Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capítulo 280: El deseo de Futsu




Manual




“Bueno, entonces, por aquí”, en el momento en que esas palabras resonaron en su cabeza como siempre, el paisaje cambió por completo.

 

El débil mundo rojo desapareció, y apareció un bosque rebosante de belleza natural.

 

La sombra de los animales se podía ver en las esquinas aquí y allá.

 

En el lugar donde se encontraba un árbol que era más grueso que el resto y brillaba la luz del sol, Aznoval encontró un tocón y de inmediato toma medidas. En otras palabras, caminó hacia allí y se sentó en él.

 

Sus movimientos se hicieron como si esta no fuera su primera vez.

 

Y luego, miro a su derecha, y como si esto sirviera como señal, el contorno de una mujer de color azul pálido salió de los arbustos.

 

Esa figura no tenía rasgos individuales específicos, simplemente tenía la figura de una mujer adulta.

 

En sus manos, ella sostiene 2 tazas.

 

No hay otras personas aquí.

 

No estaban Makoto o Tomoe.

 

Futsu: “Parece que te han golpeado bastante, Azu”.

Aznoval: “Futsu ... Aunque ha pasado tanto tiempo desde la última vez que nos vimos, ¿por qué estás apareciendo en una apariencia tan desagradable?”

Futsu: “No tiene sentido hacer alarde usando mi figura con ustedes. Ya he agotado todas mis sorpresas.”

Aznoval: “Qué pena. Verdaderamente es una lástima.”

Futsu: “Incluso si es algo importante, me niego. Entonces, ¿vas a responderme? Esa persona, ¿realmente la hiciste enojar?”

 

Ella le dio una de las tazas a Azu, y mientras está en ello, señalo su hombro.

 

Aznoval: “Este es el resultado de un encuentro desafortunado. El malentendido ya ha sido resuelto.”

Futsu: “‘El malentendido ya ha sido resuelto’? Ha pasado un tiempo desde que escuché esa frase clásica tuya. ¿Debería interpretarlo como que tus músculos están empujando a través de tu cerebro? ¿Por qué terminaste luchando contra un apóstol de la Diosa?”

Aznoval: “...Fue para proteger el linaje de mi hermano pequeño. Bueno, es una de las pocas conexiones que tengo. Tengo que atesorarla.”

Futsu: “Ya veo. Lo siento.”

Aznoval: “Siendo uno de los pocos amigos que conocen mis platillos favoritos, no hay necesidad de disculparse.”

 

Dentro de la taza, hay un líquido completamente blanco.

 

Está liberando vapor caliente.

 

Es leche caliente

 

Futsu: “... Es solo leche. Pero bueno, es cierto que proporcionar un banquete para una persona que si puede comer es bastante difícil en este lugar.”

Aznoval: “No había necesidad de preparar mi parte, sabes. Es lo mismo de siempre todos modos.”

Futsu: “Tengo que proporcionar la más cálida recepción para la persona que trajo a los invitados que he estado esperando después de todo. Pero basta con el asunto de tu hombro, las otras lesiones son ... ¿De él?”

Aznoval: “... Sí”

Futsu: “Fuh ~, estaba preparada para esto, pero en serio, realmente es una persona temible y sobresaliente”.

 

La taza de Futsu estaba llena de un líquido marrón negruzco que parecía espeso.

 

Sin dudarlo, Futsu bebió y suspiro una vez.

 

Aznoval: “Estoy completamente de acuerdo contigo. Verdaderamente temible, si no me hubiera rendido en ese momento, no hubiera podido venir aquí.”

Futsu: “¿Incluso después de aprender el nombre de la Princesa?”

Aznoval: “... Entonces realmente ya lo sabías. No, no preguntaré sobre cómo sabes que aprendí el nombre de la Princesa, ¿de acuerdo? ¡De ninguna manera lo haré!”

 

Tal vez Aznoval recordó algo de su pasado, gritó como en un espasmo.

 

Futsu: “Sí, sí, dije algo innecesario allí. Y entonces, sobre como podrías haber terminado en ese futuro...”

Aznoval: “Antes que nada, Makoto-kun se detuvo en medio de evadir el Iai que libere. Es la técnica que se activó cuando escuché por primera vez el nombre de la Princesa Seoritsu.”

 

Aznoval recordaba la pelea.

 

La pelea que estaba teniendo hace un rato.

 

Todavía permanece vívidamente en sus recuerdos.

 

Futsu: “¿Recibió deliberadamente un ataque que pudo evitar? ¿Una técnica que tú mismo habías desatado por primera vez? ¿No es solo tu malentendido?”

Aznoval: “En mi opinión, así es como lo vi”.

Futsu: “¿Cuál era su objetivo?”

Aznoval: “Lo hizo para derrotarme”.

Futsu: “... Debería haber sabido que eres inmortal, ¿verdad?”

Aznoval: “Pero sí me lesiono, si recibo una lesión grave, existe la necesidad de tener tiempo para recuperarme. Mientras más grande sea la herida, más tiempo me inmovilizará.”

Futsu: “......”

Aznoval: “Dejó de evadir en medio de eso y recibió mi espada con la cabeza. Cortó la carne en su frente y la cuchilla se deslizó de su cráneo. Pero bueno, no sé en absoluto cuánto de eso fue calculado. Pero para él, ese debe haber sido el momento ideal para pasar a la ofensiva.”

Futsu: “......”

Aznoval: “Y luego, antes de poder cambiar la dirección de la Katana y sellar la batalla con un giro inverso, Makoto-kun crearía distancia al disparar una flecha increíblemente poderosa que tenía varias cosas en forma de anillo agregadas a ella.”

Futsu: “... ¿Era esa su carta de triunfo?”

Aznoval: “A continuación, dispararía cuatro de las flechas de luz que incapacitaron a Rokuya en las aperturas de mi armadura en fuego rápido, y en esos pocos segundos de restricción, los brazos plateados aparecerían en ambos lados”.

Futsu: “¿Brazos plateados? ¿Qué es eso?”

Aznoval: “No lo sé en absoluto. Nunca los había visto o había escuchado algo sobre ellos. Un Enano Antiguo parecía obedecer a Makoto-kun, así que tal vez sea un tesoro de ellos, o tal vez es algo que Makoto-kun les hizo hacer.”

Futsu: “¿Entonces él está controlando una armadura diseñada para gigantes con su poder mágico?”

Aznoval: “...Ese podría ser el caso, pero mi intuición me dice lo contrario. En lugar de llamarlo un equipo para gigantes, era más como... los brazos de un robot.”

Futsu: “Robot. Aah, una versión evolucionada de un Golem? Los japoneses los laman Robots.”

Aznoval: “Umu. Pero, aun así, sentí que incluso para algo así, consumía una increíble cantidad de poder mágico. No parecía un tipo que tuviera gusto por los robots, y no parecía que estuviera utilizando equipos para gigantes. El único punto del que estoy seguro es que posee una eficiencia terrible.”

Futsu: “¿Hasta el punto de hacerte incapaz de actuar durante un largo período de tiempo?”

Aznoval: “…No hay duda de eso. Después, sería capturado en una especie de barrera, mi cuerpo entero sería aplastado por una fuerza sobrehumana, y al final, yo junto con mi espada, la Princesa Seoritsu... seriamos aplastados hasta convertirnos en pasta de carne.”

Futsu: “... Uh, esa es una imagen aterradora”.

Aznoval: “Por supuesto, en ese momento, él continuaba mirándome con unos ojos como si no se perdiera ningún tipo de oposición u obstrucción mientras mantenía su arco apuntando hacia mí, y luego... se llegó a una extraña conclusión. Al ver eso en el futuro, decidí rendirme. Porque si lo dejo ir tan lejos, lo que seguiría después sería malo para todos; el peor final de todos. Nada bueno quedaría.”

Futsu: “Tu juicio final ... ¿tal vez?”

 

¿Fue esa una alabanza sincera, o fue sarcasmo?

 

Futsu miro la cara de Aznoval con una expresión amarga y complicada.

 

Aznoval: “Estuve cerca de ser incapaz de moverme durante medio siglo.”

Futsu: “¿Contra un joven que ni siquiera ha estado aquí por una década?”

Aznoval: “...Esa es la parte que lo hace más aterrador. Los tres de esta vez, contando a los héroes, son un grupo de individuos sobresalientes. Pero dentro de ellos, él es especial. Él es una persona que considero como alguien temible desde el fondo de mi corazón.”

Futsu: “Estoy de acuerdo en que él es especial. Incluso desde mi punto de vista, no hay dudas al respecto. Sí, hasta el punto de que incluso si llenamos sus alrededores con carteles de advertencia por todos lados, nunca sería suficiente.”

Aznoval: “Bueno, es por eso que lo traje aquí mientras estaba cerca. Deseo que él pueda obtener algún tipo de experiencia en este lugar.”

Futsu: “Sí, estoy realmente agradecida. Finalmente has traído a Makoto a mi casa. Mi solicitud se ha cumplido sin espacio para quejas.”

Aznoval: “Después de todo, soy un gran aventurero, o eso es lo que quisiera decir, pero esta vez fue un regalo del cielo. Además, no lo llames solicitud. Simplemente estaba cumpliendo el favor de un amigo. Ah, rellena la leche, por favor.”

 

Sintiendo la cálida luz del sol, Aznoval paso un tiempo relajante.

 

•••••••••••••••

 

“Bueno, entonces, por aquí”, con esas palabras de invitación, el paisaje cambio en un instante.

 

El débil mundo rojo desapareció, y lo que apareció fue una ermita.

 

Ella se sentó en la galería, y luego, miro a el bosque.

 

No hay nadie más aquí aparte de ella.

 

“Bien, pensé que había regresado a casa, pero ese no es el caso. En este lugar, lo que vemos, lo que tocamos es todo lo que deseamos, ¿eh?”

 

Sin hacer ningún movimiento especial, Tomoe dejó escapar una voz clara y sonora.

 

Tomoe: “Bueno, es más como que, es la apariencia, aspiraciones, paisaje y la proyección de los deseos del corazón. No se parece a Lorel. ¿Podría ser este Japón?”

 

Este lugar se parecía a la ermita que Tomoe había hecho en Asora.

 

Y esa ermita estaba fuertemente influenciada por un drama de época que a Tomoe le gustó mucho, donde el personaje principal se había recluido y vivía su día a día.

 

Lo único que era claramente diferente al respecto fue que en el bosque se puede ver desde la terraza, hay una conífera que nunca se había visto antes.

 

Tomoe: “Entonces, mujer, ¿qué negocio tienes conmigo.?”

 

Tomoe hablo con la mujer que se le había acercado con la apariencia de una chica de pueblo del período Edo.

 

Cuando le preguntaron, la chica de pueblo se detuvo por un momento, pero, al continuar su silencio, se sentó al lado de Tomoe.

 

Tomoe, que estaba sentada en el porche, se levantó.

 

Ella no puso su mano en su Katana. Ella simplemente se recostó en la chimenea que estaba en la parte de atrás.

 

La chica de pueblo asintió una vez y se sentó frente a Tomoe.

 

Futsu: “Encantada de conocerte, soy Futsu. Dejando de lado a Root y Doma, los otros Dragones Superiores ni siquiera saben de mi nombre, una existencia muy antigua.”

Tomoe: “Eres un Dragón Superior, ¿verdad? Recientemente me enteré que tú y Root tenían una era en la que eran aclamados por todas las existencias en el pasado.”

Futsu: “Cerca. Esa mujer, no, él es un hombre ahora, ¿verdad? Bueno, no importa de todos modos. En la era antigua, reinaba sobre los cielos y la armonía, y yo reinaba sobre la tierra y las almas.”

Tomoe: “Pero incurriste en la ira de Root, y como resultado, fuiste asesinada o encarcelada, por lo tanto, ahora estás aquí. ¿Fue una pelea por un hombre? Lo que sea que fuere, qué perdedor.”

 

El tono de Tomoe era tranquilo, pero probablemente había desagrado y hostilidad mezclados en él.

 

Porque ella había llegado a la conclusión de que hay una probabilidad de 9/10 de que Futsu demuestre ser una existencia dañina para su amo.

 

Eso es porque incluso si hubo giros y vueltas, y en el pasado no podían bajar la guardia a su alrededor, Makoto y Root están temporalmente en una relación de cooperación.

 

Sería mejor tener una relación superficial con Futsu, que es claramente antagónica con Root.

 

Futsu: “Sí, es justo como dices. La razón más grande fue por un hombre. Y entonces, ahora soy el administrador del mundo de los muertos y soy conocida por muy pocos.”

Tomoe: “Además, después de varios siglos, incluso en Lorel, el nombre de Doma y Futsu se mezclan. Y lo más probable es que se fusione con Doma que realmente existe.”

Futsu: “Realmente he perdido ante la persistencia de Root. Pero en esta ocasión, eso no tiene importancia.”

Tomoe: “¿No importa, dices?”

Futsu: “Así es. Mi existencia ya ha sido aceptada en cierta medida por Makoto -no, por Tomoe, así que la siguiente cosa importante es que pierdas tu hostilidad y cautela hacia mí.”

Tomoe: “¿Estás diciendo que quieres ser una amiga?”

Futsu: “... No guardo rencor hacia Root. Yo fui la razón por la cual la relación se vino abajo para empezar de todos modos. No estoy en una relación antagónica con él, y no tengo ninguna intención de involucrar al maestro de Tomoe en nuestros problemas. Prometo esto.”

Tomoe: “......”

Futsu: “En realidad, el invitado principal aquí esta vez eres tú”.

Tomoe: “... ¿Qué dijiste?”

Futsu: “No tengo ningún descontento por ser el administrador de este mundo de muertos y las almas, pero... hay una cosa de la que me arrepiento”.

Tomoe: “El gerente del mundo de los muertos se arrepiente de algo. Eso no da buenas vibraciones.”

 

Resentimiento de los muertos

 

Al asociarlo con eso, Tomoe frunció el ceño.

 

Futsu: “Fufufu, cierto. Cuando se expresa en palabras, incluso yo creo que no sería nada decente.”

Tomoe: “Entonces ... Umu, Futsu, esa pelea entre tú y Root por un hombre, ¿qué fue lo que causó tu fracaso? Si me dices esa parte, estará bien escuchar lo que tienes que decir.”

 

Tal vez Tomoe pensó en algo, ella mostró interés en la relación de Root y Futsu y una sonrisa malvada apareció en su rostro.

 

Futsu: “Ara, eso es simple. No pude aceptar ser la segunda esposa. Yo quería ser la número uno y no quería que hubiera otras mujeres aparte de mí.”

Tomoe: “... Escuché que el hombre que era el esposo de Root hizo un gran palacio aislado y se encerró allí ahogándose en el deseo carnal.”

Futsu: “Es por eso que perdí contra Root, a quien no le importaba que tuviera otras mujeres, siempre y cuando se le diera la oportunidad de dar a luz al hijo de un humano.”

Tomoe: “En un lugar donde están un idiota y un retrasado, si alguien normal (Nota: Futsu= Normal) intenta unirse, el normal saldrá repelido eh. Incluso cuando tu deseo era normal y humilde.”

 

La cara de Tomoe estaba mostrando un claro asombro.

 

Futsu: “Me pregunto sobre eso. Es difícil para las mujeres normales acercarse a los héroes. Y, en verdad, se casó con Root y tuvo una vida feliz... y murió. Las personas que él amaba dejaron numerosos hijos y él se envolvió en su amor y murió lleno de felicidad. Verdaderamente tenía una cara agradable en sus momentos finales ... hasta el punto de que todas mis antiestéticas emociones hacia Root se derritieron.”

Tomoe: “... ¿Lo ... lo encontraste aquí?”

 

Los ojos que siempre estaban dirigidos a Tomoe por primera vez miraron hacia otro lado, y Futsu miro al jardín, respondiendo con silencio.

 

Por otro lado, Tomoe estaba sin palabras en un significado diferente.

 

Porque esa experiencia de Futsu era la que Tomoe había temido más desde el momento en que conoció a Makoto.

 

Futsu: “... Ara, podría haber encontrado una apertura para un trato. Pero podría no ser necesario ... hmm. Por ahora, ¡dejémoslo de lado! Bueno, entonces, ¿puedo finalmente hablar sobre este arrepentimiento que tengo?”

 

Tal vez Futsu estaba tratando de deshacerse del mal humor que estaba albergando, ella continúo la conversación con un tono bastante alegre.

 

Tomoe: “Umu, escuchémoslo.”

Futsu: “Hay algo en lo que yo gobierno que quiero que tomes. Aunque soy el gerente aquí, durante mucho tiempo, realmente mucho tiempo, he guardado inútilmente una habilidad que es realmente un tesoro. ¿No es un desperdicio?”

Tomoe: “Qué cosa tan escandalosa acabas de decir. No hay forma de que un Dragón Superior pueda heredar los poderes que gobierna.”

Futsu: “Es posible. Azuma, Doma, Waterfall, Grount, Lancer y tú son la prueba de esto. Para Root y para mí, es posible.”

Tomoe: “En otras palabras ... ¿estás diciendo que nuestros poderes son cosas que Root nos ha pasado? ¿Estás diciendo que esos fueron originalmente parte de sus poderes?”

 

Tomoe mostró una expresión verdaderamente disgustada.

 

Ella ni siquiera mostró signos de tratar de ocultarlo.

 

Futsu: “No lo odies tanto. Ya no puede ser afectado por Root, ahora es tu propio poder. Además ...”

Tomoe: “¿Qué más hay?”

Futsu: “Tu maestro entrara -en un futuro no muy lejano- en el dominio que es el más peligroso dentro de los sabios que han llegado a este mundo.”

Tomoe: “... La Diosa eh.”

Futsu: “Así que es evidente. En ese momento, no estaría de más tener tanto poder como sea posible, ¿verdad?”

 

Las cortinas del silencio cayeron.

 

Futsu espera la respuesta de Tomoe.

 

Fue un silencio como si todo lo que había que decir ya hubiera sido dicho.

 

Tomoe piensa; sobre el objetivo de Futsu, su deseo y lo que ella está tramando.

 

El silencio continuó por mucho tiempo.