Death March Capitulo 23: Hacia una vida cotidiana.




Manual




Aquí Satou. Aquel que no desea experimentar el ataque de una mazmorra real otra vez, Satou.
El asunto del brazo del demonio, el cual ahora está perdido, y la aparición del laberinto están en mi mente, pero ... Por ahora me gustaría disfrutar de una vida pacífica por de una vez.


Cuando salimos del laberinto llegamos a un terreno baldío casi tan ancho como el patio de una escuela.
Vallas de dos metros de alto rodean el borde del lote. Se ve que fueron hechas a toda prisa.
Se puede ver un poco desde la pared exterior, parece que esta es la plaza en donde se generó todo aquel alboroto.
Mirando hacia la entrada del laberinto, veo que es una gran roca negra y afilada de unos 3 metros de altura con un agujero negro. Me pregunto si está hecha de obsidiana?
Hay 3 torres a unos 50 metros de distancia rodeando la entrada. Barricadas de estacas de madera con punta fueron alineadas en lugares en donde no obstruyeran la línea de fuego de las torretas.

Zena: “Satou-san, ven aquí, por favor.”

Zena-san me está llamando desde una tienda de campaña a través de las cercas.
Cuando nos reunimos, Zena-san me abrazó sin soltarme, pero su compañera de trabajo, Lilio, que había llegado un poco más tarde, le tomaba el pelo debido a que saltó en pánico. ... Ella estaba definitivamente muy preocupada. Acaso ella me aprecia hasta este punto~ ?
Con Pochi y Tama tomando mis manos en ambos lados, fuimos hacia la tienda. Liza nos seguía 3 pasos detrás de mí. ¿Somos maestro y alumnos.?
Di nuestro equipaje a una funcionaria que estaba en la entrada y entre a la tienda. Liza no quería dejar a su lanza, pero una vez que le insistí, a regañadientes la dejo.
El interior de la tienda es inesperadamente amplio. Es casi tan ancho como el aula de una escuela.
El apuesto sacerdote de mediana edad que salió antes que nosotros está dentro siendo interrogado por los funcionarios mientras recibe tratamiento médico.
El vizconde y su hija no están aquí. Están en otra tienda?
Ya que Zena-san me hizo señas, me dirigí hacia a ella.
El apuesto sacerdote de mediana edad del templo de Garleon, Nebinen y el comerciante de esclavos, Nidoren también están allí.
La última persona es un caballero de cabello color gris con abultados músculos y una armadura de metal El caballero miro hacia aquí soltó una sonrisa, aunque que ya es un hombre de mediana edad su expresión se ve como la de un niño travieso.

Caballero: “Hoo, así que tú eres el querido mago de Zena”
Zena: “N, no”.

Zena-san intento cubrir y negar las palabras del caballero, pero el caballero la ignoro y continúo hablando.

Caballero: “Zena estaba bastante nerviosas hasta que su seguridad fue confirmada sabes. Si su equipo no la hubiera detenida, estoy seguro de que ella habría saltado dentro del laberinto sola, eso hubiera sido muy peligroso.”
Satou: “Eeee, por todos los problemas que he causado, lo siento mucho.”

Creo que es un poco extraño que yo me disculpe, pero es mejor que estar torpemente en silencio.

Caballero: “Jajaja. Usted no tiene por qué pedir disculpas. Tan solo quería conocer a la persona que hizo caer a la chica obsesionada con “no-tengo-interés-en-otra-cosa-que-no-sea-el-entrenamiento-de-magia'“.
Zena: “C, como he dicho yo no...”

Zena-san intento interrumpir de nuevo, pero a la mitad del camino, ella comenzó a murmurar y agacho la cabeza mientras lucia completamente avergonzada. Experimentar una comedia romántica de este tipo a mi edad es doloroso... No, espera, mi cuerpo es el de un joven de 15 años de edad.
El caballero miro a Zena-san, coloco su mano en la barbilla, y giro su cabeza hacia mí con una mirada de valoración.

Caballero: “Sin embargo, a pesar de que tienes un aspecto frágil, fuiste capaz pasar a través de el laberinto con tan pequeño número de personas, incluso un hombre grande no podría hacer eso”.
Satou: “Si las chicas no hubieran estado allí, lejos de escapar, ahora estaría en el estómago de un monstruo.”

Lo dije para dar una buena impresión de Liza y las demás. Pochi y Tama quienes estaban agachas y en silencio junto a mis pies, parecían estar bastante curiosas, les di unas palmadas en la cabeza para engañarlas. Liza hizo una ligera reverencia pero sabiamente decidió no decir nada.

Caballero: “Sí se ve que son fuertes. Me gustaría hacerlas mis subordinados si no fueran semi humanos”.

Este caballero, a pesar de que parece un buen tipo que no se preocupa por la diferencia racial, la discriminación contra los semi humanos está muy arraigada ~
Respondí mientras sonreía irónicamente.

Satou: “Son buenos compañeros que han estado junto a mí.”
Caballero: “Fumu, si, si no fuera así sería imposible pasar a través del laberinto. Lo siento, la gente de este territorio es siempre extraña con los semi humanos, por lo que somos incompatibles sin importa qué suceda.”

Así que no son simples prejuicios también tiene que ver las disputas entre las razas eh ... no es de extrañar que la discriminación este tan profundamente arraigada.

Caballero 2: “Comandante! Las preparaciones están completas.”

Una mujer que usa una túnica como la de un mago lo llamo.
¿Qué preparaciones?
Hay una litografía fuera en un pedestal. La piedra de Yamato apareció de nuevo después de 3 días eh? Es más grande que la que vi en aquel entonces.
Comandante-san llamo a la gente que ha escapado del laberinto con una gran voz.

Caballero: “Sé que esto podría ser grosero, pero todos los que han escapado del laberinto tendrán que ser examinados con esta piedra Yamato. Esta es la piedra Yamato original especialmente prestada por el conde. Mostrará Incluso los estados anormales. Esto es para comprobar que nadie este poseído por el demonio”.

Todo el mundo inicialmente parecía molesto, pero se tranquilizaron después de haber escuchado que es para averiguar si están poseídos por el demonio o no. Aquí todo el mundo vio el momento en que el brazo del demonio salió de Usu en la plaza en aquel entonces.
Aun así, dejar mi nivel en 1 y no tener ninguna habilidad a pesar de que he pasado a través de un laberinto es mala idea.
Ha sido un tiempo desde que utilice el menú con el pensamiento, abrí la pestaña de cambios. Dado que las niñas bestia son de nivel 13, me colocare un poco más bajo en 10.  Establezco habilidades típicas de un comerciante; [Aritmética] y [Estimación] . ¿sería extraño no tener habilidades relacionadas con la batalla? Pongamos [Evadir] entonces.


Cuando llegó mi turno, puse la mano en la piedra Yamato. Sí, las estadísticas se han actualizado con la información que acabo de establecer.

Caballero: “De hecho, un 'ágil comerciante' eh.”
Satou: “... Ya lo has oído de Zena-san ¿verdad?”
Caballero: “Así es, estas bien enterado. Sin embargo, a pesar de que no eres un soldado o un explorador, es increíble que  tengas ese nivel a tu edad, debes de haber pasado por muchas cosas.”
Satou: “No es tan increíble.”

Humildad? Cierto.
De hecho, esta persona es de nivel 30 a los 29 años. Ser de nivel 10 a los 15 años no es nada para presumir. ¿Se debe a que es difícil subir de nivel a pesar de estar frente a los profesionales relacionados con el combate?
Pequeños gritos se levantaron desde atrás.
Parecen estar sorprendidos de que un esclavo este en el nivel 13, e incluso tiene 4 habilidades.
Liza lleva una expresión difícil leer como siempre, pero su cola se está moviendo un poco. Ella probablemente está un poco orgullosa.
La siguiente es Pochi. Como sus manos no alcanzaban la piedra, Liza la levanto desde atrás. Ella se ve muy feliz con sus manos y  pies sueltos en el aire.
El funcionario le dijo que colocara su mano en la piedra Yamato. Gritos más grandes que con Liza se elevaron. Tiene 10 años y está en el nivel 13, eso es probablemente increíble. Sus habilidades son 4 también.
La cola de Pochi se agitaba con un zumbido. Ella miro hacia aquí e hizo un ruido con la nariz.
La última es Tama. Al igual que con Pochi, Liza tuvo que levantar. ¿Ella también quiere tener las manos y los pies sueltos en el aire? Ella parece muy feliz y su cola está balanceándose en las piernas de Liza.
Cuando se mostraron sus estadísticas, los gritos son más silenciosos que con Pochi. Sus estadísticas son tan buenas como las de Pochi, pero ya que es la tercera vez que sucede, el factor sorpresa ya se está desvaneciendo. Tama se ve satisfecha.

Cabalero: “Debe de haber sido duro entrenar a los esclavos semi humanos hasta ese grado.”
Satou: “No tanto. Debido a que esa niñas son excelentes.”

Es cierto que yo luché la mayor parte del tiempo, pero el hecho de las niñas son excelentes es cierto también. A pesar de que no iba a morir incluso sin ellas, sin duda, hubiera tenido momentos desagradables con las trampas.
La inspección con la piedra Yamato termino en el turno de Tama.
Parece que se permitió que todos se fueran a casa, excepto Nebinen quien está en una profunda conversación con el funcionario de pelo blanco.

Satou: “Ahora bien, como ya se ha llevado a cabo la inspección, estaba bien para nosotros ir a casa?”
Caballero: “Lo siento, me gustaría saber un poco más sobre el momento en que apareció el demonio de ustedes.”


Yo, Zena-san, y Nebinen, contamos en detalle los acontecimientos para el comandante y el oficial de los cabellos blancos desde que se suscito el alboroto en la plaza hasta el momento en que fuimos tragados por el laberinto.

Me dio algo de vergüenza cuando Zena-san me alabó en exceso por el manejo de Usu. Incluso Nebinen concluyó que derrumbe la posibilidad de un rebelión al tratar con los agitadores dentro de la multitud... Bueno, eso es verdad.
Como yo recordaba mejor las palabras que el demonio pronuncio cuando llegamos al laberinto, Nebinen me lo dejo a mí.

Caballero: “Por el bien del pleno resurgimiento eh ...”
Funcionario: “No conozco la cantidad de energía mágica que se necesita para el resurgimiento del demonio, pero este lugar está cerca de la un de las líneas del dragón.”
Caballero: “Cierto, ya que está cerca de las venas de la tierra... Pero aun así, debería de llevar varios meses verdad? Antes de que suceda eso, llamemos a los aventureros de alto nivel de la ciudad laberinto, Ceribila, y vamos a ponerle fin.”

Sí, hay un montón de palabras que no conozco, por lo que es difícil seguir la historia. Al mi lado, Zena-san apretando su puño asintió con una expresión seria.
Vamos a resumir las palabras que entiendo por ahora, está bien dejar al demonio solo por unos meses, antes de eso, van a derrotarlo llamando a los aventureros de alto nivel? Es algo como eso, cierto?
Después de eso, ¿qué clase de monstruos aparecen en el laberinto? ¿Cuántos de ellos aparecen al mismo tiempo? ¿Qué tipo de trampas hay? Se me preguntó varias cosas por el estilo.
Sólo informe la mitad de las batallas en las que hemos estado, pero no oculte el tipo de enemigos que aparecieron.
Al principio fue solo cuestión comprobación, pero cuando la historia llegó al momento en que nos encontremos con vizconde Belton justo antes de la sala de los esqueletos, la cara del oficial se puso  extraña.

Satou: “¿Qué pasa?”
Caballero: “No bueno ~. ¿De verdad tuvieron tantas batallas sin un hechicero? Por otra parte, a juzgar  por el tiempo en que el laberinto apareció hasta su escape, el tiempo de cada batalla fue realmente corto no? ¿Descansaron adecuadamente?”
Satou: “Por supuesto. No somos máquinas”
Zena: “Sí, por supuesto que así es.”
Satou: “Sí, tomamos 3 descansos, cada uno de aproximadamente 3 horas.”
Caballero: “No parece como si estuvieras presumiendo.”

Eh? ¿Me equivoco?

Caballero: “Deben de ser un grupo con una muy buena cooperación. Hiciste bien al no ser aniquilado peleando hasta el final, incluso con un ritmo tan alto.”
Zena: “Eso es cierto ~ Si una sola persona hubiera tenido lesiones graves, ustedes habrían sido aniquilados... Si yo hubiera estado con ustedes, entonces  podría haber tomado en el papel de soporte o sanador.”

Ah, los ojos de Zena-san comenzaron a ponerse llorosos.

Satou: “En el camino, encontramos el escondite de un alquimista, y conseguimos una gran cantidad de pociones mágicas. Es en parte gracias a eso ~”.

Voy a quitarme crédito a mí mismo un poco para detener el llanto de esta niña. Habilidad 'Decepcionar' aparece~.

Caballero: “Umu, como es de esperar si no hubiera medios de recuperación, tantas batallas habrían sido imposibles.”

Sí, pasamos por muchas dificultades.
Siempre que las chicas bestia estaban a punto de ser golpeadas, inmediatamente intervenía y detenía el ataque. Si estábamos a punto de ser rodeados, me ponía violento con los enemigos.
Realmente quisiera tener la habilidad de provocación. Vamos a tratar de ver si puedo conseguirla o no la próxima vez.


Ah, claro, debería de confirmarlo antes de que lo olvide.

Satou: “Um, ¿puedo preguntar algo?”
Caballero: “¿De qué trata? No me importaría responder, siempre y cuando no se trate de un secreto militar. Por cierto, mi hija tiene 15 años de edad, tiene un hermoso trasero y es muy popular.”

 Que está diciendo esta persona? Vamos a ignorar eso magníficamente!

Satou: “Se trata del laberinto, creo que se está extendiendo considerablemente. Está bien dejar el laberinto así como esta?”
Caballero: “Ah, ¿Que no lo explique?”

Usted no lo hizo.

Caballero: “El laberinto no se propagará a ningún lugar más allá de la pared exterior de esta plaza. Puedo afirmar con seguridad que la ciudad no está en peligro.”
Satou: “Si es posible me gustaría escuchar la razón de esa  seguridad...”
Caballero: “Umu, de acuerdo. El ejército, colaborando con los magos y alquimistas de la ciudad han establecido barrera. También se llevó a cabo una ceremonia de consagración en donde participaron todos los templos de la ciudad. Con este doble escudo, el laberinto se ha restringido para no invadir ni un solo metro de la ciudad.”

Ya veo.
Aun así, pensé que los templos y los magos lucían como si estuvieran en malos término.

Caballero: “Entiendo lo que estás pensando. El que los templos y los magos, los cuales están en malos términos, cooperen juntos tan rápidamente es porque el decreto del conde. Aun así, este aislamiento rápido del laberinto fue gracias al rápido informe del mago Zena”.
Zena: “Eso fue gracias a que Sato-san dio prioridad a la transmisión de la información.”

Entonces, la concesión del crédito por parte de Zena-san continuó, pero el funcionario de pelo blanco y el comandante hábilmente se ocuparon de ello. Si la dejaran continuar no sé cuánto tiempo continuaría ... GJ oficial de cabellos blancos.

Caballero. “Por eso, siempre y cuando la barrera sea mantenida, el laberinto no va aponer en peligro a la ciudad. Has entendido eso?”
Satou: “Sí, me siento aliviado.”

Qué alivio. Ya que temía que la posada colapsara mientras estoy dormido!