Isekai Mahou wa Okureteru! Capítulo 70: Magia contra esgrima, conclusión




Manual




Después de liberar su poder mágico y abstenerse de continuar el ataque, la pelea de Suimei con Titania estaba comenzando una vez más.

 

La chica frente a él arregló su postura, y una vez más dejó escapar el espíritu de lucha que mostró al comienzo de la pelea. A pesar de ver la presión mágica y abrumadora de Suimei, el espíritu de lucha reflejado en sus ojos no se debilitó en absoluto.

 

Tal como lo había supuesto antes, el material del que se componían sus espadas probablemente era plata corroída. Fue creado usando alquimia para tratar la plata usando descomposición, purificación y sublimación. En otras palabras, se derritió y se redujo utilizando alkahest*, se modificó su disposición molecular y luego se transformó en un material con enlaces moleculares mucho más fuertes. Parecía que este mundo también tenía ese tipo de alquimia, aunque Suimei todavía dudaba de si estaba al nivel de la alquimia de su mundo en términos de técnica o si existía el alkahest aquí. Sin embargo, por lo que pudo ver, del estado del flujo de poder mágico, su robustez era bastante comparable. Podría decir que había un ochenta o noventa por ciento de posibilidades de que fuera igual de bueno.

*Nota: Alkahest es el nombre que se le daba a un hipotético disolvente universal cuya existencia era proclamada por la alquimia.

 

Sin embargo, este no era el punto que asustaba. Eran las técnicas de espada que ella empuñaba lo que era aterrador.

 

Su habilidad para manipular dos espadas largas era una cosa, pero lo que él admiraba era su curvilíneo manejo de la espada. La absurda trayectoria de la espada que podía dibujar una curva en el aire. No estaba seguro de qué tipo de técnica era, pero era capaz de cortar la tierra y las piedras como la mantequilla, era realmente aterrador.

 

Si fuera solo su capacidad de cortar, aun seria manejable. Pero la dificultad para recibir sus golpes era lo que hacía que esa técnica de espada fuera tan impresionante. Cuando intentó golpearla por primera vez, pensó tontamente que podría desviarla. Sin embargo, la espada de Titania sin excepción avanzo en un camino diagonal y no pudo ser detenida. No pudo recibirlo ni desviarlo, su estilo de dejar ahogar la espada en su flujo fue un completo fracaso.

 

El momento en que Suimei malinterpretó lo que sucedería inmediatamente después de soportar con su espada fue en el momento en que se decidió su derrota.

 

Si pudiera bloquear todos sus ataques usando la muralla, sería una cuestión diferente, pero en su condición física actual eso sería bastante difícil. Desplegar su muralla en todas las direcciones tomaría demasiado tiempo, incluso si soportara usar una única muralla en una dirección, aún estaría abierto a los ataques en el espacio entre el suelo y su círculo, así como de los lados. Un espadachín especializado en la velocidad era básicamente el enemigo natural de cualquier mago. En el instante en que deje de atacar o defenderse, ellos definitivamente los cortan definitivamente.

 

Sin embargo, Suimei también tenía una razón por la cual no iba a perder. Su cuerpo aún no estaba en perfectas condiciones, pero para alguien como él que no perdonaría su propia vida por una causa digna, era justo lo que él deseaba.

 

Cuando Titania giró hábilmente la empuñadura de su espada en su mano, cuando se detuvo, ella inmediatamente cerró la distancia y soltó su espada de plata. Esa técnica en la que ni siquiera podía percibir su exhalación era de un nivel bastante alto y siempre estaba acompañada por el sonido del viento.

 

Suimei saludó el golpe con su magia de ataque. En medio de la técnica de su espada, el aire delante de sus ojos explotó, pero no la golpeó. En el pequeño instante justo antes de que explotara, debe haber percibido el aire que se deformaba en su piel. Ignorando la onda de choque saltó y una vez más dejó volar su técnica de espada.

 

Titania: “Se-AAH!”

 

La punta de la espada izquierda vino sobre él. Si retrocedía, tendría que ser lo suficientemente lejos para que él pudiera evadirlo. O tal vez no, la espada en su mano izquierda era la más larga de las dos. Pensar en evadir por un pelo sería simplemente una tontería. Incluso si rompiera su postura, tendría que tirar su cuerpo al suelo.

 

Suimei: “Tch”.

 

Haciendo clic en su lengua, Suimei evadió la hoja apuntando justo por encima de sus párpados por un pelo y rodó hasta el suelo. Después de una rotación individual, Titania ya lo estaba saludando con el siguiente ataque. Por un instante, pudo ver una expresión algo insatisfecha en su rostro. Era como si dijera que, si su ataque con la espada hubiera cumplido su objetivo, la lucha habría terminado con la sangre de su frente vertiéndose en los ojos de Suimei.

 

Sin embargo, Suimei sintió su persecución, la espada en su mano giró y se balanceo. Una vez más, ella lo atacó mientras saltaba. Eso estuvo bien. Mientras lo evadía, estaba tratando de juzgar si se trataba de un ataque por sorpresa o uno espontaneo, tal era su velocidad.

 

Titania: “Ku-!”

 

Golpeando el suelo con todas sus fuerzas, su cuerpo se levantó. Con una velocidad que podría confundirse con un movimiento instantáneo, Titania apareció ante sus ojos.

Luego extendió las espadas que había cruzado. Al mismo tiempo, un destello de luz plateada dibujó una línea horizontal ancha y recta, el aire ante los ojos de Suimei dejó escapar un silbido por del corte. Su única salida era juzgar el rango de la longitud de sus espadas y la longitud de sus brazos. Si ella tuviera los mismos principios de la espada que los maestros de la espada de su mundo, aquí era donde Suimei habría muerto.

 

Titania: “Entonces ¿qué tal esto?”

 

Junto con un grito para levantar el ánimo, Titania se transformó en un vendaval que corría por el suelo. La figura de su abrigo ondeante desapareció de la vista de Suimei. Para cuando él capto su posición y la devolvió a su campo de visión, Titania se dirigió directamente hacia él. Antes de que pudiera terminar de girar su cuerpo, pudo ver la hoja de Titania perforando el suelo.

 

Titania corría mientras cortaba el suelo con su espada. Dejando atrás un rastro de tierra y pasto, corría hacia él sin perder vigor. Al apoyar su espada en el suelo y contener su espada, estaba reuniendo sus fuerzas para un ataque. En otras palabras, ella estaba usando el suelo como un tapón de presión para su espada larga. En el momento en que la hoja se separó del suelo, a varias veces la velocidad de un golpe con una espada normal, un ataque cortante se dirigió hacia Suimei.

 

Sin dudarlo, Suimei dejó caer la Katana de mercurio en su mano y construyó su muralla dorada. Sin embargo, Titania repentinamente desvió su ataque hacia adelante y ahora se movía como para golpearlo desde un lado.

Ella venía de la derecha. Suimei había renunciado a determinar su ubicación precisa, ya que negligentemente apuntó su muralla a la derecha cuando el corte entrante envió chispas volando. Había bloqueado el ataque, pero por alguna razón podía sentir escalofríos que corrían por su espalda.

 

Obedeciendo rápidamente su cuerpo y saltando hacia atrás, la punta de la espada se abrió paso por el aire y rozó suavemente la mejilla de Suimei.

 

Y enseguida, la siguiente puñalada salió volando, y ella repitió sus acciones.

El rápido fuego de los movimientos entrelazados de sus dos espadas era un ataque feroz sin atenuación. Si se tratara de los empujes repetidos de un estoque, habría fintas en los empujes, pero las embestidas de Titania estaban llenas de intención asesina.

 

Sin perder de vista el destino de los empujes, Suimei evadió el ataque feroz, y luego los empujes se detuvieron.

A esta distancia, sería mejor para él levantar la muralla y poner distancia entre ellos y comenzar a usar magia, pero-No. Juzgando que poner más defensas sería un plan estúpido, Suimei avanzó.

Ante su avance repentino, la expresión de Titania se torció en sospecha, pero después de ver que él recogió su Katana de mercurio en su mano, su expresión cambió a sorpresa.

 

Pero…

 

Titania: “-Me estas tomando a la ligera, Suimei.”

 

Mientras Titania dejaba salir esas palabras, la alegría de la victoria flotaba en su rostro. Más rápido de lo que Suimei podía preparar su espada, su espada se abalanzó sobre él. Su objetivo era su abdomen, seguramente planeaba golpear en la brecha entre sus órganos internos.

 

Fue un empuje donde ya no tuvo tiempo de esquivar. Definitivamente golpearía. Comparando sus habilidades y velocidad con una espada, su superioridad no era siquiera algo en lo que uno tuviera que pensar. Sin embargo, eso era algo de lo que Suimei era plenamente consciente, si ella no fuera tan buena, entonces supondría un problema para él.

 

La espada de Titania se hundió en el cuerpo de Suimei y penetró a través de él.

 

Titania: “Con esto, se acabó. Suim - ¿¡Que !?”

 

En medio de su declaración de victoria, el cuerpo de Suimei se derritió como un líquido. Sin darle tiempo para recuperarse de su sorpresa, Suimei envolvió el líquido que parecía alquitrán negro que él transformó alrededor del cuerpo de Titania y lo endureció. Con esto robó la libertad de movimiento de su cuerpo.

 

Titania cayó sobre la hierba. Después de soportar el impacto de caer al suelo, mientras levantaba la vista, Suimei estaba repentinamente de pie sobre ella.

 

Suimei: “Es mi victoria”.

Titania: “…… -- Nunca pensé que podrías incluso transformar tu propio cuerpo ... Realmente me atrapaste.”

 

Titania dijo esto con una voz afligida después de perder literalmente la capacidad de usar sus manos y piernas. Por su tono y viendo que ya no estaba dejando escapar su espíritu de lucha, Suimei deshizo la magia alrededor de su cuerpo.

 

Suimei: “¿Entonces?”

Titania: “… Entiendo. Acepto gentilmente mi derrota.”

Suimei: “Entonces no te importa si actúo libremente ahora ¿no?”

Titania: “Con ese nivel de habilidad, no tengo ningún motivo para oponerme.”

 

Con esto todo quedaba decidido. Cuando Titania fue a recoger sus espadas, miró a Suimei con una expresión algo perpleja.

 

Titania: “Suimei, ¿por qué ocultas tu poder?”

Suimei: “En mi mundo, esto es algo que es completamente obvio de hacer. Podría decirse que es un remanente de eso.”

 

Titania con na expresión que decía “Ese es el caso?” estaba poniendo una cara que decía que no estaba muy convencida.

Cuando lo hizo, por alguna razón, de repente cambió su expresión y adoptó una actitud extraña.

 

Titania: “Y entonces, tengo algo que me gustaría pedir a Suimei.”

Suimei: “¿Qué?”

Titania: “Me gustaría que no hables de lo que pasó aquí con Reiji-sama. Sé que es una petición egoísta de quien te desafió, pero ¿podría pedirte esto?"

 

Ciertamente, luchó contra él para forzarlo a hacer lo que ella le dijo que hiciera. Aunque Suimei realmente no quería decir esto. Era justo como ella dijo, estaba siendo egoísta. Pero Suimei no tenía motivos para negarse.

 

Suimei: “Bueno, yo estoy en una situación algo similar, muy bien. No hablaré de cómo peleamos.”

 

Sin embargo, eso no era exactamente lo que Titania quería decir.

 

Titania: “No, eso no. Se trata del hecho de que uso una espada. Um ... Dije que no quiero hablar de eso, pero ... ¿Cómo lo digo ...?”

Suimei: “¿Hm? Reiji y los demás no saben que Tia es fuerte? ¿Por qué no les dijiste?”

Titania: “E-eso es, hum... tengo una razón para no querer que lo sepan.”

Suimei: “Qué hay con eso. ¿De verdad tienes una razón tan importante?

 

Cuando Suimei le preguntó, el rostro de Titania se sonrojó de rojo.

 

Titania: “¡P-porque, por qué! Si Reiji-sama considera que soy una chica poco femenina, ¿podría odiarme, ¿no?”

 

Ante su repentino grito, Suimei se puso rígido con una mirada atónita. Los detalles no se analizaron correctamente en su cabeza. Aun así, cuando finalmente logró soltar su voz,

 

Suimei: “Ah…?”

Titania “¿Ah? ¡No vengas con solo un ‘ha’!? ¿Qué pasa con esa cara de idiota?”

Suimei: “¡No me llames idiota! ... O, mejor dicho, no creo que a él realmente le importen ese tipo de cosas”

Titania: “Eso es solo una suposición de Suimei ¿no? ¡No es absolutamente el caso! Es por eso que está bien, ¿no?”

 

La cara de Titania, que estaba cada vez más cerca, hablaba en serio. ¿Realmente no quería que Reiji la odiara en esa medida? Sintió que ella estaba sobre exagerando las cosas, pero dejando eso de lado...

 

Suimei: “... Bueno, no me importa. Realmente no quiero alargar nuestra conversación anterior, pero ¿Estas bien ocultando cosas a ellos?”

Titania: “¡Cállate la boca! ¡Acabo de decir que tengo una razón válida para no contárselo!”

 

Titania grito mientras sus ojos se abrían ampliamente. Al verla, Suimei tomo una actitud burlona.

 

Suimei: “Tia, de verdad te gusta tanto ese tipo?”

Titania: “…… ¿A qué viene eso? ¿Hay algo extraño con eso?”

Suimei: “A, no, bueno no iré tan lejos como para decir que es extraño…”

 

No podía decir que era algo extraño. A menudo ha visto a chicas cayendo enamoradas de Reiji, pero en el caso de Titania, Suimei no podía evitar sentir que parecía algo repentino.

Incluso en su mundo ciertamente había mucha gente que se veía atraída por la apariencia de Rieji, pero mayormente habría algún tipo de evento generado por Reiji, eso es todo.

 

Si se trata solo del gusto en las características de un hombre entonces la historia sería diferente, Titania no es ese tipo de persona. De lo que Suimei entendió a través de esta pelea es que su personalidad es tranquila, tiene un núcleo sólido y una personalidad deliberada. Se puede decir que es una persona calculadora en el buen sentido.

 

Una mujer tan capaz no caería tan fácilmente, ¿Ella de verdad habrá caído enamorada por lago tan superficial como la apariencia física?

Cuando Suimei estaba sumido en sus dudas, Titania puso una cara seria y cerrando los ojos hablo,

 

Titania: “Bueno, incluso yo no estaba a favor al principio.”

 

Suimei se quedó atrapado en esas palabras.

 

Suimei: “…Que significa eso. ¿Qué es con lo que no estabas a favor?”

Titania: “Hablo sobre la otra razón para invocar a los héroes.”

Suimei: “¿Otra razón?”

Titania: “Si. Hay otro motivo por el cual se realiza la invocación de los héroes, Suimei. Como ya los sabes, una razón es deshacerse del gran desastre que caerá en este mundo. Esta vez es el surgimiento de Señor de los Demonios y la invasión de los demonios, esa es una de las razones. Y la otra es…”

 

En ese punto Titania se puso completamente roja como una doncella avergonzada y repentinamente abrió su boca en confusión.

 

Titania: “Bueno, eem, veras, kokokoko*.”

Suimei: “¿Estas imitando a un pollo? Eres muy buena.”

Titania: “¡Estas equivocado! ¿Por qué tendría que imitar a un pollo ahora mismo?”

 

Titania lo negó levantando la vos, y volviendo a su tono avergonzado continuo.

 

Titania: “……dar a luz a la descendencia de los Héroes.”

Suimei: “¿Ha? Oioioi.”

 

*Nota: lo que Titania trataba de decir es Kodomo Tsukuru, que es literalmente hacer niños, por eso se trabo con el Ko

 

Los ojos de Suimei se abrieron ampliamente ante la respuesta inesperada. Nunca espero que el otro motivo seria hacer niños.

 

Titania: “¿Qué?”

Suimei: “No, bueno…pues, ¿esto es con lo que no estabas de acuerdo al principio?”

 

Titania asintió a la pregunta de Suimei.

 

Titania: “Como dije, el reino que convocó al héroe está obligado a ofrecer a la princesa de ese país o a una mujer que el héroe elija como compañero para dejar descendencia. Sin embargo, sin importa que se tratare del héroe, yo estaba reacia en ser la compañera de un hombre del que no sabía nada.”

Suimei: “Pero, ahora a juzgar por tus palabras as cambiado de opinión, ¿no? Entonces, ¿qué fue lo que te atrajo de él?”

Titania: “Eso es algo que no tiene nada que ver Suimei, ¿verdad?”

Suimei: “Aaa- me pregunto si debería de contarle a Reiji.”

Titania: “E, eso es muy cobarde, ¿No acabas de prometer que no ibas a decirle nada?”

Suimei: “Bueno, la mente de las personas cambia a cada momento.”

Titania: “………”

 

Ella veía a Suimei con una mirada de resentimiento.

 

Suimei: “Esta bien, ¿no? Después de todo fui arrastrado a pelear bajo condiciones desfavorables aquí.”

 

Cuando Suimei dijo eso, como si se hubiera enfriado un poco Titania agacho la cabeza y respondió con una expresión avergonzada.

 

Titania: “…… su lado que es considerado con los demás, y su lado que enfrenta cara a cara a los demás, eso sería principalmente.”

Suimei: “Sí que es apasionado, es sujeto.”

 

Cuando Suimei dio su impresión de Reiji a la ligera, Titania le respondió con palabras punzantes.

 

Titania: “Creo que Suimei no está en posición para decir eso de los demás.”

Suimei: “Guu……”

 

Después de ser reprendido por Titania, Suimei se dio cuenta de que cerró sus ojos a sus propios defectos. Ciertamente, con todo lo que dijo hoy, no estaba en posición de decir nada a los demás.

Pero, aun así,

 

Suimei: “Bueno ya entendí eso, pero ¿Qué hay con el hecho de que tienes que dar a luz a la decadencia del Héroe?”

Titania: “Acerca de eso, el objetivo es obtener una fuerte semilla que tenga la protección de la diosa para este mundo.”

Suimei: “Una fuerte semilla… ¿Quién se encarga de la protección de los hijos de los invocados?”

Titania: “Esto es todo lo que yo sé. Es lo que ha sido transmitido por la iglesia de la salvación.”

 

Entonces Titania dejo de hablar de la invocación del Héroe.

Las personas de este mundo se fortalecen gradualmente por eso. Ciertamente, como ella dijo, existe la posibilidad de que sangre fuerte se herede. Pero…

 

Suimei: “……Oye Tia. Acabas de mencionar a la iglesia de la salvación, pero este deber, ¿no fue algo que creo el reino de Aster?”

Titania: “No. Se trata de una leyenda que se ha transmitido por la iglesia de la salvación. ¿Hay algo con eso?”

Suimei: “Como que ‘¿hay algo cono eso?’ ¿Es bastante normal dejara descendientes fuertes para el futuro de un país, cierto? En otras palabras ¿es por el bien del mundo, cierto? ¿Porque se convirtió en un asunto de tan enorme escala?”

Titania: “Ahora que lo dices ese parece ser el caso…. pero Suimei. Derrotar al Señor Demonio es también por el bien del mundo, si consideramos que a partir de ahora nuevas amenazas vas a surgir en el futuro entonces…”

Suimei: “En ese caso no es necesario invocar al Héroe cada vez que algo sucede. ¿Existen historias de los descendientes que los héroes anteriores dejaron por el mundo?”

Titania: “Eso es……”

 

Titania se detuvo para pensar en las palabras de Suimei. Mientras tanto Suimei, que hizo la pegunta volvió a pensar en lo que dijo.

 

Suimei: “Bueno, puede que haya si buscamos…. Pero realmente creo que hay algo que no cuadra.”

Titania: “Como mencioné anteriormente, parece que no hubo más mención sobre eso en la literatura que queda en Astel. Además, los materiales que fueron hechos para pensar no necesariamente conducen a respuestas.”

Suimei: “Cierto.”

 

Suimei asintió con la cabeza a las razonables palabras de Titania. Pero ese sentimiento de incomodidad que quedó en la mente permanece como está. Hay muchas cosas extrañas en la ceremonia de invocación del Héroe. Ciertamente entendió por qué se realiza la invocación de los héroes a pesar de que ya existen personas fuertes en este mundo, pero esa respuesta también llamó a un nuevo misterio.

 

Después de que esa conversación término, Titania repentinamente tomo una actitud perpleja.

 

Titania: “D-de todos modos, Suimei. Tengo una cosa que me gustaría decirte.”

Suimei: “¿Qué es esto de repente?”

Titania: “Esa magia que usaste para derrotarme, no es magia que este bien usar contra una chica.”

Suimei: “... ¿Ha?”

Titania: “¿Ah? ¡No me vengas con ‘Ha’ de nuevo! ¡Piénsalo cuidadosamente!”

 

Titania parecía bastante enojada. Suimei no tenía idea de por qué tenía que enojarse tanto por eso. La magia que acaba de usar es un ataque que engaña deliberadamente al oponente. Después de licuarse, se enrosca alrededor de su objetivo y se endurece, sellando los movimientos de su oponente-

 

-Después de licuar, se enrolla.

 

Suimei llegó a la respuesta, y mientras se ponía rojo brillante, dejó salir su objeción.

 

Suimei: “E-eso no es realmente algo pervertido, ¡maldita sea!”

Titania: “¡Incluso si Suimei piensa eso, la persona que sea víctima de ello no pensara lo mismo! Primero es blando y luego se endurece de repente, ¡es una sensación extremadamente desagradable! ¡Pervertido!”

Suimei: “¡No lo digas de una manera tan extraña maldita princesa marimacho!”

 

Cuando Titania apuntó su espada hacia él con una cara roja, Suimei le devolvió la broma magníficamente.