendado recientemente el arco de Tokaido de Koumon-sama, y ​​aun así...”

 

Tomoe continuó corriendo hábilmente a una velocidad más rápida que montar a caballo.

 

Dentro de su cabeza, no había ni un solo fragmento de miedo con respecto a los peligros del páramo.

 

Estaba pensando en terminar fácilmente este viaje de entrenamiento del que su maestro le había hablado antes.

 

Estaba claro que ella no creía que la fuerza fuera igual al nivel.

 

Y en realidad, Tomoe no cree que pueda perder contra Mio si tuvieran una pelea real, y ella no cree que pueda ganar contra Makoto incluso si él está en el nivel 1.

 

Mientras estaba divagando, varios monstruos camuflados como rocas de diferentes formas atacaron a Tomoe al mismo tiempo.

 

Tenían garras y colmillos afilados, y estaban cubiertos de escamas de textura similar a la piedra,  tenían una apariencia similar a la de los cocodrilos.

 

Al final de sus colas, también tienen algún tipo de aguja parecida a la de los escorpiones utilizada para atacar.

 

Fue un completo ataque sorpresa.

 

Pero Tomoe usó un puñetazo y una patada para lidiar con dos de los que se lanzaron primero, y después de eso, ella desenfundó su espada y los cortó con un solo movimiento.

 

Incluso aquellas escamas que claramente tenían una alta capacidad defensiva eran impotentes contra Tomoe.

 

No tardó mucho en pisotear a esas lamentables criaturas, pero Tomoe se detuvo sin vacilación, al igual que con la hiedra.

 

Tomoe: “... ¿De dónde salieron estos chicos? No recuerdo que hubiera monstruos como estos. Hmmm...”

 

Ella tomo uno de los cadáveres.

 

Cualquiera de los cadáveres debería ser más grande que Tomoe en tamaño, pero se las arregló para recogerlos sin ninguna dificultad mientras los revisaba uno tras otro.

 

Tomoe: “Alguien o algo ha jugado con ellos. Ya veo, sería seguro asumir que esos insectos estaban huyendo de un oponente de esta naturaleza eh”.

 

Las escamas, garras, y cada parte de sus cuerpos; Tomoe toco esas áreas, revisándolas en orden.

 

Tomoe: “Ya veo. Les hicieron comer espíritus eh. Elemento Tierra... de bajo rango probablemente. Cambian de esta manera después de comer varios de esos Espíritus que parecen mini personas eh. Nfufu, no sé quién es, pero este es un experimento bastante loco e interesante”.

 

Tomoe continúo investigando a los monstruos de la misma manera.

 

Tomoe: “¿Hoh? A pesar de que fueron criados artificialmente, son diferentes de las quimeras en el hecho de que estos tipos aún conservan su capacidad para reproducirse. Echemos un vistazo al sabor... Hm, no lo hagamos. Por si acaso, llevemos algunos de estos cadáveres a Asora para investigarlos. Podemos comprobar si son comestibles después. En primer lugar, estos tipos no parecen tener buen sabor crudos”.

 

Tomoe continuó su investigación, pero por ahora, detuvo su mano que estaba agarrando un trozo de carne, y miró a su alrededor.

 

Piedras de color marrón claro estaban esparcidas por aquí y por allá.

 

Algunos de ellos eran monstruos camuflados.

 

En otras palabras, el lugar donde estaba Tomoe ya era increíblemente peligroso, pero los monstruos, al ver como derrotaron fácilmente a sus compañeros, no atacaron de inmediato, y Tomoe no mostró signos de estar molesta por la situación actual.

 

Dentro de ese extraño estado de cosas, Tomoe mostró la mejor sonrisa del día cuando levantó la cabeza y miró hacia arriba.

 

Tomoe; “Debe ser este. El gobernante alrededor de esta área. Es bastante grande Y parece que ha sido modificado de una manera diferente a los pseudo-lagartos aquí”.

 

Su mirada estaba dirigida a una enorme roca que estaba creando una gran sombra.

 

No, es un monstruo camuflado como una roca.

 

Tomoe: “No importa si eres es o no el que causó el comportamiento anormal de los Red Bees. ¡Simplemente regocíjate de que te convertirás en un escalón hacia mi primer viaje de entrenamiento!”

 

Incluso cuando ella entendió que era un monstruo, Tomoe cargó hacia la enorme roca con Katana en la mano.

 

Ella era verdaderamente como una guerrera enloquecida.

 

Por otro lado, el monstruo notó que estaba en peligro, así que retiro su camuflaje y mostró su forma real mientras hacía temblar el suelo.

 

La gigantesca masa de piedra se había abierto desde el centro, y dos globos oculares eran visibles cerca de los extremos.

 

Desde los lados, cuatro pares de piernas se extendieron y apoyaron su cuerpo gigante.

 

Aparte de esas ocho patas, también hay una extremidad característica que se asemejaba a la de una tijera gigante, y con eso intentó atacar a Tomoe.

 

Era un monstruo de aspecto extraño que difería de los que parecían cocodrilos.

 

El ataque de tijera no fue en absoluto rápido, pero al ver esa figura, Tomoe había detenido sus movimientos por un instante, y el ataque del monstruo la golpeó directamente.

 

Ella fue arrastrada y cayó de rodillas.

 

Pero... hubo una mano en el medio donde estaba la tijera bastante pesada y Tomoe, así que esto demostró que al menos logró defenderse contra ella.

 

“Giuuuuiii!!”

“...”

 

El monstruo gigante hizo temblar el aire con un extraño grito.

 

Es un rugido que mostró su voluntad de luchar.

 

Aun así, Tomoe no mostró ningún signo de vacilación. Ella en silencio limpio la suciedad de su ropa y levanto la cara.

 

Tomoe: “¡O-Ooooooh!! ¡¿No es un cangrejo?!”

 

Ella no mostró ningún dolor o ira por el ataque que recibió y no respondió con un rugido contra él.

 

Sus ojos y su expresión se llenaron completamente de felicidad y emoción mientras gritaba.

 

Era un misterio si ella había recibido daño o no, pero al menos, no parece haber ningún efecto al bloquear esas pinzas gigantes.

 

Tomoe: “¡Yo lo vi! ¡Ciertamente lo vi! ¡Tú carne se sumerge dentro de una olla de Nabe en un hogar cálido con nieve fría bailando en el exterior! ¡Eres un cangrejo!”

“???”

Tomoe: “¿Eres un cangrejo rey rojo? ¿Un cangrejo de nieve? ¿Un cangrejo hanasaki? ¡Ei, no importa cuál seas! La carne en tus pinzas, cada pedazo de pasta en tu concha; ¡¡Lo llevaré todo a Asora!!”

“Ugiii?”

Tomoe: “Kufufufufu. ¡Prepara tu espada... I-Itadakimasu!”

 

Dentro de los tipos de cangrejo terrestre agresivos, hay uno que es llamado Gran Cangrejo.

 

Es omnívoro, y come pasto, insectos, animales e incluso ataca a los monstruos sin ninguna distinción. Es un monstruo bastante poderoso.

 

Hay historias que dicen que es un manjar, pero existen muy pocas personas vivas que lo han probado y pueden confirmarlo.

 

Este se parece bastante al Gran Cangrejo, pero tiene un poder defensivo y ofensivo muy superior, además de su tamaño. Es el que se encuentra en la parte superior de la cadena alimenticia en un área del desierto... ... o al menos, estuvo de pie hasta ayer...

 

 

•••••••••••••••

 

 

Tomoe: “Esto es... un cangrejo eh. Es un manjar”.

“Sí. Me deja sin palabras. Es sin duda espléndido. Es delicioso.”

“Umu, umu”.

“...”

 

Tomoe había puesto fin a su entrenamiento después de la aparición de un cangrejo, y regresó a Asora. Justo después, comenzó la preparación y comprobó el sabor.

 

Dejando de lado si es exactamente el mismo sabor que los que disfrutan las personas en los dramas de época, el Gran Cangrejo que ha sido preparado por las manos de alguien era realmente delicioso. Tomoe y los afortunados Orcos y Lagartos de la niebla que estaban en ese lugar estaban comiendo la montaña de carne de cangrejo.

 

Tomoe estaba disfrutando la comida hablando solo unas pocas palabras, y también están las personas que participan en la cocción del cangrejo.

 

Con su tamaño, incluso cuando es solo uno, había suficiente para todos.

 

Todos pensaron que valía la pena luchar contra el pesado y duro caparazón.

 

“¡T-Tomoe-sama!”

Tomoe: “¿Qué pasa en un momento así?”

 

En ese momento, un solo orco corrió con un mensaje.

 

Incluso cuando Tomoe lo ignoró diciendo por la transmisión de pensamiento que está molestando su comida, el Orco siguió adelante. Debe ser una emergencia que el orco quisiera transmitir pase lo que pase.

 

“Jaj ... Jaj ... ¡Ema me dijo que lo transmitiera lo antes posible!”

 

Él debe haber estado corriendo a toda velocidad. Apuró su informe incluso mientras intentaba recuperar el aliento.

 

Tomoe: “Ahora vamos, cálmate. Come esto primero—“

“¡Informando! Desde hace un tiempo, Mio-sama ha sido vista en los registros de Tomoe-sama en el almacén de memoria de Waka-sama...”

Tomoe: “¿Q-Queeee?!”

 

Tomoe tiro la carne de cangrejo en medio del informe, y luego miro en cierta dirección donde estaba el lugar que podría llamarse básicamente un tesoro nacional y se teletransportó instantáneamente.

 

El almacén de memoria de Waka-sama; Los registros de Tomoe...

 

Esos son los recuerdos que Tomoe extrajo de Misumi Makoto, y que cuidadosamente, realmente cuidadosamente acumulo, produjo y editó... Es el lugar donde se encuentran los dramas de la época y otros recuerdos de Makoto, así como una variedad de información almacenada.

 

Tomoe: “¡No te dejaré, Mio! ¡¡Eso no es comida!”

 

Así es, el rugido de Tomoe había resonado unos segundos después del informe.