Death March Capítulo 188: Placa de hierro rojo.




Manual




Aquí Satou. Me pregunto por qué mi tiempo libre está disminuyendo cada vez que recibo una promoción. Bueno, no hace falta decir que las causas son el sueldo ligeramente elevado y los muchos trabajos más que debo hacer.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Recepcionista: “Lo siento mucho.”

 

La recepcionista Onee-san detrás del mostrador se disculpó profundamente.

Vinimos aquí para recibir las placas de bronce, pero--

 

Recepcionista: “En realidad, el maestro del gremio ha puesto una objeción.”

 

- se ha presentado una interrupción, y parece que nuestras promociones han sido detenidas.

 

Arisa: “Eh ~, ¡estoy firmemente en contra de esto!”

Recepcionista: “Realmente lo siento, me han dicho que el maestro del gremio tiene una objeción contra Sir Pendragon, ya que algo así no tiene precedentes ...”

 

Entiendo la insatisfacción de Arisa, pero no se puede hacer nada, incluso si presionamos a esta persona.

 

Satou: “¿Cuándo sabremos si se admite nuestra promoción o no? ¿Podemos usar estas placas temporales hasta entonces?”

Recepcionista: “Sí, puede usar las placas de bronce temporales como ahora, creo que sólo tardarán unos días cuando mucho, así que sería útil que vinieran al gremio en cinco días”.

 

Cierto, no hemos registrado nuestra dirección de contacto en el gremio.

 

Mientras tranquilizaba a Arisa quien sigue descontenta, dejamos el gremio. Una Onee-san de alrededor sus treinta que desciende de un carro que acaba de llegar cuando salimos, me llamo apresuradamente.

 

Onee-san: “U-um, disculpe, ¿pero es usted Sir Pendragon-sama?”

Satou: “Sí, lo soy, ¿puedo ayudarte en algo?”

Onee-san: “He venido a traer un recado del maestro del gremio, mi nombre es Ushana, la secretaria del maestro del gremio, lamento que sea tan repentino, pero ¿podría ir conmigo al gremio del oeste?”

 

Arisa está posando triunfante mientras susurra, “La plantilla está aquí” desde atrás. Sólo tenía planes para comprar la casa para usar como fachada hoy, así que no me importa visitar al maestro del gremio. Le di mi consentimiento, y nos dirigimos al gremio del oeste juntos.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Una varita viene hacia mí justo delante de mis ojos.

 

Afilada como una lanza, de repente se metió frente a mis ojos cuando abrí la puerta. Yo desvié ligeramente el ataque que es aún más agudo que el golpe de lanza de Liza, evitándolo. El atacante paso la varita eludida sobre su hombro a la otra mano, y ataco de nuevo. ¿Es esto lo que llaman artes de las varitas?

 

Y luego seguí eludiendo todos los ataques de la varita larga que siempre cambian.

¿Me pregunto qué es lo que esta persona está intentando hacer?

Lo que detuvo estos ataques irracionales fueron las palabras de la secretaria Ushana.

 

Ushana: “¡Maestro del Gremio! Si sigue haciendo eso por más tiempo, ¡Seberkea-sama te regañará!”

Maestro del gremio: “Che, apenas estábamos en la parte buena, ¿verdad, Satou?”

 

Sí, quien me ha estado atacando con la larga varita desde hace un tiempo es el maestro del gremio. Además, es una mujer de 87 años de edad, así que no pude contraatacar realmente. Ella es un mago de nivel 52 que tiene habilidades de magia de fuego y luz. Quiero que esta anciana infantil aprenda un poco de la jefa sacerdotisa del templo de Tenion.

 

Soy el único que ha venido aquí. Arisa y los demás están recorriendo la sala del gremio de abajo.

 

Satou: “Por desgracia, no me gustan los ataques sorpresa.”

Maestro del gremio: “¿Qué, no eres el monstruo de la batalla que se quedó todas las noches de su primera vez en el laberinto cazando, y recolecto más de 100 núcleos mágicos?”

 

Qué grosera. Sólo he derrotado a 20 o 30 monstruos a lo sumo.

 

Satou: “Yo sólo estaba mirando desde atrás, mis compañeros fueron los que realmente lucharon.”

Maestro del gremio: “Bah, ¿quién iba a creer esa tontería ... Incluso si esa fuera la verdad, eso fue porque los monstruos eran pequeños debiluchos con los que no necesitabas luchar ¿verdad?”

 

Es más probable que sólo sean conjeturas, pero es relativamente cierto.

Parece que ella sintió que iba a intentar engañarla y habló primero antes de que pudiera.

 

Maestro del gremio: “Por otra parte, esa espada es algo que el viejo Dohar creó cierto, como si ese anciano le fuera a dar una espada que él mismo hizo a un debilucho. Si vas a engañar a la gente, envuelve esa Marca de la Verdad con un paño.”

 

No escondí especialmente la marca ya que nadie en la capital del Duque se dio cuenta. Pensé que no era raro, ya que vi un montón de armas que tenían marcas de verdad en la ciudad natal de los elfos, pero parece que estaba equivocado.

 

Satou: “El Elder Dohar es mi compañero de bebida.”

 

No puedo decirle que he hecho la espada junto con Dohar.

Me pregunto por qué. En el momento en que escuchó la parte de “amigo de bebida”, los ojos del maestro del gremio se iluminaron como un carnívoro que ha encontrado su presa.

 

Maestro del gremio: “¿Entonces, por qué no me convierto en tu compañero de bebida también?”

Satou: “Claro, si está bien conmigo, traeré algo de licor y aperitivos.”

 

Es preocupante que ella parezca una maniaca de las batallas, pero pienso en ella como alguien en la categoría [Anciano Afable] al igual que Dohar. Yo me negaría si fuera a intentar manipularme, pero parece que puedo escuchar muchas historias interesantes si bebo con ella.

 

Maestro del Gremio: “¡Muy bien, será un banquete entonces!”

Ushana: “No puedes.”

 

Ushana-san que había regresado mientras traía una caja poco profunda negó la declaración del maestro del gremio que parecía feliz. Aún es mediodía después de todo.

 

Ushana: “Por favor, entregue las placas del gremio primero, puede hacer el banquete después.”

Maestro del Gremio: “Che, ya se ya se, Satou recibe estas pacas de hierro rojo.”

 

¿Umm? ¿Qué no eran placas de bronce?

 

Maestro del Gremio: “No estés tan confundido, ese vil vizconde habló mucho de tus logros, ¿sabes?”

 

Pensando en ello, el vizconde Shimen iba y venía cuando intentaba rescatarme. ¿Dijo algo exagerado durante ese tiempo?

 

Maestro del Gremio: “¿Fue [El héroe de la batalla defensiva de la ciudad de Muno] y [El asesino de Demonios de la ciudad Gururian] un explorador de nuestro gremio estaba allí justo en ese momento, ¿recuerdas? Aun si se trató de un demonio de baja clase, no podemos darle al grupo que ha derrotado a un demonio sin recibir heridas placas de madera o de bronce.

Ushana: “Dicho esto, darle placas de Mithril sería demasiado, si hubieras derrotado a un demonio de clase media entonces el caso será diferente.”

Maestro del Gremio: “Humph, esos tontos del consejo del gremio, habría sido un nuevo récord si tan solo dieran su consentimiento, ya estaba casi hecho.”

 

Aparentemente, el maestro del gremio estaba planeando forzar las placas de Mitrhil sobre nosotros. Agradezco al buen sentido de los miembros del consejo de gremios a los que nunca he visto en mi mente. Aunque hubiera hecho feliz a Arisa, siento que las desventajas son demasiadas.

 

Ushana-san explico sobre las placas de hierro rojo. Por supuesto que no soy solo yo, todo el mundo va a ser promovido con las placas de hierro rojo.

Las hemos adquirido fácilmente esta vez, pero normalmente un explorador de bronce tiene que dar al gremio núcleos mágicos de alto grado a largo plazo para elevar su estatus. Parece que normalmente se necesitan de cinco a diez años para conseguirlo, esta placa de hierro rojo suena bastante problemático.

 

Satou: “¿Está bien, sólo hemos entrado al laberinto una vez saben?

Ushana: “El maestro de gremio tiene autoridad para conferir hasta las placas de hierro rojo, no podemos emitirlas excesivamente, pero no las hemos emitido ni una sola vez en dos años, así que la realeza del castillo probablemente no se quejará”.

 

Ushana-san continúo su charla, y ha llegado a las ventajas de las placas de hierro rojo. Hay muchas pequeñas ventajas financieras como la reducción de la mitad de los gastos de manejo y construcción de rentas que involucran al gremio. No estoy muy contento porque no estoy en problemas financieramente.

 

Ushana: “Y finalmente, el punto más importante es ...”

 

Por favor, di lo más importante al principio.

 

Ushana: “Las personas que llevan estas placas de hierro rojo son tratadas como nobles honorarios. No otorgar el privilegio de un Chevalier-sama, sino que garantiza una posición social que igualan a los caballeros. Dado que esto está garantizado en el nombre del Rey de Shiga, no sólo es válido dentro del reino, sino que es válido incluso cuando visitas a otros países.”

 

Por supuesto, no sólo es válido para los seres humanos, sino también para los semi-humanos. Parece que pueden quedarse en la posada si llevan las placas de hierro rojo, incluso en la zona donde la discriminación contra los semi-humanos está arraigada profundamente como en la ciudad de Seryuu.

Le pregunté a Ushana-san si estaba bien que un organismo no gubernamental concediera privilegios de los nobles asociados.

 

Ushana: “A pesar de que el Gremio de Exploradores se llama a sí mismo un gremio, es en realidad el cuerpo de gestión del ministerio de recursos del laberinto del Reino de Shiga. El maestro del gremio tiene la posición del ministro de recursos de laberinto del Reino de Shiga, y ella es tratada como un conde cuando está en el cargo, Así que no hay problema.”

 

Ya veo, así que el reino está detrás de esto después de todo. Pensé que era extraño que permitieran a los civiles manejar el árbol del dinero, pero ahora lo entiendo.

 

Le pregunté por si acaso, y parece que las personas que tienen la placa de Mitrhil no sólo son tratados como nobles honorarios como las personas que tiene las placas de hierro rojo, sino que se les otorga un título nobiliario por parte del Rey.

 

Maestro del Gremio: “Por cierto, Satou, ¿qué tal esta noche?”

Satou: “Sí, abriré un espacio para ello.”

Maestro del Gremio: “Oh, buena respuesta, oí hablar que el mocoso de Eltall estaba jactándose de que acababa de conseguir un licor muy fino ...”

 

Dejando que haya llamado a Eltall mocoso, el licor de la fuente del dragón es demasiado popular. Tengo que llevar algunas cabras como regalos para Heiron el dragón negro.

 

No me digas, ¿ella no hizo esta promoción sin precedentes para apuntar al lico cierto?

 

Maestro del Gremio: “Q, ¿qué pasa con esos ojos, no es nada como eso, la promoción no tiene nada que ver con el licor sabes?”

 

El aturdido maestro del gremio estaba un poco sospechoso, pero como Ushana-san lo negó también, era una sospecha infundada, al parecer.

Ahora, tengo que llevar las placas de hierro rojo a Arisa y los otros que están esperando con emoción abajo.