Isekai Mahou wa Okureteru! Capítulo 34: Prólogo, Nelferia infestada de sombras.

Al mismo tiempo, en un castillo más al norte incluso que aquel pueblo de la tierra del “norte”, había alguien de rodillas frente al trono.

 

Tenía la apariencia de un ser humano, pero en una inspección más cercana, se podía ver que poseía varias características diferentes a las de un ser humano y definitivamente no era un ser que se pudiera llamar humano.

 

Ese ser es uno de os Generales Demonios, Lishabam, él se levantó y ofreció sus respetos al que estaba sentado en el trono y se arrodilló de nuevo.

 

El que estaba sentado en el trono - una chica con ropa llamativa con adornos de color negro, observó al hombre dar sus respetos y habló con una voz suave, mientras apoyaba la barbilla con un brazo tendido en el reposabrazos.

 

Chica: “.... ¿Qué sucede? Estaba a punto de dormir gratamente, pero ¿por qué estás aquí?”

 

Cuando la niña preguntó, la voz un tanto aguda de un hombre regresó.

 

Lishabam: “Tengo algo urgente para informar a Su Majestad.”

Chica: “…. ¿de qué se trata?”

 

A continuación, Lishabam, de rodillas se detuvo un momento antes de responder a la pregunta de la chica.

 

Lishabam: “La presencia del Jefe rajas desapareció hace unos momentos.”

Chica: “Ho?”

 

Desconectada. Como si esa palabra fuera interesante, la chica borró su suave expresión y se inclinó desde el trono.

 

Chica: “Le ordené matar al héroe que fue convocado, ¿correcto?”

Lishabam: “Sí, su alteza.”

Chica: “Entonces significa que el héroe ...... lo derrotó.”

Lishabam: “Creo que la posibilidad existe.”

 

Lishabam no estaba totalmente de acuerdo, pero utilizo una expresión política, la chica abrió un poco los ojos.

 

Chica: “.... Su forma de hablar sigue siendo la misma.”

Lishabam: “Estoy de acuerdo con eso.”

Chica: “.... Bueno, no importa. Hmm, si ese es el caso ... rajas …”

 

Cuando la chica murmuró esas palabras como si estuviera masticando la información, Lishabam levantó la cara y le hizo una pregunta.

 

Lishabam: “¿Qué va a hacer, Su Majestad?”

Chica: “Sí .... quisiera ir yo misma, pero eso no es posible. Ya que la vanguardia fue destruida, voy a tener que modificar el plan.”

Lishabam: “¿Qué plan tiene en mente?”

Chica: “En primer lugar, envía a Vishuda y a Mura a la zona oeste del borde de los Reinos Unidos. Prepararlos para atacar a los seres humanos.”

Lishabam: “Va a hacerlo de inmediato?”

Chica: “Es un despliegue que ha estado en los cálculos también. Cuanto más tiempo les dé, más se arruinará.”

 

Cuando la chica sonrió, Lishabam sonrió como respuesta.

 

Lishabam: “A la orden.”

 

Después de una breve respuesta, Lishabam desapareció en la oscuridad. Y sólo la chica fue dejada en la habitación una vez más.

 

... Un subordinado se perdió, pero no había ni rastro de tristeza en la expresión de la chica Ella simplemente rio en voz alta como un niño que descubrió algo interesante.

 

Chica: “Kuhuhu, un héroe llamado de otro mundo. Nunca pensé que rajas perdería. Me gustaría conocerlo algún un día.”

 

La risa de esta chica, es decir el Rey Demonio NACCHATRA resonó en el Castillo del Rey Demonio.