Isekai Mahou wa Okureteru! Capítulo 7: No se puede ir en contra de la diferencia de poder.

QR Code for https://mousetail.mx/es/proyectos/isekai-mahou/volumen-1/capitulo-7

Esa noche, el Rey Almadius de Astel estaba de pie frente al edificio norte en la parte más profunda de Camelia. Felmenia estaba en silencio.

 

Felmenia: (Esto es ... ¿Qué ...?)

 

Sólo podía soltar palabras de vergüenza. La causa no era otra que la armadura que tenía delante. Esta armadura que fue colocada aquí fue creada por un mago bastante famoso, incluso entre los magos en la historia de Astel. Un golem capaz de moverse por su cuenta. Fue producido por el gran sabio que tuvo un gran papel en el desarrollo de Camelia. Este producto era algo que sólo podía crear una vez en la vida.

 

¿Por qué esta cosa aquí? Por supuesto, fue colocado por Felmenia para "detener" a Suimei Yakagi. Es algo que sacó del tesoro.

 

Pensó que Suimei vendría de nuevo aquí. Pero, cuando la patrulla del guardia había terminado, el golem estaba parado... por eso ella creía que no había venido, pero, ¿por qué estaba abierta la puerta?

 

Cuando comprobó el golem inmóvil, se había reducido a nada más que ruinas con la apariencia de un golem.

 

Felmenia: (Qué cosa tan cruel le hicieron a este golem ...)

 

Murmuró Felmenia...

 

No hay duda de que el golem fue activado. Ella ya había comprobado su funcionalidad antes, aunque esto era un artefacto antiguo, era tan bueno como nuevo.

 

Si se ha activado, entonces debe haber encontrado a Suimei. Pero, no hay rastro de batalla en ninguna parte. Imposible ... El golem fue hecho con fines defensivos. Cuando Felmenia lo probó, se dio cuenta que sus funciones no podían ser fácilmente inhabilitadas.

 

Entonces, ¿cómo lo redujo a este estado? El interior fue destruido literalmente, sólo su aspecto se ha mantenido.

¿Qué magia utilizó para arreglarlo? Incluso si lo destruyó por la fuerza, no podría ser así. No hay rastros de magia, y la situación ha dejado claro que el golem está bien.

 

El culpable estaba parado y vagabundeando por la habitación. Era como si ni siquiera se preocupara por Felmenia.

 

Felmenia: (Maldita sea).

 

Debido a su imaginación salvaje, pronunció una palabra que nunca antes había usado. Un lenguaje vulgar. Felmenia Stingray, que era considerada un genio, la persona más joven que escalo al rango de mago de la corte, ya no podía contenerse. Estaba indignada. Aunque sabía que él ni siquiera se fijaba en ella, no podía retenerlo. No dejaría que nadie subestimara a un mago de la corte.

 

Felmenia: (Muy bien, ya veras, te haré reflexionar sobre tus necias acciones, te enseñaré las profundidades de la magia que no conoces, te dejaré probarla, sin duda.)

 

Dentro de esta chica que era llamada la ‘Flama Blanca’, una Llama Oscura ardía. Se había obsesionado y perdió de vista lo que está bien y lo que está mal.

Así es, a partir de este momento, su sentido del deber, la responsabilidad y sus creencias habían quedado cegados por su orgullo.

 

Hacia el chico de otro mundo que dejaba la espalda descubierta, murmuró.

 

Felmenia: (Suimei Yakagi, te mostraré la verdadera fuerza de la Flama Blanca.)

 

Mientras ella murmuraba eso, no tenía manera de saber de la desesperación que pronto destruiría su orgullo.

Esa noche, unos días después del incidente del golem, cuando todo el mundo dormía en Camelia, Felmenia estaba siguiendo al chico solitario.

 

Ella aprovechó esta oportunidad cuando estaba dando un paseo en secreto. Ella traería el martillo de la justicia sobre este muchacho que descuidó la autoridad del rey. Ella puso una distancia razonable entre ellos, y continuó la persecución.

 

Por supuesto, como siempre, no había manera de que Suimei la hubiera notado. Siempre usaba magia de viento para borrar sus pasos y fatiga. Y si utilizaba la magia de ocultamiento para borrar su presencia, no había manera de que nadie pudiera notarla. Nadie.

Suimei, sin vacilar, caminó en la oscuridad. Parecía que iba a ir a un lugar diferente esta vez. Llevaba algo que llamaban "Blazer", que parecía ser su uniforme escolar o algún tipo.

 

Parecía estar vagando sin rumbo fijo. A pesar de que Felmenia no sabía a dónde iba, tenía la intención de presentarse a sí misma y entregar personalmente juicio.

 

Felmenia: (Tsu ~!)

 

Había una figura, una sombría cerca. No se suponía que nadie estuviera despierto. Quién diablos…

 

Pero, podría haber sido su imaginación. Si uno pensaba normalmente, no había nadie aparte del soldado caminando tan tarde. Luego, trató de perseguir a Suimei una vez más.

 

Felmenia: "¡Él desapareció !?"

 

No había forma de que sus ojos la hubieran encontrado. En el momento en que lo perdió, borró su presencia.

A pesar de que se suponía que estaba justo delante de acuerdo a su velocidad a pie, no había vista de él.

Pero, si no podía verlo, podía buscarlo.

Instantáneamente uso su magia de viento.

 

Felmenia; “Oh, viento. Conviértete en mi siervo. Muéstrame el conocimiento que busco. <Búsqueda de viento>!”

 

Lo que ella canto era magia de viento. Le permitiría encontrar la información que quería.

Pronto, pudo oír las pisadas. Estaba bastante lejos, pero no tan lejos. Había un rítmico ritmo extraño en los escalones. Sin más pensamientos, continuó su persecución.

 

Felmenia: "Aquí, ¿eh ... Mu?"

 

Mientras corría, se dio cuenta de algo.

 

Felmenia: (Espera ... Lo que hay por delante es ...)

 

Al darse cuenta del destino, se puso aún más enojada. El destino era el Jardín Blanco que era el lugar más prestigioso en Camelia.

 

Aquí está el lugar donde el rey pasa su tiempo privado. No es un lugar donde puedas entrar. Ella no podía soportarlo más, lo persiguió mientras pisaba el suelo.

 

Más allá del pasaje de piedra, atravesó un pequeño jardín y avanzó. Ella juró castigarlo. Cuando pasó por el último pasillo, quedó deslumbrada por la luz de la luna. Comenzó a acumular su magia, y avanzó.

 

Ahí estaba un mago solitario.

 

El Jardín Blanco. Al lado del alto obelisco en el centro se encontraba un chico, mirando a las estrellas, Suimei Yakagi.

 

El cielo negro, que se extiende desde el cielo a la tierra, y la tierra al cielo. Una escena espectacular. Con la luna cubierta en la noche oscura. El aire estaba frío.

 

No se sabía cuándo cambió su ropa, el "Blazer" que tenía en sus manos. Su atuendo había cambiado a uno "cubierto de negro". Un vestido de una sola pieza que puede hacer que uno se equivoque.

 

Suimei: “Bueno, bueno, no creo que perseguir y espiar a alguien sea un buen hobby, ¿sabes? Aquellos que hacen eso son simplemente estúpidas y patéticas ovejas perdidas que no saben nada, ¿sabes?”

 

Él sonrió sin temor. Parecía que lo sabía todo el tiempo. Era como conducir a un niño perdido. Dijo eso con una cara de ridículo.

 

Felmenia: "De ninguna manera ... ¿Sabías?"

Suimei: "Bueno, si alguien te persigue con habilidades tan patéticas, es más extraño no notarlo."

"......!" (Felmenia)

 

 

Lo que dijo implicaba que era algo natural notar que ella lo seguía.

Y pensar que podía ver a través de su perfecta ocultación mágica. Fue inesperado.

Eso significa que esta vez fue una invitación.

 

Ella rechinó los dientes. Era la primera vez que se sentía tan humillada. No podía aceptar el hecho de que había estado bailando en la palma de su mano todo el tiempo. Ella estaba muy enojada. Ella fue invitada aquí. Mientras estaba en guardia debido a esta situación inesperada, ella levantó su voz hacia él.

 

Felmenia: "Entonces, bastardo, ¿qué piensas hacer?"

Suimei: “No tengo ningún plan. Estaba dando un paseo. No hay una regla que prohíba que la gente salga de sus habitaciones por la noche, ¿verdad? Por eso, por esta vez, traté de ir a un lugar que nunca había estado antes.”

Felmenia: “¿Crees que puedes engañarme con tal razonamiento? Si te has dado cuenta de que te seguía, ¿por qué has venido aquí?”

 

Ella no podía ocultar la frustración que sentía porque fue descubierta. Entonces, Suimei se rio maliciosamente.

 

Suimei: "Como era de esperar, falló, ¿eh? Jajaja".

Felmenia: "Voy a preguntar de nuevo, ¿por qué has venido a este lugar?"

Suimei: "Me pregunto por qué ... Eso es porque ..."

 

Como era de esperarse, sólo se rio como si estuviera divirtiéndose porque todo iba como él había predicho. La miró con ojos que le decían que lo había visto todo.

 

Suimei: “Es por la misma razón que tú. ¿No?”

Felmenia: "......"

Suimei: “¿Oh? ¿Guardas silencio? Estaba seguro de que era el caso. Me pregunto si me equivoqué ...”

 

Mientras decía eso, moviendo la mano como si estuviera acostumbrada, se puso un guante negro. Ya no había nada que decir. Estaba frustrada de que su plan fuera estropeado. Para ocultar su frustración, trató de cambiar el tema.

 

Felmenia: "Bastardo, ¿de dónde sacaste esa ropa?"

 

Sí, nunca había visto esa ropa antes. El abrigo era largo y negro. Debajo de él, llevaba una camisa blanca decorativa muy tejida. Y pantalones negros. Ese tipo de ropa.

 

Suimei: “¡Ah! ¿Este traje? Siempre uso esto como mi uniforme de batalla."

Felmenia: “¿Siempre lo usas? ¡Pero, durante la convocatoria, no usaste nada de eso!"

Suimei: “Estaba en mi bolsa. ¿Viste mis cosas, cierto? "

 

Trata de recordar. Es cierto que ella guardo las pertenencias de esos tres antes.

Pero,

 

Felmenia: "¡No hay manera de que esa ropa encaje en el contenedor!"

Suimei: "Oi, no importa cuánto uses esas observaciones, solo te hace parecer tonta, ¿sabes?"

 

Se encogió de hombros con irritación. Eso es correcto ... Es un mago ...

 

Felmenia: "Ya veo. Herramientas mágicas ¿eh?"

Suimei: "De alguna manera parece una respuesta aleatoria, pero bueno, sí, correcto. Aunque luce de esta manera, lo uso bastante. Este es uno de mis favoritos, ¿sabes?"

 

Suimei presumió un poco. Herramientas mágicas: herramientas que mantienen el poder mágico. Normalmente, una herramienta mágica puede demostrar propiedades normalmente imposibles. Es cierto que, si ese fuera el caso, tendría sentido. Pero, nunca había oído hablar de una herramienta mágica para aumentar la capacidad del almacenamiento. Ella pensó que no podía ser aplicado por ninguno de los ocho atributos. Pero, si él tiene esa clase de herramienta mágica, es natural alardear sobre ella.

 

Después de presumir de su bolsa y ponerse el guante, se arregló el cuello del abrigo y luego se interrumpió atrevidamente.

 

Suimei: "Bien, bien, la noche está cerca, ¿comenzaremos?"

Felmenia: “No hagas bromas conmigo. Este es el jardín especial de Su Alteza. ¿Crees que se permitiría una pelea aquí?”

 

El Jardín Blanco. Luchar aquí sería un acto insolente. Así, ella lo fulminó con la mirada. Pero, Suimei sólo se rio y se burló.

 

Suimei: “Heh ... el Jardín Blanco ¿eh? Es cierto que es un lugar brillante digno de su nombre. Pero, ¿realmente crees que este es el Jardín Blanco?”

Felmenia: "¿De qué estás hablando? El jardín a tu lado y el obelisco blanco en el centro son la prueba. El jardín aquí está lleno de las semillas de todo el reino. Y lo que más le gusta al rey es el espir... ¡Ah!”

 

No había nada allí. Se suponía que estaba allí. Pero no había ni siquiera una sombra. Ella entró en pánico de inmediato. Al darse cuenta de eso, Suimei habló para ridiculizarla.

 

Suimei: “¿Qué pasa? ¿no hay nada a tu izquierda? ¿Esa cosa de la que usted probablemente querrá hablar, está a su derecha, no es cierto?”

 

Después de que se señaló, se volvió enseguida.

 

Felmenia: "Ridículo, la habitación del rey se supone que está en el lado izquierdo, ¿por qué, ¿por qué está en el lado derecho!?"

 

La torre estaba allí. No podía responder a este misterioso fenómeno. No había razón. Fue imposible. Justo como dijo, estaba a su derecha.

 

Confusión y preguntas le llenaban la cabeza, ¿qué estaba pasando? Se suponía que la torre del trono estaba a su izquierda, aunque en realidad nunca iba allí, estaba segura. Pero ahora, estaba a la derecha. ¿Que está pasando?

 

Entonces, Suimei dijo mientras cerraba los ojos.

 

Suimei: "Muy bien. Hay dos respuestas en las que puedo pensar. Una es que te has equivocado, o, este no es el Jardín Blanco.”

Felmenia: "Eso es ridículo, no hay manera ..."

Suimei: "¿De verdad? Entonces, ¿por qué ha cambiado la torre de su izquierda a su derecha? ¿Por qué la luna sale de la derecha? ¿Este jardín lo invierte todo? Contesta si te atreves.”

Felmenia: "E- eso es ..."

 

Incluso si él le preguntó, ella no sabía la respuesta. Era verdad que todo aquí estaba de alguna manera invertido. Era como un mundo diferente.

 

 

Suimei: "[Phantom Road]"

Felmenia: ¿"Phantom Road?"

 

La palabra que Suimei murmuró era algo que ella no conocía. Podría haber sido algo que él usó, pero ella no lo entendió en absoluto.

 

Suimei: "Eso es correcto, estamos dentro de una barrera que he creado. Todo se refleja aquí. Es un mundo que yo creé. Es lo que ustedes llaman espacio imaginario.”

Felmenia: “¿Q-qué? ¿El espacio imaginario? ¿De qué estás hablando? ¿Qué hiciste?”

 

Aunque trató de explicar su magia, ella no podía entenderlo en absoluto. Como un mago, nunca había visto nada de esto, ni siquiera pensaba que ninguno de los elementos pudiera hacer esto.

 

La magia era algo que provenía de los elementos. Fuego, Agua, Viento, Tierra, Relámpago, Madera, Oscuridad y Luz. 8 elementos. La magia siempre consistía en uno de estos elementos. Llevamos los elementos al proceso, y la magia fue creada.

 

Pero, no había ningún elemento que se suponía que era esencial aquí. Nada.

 

Suimei: “Bueno, bueno, ¿desde esa parte? Lo sabía. La magia de este mundo está demasiado atrasada. Por eso se convirtió en un lenguaje y un concepto desconocido.”

Felmenia: "¿Esto es magia? No hay manera de que la magia pueda transformar el espacio como este. ¿Qué elementos utilizaste? No hay manera."

Suimei: “Bueno, no es sólo la apariencia lo que cambió, pero es que extraño. Esta barrera es demasiado básica, sin embargo.”

 

Nunca había oído hablar de ese tipo de magia, incluso el atributo era extraño.

 

Felmenia: "¿Barrera ... magia?"

Suimei: "Oi, oi, no me digas, no ni siquiera conocen el concepto de barrera mágica aquí?"

Felmenia: "¿De qué estás hablando?"

Suimei: "¡Barrera! ¡BARRERA! ¿Estás sorda o qué? "

Felmenia: “¡No lo sé! ¡No hay tal cosa en este mundo!"

Suimei: "¿En serio? ¿Estoy empezando a sentirme omnipotente en este mundo sabes?”

 

Suimei suspiró al oír hablar del estado de la magia de este mundo. Parece que dejó de explicar.

 

Suimei: "Oh bueno, vamos a saltar la parte difícil. Básicamente, este no es el Jardín Blanco, es algo que he creado con magia. Es por eso que podemos pelear con todo. Nadie lo notaría."

Felmenia: "Ugh ..."

 

Aunque no conocía los detalles, se dio cuenta de que se trataba de una jaula preparada por él.

Después de unos momentos de silencio, Suimei habló.

 

Suimei: "Bueno, supongo que estás sorprendida al aprender muchas cosas nuevas. Pero, mantener la calma en estas situaciones es una necesidad. ¿Vamos a empezar ahora?"

Felmenia: "¿De verdad crees que puedes vencerme en magia? Soy un mago de la corte del reino de Astel, Felmenia Stingray. ¡Que yo tenga que enfrentar a este cobarde!, ¡tú eres el que va a perder!"

 

Ella todavía pensaba que podría destruir a este chico. Está bien. Piénsalo. Ella es la Flama Blanca. Ella es un mago que alcanzó el pináculo de la magia de la llama. Si llegara a una pelea, es una victoria segura. Hasta ahora, ha destruido muchos demonios.

No hay forma de perder en términos de poder mágico. Esto era, más bien, una ventaja para ella, ya que ella no sería capaz de luchar si no estuviera aquí.

 

Sí, no había razón para temerle ...

 

Felmenia: "Incluso si fanfarroneas todo eso, el resultado es claro."

Suimei: "Arara, eso es bastante confianza. ¿Realmente crees que puedes derrotarme?"

Felmenia: "Bien. Te mostraré el poder de Felmenia Stingray, que ha alcanzado la verdadera llama. El mago venerado como Flama Blanca en el Reino de Astel. ¡Prueba mi llama!"

Suimei: "Mu ... verdadera llama?"

 

Al oír eso, la expresión de Suimei cambió.

Por supuesto, mi llama es la verdadera llama. Cada mago que lo oye temblará al oírlo y verlo.

Ella mostrará su magia de la que se jacta.

 

Felmenia: "Oh fuego. Conviértete en la verdadera llama y quema a los que se desvían de tu camino. Quémalo todo. Conviértete en la catástrofe blanca. [True Flare]!

 

Cuando ella cantó, una llama blanca se arremolinó. La llama blanca chupaba el viento cercano, su temperatura era muchas veces más caliente que una llama normal. Una llama que lo quema todo.

 

Suimei: "Na ~"

 

Suimei, que fue consumido por la Flama Blanca, dejó escapar un sonido extraño. Sólo se quedó allí. Por supuesto, este era el venerado, anhelado por todos, inextinguible, la prestigiosa Llama Blanca. Es natural que se rinda.

 

Aunque Suimei estaba rodeado por la llama y estaba desconcertado. De pronto chasqueó los dedos tímidamente.

De repente, la llama perdió su color y se volvió roja en su lugar.

 

Felmenia: "¿Qué-qué?"

 

Tan fugaz como su confianza, la llama desapareció gradualmente.

Suimei, quien fue quemado hace un rato, miró el paisaje durante un rato, y se volvió hacia ella.

 

Suimei: "Hmm, eso es todo?"

 

Sus expectativas fueron traicionadas por este insignificante resultado. Era anti-climático.

Lo único que salía de su boca era ... confusión.

 

Felmenia: "Po-po-¿Por qué!? ¿Por qué desapareció mi Llama Blanca? ¿¡Esa es la llama más fuerte sabes!? Po-porque ... Sólo por chasquear los dedos...”

Suimei: "Uwahh .. ¿Es en serio? Pensé que la llama verdadera sería algo peligroso, pero, solo estas acelerando la combustión agregando oxígeno."

Felmenia: "Qu-¿qué es con esa actitud !? ¡Mi fuego! "

 

Viendo la decepción de Suimei, no podía decir nada. ¿Por qué desapareció la llama? ¿Por qué estaba decepcionado? Pensando eso, ella sólo podía sentirse frustrada.

 

Suimei: "Ninguna maldición, ningún significado en la llama, es algo que fue sacado de la nada. Por eso es lamentablemente débil. Si yo fuera tu profesor, te estaría gritando para que empezaras de nuevo con lo básico."

Felmenia: “¿Q-qué? ¿Qué tiene de malo mi magia?"

Suimei: "¡Todo! ¡TO-DO! ¡Eres solo un lanzallamas normal!"

Felmenia: "¿Qu-qué?"

Suimei: "Por Dios ... ya no me importa ..."

 

Suimei dejó de explicar. Sus ojos sorprendidos se convirtieron en ojos de piedad. Estaba irritada porque rompió su magia. ¿Qué hizo él? ¿Qué pasó?

 

Cuando volvió a suspirar, repentinamente a sus pies ...

Apareció un círculo mágico.

 

 

Felmenia: "¿Qu-qué?"

Suimei: "¿Y ahora qué?"

 

Suimei estaba cansado de ella. Pero, ahora, ella parecía estar viendo algo increíble. Se sorprendió al ver algo imposible.

 

Felmenia: “¿Un círculo mágico creado sin escribirlo? Imposible ..."

Suimei: "¿Eh?"

Felmenia: "Heh mi trasero. ¿¡Qué hiciste!? ¿Por qué apareció repentinamente un círculo mágico?"

 

Ahora le gritaba con asombro. Pero, supuestamente, Suimei era el que debía hacer eso ...

 

Un círculo mágico es algo que puede aparecer no sólo en la tierra, en el papel, o en cualquier cosa. Es algo que aparece en cualquier superficie cuando alguien construye magia. En la práctica de la magia, es algo que nos ayuda a simplificar las cosas.

 

Normalmente, se debe dibujar el circulo por sí mismo. Por eso no se puede usar en la batalla. Sólo se puede utilizar en las ceremonias. Pero, justo ahora, él ... Sin hacer nada ...

 

Suimei: "Bueno, ¿no es normal?"

Felmenia: “Normal, mi trasero. ¡Se convertirá en un desastre si algo interrumpe el proceso de dibujo!"

 

Gritó otra vez. Suimei soltó una cara preocupada.

 

Suimei: "¿En serio? ¿Incluso esa parte? ¿La magia de este mundo está muerta o algo así?"

 

Suimei la estaba mirando. Mientras pensaba, con el dedo en la frente, habló con un tono diferente.

 

Suimei: "Hmm, escucha, para hacer un círculo mágico automáticamente, tienes que implementar un sistema en los fundamentos de la magia de antemano. Si haces eso, el círculo mágico aparecerá cuando uses magia, y puedes usar magia rápidamente. ¿Lo entiendes?"

Felmenia: “¿Eh? ¿Ah?"

Suimei: "No sólo te pongas a piar como un pájaro diciendo que es imposible. ¿No está pasando delante de ti ahora mismo? Si sigues gritando tonterías y niegas incluso esta magia que está sucediendo ahora, no voy a aprobarte como alguien de un pueblo occidental. ¿entiendes?"

Felmenia: "......"

 

Estaba frustrada al no poder responder. Así que, ella se quedó callada. Aunque lo que dijo parecía legítimo, nunca había oído hablar de una técnica para hacer que los círculos mágicos aparecieran al activarse. Nunca ha habido nada parecido, incluso entre los ancianos.

 

Suimei: "Es sólo una simplificación de la magia. Es esencial para la batalla. ¿Es esto realmente un mundo de fantasía? ¿Es como si nuestro mundo fuera más un mundo de fantasía que este que, ¿Sabes?"

Felmenia: “¡Hay una simplificación de magia! ¡El mejor ejemplo es la técnica que no requiere cantar!"

Suimei: “¿Eh? ¿Que es eso? ¿Usar magia sin pronuncia el encantamiento es una técnica avanzada?"

Felmenia: "¡O-Por supuesto!"

Suimei: "Bueno, si es un gran hechizo, es un asunto diferente. Entonces, ¿cuál es el gran truco?"

 

Suimei lo dijo con facilidad. Él chasqueó los dedos. De repente, el aire en frente de ella estalló.

Ni siquiera había un momento para respirar. El aire explotado soplaba en cuatro direcciones, causando una gran onda de choque.

 

Felmenia: "¿Qué-qué!? ¿¡Sin canto!? ¿¡Además, ni siquiera una palabra!?"

Suimei: "Eso es genial Suimei-kun! ¡Puedes hacerlo sin cantar! ¡Ahora, usted se unirá a las filas de los magos! Pfft ... que Estúpido."

 

Parecía orgulloso por un momento, pero quedo inmediatamente deprimido. Ya no estaba de humor.

 

Pero…

 

Felmenia: “Ya he tenido suficientes explicaciones. No tengo intención de preguntarte más. Por eso."

 

Despues el cantó.

 

Suimei: "<Archiatius Overload>!"

 

¿Era ese el canto? ¿Archiatius Overload? Como el canto era breve, Felmenia no sabía lo que hacía, pero bajo sus pies, brillaba un círculo mágico.

Entonces, una luz blanca con la chispa del arco iris apareció.

 

Felmenia: "!?"

 

Era un tremendo poder mágico. Era tan brillante que cerró los ojos por un momento. Luego, después de un silencio, abrió los ojos y vio una figura de alguien allí de pie con un aura mágica intimidante.

 

Felmenia: "¿¡Qué!? ¡Su poder mágico aumentó!? ¿Qué-"

Suimei: "¿Ahora qué? Ya estoy cansado de escucharte. No digas más que eso. ¡Ah! Lo entiendo. ¿Estás sorprendida por la amplificación de poder mágico? Ya lo se. Ya conozco tu pregunta."

 

Suimei ya estaba cansado de sus preguntas. Ya no tenía la intención de contestarla, así que derribó su pregunta de inmediato.

Respiró hondo y volvió a hablar.

 

Suimei: "Aunque dije que debíamos comenzar ahora, perdimos mucho tiempo. Entonces, señorita Mago, ¿es mi turno?"

 

Cuando preguntó eso, Suimei llevaba una expresión interesada. Parecía divertirse.

Ella no sabía lo que pasaba. Desde que vino aquí, había pensado eso muchas veces. La amplificación mágica también, al final, como dijo el chico, utilizó un círculo mágico para activar su magia.

 

Aun si él preparó círculos mágicos de antemano, todavía era raro. Necesitaba tiempo para dibujarlos, y también hacía que el tiempo de usar magia aumentara. Pero, el hombre frente a ella produjo un milagro. Ignoró el tiempo mínimo requerido.

 

No importa si era una mentira o no, era la realidad. Lo usó sin escribirlo. Hizo algo que no podía hacer ni siquiera comprender. Este chico era definitivamente muy valioso. Ha aprendido magia en un mundo que no conocía. Debería haber obtenido un conocimiento divino.

 

Este chico es definitivamente más fuerte que yo.

Este chico es definitivamente más fuerte que los magos mayores de los que estudié.

Este chico es definitivamente más fuerte que el héroe Reiji.

Este muchacho es definitivamente más fuerte que el Señor Demonio que destruirá el mundo ...

 

Felmenia: "Tú ... ¿Qué eres?"

Suimei: "Oh, lo olvidé. Nunca me he nombrado desde que vine aquí. Bien de acuerdo. Me nombraré especialmente ante ti.”

 

Suimei, como si recordara algo, volvió a abrir la boca.

 

Suimei: “Soy un mago. Suimei Yakagi. Mi meta es llegar a la verdad detrás de todos los misterios del mundo. Por el momento, un estudioso del Japón occidental."

 

Mago Suimei Yakagi.

El que derribó al mago más fuerte de la historia de Astel. Un nombre que ella nunca podrá olvidar.