Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Extra 31: La moneda de Asora nació de esa manera




Manual




“... Esto realmente es un arreglo interesante”.

Asora, la mansión de Misumi Makoto.

La niña demonio que había experimentado un cambio drástico en su posición social no mucho tiempo atrás, Sari, estaba gimiendo en la habitación personal que le dieron.

Ella es un pariente directo del Señor Demonio, pero sin que ninguna de esas conexiones afecte el resultado, ella mostró talento y obtuvo el derecho de ser una de las candidatas a ser el proximo Señor Demonio.

Al mismo tiempo, ella también es la chica que estaba muy cerca de ser la siguiente en el trono y fue instantáneamente lanzada para convertirse en la esclava de un Hyuman.

La habitación en la que se encuentra es de alrededor de 12 tatamis de tamaño. Es mucho más pequeña que la habitación que ella tenía en el pasado.

En Asora, o más bien, específicamente en la casa de Makoto, las habitaciones personales no son muy grandes.

Tal vez debido a su gusto como japonés, cree que incluso esas habitaciones de doce tatamis son demasiado grandes también.

Pensando en la posición de Makoto y sus activos en este mundo como estándar, su habitación personal debería ser más de dos veces más grande de lo que es actualmente, y sería normal que el tamaño de la habitación privada fuera de sesenta tatamis o más.

Pero Makoto solo tiene un lugar en Asora que puede llamar su habitación. Hay una gran estantería que llega al techo, que fue uno de los sueños secretos de Makoto, y lo que más le molesta es la cama que se está cambiando constantemente para que sea más y más grande.

La habitación no tiene artículos artísticos ni muebles lujosos. Es una habitación simple.

Es algo normal para la personalidad de Makoto, pero no es apropiado para la posición de Makoto.

Es una habitación en la que cualquiera se da cuenta lo repentino que fue su cambio de entorno.

En cierto sentido, Sari vivió una vida más como la de una montaña rusa que Makoto, pero en realidad no era demasiado pesimista.

Tal vez tenga una gran adaptabilidad, o puede ser que simplemente se rindió y lo aceptó.

En cualquier caso, Sari, en lugar de preocuparse inútilmente por su futuro (o eso cree ella misma), estaba más interesada en los cuatro tipos de moneda que estaban alineados en el escritorio frente a ella.

Sari: “Este es un Mon, este es un Shu, este es un Bu... y el último es un Ryo. En base, cuatro de cada uno serían iguales a uno del rango más alto, pero la única excepción es el Mon que necesita 250 Mons para valer un Shu... Esto es realmente complicado. No solo usan la escritura secreta que usa Lorel, sino que también usan cálculos que no puedo seguir y es un fastidio increíble. Además, lo sorprendente es que casi todos los residentes entienden cómo usarlos. En otras palabras, esto significa que las personas que viven aquí pueden realizar dichos cálculos diariamente. Eso también establecería el estándar de conocimiento en este lugar, así que... No está bien, me duele la cabeza”.

Sari estaba gimiendo con respecto a la moneda de Asora.

Demonios y Hyumans usaban una moneda diferente antes, pero en el presente, en su mayoría usan la misma moneda.

Fue el resultado de que los demonios adoptaran la moneda Hyuman, y la razón de ello no fue en absoluto pacífica.

Y así, Sari supo de la moneda que usaban los demonios, la moneda de los Hyuman y el sistema detrás de ella, ella también las entendió bien.

Pero en el lugar al que Misumi Makoto le había traído no usaba ninguno de los dos y tenía una moneda complicada y extraña.

Incluso la posición de las estrellas es completamente diferente. Es un mundo diferente que nadie sabe dónde se encuentra, por lo que se podría decir que esto es normal.

Pero incluso ahora que ha aprendido correctamente la forma de usar la moneda, el valor y los precios de los productos básicos, se sorprendió por la verdadera forma de la Compañía Kuzunoha.

Sari: “El Mon y el Bu se usa en la vida cotidiana. El Ryo es una unidad especial, así que puedo excluirlo. Pensándolo de esa manera, el Bu es el que tiene el uso más regular, en un sentido lo hace más fácil. Pero ¿por qué hay cuatro tipos? Y no es que los tamaños sean cada vez más grandes... Lo más misterioso es que cuanto más los uso, más me acostumbro a ellos”.

La palabra “usar” hizo que su rostro se relajara en una sonrisa.

Al principio, esta era una tierra donde no conocía a una sola persona, pero en esta Asora, ella se ha involucrado con la sociedad y ha comenzado a hacer conocidos y amigos.

Era una sonrisa traída por sus recuerdos de eso.

No se pudo evitar que Sari se pusiera nerviosa por todo.

La moneda de Asora era algo que no fue establecido por Makoto sino por Tomoe, quien le rogó de rodillas a Makoto debido a su gusto por el período Edo.

Es obvio que un mundo paralelo no estaría familiarizado con eso, e incluso en Asora, que está compuesta principalmente por residentes del páramo, podría decirse que es algo terriblemente diferente.

En primer lugar, Asora es un lugar que podría tener suficiente solo con el intercambio de bienes para satisfacer casi todas sus necesidades.

La base de Tomoe era que habría gente en Asora que irán afuera en un futuro cercano y que necesitarían conocimientos sobre cómo usar el dinero. Makoto luego dijo que si ese es el caso, entonces, ¿por qué no usar la moneda Hyuman en Asora también?, lo cual era una rara y decente refutación de él y, sin embargo, enfrentó una aplastante derrota.

La introducción inicial de la moneda fue desesperante.

La razón por la que la divisa Mon del período Edo se usa como la divisa principal en Asora se debe a la tenacidad de Tomoe.

Al final, Makoto, quien es blando con sus amigos, fue empujado por Tomoe incluso cuando sabía que tener una moneda diferente en Asora no tenía ningún mérito.

Pero en realidad, hay un significado en tener una moneda única para ellos.

Hay muchos casos en que las personas crecerían dependiendo de la moneda de países extranjeros.

Los demonios pueden tener la misma moneda que los Hyuman externamente, pero una parte de ellos sigue manteniendo su propia moneda, lo que reduce un poco el problema.

Pero estos diversos problemas que Makoto no podía pensar no tenían mucho significado en este caso.

Asora no crecerá dependiendo del exterior, y el movimiento de la moneda es solo cuando Makoto y los demás la llevan a Asora, que es una cosa de un solo lado.

Como mínimo, no hay demérito en usar la misma moneda que en el exterior.

Más bien, sería justo como dice Makoto. Sería menos problemático introducir un sistema ya existente. Los méritos en ello son más.

En primer lugar, para Makoto, que sabe sobre el Mon y el Ryo, y las unidades de moneda utilizadas en la prefectura de Kansei, y también tiene un conocimiento aproximado del giro postal de esa época, no fue un gran problema, por lo que puede haber sido de ayuda para Tomoe.

Fue una situación extraña donde a Makoto le gustó el periodo Edo.

El siguiente argumento plausible que dio Makoto fue usar la moneda de la era moderna, que es el dinero de papel que es más fácil de llevar, pero se eliminó con la impecable razón de que “carece de encanto”.

Esos fueron los detalles detrás de la moneda de Asora. Fue realmente lógico perder y ser empujado.

Sari: “Un Ryo son 4,000 Mon, pero la parte verdaderamente misteriosa del dinero de este lugar es el Ryo. Porque el Ryo no es dinero que se use para comprar cosas”.

Por supuesto, en el período Edo, un Ryo y dos Ryo eran una unidad normal de dinero.

Sería un poco preocupante hacer compras con Ryo, pero aún era posible.

Pero en Asora, es diferente.

La moneda del valor más alto, que es el Ryo, no se puede usar para comprar bienes.

El Ryo se usa para intercambios especiales.

Con el Ryo, las personas en posiciones inferiores pueden hacer peticiones a Makoto y sus seguidores; en otras palabras, prácticamente todos en Asora.

Con un Ryo, se puede ingresar al archivo de los recuerdos de Makoto donde se encuentran aquellos de menor clasificación; Esto comprende cosas como la flora y la fauna. Con cinco Ryo, en lugar de hacer el trabajo que se le asigna en función de su especialidad y raza, se puede elegir un trabajo que le gustaría experimentar por un tiempo limitado y, dependiendo de sus resultados en ese momento, incluso podría cambiar el trabajo que desea tener. Debido a esto, la restricción de puestos de trabajo y clasificaciones se puede doblar ligeramente.

Por supuesto, incluso cuando uno obtiene un conocimiento que no está abierto públicamente, su difusión tiene sus restricciones y ponerlo en práctica también requiere otro permiso para usarlo.

Si la persona no logra obtener los resultados adecuados en el trabajo que desea, se le devuelve a su trabajo anterior, por lo que no es como si el dinero pudiera cambiar todas las reglas.

Por cierto, con 20 Ryo, puedes tener una batalla simulada con cualquier seguidor que quieras y hacer que te entrenen. Con cien Ryo, puedes tener una batalla simulada con Makoto.

Algo que uno ni siquiera sería capaz de pedir a menos que esté en las partes más altas del ranking Asora, o ser el más alto, es posible siempre y cuando ahorre dinero.

Pero bueno, no ha habido una sola alma que haya desafiado a Makoto.

Sin embargo, ha habido precedentes de razas reuniendo todo el dinero que tienen para tener una batalla simulada y entrenar con alguno de los seguidores.

Sari: “El acto de acumular la riqueza de muchas personas fue visto como una tontería en la sociedad en la que vivía antes, y cómo decirlo, simplemente no era realista”.

Sari está ganando dinero por el trabajo que le dan.

Todavía es una cantidad minúscula, pero hay suficiente para poder ahorrar.

Ella no tiene una razón ni ha decidido la manera de usarlo, pero no poder usar todo el dinero que se le entrega dentro de los siete días de trabajo se debe principalmente a la naturaleza de Sari.

Sari tiene la costumbre de prepararse para si algo sucede.

En su situación actual, donde sus comidas son básicamente gratuitas, además, está esclavizada por Makoto, si él le pidiera su dinero, no tendría más remedio que dárselo, por lo que se podría decir que no tiene sentido ahorrar dinero.

Incluso con eso, la cantidad de sus ahorros aumentaba cada semana.

Realmente debe ser su naturaleza.

Por ahora, estaba pensando ligeramente en inspeccionar los recuerdos que Tomoe y Mio estaban disfrutando tanto cuando se las arregle para ahorrar dos Ryo.

Sari: “Esta es mi opinión personal. Es más fácil transportar los Mon atándolos con una cuerda, y con respecto al lugar donde se puede hacer el intercambio de la moneda...”

Estaba mirando la moneda mientras la dibuja en un cuaderno y escribe una explicación y sus propios pensamientos al respecto.

Las otras monedas aparte de los Mon son cosas que Sari le pidió a Makoto que le prestara diciendo que las necesitaba para estudiar.

Fácilmente estuvo de acuerdo y sacó el dinero de una billetera que no parecía tener mucho uso, lo que confundía a Sari, pero ella no estaba dispuesta a quejarse del resultado que deseaba.

Ella obedientemente le dio las gracias y la tomó prestada.

Sari: “... Con esto, debería estar bien”.

¿Por qué es que Sari hace algo como esto?

Eso es porque esto es para que ella lo estudie y ella está creando un libro de texto para eso.

Desde el momento en que Makoto le ordenó que trasladara la raza llamada Lorelai al océano, terminó por unirse a las conversaciones de otras razas marítimas, y también a las conversaciones sobre las estructuras que se planean construir a la orilla del mar.

Dentro de eso, Sari sintió que las razas marinas realmente necesitaban entender la moneda única que ya se está utilizando en Asora, por lo que estaba estudiando la moneda nuevamente.

Después de terminar su trabajo del día y su comida, regresaría a su habitación y ahí es donde comienza su tiempo libre hasta que llega la mañana.

Ella no es reprendida por usar las luces por la noche, y hay agua y té en su propia habitación para cuando tiene sed.

Es realmente un entorno bendecido, un entorno demasiado bendecido para un esclavo.

Pensando en eso, la boca de Sari dibujo una sonrisa.

Pero esa expresión pronto regreso a la de cuando ella está reflexionando sobre algo. Ojos que parecían estar mirando al espacio.

Sari: “Ahora que lo pienso, cada Mon tiene una fabricación delicada, y además de eso, está hecho de una aleación desconocida. No se oxida, no se rompe y la magia de duplicación no se puede usar en absoluto. En lo que respecta a la duplicación, los contenedores también son iguales... ¿Cuánto cuesta hacer uno de estos?”

Por naturaleza, las herramientas que usan las razas marinas tienen que tomar en consideración el agua del océano y la brisa marina.

Cuando recordó que tenía que decirles que no hay necesidad de preocuparse por la oxidación de la moneda, surgió una pregunta en su mente.

Incluso la moneda que tiene el valor más bajo, no importa cómo se mire, requiere más tiempo y trabajo que su valor nominal.

Estaba claro que el costo de producción no coincidía.

Sari estaba tratando de deducir en silencio cuáles son las intenciones ocultas de Makoto, Tomoe y su grupo.

Por supuesto, no hay intenciones ocultas.

Si hay una, sería simplemente el apego que Tomoe tiene con su hobby.

Fue una respuesta que cualquiera podría decir fácilmente que perdería toda su fuerza cuando se entera de ello.

Sari, que estaba hundida en el mar de sus pensamientos, levantó la cabeza de repente como si hubiera notado algo, y así, miró hacia la entrada.

Sintió la presencia de alguien que se acercaba.

Dos personas que no muestran signos de tratar de esconderse. Sari podía decir que claramente se dirigían a su habitación.

Como no había ninguna hostilidad por parte de ellos, cerró en silencio su cuaderno, comprobó su propia apariencia y abrió la puerta para recibir a los dos invitados.

Sari: “Tomoe-sama y Komoe-sama. Qué sorpresa. ¿Hay algo en lo que pueda ayudarles?”
Tomoe: “Umu. Escuché de Shiki que estás aprendiendo sobre la moneda por el bien de la gente del mar”.
Komoe: “Buenas noches, Sari.”

A Sari le sorprendió la visita de Tomoe y Komoe, a quien le explicaron que ella es un familiar especial de Tomoe.

Casi no hay ocasiones en que estos dos se involucren con Sari.

Al escuchar que el negocio tenía que ver con la moneda, el cuerpo de Sari se tensó un poco.

Sari hizo algo al mismo tiempo que era consciente de que no era algo por lo que ser reprendida, pero comenzó a mirar hacia atrás en sus acciones para ver si había hecho algo malo en alguna parte.

Pero ella no pudo encontrar nada.

Se estaba moviendo lo más que podía dentro de lo permitido y no estaba ocultando lo que estaba haciendo.

Por eso, por ahora, Sari decidió esperar a que Tomoe hablara, por lo que mantuvo el silencio.

Tomoe: “... Estoy realmente impresionada. He venido aquí para decirte que continúes así. Komoe por alguna razón me pidió venir, así que simplemente le permití que hiciera lo que quisiera”.
Sari: “Muchas gracias. Estoy planeando estudiar sobre la moneda en estos días teniendo en cuenta las otras razas que aún no han llegado a esta tierra”.
Tomoe: “Que remarcable. Waka y nosotros tenemos mucho trabajo que hacer, así que nos cuesta mucho cuidarlos. Contaremos con usted”.
Sari: “Haré mi mejor esfuerzo para responder a esas expectativas”.

Tomoe asiente varias veces con satisfacción ante las palabras de Sari.

Tal vez su negocio se terminó después de escuchar esas palabras, Tomoe se dio la vuelta y se fue.

Sari bajó la cabeza profundamente y la despidió.

Pero Tomoe volvió la cabeza un poco hacia atrás.

Tomoe: “Ah cierto. Olvidé decirte algo. Sobre la ciudad en el mar, decidimos usar plata”.
Sari: “¿Plata?”

Incapaz de entender lo que Tomoe estaba diciendo, Sari repitió inconscientemente lo que dijo.

Con la palabra plata, ella podía pensar en varias cosas, pero sabía que ninguna de ellas sería la respuesta correcta para lo que está pensando Tomoe.

Tomoe: “Digo plata, pero es solo una forma conveniente de llamarlo. En realidad no es plata. Si tuviera que ponerlo en términos más simples... es dividir más la moneda. Decidí probaran con Kan, Momme y Mon. Ya he recibido la aprobación de Waka con su: “suspiro, solo haz lo que desees”. Shiki dijo que tú eres la responsable después de todo. Así que vine a decirles esto de antemano”.
Sari: “... ¿Eh?”

Para ser más precisos, lo que Makoto le dio a Tomoe no fue exactamente su aprobación...

Era más como si se hubiera rendido.

Pero no es un error decir que todavía se puede considerar que está dando su aprobación.

En primer lugar, la causa principal de esta aterradora declaración de Tomoe fue que Makoto confundió la moneda utilizada en Edo y Osaka. La información sobre el uso de Ryo por parte de los plebeyos como moneda en su vida diaria y que hay más casos de intercambio de Ryo para usarlos para cosas que no son de uso diario se mezcló cuando Makoto le dijo a Tomoe sobre eso. Esta fue la causa del espacio en blanco creado en la cabeza de Sari.

Tomoe: “Mañana, le enviaré la información sobre esto junto con el tipo de cambio de Momme a Ryo. Haz lo mejor que puedas.”

En la época del período Edo, ya existía un sistema para mantener el equilibrio en su lugar, pero sería difícil adoptar esa práctica en Asora tal como es.

Tomoe notó esto cuando escuchó la explicación de Makoto. Y luego de preguntar implícitamente a Makoto acerca de cuánto sería bueno para el intercambio de Ryo, él respondió a la consulta de ella.

Para la desgracia de Sari, Makoto es increíblemente abundante en la cantidad de recuerdos con respecto a una parte específica de la historia japonesa.

Esta vez seguro, Tomoe se fue.

Dejando a Sari, que tenía la cabeza completamente en blanco.

Sari: “... ¿Eh?”

Para cuando Tomoe ya se había ido sin la posibilidad de que ella respondiera a Sari, Sari una vez más expresó un ‘eh?’ Desde su boca.

Era un espectáculo digno de compasión.

Komoe: “Parece que van a cambiar algo. Waka-sama le dijo a Tomoe-sama que hiciera lo que ella quisiera. Ah Sari, ¿cuántos años tienes?”
Komoe: “Ya veo, así que soy la Onee-chan aquí. Y así, Sari, voy a ir a Tsige pasado mañana. ¿Qué quieres como recuerdo? Soy la Onee-chan, ¡así que lo compraré para ti! Ah, escuché esto de Shiki. Usted subió en ese barco rápido que tiene un tornillo sujeto a él, ¿verdad? ¿Cómo estuvo? Ah... y también...”
Komoe: “Cuando Sari pueda salir al exterior, vayamos a Tsige. Mi mejor amiga está ahí. ¡Estoy segura de que a Sari también le gustará!”

Komoe estaba increíblemente interesada en Sari. Ella estaba lanzando un tema tras otro a Sari con una amplia sonrisa.

Pero Sari todavía estaba temblando por las palabras aterradoras de Tomoe, y la mitad de lo que Komoe estaba diciendo no estaba entrando en su cabeza.

De alguna manera, logró darle algunas respuestas leves, pero no pudo recordar correctamente.

Pero incluso con eso, la impresión que Komoe tenía de ella podría haber sido buena, porque después de eso, Komoe y Sari se hicieron amigas a la velocidad de un Mach, y cada vez que el tema iba a su primera reunión, Sari lo recordaría como el “momento de el Kan y Momme” y siempre ponía una expresión de dolor mientras hablaba.