Isekai Mahou wa Okureteru! Capítulo 81: Mientras puedan sonreír




Manual




Suimei: “Por dios, ¿qué podría significar esto ...?”

 

Mientras fruncía el ceño, Suimei llegó a la entrada del callejón que conducía a su base. La razón de sus palabras fue debido a las confusas noticias que trajeron consigo los caballeros que fueron a hacer un reconocimiento.

 

Ayer, Suimei y los demás lograron derrotar al elfo Romeon de forma segura y despejaron las sospechas que había sobre Liliana. Suimei estaba pensando en sus planes a partir de ahora, después de pasar toda la noche mientras le llegaba información sorprendente.

Hace un momento, cuando sonó una campana en toda la ciudad, la cáscara del cuerpo de lo que fue Romeon estaba atada a una estaca en la plaza sur.

Eso todavía estaba bien. El Imperio tenía la necesidad de declarar al público que el criminal detrás de los incidentes de coma fue atrapado. A pesar de que su respuesta fue rápida, no era algo impensable.

 

La otra cosa que informaron fue sobre los folletos que se pasaron a los ciudadanos informándoles sobre las circunstancias del incidente. Estaba escrito que el hecho de que Liliana fuera la culpable era un error. No solo eso, fue escrito que para capturar al verdadero criminal Romeon, a pesar de llevar esa acusación y haber escapado, ella tomó parte en su captura.

 

Esto tampoco fue un resultado increíble. El escalón más alto del Imperio necesitaba fabricar una razón apropiada de por qué no podían capturar a alguien que en ese momento se consideraba culpable.

Sin embargo, el hecho de que el aviso oficial apareciera antes incluso de que hubiera transcurrido un día y eso calmara la percepción de los ciudadanos de Liliana, solo podía dejar a Suimei con la cabeza inclinada hacia un lado.

 

En este momento, la Capital Imperial estaba en un estado mucho más tranquilo que cuando llegó Suimei. No importa con quién hablaban, palabras favorables hacia Liliana se desbordaban. Era como si toda la animosidad hacia Liliana hasta ahora hubiera desaparecido por completo.

 

Lefille, que estaba de pie detrás de Suimei, levantó el ala de su sombrero y entrecerró los ojos.

 

Lefille: “Qué historia tan extraña. Esto es, por supuesto, ¿el resultado de algo que Suimei hizo, cierto?”

Suimei: “No puedo hacer ese tipo de cosas. Publicar sobre Romeon en un tablón de anuncios es fácil, pero hacer algo como cambiar los sentimientos de los ciudadanos de la Capital Imperial es francamente absurdo, ¿sabes?”

 

Manipular los sentimientos de una ciudad entera en el lapso de un par de horas era una historia ridícula. La única técnica que Suimei podía pensar que podía lograr esto era colocar magia en el tablón de anuncios para sobrescribir los sentimientos de cualquiera que lo viera. En cierto sentido, usaría las palabras para infectar a la población. La pregunta entonces era si el escalón superior del Imperio tenía una razón para preparar un tablón de anuncios tan elaborado.

 

No era completamente imposible de hacer, pero no tenían ninguna razón para hacerlo. En primer lugar, también era cuestionable si tenían la tecnología para hacerlo. Naturalmente, también había dudas sobre cómo podrían ocultar el hecho de que la magia se aplicaba al tablón de anuncios. Poder llevar a cabo todo esto tan convenientemente era francamente imposible.

 

Por lo tanto, Suimei estaba planeando abandonar la Capital Imperial mientras las cosas se enfriaban.

 

Lefille: “Suimei-kun. Parece que nada saldrá de pensar más en eso.”

Suimei: “No estoy completamente convencido, pero creo que solo podemos darnos por vencidos acerca de encontrar la respuesta ...”

 

Cuando regresaba a la base con Lefille a cuestas, Reiji, Felmenia y los demás estaban saliendo. Al ver a Suimei regresar, Reiji habló con él.

 

Reiji: “Suimei, ¿es como pensamos?”

Suimei: “Sí.”

 

Como Suimei confirmó brevemente que lo que los caballeros les habían contado era la verdad, la expresión de Reiji naturalmente se volvió bastante seria. Con una arruga entre sus cejas, dejó escapar un gruñido dudoso.

 

Reiji: “… ¿Que significa todo esto?”

Suimei: “¿Quién sabe? Incluso si lo pienso, no lo entiendo, así que terminé abandonando la búsqueda de la respuesta.”

Reiji: “... ¿Eso está realmente bien?”

Suimei: “Obviamente no. No lo está, pero no hay nada que pueda hacer al respecto.”

Reiji: “... Oye, ¿podría estar haciéndolo esa persona?”

Suimei: “Rogue-san, eh ...”

 

Ciertamente era posible pensar que Rogue se estaba moviendo en las sombras, pero era difícil imaginarlo manejando tanto por su cuenta. Además, probablemente ya no estaba en la Capital Imperial.

 

Suimei: “Bueno, está bien ¿no? Con esto, la gente de la ciudad ya no tiene que vivir con miedo, así que al menos ha mejorado la situación.”

Reiji: “Suimei, eso es un poco irresponsable ...”

 

Reiji bajó sus hombros en asombro. Suimei también estaba atormentando su cerebro por lo que estaba pasando y le dejaba una sensación de incomodidad que no podía sacar de su estómago. Esta vez habían logrado resolver el caso de Liliana, pero aún había partes que él no entendía. También estaba la cuestión de cómo Romeon llegó a saber sobre los “nombres salvajes”. No había nada en la memoria de Romeon que apuntara hacia eso tampoco.

 

Suimei sintió que las cosas estaban en movimiento en algún lugar que no podía ver. Sin embargo, aún no era capaz de juzgar si esas cosas eran buenas o malas ...

 

Suimei: “Además, todos ustedes. Perdón por ser tan repentino, pero dentro de dos o tres días les pediré a todos que se vayan de este lugar “.

 

Al escuchar la repentina demanda de que se fueran, Mizuki lo interrogó con un tono sorprendido.

 

Mizuki: “¡E-espera un segundo, Suimei-kun! ¡Eso es demasiado repentino! Además, dado que el problema de Liliana-chan ha sido resuelto, no hay necesidad de que Suimei-kun y los demás abandonen la Capital Imperial ¿verdad?”

Suimei: “Eso es verdad. Pero pronto iremos a la Alianza Saadias, así que te digo que decidas dónde quedarte mientras estés en la Capital Imperial.”

Mizuki: “¿La alianza? ¿No es el estado auto gobernado? ¿Por qué?”

 

Cuando Mizuki inclinó su cabeza hacia un lado, Reiji le respondió cuando un pensamiento vino a su mente.

 

Reiji: “¿Podría ser, es para encontrar una forma de regresar a nuestro mundo?”

Suimei: “Así es. Había algo así en el libro que Felmenia me había traído antes.”

 

Al escuchar eso desde las cercanías, Titania lanzo una mirada de reproche hacia Suimei.

 

Titania: “Suimei. Dices que estás buscando un camino de regreso, pero no estás diciendo que una vez que encuentres un camino de regreso tienes la intención de dejar a Liliana sola ¿verdad?”

 

Las palabras de Titania hacia Suimei estaban llenas de más espinas que nunca. Fue solo natural. Por un lado, Suimei estaba diciendo que cuidaría de Liliana. Por otro, decía que quería volver a su mundo. Si alguien escuchara ambas cosas, solo podría tomarlas como declaraciones contradictorias.

 

Pero Suimei también había pensado correctamente sobre esto también.

 

Suimei: “Por supuesto que no estoy diciendo eso. Una vez que encuentre un camino de regreso, me llevaré a Liliana y la cuidaré adecuadamente. Es razonable que me encargo de ella hasta que sea capaz de cuidarse por sí misma después de todo.”

Liliana: “E-eso es obvio. Si Suimee me dejara y se fuera por su cuenta, ¡sería un problema!”

Suimei: “Dije que todo irá bien”.

Liliana: “Absolutamente, ¿verdad?”

 

Liliana gritaba atónita mientras interrogaba a Suimei con preocupación. A su lado, como si hubiera encontrado un material nuevo para atacar a Suimei, Mizuki lo miró con una amplia sonrisa.

 

Mizuki: “Ella está realmente apegada a ti, verdad ~”

Suimei: “Realmente tienes que decir eso todas y cada una de las veces ...”

 

Era su intercambio habitual, Mizuki ataco y Suimei respondió como si estuviera fuera de lugar. De repente, Felmenia dio un paso adelante.

 

Felmenia: “E- esto, pues, S-Suimei-dono”.

 

Mientras lo llamaba, ella le dirigió una mirada como si estuviera buscando algo. Quizás ella estaba diciendo que ella también era una de sus estudiantes. Sus ojos temblaban ligeramente de ansiedad. Lo cual solo podría significar ...

 

Suimei: “Ah, eso me recuerda, dijiste que querías ver nuestro mundo, ¿cierto?”

Felmenia: “S-sí! ¡Estoy muy interesada!”

 

Cuando él le preguntó, ella respondió enérgica y deliciosamente como si algo extraordinariamente bueno hubiera sucedido.

Suimei miró por encima del hombro y le preguntó a Lefille.

 

Suimei: “¿Qué hay de Lefille?”

 

Mientras buscaba confirmación, ella ligeramente infló sus mejillas como si estuviera haciendo un puchero.

 

Lefille: “Ya está decidido que iré. Qué frío de tu parte.”

Suimei: “No tienes algún asunto pendiente?”

Lefille: “Después de hacer lo que tengo que hacer, no hay ninguna cosa por la cual tenga que quedarme en ningún lugar.”

Suimei: “Ya veo.”

 

Después de responder a Suimei, una expresión solitaria apareció en su rostro. Lefille estaba sola en este mundo. Si no tenía un lugar al que volver Suimei pensó que sería muy agradable llevarla al otro mundo.

Cuando terminó la conversación, Suimei se dirigió a la entrada de la casa por su cuenta. Y luego, por alguna razón, Felmenia vino balanceándose arriba y abajo como un perrito detrás de él.

 

Cuando se detuvo en la puerta y miró hacia atrás, ella comenzó a hablar.

 

Felmenia: “Suimei-dono. Hay algo que me gustaría preguntarte “.

Suimei: “¿De qué se trata?”

Felmenia: “Es sobre lo que me dijiste ayer sobre la entropía mística”.

Suimei: “Aah, ¿eso? Después de todo, es bastante complicado, si tienes alguna pregunta solo no te contengas y continua.”

 

Suimei estaba a punto de entrar a la casa y tenía su mano en el pomo de la puerta. Felmenia se colocó detrás de él y pareció perpleja porque tenía la cabeza inclinada hacia un lado.

 

Felmenia: “Incluso si se aumenta la entropía, la proporción de ‘los componentes que establecen las leyes místicas’ y ‘los componentes que establecen las leyes físicas’ volverá a la normalidad ¿verdad?”

Suimei: “Sí. Es como lo describí ayer, ¿hay algún problema con eso? “

Felmenia: “-Pero Suimei-dono. Si ese es el caso, ¿no sería posible utilizar la magia continuamente hasta el punto de que todas las leyes físicas en el mundo estén desordenadas?”

 

Al escuchar esas palabras, Suimei permaneció de pie allí de espaldas a ella. Con su mano todavía en el pomo de la puerta, su cuerpo se puso rígido, o, mejor dicho, era más como si el tiempo se hubiera detenido por completo para él y no se moviera.

 

Suimei: “...”

Felmenia: “¿Suimei-dono?”

 

Felmenia no estaba segura de lo que estaba pasando. Si era Suimei, estaba segura de que respondería de inmediato, por lo que su comportamiento actual era extraño. Ella pensó que tal vez era algo que él realmente no sabía.

 

Suimei: “¿Qué harás sabiendo eso?”

Felmenia: “E-incluso si dices lo que haré ... ¿fue algo que no debería haber preguntado?”

Suimei: “No, ese no es el caso... es algo sobre nuestro mundo, así que no creo que tenga mucho que ver contigo.”

Felmenia: “... ¿No tiene algo que ver con este mundo también?”

Suimei: “No puedo decirlo con toda seguridad. Bueno, mientras los humanos existan, hay un ochenta o noventa por ciento de posibilidades ...”

Felmenia: “...?”

 

Felmenia no pudo comprender con firmeza de lo que estaba hablando Suimei. Mientras fruncía el ceño, Suimei comenzó a responder su pregunta inicial.

 

Suimei: “... Tal como mencionó Felmenia, incluso cuando ‘los componentes que establecen leyes místicas’ y los ‘componentes que establecen leyes físicas’ se mezclan, la gran cantidad de ‘componentes que establecen leyes físicas’ en el espacio circundante traerá nuevamente las leyes físicas al equilibrio. Sin embargo, la mezcla de componentes es un fenómeno irreversible, no es como si los componentes que se mezclaron volvieran a su estado original.”

Felmenia: “Sí. En ese caso, si uno continúa utilizando la magia, ¿el mundo eventualmente se convertiría en uno en el que las leyes se desordenan? “

Suimei: “Así es. Aunque regrese a su estado anterior, el lugar que los humanos ocupan es un mundo cerrado. El día en que las leyes científicas, el orden natural, los fenómenos naturales y el sentido común en manos de los humanos terminen siendo una amenaza definitivamente vendrá. Entonces, los humanos tendrían que encontrar un medio para huir de ello, o quizás si logran resolver los misterios del cosmos ... “

Felmenia: “Misterios del cosmos ...?”

 

Sin embargo, Suimei no respondió su pregunta. En cambio, continuó explicando conceptos que Felmenia entendió.

 

Suimei: “El mundo está hecho de leyes físicas conocidas como la ‘teoría de la eternidad universal’, si esas leyes son desordenadas, no importa cuántos experimentos se ejecuten usando esas leyes como base, no podrían obtener ningún resultado. En otras palabras, en ese momento, la humanidad ya no podrá desarrollar más la ciencia. Y luego, cuando el desarrollo científico se detenga, las ganancias de actividades académicas similares desaparecerán y su desarrollo también se detendrá. Al final, incluso el desarrollo de la magia terminaría ya que se basa en el conocimiento del mundo.”

 

Como él solo estaba traqueteando, Suimei continuó explicando las cosas por sí mismo. Felmenia tenía escalofríos como si fuera algo que no debería haber tocado. Su expresión estaba llena de tensión y miedo.

 

Sin embargo, a pesar de eso, Suimei continuó hablando.

 

Suimei: “Cuando se pierda el desarrollo del conocimiento, la humanidad no podrá alcanzar nuevos conocimientos y nada nuevo nacerá. Ese tipo de mundo bien se podría considerar como un mundo muerto. Mientras exista el concepto de tiempo en el mundo, los humanos siempre estarán en una posición en la que no puedan escapar del progreso del tiempo. Si pierden la capacidad de oponerse al flujo de tiempo y crear cosas nuevas, el único curso que les aguarda sería morir lentamente. Un mundo sin desarrollo no es más que un mundo podrido. En otras palabras, este momento final sería cuando la entropía mística se desborde.”

 

De repente, una sensación de hielo se arrastró por la espalda de Felmenia. Suimei estaba aludiendo a cosas que no deberían estar relacionadas con este mundo, pero aun así su espalda se convulsionó por los escalofríos.

 

Felmenia: “... Si es así, ¿la magia es algo que no debería existir?”

Suimei: “No, ese no es el caso. Ya sea que exista o no la magia, significa que ambas leyes místicas y físicas deben mantenerse en equilibrio.”

Felmenia: “Entonces, ¿es eso posible?”

Suimei: “Es imposible.”

 

Suimei cortó esa esperanza en un instante. Felmenia lo miró con ansiedad en sus ojos.

 

Suimei: “El final está predeterminado, eso es algo establecido. Si la magia continúa desarrollándose, entonces el desarrollo del mundo llegará a su fin. Si la ciencia continúa desarrollándose, eventualmente los recursos del mundo se acabarán y el mundo llegará a su fin por el calor. Por supuesto, si la humanidad se extiende demasiado, uno podría pensar que se desbordara el contenedor conocido como el mundo. El resentimiento reprimido del que hablé antes se reuniría y aceleraría el deterioro del mundo entero. El uso de los recursos y el desarrollo del conocimiento, incluso en un mundo donde la población está controlada, terminará en un mundo donde el desarrollo se detenga. De cualquier manera, todos los nacidos en el mundo están destinados a perecer.”

 

No había esperanza. Habiendo entendido esas palabras, Felmenia no pudo hablar. Incluso si lo que estaba hablando Suimei era algo en un futuro lejano, no cambiaba el hecho de que todos en ese mundo algún día encontrarían su fin cuando enloquecieran.

 

Suimei: “Mientras los humanos sean una forma de vida inteligente, creo que es muy probable que este mundo, al igual que el nuestro, esté gobernado por la ‘teoría de la eternidad universal’. Si piensas en eso de esa manera ...”

Felmenia: “Entonces, ¿eso significa que nuestro mundo perecerá algún día?

 

Mientras Suimei volteaba, Felmenia estaba parada allí con una cara como si estuviera preguntando qué deberían hacer. Al igual que un profesor que mira a un estudiante con problemas, sonrió suavemente hacia ella.

 

Suimei: “Bueno, no hay razón para ser tan pesimista al respecto. Ciertamente, el fin del mundo está predeterminado a convertiste en un mundo sin valor. Pero, aun así-”

 

Mientras decía eso, Suimei hizo una seña a Liliana que estaba rodeada por Reiji y los demás. Al ver eso, Liliana salió del círculo y se dirigió hacia Suimei.

 

Liliana: “Suimee, ¿qué pasa?”

Suimei: “Nada, está el caso de buscar un medio para regresar a mi mundo, pero creo que deberíamos buscar a Rogue también.”

Liliana: “¡S, sí!”

 

Ella se había puesto tímida mientras Suimei acariciaba suavemente su cabeza. Al ver eso desde cierta distancia, Reiji y el otro dejaron salir una cálida y agradable sonrisa.

 

Felmenia: “Ah-”

 

Habiendo descubierto lo que Suimei estaba tratando de decir, Felmenia alzó la voz. Al ver esto, Suimei sonrió con un corazón tranquilo.

 

Suimei: “Incluso si el mundo no vale nada, si incluso un poco del mundo puede permanecer en un estado en el que todos puedan sonreír, ¿no es eso algo bueno?”