Death March Capitulo 46: Hormigas voladoras (1)




Manual




Aquí Satou. Un miembro de la sociedad con tendencia a volverse adicto al trabajo, Satou.
No es que no pueda entender cuando la gente compara a las personas trabajadoras con hormigas, pero no quiero llevarme bien con hormigas del tamaño de un perro.


Sé por el radar que hay una hormiga voladora viniendo hacia aquí. Dado que existe una considerable diferencia de velocidad, es sólo cuestión de tiempo antes de que nos alcance.

Satou: “Lulu, sal del asiento del cochero. Arisa, ¿tienes confianza en tu puntería utilizando la magia de aturdimiento que mencionaste antes?”
Arisa: “Mientras que la distancia sea de menos de 20 metros, está bien.”

Tome un bastón de la parte trasera del carro, bueno en realidad lo saque del almacenamiento, y se lo di a Lulu para que se lo pasara a Arisa.

Arisa: “Eh ~ Es sencillo, pero es absolutamente un buen bastón.”

No voy a hablar de él, después de todo es más caro que Arisa.

Satou: “Disparar dos veces y luego cúbrete de nuevo, incluso si no aciertas y cambiar con Liza. Pochi y Tama cubran a Liza”.
Arisa: “O~ Kay.”
Liza: “Lo entiendo, señor.”

Las respuestas de Tama y Pochi llegaron un poco tarde.

Tama: “Nyu ~?”
Pochi: “¿Está bien no arrojar las piedras?”

Oh, sí, me había olvidado lo de lanzar las piedras. Ya que quiero confirmar los efectos de la magia de aturdimiento por ahora, vamos a mantenerlas como reservas.

Satou: “Esta vez está bien no tirar las piedras. Quiero que se concentren en las hormigas que suban al carro.”
Tama: “Aye Aye señor ~”.
Pochi: “Roger Nanodesu ~”.

La distancia es de menos de 100 metros.
Las otras hormigas están persiguiendo a la caballería de hombres-rata que van hacia la colina.
50 metros. Lulu probablemente se siente incómoda y está agarrando la manga mi ropa.
30 metros. El ruido de las alas se está acercando.
20 metros.

Arisa: “Mind Shock Wave (onda de choque).”
Tama: “Cayo ~?”
Pochi: “Arisa increíble, nanodesu.”

La hormiga, que fue golpeada por el ataque de Arisa parece haber caído al suelo. Aunque de acuerdo con el mapa aún está viva. Como era de esperar de los insectos, no son tan frágiles como para morir al estrellarse.

Satou: “La magia la derribo, pero no está derrotada aún. Sería bueno si pudiéramos matarla antes de que se despierte...”

Ciertamente, querrá volver a su nido cuando despierte.

Pochi: “¡Hormigas, muchas de ellas nanodesu!”
Arisa: “Guh, es imposible acertar con estos números ~”

La voz de Pochi vino un poco tarde en comparación con el radar que muestra los puntos rojos del enjambre que vienen hacia aquí.
Son 4 grupos con 8 monstruos en cada grupo.

Satou: “Son demasiados”.
Arisa. “Sí, incluso si uso con éxito las ondas de choque, es probable que sólo afecte a tres de ellos.”
Satou. “¿Puedes disparar de forma continua?”
Arisa: “No puedo, los cantos pueden llegar a tiempo, pero no puedo cancelarlo hasta que suelte el hechizo.”
Satou: “Pochi, Tama, frenen a los enemigos lanzando piedras a ambos lados. Si entran dentro del alcance de Arisa, cambien con ella.”
    
Yo podría ser el tirador, pero es imposible dejar las riendas a Lulu, ¿qué debería hacer?

Tama: “Es el turno de Tama.”
Pochi: “No voy a perder nanodesu ~”.

Miro hacia atrás al estado del asiento trasero un momento. Tama y Pochi están tirando piedras. Liza las apoya enderezando su postura después de lanzar las piedras.

Tama: “Lo hizo golpeó ~?”
Pochi: “Están cayendo nanodesu.”
Arisa: “Yosh, lo hicieron bien niñas! ¡Shock Wave!”

Parece que han derribado a los primeros cuatro enemigos, y el radar refleja --- que... los enemigos han disminuido por cuatro.
Hay dos enemigos que han llegado a la parte de atrás del vagón, pero uno de ellos fue atravesado por la lanza de Liza y el otro que se introdujo en el interior fue hábilmente eliminado por Pochi y Tama.
Supongo que eso fue lo que ocurrió a partir de los sonidos ruidosos por detrás y el cambio de puntos luminosos en el radar.

No me puedo permitirme mirar hacia atrás todavía.
Las hormigas están amontonándose en ambos lados del carro, yo disparo a cualquier hormiga que aparezca por un lado con la pistola mágica, mientras que las hormigas que vienen desde el otro lado son pateadas por mi sin piedad.
Las hormigas pateadas, se convertían en parte del paisaje, mientras se dispersaban en pedazos.


La segunda ola de hormigas está organizada con la misma formación.
Pero parece que las hormigas tienen una inteligencia moderada, la tercera y la cuarta ola están atacando desde las sombras de los matorrales a la izquierda.
Las hormigas están volando en paralelo a ambos lados de la espesura del bosque a 300 metros de distancia de nosotros, parece que están a la espera de alguna oportunidad. El rango no es suficiente para usar la pistola mágica.
Pero ahora puedo bajar la velocidad del carro y dejar las riendas a Lulu.
Tomé la ballesta de apoyó en el asiento del cochero y puse una flecha en la cuerda del arco.
Puedo ver los cuerpos de las hormigas en la brecha de los árboles. Mi objetivo es la hormiga en final de la cola.
Apunte a su posición futura ---
Dispara.

Arisa: “No importa de qué manera se mire, usted está desperdiciando las flechas.”

Un punto luminoso desapareció del radar.

Satou: “Está bien con solo hacer fintas. Arisa, te dejo la parte de atrás.”
Arisa: “Hoi!”

Mientras hablaba, dispare a la próxima hormiga. Casi no puedo creerlo, pero después de esto, cada flecha que dispare alcanzo a su objetivo sin error. En el camino, estamos a punto de salir de la zona boscosa, pero es algo tarde. Cada hormiga ha sido derribada antes de que pasamos a través del área.


Satou: “Lulu, está bien bajar la velocidad ahora.”
Lulu: “S, sí.”

Guarde de nuevo la ballesta e iba a recibir las riendas de Lulu. Pero tal vez porque ella las sostenía con toda su fuerza, sus manos no las soltaban, así que tome suavemente sus dedos fuera de las riendas de uno en uno.

Arisa: “¿Acoso sexual?”
Satou: “No.”

Yo estaba mirando a las manos gráciles de Lulu, pero cambie mi mirada al interior del vagón.
Arisa está viendo hacia aquí por encima de su hombro desde la parte de atrás del carro. No tengo nada de qué sentirme culpable, que chica tan mal educada.
Debo decirles a todos que la primera etapa de la batalla se ha completado.

Satou: “Todo el mundo, gracias por su arduo trabajo, parece que hemos repelido a las hormigas.”
Arisa: “¿Qué pasa con los que estaban en esta área de bosque?”
Satou: “Parece que se han dado por vencidos y regresaron.”

Miré hacia atrás y di palabras de agradecimiento todo el mundo. Tama y Pochi están teniendo una discusión sobre quien derrotó a más enemigos, pero Arisa jactanciosamente dijo “yo derroté 7 de ellos ~ ♪”.

Lulu: “U, um, maestro ..., su mano.”

Mire hacia Lulu ya que podía oír su pequeña voz a mi lado.
Vaya, le he sujetado la mano. Entonces esto es realmente acoso sexual. Separé nuestras manos y pedí disculpas a Lulu.
Sentí como si ella fuera tímida hacia eso, pero no parecía disgustarle, debe ser mi imaginación. No soy un estudiante de secundaria, debería de haber límites a la incomprensión.

Lulu: “¿Está bien si me deja conducir?”

Lulu preguntó con una voz modesta, como resultado, deje que Lulu condujera el coche. Me senté al lado de Lulu, abrir el mapa, y revisé el estado de la caballería de los hombres-rata.
Esto es malo.
La caballería de los hombre-rata se redujo a tres, pero ellos van fuertes.
Mientras se alejaban de las hormigas voladoras, se desviaron de la colina haciendo un gran arco.
Y con su curso actual, seguramente se cruzarán con este carro.
Cambie lugares con Lulu. No puedo dejar que Lulu está sentada en lado en el que van a aparecer.

Satou: “La caballería de los hombres-rata parecen venir hacia aquí mientras atraen a las hormigas voladoras. Lo siento, pero prepararse para la batalla una vez más.”
Arisa: “¿Cuántas hay?”
Satou: “52 hormigas”

Parece que la caballería de hombres-rata han logrado derrotar a cinco.
La caballería se mostró en la parte superior de la colina. Tengo la sensación de que un hombre-rata con el casco rojo cruzo la mirada conmigo. El [dash boar] de ese tipo es más grande que los otros. Lo suficiente como para permitir que dos personas suban a bordo.

Ese hombre-rata se acercó nuestro carro, y comenzó a correr en paralelo a nosotros. Los otros dos redujeron su velocidad, aparentemente para atraer la atención de las hormigas.
Cuando consiguió estar junto al carro, el hombre-rata bajo su casco y mostró su rostro, a pesar de que tiene la cara de rata es nihilísticamente guapo y parece que está diciendo algo.

Hombre-rata: “◆◆◆◆! ▼▼▼▼! ●●●●!”

> [Idioma de la tribu Ash-Mouse, habilidad adquirida]
> [Idioma de la tribu Green Scales, habilidad adquirida]
> [Idioma Elfico, habilidad adquirida]

De alguna manera, obtuve varias habilidades de idiomas.
Después de pensar en lo que podría suceder después, decidí elevar la habilidad del idioma Elfico. La subí al nivel 3 y la activé.

Satou: “¡¿Palabras humanas, puedes entenderlas?!”
Satou: “¿Lo siento, pero, se pueden ir lejos rápidamente? No quiero involucrarme.”

Aunque he aprendido a propósito otro idioma, el idioma del reino de Shiga salió. Me quejé de nuevo con el lenguaje Elfico, ya que de todos modos me iba a quejar incluso si usaba el lenguaje de Shiga.
Dejándome a parte, no voy a permitir que nuestras niñas estén en peligro.

Hombre-rata: “Oh! Usted comprender el lenguaje Elfico ¿verdad?, entonces tengo una petición!”

Oioi, que estás pidiendo ahora después de involucrarnos?

Hombre-rata: “Por favor cuiden de la princesa. Si es posible, hasta que llegue a su casa, pero si no puedes, entonces al menos llévala hasta un pueblo de su misma tribu.”

Después de decir eso, el casco rojo lanzo a alguien envuelto en gruesa capa que ha estado llevando hasta aquí.
Yo la recibí en prisa. Parece que se ha desmayado.
Cuando mire hacia atrás, el casco rojo regreso a ayudar a los otros dos a luchan con las hormigas.
Puse a la chica en el carro y fui a la parte de atrás, donde están Arisa y las chicas. Incluso sin ver la batalla, me di cuenta que los puntos luminosos de la caballería de hombres-rata ya han desaparecido del radar.
El tipo del casco rojo muy probablemente eligió morir de una forma honorable. La chica que nos confió es probablemente mucho más importante.
Sin embargo, la realidad pisotea tal pensamiento.
Una hormiga salto sobre Arisa y las niñas, y otro salto dentro de este carro.