Isekai Mahou wa Okureteru! Gaiden Capítulo 3: Chica homúnculo




Manual




Por lo general, cuando alguien tiene un invitado en casa, el huésped es entretenido por la familia anfitriona. En otras palabras, al invitado se le muestra la sala de estar. Suimei, en la actualidad, a pesar de ser tal invitado, está siendo llevado a la habitación de un miembro de la familia. Está recibiendo un tratamiento excepcional, más de lo que debería recibir como un mago de rango inferior al de Edgar. Sin embargo, también está de visita como representante del líder Nestheim. Sus sentimientos de gratitud desaparecen una vez que considera ese hecho y acepta el desenlace como resultado de las circunstancias.

 

--Homúnculo

 

En general, la alquimia se usa para crear una falsa forma de vida con el fin de verificar una teoría para crear una piedra filosofal (Lapis Philosophorum). Esas formas de vida, a pesar de ser recién nacidos, tienen conocimiento sobre el mundo. Ellos incluso pueden hablar. Sin embargo, también poseen cuerpos pequeños y frágiles. Sus existencias están limitadas a los matraces en los que nacieron.

 

Por esa razón, es el por qué Suimei tiene que ir hacia esta habitación. “Me pregunto si me reuniré con todas las demás después.”

 

Anneliese se detuvo justo delante de una puerta en una esquina del segundo piso, y como lo hizo antes, levanto el dobladillo de su vestido de delantal para hacer una reverencia.

 

Anneliese: “--Aquí está la habitación de nuestra hermana más joven, Hydemary. Suimei-sama, por favor entre.”

 

Suimei coloca su mano en el pomo de la puerta, sin embargo, por alguna razón, Anneliese se queda en su lugar. Él Pensó que ella se haría a un lado y le permitiría entrar como en la habitación de Edgar.

 

Suimei: “¿Anneliese, no vas a entrar?”

Anneliese. “Mis disculpas, Suimei-sama, pero me gustaría que ingreses a esta habitación solo.”

Suimei: “...Eso no es un problema, pero ¿podría escuchar la razón?”

Anneliese: “Pedirle que ingrese solo es debido al egoísmo de esa chica. Podrás escuchar el motivo una vez que estés dentro.”

 

¿Está todo claro?

 

Al parecer un extraño procedimiento está tomando lugar. Suimei dice, “Entiendo,” y a petición de Anneliese, abre la puerta para entrar en la habitación.

 

Una suave y relajante fragancia de incienso de madera de rosa entra en la nariz de Suimei. Es una fragancia que trae paz interior, pero dado que también funciona como afrodisíaco, los que se elevan dentro de ella tienden a sentirse sucios. El conocimiento común afirma que las brujas que se ocupan de los afrodisíacos tienden a utilizar tales plantas junto con el ylang-ylang (flor de cananga) y sándalo laoshan.

 

El interior de la habitación está equipado con lujosos muebles franceses importados. Bisque y muñecas de peluche se colocan en la parte superior de los muebles, la cama y a sus alrededores. Incluso la silla está adornada con muñecas.

 

El patrón floral blanco de la habitación da la impresión de pertenecer a una princesa o la hija de una familia adinerada. Sin embargo, mientras Suimei mira a su alrededor, no ve el espacio para un matraz de un homúnculo. Él abre la boca y toma un respiro.

 

Suimei: “¿Que está pasando?”

 

Él regreso a la puerta para pedirle una explicación a Anneliese, pero en el momento en que coloca la mano en el pomo de la puerta:

 

Suimei: “¿Ah?”

 

Suimei gira la perilla, pero se niega a ceder.

 

Suimei: “¡Oye, está bloqueada! ¡¿Qué es esto?!”

 

Él golpea la puerta, pero nadie responde. En cambio, su voz hace eco dentro de la habitación.

 

Una mirada más cercana con sus ojos de mago revela que él está dentro de una barrera. Pronto, el pomo de la puerta se hunde y la brecha entre la puerta y su marco desaparece.

 

--Estoy atrapado.

 

Luego, al darse cuenta de su situación en la 11ma hora, el poder mágico crece detrás de él. Él chasquea la lengua, “Che,” mientras suelta el pomo de la puerta y gira.

 

Suimei es el único en la habitación, pero el poder mágico se eleva a un nivel peligroso. Él entrecierra los ojos y escudriña su entorno. O bien el maestro de la habitación se está ocultando a sí mismo, o el poder mágico proviene de una fuente diferente.

 

Su primera impresión es... Esta habitación es cara. La habitación también alberga muchas muñecas. Él acaba de enterarse de que la mayoría de esas muñecas fueron creadas por Edgar. Una vez que considera la existencia de Anneliese, concluye que hay una gran posibilidad de que una de ellas sea la fuente del poder mágico.

 

La saturación del poder mágico es alta, pero él no puede sentir que emane de ninguna de las muñecas.

 

“--Los gehts(vamos, en Alemán).”

Suimei: “¡¡--!!”

 

Suimei escucha la voz plana y nivelada de una chica dentro de la habitación.  “Bien, entonces empecemos.” Las muñecas que decoran la habitación se elevan como torpes marionetas manejadas por delgadas cuerdas. Todo el tiempo, se organizaron para crear un círculo mágico de cinturón de unión. Cada muñeca se revisa a sí misma. Se tuercen para probar sus brazos, piernas y cuerpos. Una vez terminan, saltan hacia él.

 

“¡Kuh!”

 

Suimei golpea a las muñecas con un casual movimiento de su brazo. Su poder mágico las hace estrellarse contra la pared.

 

La misteriosa voz hablo una vez más. Si bien no hay duda de que lo que es cantado es un hechizo, el aria en sí es sorprendentemente infantil.

“Sie kommen, Meine niedlich bär kuscheltiere” (Ven, mi lindo oso de peluche).

 

Además, esta chica se refiere a si misma de forma masculina (boku).”

 

Con un pon, un oso de peluche apareció en el aire en el momento en que la voz plana y nivelada se detiene. Aunque es muy lindo y no luce amenazante, ningún sistema mágico tiene un hechizo para crear un juguete de peluche en el aire.

 

Suimei concluye que el hechizo es magia de origen e invoca magia con su mano izquierda para destruirlo.

 

“--Packen(¡Salta!)!”

Suimei: “¿¡Qué--!?”

 

El oso de peluche salto adelante ante la orden y se aferró al brazo izquierdo de Suimei con una sorprendente pesadez.

 

Suimei: (¡Guh--! ¿Esta cosa... ganó peso con el poder mágico? Entonces, ¿este oso de peluche fue creado a través de una maldición?)

 

Suimei no puede resolver el misterio. No solo se le impide canalizar el poder mágico a través de su brazo izquierdo, la mitad izquierda de su cuerpo está siendo tirada hacia el piso. Mientras continúa luchando, las muñecas dentro de la habitación se levantan y se acercan. ¿Llevan una maldición como este oso, o hacen algo diferente?

 

Cinco muñecas rodean a Suimei y un estuche de tarjetas sobre el escritorio comienza a traquetear. ¿Están preparando un hechizo?

 

Sin embargo, la presencia psíquica del lanzador no puede ocultarse. Suimei calcula el camino que tomó el poder mágico y encuentra al lanzador.

 

Suimei: “Tú--”

 

Él pospone el cómo tratar con el oso de peluche aferrado a su brazo izquierdo y ataca a la muñeca que está sentada sobre la cama disparando magia desde su mano derecha. Pachin, el chasquido de sus dedos suena en toda la habitación.

 

El mago de muñecas cobra vida en respuesta. Ella esquiva saltando de la cama y aterriza cerca del fondo de la habitación. Ella habla con la misma voz plana y nivelada de antes, pero esta vez, con un tono indiferente.

 

Hydemary: “Arara, ¿fui expuesta?”

 

Como un mago, ella usa un sombrero de seda, un abrigo de cola, y lleva un bastón. Su rostro de porcelana, largo cabello negro y hermosa piel blanca es lo que le permitió imitar a una muñeca. Su cara es como la de Anneliese, excepto que más inocente. También es más alta que Anneliese, pero no tan imponente.

 

La chica gira su bastón y se quita el sombrero con la mano izquierda mientras le da a Suimei una ligera reverencia. Ella le da el mismo tipo de saludo que los magos en un escenario le dan a su audiencia.

 

Hydemary: “Hola, ¿eres el mago-san de la asociación de magos?”

Suimei: “Sí, eso es correcto. ¿Eres la asistente que me enviaron a recoger?”

Hydemary: “¿Ah? Eso depende de ti”

 

De la historia de Edgar y su tono desdeñoso, Suimei concluye que ella debe ser el homúnculo. Sin embargo, Hydemary está haciendo lo imposible, está viviendo fuera de un matraz. Su habilidad para moverse libremente anula la teoría establecida. Es un testimonio de la espantosa cantidad de talento alquímico que la esposa de Edgar ejerció.

 

Suimei también noto que Hydemary todavía no ha relajado su poder mágico. ¿Habrá un duelo mágico después de todo?

 

Suimei: “Oye, ¿no estás siendo grosera con tu invitado?”

Hydemary: “¿Eres un mago bastante fuerte cierto? Sé generoso y muéstrame que puedes vivir a la altura de tu reputación. Hechicero Magius, Brillante Estrella del Anochecer (Nt: mi traducción directa del japonés ya que la del inglés no me convenció:’V. Nt Drk yo le metí mano aquí).”

Suimei: “--Fuun.”

 

Parecía que no le gustaba mucho el nombre que le fue dado por otra persona. Él entonces toma la iniciativa para atacar primero,

 

Suimei: “¡Augoeides sagittent trigger!” (¡Artes brillantes, Despliegue, Fuego!)

 

Un pequeño círculo mágico apareció frente a Suimei y disparo rayos de luz. La joven chica frente a él desplego una barrera para reflejar los rayos de luz mágicamente interpretados. Partículas de luz vuelan en la habitación, llenándola con un parpadeante resplandor blanco.

 

Justo cuando Suimei concluye que su ataque no puede penetrar la barrera de Hydemary, ella habla con un tono alegre.

 

Hydemary: “¡Lo devolveré!”

 

Ella después conjura un círculo mágico delante de sí misma tal como lo hizo Suimei. Replica exactamente el mismo círculo.  ¿Ella está recreando el hechizo de rayos? ¿Leyó el procedimiento del hechizo en medio de esta batalla? No, esto es una falsificación. No es diferente de la luz reflejándose sobre un espejo--

 

Suimei: “Cambio a defensa. Superposición.” (Barrera de Defensa, Despliegue de Circunferencia Exterior)

 

Suimei corta de arriba a abajo y de derecha a izquierda para crear una cruz. Un pentagrama de seis puntas (Nt: Un penta(5)grama de 6 puntas? Han alterado el orden natural de las cosas :V) aparece debajo de sus pies mientras completa el círculo mágico expandido, Esfera deslizante. El hexagrama irradia luz azul-verdosa pálida y desde sus bordes, engloba a Suimei dentro de una esfera que se defiende contra los rayos entrantes.

 

Al mismo tiempo, él se mueve hacia ella. Se da vuelta para mirarla en ángulo recto mientras se enfoca en el poder mágico reunido en su mano derecha. Gira la mano para crear un círculo mágico de cinturón de unión para el Puño Supremo de Lord Ozfield, Raglion Berze.

 

Hydemary atrapo los movimientos de Suimei y bloquea su golpe con una barrera. Los hechizos combinados del hombre llamado Beatrex, sin embargo, no pueden ser evitados mediante barreras defensivas--

 

Su voz plana y baja paso a través de la habitación.

 

Hydemary: “Cross site...”

 

Ella murmuró el nombre correcto de su hechizo. “Leyó mi magia en un abrir y cerrar de ojos?” Hydemary primero se defendió contra el hechizo de Suimei y luego lo replicó para encontrar sus vulnerabilidades. Es un hechizo que rompe la magia.

 

Hydemary: “¡Puppe puppe!” (¡Espectáculo de marionetas!)

 

“Ella solo dice las palabras clave?” Cambia su cuerpo por el de otra muñeca justo cuando él rompe su barrera mágica.

 

Suimei manda a volar el primer cuerpo con su golpe. Luego usa el poder restante para arrojar a la muñeca que se aferra a su brazo. Vuela y golpea el suelo detrás de él.

 

No importa lo que pase, ella no se lastimará. La muñeca que golpeó tampoco se rompió. Como era de esperar, su ataque no se parece en nada al Puño Supremo original. Bueno puede compensar la diferencia por su cuenta.

 

Hydemary: “¿Qué tal si me muestras tu Magnolia Dorada?”

Suimei: “¿Crees que puedes hacer que vaya con todo?”

Hydemary: “Qué tacaño.  Apestas a avaro”

Suimei: “Qué cosa tan vulgar para decir.”

 

--En cualquier caso, esta chica empaña el nombre de Alzbayne. Ella es hábil en la manipulación de la magia, pero gran parte de eso se puede atribuir a estar en su habitación. De todos modos, eso no cambia el hecho de que ella es hábil. A pesar de todo, si bien ella puede ser fuerte, siempre hay un punto débil.

 

Hydemary: “Tanz Tanz. Werden Sie ein Kreis.” (Danza, danza, conviértanse en círculo).

 

Canto de nuevo, no, esas son instrucciones. Las muñecas colapsaron alrededor de Suimei. Levantan sus brazos y unen sus manos para hacer un anillo. Ese círculo es una de las figuras más misteriosas de la magia. Están usando uno para crear el borde exterior de un círculo mágico.

 

De acuerdo con la ley de representación, un diagrama mágico circular demuestra el movimiento giratorio del poder mágico para crear una gran oleada de poder ondulante. Ella genera una temible cantidad de poder. Ni siquiera es posible imaginar la intensidad de la vibración del campo de maná que esto generaría.

 

La magia liberada por una vibración de campo de poder mágico no es lo único peligro. Las vibraciones del campo mágico tienen un rango místico más alto que otras magias. Eso crea una situación en la que la magia de menor rango es obstruida y sufre una disparidad.

 

El misterio que se desarrollará todavía no está claro. Sin embargo, a veces ser capaz de percibir el misterio hará que la persona desaparezca.

 

Suimei: “--Violentus tempestatem vim. Emittit Clamor. Disperdam omnem Iudam…...” (“Mis deseos son una tempestad furiosa ante mí. El viento aúlla. Los gritos de desesperación se elevan. Por mi capricho, todo ante mis ojos es erradicado en la nada...”)

 

El viento se levanta cuando Suimei canta su hechizo. Papel y pedazos ligeros de esto y aquello vuelan por la habitación mientras las cortinas y la solapa de tela se agitan y revolotean. Suimei extiende su mano mientras termina su hechizo y el aire se condensa en su palma.

 

Hydemary sostiene su sombrero de seda en su lugar mientras habla

 

Hydemary: “No me gusta ese hechizo ni un poco.”

 

Suimei: “A menudo les digo a los que causan desastres. ¡Clauneck Air!” (viento demoníaco)

 

Clauneck Air es una violenta magia de atributo viento que contiene un demonio dentro de ella.

 

La concentración de aire que mantiene ante él se rompe y desata una enorme onda de choque. Las muñecas y los muebles son enviados a volar sin tener en cuenta la masa y la fricción... Toda la habitación fue alcanzada.

 

Fue entonces cuando se levantó una sección del tapiz con motivos florales dentro de la cama.

 

Suimei: “--”

 

Justo cuando Suimei ve a la chica con su vista periférica, ella se acerca a él. Este es el segundo efecto de Clauneck Air, movimiento forzado. Ella no está muy lejos y se está moviendo rápido, así que estará aquí pronto.

 

Una sombra aparece desde el flanco de Hydemary. ¿Ella está empuñando su bastón? Parece que quiere entrar en combate cuerpo a cuerpo. Es un desarrollo inesperado teniendo en cuenta su postura hasta el momento.

 

Hydemary: “¡Schock oder schock!” (¡Bastón Eléctrico!)

 

Arcos deslumbrantes de electricidad se elevan desde su bastón mientras empuja.

 

Suimei esquiva el empuje, pero aún se imagina a sí mismo [siendo golpeado por el bastón cubierto de electricidad]. ¿Cuán alto es el voltaje que lleva ese bastón?

 

Ni una sola vez el bastón dejo de emitir corriente eléctrica. Arrasan la habitación, golpeando la silla antigua, una taza de té y un cojín con motivos florales.

 

La silla se mueve hacia él. Son como dedos adhesivos electrificados. Su anterior hechizo fue similar. Los juguetes pueden ser la base de su hechizo.

 

La silla podría matarlo incluso sin estar cargada con electricidad. La fuerza con la que vuela es más que suficiente para aplastarlo.

 

Suimei trata de esquivar

 

Suimei: “¿¡--tch!?”

 

El oso de peluche se aferra de su brazo y tira hacia abajo. Voló hacia él como si fuera atraído por la electricidad.

 

Suimei: (Este tipo no solo es pesado, ¡también regresa!)

 

Con el oso restringiendo los movimientos de Suimei, él chasquea su lengua mientras se deja caer para evitar la silla. Esta acción destruye su postura, pero no tiene muchas opciones en este momento. Entonces el oso comienza a tirar del cuerpo de Suimei en una dirección diferente. Él no está siendo arrastrado hacia un lugar con una corriente de material electrificado, o muebles, pero con su oponente, sería un objetivo fácil.

 

Caracteres independientes pasan por la cabeza de Suimei. Tanto las muñecas como el oso de peluche se arrastran en toda la habitación por su propia voluntad. Se mueven libremente, debe ser lindo para el controlador de la habitación. --Para Suimei, no hay nada de lindo en ellos.

 

“Como esperaba, no me puedo mover.” Si se mueve hacia donde tira el oso, se colocaría en el punto focal de los ataques de Hydemary. Su opción restante es defenderse de la acometida de sus juguetes y muebles cargados.

 

Suimei: “¡Primum ex Secandum excipio!” (¡Primera y segunda barrera, despliegue!)

 

Un diagrama mágico circular se expande desde la mano de Suimei. Lo envuelve y crea un círculo estrecho y un círculo ancho. Una vez completado, brilla de un dorado fascinante.

 

La brillante fortaleza dorada de Suimei, Magnolia, resiste cada uno de los ataques de Hydemary. Su corriente eléctrica parpadea y se estrella contra la pared.

 

Hydemary: “Finalmente me la mostraste.”

Suimei: “Aunque soy completamente reacio.”

 

“Ahora, ¿qué debo hacer a continuación?” Seguir con la Fortaleza Dorada después de usar Clauneck Air está llevando la entropía mística de esta área a su límite. El fenómeno de (fusión mágica) ocurrirá y sellará la magia si no se tiene cuidado. La magia a pequeña escala, sin embargo, no es suficiente contra alguien tan hábil como Hydemary.

 

No, este lugar--

 

Clauneck estaba destinado a ser el faro de la victoria de Suimei. “¿Sólo voy a rendirme?”

 

Suimei una vez más concentro poder mágico en su mano derecha. Luchará contra Hydemary con la intención de concluir su encuentro. Él la mira y ve que ella una vez más lo desafía a un combate cercano desde el frente. Sus acciones no le divierten.

 

Suimei: “¿De nuevo? ¿Qué clase de mago sin sentido ataca de frente?”

 

Qué aburrido y directo.

 

Suimei extiende su mano derecha para liberar su hechizo. Su objetivo es el vestidor. Al mismo tiempo, Hydemary llega ante Suimei y lo envuelve con sus muñecas. Desde Suimei, una espada se extiende desde su mano derecha hacia un espejo. Ese espejo, sin embargo, está roto.

 

Hydemary: “Qué desafortunado. Incluso si terminamos atacándonos el uno al otro, mi hechizo no te liberará hasta pasado mañana.”

 

De todos modos, la expresión de confianza de Suimei no se desmorona.

 

Suimei: “Ya es suficiente, es mi victoria.”

Hydemary: “¿Qué estas dicie--”

 

Hydemary se dio cuenta a media frase de que es el vestidor lo que él está apuntando desde su ángulo. Su objetivo es el tapiz con motivos florales detrás de él. No, él apunta al matraz gigante escondido allí.

 

Suimei: “Ese es tu matraz, tu punto débil. Esto te pone en jaque.”

Hydemary: “...Fu-n. Parecía que estabas tratando de reflejar tu hechizo en el espejo. Bueno, mi carga fue un engaño.”

 

Como él dijo antes, su carga directa era extraña.

 

Suimei: “Fue bastante obvio. Tu falta de vacilación te delató.”

 

Ella malentendiendo sus intenciones fue calculado en su plan, pero no como un componente necesario.

 

Suimei: “Entonces, ¿estabas preparada para un nocaut simultáneo?”

Hydemary: “Un solo golpe no te hará daño. Incluso si fueras herido, estarás bien después de curarte a ti mismo. Yo no soy un oponente fácil al que puedas vencer sin que te hagan daño.”

Suimei: “--Tú... no, no lo eres.”

 

Hydemary pronto asintió de acuerdo con los elogios de Suimei.

 

Hydemary: “Ganaste. Bien, aprobaste por ahora.”

Suimei: “¿Aprobé, por ahora…?”

Hydemary: “Esta fue una prueba, una que determina tu valía para mí.”

Suimei: “Una prueba... ¿Es Por eso que entré solo?”

Hydemary: “Sí, ¿o hice algo mal? Me dijeron abruptamente que me encontrara con un extraño por el bien de convertirme en su asistente. ¿Cómo se puede esperar que acepte tal decisión tan irrazonable? Por lo tanto, hice este pedido a mi padre y a mi hermana.”

 

Suimei puso una expresión sombría ante el suspiro de Hydemary.

 

Suimei: “Bueno...”

 

No es como si él no fuera capaz de entender sus sentimientos. Cualquier mago querría seleccionar a sus oponentes y asistentes de investigación. Sin embargo, desde que su habilidad para esperar y ver fue arrebatada, ella eligió ponerlo a prueba en su primer encuentro. Tal como dijo Anneliese, esto fue un acto de egoísmo.

 

Emociones mezcladas pasan por la cara de Suimei cuando Hydemary se quita el sombrero de seda.

 

Hydemary: “Mi nombre es Hydemary Alzbayne. ¿Y tú eres?”

Suimei: “Yakagi Suimei.”

Hydemary: “Ya- ka- gi- Su- i- me- i- kun... Suimei-kun? Fu-n. ¿No vas a decirme tu otro nombre?”

Suimei: “¿Cómo es que lo sabes?”

Hydemary: “Los nombres son principalmente conceptos en las cabezas de las personas. Incluso para alguien que es japonés, tu nombre es bastante inusual.”

Suimei: “Ah, eso.”

 

Cuando se crean homúnculos, la inteligencia que se les vierte es proporcional al nivel de misterio independientemente de las intenciones del creador. Suimei lanzo un, “Hou.” Ese debe ser el conocimiento que poseen los homúnculos.

 

La expresión de Hydemary se vuelve sombría ante la pausa involuntaria de Suimei,

 

Hydemary: “Por cierto, no es que importe, pero…”

Suimei: “¿Qué?”

 

Ante la expresión reflexiva de Suimei, Hydemary tenía una expresión aburrida.

 

Hydemary: “Tu, tienes un rostro bastante irritante”

Suimei: “¿¡Ah!?”

Hydemary: “Haa, que miedo.”

 

La expresión de Hydemary es muy tranquila a pesar de su comportamiento sorprendente. ¿Ella se está divirtiendo? Ella abrazo su propio cuerpo y retrocedió.

 

Por otra parte, su expresión no ha cambiado mucho desde que comenzaron a hablar. ¿Tal vez es porque ella es un homúnculo? Suimei libera un profundo suspiro y apunta a su mano izquierda.

 

Suimei: “Oye, ¿no te estás olvidando de esto?”

Hydemary: “Ah, mi muñeco de peluche. ¿No es lindo? La llamé Beato-tan.”

Suimei: “No, eso no.…”

 

La conversación no fluía como Suimei esperaba. Solo puede hacer una expresión cansada ante la jactancia de Hydemary.

 

Hydemary: “¿No es lindo?”

 

Suimei quería quejarse de su situación. El muñeco de peluche se ve bien, pero se convierte en un grillete al agregar poder mágico. No solo se vuelve más pesado, sino que inhibe la circulación del poder mágico y evita que sea liberado. Que te atrape en batalla sería considerablemente peligroso.

 

Suimei: “Es bastante tortuoso en mi opinión.”

 

Hydemary quita el muñeco de peluche con ambas manos e inclina la cabeza ante la actitud fría de Suimei.

 

Hydemary: “¿Eh?”

 

Parece incapaz de aceptar cumplidos por sus hechizos de forma literal.

 

A ese tipo de chica, Suimei pregunto nuevamente.

 

Suimei: “¿Te especializas en magia de origen?”

Hydemary: “Sí, fufun, ¿celoso? Debes estar celoso.”

 

Suimei respondió con los ojos medio cerrados.

 

Suimei: “Actúas bastante segura de ti misma.”

Hydemary: “Porque soy un genio. ¿No viste mi magia antes?”

Suimei: “Bueno...”

 

Hydemary no está sobreestimando sus habilidades. Incluso si su tono y actitud son pomposos y desagradables, su uso de la magia fue bastante hábil. Sus hechizos también son muy llamativos. Ella manipula simultáneamente múltiples tipos de magia para lograr una técnica de alto nivel conocida como duelo de hechizo de origen mágico. Esa hazaña por sí sola evitará que nadie se queje de que ella se autoproclame a sí misma como un genio. Su elección de palabras probablemente no sea más que una autoevaluación. Es la inocencia que proviene de ser un homúnculo.

 

Suimei: “...Oye, ¿cuántos años tienes?”

Hydemary: “Nmm, ¿por cuántos años, estás pidiendo mi edad? Padre me creó hace 6 años, así que tengo 6 años.”

Suimei: “Tienes 6... ¿en serio?”

Hydemary: “Sí. ¿No puedes creerlo?”

Suimei: “Sí, eso es completamente escandaloso.”

 

Los homúnculos siempre nacen con una gran cantidad de sabiduría. Si se combinaran con un cuerpo desinhibido, entonces alguien como Hydemary es quien aparecería después de varios años. La cantidad de esfuerzo que Edgar colocó en su creación parece haber sido recompensada proporcionalmente por los cielos.

 

Hydemary, como un homúnculo que se mueve independientemente de su matraz, obviamente ya no se adhiere a la categoría del sentido común. Ella usa su magia para desensamblar y re ensamblar. Es tanto rápida como minuciosa, completando su tarea sin un solo defecto. La forma en que ejerce la magia es perfecta. Sus resultados muestran un alto nivel de competencia.

 

Ella hace señas a sus muñecos y animales de peluche para repararlos-- No, para curarlos uno por uno con su magia. Cada vez, los muñecos levantan sus brazos en el aire como diciendo “¡Banzai!” Y presionan sus mejillas contra las suyas. Después de acariciar y consentir a cada muñeco, Hydemary se vuelve hacia Suimei y le recomienda que se siente en una silla al otro lado de la mesa.

 

Hydemary: “Toma asiento. Te contaré un poco sobre ellos.”

Suimei: “…...”

 

Suimei se acerca a una silla, pero permanece en guardia mientras Hydemary saca algunos dulces y una olla de la nada.