Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Extra 3: En ese tiempo…①




Manual




Yo, cuando era joven actuaba muy violentamente. Ciertamente hacia un gran alboroto.

 

Realmente una parte desagradable para ser escrita. Cruce una oscura etapa con cada esfuerzo para corregirlo (Principalmente con Aniki*).

Generalmente después de hacer de todo, incluso homicidio, me tranquilizaba.

*(Nota. Aniki es una forma familiar de referirse a un hermano mayor, en este caso se refiere a Tsukuyomi)

 

Mi esposa tuvo una hija*, y para celebrarlo le dio mi nombre.

(Aquí estamos hablando de Susano, el dios de los mares, en cuanto a esposa, puede refiere a Kushi-nada-hime, a quien salvo de la serpiente do ocho cabezas Yamata-no-orochi)

 

El momento en el que el aceite se valla podría venir pronto. Había poder en exceso, pero rara vez se despertó como yo pensaba*.

*(Este párrafo es confuso, esta traducido casi literalmente debido a que no entendí muy bien lo que quiso decir, en cuanto a mi interpretación supongo que se refiere a que su conducta explosiva e incendiara, [por aquello del aceite] se está apaciguando, pero no estoy 100% seguro así que les pido una disculpa.)

 

Está bien armar un alboroto cuando se es joven.

Así era como yo pensaba.

 

Estar tranquilo después de acumular años y después entrar repentinamente en un estado de exaltación no es una cosa buena.

 

En cuanto a eso creo que Aneki* y yo entramos en la etapa “Hazlo mientras eres joven”.

*(Nota. Aneki es el equivalente femenino de Aniki, aquí se refieren a Amateratsu, la diosa del sol.)

 

Ahora ya nos hemos asentado lo suficiente como para tomar juntos él te tranquilamente en la terraza. Antes teníamos peleas lo suficientemente grandes como para que nos echaran de casa, pero ahora nos llevamos bien.

 

Pero Aniki es diferente.

 

Siempre ha sido tranquilo. Cumple adecuadamente los mandatos de padre, y siempre acepta lo le que le dicen con una sonrisa. Nunca me causo ningún problema ni buscaba pelea. Probablemente aun tenga las marcas de cortes en la espalda y estomago que yo le hice.

 

Era una persona tranquila y firme.

Si yo dejaba el trabajo él tomaba mi lugar, si Aneki se encerraba en su habitación él iba a visitarla.

Incluso ahora Aniki aún se encarga de manejar las relaciones diplomáticas en lugar de Aneki, quien sigue reacia a hacerlo. Bueno, lo hacía.

 

Él llego a su límite.

 

Nuestro Aniki por fin llego a su límite.

Según recuerdo, un día fue hasta donde yo estaba cargando con una expresión como si se fuera a morir y dijo “Te dejo a cargo” y después desapareció. No sé lo que me estaba pidiendo, pero fue la primera petición que Aniki me había hecho en toda su vida.

Siempre he sido una persona que la causado una gran cantidad de problemas.

 

Después de eso fui por diferentes lugares en busca del desparecido Aniki. ¿La razón por la que Aniki huyó tan de repente no habrá sido por ver la enorme cantidad de trabajo que se desbordaba como una cascada?

 

…. Aneki se recluyo en su habitación como siempre, ella estaba en silencio con unos ojos que habían perdido el color. Aneki, a ti también te he causado muchos problemas. Te dejo a ti el trabajo de Aniki (y mi parte también)

 

De esa manera comencé a buscar alrededor del mundo y preguntar entre mis conocidos por el paradero de Aniki, o más bien por los lugares en donde podría estar.

 

No estaba en ningún lugar de los que solía frecuentar. Decir que despareció no era una metáfora. Debido a que parece que en realidad despareció yo pensé que algo había sucedido. Debió ser algo muy importante. Tal y como paso antes mi sangre comenzó a alborotarse.

 

En cierto sentido esto debería ser el deber de madre. Pero, aunque me ponga en contacto con madre para hablar con ella entes de irme, no es una situación de la que pueda hablar así que no tiene sentido.

 

He confirmado una foto que me enviaron en un mansaje, ciertamente se trata de Aniki. No es una figura humana. Se trata de una imagen borrosa de una difusa luz y a la deriva. En otras palabras, eso es Aniki en estos momentos.

Aniki nunca tuvo una presencia sobresaliente, pero esto es humo fotoquímico. Únicamente se reconocería como contaminación.

 

El menaje que venía de lo más profundo de su conciencia decía que él estaba bien (Únicamente hizo que madre e hija se preocuparan buscándolo) así que decidí ir a escuchar su historia en sus sueños.

 

Trate de preguntar a un buen amigo suyo, Morusuke, quien habita en el mediterráneo, pero dijo algo acerca de la privacidad y aun cuando le grite y lo amenace con el puño no dio ningún resultado. Debido a que me dio la impresión de que me diría “Que tal una cita a ciegas” tuve que retirarme. Como te atreves a sacar la palabra privacidad cuando teníamos la mala costumbre de ir a espiar juntos, casi comienzo una pelea, que acaso eres una mujer. Tan solo habla ya.

 

Este tipo, ¿qué tan desesperado esta? Después te presentare a algunas chicas. Pero esta noche de seguro no conseguirás nada. Después de todo te voy a dar una paliza

Qué problema.

No tengo ningún amigo relacionado con eso. Tengo un conocido, pero no podré encontrarlo fácilmente si está asustado.

No hay opción. Tampoco es una situación en la que pueda decir que voy a ganar 2 de 3. Es muy pronto para entender las circunstancias, y del lado de Aneki es muy probable que ella colapse si todo sigue así.

 

A seguir buscando. Pensando en eso regresé y me encontré con una persona esperándome. Tenía pensado partir inmediatamente, y esta persona viene a casa justo en medio de todo, que mal tipo.  Por ahora no puedo atenderlo así que lo dejare para más tarde.

 

Susano: “Disculpe. Hoy estamos inusualmente atarea… que hace”

 

Al abrir la puerta vi una escena bastante inusual

La única persona a la que puedo llamar amigo, Yama-chan*.

La otra persona es sin duda la persona a la que estaba buscando. Solo que Yama-chan estaba dando un cálido abrazo al rostro pálido de esa persona.

*(Nota, por Yama-chan pobremente se refiere a Imra el dios del inframundo en el budismo, también se le puede nombrar Yama o Yamaraja, si lo interpretamos de esa manera Yama-chan saco a Tsukuyomi del inframundo y lo trajo de regreso. Gracias a Fabian Illanes por el dato)

Yama-chan: “Ya he escuchado una breve explicación. ¿Has estado buscando a esta persona verdad?”

Susano: “Bueno, sí, así es. La información viaja rápido uh”

 

Aunque no hace ni medio día que mande a Morusuke al hospital.

 

Tsukuyomi: “Au auauauaua ha, suéltame por favor… kyuu…”

 

Debido al apasionado abrazo el rostro de esta persona comenzó a ponerse de color purpura y se desmayó mientras soltaba una auaua. Bueno no es ninguna sorpresa. Esta persona no es muy resistente.

 

Yama-chan: “Si se trata de mi benefactor entonces déjamelo a mí. Te lo encargo a ti. Dale mis saludos a esa persona.”

 

Diciendo eso Yama-chan se dio la vuelta.

 

 

Susano: “Que sucede, ya que estamos en esto que al si vamos juntos”

Yama-chan: “No es necesario. Me encargare del trabajo restante por mí misma”

 

Diciendo eso Yama-chan se fue.

 

Que persona tan admirable. Puedo ver claramente como está tratando de ganar puntos, ella es muy buena en eso. La velocidad con la que viaja la información entre los acosadores es la mejor.

Bueno me ahorro las molestias de buscar. Ahora vamos a escuchar la historia de Aniki.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Tsukuyomi: “No, no es así,”

Susano: “Porque hiciste algo como eso…… A esto es un regalo de mi esposa”

Tsukuyomi: “Hou, esta es una de mis favoritas, tal y como esperaba de una dama, ella lo entiende bastante bien. Bueno entonces debería servir algo de té”

 

Me olvide de la historia que acabo de escuchar al internar darle el recuerdo a Aniki.

Parece que el recuerdo que mi esposa me dijo que le diera es la comida favorita de Aniki. Por dios que esposa tan considerada.

 

Susano: “Aa, estate quieto”

 

Detuve a toda prisa a Aniki ya que intento ponerse de pie del futon en el que estaba recostado dentro de su sueño. Incluso dentro de este sueño el habito de Aniki de no dormir, aunque esta tan débil no cambia.

 

Susano: “Hey, Yumefuku. Ve a servir él te, tienes tres minutos”

Yumefuku: “Eh!!… ¿Ha?? ¿Yo? ¡Entendido!!”

 

Sacudiéndose la historia y dejando salir una voz desagradable Yumefuku se levantó y desapareció rápidamente.

 

Tsukuyomi: “Lo lamento.”

Susano: “No digas eso. Ese Yumefuku, por lo que yo veo, quería salir de aquí. Si Yama-chan no hubiera venido a ayudar seria rearo que el viniera.”

Tsukuyomi: “Ya veo, también hice que esa chica se preocupara. Realmente no sé cómo disculparme.”

Susano: “Ella dio que ayudaría con el trabajo restante de Aniki con mucho gusto. Me pidió que te saludara de su parte.”

 

Ella ayudo bastante. Por eso, esta vez no voy a decir nada acerca del asunto del acoso.

 

Susano: “Si quieres darle las gracias hazlo después de que te recuperes.”

Tsukuyomi: “Aa. Si, iré a disculparme con todos.”

 

Cuantas molestias crees que tuvimos debido a que Aniki despareció. Que Aniki sea tan inconsciente es un lado malo de su personalidad.

Si tuviera que comparar lo que pasamos, sería como si en un lugar trabajo de 9 a 5 donde no hay horas extra, la jornada laboral aumentara repentinamente a tiempo completo. Y además no se contratará a más personal.

 

Tsukuyomi: “Pero, aun así, mi trabajo a diferencia del tuyo o el de Nee-san en su mayoría lo puede realizar cualquier persona. ¿Realmente es para hacer tanto alboroto?”

 

No lo entiende.

Tal y como creí Aniki no entiende absolutamente nada.

Ciertamente en cierto sentido el trabajo de Aniki es ser un “todo en uno”, cualquiera puede reemplazarlo. Pero ese no es el problema.

Cantidad.

La cantidad de trabajo de Aniki es única. Un súper hombre. El día de Aniki de ninguna manera puede tener solo 24 horas.

Tanto yo como Aneki nos quedamos azules.

 

En este momento el número de formas de vida inteligentes en la tierra es muy grande. De hecho, los llamados humanos son un caso extremo.

El tiempo de trabajo de Aniki es por la noche cuando los humanos descansan. Además, los humanos no pueden vivir en el mar. En otras palabras, fácil, o eso parecía.

 

Sin embargo, el mundo no se mueve solo para las existencias que poseen inteligencia. Nosotros no comprendíamos eso. Todo el mundo depende de la coexistencia.

Observar a los humanos en la tierra, además del medio ambiente y los problemas que los rodean. Jurisdicción sobre todo el vasto océano. Además de encargarse de conectar la circulación de los beneficios en la tierra.

Estaba lejos de ser cenicillo. Además de ser poco estimulante e interesante.

 

Aniki hacia todo eso el solo. Además, desde la perspectiva de otras personas, no podía existir un trabajo más simple, hasta el punto de hacer dudar de sus capacidades. Pero en realidad se trata del trabajo más molesto, más aburrido y más tediosos que existe.

 

En este momento con respecto a la cantidad anormalmente alta de peticiones y documentos que tengo, el trabajo de Aniki es absolutamente insignificante. Eso es porque Aniki trabajó arduamente duro en crear un sistema para automatizar el trabajo.

Por eso me atrevía a decir que el trabajo de Aniki es pan comido. Que miserable

Susano: “…Aniki es increíble”

Tsukuyomi: “¿He, que sucede tan de repente?”

Susano: “No, es que, en realidad es muy sorprendente”

 

Y encima de todo se encargaba de limpiar el desorden mío y de Aneki. Y además también hablaba con madre para tranquilizarla por todo lo que hacíamos.

Ciertamente alguien muy confiable, Que exista alguien con esa personalidad debe de ser algún tipo de milagro.

Aniki es un tipo increíble.

Nn? Eso quiere decir que…

 

Tsukuyomi: “En cuanto a Ototo, realmente eres un tipo misterioso. Pasar todos estos problemas solo por las palabras de aquella vez.”

Susano: “Nn, bueno, por su puesto. Pero si del otro lado Morunosuke hubiera ayudado hubiera estado mejor. Oye Aniki...”

 

Decidí lanzar la pregunta que me ha surgido.

 

Tsukuyomi: “Si?”

Susano: “En cuanto al humano al que le has dado tu fuerza”

 

Que Aniki le hubiera dado fuerza a una persona en particular me sorprendió bastante.

Para empezar desde su nacimiento el atributo de Aniki es solo de apoyo. El solamente puede ayudar a alguien con la ayuda de otra persona.

 

Tsukuyomi: “Fumu”

Susano: “Le diste habilidad o Fuerza, ¿cuál de las dos fue?”

 

Hay tres formas de otorgar poder a un humano.

 

Una es, es por así decirlo, la habilidad “Poder hacer”.

Otra más tiene que ver directamente con el humano. Es decir, despertar la habilidad oculta de un ser humano.

La otra es otorgar aquello que se conoce como tesoro sagrado. Es no puede ser el caso aquí.

 

Tsukuyomi: “Fue Poder”

 

Ya me lo imaginaba. Si eso es así, entonces se trata de un regalo que le permite tener un desempeño inigualable cuando coopera con otros, la fuerza de un dios, el primer humano en todos los tiempos que fue elegido para ejercer esa fuerza. Dicho de otra manera, algo muy interesante. Pero a jugar por el “Te lo encargo” me pregunto si no habrá algún problema.

 

Pero, ahora mismo Aniki se encuentra muy débil. Eso le pasa por meterse en otro mundo a la fuerza.

 

Susano: “No seas irrazonable al tratar de interferir en otro mundo, podrías perder incluso tu cuerpo. Que cosa tan imprudente”

Tsukuyomi: “No, no, de hecho, tengo más fuerza de la que pensé que me quedaría. Aun si me hubiera retirado después de mostrarle el camino, igual hubiera quedado bastante débil. Hubiera sido un gran problema enviarlo a un mundo diferente sin ningún tipo de vigilancia”

Susano: “… más fuerza de la que pensabas. ¿Había un humano así de interesante en nuestro mundo?”

 

Mire a Aniki para ver como reaccionaba.

 

Tsukuyomi: “Ciertamente. Hay un montón de existencias interesantes”

Yumefuku: “¡Él te está listo, gracias por esperar! ~!”

 

Maldito Yumefuku, cuando por fin pensé que podría obtener algo de Aniki, que persona tan inoportuna.

 

Tsukuyomi: “Ho, Yumefuku, lamento las molestias, Voy a tomar un poco”

 

Parece que Aniki no tiene intenciones de responder más mis preguntas, se ha recostado tranquilamente. Está comiendo dulces muy felizmente.

Pero, aun así.

En este estado va a tomar bastante tiempo para que Aniki despierte. Fácilmente va a tardar cientos de años. Con algo de ayuda… difícilmente despertara en cien años.

Con respecto a la petición del trabajo que provoca migraña de Aniki, podría morir aplastado.

Todos en Takamagahara* podrían morir por exceso de trabajo.

Yare yare, se trata de la primera petición de Aniki. Así que vamos a hacerla.

 

Y así yo, Susano, termine con éxito mi visita a Aniki, Y mientras siento interés por ese humano que fue enviado a otro mundo comienzo a poner en orden las cosas.

 

*(Nota: Takamagahara, es el reino de los dioses en los cielos)