Isekai Mahou wa Okureteru! Capítulo 77: Luz de estrellas para borrar la maldad




Manual




De repente, una de las estanterías del segundo piso se elevó como si estuviera al lado de una explosión, y dibujando un arco en el aire, se estrelló contra Romeon en el piso debajo de ella.

Sin embargo, obstruido por la oscuridad que se enroscaba a su alrededor, la gran conmoción no lastimó a Romeon en absoluto. Las estanterías y los libros que contenía se rompieron en pedazos y se enviaron volando mientras Romeon gritaba hacia el lugar desde donde volaban.

 

Romeon: “¿¡Quién está ahí!?”

 

Y luego, desde el segundo piso, apareció una sombra-

 

“... Nunca hubiera pensado que sería algo como esto”.

 

Bajando la barandilla del segundo piso, el que murmuró en voz baja era Rogue Zandyke. Suimei no tenía idea de cuánto tiempo había estado allí. Incluso como mago, no fue capaz de sentir su presencia en este lugar. Rebosante de espíritu de combate, abrió su abrigo militar y dirigió su mirada rojiza hacia Romeon como una espada.

 

Liliana: “Coronel…?”

 

Liliana lo miró con sorpresa, y, por otro lado, Romeon era como se esperaba, todavía rebosante de emoción.

 

Romeon: “Bien, pero si es Lord Zandyke. ¿Qué estás haciendo a esta hora?”

Rogue: “Los estaba persiguiendo a los dos y llegué a este lugar ... escuché todo lo que usted dijo”.

Romeon: “Ya veo. Tienes mis condolencias La cantidad de personas que deben morir aquí ha aumentado en una después de todo.”

 

Romeon aumentó en uno a los condenados a muerte. No tenía intención de permitir que nadie saliera vivo de este lugar. Echando un vistazo a la fuente de la risa ominosa, Rogue desenvainó su espada. Mirando a Rogue, Liliana corrió hacia él.

 

Rogue: “... Liliana, retrocede”.

Liliana: “¡Coronel!”

 

Liliana le gritó, pero Rogue no la estaba escuchando en absoluto. Saltó desde el segundo piso y llamó a Suimei.

 

Rogue: “Suimei Yakagi, te apoyaré”.

Suimei: “… Estaré a tu cuidado.”

 

Mientras Suimei respondía a Rogue, Romeon preparo el poder de la oscuridad preparándose para derribarlos.

 

Romeon: “¿Y qué pasa si la cantidad de personas aumenta en uno o dos?”

 

Las mesas y sillas en el área fueron enviadas a volar mientras se hacían añicos junto con una ola de oscuridad. Romeon se escondió detrás de una estantería cercana cuando Suimei, Liliana y su nuevo compañero Rogue se cubrieron en direcciones separadas.

 

Romeon: “¿Qué pasa? ¿¡No ibas a capturarme!?”

 

Reforzados por su creencia en la fuerza del poder de la oscuridad, los movimientos de Romeon fueron lentos. Asomando su cabeza fuera de la cubierta, caminando a un ritmo relajado, parecía que estaba tratando de decidir con qué presa comenzaría primero. Entonces, una voz llamó a Suimei de la nada.

 

Rogue: “... Suimei Yakagi, ¿puedes oírme?”

 

Suimei podía oír la voz de Rogue arrastrada por el viento. Era magia para hablar a distancia. Junto con eso, Suimei usó magia para responder.

 

Suimei: “Puedo oírte. ¿Qué sucede?

Rogue: “Tengo una pregunta. ¿Que ese poder que está usando el elfo? Es demasiado poderoso para ser magia de oscuridad.”

Suimei: “No, es exactamente magia de oscuridad. Pero debido a que la fuerza es demasiada, ha terminado convocando algo llamado existencia malvada desde otro plano de existencia. Debido a esa influencia, la fuerza que es la fuente del poder detrás del atributo de oscuridad está fluyendo en su forma pura.”

Rogue: “En ese caso, ¿es malo entrar en contacto con él?”

Suimei: “Mientras no haya contacto prolongado, no hay problema. Al final es un cumulo de malicia y resentimiento nacido de las personas. Aun así, no podemos dejar de moveros y permanecer de esta manera.”

Rogue: “Entonces, es una cuestión de repetir el patrón de golpear y alejarse...”

Suimei: “Yo iré primero”.

 

Cuando Suimei dijo esto, Liliana que estaba escuchando desde un lado lo llamó.

 

Liliana: “Suimee... Es una cantidad terrible de poder.”

Suimei: “Liliana. Todavía es fácil que esa cosa te absorba. Ten cuidado “.

 

Dejando esas palabras atrás para Liliana, Suimei saltó. Captando esto con sus ojos, Romeon inmediatamente balanceó su brazo disparando el poder de la oscuridad hacia él. Sin embargo, su puntería era pobre, solo rompió cosas en el área. Por otro lado, Suimei usó su magia de ataque. Un estruendoso sonido resonó en el aire repetidamente a medida que el área alrededor de Romeon explotaba.

 

Romeon: “Una cortina de humo eh-”

 

Las intenciones de Suimei eran exactamente como dijo Romeon. Como si coincidiera perfectamente con eso, Rogue disparó magia de viento que se tragó los libros en el área.

Romeon se defendió contra el viento entrante, pero Rogue avanzo oculto detrás de los muchos libros en el aire. Después de cerrar la distancia entre ellos en un instante.

 

Rogue dejó escapar un golpe hacia atrás, sin embargo, Romeon no hizo un solo esfuerzo para evitarlo y utilizó el poder de la oscuridad envuelto alrededor de su brazo para cortar el ataque.

 

Rogue: “Ku-”

 

Ser golpeado por el poder de la oscuridad directamente sería malo. Cuando Rogue percibió esto, saltó hacia atrás presa del pánico.

 

Suimei: “-Et Factus est Invisibilis Instar Venti.” (Mi espada es invisible, sin embargo, es tan filosa como el acero, ahoga a mi enemigo en un charco de sangre.)

 

Cubriendo la retirada de Rogue, Suimei disparó magia. Una innumerable cantidad de cortes invisibles volaron hacia Romeon. El poder de la oscuridad persiguiendo a Rogue fue cortado en pedazos por la magia de Suimei. Al ver el poder de esa magia, Romeon dio un paso atrás.

 

Romeon: “... Como era de esperar, con una de las Siete Espadas y Yakagi-kun como oponentes, estoy en desventaja ... Sin embargo”.

 

Romeon comenzó a cantar un hechizo. Igualando su tiempo, Suimei también comenzó a cantar.

 

Romeon: “-Oh oscuridad. Tú eres el que se traga toda la existencia, abrázate en negro atroz. Con esa apariencia indefinida, concédeme la muerte, ¡una muerte evitable delante de mí! Olgo, Lucuila, Ragua, Secunto, Labielalu, Baybaron!”

Suimei: “-Fiamma est Lego vis Mago Hex Agon Aestua Sursum! ¡Eva, Zurdick, Rozeia, Deivikusd, Reianima! “(Ensamble de llamas, como el grito del resentimiento del mago. ¡Da forma a la agonía de la muerte y estalla en llamas! Eva, Zurdick, Rozeia, Deivikusd, Reianima!)

 

Los cantos de Suimei y Romeon se solaparon por completo. Por un lado, estaba la magia oscura, y por el otro era magia de fuego. Lo que tenían en común eran las extrañas palabras desconocidas que ambos añadieron al final del canto.

 

Romeon: “Abrazo oscuro”

Suimei: “¡Fiamma! ¡Oh Ashurbanipal! “(¡Brilla! ¡Oh, piedra giratoria de Asurbanipal!)

 

Suimei y Romeon dejaron salir sus palabras clave al mismo tiempo. La oscuridad que nació detrás de Romeon se precipitó hacia adelante y se tragó todo a su paso, extendiéndose como una gran ola. Por otro lado, Suimei aplastó la llama brillante en la palma de su mano mientras llamas explosivas se acumulaban alrededor de Romeon. Dentro de la biblioteca, que temblaba con un estruendoso rugido, las deslumbrantes llamas quemaron el poder de la oscuridad regresándolas a la nada mientras las llamas continuaban volando hacia Romeon sin impedimentos.

 

Romeon adoptó una posición defensiva para defender su cuerpo contra las llamas mientras las llamas excesivas y vigorosas estallaban a través de las paredes de la biblioteca.

 

Temiendo otro ataque de Suimei, Romeon saltó afuera a través de uno de estos agujeros.

 

Romeon: “Guu... ¡Imposible! ¿Por qué tú, que no posees el poder de la oscuridad, puedes usar los ‘Nombres Salvajes’?

 

Suimei salió del agujero persiguiendo a Romeon y chasqueó el dedo hacia Romeon, obligándolo a retirarse más atrás en un terreno baldío. Y luego, mientras Suimei avanzaba con compostura, apareció desde la oscuridad bajo la luz de la luna.

 

Suimei: “-Lo que se conoce como el nombre de un dios es algo que en sí mismo es un poder enorme. Desde la antigüedad, muchos magos habían intentado utilizar ese poder para la magia. Sin embargo, esos dioses de otro plano de existencia no tenían nombres que un humano pudiera pronunciar. Incluso si alguien fuera capaz de nombrarlos, sería demasiado poderoso para que un humano lo usara. ‘Nombres salvajes’. Lo que compone esta retórica, en sí misma, son palabras que tienen un tremendo poder al hacer descender el nombre de los dioses. Es algo que puede mejorar el efecto de cualquier magia. ‘Nombres Salvajes’”.

Romeon: “¿Qué-?”

Suimei: “Los ‘Nombres Salvajes’ hacen más que solo fortalecer la magia oscura. No tengo idea de a qué conclusión llegaste al estudiarlos, pero parece que lo aprendiste incorrectamente ...”

 

Así es, ‘Nomina Barbara’ no era algo que aumentara la efectividad solo de la magia oscura. Al llevar el nombre de los dioses al nivel del habla humana, su significado se asemejaba al “aullido de las bestias” y se convirtieron en palabras que tenían poder. Podrían aplicarse a cualquier magia.

 

Romeon: “¿Y qué pasa si se puede usar para otra magia? ¡Si también puedes usar ‘Nombres Salvajes’, ¡entonces solo necesito aplicar ‘Nombres Salvajes’ a una magia aún más poderosa!”

 

Después de gritar, Romeon una vez más comenzó a cantar un hechizo. Al ver esto, Suimei dejó escapar una declaración exasperada.

 

Suimei: “... Si se usan los ‘Nombres Salvajes’, la efectividad de la magia ciertamente será elevada. Por otro lado, la magia que hace uso de estos se vuelve inestable y se pierde la capacidad de controlarla por completo. Tiene ese tipo de desventaja. Es por eso…”

Romeon: “-Oh oscuridad. Eres más poderosa que cualquiera de los ocho atributos. ¡La destrucción que provocas dará a luz a la absoluta desesperación! Olgo, Lucuila, ¡Ragua, Secunto, Labielalu, Baybaron! ¡Ruina Obscura!”

Suimei: “Mysterium vis Distorsión.” (Oh misterios, distorsiona rápidamente ese principio).

 

Emparejando el tiempo con la palabra clave de Romeon, Suimei dejó escapar un canto en un santiamén. Con eso, la magia oscura de Romeon sufrió un cambio repentino.

 

La enorme esfera de oscuridad tomando forma frente a él de repente perdió su forma y apareció justo donde estaba.

 

Romeon: “¡Guu! ¡Imposible! Qué demonios, pasó...”

 

Teniendo su magia oscura en su contra, Romeon fue golpeado directamente por su poder y vaciló. Dado que era su propio poder, el daño no fue tan grande, pero el impacto en su espíritu por el uso continuo de nombres salvajes fue considerable.

 

Por otro lado, Liliana, que estaba mirando por detrás de Suimei, se dio cuenta de lo que estaba sucediendo y habló con una expresión de sorpresa aún pegada a su rostro.

 

Liliana: “Eso fue, cuando yo ...”

Suimei: “-Distorsión de evento. En el momento en que se decide que ocurre un fenómeno físico, este contiene todos los eventos que pueden ocurrir junto con sus procesos y resultados. Todas estas cosas fluirán naturalmente hacia el resultado más probable, y ese resultado se manifestará. Pero si mezclamos ‘los componentes que establecen las leyes místicas’, entonces en ese punto en el tiempo, el resultado se vuelve inestable. Cuando se aplica correctamente, es posible usarlo contra leyes místicas como la que acabamos de mencionar, especialmente contra la magia inestable que ya no se puede controlar por completo.”

 

Usando la teoría de la magia, utilizó la confrontación entre componentes para desestabilizar el resultado. La magia que Suimei usó contra la magia de Liliana durante su lucha se basaba esta ley. Era una técnica que utilizaba ‘los componentes que establecían leyes místicas’ para enfrentar la magia que contenía el mismo tipo de componentes. Desestabilizó la magia y luego produjo un resultado conveniente para el lanzador.

 

Suimei: “Ríndete, bibliotecario-san. Para ti que no puedes usar magia poderosa sin usar los ‘Nombres Salvajes’, no hay posibilidad de ganar, ¿cierto?”

 

Suimei declaró que su victoria era inevitable. Mientras lo hacía, Romeon dejó caer sus hombros como si se estuviera rindiendo. Sin embargo, todavía no tenía intención de rendirse.

 

Romeon: “... No se puede evitar. Aunque no quería tener que jugar esta mano.”

 

Mientras murmuraba, Romeon una vez más comenzó a expandir el poder de la oscuridad. Era mucho más poderoso que antes. Además, a diferencia de antes, Romeon ya no se tomaba en consideración a sí mismo. Su figura fue tragada por la malicia, y su cuerpo se transformó en un monstruo con una silueta negra con un ojo y una boca unidos a él. Era como la figura pecaminosa, no, era como el ser siniestro que era su forma original.

 

Suimei: “Siempre ha sido lo mismo desde que vine aquí, pero de alguna manera este es siempre el patrón general ...”

 

Exhalando un largo suspiro, Suimei solo podía mirar con asombro al espíritu marchito de Romeon.

Ciertamente, cuando la posición de uno se debilita, parece obvio que se requiere un poder tremendo. Es simple y cierto después de todo.

 

Al ver la figura de Romeon convirtiéndose en algo que ya no era una persona, Liliana llamó preocupada a Suimei.

 

Liliana: “¡Suimee!”

Suimei: “Ese es el destino de aquellos que son tragados por la oscuridad. Mira de cerca y graba esa imagen en tu mente.”

 

Suimei habló con Liliana como si él le estuviera enseñando.

 

Rogue: “Suimei Yakagi. Pareces muy calmado, pero ¿tienes un hechizo para derrotar a esa cosa?

Suimei: “¡Qué! ... ¿De dónde saliste?”

Rogue: “¿Qué? Acabo de atravesar ese hoyo como todos los demás “.

 

Al escuchar esa declaración que se sentía como que Rogue pensaba que sus acciones eran completamente triviales, Suimei sintió lo aterrador que era este hombre parado a su lado mirando a Romeon. No tenía idea de cuándo se las había arreglado para acercarse a él. Suimei podía adivinar que se acercó a él mientras hablaba con Liliana, pero no tenía confianza en esto. Era completamente posible que Rogue estuviera parado al lado de él desde que salió del edificio.

 

Pero eso realmente no importaba en este momento. Tirando de sí mismo, Suimei miró a Romeon.

 

Suimei: “... Me tomará un poco de tiempo, pero tengo una magia que puede derrotarlo”.

Rogue: “Ya veo, entendido. Entonces te compraré tiempo.”

 

Dejando el resto a Suimei, el espadachín imperial le dio la espalda y comenzó a correr hacia Romeon. Suimei solo podía elogiar su estilo de lucha. Mientras evitaba el poder de la oscuridad que Romeon estaba dispersando, luchó contra él mientras se interponía en su camino.

 

Romeon: “¡Corriendo como un insecto!”

 

Después de que una voz irritada que rallaba sus orejas llenó el aire, la figura de Rogue desapareció de repente de la vista. Él ciertamente todavía estaba luchando, pero por alguna razón solo se podía ver una neblina. De vez en cuando aparecía junto con un enorme espíritu de lucha. Era como una alucinación en la que parecía emerger de su propia sombra.

 

Era la técnica de una de las Siete Espadas, conocida como la espada maestra de la figura solitaria. Era una habilidad exquisita que difuminaba su existencia para que los demás tuvieran dificultades en captarla. Usando esas alucinaciones, él llevaría a cabo audazmente asesinatos.

 

La pelea aún era completamente segura para Rogue. En ese caso, Suimei sería libre de cantar. Por un instante, miró hacia las estrellas.

 

Suimei: “Velam nox Lacrima Potestas. Olympus Quod Terra Misceo Misucui Mixtim. Milicia infestada. Dezzmoror Pluviain Cessanter. Vitia Evellere. Bonitate Fateor. Lux de Caelo Stella Nocte.” (Dentro de las cortinas. La majestuosidad de las lágrimas que fluyen en la noche. Decora el cielo y la tierra con su símbolo. Infesta hacia la irracionalidad presente. Deslumbra y llueve incesantemente. El lamentado es malvado. es virtuoso. Lo que perturba a todos proviene del resplandor más allá de la distancia, de las estrellas titilantes).

 

Mientras estaba cantando su hechizo, Suimei pudo escuchar la risa de Romeon. Esa risa fuerte y quebrada era una prueba del debilitamiento de la conciencia de Romeo. Enloquece, desquicia cualquier cosa y todo lo que existe. Mientras se reía, creía en su propia victoria, no tenía una sola sombra de duda en ese hecho

 ... Sin embargo, incluso ese hombre tonto pronto lo sabría. Un enorme círculo mágico cubrió el cielo, con su brillo deslumbrante cayendo sobre ellos, tomó forma de la luz de las estrellas chocando entre sí. Pronto llegaría a conocer el resplandor de la esperanza.

 

Finalmente, todos además de Romeon, se silenciaron cuando la luz de la luna desapareció. Sintiendo la gran potencia en los cielos, Rogue se retiró de la línea del frente. Liliana, que estaba de pie detrás de Suimei, ignoraba por completo a Romeon y miraba el cielo estrellado completamente estupefacta.

El cielo estrellado luego desapareció al formarse una innumerable cantidad de cometas.

 

Suimei: “Enth Astrarle-” (Caída de estrellas-)

 

Junto con la palabra clave de Suimei, la Capital Imperial fue tragada por la luz de las estrellas que llovían incesantemente. Debido a la luz astral, todo el mal que estaba presente junto con los hechizos que los crearon se redujeron a nada.

En poco tiempo, el resplandor se calmó, y en la trama vacía que estaba una vez más oscura, la figura marchita de Romeon quedó.

Suimei se acercó al ser que una vez fue Romeon y agarró su cabeza con su mano.

Rogue luego envainó su espada mientras caminaba hacia arriba.

 

Rogue: “¿Esta muerto?”

Suimei: “Está vivo. Pero no…”

 

Romeon estaba vivo. Pero después de ser tragado por la malicia y ser golpeado por el brillo de la luz astral, era más o menos lo mismo que estar muerto.  Su corazón aún latía, pero no podía moverse, mucho menos procesar pensamientos. En el momento en que asimiló esa malicia, ya no pudo escapar de este destino. Liliana pareció desconcertada cuando Suimei comenzó a usar magia, y lo interrogó.

 

Liliana: “¿Qué estás haciendo?”

Suimei: “Hmm, hay un pequeño detalle que quiero examinar.”

 

Después de terminar su examen, Suimei soltó a Romeon. Liliana luego se volvió hacia Rogue.

 

Liliana: “Coronel…”

 

El ojo izquierdo de Liliana estaba lleno de tristeza y ansiedad, sin embargo, todavía llamaba a Rogue como si aún tuviera un afecto constante por él. Rogue le dio la espalda. Y luego, como era de esperar, habló en un tono frío.

 

Rogue: “Liliana, deberías ir con ese hombre”.

Liliana: “Coronel, eso es, ¿qué es lo que...”

 

Siguiendo con el desconcierto de Liliana por las intenciones de Rogue, Suimei también lo interrogó.

 

Suimei: “¿Qué hay acerca de la responsabilidad de ella en este caso?”

Rogue: “Liliana estaba siendo manipulada por ese chico ¿verdad? Entonces, no hay responsabilidad que ella tenga que tomar.”

 

El tono de Rogue era severo como de costumbre. Pero las palabras que habló fueron completamente inesperadas para Suimei. En el fondo, Rogue tampoco debe haber querido matar a Liliana.

 

Suimei: “Entonces, ¿qué planeas al decirle que vaya conmigo?”

Rogue: “Nada más de lo que dije. Solo significa que dejaré a Liliana a su cuidado “.

Suimei: “Pero, Liliana es tu ...”

 

Antes de que Suimei pudiera terminar, Rogue negó con la cabeza como para decirle a Suimei que no lo dijera.

 

Rogue: “No. No tengo derecho a quedarme al lado de esa niña después de tratar de matarla con mis propias manos.”

 

Al escuchar esas palabras, Liliana gritó con voz nerviosa.

 

Liliana: “C-Coronel! Yo no, realmente ...”

Rogue: “Liliana, esa es mi responsabilidad. No fui capaz de creer en ti, abandoné el hecho de que era un padre. No tengo derecho a recibirte una vez más “.

Liliana: “-”

 

Liliana estaba sin palabras cuando escuchó a Rogue condenándose severamente a sí mismo.

 

Rogue: “No es algo que debería decir, pero creo que estaría bien dejarte con ese chico que te protegió hasta el final”.

 

Y entonces, Rogue les dio la espalda y comenzó a alejarse. Suimei podía sentir soledad en esa espalda vistiendo un uniforme militar. Luego llamó a Rogue una vez más.

 

Suimei: “¿A dónde iras?”

Rogue: “Debo ir a hacer lo que debería estar haciendo”.

 

Frente a la trágica determinación de Rogue, Suimei se sumió en el silencio. Rogue, con la espalda aún vuelta, le habló a Suimei.

 

Rogue: “Suimei Yakagi ... ¿verdad? Puede que ya no esté en condiciones de decir algo así, pero... Por favor, cuida de esa niña.”

 

Suimei ya no pudo detenerlo. Incluso si alzaba la voz con fuerza, eso solo aclararía la determinación de Rogue. Suimei respondió con un breve “Entendido”, y solo pudo ver la más leve sonrisa en el rostro serio de Rogue mientras miraba por encima de su hombro. Y luego se alejó en la distancia.

 

Liliana: “¡Coronel!”

 

Una joven voz persiguió a su figura. Sin embargo, él no dejó de caminar. Contrariamente a los deseos de la joven, esa figura no cambió una vez, simplemente empujó hacia delante para hacer frente a sus propias responsabilidades.

 

Pero, aun así, Liliana no dejó de llamarlo.

 

Liliana: “¡Coronel! Espere, por favor espere... “

 

Liliana cayó al suelo mientras veía a Rogue caminar hacia delante. Exactamente porque entendió los sentimientos de Rogue, ella no pudo aferrarse a él, sin embargo, también fue incapaz de dejar de lado su apego desbordante hacia él. Sin embargo, aun así, ella levantó la cabeza y reunió todo su coraje-

 

Liliana: “P... pa ... ¡Padre!”

 

Esa debe haber sido la primera vez que lo llamó padre. Cuando la voz conectó al padre que nunca fue llamado de esa manera y a su hija, Rogue dejó de mover los pies. La voz de Liliana se movió a la parte posterior de su cabeza.

 

Sin embargo, sin mirar atrás ni una sola vez, Rogue se fue. Era como si dijera que este era su propio castigo.