Death March Capitulo 24: Amo de las niñas bestia.




Manual




Aquí Satou. A pesar de que los esclavos son comunes aquí, el que todavía no se acostumbra a ellos, Satou.
Sería difícil difundir los derechos humanos fundamentales en este mundo.
Aunque no tengo ninguna intención de hacerlo ...


Después de varias sesiones de preguntas y respuestas, fuimos finalmente puestos en libertad.
La Onee-san a la que se le dio nuestro equipaje nos lo regreso de vuelta.

Onee-san: “Pueden tomar de regreso las cosas que están aquí. Sin embargo, los núcleos mágicos serán comprados por el conde”.

¿Puedo negarme? Intente preguntar, pero ella me respondió con un [no] y una sonrisa.

Onee-san: “Ya que no podemos confirmar la seguridad de la carne de este monstruo, será confiscada. Y puesto que esta lanza está hecha con partes de monstruo, no podemos permitir que la transporten en la ciudad.”

Liza sobre-reacciono a eso y se dio la vuelta hacia aquí. La Liza que rara vez reacciona, ¿está enojada?
Dado que parece que  realmente le gusta, vamos a negociar con ella.

Satou: “Dado que la lanza es bastante poderosa, no podrías pedir a una persona que tenga la habilidad de evaluación que comprobara si hay algún peligro. Por supuesto, voy a asumir el costo del procedimiento, pero podrían regresarla cuando el proceso esté terminado?”

Liza, das miedo. Que miedo. Mira, incluso la sonrisa de la Onee-san se está deformando.

Onee-san: “Entiendo. Are los arreglos. Un recibo para la custodia tendrá que ser emitido y estará lista para mañana por la tarde, por favor traiga este recibo temporal al puesto militar de entonces.”
Satou: “Sí, cuento con usted."

Así es, vamos a preguntar acerca del tratamiento para las chicas bestia.

Satou: “Um, tengo una pregunta si se puede ...”

Se trata de las niñas bestia.

Onee-san: “... Ya veo, el amo de las esclavas murió,  por lo que usted se hizo cargo de ellas y las sacó del laberinto cierto?”
Satou: “Sí, eso es correcto.”

Liza también asiente con la cabeza. Pochi y Tama se apoyan en los pies de Liza con indiferencia... esta aburridas, ¿verdad?

Onee-san: “Si es así, entonces estos esclavos semi humanos le pertenecen.”

¿En serio? Había pensado en comprarlas y después ponerlas en libertad si tuvieran que ser llevadas con el comerciantes de esclavos.

Onee-San: “Si el amo de los esclavos muere en un laberinto, a excepción del asesino, quien encontró a los esclavos será el nuevo propietario, igual que un objeto perdido. Por lo tanto, por costumbre y legalmente, eres el amo de esos esclavos".

Onee-san escribió algo en un certificado, y me lo dio.

Onee-san: “Es un certificado en el que se indica que eres el maestro de estos esclavos. Puesto que sólo es válido dentro de la ciudad, es mejor hacer un contrato oficial con algún comerciante de esclavos en la plaza del castillo tan pronto como sea posible. No es suficiente para compensarte por la gran cantidad de núcleos mágicos que hemos recibido, pero no habrá una cuota por ello”.

Recibí el certificado y le di gracias, y salí de la tienda junto con las chicas bestia.
Oh, sí, ya que los núcleos mágicos serán utilizados como material para la barrera de aislamiento del laberinto, estamos obligados a venderlos.


En el exterior, Zena-san y las tres chicas ruidosas de la otra vez están discutiendo algo.
Es malo perturbar su trabajo, pero que ellas sólo asientan a mi saludo es más bien algo frío ...
Mientras pensaba acerca de lo que estaba pasando, Lilio sonrío y empujo a Zena-san mientras reía, entonces ella me señalo.
“Buena suerte ~”, Mientras recibía el apoyo de Lilio, Zena-san venia hacia aquí.

Zena: “Satou-san, veo que el procedimiento está completo. ¿Vas a regresar a la posada después de esto?”
Satou: “Sí, me gustaría que los esclavos descansen en la posada también.”
Zena: “Eres muy amable. Supongo que incluso el granero del establo es más cómodo que el suelo del laberinto."

... ¿Eh? Hubo algunas palabras extrañas en lo que dijo.

Satou: “No, yo no haría que locompañeros, quienes estuvieron en apuros junto conmigo duerman en el establo. Tengo la intención de reservar una habitación adecuada en la posada para ellas.”
Zena. “Umm. Satou-san. No hay una posada en esta ciudad que permita que los semi humanos se alojen en ellas. Si el amo se queda en la posada los esclavos serán puestos en el establo de la posada ..."

¿En serio? Pensé que sólo sería desagradable cuando mucho, e iban a permitirlo si pago más.
Como Zena-san se ve tan triste, no parece ser una broma.

Satou. “Zena-san, no tienes por qué poner esa cara. Gracias a ti, no voy a discutir en la posada.”

Ella todavía lucía un poco desanimada, pero seguí diciendo que no se preocupe por ello.
Como Zena-san y su grupo van a estar de guardia aquí hasta la medianoche, les agradecí por enseñarme y me fui de alli.

Aun así, si no hubiera tenido la información de Zena-san, y me hubieran dicho que pusiera a las niñas bestia en el establo, probablemente me iría de la posada.

¿Debo comprar una casa? ¿O salir del territorio del conde?
Es diferente de cuando llegué aquí, me encontré con Zena-san y tengo algunos conocidos en esta ciudad, así que estoy pensandi en quedarme en ella. Aunque no tengo la intención de quedarme permanentemente...
En el camino de vuelta, vamos a ir al gremio del trabajadores y preguntar a Nadi-san si ella es capaz de arreglar la compra de una casa.

Liza: “Maestro, es presuntuoso de mi parte decir esto, pero estamos satisfechas con dormir en el granero del establo. Ya que antes dormíamos en el suelo al aire libre...”
Satou: “Eso ... eso es abuso excesivo, incluso para los esclavos.”
Liza: "Lo siento."

¿Por qué Liza se está disculpando? Quiero oír la razón.

Liza: “No, no quería que el maestro hiciera esa cara... no quiero que el maestro se preocupe incluso si dormimos en el granero, pero mi vocabulario no fue suficiente ..."
Satou: “Así que es eso, me estabas tomando en consideración. Gracias."

Pochi y Tama quienes están colgando en mis manos me jalaron de las mangas.
Cuando mire a done estaba apuntando con su dedo, había una chica con una sola pieza de ropa que parece que quiere hablar. Lleva un palo corto en su mano. Un usuario de hechizos eh ?

Satou: “¿Puedo ayudarle con algo?”
Chica: “Sí, ¿qué tal un poco de magia de tratamiento?”

¿Es cómo el sanador en un MMO?

Satou: “Tratamiento de las lesiones?”
Chica: “El tratamiento completo es imposible ~ ¿pero qué hay de detener el sangrado y limpieza? Es refrescante, y si usted no limpia sus heridas luego la carne se pudre sabe~? Ah, y si está cansado, entonces yo también puedo usar magia de recuperación, aunque es un poco caro que tal~? "
Satou: “¿cuánto cuesta detener el sangrado y limpieza?"
Chica: “Por el paquete de [Lavado Suave] y [Secado] son 12 monedas de cobre. Por una ejecución de [vendaje] son 3 monedas de cobre."

Fumu, supongo que no es necesario tratar el sangrado. Dado que las heridas fueron tratadas inmediatamente con ungüentos.

Satou: “Entonces, por favor 4 paquetes de [Lavado Suave] y [Secado].”
Chica: “¿Eh? Los esclavos semi-humanos también?”

La chica usuario de hechizos se sorprendió ya abrió ampliamente sus ojos.
Ella está contando con los dedos con una mirada pensativa.

Chica: “Err ~ 40 monedas de cobre y 3?”
Satou: “Son 48 monedas de cobre.”

¿Aunque puede usar magia, no puede hacer aritmética simple? Ya que parece que tengo que pagar por adelantado, le di 3 monedas de plata.
La chica usuario de hechizos comenzó a calcular escribiendo en el suelo... ¿En serio?

Satou: “1 moneda de plata es igual a 20 monedas de cobre.”
Chica: “U ~, ya lo sé, es porque ya lo sé que estoy calculando correctamente!”

La muchacha calculaba furiosamente con una mano en la cabeza. Después de un tiempo, finalmente termino el cálculo, y devolvió las 12 monedas de cobre que sobran.

Chica: “Gracias por la espera ~ Pues bien, vamos a empezar rápidamente ~! Para evitar que los niños pequeños se muevan, por favor, presioné fuertemente sus hombro, está bien.”

Me pregunto si está en el manual, incluso con semi humanos, está siendo cuidadosa al ser educada.
Pochi y Tama quienes se sorprendieron con el suave lavado trataron de escapar, pero las sostuve para que no se movieran.
Cuando comenzó el siclo de secado, Pochi parecía estar sintiéndose bien y se veia feliz, disfrutando de la sensación del secado. Por el contrario, Tama se veía aún más molesta que con el lavado, y trato de alejarse pero Liza la sostuvo de su hombro.

Satou: “Gracias, me siento muy refrescado ahora. ¿Siempre realizas magia por aquí?”
Chica: “Hoy hay una gran cantidad de personas que parece que han estado jugado en el barro, así que vine a obtener un ingreso extra. Pero por lo general trabajo en la zona de los burdeles. El ingreso es bueno ya que mucha gente quiere refrescarse.”

Ya veo, eso es cierto. Ella es muy lista.
Después de que le dije que somos el último grupo de las personas que jugaron en el barro, la chica  regreso a su ruta habitual.


El día está llegando a su fin, supongo que está bien hacer los contratos oficiales de esclavitud mañana.
Mientras pensaba en eso, compre 4 porciones de brochetas de carne que lucían deliciosas.
¿Es carne de cabra? La carne tiene un sabor un poco raro pero el polvo verde tiene un sabor a pimienta que estimula el apetito.
Las chicas bestia están comiendo desesperadamente, Hagu Hagu efectos de sonido aparentemente están saliendo. Ahora que pienso de ello, el tiempo con la carne de rana a la parrilla también fue increíble, ~.
Incluso Liza, quien generalmente es muy reservada, se vuelve muy intensa cuando se trata de carne.  Ver como come carne es un espectáculo para los ojos. Su tímida reacción cuando se dio cuenta de que estaba siendo observada también es buena.
Cuando el día se comenzó a tornar oscuro, las lámparas de la calle principal estaban siendo iluminadas por los usuarios de hechizos que llevan bastones cortos. ¿Es sólo mi imaginación o hay una gran cantidad de personas.
Puesto que no me gustaría armar un alboroto si algún borracho tratara de tocar a Liza o a Pochi, les compre a las tres unas capas de calidad. Curiosamente, Tama caminaba hábilmente sin chocar con ninguna persona.
Pasamos a través del ajetreo y descubrí que una carpa se ha instalado en la plaza. Varios carros con jaulas están dispersos alrededor de la plaza al lado del escenario, algunos comerciantes están dando discursos aquí y allá.

... Oh, sí, desde ayer, la subasta de esclavos ha comenzado.