Death March Volumen 9 Intermedio: El infortunio de Sera




Manual




Sera: “Estoy en casa.”

“Ara, Sera-sama, ¿has terminado tus asuntos con Duque-sama?”

Sera: “Sí, sólo estaba confirmando el horario de asistencia.”

 

Un miembro del personal femenino del templo me saludó cuando estaba en la entrada lateral a la habitación del personal del templo. La mujer siempre sirve como guardia durante la distribución de comida.

 

Estaba en el castillo del duque ya que me había llamado mi estimado abuelo. A la conferencia del reino que se celebrara la próxima primavera asistirán el abuelo y Tisrad-oniisama, en lugar de padre. Se ha decidido que voy a ser su médico para cuando su condición física se deteriore.

 

A pesar de que la capital real está bastante lejos, sólo va a tomar unos días para ir allí con la aeronave.

Por otra parte, Satou-san debe asistir a la conferencia del reino. Espero poder encontrarme con el después de mucho tiempo.

La voz en mi cabeza no debería haber sido escuchada, pero…

 

“Ho cierto, Sera-sama, vi a al señor Pendragon hace un rato.”

“¿Eh ?, ¿dónde está?”

 

Levanté la voz involuntariamente por su comentario, lo que hizo que los ojos se reunieran aquí. Si fuera la jefa sacerdotisa-sama, me habría perdonado, pero el jefe masculino de las sacerdotisas y el sacerdote en jefe me van a regañar por esto.

Puse las manos en mi boca y lo confirmé en voz baja.

Como se dirigía al norte en un carruaje, debe de haber ido a la mansión del vizconde de Shimen. Decidí preguntar al cochero que me había acompañado que me llevara a la mansión del vizconde.

 

“Por favor, espera, creo que él va a venir a hacer una visita aquí...”

 

Escuché tal voz desde atrás, pero como no voy a tener trabajo hasta la tarde de hoy, no debería haber ningún problema en particular.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Me disculpé por mi repentina visita y pedí una reunión con el vizconde Shimen, Hosaris, pero no fue posible porque estaba preparándose para ir a la capital real. Está ocupado como de costumbre.

 

Como no puedo regresar así nada más, voy a visitar el anexo donde reside Toruma-ojisama. Me ha dicho que está bien que lo visite en cualquier momento, y he pedido a la sirvienta que anuncie mi visita, así que no debería ser un inconveniente para su familia.

 

Toruma: “Heya, Sera, es raro que nos visites.”

Sera: “Disculpa por el largo silencio, Toruma-ojisama.

 

¿Oh? Me pregunto por qué, su cara se ve triste y no se adapta al alegre toruma-oji.

 

Toruma: “Sera, ¿no me llamarás Toruma-niichan como hiciste en los viejos tiempos?”

Sera: “Ara, Oji-sama. ¿No es grosero llamar a un hombre casado, que ya es padre de un bebé, Onii-chan? ¿Qué sucede? Toruma-ojisama.”

Hayuna: “Kukuku, Se, Sera-sama, por favor, disculpe por eso.”

 

Mi compañero de conversación ha cambiado a la esposa, Hayuna-sama, Toruma-sama ha empezado a parecer que está llorando mientras se aferra a oba-sama.

Me gustaría preguntar sobre Satou-san rápido, pero es grosero para mí empezar a preguntar durante la charla, necesito algún tipo de tema, tema ... ¡Eso es! ¡Ahí está la elección al hablar!

 

Sera: “Escuche del abuelo hace un momento que a oji-sama se le concederá el título de baronet durante la conferencia de primavera.”

Toruma: “Gracias, es solo un título baronet honorario, así que Mayuna no podrá heredar el titulo conmigo”.

 

Eso me recuerda, ¿dónde está Mayuna-chan me pregunto? No he oído esa voz llorosa desde hace un tiempo.

 

Hayuna: “Ah, Mayuna está durmiendo, gracias al juguete que el señor Pendragon ha traído, estuvo de buen humor desde el principio cuando estaba despierta hasta que se durmió después de cansarse de reír.”

 

Sí, he estado esperando que apareciera ese nombre.

 

Sera: “¿Ha venido el señor Pendragon? Creí que no va iba regresar a la capital del ducado por un tiempo...”

Hayuna: “Dijo que vino solo por asuntos comerciales para tratar algún negocio en el taller de pergaminos”.

Toruma: “Satou-san había ido al castillo del duque, al parecer estaba buscando salmueras rojas, así que fue a preguntarle al jefe de cocina del castillo.”

 

¡Los chefs en el castillo! Entonces, nos hemos cruzado no es cierto.

Pude marcharme rápidamente, ya que Hayuna-sama estaba llevando la conversación. Como se esperaba de Toruma-ojisama el morirá si intenta detenerla a medio camino.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

“Yo, pero si es Sera-sama, ¿qué hace en este lugar donde trabajan las personas de clases bajas?

 

Mucha gente está trabajando activamente en la cocina del castillo que he visitado por primera vez. La sirvienta que me había guiado llamó a la persona a cargo de esta cocina, pero Satou-san no parece estar aquí.

 

“Ah, Chevalier-sama debería ir al centro de la ciudad después de enterarse de los encurtidos.”

 

¡Esta vez es el centro de la ciudad! Mou, Satou-san es cruel.

 

Al final, no pude encontrarme con Satou-san, aunque fui al centro de la ciudad. No pude concentrarme durante la práctica de ese día, y fui regañada muchas veces por la jefa sacerdotisa-sama.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

“Sera, sabes.”

“Sera, masita estaba aquí.”

“Hey, chicos, llamen a Sera-sama Sacerdotisas-sama o Sera-sama.”

 

Pequeños niños de león marino comenzaron a hablar conmigo cuando estaba charlando con las esposas después de que la distribución de comida terminó. El oficial del templo de la diosa Forina que estaba allí regañó a los niños por no usar honoríficos al llamarme. Creo que no hay necesidad de regañar a esos niños pequeños por esas pequeñas cosas.

 

“¿Qué es masita?”

 

Doble mis rodillas e iguale mi línea de visión con la de los niños. Estoy imitando a Satou-san. Parece que es más fácil hablar con los niños si hago esto. Siento que la distancia entre yo y los niños en el orfanato en las visitas de consolación ha disminuido después de que comencé a hacer esto.

 

“Umm, ummm.”

“Masita es masita de Nana.”

 

La única Nana que conozco es el sirviente de Satou-san. ¿Ahora que pienso en ello, Nana-san llamaba a Satou-san como maestro cierto? Por otra parte, recuerdo que Nana-san llevaba a menudo a estos niños en sus brazos.

 

Sera: “¿Han visto a Satou-san?”

“¿Satou?”

“Lo que vi fue al masita de Nana.”

 

No están yendo al punto, pero voy a seguir a los niños por esta oportunidad. El oficial de la diosa Forina no parecía muy feliz, pero hice que el funcionario permitiera que algunos guardias me siguieran.

Los niños me llevan a mano a la calle donde quedan muy pocas personas después de que el mercado de la mañana se ha levantado.

 

“Sera, masita, estaba aquí.”

“¿Oye, masita es?”

 

Los niños señalan a una anciana que está ordenando cosas que parezcan encurtidos.

 

“Sacerdotisa-sama, ¿qué están haciendo estos niños?”

 

Me disculpe ante la perpleja oba-san, y pregunte por Satou-san.

 

“Un hombre de 15 años de edad, de aspecto refrescante y de cabello negro, ¿que llevaba una bata de aspecto refinado que es también un joven noble? ¿Es el amante de Sacerdotisa-sama?”

“Yo, no es así Satou-san es mi amigo”.

“Pero por supuesto, tienes que valorar mucho a tu amigo.”

 

No puedo soportar la alentadora mirada cálida de la oba-san.

 

“Oba-chan, dame algo de comer, dormí demasiado y no pude unirme a la distribución de alimentos”.

“Has trabajado todas las noches cierto, compra algo tú misma.”

“Ni siquiera tengo una moneda de cobre, ya que las envío a todos como remesas a mi ciudad natal. Los pepinillos de Kuhanou que conseguí de Sac-chan no son satisfactorios para comer después de todo ~ “

 

Una mujer de veintitantos años, con una ropa ligeramente vulgar, cortó entre Oba-san y mi charla. ¿Me pregunto si los hombres se sienten atraídos por este tipo de persona tan voluptuosa?

 

“U, umm.”

“Hay muchos hombres jóvenes de cabello negro. Ah, sí, el nii-san que había salvado a Futsuna el otro día también tenía el cabello negro “.

“Sac-chan dijo que tenía grandes técnicas a pesar de que era joven, gracias a eso, no tenía sueño.”

“¿Qué estás diciendo delante de la Sacerdotisa-sama? te daré un onigiri, aguanta con esto”

“Yay, te amo oba-chan.”

 

Me disculpe ya que estoy en medio de un trabajo.

 

“¿Masita, no aquí?

“Satou-san no parece estar aquí.”

“Ara, la persona que la Sacerdotisa-sama está buscando es Satou, Sac-chan dijo que dejó la capital del ducado en la primera nave por la mañana.

 

D, de ninguna manera ... eso es cruel, Satou-san. No te hará daño mostrar tu cara un poco. Le di las gracias a la mujer que me había informado y regresa a dar vueltas al templo.

 

Pero, ¿me pregunto qué tipo de relación que tienen?

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Han pasado 10 días desde que me encontré con Satou-san.

 

“Hoy, en la colina de la luz, su chevalier.”

 

Me dieron esa carta durante la distribución de alimentos. No pude ver la cara de la persona que la entrego, pero ¿es esto realmente de Satou-san?

La colina de la luz es una colina en el borde del centro de la ciudad con el reflejo hermoso de las estrellas en el gran río, es famoso por ser un lugar para las citas entre los amantes.

No puedo ir a ese lugar como una Sacerdotisa por mí misma ... Pero, está bien si voy a encontrarme con el ¿cierto?

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Una estrella parece haber caído en el gran río.

El sacerdote ha pedido a los guardias que vayan conmigo.

Sin embargo, el que espera en la colina no es Satou-san.

 

“Fuhn, como se esperaba de la princesa del archiduque, llevas a los guardias durante su cita secreta”

 

Cuando el muchacho con el pelo blanco saco su espada, los guardias hicieron rápidamente una pared delante de mí. Los soldados privados del abuelo que me habían estado protegido desde lejos me protegen. Debido a el incidente del secuestro durante el ataque a la capital del ducado de antes, me han estado protegiendo de este tipo de rufianes constantemente.

 

“Ahaha, con tan poco número de debiluchos, no pueden detenerme sabes ~?”

“He estado en la guardia imperial desde mi juventud, tu mocoso no podrás igualarme.”

 

Los destellos de la plata brillan, puedo oír el sonido de las espadas que chocan.

Muy poco después de eso, los guardias han caído al suelo. Los sorprendidos guardias se preparaban para huir mientras me llevan, pero el chico de pelo blanco los corta en un abrir y cerrar de ojos.

 

“Necesito tomarte como rehén para atraer a alguien, te arrancaré los pies y las manos si te resistes, así que sé obediente, ¿de acuerdo?”

 

Lentamente se acercó a mí mientras sostenía su espada ensangrentada. Se mueve como una comadreja que está torturando presas.

 

“¿Qué estás haciendo en el jardín de otra persona?”

 

Satou-san?

 

Me pregunto por qué, lo confundí con Satou-san por un instante, aunque la voz y la altura de esa persona eran diferentes. Esa persona que lleva ropa negra y es aproximadamente tres puños más alto que Satou-san, y su voz es diferente, sobre todo.

 

Él está sosteniendo una hermosa espada que dispersa la luz azul en medio de la noche, mientras abrumaba al chico de pelo blanco.

 

¿Es esa espada una espada sagrada?

 

Pero, su físico es demasiado diferente del héroe-sama. ¿Es Nanashi-sama quien ha salvado a la capital del duque de la crisis junto con el héroe-sama?

Después de un intercambio de golpes, el chico de pelo blanco se alejó a algunas distancias. Probablemente va a correr. Yo pensé eso, pero--

 

“¡O Long Horn, alimenta mi odio con el poder violento!”

 

Iba a empujar el largo cuerno que le había llevado de su seno a su propia frente, pero una persona con el pelo púrpura lo confiscó. ¿De dónde salió esta persona con el cabello morado?

 

“Devuélvela.”

 

El hombre del cabello blanco ataca al hombre de cabello púrpura, pero el hombre de pelo púrpura evadió el ataque casualmente, y golpeo al hombre de pelo blanco con el puño como si estuviera regañando a un niño pequeño. Las personas que me han protegido no son soldados débiles. Para superar con facilidad al que ha matado a los guardias de esta manera, no debe ser una persona común.

 

“¿Qué te pasa, Nanashi? ¿No ibas a mirar desde atrás?”

“Este tipo sacó algo peligroso. Tuve que privarlo de su poder antes de que pudiera usarlo.”

 

Esta persona de pelo púrpura parece ser llamado Nanashi. Me pregunto por qué tiene una voz tan sofocante. Nanashi-sama produjo una cuerda de la nada que se movía por sí misma para capturar al niño.

Con un balanceo de la mano de Nanashi-sama, las heridas de los soldados moribundos desaparecieron.

¿Es esa magia sin canto?

 

“Pues bien, Sacerdotisa Sera. Me disculparé aquí. Por favor envía mis saludos a la jefa sacerdotisa-sama. Los centinelas de la capital del ducado vendrán pronto, pero por favor, no te acerque a ese sujeto de cabello blanco.”

 

Diciendo eso los dos desaparecen como si hubieran sido tragados por la oscuridad. Gracias a este encuentro milagroso, parece que mi vida se ha salvado.

Los soldados no lesionados que han sido sanados por Nanashi-sama, se levantaron y capturaron al chico de pelo blanco. Ruego por los soldados que han muerto protegiéndome mientras miraba esa escena con una mirada de soslayo.

 

Sin embargo, ¿me pregunto por qué Nanashi-sama sabe mi nombre?