Isekai Mahou wa Okureteru! Gaiden Capítulo 4: Después de la siesta




Manual




El maestro de la habitación, la maga Hydemary, hablo una vez más.

 

Hydemary: “¿Qué pasa? Toma asiento.”

 

Luego levanta una taza de té hacia los labios de su inexpresivo rostro y sobre el contenido con elegancia.

 

Ella es encantadora con su largo cabello negro y un abrigo de cola, pero es más de lo que parece. A un lado de la cama están su bastón y su sombrero de seda. Como maga, está fuera de lugar con la decoración de la habitación, pero con su inorgánica expresión que combina con las muñecas de bisque alrededor, crea una glamorosa sensación de belleza incomparable.

 

Suimei: (Pensé que el encanto se vería afectado, pero su edad ayuda a mantener el equilibrio.)

 

Suimei toma una silla con esos pensamientos en mente.

 

Hydemary: “No hay necesidad de permanecer tan alerta. Como acabo de decir, eso no fue más que una prueba. Nunca tuve la intención de hacerte daño.”

Suimei: “¿Entonces? ¿Qué pasa con mi evaluación dado que hice ese misterioso examen?”

Hydemary: “¿Fuiste capaz de discernir que he aceptado tu verdadera fuerza?”

Suimei: “Bastante. Por lo tanto, hay algo que me gustaría saber. Si te llevo conmigo, ¿te someterás a mis instrucciones?”

 

Hydemary da una respuesta indiferente.

 

Hydemary: “--Hay algo que me gustaría saber de ti primero, ¿es eso aceptable?”

Suimei: “¿Se relaciona con lo que me dijiste antes?”

Hydemary: “Sí, así es.”

 

Luego deja su taza de té.

 

Hydemary: “Lo que quiero preguntar es sobre todos ustedes de la Asociación de Magos. Si no me equivoco, ¿usas una teoría mágica peculiar?”

Suimei: “¿Te refieres a la teoría de la magia moderna?”

Hydemary: “Ese es una parte, pero ¿así es como te refieres a ella? De todos modos, ¿la combinación de magias de diferentes sistemas no suena como una forma escandalosa de manipular la magia?”

Suimei: “Si, se podría decir eso.”

Hydemary: “¿No debería ser imposible manipular la magia de diferentes sistemas al mismo tiempo?”

Suimei: “Viste como ejercí la magia ahora mismo. ¿Acaso mostré una desempeño patético?”

 

Hydemary negó con la cabeza.

 

Hydemary: “Eso es completamente diferente.”

 

Ella continúa diciendo que la base de la magia ejercida por los magos modernos se basa en una teoría que combina múltiples sistemas de magia. Por ejemplo, a los caracteres se les da poder a través de sus significados, mientras que la magia rúnica otorga poder a todo lo que está grabado. Son teorías completamente diferentes de la numerología de la Kabbalah de Suimei-- la expresión de todos los eventos y fenómenos a través de las fórmulas matemáticas y la enumeración. Sin embargo, la capacidad de combinar magia

 

Hydemary: “--para recrear el mundo como se desea es un sistema de magia completamente diferente. Es un sistema de magia que es una herejía incluso para el lado mágico en el lado opuesto del mundo moderno.”

 

Qué irónico, su magia también podría ser vista como poco convencional.

 

Hydemary: “¿Todos ustedes persiguen la filosofía a la cual el líder-sama apunta?”

Suimei: “Sí.”

 

Hydemary inclina su cabeza como un niño inocente.

 

Hydemary: “Pero... ¿por qué?”

Suimei: “Oye, oye, parece que te equivocas en algo. No estoy aquí para hablar de eso ni voy a obligarte a nada.”

Hydemary: “Ya veo.”

 

Suimei evito mirar a Hydemary. Probablemente sea porque ella no tiene muchas expresiones.

 

Hydemary pronto pregunta algo de lo que quería saber.

 

Hydemary: “...Oye, ¿recuerdas cuándo fuiste capaz de ejercer la magia por primera vez?”

Suimei: “¿De qué se trata esto tan repentinamente?”

Hydemary: “Quiero saber cómo es cuando los humanos despiertan la magia.”

Suimei: “¿No sería similar a cuando pudiste ejercer la magia?”

Hydemary: “Más que eso, quiero saber acerca de tu momento eureka en la magia.”

 

Suimei encuentra extraño su comentario.

 

Suimei: “En este caso, ¿no sería comparable a un repentino destello de perspicacia?”

Hydemary: “Soy un ser que ha sido capaz de ejercer magia desde el principio. Esa es una qualia (Nt: investiguen :V) que no puedo entender.”

Suimei: “¿Por qué no le preguntas al Maestro? ¿Un mago de rango superior no podría dar una mejor respuesta que yo?”

 

Hydemary levanta su taza de té hacia su boca mientras continuaba:

 

Hydemary: “La respuesta de mi padre no era clara.”

 

Suimei puede adivinar la explicación del Maestro.

 

Suimei: “Así que siempre has sido capaz de usar la magia...”

 

A decir verdad, el mismo Suimei no tiene una clara impresión de cuándo fue capaz de ejercer la magia por primera vez. Su padre fue quien le mostró la magia y sus capacidades-- en otras palabras, su padre le confió el mundo de los misterios. Le enseñaron cómo usar la magia en forma detallada y un día fue superado por una sensación que le hizo decir, “Puedo hacerlo.” Él hizo magia como lo hizo su padre.

 

Esa es la sensación que tiene Suimei de cuando pudo manejar la magia. No es una experiencia clara. Un factor primario lo hizo capaz de ejercer la magia, pero conceptos tales como los factores primarios solo se consideran en retrospectiva.

 

Además, se comprende que el poder mágico existe solo después de que se ejerce la magia por primera vez. Otras manifestaciones como el horno mágico vienen después. En cierto modo, manejar la magia es muy similar a la sensación de equilibrio necesaria para andar en bicicleta. Una vez que se encuentra, no se olvida. También, el uso repetido de las cartas del tarot agudiza el sexto sentido, se vuelve más fácil de sentir. Todo es una extensión del oficio al igual que un truco mágico.

 

Suimei duda en decir que solo se necesita una mordida, pero puede decir que solo tocando los misterios la magia se vuelve manejable.

 

Hydemary: “... ¿Qué pasa?”

Suimei: “Nada, yo tampoco lo sé.”

 

A pesar de que el tono de Hydemary sigue siendo plano, lo que ella dice a continuación contiene un indicio de disgusto.

 

Hydemary: “¿Deberían los humanos realmente estar persiguiendo los misterios?”

Suimei: “No hay nada de malo en eso. Eso es más o menos como es para todos. ¿También el Maestro te dio una respuesta vaga cierto? Si bien puedes pensar que la teoría y la implementación están de acuerdo, no es un concepto que podamos simplemente declarar. Bueno, los detalles no son muy claros. Puede ser intuitivo ya que todos siempre lo obtienen en su primer intento.”

 

Suimei no puede empatizar con Hydemary. Probablemente no haya nada que pueda hacer para ayudar con esto. Cada manual avanzado fue ingresado en su cabeza. Desde que la magia está preinstalada, puede simplemente manejarla. No ser capaz de sentir la emoción de un destello de perspicacia es completamente natural.

 

Hydemary emparejo su mirada con la de Suimei. ¿Qué está tratando de hacer? Sus pupilas brillan con un gris ceniza inorgánico. Él no puede encontrar ni un fragmento de entusiasmo, pero sí un brillo minucioso.

 

Después de mirar lo que Hydemary debe considerar que es tiempo suficiente, ella hace una profunda reverencia con su cabeza.

Hydemary: “Muy bien, entendido. Te seguiré.”

 

Mientras Suimei se pregunta qué es lo que ella juzga aceptable en él, ella agrego:

 

Hydemary: “Suimei-kun, ¿verdad? Espero que me trates adecuadamente como una dama.”

 

Suimei pregunto acerca de las palabras de Hydemary debido a que ella es un homúnculo que nació en un matraz. Su intención no es presionarla para que manifieste sus deseos. Hydemary florecerá como una maga pronto por sí misma.

 

Suimei: “¿En referencia a?”

Hydemary: “Nada, solo deseo que me trates adecuadamente.”

 

Hydemary libera un gran e infantil bostezo.

 

Hydemary: “Fua~a.”

 

Suimei levanta las cejas ante el cambio drástico en su comportamiento, pero Hydemary solo se frota sus cansados ojos y dice:

 

Hydemary: “Me ha dado sueño, y me voy a dormir.”

Suimei: “¿Ha? ¿De qué se trata esto?”

 

Hydemary se levantó y dijo, “Buenas noches.” Ella entonces se acuesta completamente indefensa en su cama y libera la dulce respiración de una persona dormida.

 

Hydemary: “Ku--”

Suimei: “O- Oye, qué- qué estás...”

 

Suimei no tiene más opción que detenerse. Es muy tarde para su pregunta.

 

Suimei se puso de pie. No puede hacer nada ahora que Hydemary está dormida. Él se da la vuelta-- no hay puerta. Todavía estoy atrapado en esta habitación.

 

Suimei: “...Oye, ¿cómo hago para salir de aquí?”

 

Suimei solo puede esperar hasta que Hydemary se despierte.

Una vez que Hydemary abrió los ojos

 

Hydemary: “...Tú, ¿quién eres?”

Suimei: “Bastarda, te golpearé...”

 

 

Suimei: “En serio, yendo directamente a dormir...”

Hydemary: “Lo siento, lo siento.”

 

Suimei dijo a Hydemary mientras la mira desde un costado. ¿Estás realmente reflexionando? Después Suimei habló con Hydemary sobre su pedido, ella se cansó y se metió en su cama para tomar una siesta. Él quedó atrapado en la habitación, y solo pudo esperar a que ella se despertara.

 

Él luego libera un profundo suspiro ante las disculpas indiferentes del homúnculo.

 

Anneliese esperaba fuera de la habitación por Suimei y Hydemary. Se volvió hacia Hydemary en el momento en que la ve. Parece haber notado que su chaqueta estaba torcida y se para frente a ella para enderezarla.

 

Anneliese: “Mary, parece que eso llevó bastante tiempo.”

Hydemary: “Hablé con Suimei-kun y luego me dio sueño.”

Anneliese: “¿¡No!? ¡No es posible! ¿Fuiste a dormir frente a nuestro invitado?”

Suimei: “Sí.”

Anneliese: “No, de ninguna manera.”

 

Suimei asintió cansadamente a la sorprendida mirada de Anneliese. Ella se quedó estupefacta. Ella nunca debe haber pensado que pasaría algo tan grosero.

 

Anneliese luego se reajusta aclarando su garganta.

 

Anneliese: “En cualquier caso, Padre está esperando. Vayamos a la habitación.”

 

Ellos reanudan su camino.

 

Hydemary: “Si-i.”

 

Pronto regresaron a la habitación de antes. Edgar cerro un libro que estaba leyendo para pasar el tiempo y dice,

 

Edgar: “¿Bien, Mary? ¿Aceptas?”

Hydemary: “Sí, Padre. Él aprobó.”

 

Edgar sonríe mientras lucía satisfecho.

 

Edgar: “Ya veo.”

 

La hermana mayor, Anneliese, sin embargo, se nego a aceptar esas palabras y en cambio reprendió a Hydemary.

 

Hydemary: “Mary, ¿qué tal decirle algo a Suimei-sama? Después de todo, te fuiste a dormir delante de él... Probarlo ya es una descortesía, pero eso fue demasiado.”

 

Hydemary hace pucheros ante el sermón de Anneliese. Edgar escucha por casualidad y dice,

 

Edgar: “Mary, ¿te fuiste a dormir?”

Hydemary: “Sí.”

Edgar: “Sí, entonces no es suficiente.”

Hydemary: “Mis disculpas.”

 

A pesar de la emoción en el tono, a Suimei no lo encuentra muy sincero. Además, ni a ella ni a Edgar parece importarles que el que se disculpó esté equivocado.

 

Hydemary pronto ablaze a Anneliese. Continúa haciendo pucheros como una niña mimada mientras se frota la cara contra el pecho de su hermana.

 

Anneliese frunce los labios y suelta un suspiro de preocupación. Ella acaricia la cabeza de Hydemary.

 

Anneliese: “Ya es suficiente...”

 

A juzgar por esa escena, no parece haber nada de lo que Hydemary no pueda escapar. Hydemary misma probablemente lo hizo así.

 

Edgar ve la misma escena con la alegría de un padre. Esa expresión se aprieta mientras se gira hacia Suimei. Regresa a la misma rigidez de árbol de abeto que llevaba cuando se conocieron, pero también con una acidez.

 

Edgar: “Te he molestado de varias maneras, Suimei.”

Suimei: “Me han traído a lo profundo de las montañas, me probaron y me mantuvieron esperando. Esta hospitalidad es realmente indignante.”

Edgar: “¿Qué? Los desarrollos escandalosos son indispensables para ser un mago. Tenlo en mente.”

 

Edgar entonces sonríe como diciendo, “Como era de esperar.” Su sonrisa es una que ve a través del corazón de Suimei por quién realmente es. Es una que descubre el resentimiento que tiene contra el padre de Suimei.

 

Suimei: “¿Qué pasaba con las muñecas en la habitación de Hydemary?”

Hydemary: “Esos eran niños que yo creé.”

Anneliese: “De todas las hermanas, Mary es la única que puede crear muñecas.”

Suimei: “¿La única? Ah...”

 

Anneliese dijo solo una. Es decir, Hydemary es diferente de sus hermanas.

 

Suimei: “¿Las muñecas, son incapaces de crear otras muñecas?”

Anneliese: “Correcto, decir que somos incapaces de dar vida a los demás es bastante natural.”

Suimei: “Ser capaz de hacer tal cosa sin reservas sería bastante escandaloso.”

 

Hydemary se vuelve hacia Anneliese mientras que Suimei todavía está asombrado.

 

Hydemary: “Pero hermana, ¿no tienes el Thousand Alptraum?” (Teatro de las Mil Calles)

 

Una sonrisa cariñosa flota en la cara de Anneliese.

 

Anneliese: “Fufu, gracias.”

 

La llamada chica genio no dudó en elogiar a su hermana. Debe ser porque son familia. Suimei luego considera la actitud de Anneliese. ¿Quizás es porque ella juega el rol de la madre de Hydemary?

 

Suimei termino de confirmar la situación y luego baja la cabeza hacia Edgar.

 

Suimei: “Bien entonces, me voy a despedir.”

 

Hydemary se separa de Anneliese.

 

Hydemary: “Entonces, yo también iré.”

Edgar: “Mary,”

Hydemary: “¿Sí, Padre?”

Edgar: “Aprende bien.”

 

Él le acaricia la cabeza mientras ella dice.

 

Hydemary. “Solo si hay algo que no sepa.”

 

Anneliese con gracia baja la cabeza,

 

Anneliese: “Suimei-sama, por favor, cuida bien de Mary.”

 

Hydemary entonces dice algo que debería ser evidente.

 

Hydemary: “Por favor cuida bien de mí, ¿de acuerdo?”