Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capitulo 241: Profundizando en el misterio de los espíritus




Manual




 

Tomoe: “A pesar de que esta es nuestra esperada oportunidad en Lorel, no esperaba que encontraríamos rastros del héroe del imperio. Es realmente desagradable.”

Makoto: “Es un lugar muy japonés, pero no creo que haya algo que él quiera en este país. La sacerdotisa, Chiya-chan, ya está en el grupo de Hibiki-senpai después de todo, y él no parece ser una persona que haya tenido un apego persistente a Japón para empezar.”

Tomoe: “Además de eso, Sairitz ya sabía de su habilidad de encanto. Si todos los espías regresan con sus ojos como corazones, no entenderlo hasta ahora sería estúpido.”

Makoto: “Es un misterio. No puede encantar directamente a los miembros principales de Lorel, ¿así que tal vez está planeando una insurrección y estén haciendo algún trabajo sigiloso?”

Tomoe: “En esta época cuando ni siquiera saben qué dirección tomará la guerra con la raza de los demonios, ¿harían algo como eso? Que no sea capaz de descartar completamente esa posibilidad es la parte desagradable de ese hombre.”

Makoto: “… Aunque no creo que sea tan idiota.”

 

Al final, después de comprar alrededor de un tercio de la mercancía de la tienda de cosplay, no espera, ese no era el nombre, era “la tienda de ropa tradicional de Lorel”, y mandarla a Asora, supimos que Shougetsu-san y compañía ya habían dejado Mizuha y se habían dirigido a Kannaoi.

 

Ahora que lo pienso, no decidimos quién saldría primero.

 

Pero bueno, partieron primero y nosotros después, así que no hay problema en lo que supongo.

 

Cuando le pregunté al soldado, que me trataba completamente como un sabio, en las puertas de la ciudad, me dijo que estaban acompañados por una princesa que parecía ser Iroha-chan.

 

Así que realmente tenía un doble eh. Estaba secretamente impresionado.

 

Actualmente estábamos montando en un carruaje de clase alta que nos recomendaron para que pudiéramos relajarnos, y actualmente estoy charlando con Tomoe.

 

Mio e Iroha-chan fueron al lado del cochero.

 

Pero bueno, no es como si estuvieran conduciendo el caballo, simplemente están disfrutando de la vista.

 

Ya le hemos dicho al caballo que nuestro destino es Kannaoi, así que no debería haber problemas.

 

Tomoe: “Ya le hemos notificado a Beren y a los Ogros del Bosque acerca del encanto del héroe. Con eso en mente, deberían recolectar información en Kannaoi, y si se convierte en un obstáculo, no tendremos más remedio que lidiar con ello en ese momento.”

Makoto: “Cierto. Nuestro objetivo es sólo el laberinto. Si no terminamos ese asunto primero, no podremos tomarnos nuestro tiempo con Tomoki.”

 

Por lo que he oído de la situación de Tsige, parece que el tiempo es actualmente nuestro aliado.

 

El lado del reino y el lado revolucionario son incapaces de retener a Tsige, y las condiciones lentamente se están poniendo a favor de Tsige.

 

Sería demasiado optimista pensar que Tsige será capaz de continuar con ese impulso, pero no es un estado de peligro en donde podrían lanzar un ataque total hoy o mañana.

 

Rembrandt también dijo esto, la peor situación sería que las dos potencias decidan unirse para atacar Tsige. El levantador radical Rembrandt-san que está alzando la independencia, nosotros, y los aventureros, y después de eso, ambas potencias volverán a pelear entre sí.

 

Es por eso que, para impedir que hagan esta unión, Tsige intenta no reunir sus fuerzas y están moviendo principalmente a los aventureros para hacer escaramuzas.

 

Los beneficios que Tsige y la frontera del mundo dan son enormes.

 

Hasta el punto de que hay muchas posibilidades de que el reino Aion y la fuerza revolucionaria temporalmente detengan su lucha y hagan que Tsige deje de pensar en obtener la independencia.

 

Si esa situación llega más rápido de lo esperado, los alrededores de Tsige, y tal vez peor, la ciudad misma se convertirá en un campo de batalla.

 

La razón por la que vine a Lorel es exactamente para prepararme para esa situación.

 

Es por eso que, siempre y cuando Rembrandt-san sea capaz de avanzar bien con la negociación, existe la posibilidad de que no haya necesidad de los mercenarios en un futuro próximo.

 

Mirando a futuro, serán una fuerza necesaria para la protección de la ciudad que ha ganado la independencia, y para nutrir sus fuerzas defensivas, también es cierto que no hay nada inútil acerca de lograr nuestro objetivo.

 

Si es posible, sólo quiero concentrarme en ese objetivo sin ningún tipo de obstrucción.

 

Estar involucrado con Tomoki es mucho más molesto que Senpai.

 

Si ve a Mio, incluso podría querer a Mio.

 

Incluso si es un adolescente, su deseo sexual es anormal.

 

Dejarlo como una ilusión suena encantador, ¿pero alguien realmente querría crear un harén en la vida real?

 

Eso es un fastidio increíble.

 

Mantener el poder político del imperio, hacer un harén, tener muchos bebés; Y es un humano, así que, aunque haga lo mejor que pueda con magia, no podrá vivir mucho tiempo.

 

Sí, puedo decir claramente que el futuro sería muy turbio.

 

Tomoki ¿qué es lo que quiere hacer ese tipo?

 

No lo entiendo en absoluto.

 

Tomoe: “Kuku, es cierto que tampoco quiero involucrarme con ese tipo. Ah, ahora que lo pienso, he recibido varios informes de Beren.”

Makoto: “¿De Beren? ¿Qué dicen?”

Tomoe: “Decían que hay varios enanos que viven en los asentamientos en los descansos de las montañas que quieren emigrar a Asora. Además, algo de información adicional sobre esos espíritus llamados Marikosan.” (Nota: “Marikosan” son una especie de hadas que viven en el laberinto.)

Makoto: “Emigrar eh. Si son conocidos de Beren, no hay problema en dejarlos simplemente bajo el cuidado de los enanos ancianos, y si son personas que no están profundamente involucradas con el país, realmente no me importa. ¿Debemos hacer que Shiki haga la entrevista?”

Tomoe: “De acuerdo. Entonces le preguntaré a Shiki.”

Makoto: “Y así, ¿cuál es esa información sobre los Marikosan?”

 

Los misteriosos espíritus, Marikosan.

 

Por ahora, mi cerebro los representa como unos enanos ancianos, pero parece que son una raza diferente de los enanos.

 

Lo más probable es que nos encontraremos en persona cuando vayamos al laberinto, pero tener información de antemano sería apreciado.

 

En Mizuha, la única información que pudimos obtener era que son personajes raros que están en el laberinto.

 

Tomoe: “Son espíritus que están afiliados a la tierra como los enanos, pero en cuanto a la raza, parece que son completamente diferentes. Esta es mi primera vez escuchando sobre ellos, pero parece que son espíritus que están relacionados con las mazmorras.”

Makoto: “¿Relacionados con las mazmorras?”

 

¿Están especializados en excavar?

 

No es bueno, el misterio sólo se está profundizando.

 

Tomoe: “See. Ese Doma, parece que ha colocado una buena cantidad de ellos en la mazmorra. Pero… nunca he oído hablar de que él tuviera sirvientes. Un tamaño más pequeño que los enanos y los espíritus, más cercano al de las hadas.”

Makoto: “Eso es pequeño.”

 

Tomoe había empezado a hablar de la información con respecto a la apariencia externa, y de repente terminé replicando.

 

Las hadas son de unos 10cm a 20cm.

 

¿Son como mascotas?

 

¿Unos personajes adorables?

 

Tomoe: “Dentro de la mazmorra, sin importar la cantidad de aventureros, poseen suficiente poder de batalla como para agarrarte de las bolas…”

 

¿Eh?

 

Tomoe: “Una barba viril pero encantadora…”

 

Makoto: “¡¿Barba?!”

Tomoe: “Es su marca distintiva, o eso me han dicho.”

 

Su estatura corporal es la de un hada, tienen una fuerza sin precedentes dentro de una mazmorra, ¿y su barba es su marca?

 

No es bueno, la información establecida no se está acomodando dentro de mi cabeza.

 

Siento como si una notificación me estuviera diciendo: “eso no se mezcla, por favor deja de intentar”, mientras alineo los ingredientes.

 

En este momento, los Marikosan son un montón de contradicciones.

 

¿Es seguro considerarlos como espíritus de las mazmorras?

 

Lorel tiene una fuerte fe en la religión de los espíritus que proviene de la religión de la diosa, por lo que, en este sentido, estos misteriosos espíritus llamados Marikosan que es de conocimiento común para el pueblo de Lorel, podrían ser considerados los espíritus del laberinto.

 

Makoto: “Barba, eh.”

Tomoe: “Barba, al parecer.”

Makoto: “… “

Tomoe: “…… “

 

Ambos estábamos sin palabras y el silencio vino naturalmente.

 

Makoto: “Ah, por cierto, ¿ha terminado Doma su reencarnación dentro del laberinto?”

Tomoe: “Es mismo me pregunto. Tal vez todavía está dentro de su huevo. Similar a mí, él es del tipo que no se mueve proactivamente.”

Makoto: “En el pasado, tú también eras bastante encerrada.”

Tomoe: “Involucrarse con los humanos sería sólo un fastidio después de todo. Repitiendo un ciclo de dormir, morir y reencarnar, sería mucho mejor que eso.”

 

¿Dormir, morir y reencarnar? Hey, hey.

 

Makoto: “Root dijo que ya lo ha devuelto al laberinto, así que, si ya ha nacido, tenemos que saludarlo por lo menos una vez.”

 

Yaso-Katsui parece ser su casa después de todo.

 

Tomoe: “Probablemente no sea el tipo de dragón que te imaginas que es. No sólo es sombrío, también es un encerrado. El dragón más inútil entre los dragones inútiles.”

 

Esa es toda una manera de describirlo.

Si fuera alegre y social, no estaría al acecho dentro de una mazmorra, pero eso no lo hace inútil.

 

Makoto: “Dragón inútil eh.”

 

Si ese es el estándar de ser inútil, entonces me pregunto qué sería el dragón en frente de mí.

 

Estoy empezando a desear poder ver a este tipo Doma.

 

Mio: “¡Waka-sama! ¡Hay un arroyo que se ve bien para un descanso! Estamos avanzando según lo programado, así que ¿qué tal si comemos en este breve descanso?”

 

Mio empujo su cabeza a nuestro lado y propone un descanso.

 

Como estaba programado eh.

 

Entonces podría estar bien descansar un poco.

 

Me está dando hambre justo a tiempo, y por si acaso, hice que Tomoe y Mio estén alerta por cualquier ataque, mientras yo también presto un poco de atención a los alrededores, así que estoy un poco fatigado mentalmente.

 

El Ogro del bosque y el Arke que entraron primero en Kannaoi deberían haber decidido ya una posada, pero si aumentáramos nuestra velocidad a un nivel antinatural y nos dirigiéramos a Kannaoi, lo único que ganaremos es atención innecesaria.

 

Tal como lo planeamos al principio, ir a ritmo normal trae buena fortuna.

 

Quiero llevar a Iroha-chan a salvo a Kannaoi, y no quiero molestar a Sairitz-san con su extraña cautela y consideración llegando más rápido de lo que ella espera.

 

No sé desde dónde esté mirando, pero Sairitz-san, después de ver el poder de la compañía Kuzunoha y de evaluarnos relativamente alto, ella no nos dejaría simplemente sin vigilar.

 

Incluso si no se lo llega a llamar vigilancia, probablemente es seguro asumir que nos está observando y que tiene una comprensión aproximada de nuestras acciones a partir de informes.

 

En la superficie, se nos permite movernos con mucha libertad, tan libre que es necesario estar agradecido por ello.

 

Aunque sería un poco embarazoso hacerlos saber acerca de nuestra parranda de compras en Mizuha.

 

Makoto: “Pues bien, descansemos un poco. Si hay agua, el caballo también puede descansar después de todo.”

 

Mio: “¡Sí! Entonces ya estaré preparando el bento”

Makoto: “¿Hmm? ¿Qué pasa, Iroha-chan?”

 

En el lado de Mio, está Iroha-chan con una mirada como si quisiera decir algo.

 

Iroha: “… Los he oído a ustedes hablando de cosas como Doma y Marikosan”

 

Pensando un poco, Iroha-chan habla.

 

Makoto: “Ah sí. De hecho, estábamos hablando de esos temas.”

Iroha: “¿Es una charla sobre Yaso-Katsui?”

Makoto: “Si.”

Iroha: “Esto es algo que todos en Kannaoi saben. Parece que no hace mucho tiempo, la mata dragones Sofía fue a las partes más profundas del laberinto y mató a Doma.”

 

Lo sé.

 

Después de todo, lo oí de Sofía misma.

 

Makoto: “Ese parece que ese es el caso. También oí hablar de eso.”

Iroha: “Por eso Doma no debería estar en el laberinto ahora. Y he oído que, desde ese día, el laberinto ha estado inestable.”

Makoto: “¿Inestable? ¿Cómo que es peligroso?”

 

Esta es información que no escuché en Mizuha.

 

Iroha: “Muchas aperturas han aparecido en el laberinto, y los monstruos en el interior han comenzado a salir de ellas… eso es lo que creo que escuché de la gente fuera de mi casa.”

Makoto: “Peligros del laberinto causando daño fuera eh. Ciertamente suena inestable.”

 

La ausencia de Doma, ¿se están volviendo locos porque su figura principal ha desaparecido?

 

Pero si ese es el caso, él está actualmente como un huevo.

 

¿No están simplemente en una relación de una residencia y su maestro?

 

… Ah, entonces es por eso que Iroha-chan dijo esa cosa sobre la supervisión de tierras, ¿era para investigar la anomalía, tal vez?

 

Si ese fuera realmente el caso, ella sería como un alborotado señor feudal de Edo.

 

A pesar de que aún es tan joven…

 

Iroha: “También hay rumores de que el número de Marikosans ha disminuido-desu. No los he visto yo misma, pero parece que los aventureros que fueron a las partes profundas los han encontrado.”

 

Partes profundas eh.

 

¿No aparecen en los pisos poco profundos?

 

Entonces existe la posibilidad de que realmente sean excavadores…

 

Quién sabe, tal vez sus armas sean picos.

 

Makoto: “Su número ha disminuido eh. Los misterios son muchos con esos Marikosans.”

Iroha: “Todo el mundo sabe de ellos, pero nadie los conoce en detalle.”

Makoto: “Ya veo.”

Iroha: “Cosas como los bollos de vapor de los Marikosan, y los productos de los Marikosan se encuentran en cualquier lugar, pero si la cosa real apareciera en la ciudad, definitivamente se convertiría en un gran alboroto. Ese es el tipo de existencia ilusoria que son los Marikosan.”

Makoto: “…Ya veo. Gracias por decírmelo, Iroha-chan.”

Iroha: “Este tanto es un regalo-na no desu. Puedo ver que Tomoe-sama es una increíble dama de carácter, pero ahora mismo, Mio-sama me dijo que ella también es increíble. Y ella dijo que Raidou-sama es aún más increíble. De todos modos, ella dijo que eres un hombre increíblemente grandioso.”

Makoto: “Mio, esa chica de nuevo.”

 

Plantar cosas raras dentro de la cabeza de una pequeña.

 

Iroha: “Ella dijo que incluso si hay algo increíble sucediendo, puedo simplemente decir: ‘Es Raidou-sama después de todo’, y la mayoría de las cosas tendrán sentido. Una persona increíble-nanodesu.”

Tomoe: “Umu, Iroha, aprendes rápido. Esa manera de pensar es completamente correcta.”

Iroha: “¡Sí-desu, Tomoe-sama!”

Makoto: “… Pienso que es una chica inteligente, pero también creo que lo que le estás enseñando está muy equivocado.”

 

Ser sólo pura e inteligente invitará a malentendidos.

 

Iroha: “¿Es así?”

 

Tomoe: “Eso es a lo que se le llama humildad, Iroha. No te preocupes, en este viaje, puedes simplemente ver a Waka y entender lo que has percibido. No te aburrirás, te lo prometo.”

Iroha: “¡Estoy deseando verlo-nanodesu! ¡Y si es posible, Tomoe-sama, por favor muéstreme también sus técnicas con la espada!”

Tomoe: “Por supuesto.”

 

“Por supuesto”, ¿dices?

 

No sé si está bien hacer que Iroha-chan te acompañe en los momentos en que estas desenvainando tu espada y la estás haciendo girar.

 

Aunque no se podría evitar si nos atacaran en nuestro camino a Kannaoi…

 

 

Ah, esto no está relacionado con los ataques, pero con Iroha-chan no podemos regresar a Asora por las noches.

 

En ese caso, ¿estaremos acampando afuera?

 

¿Incluso cuando tenemos a una chica pequeña con nosotros?

 

Si hay un pueblo en nuestro camino, tal vez deberíamos quedarnos una noche.

 

No importa de qué tan alta clase sea el carruaje, es una chica que nos ha sido confiada, así que sería lamentable hacerla dormir dentro del carruaje.

 

Tenemos la nota promisoria, por lo que no debería haber problemas.

 

Makoto: “Ah, Mio, puedes hacer eso después de descansar…”

 

Ya que Iroha-chan está aquí, vamos a encontrar un pueblo al azar de antemano y permaneceremos allí.

 

Llegamos al arroyo y hablo con Mio que se esfuerza por preparar los almuerzos en cajas.

 

También le digo lo mismo a Tomoe.

 

Dejamos descansar al caballo mientras descansamos un rato.

 

Un raro momento relajante de no hacer nada.

 

Aaaah, este tipo de momentos son buenos de vez en cuando.

 

Estoy pensando como un anciano.