The New Gate Capítulo 37 (parte 1).




Manual




Proyecto: 

Este evento de invasión de monstruos genero más bajas que cualquier evento anterior.

 

Comenzando con los PKs disfrazados como el cuerpo de defensa de la ciudad, culminó en una invasión de monstruos con números y niveles mucho más grandes que de costumbre.

 

Gracias al esfuerzo de muchos jugadores, el asalto pudo ser resuelto en un tiempo relativamente corto, pero muchos jugadores con trabajos relacionados con la producción, así como aquellos que habían elegido quedarse en la ciudad habían perdido la vida. Muchos jugadores se quedaron mudos frente a las tiendas y casas que fueron reducidas a montones de escombros.

 

Las malas noticias, sin embargo, continuaron.

 

Un miembro de alto rango del gremio que estaba a cargo de las defensas de la ciudad había sido asesinado por uno de los PK que hicieron una matanza durante el alboroto de los monstruos. También hubo muchas bajas entre los miembros más cercanos al maestro del gremio, lo que significa que la limpieza de las mazmorras seguramente sería más lenta.

 

Tanto los gremios de producción como los gremios de combate activo habían sufrido daños inconmensurables.

 

Y lo mismo sucedió en el orfanato también.

 

Debido a la destrucción de la barrera gracias a Gargalla, el orfanato había perdido su protección y había sido severamente dañado debido a las batallas entre jugadores y monstruos.

 

La expresión de Emil después de regresar del refugio temporal estaba desanimada. Los niños también se detuvieron en seco al llegar al local.

 

Emil: “Holly…”

 

A pesar de saber lo inútil que era, Emil buscó a Holly, que se había quedado atrás para ganar tiempo para que ella y los niños escaparan, y se acercó.

 

Pronto, encontró a un hombre apoyado contra una de las paredes del orfanato: Shadow.

 

Emil: “¡¡Shadow!! ¡Estás a salvo! Estaba preocupada, ¿sabes?”

Shadow: “......”

 

Incluso después de que los monstruos fueron eliminados, Emil no pudo establecer una conexión de chat con Shadow.

 

Shadow apenas echó un vistazo hacia Emil, pero no mostró otra respuesta.

 

Emil: “¿Holly ... murió ...?”

Shadow: “…sí.”

 

Su respuesta no dejó dudas. Emil no pudo decir nada más.

 

A pesar de que ya sospechaba de la muerte de Holly antes de preguntarle a Shadow, aún tenía que preguntar para asegurarse. Cuando un jugador en la lista de amigos fallecía, su nombre cambiaba de blanco a semitransparente.

 

Emil: “¿Shadow? ¿A dónde crees que vas?”

 

Emil trató de detener a Shadow, quien se puso de pie y comenzó a alejarse, silenciosamente. Era claramente muy diferente de lo habitual.

 

Shadow: “......”

Emil: “Oye, escucha cuando--”

 

Emil agarró a Shadow por los hombros mientras se alejaba y lo jalo con fuerza hacia ella. El filo en la luz en sus ojos, sin embargo, la dejó sin palabras e incapaz de moverse.

 

Emil misma era una luchadora competente. Ella había luchado junto a Holly y Shadow antes y sabía la expresión severa que tenía cuando peleaba.

 

Sin embargo, nunca antes había visto una expresión como esta en su rostro.

 

El frío que sintió al mirarlo la congeló.

 

Shadow: “... cuida a los niños”.

 

Al decirle esto solo al inmóvil Emil, Shadow se fue en la dirección opuesta a la de los niños.

 

Su equipo andrajoso y su ritmo inestable, junto con la atmósfera que lo rodeaba, lo hacían parecer un fantasma.

 

Emil: “-”

 

Susurros escalofriantes salieron de la boca de Shadow.

 

Incapaz de decir nada o pensar en otra respuesta, Emil solo pudo verlo irse.

 

Shadow: “(Voy a matarlo, no importa qué).”

 

Mientras se alejaba, Shadow dejó un mensaje corto, lleno hasta el borde con un feroz intento de asesinato, que para Emil se sentía más como un rugido.

 

 

 

Después de enterrar a Marino, Shin se teletransportó a Kalkia y fue a al orfanato. La barrera que había puesto para protegerla habría detenido fácilmente a los monstruos que invadieron Kalkia; se suponía que era uno de los pocos lugares seguros de la ciudad.

 

Sin embargo, con lo que fue recibido fueron los gritos de los niños frente al edificio destruido.

 

Shin: “La barrera ... ¿se ha ido?”

 

Shin tuvo un mal presentimiento debido a esta anomalía y examinó el edificio parcialmente destruido. Al hacerlo, encontró a Ryohei y Teppei sentados contra la puerta.

 

Teppei: “Ah, Shin ...”

Shin: “¿Qué pasó?”

 

El siempre enérgico Teppei parecía completamente agotado. Shin miró a Teppei, mirando hacia abajo en silencio, a Ryohei, quien, en un tono apenas audible, susurró: “La Sra. Holly está muerta.

 

Shin: “…Ya veo. ¿Dónde está Shadow?

Ryohei: “No sé. Él no está aquí, al menos.”

 

Shin simplemente contesto: “Ya veo”. Luego abrió la puerta del orfanato. Allí, vio a Emil junto con los niños más grandes tratando de calmar a los más jóvenes que lloraban interminablemente.

 

Emil: “¡¡Shin!!”

 

Emil notó que Shin entraba y rápidamente se acercó a él. Tal vez debido a la atmósfera pesada en la que estaba envuelto el orfanato, su expresión también parecía tensa.

 

Emil: “Estás bien”.

Shin: “Si, más o menos”

 

Ella lo había escuchado, pero parecía no saber qué decir.

 

Shin: “Escuché que... Holly murió”.

Emil: “…sí. Tú ... bueno, no sé qué decir ...

 

Shin: “No te preocupes por elegir palabras, por favor. No le quedaba mucho tiempo de todos modos.”

 

Si el incidente del secuestro no hubiera sucedido, Marino podría estar viva. Había la posibilidad concreta de que el ataque le hubiera causado un gran estrés.

 

Sin embargo, era inútil pensar en eso ahora. Incluso si los jugadores que murieron en el juego despiertan en el mundo real, esto no incluye a Marino.

 

Este tipo de pequeña esperanza tampoco existía. Su muerte era algo definitiva.

 

Shin: “... ¿Dónde está Luca?”

Emil: “Mira, ella está allí”.

 

Emil señaló a Luca, sentándose y abrazándose las rodillas. Cuando notó que Shin se acercaba, claramente jadeó y corrió hacia él.

 

Luca: “¡Marino!?”

 

La mirada de Luca miró a Shin y luego al resto de la habitación, probablemente buscando a Marino.

 

Shin: “…lo siento.”

Luca: “¿Eh?”

 

Luca se detuvo. Ella no entendía por qué Shin se disculpaba.

 

Shin no tenía intención de ocultar nada, sin embargo. Sabía que decirle a un niño pequeño como Luca sobre la muerte de Marino era cruel, pero no quería mentir.

 

Shin: “Yo... no pude proteger a Marino. Marino ... ella ya no está con nosotros.”

 

Shin habló mientras miraba a Luca a los ojos. Ella guardó silencio por un momento.

 

Al tiempo que entendía las palabras de Shin, las lágrimas comenzaron a llenar sus ojos.

 

Luca: “Marino ... ¿no está con nosotros? ¿No podemos verla más ...?”

Shin: “…sí.”

 

Shin respondió con una voz sin alma. Cada vez que lo hacía, la expresión de Luca se torcía más.

 

Luca: “No…”

 

En el momento en que las lágrimas llenaron sus ojos, el dolor de Luca al ser separada de Marino se derramó.

 

Ni un momento después, ella comenzó a llorar en voz alta mientras llamaba el nombre de Marino. Su voz era tan fuerte, tan llena de tristeza, que los otros niños llorando se sorprendieron y dejaron de llorar.

 

Shin: “......”

 

Shin no supo qué decir. No sabía cómo consolar al pobre Luca, que lloraba sin dejar de abrazarlo.

 

Había fallado en su promesa de proteger a Marino, pero Luca no culpó a Shin.

 

Las lágrimas y el llanto de Luca no contenían nada más que pura y absoluta tristeza.

 

Shin: “Lo siento…”

 

El susurro de Shin fue ahogado por los gemidos de Luca.

 

No se movió hasta que Luca, cansada de llorar, se durmió.

 

•••••••••••••••

 

Emil: “¿Te vas?”

Shin: “Sí. Por favor cuida a los niños.”

 

Shin colocó a Luca en una cama, luego le dijo a Emil que no visitaría el orfanato por un tiempo.

 

Emil no intentó detenerlo: ella solo lo miró, preocupada.

 

Emil: “No sé si este bien decir algo como esto, pero no vayas a morir. Estoy cansada de ver desaparecer a las personas que conozco.”

 

Shin sonrió para tranquilizar a Emil y le dio la espalda al orfanato.

 

Sin: “No te preocupes. No voy a morir ----- Voy a matar.”

 

Su último susurro no llegó a oídos de nadie.

 

Al salir del orfanato, Shin entró en un callejón desierto y ocultó su figura con una larga túnica con capucha. Llevaba puesta [Hollow Shade Tatters] una vestimenta de grado antiguo de rango superior, con todos los puntos de bonificación destinados a la ocultación.

 

Tal y como el nombre sugiere, parecía una vieja túnica hecha jirones, pero tenía el efecto de hacer al usuario indetectable a [Analyze] u otras habilidades de búsqueda, siempre que el usuario tuviese 100 o más en su atributo DEX que el lanzador.

 

Al ser usada por Shin, la cantidad de jugadores que podrían detectarlo podría contar con una mano.

 

Oculto dentro de [Hollow Shade Tatters], Shin avanzó silenciosamente por el callejón.

 

Después de unos cinco minutos, encontró una puerta de madera. Parecía la puerta trasera de un restaurante, una vista perfectamente normal para un callejón. Per al usar una habilidad de evaluación en él, ser revelaba que poseía una robustez impensable desde su apariencia.

 

Shin abrió la puerta, que en realidad estaba hecha de un material más robusto que el Orichalcum, para entrar en un bar con poca luz y música suave de fondo.

 

El cantinero era un hombre de unos 40 años con el pelo gris ceniza peinado hacia atrás. El ambiente en el bar era tranquilo y apacible. El cantinero era justo como Shin escuchó y era el intermediario de información que estaba buscando.

 

De un vistazo, el interior parecía el de un bar famoso, solo los verdaderos conocedores lo sabrían, pero la mayoría de los clientes ocultaban sus facciones con máscaras o capas. No había un letrero afuera para señalar la presencia de un bar tampoco.

 

Este era un bar donde todos los invitados compartían un objetivo común.

 

Shin: “Gimlet.”

 

El barman se acercó a su asiento y Shin pidió un cóctel después de colocar una moneda en el mostrador.

 

El barman tomó la moneda, miró la moneda roja debajo de ella, y luego a Shin otra vez. Después de mirar al nuevo visitante por unos segundos, sacó lima y una botella de ginebra para comenzar a preparar el cóctel.

 

Mientras el cantinero estaba preparando la bebida, Shin recibió una llamada de chat de voz.

 

Barman: “(¿Eres un cazador? ¿O un sabueso?)”

 

La llamada había venido del barman frente a él.

 

Shin: “(Cazador.)”

 

Shin respondió la pregunta con una palabra.

 

Barman: “(…tu nombre.)”

Shin: “(Shin.)”

 

La coctelera del cantinero se detuvo por un segundo, solo para moverse nuevamente de inmediato, como si nada hubiera pasado.

 

Barman: “Me disculpo por la espera. Aquí está tu Gimlet.”

 

El barman, que había preparado la bebida en silencio, le ofreció el vaso a Shin.

 

Se veía un trozo de papel sobresaliendo de base bajo la copa de cóctel.

 

Shin bebió la bebida y tomó la hoja de papel. Fingiendo no notar los ojos de los ocupantes de la barra sobre él, se fue rápidamente.

 

Shin salió del callejón y llegó a una calle abarrotada, luego entró al primer restaurante que pudo encontrar, pidió algo y finalmente abrió el trozo de papel. El pedazo de papel estaba envuelto en una pequeña tarjeta cuadrada de 1cemel que contenía un conjunto de coordenadas que apuntaban a algún lugar de Kalkia.

 

Shin: “Desaparece después de que lo abres, eh”.

 

Shin memorizó las coordenadas, pero antes de que pudiera descartar el trozo de papel, ya se había desvanecido en un destello de diminutos polígonos. La pequeña tarjeta todavía estaba en su mano. Mientras admiraba honestamente la complejidad de ese método, Shin verificó las presencias en los alrededores, pero no encontró ninguna respuesta relevante. Nadie lo estaba siguiendo, aparentemente.

 

Shin devoró la comida que había ordenado e inmediatamente se dirigió al lugar señalado por las coordenadas.

 

La ubicación, cerca de un punto de tele transportación, lucia como a cualquier otra tienda de dos pisos.

 

Shin sabía, sin embargo, que la apariencia era solo camuflaje. La tienda estaba llena de objetos, pero aparte del empleado no había nadie dentro.

 

Shin tomó un objeto al azar y lo trajo a la caja registradora. Cuando pagó, le entregó la tarjeta al empleado también.

 

“... por favor entra”.

 

El empleado se sorprendió un instante después de ver la tarjeta y leer el nombre de Shin, pero rápidamente volvió a su expresión en blanco anterior.

 

Shin procedió en la parte posterior de la tienda, como el empleado le había dicho que lo hiciera. El corredor conducía a una sala utilizada para negociar con los clientes. El empleado silenciosamente empujó una mesa a un lado y levantó una gran baldosa del piso, que reveló una serie de escaleras que bajaban.

 

“Por favor, proceda solo”.

Shin: “Lo tengo.”

 

Shin acepto la declaración del empleado y baja las escaleras de piedra.

 

Las escaleras apenas iluminadas formaban una espiral; al seguirlas durante un rato condujo a una puerta de aspecto robusto, como la de la entrada del bar. Shin tocó el picaporte y la puerta se abrió con sorprendente facilidad.

 

Todos los jugadores en la sala más allá de la puerta expresaron su sorpresa por la llegada de Shin, ya sea a través de sus expresiones o gestos.

 

“Entonces tú también viniste”.

 

Justo cuando Shin estaba pensando qué hacer, un hombre que llevaba la misma capa hecha jirones le habló.

 

Shin se volvió hacia esta voz familiar y encontró a Shadow. Shin había escuchado de Emil que había desaparecido después del evento de invasión de monstruos. Encontrarlo aquí significaba que la razón detrás de su desaparición era la misma.

 

Shin: “Me imaginé que estarías aquí”.

 

Holly había muerto para ganar tiempo para que los niños del orfanato escaparan del ataque de los PKs. No era extraño entonces que Shadow estuviera aquí, una de las bases del gremio PKK “Avidya”.

 

Cuando “Avidya” se formó por primera vez, aparentemente era una comunidad para que los jugadores cuyos compañeros habían sido asesinados por PKs intercambiaran información, pero ahora estaba compuesta por miembros que intercambiaban información y recaudaban fondos y otros que buscaban activamente PKs; un gremio especializado en rastrear y eliminar a los PKs.

 

Mientras se siguieran dos reglas: prohibido traicionar y no dudar en ensuciarse las manos, a cualquiera -mujeres y niños incluidos- se le permitía unirse.

 

Por supuesto, había jugadores que, como Shin, también pertenecían a otros gremios.

 

Los jugadores que habían creado un gremio con amigos cercanos, pero ahora estaban solos, también eran muchos.

 

Como los jugadores no podían pertenecer a más de un gremio al mismo tiempo, no eran miembros oficiales, pero ayudaban al gremio a reunir información, recaudar fondos como partidarios externos o como tropas de campo.

 

La pregunta que le hizo el barman a Shin fue si él era un Sabueso (soporte trasero) o Cazador (un soldado de campo).

 

Sin embargo, si se obtenía permiso para unirse al gremio o no, dependía del juicio del gremio. Si un jugador era rechazado, nunca recibiría información de “Avidya”, sin importar cuánto suplicaran.

 

Shadow: “Si alguna vez obtiene información sobre un hombre llamado Gargalla, dímelo”.

 

Shadow habló con un tono empapado de odio que Shin nunca había escuchado de él antes.

 

Shin: “¿Él es quien ...?”

Shadow: “Sí, tendré mi venganza”.

 

En el gremio, los jugadores usaban su información, dinero o poder de combate como moneda para que otros se vengaran de ellos o para obtener información sobre de quién querían vengarse.

 

Los jugadores avanzados como Shin y Shadow seguramente se unirían a las tropas de campo. Incluso si se enfrentaran a oponentes que no conocían o nunca conocieron, siempre y cuando sean PK, moverían sus espadas sin dudarlo.

 

Shin: “Entonces, si aprendes algo sobre un hombre llamado Vlad, házmelo saber”.

 

La red de información de Shin no había encontrado nada sobre el paradero de Vlad.

 

Los PKs eran originalmente expertos en esconderse. Vlad era especialmente hábil; cuando Shin lo había encontrado frente al orfanato, Vlad había mencionado el nombre de Laos de los Leones Salvajes, líder del cuerpo de las Piernas Explosivas, pero este último dijo que no conocía a Vlad.

 

Aparentemente, algunos traidores se habían infiltrado en los “Leones Salvajes” y Lao estaba ahora ocupado en encontrar a las manzanas podridas.

 

“¿Oye, son los nuevos chicos de los que habló el maestro del gremio?”

 

Después de hablar con Shadow, Shin estaba pensando en preguntar por el método para reunir información, cuando un hombre con vendas negras cubriendo la mayor parte de su rostro se le acercó.

 

Shin activó inmediatamente [Analyze], pero debido a las restricciones del edificio, la habilidad no mostró ninguna información. La tienda aparentemente también funcionaba como una casa de gremio. En una casa de gremio, todas las habilidades además de las de combate tenían su uso restringido.

 

Shin: “... Sí, no hay error sobre eso. ¿Deberíamos decir nuestros nombres?”

“Nah, no usamos nuestros nombres de personajes aquí. Los miembros generalmente se identifican usando números. Yo soy Seis, estoy a cargo de las tropas de campo. Tu número será Uno, el otro tipo será Tres. Usen eso de ahora en adelante.”

Shin: “¿Los números significan algo?”

Seis: “Aquí es donde se reúnen los soldados de campo. Los números aquí obviamente significan la poción que tiene en cuanto a poder, ¿verdad? ... bueno, normalmente haría que me mostraras lo bueno que eres, pero ustedes dos son bastante famosos. Especialmente este tipo aquí, apuesto a que es raro encontrar jugadores que nunca hayan oído hablar de ti.”

 

El hombre que hablaba con Shin y Shadow tenía los ojos nublados, pero no parecía ser debido a la codicia u otros deseos. Basado en lo que dijo, él también parecía saber acerca de Shin, a pesar de que [Hollow Shade Tatters] lo ocultaba.

 

Shin: “Aunque mi cara está escondida”.

Seis: “Dijiste tu nombre al cantinero, ¿verdad? Él es nuestro maestro de gremio, Garanagal.”

 

El propio maestro del gremio estaba a cargo de evaluar a los nuevos miembros. Pensando en ello, la penetrante mirada del barman tenía mucha intensidad.

 

Shin: “Ya debe haber un Uno y Tres, ¿no? Si cambian de nombre cada vez que alguien nuevo se une, ya nadie sabrá quién es quién.”

Seis: “No te preocupes por eso. Las clasificaciones no cambian fácilmente, y si lo hacen, nos enteraríamos. Los espacios para Uno y Tres estaban bacantes de todos modos. Hubo muchos de nuestros miembros que fueron a atacar una base de PK y nunca regresaron, después de todo”.

 

Los dos espacios vacíos aparentemente pertenecían a dos miembros que habían dejado este mundo. Sin embargo, antes de hacerlo, aparentemente habían eliminados a un gran número de miembros de alto rango del gremio PK [Ouroboros Hollow]. Seis añadió que, si bien no habían logrado eliminar al maestro del gremio, el alcance de las actividades del gremio probablemente disminuirá.

 

Shin: “Entonces, ¿dónde podemos obtener información sobre los PK?”

Seis: “Pregúntele a la mujer de allí. Su nombre es Calmia.”

 

Seis señaló a una mujer que llevaba un velo de color púrpura claro y ropa de estilo árabe, que sonrió cuando Shin y Shadow la miraron. Entre todos los jugadores que usaban equipo orientado a pelear contra otros jugadores, la alta exposición de piel de su atuendo se destacó excepcionalmente.

 

En la mesa frente a Calmia había una esfera de cristal del tamaño de una bola de boliche, que la hacía parecer una adivina.

 

Shin: “Conozco muy poco de las reglas aquí. Si dices que somos soldados de campo, ¿significa que nos moveremos siguiendo tus órdenes?”

Seis: “Nah, eso solo sucede cuando hay una batalla a gran escala. En general, nos movemos en pequeños grupos para rodear y vencer a otros grupos pequeños, pero eso es lo que hacen los miembros de baja destreza de combate. Para chicos como tú, apostaría que otras personas simplemente estorbarían. Es la misma situación con nuestro Dos, Cuatro y Cinco.”

 

En términos simples, haz lo que quieras. Shin se preguntó si estaba bien que las reglas fueran tan flexibles, pero era la mejor situación que podía haber esperado. Él podría dejarles que se encargarán de reunir información y él podría limitarse a reducir objetivos.

 

Mientras Shin reflexionaba sobre esos pensamientos, Seis formó un puño con sus manos, que parecían temblar levemente.

 

Seis: “Todos los jugadores fuertes se encargan de completar las mazmorras y no cooperarán con personas como nosotros. No quiero decir que estoy feliz por sus desgracias, pero estoy emocionado de que personas fuertes como ustedes se hayan unido a nosotros. Ahora puedo finalmente... tener mi venganza también.”

 

La voz de Seis temblaba. Mirando a su alrededor, Shin vio a otros jugadores exhibiendo reacciones similares.

 

En este mundo existía un medidor absoluto de fuerza, las estadísticas del jugador. Esto significaba que los jugadores fuertes eran intocables por muchos otros, una fuente de frustración sin fin para los más débiles.

 

Shin asintió a Seis y, junto con Shadow, fue a la mesa de Calmia.

 

Calmia: “Eres el nuevo, entonces. Seis probablemente te lo dijo, pero mi nombre es Calmia. Organizo toda la información que los Sabuesos nos envían. Si hay algo que quieras saber, solo pregunta.”

 

El tono tranquilo y equilibrado de Calmia correspondía con su atractivo avatar. Al parecer, se le permitió unirse a Avidya gracias a sus habilidades de gestión de la información.

 

A veces también usaba su buena apariencia para infiltrarse en territorio enemigo. Por supuesto, para alguien con poco poder de lucha como ella, penetrar las áreas controladas por PK significaba que no había garantía de que pudiera regresar con vida.

 

Calmia: “A diferencia de los cazadores que son muy pocos, hay muchos sustitutos para los sabuesos. Además, no hay cosas como los sueros de verdad en este mundo, así que a menos que hable, no hay forma de saber la información que tengo. Moriría antes de filtrar cualquier cosa, por supuesto.”

 

La sonrisa de Calmia desapareció de sus labios cuando respondió a Shin cunado pregunto si no era peligroso que un agente de información se uniera a las misiones de infiltración.

 

Otros podrían llenar la función de Calmia. Incluso si desapareciera, la organización no sufriría ningún daño real, siempre y cuando no filtrara nada.

 

Dependiendo de la situación, ella no dudaría en ser prescindible. Estaba claro que ella también estaba preparada para lo peor.

 

Shin: “Ahora que hemos terminado con las auto presentaciones, me gustaría saber sobre las ubicaciones de los PK. Los lugares donde muchos de ellos se reúnen son preferibles. Si tienes una lista, dame una y comenzaré a seleccionarla desde arriba.”

Calmia: “... Supongo que debería haber esperado que dijeras algo como esto”.

 

Los PK generalmente tienen bases fuera de las ciudades de origen. Debido a eso, a menudo luchaban contra monstruos y tenían altos niveles y estadísticas. Shin declaró claramente que quería encontrar y derrotar a múltiples oponentes al mismo tiempo, lo que provocó la respuesta incrédula de Calmia.

 

Shin: “Después de que empiece a cazar, no podré volver aquí por un tiempo. ¿Cómo podemos mantenernos en contacto?”

Calmia: “Solo regístrame como amiga y llámame a través de chat privado. Adjuntaré la lista a una tarjeta de mensaje y se la enviaré. ¿Qué va a hacer tu amigo allí?”

Shadow: “Voy a ir con Shin. Gargalla y Vlad estaban juntos, ¿verdad?”

Calmia: “Sí, eso es correcto. Hay varios testigos ... no, supongo que debería decir víctimas. Tenemos la información de que Pertenecen al gremio “Ouroboros”. Parece que Gargalla es uno de los mejores miembros del gremio. Vlad es un experto en ataques furtivos, por otro lado. Engañando y engañando a los demás, al parecer a veces ni siquiera se ensucia las manos.”

Shin: “…Ya veo.”

 

Shin hubiera querido tener esa información antes, pero era demasiado tarde para pensar en eso ahora.

 

Shadow: “Eso es más que suficiente. Shin, ¿me echarás una mano?”

Shin: “Por supuesto. Él es el que atacó el orfanato, después de todo. Quise cazarlo después de que terminé con Vlad.”

 

Vlad era su prioridad más alta, pero Shin pensó que Gargalla requería más precaución. Después de todo, había destruido su barrera: Shin esperaba que fuera más fuerte que Vlad, a quien había enfrentado en la batalla.

 

Calmia: “Estos dos son bastante famosos, pero no tenemos mucha información útil sobre el propio ‘Ouroboros’. Diré a los sabuesos que recopilen información sobre ellos como máxima prioridad. Además, esta es la lista de las bases y miembros de los gremios PK de la que tenemos conocimiento actualmente. Ustedes dos estarán bien, pero no todo será como dice la lista, así que asegúrense de mantenerse alertas todo el tiempo ...”

Shin: “Lo sabemos bien. No dejaremos que ni siquiera uno escape.”

Shadow: “Todos van a caer”.

Calmia: “Estaba hablando de su propia seguridad ... pero supongo que es demasiado tarde”.

 

Shin y Shadow pensaron que Calmia tenía la intención de decir que no dejaran escapar a un solo PK, y respondieron en consecuencia. Al escuchar tales respuestas, no pudo evitar reír amargamente.

 

Somos valiosos jugadores avanzados para Avidya. Ella no querría que muriéramos fácilmente, o eso pensó Shin.

 

Después de salir de la tienda, Shin y Shadow consultaron la lista de inmediato. Ellos aplastarían las bases PK comenzando por la más cercana y procediendo en orden.

 

Shin: “Vamos, entonces. ¿Cambiarás de armas?”

Shadow: “No, por favor solo dame un refuerzo. La única arma que voy a usar es esta ... el arma que obtuve de ella.”

 

Shin propuso ofrecer a Shadow un arma más fuerte, pero él se negó con una expresión rígida. Incluso si pudiera llevarlo a su muerte, no quería usar ninguna otra arma.

 

Shin: “Por favor toma esto, entonces. Seguramente será útil cuando luches contra Gargalla.”

 

Shin le dio a Shadow un brazalete decorado con gemas rojas, que tenía el efecto de prevenir la muerte instantánea al dejar al portador con 1 HP si recibían un golpe que reduciría su HP de más del 30% a cero.

 

El artículo simplemente evitaría la muerte cuando se infligiera una gran cantidad de daño de un solo golpe y no evitaría la muerte instantánea causada por golpes en la cabeza o el corazón, que ignoraron el HP restante.

 

Shin habría preferido darle a Shadow objetos que evitaran la muerte instantánea en todas sus formas, pero Shadow no podía equiparlos por carecer de estadísticas. El sistema de The New Gate permitía a los jugadores evitar la muerte accidental cada vez más a medida que aumentaba su nivel.

 

Shin se aseguró de que Shadow se equipara el brazalete, luego se dirigió al primer lugar que informaba la lista.

 

•••••••••••••••