Death March Capitulo 92: Hacia la cuidad natal de los enanos.




Manual




Aquí Satou. Cuando estaba en un viaje de negocios, a veces veía a personas que se estaba transfiriendo para buscar trabajo ser despedidos por otras personas en la plataforma del tren bala.

Me pregunto ¿cómo se sentirá ser despedido de esa manera? He pensado en tal cosa, pero cuando realmente lo experimente, no se sentía mal del todo.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Nina: “¿Te vas no importa qué?”

 

La Vizconde Nina que ha venido a vernos partir intento detenerme.

Detrás de ella, más de 20 sirvientes y sirvientas también han llegado.

 

Las criadas no están usando los uniformes simplones de hace dos semanas, sino que están vistiendo uniformes de criadas con volantes que se suele ver en Akihabara. A pesar de que la falda cubre hasta el tobillo, sigue siendo incomparablemente más lindo que antes.

 

Por supuesto, el cerebro de esto es Arisa. De alguna manera el presupuesto para ello no ha venido del barón, sino de mi bolsillo, pero si este es el resultado entonces puedo dar mi consentimiento.

 

Sin embargo, a pesar de que he oído que sería completado en primavera, ya está hecho. Podría haber tocado el corazón del sastre. La lindura es justicia, o eso es lo que se dice.

 

Por cierto, es temprano por la mañana en este momento, el sol apenas se ha levantado en el horizonte.

Para ser honesto, no esperaba que fueran a venir a despedirme de esta manera.

Pude ver a Pochi y Tama recibiendo algo de la señorita Soruna en el borde de mi punto de visión. Parece que la cosa que han metido en sus bolsos pequeños son dulces.

En cuanto a los otros, los hombres como el Barón, Hauto, y Zotol también han llegado.

 

La señorita Karina no está aquí.

Le pedí a la criada que iba a su habitación que no la despertara. Ya que siempre me ha estado atacando todos los días durante las últimas dos semanas, quiero evitar algo problemático cuando estemos saliendo.

Más que eso, las criadas que han ido aumentando alrededor de mí desde hace un tiempo dan miedo.

Todos plegaron sus brazos y me miran con ojos llorosos.

¿Er ~ rr?

¿Nadie va a comenzar una pelea, cierto?

 

Erina: “Chevalier-sama, por favor no se valla”.

 

Sin dudarlo, una esbelta señorita de pelo rojo dio un paso adelante y grito mientras se aferraba a mí.

 

Me gustaría un poco más de volumen, que lamentable.

 

Empezando con esa chica, las sirvientas comenzaron a aferrarse a mí en turnos.

Kuh, las sirvientas con cuerpos de loli son demasiado rápidas, he perdido mi oportunidad de entrar en contacto con las sirvientas que tienen un mejor volumen.

Arisa me jalo por detrás, mientras decía, “dejar de sonreír.”, Pero la ignore.

 

“Chevalier-sama, por favor quédese aquí para siempre.”

“Así es, si Chevalier-sama se va, quien hará las crepes.”

“¡En lugar de crepes, quiero comer karaage de nuevo!”

“Deje a Pochi-chan aquí ~”.

“¿Qué estás diciendo?, Tama-chan es más linda, ¿cierto?”

“Mejor aún, conviértase en mi marido y cocine para mí para siempre por favor.”

 

No creo que esto se deba a que soy muy popular, todo el mundo está apuntando a la comida, o a la lindura de Pochi y Tama eh.

¿Oh?

Puesto que me siento una sensación familiar en las piernas, baje mi línea de visión--

 

Son Pochi y Tama. ¿Qué están haciendo al abrazar mis piernas?

Las dos miran hacia arriba con los ojos chispeantes. Me pregunto si ¿están pensando en un nuevo juego como Oshikura Manju*?

*(Nt: https://en.wikipedia.org/wiki/Oshikura_Manju)

 

Jefa de las Sirvientas: “¡Todo el mundo! Entiendo su reticencia, pero no le den problemas a Chevalier-sama.”

Gelt: “Así es, tenemos los pasteles hechos por Chevalier-sama en el comedor. Los pueden comer después de haber realizado sus trabajos de la mañana.”

 

La jefa de las sirvientas aplaudió, y las sirvientas dieron un paso atrás.

Luego, después de la observación del cocinero, se echaron hacia atrás como las olas al entrar en el mar. Es un poco solitario.

 

Gelt: “No ha comido el desayuno ¿verdad? No se puede comparar con la creación de Chevalier-sama, pero por favor, coma esto si está bien para usted.”

Satou: “Muchas gracias. Lo acepto con gratitud.”

 

Pasé el bento que recibí de Chef-san a Lulu en el carro.

 

Nina: “Realmente, no podría dejar por lo menos Arisa-dono aquí.”

Arisa: “No se puede ~ No puedo vivir si no estoy al lado de cariño.”

 

¡¿Quién es tu cariño?!

Ignoré el comentario descuidado de Arisa, y dije adiós a Nina-san y al barón. He recibido cartas de presentación para los nobles en varias ciudades de Nina-san. También me han pedido entregar varias cartas a los nobles influyentes de parte de Nina-san.

 

Satou: “Voy a volver aquí después de 1 o 2 años de entrenamiento en la ciudad laberinto.”

Nina: “Sí, vamos a estar esperando. En ese tiempo, reconstruiremos el territorio para que podamos devolver el dinero que hemos tomado de usted incluso aunque sea un poco.”

Satou: “Sí, estaré esperando.”

Barón: “Sinceramente le pido que cuide de Pochi-kun y Tama-kun.”

 

El Barón está desprendiendo una atmósfera como si estuviera enviando a sus hijas a su boda. Está demasiado cautivado por la ternura de ellas dos.

 

La deuda de la que Nina-san habla es de 250 lingotes de oro que les he dejado para la reconstrucción del territorio. No es suficiente para reconstruirlo por completo, pero es útil para los fondos operativos. La razón por la que utilice lingotes se debe a que quise que se viera como si fueran activos ocultos. Lo hice derritiendo una gran cantidad de monedas de oro. Ya que dudaban de donde vino, les mostré la bolsa mágica lo expliqué. Le dije a Nina-san que me dirigía a la ciudad de laberinto para el entrenamiento de Liza y las demás.

 

Liza y las otras ya están montando los caballos, así que subimos al vagón.

Dejamos el castillo de Muno detrás mientras agitábamos las manos a las personas que se despedían de nosotros.

 

Ahora bien, a pesar de que sucedieron varias cosas durante estas dos semanas, lo que es más evidente es este vagón.

 

Se me permitió usar libremente el taller que quedaba de la era del marqués, así que remodelé el carro tanto como quise. He intentado todo para remodelar el sistema de suspensión mediante el fortalecimiento de la absorción de los golpes. Por desgracia, no pude hacer algo de fantasía como la absorción de impactos.

 

El carro es tirado por cuatro caballos, ha aumentado en dos, así que estoy esperando un aumento de velocidad. Sobre todo, porque los caballos que Mia y Tama estaban montado subieron de nivel y están tirando del carro, eso sería más eficaz.

 

Para evitar los ladrones, Liza y Nana llevan armaduras y montan los caballos. El barón ha dado un caballo a Nana de la misma especie que Liza está montando, Shuberien. Las armaduras de cuerpo completo que ellas están vistiendo son mis creaciones. Cuando estaba tomando las dimensiones de Nana, algunas situaciones afortunadas surgieron, pero Mia hizo todos lo posible para obstaculizarlas. Creo que la intuición de Mia es demasiado buena.

 

No hace falta decir que la razón por la cual quienes montan los caballos no son Pochi y Tama es porque son demasiado bajas, se verían como niños de lejos, y eso invitaría a los ladrones en lugar de repelerlos.

 

Mia está montando un caballo.

 

La razón es que el caballo que Mia está montando en verdad, no es un caballo, es un unicornio que se estaba siendo vendido de manera ilegal en el mercado negro.

 

Incluso en este mundo, los unicornios son vendidos por sus cuernos, ya que son medicamentos eficaces para todo tipo de enfermedades. Rescate a este unicornio cuando iba a ser vendido a personas con un gusto excéntrico en comida después de que le cortaron su cuerno.

 

El negocio de la venta unicornios está prohibido en todo el reino de Shiga, no sólo en el territorio Barón Muno. Yo quería devolverlo al lugar donde estaban los otros unicornios con Mia, pero ya que no tenía cuerno, podía no ser aceptado en los rebaños.

 

El cuerno es visto como un objeto de recuperación por otras razas, pero para un unicornio, es un órgano importante. Sin el cuerno, un unicornio no sólo es incapaz de utilizar sus habilidades específicas de su raza, también pierde la forma de comunicarse con sus amigos. De acuerdo con la indicación de la AR, los unicornios no son monstruos, sino que pertenecen a la categoría de bestias míticas.

 

Incluso el administrativo del barón no sabía qué hacer con él, pero como el unicornio quedó unido a nuestra Mia desde el principio, Mia comenzó a tomarlo poco a poco a su cuidado. Lo llevaremos a los bosques de Bornean, junto con Mia, y lo dejare vivir en paz allí.

 

Satou: “Lulu, vamos a cambiar de lugar como cochero.”

Lulu: “No haga eso, el maestro se ha convertido en un noble, así que cuando estamos en el lugar con otras personas, el maestro debe dejar que el sirviente sea el cochero.”

 

Como fui regañado por Lulu, me rendí en ser el cochero y me senté a su lado. Es lindo que ella todavía sostuviera las riendas correctamente incluso mientras me regañaba.

 

Arisa: “El chico que se la pasa ligando está aquí eh ~”

 

Como si estuviera esperando el momento adecuado, Arisa se acurruco en mi cintura mientras protestaba con una voz monótona. Por otra parte, ella deliberadamente puso su cara entre yo y Lulu.

 

Lulu: “Oh Arisa, está siendo quemada por los celos verdad.”

 

Lulu acaricio el cabello de Arisa mientras sonreía.

Allí, Pochi y Tama se subieron a Arisa.

 

Arisa: “Ugeh.”

Tama: “¿Ligar ~?”

Pochi: “Prohibido nanodesu”.

 

Los dos están probablemente contentas porque ha pasado un tiempo desde que estábamos sólo nosotros.

 

Mia: “Prohibido.”

 

Mia quien está montada en el caballo golpeo ligeramente mis hombros, mientras lucía un poco de mal humor, probablemente se siente sola.

 

El carro salió de la ciudad Muno y avanzo hacia la carretera.

 

Estamos acelerando desde allí. Como íbamos yendo lento dentro de la ciudad, ahora el carro avanza cerca de tres veces más rápido.

 

Los caballos que han aumentado de nivel haciendo que el coche valla más rápido no solo traen cosas buenas. Las contramedidas que he hecho para la vibración fueron en vano.

 

Lulu: “Au, la vibración es dura.”

Satou: “A pesar de que es bastante mejor que antes, ¿sigue siendo demasiado duro? Lulu Voy a tomar tu lugar, para que puedas sentarte en el asiento flotante con Arisa.”

Lulu: “Pero.”

Satou: “Usted no tienes que ser reservada, está bien.”

Lulu: “Si entiendo.”

 

El asiento flotante es una silla hecha con circuito de magia que tiene propiedades de imanes opuestos. Además de tener un bajo límite de peso, también necesita ser recargado con poder mágico cada 30 minutos, por lo que no se puede utilizar en el cuerpo del vagón. Todavía necesita algunas mejoras.

Si pudiera reducir su tamaño un poco más, podía usarlo en el asiento del cochero.

 

Arisa: “Fuh, he revivido.”

Lulu: “Mi parte baja no está herida, pero siento náuseas.”

Arisa: “Te voy a dar medicina te sientes enferma, así que dímelo.”

Lulu: “Sí.”

 

A cambio de las dos que están sentadas en el asiento trasero, Pochi y Tama se sentaron a mi lado.

 

Tama: “¿Al lado del maestro~?”

Pochi: “Nanodesu”.

 

Ahora que lo pienso, ya que estábamos ocupados con varias cosas cuando estábamos en el territorio del barón, no habíamos estado juntos mucho dejando de lado la hora cuando estábamos durmiendo. Decido consentir a las dos hasta que esté satisfechas por el día de hoy.

 

El carro abandono del territorio del Barón cuatro días más tarde.

Durante ese tiempo, los ladrones aparecieron en el radar, pero su explorador solamente merodeaba alrededor sin atacarnos ni una sola vez. Así que tener la caballería fuera sí ayuda después de todo.

 

Nuestra ruta no es la capital del ducado Oyugock, sino el dominio autónomo ligeramente fuera del curso de los enanos.

El dominio autónomo está dentro el ducado de Oyugock, a unos cuatro días del territorio del Barón Muno.

 

Por supuesto, nuestro propósito es hacer turismo.

Sería un desperdicio evitar el paisaje urbano de los enanos.

Por cierto, también está la cuestión acerca de la carta que el vizconde Nina me ha pedido que entregue.

 

Después de avanzar por la carretera situada al lado de un río con agua de color marrón rojizo, se llega a la ciudad natal de los enanos.