Isekai Mahou wa Okureteru! Capítulo 26: Hacia el bosque.

Saludos, con respecto a este capítulo y los que siguen el trabajo de traducción se pone un poco turbia, desde aquí las traducciones en ingles tienen los capítulos de la web novel salteados o en partes y al parecer usan la traducción de la novela ligera para llenar los huecos, este capítulo es fiel a la novela web por eso me tomo un poco más de tiempo ya que tuve que reunir el material en inglés y compararlo con la RAW en japonés, solo hay algunos párrafos extra con respecto a la novela ligera. Como sea aquí los dejo con el capítulo.

 


 

- - Bosque.

Aunque para ser más exacto es un mar de árboles.

En general se puede decir que es un lugar donde una gran cantidad de árboles crecen juntos en masa.

Al ponerlo en palabras pondría sonar algo simple, en el actual Japón, no, aun en el Japón antiguo, la palabra bosque, es algo con lo que los japoneses no están muy familiarizados.

En Japón los mares de árboles cuentan con aproximadamente el 70% de su territorio, debido a su topografía montañosa, para los japoneses el significado de mar de árboles es igual a montañas, donde todo tipo de árboles crecen densamente, en muchos casos, hay árboles que crecen juntos densamente creando algo así como un paraguas que resulta en luces tenues en los lugares, al mencionar esta palabra los japoneses tienden a recordar a las montañas.

 

Ciertamente un mar de árboles también cuenta como un bosque, pero, se puede decir que hay inconsistencias en el bosque al que se refieren en occidente.

Europa, desde los tiempos antiguos era una tierra llena bosques. Los bosques no sólo estaban en las montañas, también había en las colinas y las llanuras, estaban en todas partes donde la gente podía vivir, bloqueando todo tipo de conexiones entre las personas.

 

Si salían de viaje la muerte siempre los estaba acechando. El bosque era el lugar donde habitaban bestias terribles tales como perros salvajes, lobos, osos y tigres, también el mismo tipo de árboles agrupándose por todas partes perturbaban el sentido de la orientación de una persona. En ese momento, para a las personas que vivían en ese momento, la idea de cruzar el bosque, era muy difícil de imaginar y una cosa difícil de hacer.

Por otro lado, el bosque era también un lugar que dio bendiciones la gente, pero no hay duda de que se convirtió en uno de los factores que han impedido el desarrollo de las personas.

 

Así es, un bosque como tal es algo desconocido para los japoneses. Estos bosques son algo donde la gente se pierde, donde sienten un terror indecible, si se piensa en una selva podría ser más fácil hacerse una idea de ello.

*Nota: (Aquí una aclaración, aquí se están utilizando dos palabras: Mori-森 y Shinri-森林, técnicamente para un occidental ambas palabras significan Bosque, pero la palabra Shinri se utiliza para referirse a lugar que están densamente poblados de árboles dentro de las montañas, sería algo así como una selva, sin embargo, una selva como tal no existe en Japón, por lo cual decidí traducirlo como mar de árboles.)

 

Suimei quien abandonó la caravana y entró en el bosque para perseguir a Lefille, durante bastante tiempo estuvo siguiendo el rastro de su poder mágico, mientras caminaba.

Siguiendo un camino para no cruzarse con ellos, y no causar problemas a la caravana, mientras se alejaba de ellos Lefille iba con bastante prisa. Si se trata de ella, quien sin quejarse de lo irracional de la solicitud del Galeo salió de la caravana, no es extraño que ella tomara tal acción.

Al caminar en búsqueda de Lefille, Suimei alzó la vista hacia el cielo nublado, donde era difícil de ver a través de este paraguas de árboles y pensó:

 

Suimei: (Una tierra salvaje. Después de todo, es natural que aparezcan cosas como bestias salvajes o demonio en una historia de fantasía......)

 

Se detuvo un poco para tomar un descanso. Se apoyó en el árbol que está frente a él, tomo del agua que estaba en la cantimplora, después de beber un bocado respiro exquisitamente. Lo más probable es que los demonios aparecerán sin lugar a dudas. Hablando sobre el grado de peligrosidad, el bosque de este mundo es mucho más peligroso que el bosque de su mundo.

Por no hablar de los ataques de las bestias, es un lugar incivilizado. Al caminar no hay un solo pueblo a una distancia aceptable. No hay signos de personas, sin la reclamación de tierras a los árboles, el número de árboles aquí sigue aumentando siempre.

En cierto sentido es una gran barrera natural que contiene todo tipo de peligros, y evita cualquier tipo de erosión de su dominio.

 

Suimei: (Yo, que por propia voluntad puse un pie en un lugar así, estoy algo ......)

 

¿Es digno de elogio o es sólo un tonto? Aunque se lo pregunta en su cabeza, la duda se vuelve cada vez más grande. Mientras tanto, antes de tomar agua de nuevo, dejo salir una pregunta.

 

Suimei: “—¿Lamento arruinar el estado de ánimo, pero podrías por favor no cortarme?”

 

Pregunto a la nerviosa espadachín que estaba preparando un corte con su espada por detrás en ese momento. ¿en cuanto a su postura, se estaba preparando para para cortar árboles y todo lo que junto con él a la mitad?

En ese bosque en silencio esas palabras planas de Suimei hicieron eco, tras un rato el sonido de la hierba siendo pisada podría ser oído, y escucho la voz perpleja de una persona cercana.

 

Lefille: “...... Suimei-kun? ¿Qué haces aquí?”

Suimei: “Bueno, es tal y como vez. Vine detrás de ti.”

 

Cuando se dio la vuelta, vio la figura Lefille, de pie allí con la punta de la espada apuntando hacia abajo. Debido a que su presencia era delgada, ella probablemente pensó que quien la perseguía era una bestia y se preparó para cortarlo.

Cuando Suimei dijo con calma su razón, Lefille retorció su cara con una expresión sombría y pregunto.

 

Lefille: “Viniste detrás de mí ......? ¡Tonto!, ¿si te quedas conmigo será peligroso sabes? ¿Por qué?”

Suimei: “Es porque es difícil sobrevivir aquí para una sola persona. Estaba preocupado.”

 

Cuando Suimei dijo esto, Lefille como una expresión seria entrecerró los ojos de una manera fría y hablo.

 

Lefille: “No hay necesidad de preocuparse. Incluso si estoy sola seré capaz de arreglármelas de una u otra manera. Tus acciones son una intromisión innecesaria.”

Suimei: “Entonces, ¿puedes enfrentar todos los peligros por ti misma?”

Lefille: “Así es.”

 

Esto, como decirlo eso es algo, tsundere. Sin embargo, hablando sin rodeos, es algo que va a colapsar en poco tiempo.

Mientras pensaba tal cosa, una sonrisa sarcástica apareció en el rostro de Suimei.

 

Suimei: “Entonces voy a preguntar esto sin rodeos, ¿Tus raciones de agua y alimento son suficientes?”

Lefille: “U ......, eso es, pues ......”

Suimei: “Lo ves?”

 

Lefille que se ha quedado sin palabras encogió llena de vergüenza. Cuando exigió una respuesta de ella, como si de pronto pensara en una objeción, la expresión, donde se pone airosa apareció de nuevo.

 

Lefille: “Tú mismo no llevas gran cantidad de cosas cierto? Una persona que no tiene mucho para alimentarse a sí mismo, no está en posición de decir tal--”

Suimei: “¿Incluso con esto?”

 

Después de que Suimei dijo esto, complacidamente destruyo esa mirada seria y triunfante, Suimei comenzó a sacar el equipaje de la bolsa, el cual era más grande que la bolsa en la que estaba.

 

Suimei: “Estoy en posición…”

Lefille: “¡Nada de posición! ¿cómo es que estas llevando tal cantidad de alimentos?”

 

Delante de Suimei quien dijo eso con una actitud jactanciosa, los ojos de Lefille parpadearon por la sorpresa con una expresión atónita. De esta manera no había nada manera que pudiera decir que es inaceptable.

La bolsa de estudiante de Suimei, es una bolsa que puede aumentar su capacidad de almacenamiento gracias al uso de la magia. Gracia a la cábala y la alquimia cambia la capacidad de su bolsa de estudiante a la de una maleta con capacidad de 140 litros.

Sin embargo, es una cosa conveniente y fácil de usar, de la que Suimei estaba orgulloso.

 

Cuando una cosa tan misteriosa que pasó delante de sus ojos, Lefille mientras mostraba una expresión de sorpresa, preguntó con recelo.

 

Lefille: “...... ¿Qué es esa extraña herramienta magia?”

Suimei: “Decir que es extraña es una manera maleducada de decirlo...... Bueno lo que sea, de esta manera no puedes decir que es una intromisión innecesaria ¿verdad?”

 

Debido a que demostró que tenía la cantidad necesaria de elementos esenciales dijo Suimei con una sonrisa despreocupada, sin embargo, dijo palabras que no ya podía retirar. Lefille sintiéndose culpable, bajo su tono y se acercó con un tono de disculpa.

 

Lefille: “No es verdad...... ¿Estás bien con eso?”

 

Es algo buena haberla seguido. Aun así, Suimei exhalado un suspiro.

 

Suimei: “Si en este momento digo que estoy muy arrepentido de haberlo hecho, ¿Qué vas a decir?”

Lefille: “Eso...... lo siento.”

Lefille: “Por supuesto que no voy a decirlo. Si fuera a lamentarlo tan fácilmente, no te habría seguido en primer. Así que no importa.”

 

Suimei preguntó en broma de nuevo a Lefille la cual lucia deprimida y miraba hacia abajo. Así es. No había ninguna razón para no ir con ella, es por eso que no hay nada por lo lamentarse.

Incluso al decir eso, Lefille tenazmente sostuvo la idea de que todo lo que está haciendo se ve inmerso en desventajas.

 

Lefille: “¿Pero, tu sabes que estoy siendo perseguida?”

Suimei: “Eso es correcto.”

Lefille: “Entonces-”

 

… Entonces, ¿estás diciendo que debería dejar que te pongas en una situación delicada?  Lefille se fulminaba con la culpa por la que está siendo atormentada.

 

Suimei: “Lefille, estás diciendo que hubiera estado bien si me iba con los demás?”

Lefille: “Eso es ......”

 

Lefille no tenían ruta de escape ante sus palabras, esta vez Suimei envío una pregunta diferente a ella. El cielo solo era visible a través de los huecos de los árboles, como si encerrara todo este lugar en una atmosfera sombría. Contempló, de cara hacia ella abruptamente y con calma declaro.

 

Suimei: “--Hey Lefille, dime honestamente ¿qué es lo que prefieres?”

Lefille: “A que te refieres ......”

Suimei: “Estoy preguntando ¿Es mejor que yo haya venido aquí o haber continuado con la caravana?”

Lefille: “Es, es obvio, es mejor seguir con la caravana.”

Suimei: “¿De verdad?”

Lefille: “De, de verdad.”

 

Lefille que escucho a la pregunta de nuevo, respondió con un estado de ánimo sombrío y enojado, ya que ella misma creía que era una mera ilusión infantil. En ese momento Suimei empujo, y dando el golpe final arrojó una sola frase.

 

Suimei: “Entonces, ¿puedes jurar en el nombre de Arushuna que no estas mintiendo.”

Lefille: “¿Qué? Eso es ......”

 

Lefille se quedó sin palabras, ella tiene alguna relación con la iglesia de la salvación por lo que el nombre de la Diosa Arushuna llevaba un enorme peso. Ella no lo podía jurar si se trataba de una mentira.

Acto seguido Lefille dejó escapar un gran suspiro y se rindió.

 

Lefille: “...... tú, eres un hombre malo”.

Suimei: “Entonces, ¿Cuál es tu respuesta?”

Lefille: “Aaa, será de mucha ayuda que me hayas seguido. Pero -- “

Suimei: “Entonces, está bien ¿no es así?”

 

Suimei interrumpió a Lefille quien estaba a punto de decir algo más. Con una voz tranquila, como si dijera que a seguir más con esto era inútil, que ya era suficiente y que no iba a tolerar más menosprecios hacia él, amablemente advirtió.

 

Lefille: “Eso es--”

Suimei: “Dejando eso de lado, no hay necesidad de catalogarlo como una decisión inteligente o no. Si todo está bien entonces es bueno, vamos a terminar con eso. Hacerlo de esa manera seguramente se sentirá mejor, ¿no estás de acuerdo?”

Lefille: “A.…”

 

Al oír algo inesperado, Lefille se quedó mirando sin habla.

Así es. Al tener esta conversación, e ir tras de ella, ¿qué era lo que él intentaba hacer? A pesar de que no se debe ir a tientas tratando de buscar la respuesta correcta seguir pidiendo una respuesta y luego escucharla, ¿está bien hacer eso? ¿Está bien hacer tal cosa incluso si eso no borra la tristeza y esa sensación de malestar en su corazón?

 

Es por eso que no quería decirlo.

Si seguían con ese tipo de conversación entonces apareciera alguna otra cosa estúpida, eso no era algo que debería de hacer en ese momento. Bajo ninguna circunstancia.

 

Suimei: “...... ¿Qué sucede? ¿Tienes alguna queja?”

 

Cuando Suimei abrió uno de sus ojos y miró, Lefille, como si un espíritu maligno hubiera caído bruscamente, asintió y estuvo de acuerdo.

 

Lefille: “No, eso es correcto, puede que sea exactamente como tú has dicho.”

 

Justo ahora una voz que parecía decir que su corazón se había aclarado apareció... ella no podía ser honesta, pero por el momento parecía estar de acuerdo. Mientras se rascaba la cabeza Suimei respiró con Fuu. Desde el punto de vista de un espectador sin duda que es probable que no sea la elección correcta. Esta una pelea llena de inconvenientes. Eso es algo que entiende, y sabe que lo que dijo Lefille es razonable.

Pero, elegir si esto es correcto o no, al final es su decisión. Solo de la persona que elige. Si el interesado piensa que está bien entonces está bien, no es que lo que es mejor siempre se convierte en lo que es correcto.

 

Además de eso, en lugar de moverse en base a sentimientos baratos, mantener a flote su intención real al hablar honestamente es una cosa muy embarazosa

 

Suimei: “--Hmm además, si nos escondemos adecuadamente existe la posibilidad de no ser descubiertos.”

Lefille: “...... No importa cómo lo pongas, ¿no crees que estas siendo demasiado optimista? Suimei-kun”

Suimei: “Cierto. Es bastante peligroso para empezar.”

 

Esa expresión alegre que dijo calmadamente algo bastante descabellado fue interrumpida por una declaración realista. Mientras ponía una sonrisa seca asintió con un suspiro.

Así es, el oponente es bastante fuerte. Si se utiliza una gran cantidad de demonios para la búsqueda sin duda alguna los encontraran. Pensar que se pueden esconderse y no ser encontrados es demasiado optimista.

-- Por su puesto, ella está hablando de una premisa en donde no se toma en cuenta la magia.

 

Lefille: “Lo siento”

 

Que sucede. De repente una disculpa. Frente Suimei Lefille agacho profundamente la cabeza. Con una expresión dudosa Suimei pregunto.

 

Suimei: “Porque Lefille se disculpa?”

Lefille: “Muy probablemente es mi culpa que los demonios hayan aparecido. Es por eso”

Suimei: “Ahhh, ¿No recuerdas lo que dijo ese enorme Demonio? Parecía como si se acabara de acordar de ti en ese momento. No importa cómo se vea, no creo que te estuviera buscando desde un principio.”

 

Suimei no estaba de acuerdo con la disculpa de Lefille. Eso sólo era un reproche excesivo sobre sí misma. Lo que Rajas dijo fue fragmentado, y había una parte en el acto de culpar a Lefille que no tenía sentido. Todos los aventureros la culparon por la aparición de Rajas, pero, si lo piensas con cuidado, eso no tenía relación con ella. El Demonio vino en busca de una persona diferente y encontró a Lefille por coincidencia, esa sería una historia más convincente. Pero todo el mundo entró en pánico y no se recuperó de la conmoción de ser atacados por los Demonios, y un blanco al que era fácil culpar estaba cerca. Fue el resultado de una serie de desafortunadas coincidencias.

No todo el mundo podía mantener su calma y un juicio frio y sin alguien como ese alrededor, ser forzados a un rincón resultará en esto la mayor parte del tiempo.

Sin embargo, Lefille no parecía convencida.

 

Lefille: “Sin embargo, ellos desviaron algunas de sus fuerzas a Aster cuando todavía estaban en un enfrentamiento con Thoria y otras naciones occidentales. Eso sólo podría significar...”

 

¿No lo crees de es amanera? El mismo Rajas no pudo permanecer indiferente ante la fuerza de Lefille ya que el mismo lo dijo. Eso solo puede significar que ella es--     

 

Suimei: “Que? ¿Acaso crees que los Demonios dividieron sus fuerzas solo por ti? Debes tener bastante confianza en tu fuerza, no es así.”

 

Suimei indico con una sonrisa remarcando la confianza que ella tenía en sí misma, eso la hizo avergonzarse. Con un rostro completamente rojo Lefille replico:

 

Lefille: “Ha, Estoy hablando en serio aquí mismo sabes. No me tomes a la ligera”

Suimei: “Si si, lo ciento lo ciento. Ciertamente Lefille es muy fuerte”

 

Suimei se disculpó por su broma y halagó la fuerza de Lefille. Pero por alguna razón Lefille respondió en un tono agudo y con una expresión infeliz.

 

Lefille: “…… Viniendo de ti me da la impresión de que solo me estas tomando por tonta.”

Suimei: “De ninguna manera. ¿No fue Lefille quien corto en dos fácilmente a un oponente con el que yo tuve un tiempo difícil?”

 

Esa la forma en que de verdad piensa Suimei acerca de la batalla anterior. Pero, Lefille todavía tenía algo en mente. Había una o dos palabras que quería decir. Pero Suimei la ignoró y continuó lo que decía.

 

Suimei: “Ah... ahora que recuerdo, ese Demonio, la cosa que él dijo acerca de Lefille siendo un sobreviviente de Noshias ... Si recuerdo bien, Noshias era ...”

 

Habiendo preguntado un poco acerca de su expresión, fue interrumpido por la voz cansada de Lefille.

 

 Lefille: “... Tú no estás familiarizado con la cultura de esta región, pero sabe acerca de eso.”

Suimei: “Ahh ... bueno sí ...”

 

Ahora mismo lo recordó tontamente y dejo salir una pobre respuesta. Eso le recordó el papel que había establecido para sí mismo. Era natural que otros encontraran extraño que él estuviera poco familiarizado con el conocimiento común de la región, pero tenga conocimiento sobre asuntos internacionales.

 

Suimei gruño dentro de su cabeza, y Lefille, que parecía haberse resignado, habló lentamente.

 

Lefille: “Ah ... eso es correcto, es como él dijo, yo soy un sobreviviente de Noshias.”

 

Lefille reveló su identidad que había estado escondiendo desde el principio. Ella dejo salir su confesión. Explico que es la sobreviviente del país que fue destruido por los Demonios. Nadie podría evitar sentir empatía con ella cuando escuchaba su dolorosa voz.

Suimei comenzó a hacer conjeturas por sí mismo.

 

Suimei: “El país que está más al norte.”

Lefille: “Así es”

Suimei: “Si mal no recuerdo es la nación que se encuentra en el límite entre el reino de los humanos y el territorio de los Demonios, ellos fueron los primeros en ser atacados.”

Lefille: “Sabes bastante”

Suimei: “……Bueno fue un evento bastante grande”

 

Fue la razón por la que Reiji y ellos fueron convocados a este mundo, ¿cómo podría no saberlo?

Lefille volvió al tema y afirmó con una voz triste.

 

Lefille: “... Ahh, desde la antigüedad, Noshias fue la barrera que detenía a los Demonios. Pero cayó en menos de un mes”.

 

Arrepentimiento y pesar se ocultaban en esa voz. Palabras que se sentían dolorosas. Eran como cuando el primer ministro lo había dicho en Astel.

 

Suimei: “Escuche que era un ejército de un millón de demonios.”

Lefille: “Así que un millón uh… no sé dónde escuchaste eso, pero probablemente sea verdad. No puedo decirlo con seguridad ya que nunca había visto a semejante número de criaturas vivientes.”

Suimei: “...?”

 

Su respuesta fue tranquila y compuesta. Pero esa forma indirecta de ponerlo parecía estar implicando algo.

Para Suimei, que no podía comprender completamente lo que decía, los ojos de Lefille se volvieron afilados, como si estuviera mirando una película en blanco y negro.

 

Lefille: “Era como un océano. De un extremo a otro del horizonte, los Demonios eran como un océano, formando un ejército de incontables números, atacándonos desde el otro lado de la frontera.”

 

La mirada que Lefille tenía, esa impresión. Suimei imaginaba vagamente a los seres vivos avanzando como un tsunami acompañados de un sonido atronador, ¿Qué rallos podría ser eso? El horizonte desapareció, y ese lado quedo inundado por un grupo sin moral humana. Sería igual a la ira de la naturaleza, y peor aún, una calamidad aun pero ya que tenía un propósito. Si eso fuera a atacar, ¿podrían los humanos soportarlo? Cuando ese pensamiento se precipitó en su cabeza, de repente Lefille ...

 

Lefille: “Lo que vi en la fortaleza del extremo norte fue esa escena. Con respecto a lo que sucedió en ese momento, es todo lo que recuerdo.”

Suimei: “Sólo eso, entonces eso significa que estaban tan ocupados como para pensar en otra cosa.”

Lefille: “Ahh, es como dices, lo intentamos con todo lo que teníamos. Disparamos contra los Demonios avanzando frente a nuestros ojos.”

Suimei: “Con respecto a ese enorme Demonio de antes, en ese momento fue cuando ...”

 

A la vaga pregunta de Suimei, Lefille devolvió un gesto de afirmación.

 

Lefille: “Rajas. Él apareció después de eso. Después de tomar a los supervivientes e intentar retirarnos, terminamos luchando con él. Es como lo escuchaste anteriormente, parece ser uno de los siete Generales Demoníacos.”

Suimei: “Ahora que lo mencionas, creo recordar que dijo algo como eso.”

 

Con las palabras de Lefille, Suimei recordó el discurso de Rajas; Dijo que era uno de los seres a quienes Nakshatra había confiado un ejército.

Ciertamente ese Demonio había dicho algo como eso.

Aun así.

 

Suimei: “Siete de ellos uh”

Lefille: “Ah, esa vez también, en medio de la pelea, recuerdo que lo oí decir eso. Yo tampoco entiendo los detalles, pero se jactaba de que los siete ejércitos estaban divididos en tres regimientos.”

 

No hay emociones en la voz de Lefille. Pero a los ojos de Suimei su rostro parecía tener una mirada que apuntaba al pasado.

Eso la preocupaba. Si, debido a las palabras de ella no era difícil de imaginar el choque que recibió. Ya que había tres ejércitos como ese, que es lo que resulta al combinar los números de todos ellos. Si se piensa en la escala entonces....

 

Suimei: “Tres. Y considerando que podría haber más de un millón entonces, si se unen lo que tenemos es ... “

 

Era una historia cada vez más desagradable.

No había experimentado algo así, pero el tono de Suimei insinuaba que había tenido su parte de dificultades. Simplemente multiplicando un millón por tres, habría tres veces los números que le habían dicho. Pero si se quiere creer completamente en la historia de Lefille, entonces no se puede pensar tan sencillamente. Todos estaban pidiendo lo imposible al empujar esta carga sobre el puñado de héroes convocados ante tal número de Demonios. Suimei estaba también en este mundo, pero, como era de esperar si el mundo esperaba que los héroes los derrotaran, entonces su futuro es dudoso.

 

Lefille: “Así que, en ese momento yo pelee contra Rajas, pero mis piernas y manos no podían igualar su poder. El ejército también estaba en desorden, y después de eso, esa mujer Demonio ... “

 

Hubo una palabra desconocida en lo que Lefille acababa de decir. Suimei preguntó casualmente acerca de eso.

 

Suimei: “¿Mujer Demonio? ¿Hay tal cosa?

Lefille: “No… no es nada, entonces…”

 

Sin embargo, no obtuvo una respuesta. Alejando el tema calmadamente al mismo tiempo que sacudía el cuello, ella mantuvo su aliento en el tema principal.

 

Lefille: “La razón por la que Noshias fue atacado primero no fue solo por estar en la frontera.”

 

Ese fue el núcleo de la historia que insinuaba el motivo del ataque. Por otra parte, sin decirlo, Suimei que sabía un poco sobre ello también tenía esa creencia.

 

Suimei: “El espíritu?”

Lefille: “Espíritu?”

 

Lefille levanto una pregunta al escuchar palabras que no recordaba haber oído antes. Debido a ella Suimei respondió a su pregunta en base a su propio conocimiento.

 

Suimei: “Ahh, se trata del poder que tiene Lefille. Es como lo llaman en el lugar de donde vengo. Espíritu.”

Lefille: “¿Hay otras personas que tienen un poder como el mío en el este?”

Suimei: “Uhh, no exactamente como el de Lefille, pero supongo que están en la misma categoría.”

Lefille: “…?”

 

Suimei no sabía muy bien cómo llamarlo, pero Lefille estaba aún más confundida. Por supuesto. Lo más probable es que este mundo tenga una definición diferente de los espíritus en comparación con el otro. En este mundo, al igual que en el otro, el poder de los seres humanos es mucho más débil que el de la naturaleza y las cosas de origen misterioso. En primer lugar, sin el conocimiento fundamental adquirido en la investigación de múltiples tipos de magia, la información de los espíritus en este mundo era lastimosamente limitada. Por lo tanto, es probable que no entendían qué tipo de existencia son los espíritus.

 

Lefille dejo una pausa, para tratar de digerir y entender lo que dijo Suimei, pero al final, sin una respuesta, regreso sobre el tema.

 

Lefille: “Realmente no sé cómo llamarlo, pero es como has dicho. Nosotros llamamos a la fuerza de los espíritus. Mi país, desde hace mucho tiempo, usaba esta fuerza para luchar contra los Demonios.”

Suimei: “Eso me recuerda, habías dicho que su habilidad con la espada también fue transmitida durante generaciones, ¿Esa fuerza es igual?”

Lefille: “Aa. Mis antepasados ​​fueron una existencia que nació con la unión entre los espíritus y los seres humanos. Con el fin de que los seres humanos pudieran pelear contra los Demonios, la diosa Arushuna lo arregló de esa manera. Este manejo de la espada también nació entonces y ha ayudado a los héroes que han sido llamados desde la antigüedad”

Suimei: “Héroes, ¿en serio?”

 

Ante la mención inesperada de esa palabra en la historia de Lefille, Suimei murmuró en voz baja. Los antepasados ​​de Lefille fueron los que se convirtieron en el poder de los héroes invocados hace mucho tiempo. Y ahora, en lugar de estar con los héroes, su descendiente estaba con él, ¿qué tipo e intrincado karma es ese? Uno no puede evitar pensar que alguna entidad desconocida está jugando con ellos.

 

 Acto seguido, la expresión facial de Lefille mostró soledad y la tristeza.

 

Lefille: “Yo también soñé con proteger a las personas, salvar a la gente. Pero en última instancia, el sueño terminó. Y ahora estoy en este estado tan lamentable.”

 

Dicho esto, Lefille bajó su mirada con desaliento. Después de huir de su tierra natal, se convirtió en un aventurero, siendo difamada constantemente, ella probó la soledad. Por encima de toda su historia personal, con su corazón lleno de tristeza no pudo pedir ayuda. El anhelo y el deseo del sueño no realizado, su última expresión era la de una niña traicionada por la realidad. Eso, era sin duda lo que había allí. El deseo de proteger, el deseo de salvar a los demás, nada más que un deseo honesto y puro, que negaba cualquier mala voluntad, un deseo irracional que le fue arrebatado, ella tenía ese tipo de expresión desgarradora.

 

Ella tenía poder. Por eso, dio lo mejor de ella. Pero, no pudo hacer nada, no importaron las circunstancias. Ella no estaba tratando de obtener algún tipo de recompensa.

 

Suimei: “Hey, Lefille. ¿Los Demonios... que es lo que son?”

 

A pesar de la mirada en sus ojos diciendo que quería dejar el tema, Lefille pronto respondió a la pregunta.

 

Lefille: “Hm eh. Para ser honesta, realmente no lo sé. Lo más probable es que no haya nadie en el mundo que realmente sepa acerca de ellos. Además de lo poco que aparece en las historias transmitidas desde hace mucho tiempo, probablemente no hay manera de obtener información acerca Los demonios”.

Suimei: “Con respecto a esas historias?”

 

Es lo que se le dijo a Lefille por su familia. Eso era de los registros sobre las peleas que los humanos en las fronteras y Demonios liberaban durante generaciones. Esa sería la información más fiable en este mundo.

 

Lefille: “En los tiempos antiguos, un dios del mal luchó con Alshuna... fue lo que se dijo antes. Ese dios maligno que se jactaba de un enorme poder, al final fue conducido al umbral dimensional por Alshuna, los elementos, y los espíritus.”

Suimei: “Ah”

 

Suimei estuvo de acuerdo. Se mostró de acuerdo con lo que había aprendido durante un viaje anterior. En general se acordó de la historia, lo más probable es que ese umbral dimensional es a como llaman al espacio entre los mundos aquí, el otro mundo se encuentra en la cavidad es el umbral, el borde del mundo. Al ver a Suimei movimiento su cabeza en afirmación, Lefille continuó.

 

Lefille: “Se dijo que los Demonios eran los sirvientes de ese dios del mal. Aceptando la bendición divina del dios del mal, ellos llenaron este mundo con el caos que solo traína lucha y muerte.”

 

Caos, una palabra increíble apareció. No, ese era ya un tema factible cuando el dios del mal está involucrado. Al final, el resultado de la adoración de los Demonios, tenía la misma intención que los dioses malignos de los mundos exteriores. Entonces, lo próximo es...

 

Suimei: “Dijiste protección divina, pero, ¿entonces el origen del poder de los Demonios es el dios del mal?”

Lefille: “Ahh, eso me recuerda, tengo la sensación de que esa teoría también existe. Yo no lo recuerdo bien, pero ...”

Suimei: “Hmm ...”

Lefille: “¿Qué sucede Suimei-kun?”

 

Ante la expresión de sospecha de Suimei, quien se quedó en silencio mientras pensaba, Lefille pregunto. Ante la chica que tina una expresión de pesar Suimei dejo salir lo que había pensado.

 

Suimei: “Demonios... lo que son. Acerca de eso yo tengo mi propia teoría.”

Lefille. “Fumu. ¿Una teoría propia eh? Interesante.”

Suimei: “¿Quieres escucharla?”

Lefille: “Sí, tengo interés en ella”

 

... es lo que ha dicho, pero lo que estaba pensando era bastante admirable. Lefille se reía de pura admiración. Sin embargo, esa cara cargaba con honestidad y un interés desde el fondo de su corazón, y mostró su anticipación. La posibilidad de llegar a la verdad era improbable.

Pero de todos modos pregunto.

Ahora bien, en primer lugar ...

 

Suimei: “Primero, es decir, desde la definición del dios del mal en su historia.”

 

Con el sonido de su voz reduciéndose un poco, el rostro del mago salió a la superficie. Suimei comenzó a discernir acerca del dios del mal.

 

Suimei había entrado en contacto con lo que se conoce como demonios o espíritus en su mundo. Básicamente existen en el mundo del exterior, son una existencia teórica que poseía un poder similar al de las leyendas. Ellos podrían ser convocados con hechizos, dándoles un nombre y una existencia definida. Después de eso, aparecen en el mundo como demonios o espíritus.

 

Los espíritus que se definen en su mundo eran existencias vagas y sin un aspecto fijo, sólo poseían información como la existencia. Y el Dios aquí, en referencia, está a un nivel más alto que la existencia de los espíritus, no era sólo una vaga existencia como los espíritus, sino un poderoso cuerpo de información con voluntad propia.

 

 En otras palabras, el malvado dios es ...

 

Suimei: “...El dios del mal existe en el espacio entre dimensiones, el mundo exterior, y su objetivo es llenar este mundo de caos. Incluso ahora, está observando de cerca este lugar desde el mundo exterior, con la esperanza de lograr su objetivo. Sin embargo, la existencia de esa cosa está delimitada solo allí, y no puede interferir en este mundo directamente como en los tiempos de la antigua diosa. En su lugar, los Demonios que sirven al dios maligno heredan su voluntad, y se les otorgan los poderes del dios maligno al que adoran, retorciéndose en la oscuridad para llenar el mundo de caos.”

Lefille: “Muu ...”

 

Su deducción fue inesperada. El color en el rostro de Lefille cambio. Aun así, Suimei no se vio afectado, y continúo mostrando lo plausible de su teoría

 

Suimei: “Bueno... es una historia cliché, pero, es la secuencia más obvia si se piensa en nuestra conversación anterior. Las cosas empezaron durante el principio del mundo, cuando se plantó la semilla de la futura contienda... es”

 

Si todo lo relacionado con los Demonios era así, él no lo sabía, pero, al notar su digresión, volvió sobre el tema.

 

Suimei: “Para los problemas prácticos eso está bien, pero, en relación con esos títeres, es decir, los Demonios... eso es todo. En primer lugar, sus características son diferentes, debido a que la fuerza de su cuerpo es diferente a la de los seres humanos, si ellos siguieron un camino evolutivo diferente a los demás seres vivos, o si es como el dios del mal los diseñó, no sé a ciencia cierta cuál de las dos es el caso. Esa es la impresión que me dio de la historia antes.”

Lefille: “Eso es una conjetura bastante interesante.”

Suimei: “Gracias. En el caso de la protección divina a continuación, creo que la mayor parte de su poder viene del de Dios del mal. La energía negra procedente de los Demonios.”

 

A la conclusión Suimei, Lefille deslizó en una pregunta.

 

Lefille: “...? ¿No es una característica de los Demonio?”

Suimei: “Así es. No es un poder que los seres vivos tengan de forma natural. Ese inconsistente poder con el mundo y la naturaleza no es producido por este mundo, es verdad que este mundo definitivamente no lo produce. Nadie deliberadamente podría hacer algo perjudicial para sí mismo ¿verdad? Es lo mismo con el mundo. Es por eso que depende de las existencias que no pueden existir en el mundo. Pero este poder que va en contra de la lógica de este mundo sólo puede existir a causa de la influencia de algo que no es de este mundo. Por ejemplo, esa cosa a la que se llama ... “

Lefille: “Dios del mal eh.”

Suimei: “Volviendo a la conversación, eso es todo lo que es. En el punto en el tiempo cuando los Demonios se volvieron capaces de usar ese poder, fue cuando la existencia del dios maligno fue probada. Esa charla es un fastidio, sin embargo.”

 

Sí, la charla sobre los Demonios dio lugar a un debate sobre el dios del mal. Dicho esto, tomó una gran cantidad de problemas para llegar a eso. De todos modos ...

 

Suimei: “Entonces, Alshuna es una existencia que enfrenta al dios del mal, los humanos y semi-humanos de este mundo, con la raíz de esa creencia son enemigos del dios del mal. Por eso el trata de matar a los seres vivos que no coinciden con sus deseos.”

Lefille: “...”

 

Suimei se mantiene firme a esa creencia, y Lefille parecía que estaba digiriendo el contenido de esa discusión, entrecerrando los ojos. En ese rostro había algún tipo de agitación. Escogiendo el momento adecuado, Suimei dejo salir una sola palabra.

 

Suimei: “¿Qué tal? ¿No crees que es una teoría aceptable?”

Lefille: “Es cierto. Eso funciona en la historia. Es la primera vez que escucho ese argumento con el dios del mal y los Demonios. Con base en ese argumento, si replantearme las cosas que dije, las leyendas se hacen plausibles.”

Suimei: “Fue un argumento bastante interesante ¿verdad?”

Lefille: “Sí. Sorprendente. Tú has pensado en ello considerablemente. Eres increíble, Suimei-kun”

 

A la joven asintiendo sinceramente, Suimei añadió un suplemento.

 

Suimei: “Por cierto, la razón por la que los seres humanos son capaces de luchar con los Demonios es porque tienen la bendición divina de Alshuna creo. Excluyendo a Lefille, por lo general llevan es poder con ese propósito. Los elementos son hostiles al dios del mal, obviamente, cae en esa categoría, por lo que la magia de sus hechiceros también tiene ese efecto.”

Lefille: “...”

 

Sí. Es por eso que, en el momento en que estaba luchando contra los Demonios, con la excepción de la magia que no utiliza los elementos como intermediario, los ataques físicos también eran ineficaces. Debido a que los seres humanos tienen su fe profundamente entrelazada con sus vidas y el poder que habita dentro de ellos. Además de eso, la magia de este mundo está fuertemente ligada a Alshuna y los espíritus, los elementos también tienen ese poder en ellos, dándoles un gran efecto en contra de los Demonios. Los hechiceros, a través de esa magia con que un poder no muy alto, son capaces de derrotar a los Demonios. Sin embargo, por otro lado, no hay otra persona nacida en este mundo como el, quien no tiene esa relación con los elementos, era de esperarse que su poder fuera debilitado.

 

 Por lo tanto.

 

Suimei: “Por cierto, me gustaría preguntar, cuando luchamos con los Demonios, ¿la magia de un mago principiante tuvo efecto sobre los Demonios verdad?

 

Después de preguntar, Lefille pensó un poco, con el ceño fruncido, dijo en una voz muy lejos.

 

Lefille: “Bueno, las personas mostraron eficacia y no se dispersaron, pero ...”

Suimei: “Los brujos que fueron efectivos eran incluso los que no habían usado la magia por mucho tiempo, ellos percibieron cierta revelación, y formaron una conexión con los elementos y de esa manera tuvieron efecto. Las personas que no fueron eficaces son las que no sintieron esa la revelación, por lo que su conexión con los elementos era débil y no podía derrotar al Demonios. no es eso?”

Lefille: “Ahh, ir tan lejos es ...”

Suimei: “Suponer eso, es parte de la historia. Bueno, creo que probablemente estoy en lo cierto.”

 

Había pocas piezas simples por lo que no era definitivo, pero él creía en esa teoría. Teniendo en cuenta que todavía estaba reconstruyendo las cosas junto con Lefille, en general, esta respuesta es de esperar.

 

Suimei: (Pero si esa suposición es correcta, no se podrá tener éxito en atacar a los demonios a menos de que se use cierta magia, para Mizuki quien vino de otro mundo a pelear con los demonios podría ser difícil acostumbrarse.)

 

En cualquier caso, la respuesta salió. Debido a que los Demonios tienen la bendición del dios del mal, básicamente, tienen resistencias a las que sólo la magia de aquí es eficaz.

Sin embargo, si la fuente de ese poder estableció la forma actual del Demonios, eso quiere decir que es una existencia del mundo exterior, por lo que, si se utiliza eso como base, la magia mostrará efecto.

Por el hecho de que la magia de Suimei no tuviera efecto, sus pensamientos hasta ahora estaba concentrados en lo que tenía que hacer a continuación.

 

Suimei: (Solo queda desarrollar una forma adecuada de derrotarlos…)

 

Cuando se dio cuenta de que cierto tipo de magia seria efectiva, se llenó de una confianza que hasta ahora no había tenido.

 

Lefille: “Suimei-kun”

Suimei: “Hmm?”

Lefille: “Quien eres tú?”

 

Esa consulta informal fue a causa de la charla de hasta ahora. En vez de dudar de su verdadero carácter, estaba simplemente preguntando realmente quien es. A su pregunta, Suimei no dio ninguna respuesta.

 

Suimei: “Ahora bien. Quizá debería decirlo, ¿no es hora de encontrar un lugar para descansar?”

Lefille: “Sí”.

 

En el bosque que oscurecía, Lefille contempló el cielo azul profundo mientras asentía. Ella se encogió de hombros, abatida, algo estaba mal, ¿o era sólo su imaginación? Suimei una vez más comenzó a caminar a lado de esta chica.