Death March Capítulo 264: Invitación a tomar el desayuno




Manual




Aquí Satou. Quizás debido al hecho de que con frecuencia podíamos enviar correos incluso a un lugar lejano, a diferencia de lo que ocurría en el pasado, siento que rara vez me siento distante.

Pero, ciertamente, es misterioso cuando te encuentras directamente y se comentan varias cosas.

 

•••••••••••••••

 

Sera: “El abuelo preguntó si te gustaría tomar el desayuno con él”.

 

Después los saludos, Sera fue al grano.

 

Hubiera sido una invitación tentadora si la otra parte fuera una mujer joven, pero dado que es un anciano y una autoridad importante de una nación, el “desayuno” probablemente tiene un significado más como el de una reunión no oficial.

 

Ahora bien. El duque probablemente me invite a un desayuno para pedirme que me ponga bajo su cuidado.

No solo somos exploradores que poseen la placa de Mithril, sino que también está la cuestión de que Liza derrotara el primer asiento de las Ocho Espadas de Shiga, por lo que la posibilidad es alta.

 

Satou: “Me siento honrado, pero ¿está bien que un noble de bajo rango como yo sea invitado a desayunar por el Duque-sama?”

 

No me puedo imaginar a esos despreocupados nobles de la Capital del Ducado condenándome al ostracismo, pero no todos deberían pensar favorablemente de mí.

Es probable que la gente de la facción del Marques Lloyd y el Conde Haku esté bien, pero la gente de la facción del Conde Bobi que está emparentada con el grupo [Wings of Liberty] parece que me guardará rencor.

 

Sera: “Está bien, sabes. Porque incluso Ane-sama aprueba a Satou-san.”

Satou: “--Me siento honrado.”

 

Por Ane-sama, ella está hablando de Ringrande, el asistente del héroe Hayate, ¿verdad?

No recuerdo haber hecho nada que la hiciera aprobarme, pero quizás, ¿ella lo hizo porque gané contra el héroe?

 

No es que pueda declinar de todos modos, le digo a Sera que asistiré al desayuno del duque, y llame a Toruma y Karina a quienes he tratado como hasta ahora para que se unan a la conversación, contándose la situación mutua.

 

Satou: “Entonces, ¿estás diciendo que la Jefa sacerdotisa-dono no se siente bien?”

Sera: “No, no es que haya caído enferma, sin embargo, no parece muy enérgica. Rara vez sale de la habitación interior de la consagración, y mucho menos del templo”.

 

¿Me pregunto por qué?

¿Recibió ella un nuevo oráculo o algo así?

 

Sera: “No, el único nuevo oráculo fue el de la destrucción del recién aparecido Señor Demonio en la Ciudad Laberinto”.

 

Ahora que lo pienso, debería ser casi la hora de la llamada del héroe Hayato.

Tengo que preguntar qué le sucedió al Señor Demonio que se profetizó aparecería en el Reino de las Comadrejas.

 

.... Solo quedan cinco de ellos, ¿no?

Por favor que no aparezcan todos al mismo tiempo en el mundo.

 

Arrojo ese pensamiento ominoso al más allá, y agrego el plan [Visitar a la Jefa Sacerdotisa] en las notas en la Columna de Intercambio.

Iré a visitarla una vez que todo el asunto de la Capital Real haya terminado.

 

Toruma luego hablo de algo extraño, probablemente para cambiar el flujo de la conversación.

 

Toruma “Según mi hermano, Satou-dono también es popular en la Ciudad Laberinto”.

 

¿Qué pasa con el ‘También’?

Desde cuando soy popular - No, creo que soy relativamente popular entre las chicas más jóvenes.

 

Satou: “Ancianos y niños parecen quererme desde hace mucho tiempo”.

Sera: “My, oh Satou-san”.

 

Sera se ríe graciosamente para mí, ella respondió bromeando, pero la señorita Karina reacciono de forma inquisitiva.

 

Karina: “.... No son solo niñas pequeñas”.

 

La señorita Karina murmuró, era una voz tan pequeña que solo yo, con la habilidad del oído atento, podía escuchar.

Ya veo, todas se veían más jóvenes desde mi punto de vista, pero con este cuerpo, había chicas que tenían la misma edad y más.

 

Toruma: “Sin embargo, me enteré que eres cercano a una princesa extranjera y la hija de un noble de tu edad.”

 

Toruma, quien no puede leer el estado de ánimo, siempre dice tales comentarios mientras ignora el estado de ánimo de la señorita Karina.

Incluso Sera esperó mi respuesta con una cara seria.

 

Por princesa, ¿se refería a la princesa Noja, Mitia?

La hija de un noble de la misma edad, supongo que es Zena-san o la hija del Baronet Dyukeli.

 

Satou: “Ambas son solo conocidas que conocí por un pequeño incidente. No tenemos relaciones especiales”.

 

Cuando afirmé eso, las chicas soltaron suspiros de alivio.

La señorita Karina conoció a esas chicas antes, por lo que debería haber sabido de nuestra relación de todos modos.

 

Toruma: “¿Qué? ¿En serio? Satou-dono todavía es joven, ¿por qué no te haces famoso como un mujeriego en la alta sociedad?”

“¡Toruma Oji-sama!”

 

Sera y la señorita Karina reprendieron el comentario crudo de Toruma.

 

.... Por favor diga esas cosas solo entre hombres.

 

•••••••••••••••

 

Aunque a menudo intercambiamos cartas, conversar de esta manera complementa los matices sutiles que no pueden transmitirse a través de las letras.

 

Mientras Sera me cuenta el estado de cada orfanato de la Capital del Ducado, también le cuento sobre el orfanato y la escuela de entrenamiento para exploradores de la Ciudad Laberinto.

Cuento mis actividades en Ciudad Laberinto de la manera más clara posible.

 

Ella también me contó el estado actual de los niños con los que Nana se encariño, se lo diré más tarde a Nana.

 

Aun así, la señorita Karina es tímida con extraños como siempre.

A pesar de que podía hablar normalmente conmigo y con Toruma, solo respondió con breves palabras como “Sí” o “Eso es correcto”, cuando Sera habló con ella, la conversación no pudo continuar.

Es como si estuviera reservada para Sera.

Dado que Toruma siguió con, “Karina es tímida con extraños como siempre eh” cuando eso sucedió, Sera no pareció ofenderse.

 

Después de contarnos nuestras situaciones, Toruma pregunto sobre el incidente del dirigible.

 

Como estaba suplicado, le hable de los detalles del ataque contra el duque Bishtal, a cambio pregunto por la sospecha hacia Marques Lloyd.

Parece que Marques Lloyd aceptó voluntariamente ser investigado y demostró su inocencia.

 

Me alegro de que las sospechas hayan sido disipadas, pero al final, no puedo darle el regalo de la prisión.

 

Y entonces, comprendí que Toruma iba a hablar sobre la confesión de la señorita Karina justo antes de que partiéramos de la Ciudad Laberinto, pero lo detuve para que no condenara la culpa de los demás, especialmente frente a Sera.

 

En cambio, Toruma, que conoce bien la Capital Real, me guiará a las atracciones y tiendas ocultas en el barrio de placer nocturno. Por supuesto, los bares homosexuales están prohibidos.

Implícitamente dije: “Guiando a varios tipos de tiendas”, por lo que la señorita Karina y Sera no se dieron cuenta.

 

Desde que Sera y Toruma fueron invitados a un restaurante con el Duque Oyugock y el rey, la conversación fue interrumpida, y fuimos a despedir a los dos fuera.

 

•••••••••••••••

 

Cuando los dos desaparecieron, Lady Karina hace una pregunta desconcertante.

 

Karina: “Sa-Satou, ¿quieres tomar a Sera-sama como tu esposa?”

Satou: “No, Sera-san es mi amiga. En primer lugar, una Sacerdotisa no puede casarse a menos que regrese a la vida secular, ¿sabes?”

 

Un Oráculo como Sera probablemente no puede regresar a la vida secular.

 

Karina: “Fiuu... es así que ...”

 

Ella gotea un sexy suspiro a mi lado.

Tal vez, ¿ella realmente se ha enamorado de mí?

 

Mi corazón latió un poco cuando vi el rostro de la señorita Karina que parecía una doncella enamorada.

 

--Esto no está bien.

 

Si no trazo firmemente la línea con la señorita Karina, me temo que iré más allá ya que soy aficionado a su apariencia exterior.

Si eso sucede, el matrimonio seguramente me espera. Tengo que poner una restricción.

 

Satou: “Además--”

 

El flujo de conversación es perfecto, creo que lo diré.

 

Satou: “- La persona que amo está en un país extranjero muy lejano. Nunca le pediría a Sera-sama que sea mi esposa.”

 

Decir que Aze-san es mi amante o mi esposa lo convertiría en una mentira, pero [La persona que amo] debería estar apenas a salvo.

Ya he sido rechazado muchas veces, pero quiero amar a Aze-san siempre y cuando a ella no le desagrade. Por lo menos, no tengo ganas de rendirme en uno o dos años.

 

Karina: “.... M, mientes.”

 

La señorita Karina reflexivamente lo negó.

Vi una gran lágrima derramándose por sus ojos.

.... Al parecer, su propuesta de matrimonio cuando nos íbamos de la Ciudad Laberinto iba en serio.

 

Me siento un poco culpable, me duele el pecho, pero dar esas últimas palabras justo antes de que ingrese a la alta sociedad es probablemente bueno para su futuro noviazgo.

Mientras engaño mi sentido de culpabilidad con esa excusa, hablo más.

 

Satou: “Es cierto, ¿sabes? Ella es un poco mayor que yo, pero es linda”.

 

Después de escuchar mis palabras dulces, la señorita Karina giró sobre sus talones y corrió hacia su propia habitación.

 

Lo siento, pero no puedo correr detrás de la señorita Karina. Le pediré a Pina o Arisa que cuiden de ella.

 

.... Ah, ha pasado un tiempo, quiero ver a Aze-san.

 

La última vez que hablamos con ‘Teléfono’ fue sobre la Dríada del Cerezo y la Gota del Cerezo, así que parece que no he hablado con ella durante mucho tiempo.

 

--Qué pena, generalmente soy el que es rechazado, así que nunca pensé que ser el que rechaza fuera tan difícil.

 

•••••••••••••••

 

“Chevalier-sama! La situación en el castillo parece algo extraña”.

 

Como si cortara con mi melancolía, la sirvienta de combate Erina, que corrió al vestíbulo, estaba haciendo mucho ruido.

 

Satou: “¿Qué cosa extraña?”

Erina: “Hay muchos caballeros entrando y saliendo. Además, es extraño que haya caballos galopando a pesar de estar dentro de los muros del castillo.”

 

Fumu, abrí el mapa para ver si hay un gran estallido de monstruos en la Capital Real, pero nada de eso está sucediendo.

Después de observar el flujo de los caballeros en la guarnición, solo hay personas de tres órdenes de caballeros que entran y salen con frecuencia.

 

Me pregunto qué ha pasado.

Hay mucha gente que parece saberlo, pero solo unos pocos le dirían cosas de asuntos militares a Satou.

 

El rey y el primer ministro parecen ocupados también, supongo que un Nanashi curioso los visitará más tarde a la medianoche.

 

Le pedí a Erina que me dijera si sabía lo que sucedió, y luego fui solo a la cocina.

He decidido preparar una montaña de karages de ballenas y varios pasteles para que la señorita Karina pueda comer en exceso y desviar su atención al menos.

 

Esta mansión tiene herramientas mágicas de almacenamiento y refrigerador que retienen el calor, por lo que puede sacarlas cuando quiera comer.

 

•••••••••••••••

 

Un invitado inesperado me esperaba cuando regrese a nuestra mansión.

 

Satou: “Lamento haberlo hecho esperar”.

“Qué, no te preocupes. Fui yo quien vino sin anunciar primero”.

 

Julberg que lleva puesta la armadura blanca de los caballeros santos contesto serenamente.

Las personas en el salón somos yo, Liza, Julberg, y el tercer asiento de las ocho Espadas de Shiga, Heim ‘Weed’ a quien conozco por primera vez.

 

Heim está investigando la fuerza de Liza, él ha estado enviando miradas penetrantes hacia ella desde hace un tiempo. Si Liza fuera de la misma raza, habría ganado el tractivo para llamarlo acoso sexual.

 

Por cierto, la armadura de Heim es también la armadura blanca de los caballeros santos, pero ha sido remodelada diabólicamente hasta el punto de que no creerías que son el mismo modelo. Al menos deja de agregar esos cuernos sin sentido en los hombros.

 

Satou: “Vamos al grano, ¿qué tipo de asunto tienen?”

Julberg: “Umu, habrá un banquete donde las Ocho Espadas de Shiga se reunirá mañana por la noche en mi mansión. Su Majestad me ha otorgado una buena carne de Oumi, así que estoy pensando en invitarlos a todos”.

 

- La carne de la granja oficial que comimos en ese entonces era deliciosa.

 

Además de mí, el rostro de Liza se ve sereno, pero su presencia parece como si su corazón hubiera sido cautivado por la carne.

 

Julberg: “He invitado a otros candidatos a las Ocho Espadas de Shiga también. Quiero que ustedes dos vengan por todos los medios”.

 

Parece que los candidatos son Jeril, que es un explorador de Mithril como nosotros, y otras cinco personas.

No podíamos rechazar una invitación desde el primer asiento de las Ocho Espadas de Shiga, así que aceptamos.

 

Hay una zona de combate en la mansión de Julberg, así que tenemos que asegurarnos de no equipar nuestras armas en lugares visibles para evitar una pelea.

 

Expliqué el tema de los caballeros de Erina durante nuestra charla ociosa, pero solo me dijeron que era un secreto de defensa nacional.

 

--En otras palabras, hay una situación que afecta la seguridad de la nación ¿eh?