Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capitulo 223: Banquete en torbellino.




Manual




Tarde por la noche.

Era el momento en que el sonido de la ciudad se detuvo y Tsige finalmente entró en silencio.

Aun así, en esta ciudad a la que últimamente se le ha llamado ciudad que no duerme, todavía hay lugares donde la vivacidad continúa.

Pero por lo menos, esta habitación donde sólo está un hombre está envuelta en silencio.

Ese hombre es Patrick Rembrandt.

La gran empresa que todo el mundo reconoce en Tsige, el propietario de la empresa Rembrandt.

 

Rembrandt: “...”

 

Rembrandt seguía en silencio. Sus ojos estaban atravesando la montaña de papeles que estaban apilados sobre su escritorio.

Con la mano izquierda, tomó los papeles y con la mano derecha sostiene una pluma que escribe a veces.

No hace falta decir que lo que está reflexionando actualmente en su cabeza es acerca de la información del reino Aion y Tsige.

Y esta es la información más reciente que ha recibido de los ojos y oídos que la compañía Rembrandt ha colocado en las diversas áreas.

Por supuesto, siempre hay nueva información que viene a su lugar todos los días.

En este momento donde están tratando de aprovechar la revolución para ganar la independencia de Tsige, él es técnicamente la figura central, por lo que ha estado viviendo días donde el sueño es precioso.

 

Rembrandt: “... Fumu. Todavía hay áreas ásperas, pero ... el camino ha sido hecho.”

 

Si éste fuera el representante de la Compañía Kuzunoha, ya habría sido ahogado en la información hace mucho tiempo y se habría escapado de la realidad con esta cantidad de trabajo.

Es una cantidad que incluso si ocurre un milagro, arreglarlo todo sería su límite.

Pero Rembrandt, que tiene su ingenio y experiencia, asegura una pequeña cantidad de sueño todos los días apropiadamente y ya ha terminado su penetración con respecto a la revolución del reino Aion e independencia de Tsige.

 

“Está siendo muy cauteloso.”

Rembrandt: “... baya baya, estoy asombrado. Pensar que eres alguien que no muestra modales al entrar en una habitación ajena, realmente no esperaba eso.”

“Parece que a esto se le llama ‘sorpresa’. Aprendí esto de Raidou-sama.”

 

El inesperado visitante respondió al sarcasmo de Rembrandt quien señalaba su falta de sentido común.

Es cierto que hacer una vista tarde por la noche sin ninguna cita previa es bastante desagradable.

No es algo que pueda ser perdonado simplemente diciendo que es una sorpresa.

 

Rembrandt: “¿Crees que eso me hará dejar pasar esto, Sairitz-sama? Llegar tan tarde por la noche sin siquiera llamar, y obviamente sin una cita. Eso no es más que una intrusión.”

Sairitz: “Cierto. Me disculpo por la grosería. Lo siento de verdad. Pero, ¿no crees que debemos conocernos más, Patrick-sama?”

 

La joven llamada Sairitz, apartó la mirada aguda y las palabras de Rembrandt, y le dirigió una mirada coqueta con un tono brillante.

Ella es de un país vecino de Aion, la Unión de Lorel, además, una persona en una posición influyente.

Pensando en su posición, ella está tomando una acción increíblemente peligrosa.

 

Rembrandt: “Creo que ya entiendes lo que ambos necesitamos, sin embargo.”

 

Por otra parte, Rembrandt no rompió su actitud habitual.

Simplemente espera las siguientes palabras de Sairitz.

 

Sairitz: “Ara, a pesar de que va a estar haciendo los mismos actos astutos que cometió en el pasado, usted está siendo muy franco. Parece que la imagen que conocí de ti es un poco diferente ahora.”

Rembrandt: “¿Quieres mostrarme el poder para reunir información de la Unión de Lorel y presionarme? Incluso si demuestro la capacidad que tenía en el pasado, sería antinatural mantener la misma personalidad que en ese tiempo. Ya has investigado todo eso, así que no bromees.”

Sairitz: “Sólo tienes ojos para tu esposa e hijas. No puedo dejar de ver esto como algo extraño en mis ojos. Al emparejar su historia y personalidad, puede ser leve, pero se siente como que algo está fuera de lugar. Estamos en una relación donde nos convertiremos en compañeros. Yo no haría algo como esto sólo por una pequeña sensación de incomodidad mía. Sin embargo, esa es una de las razones de mi invitación.”

Rembrandt: “¿Estás diciendo que, si fuéramos a unir nuestros cuerpos, podríamos confiar el uno en el otro? Bueno... Admito que es un método válido cuando se está en complicidad. Pero eso es una ilusión que sólo funciona entre un individuo y otro. No es algo que yo esperaría que la emperatriz de Lorel hiciera.”

Sairitz: “...”

Rembrandt: “La escala de este asunto es demasiado grande para que eso se aplique. No sé qué es lo que te hace sentir tan impaciente, pero si necesitas a alguien para consultar, dependiendo del caso, podría ayudarte.”

Sairitz: “Que pena. He sido increíblemente herida como mujer, pero ahora entiendo que realmente amas a tu esposa y familia. Incluso si supiera que mi objetivo se lograra no importa a donde rueden los dados, todavía duele. Yo evitaré hacerlo en el futuro.”

 

Sairitz dijo palabras que se pueden tomar como darse por vencido.

Era una actitud de la que se podía decir que la incomodidad que tenía de Rembrandt dentro de su cabeza había desaparecido.

 

Rembrandt: “Por dios. Si mi esposa tuviera incluso ligeras sospechas al respecto, mi vida cotidiana se convertiría en lo peor. Parece que ya lo habías notado, pero quisiera que interrumpiesen completamente este tipo de métodos que sólo me ponen en peligro.”

 

Mientras suspiraba, Rembrandt reprendió el comportamiento de Sairitz.

No puede evitarse.

Tarde por la noche, en la habitación donde se supone que está haciendo su trabajo y ya había hecho que su mayordomo se retirara, hay una mujer joven.

Es claramente una situación que no es rentable para el hombre.

 

Sairitz: “Este asunto es increíblemente importante también para Lorel después de todo. Incluso si es mi impresión personal, todavía quería confirmar el factor incierto que sentí. Veras, estoy en una situación en la que ni siquiera puedo tocar el factor de incertidumbre más alto que es la Compañía Kuzunoha.”

Rembrandt: “Kuzunoha y Raidou-dono son existencias bastante simples. No es que no entienda cómo te sientes, pero esos chicos devuelven sinceridad con sinceridad, y colmillos con colmillos. Se mueven con una lógica verdaderamente simple.”

Sairitz: “Hay veces en que es temible no saber hasta qué punto puede ir esa lógica simple. Especialmente para alguien como yo que está involucrado con la salud de mi país.”

Rembrandt: “Bueno, probablemente pueda ir muy lejos. Es realmente una sensación agradable.”

Sairitz: “Como una persona que sigue la religión de la Diosa, y sirve a los Espíritus, esto es algo que alguien como tú no puede entender.”

 

Esta vez, Sairitz fue el que suspiró, y luego devolvió palabras de crítica en Rembrandt.

 

Rembrandt: “Jajajaja No lo puedes entender uh. Y, sin embargo, han ofrecido cooperación y están tratando de hacer que la Compañía de Kuzunoha les deba algo. Dijiste antes que no importaba hacia rodaran los dados, pero con ese tipo de principio en tus acciones, todavía posees gran habilidad para tomar decisiones. Eres realmente temible.”

Sairitz: “No tanto como tú. Incluso si tuviera que descartar todo, el sentido común en el que creía, se concentró en Raidou-dono. Es verdaderamente el límite de la locura.”

Rembrandt: “No no. Contrariamente a las expectativas, en realidad podríamos ser más similares de lo que piensas. Por eso, dejando de lado la confianza, puedo creer en ti. Aprecio mucho esa terquedad tuya, y puedo creer en tu juicio también.”

Sairitz: “... Yo también ... creo en tu locura ... y la convicción que la apoya. Esa convicción de nunca traicionar a la Compañía Kuzunoha pase lo que pase. Es por eso que alguien como yo, que quiere evitar enfrentarse a ellos, es capaz de creer en ti.”

Rembrandt: “Seriamente. En otras palabras, no hay absolutamente ningún problema. Nosotros ...”

Sairitz: “'Podemos formar una buena relación, ¿verdad?”

Rembrandt: “Sí.”

Sairitz: “Entendido. Siento haber interrumpido tu silenciosa noche. Una vez más me disculpo, Patrick-sama.”

Rembrandt: “No te preocupes. La próxima vez, le pido que haga una cita previa de antemano, le daré la bienvenida. Ah bien. Ya que tenemos la oportunidad, ¿está bien preguntarte otra cosa?”

Sairitz: “Por supuesto. Pregúntame.”

Rembrandt: “Vera, tuve algunas dudas acerca de sus acciones y su propuesta. Me pregunto, ¿qué clase de existencia es la sacerdotisa para ti?”

Sairitz: “... Así que fuiste por eso.”

Rembrandt: “Ver unilateralmente las habilidades de recopilación de información de Lorel, se sintió injusto, ¿sabes?”

 

Obviamente, Rembrandt había recopilado información de Sairitz.

Decir: “Con respecto a sus acciones y solo propuesta”, era sólo una excusa.

Es porque había reunido información de Sairitz que le hacían tener dudas sobre ella.

Rembrandt la había interrogo acerca de una de ellos.

 

Sairitz: “... Para mí, ese personaje es ...”

Rembrandt: “Ese personaje es ...”

Sairitz: “Una hermana, una hija y también un monarca. No ... no es eso. “

Rembrandt: “...”

 

Las palabras que poco a poco fueron atadas por Sairitz, Rembrandt las esperó en silencio.

 

Sairitz: “Ella es más probable ... alguien que nosotros ... queremos proteger no importa qué.”

 

Y entonces, las palabras de ella hicieron que los ojos de Rembrandt mostraran una luz de sorpresa.

 

Rembrandt: “Ho para la emperatriz, la sacerdotisa es obviamente una existencia importante, pero cuando la investigue, pensé que era una existencia que podría ser reemplazada.”

Sairitz: “¿Reemplazada? Ciertamente es esencialmente así. Pero para mí, ella es la única sacerdotisa. Fufu, esa es una respuesta que haría que la gente cuestione mi posición como emperatriz. Por favor, mantenga esto en secreto.”

Rembrandt: “Por supuesto. Aun así, ya veo. Con esto, también he aclarado algunas de mis dudas que tenía sobre ti. Yo fui capaz de hacer este tiempo rentable para mí también. Esto es algo para estar contento.”

Sairitz: “Es bueno oír eso. Pues bien, que tengas una buena noche.”

Rembrandt: “Sueña bien.”

 

Sairitz recorrió el mismo camino por el que entró, sin hacer un solo sonido.

El silencio regreso a la habitación una vez más.

 

Rembrandt: “Fuh ~. Estar en la frontera de la locura se aplica a los dos. Si la base de su juicio es la seguridad de la sacerdotisa actual, puedo entender su fuerte sesgo. Esta fue una cosecha inesperada.”

 

Murmuro en esta habitación donde ahora se quedó solo.

 

Rembrandt: “Si le falta consideración por la sacerdotisa, su cuello podría ser tomado en su sueño; Pero si le damos la vuelta, también significa que, si no eres negligente en tu consideración a la sacerdotisa, puedes creer en esa emperatriz mientras estas dentro de límites aceptables. Es realmente para estar agradecido que se haya hecho mucho más fácil comprender sus verdaderos motivos.”

 

Cuando Rembrandt recibió una oferta de cooperación de la emperatriz de Lorel, fue obviamente muy cauteloso.

Por supuesto, todavía no ha lanzado la cantidad necesaria de cautela hacia Sairitz.

Sin embargo, ahora que era capaz de captar una parte del principio de acción de Sairitz, es capaz de entender sus movimientos.

Fue un gran paso adelante.

 

Rembrandt: “Pero, ‘no importa a dónde rueden eh’. Es cierto que, en este asunto, definitivamente no habrá pérdidas para Lorel. Es una opción realmente ingeniosa de posicionamiento. Esa mujer lo habría hecho bastante bien como comerciante también. Si un burócrata como ese existe hasta cierto punto en este país también ... como seria todo, es algo que me pregunto, en serio.”

 

Sin embargo, no hay duda de que Sairitz no es una persona imprudente en absoluto.

Ella es confiable y puede trabajar como un buen socio. Esa es la clase de persona que es, es lo que Rembrandt una vez más reconoció de ella.

 

Rembrandt: “De todos modos, he hecho lo que tenía que hacer. También tuve la oportunidad de presumir. Ahora, sólo tengo que elegir continuamente ese camino delgado pero correcto. Eso es todo lo que puedo hacer en lo que queda después de todo ... “

 

Con el fin de no arrepentirse, él se aprovechará de todo.

Antes de que se apagara la luz de la habitación, las últimas palabras de Rembrandt estaban llenas de ese tipo de emociones.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

La noche unos días después de la renovación de la Compañía Kuzunoha.

 

En la tienda de Rembrandt, hay una cantidad de comerciantes reunidos de tal manera que no se puede comparar con cualquier momento antes.

Para las personas que se ocupan de los oficios en Tsige, una invitación de Rembrandt es en esencia, lo mismo que una convocatoria forzada.

Por otra parte, en la redacción de esa invitación, hay una parte que dice: ‘si es posible, asegúrese de que sea el representante quien viene’. Ese es el tipo de evento de esta noche.

 

En la sala de lujo, hay cocina que no se pierde en el esplendor.

Mirando esto, había muchos comerciantes que no tenían un buen color en su cara.

 

“Oi, Raidou también está aquí.”

“Eso es obvio, ¿verdad? No ha pasado mucho tiempo desde que abrió su tienda. No puede regresar inmediatamente a Rotsgard después de eso. No importa si es el favorito de Rembrandt-san.”

“Qué. ¿Así que ya tiene la intención de apelar por su favor? Cambias de marcha tan rápido como siempre.”

“Tú no eres nadie para decir eso.”

 

Varias personas enviaban miradas y hablaban en voz baja sobre Raidou, que tenía una charla amistosa en el vestíbulo.

Estaban desconcertados por qué Raidou, quien no asistía a las reuniones de los comerciantes de Tsige, estaba ahora en este lugar, y también estaban disgustados por ello.

En otras palabras, es un grupo que no tenía una buena impresión de la Compañía Kuzunoha.

En términos de porcentaje, se trata de un 20 o 30% de las personas aquí.

También son personas que buscan hacer negocios en esta ciudad, tienen ambiciones, son jóvenes y tienen una pequeña cantidad de talento sin ser bendecidos por suficientes oportunidades.

 

“Bueno, aun así, estoy siendo completamente derrotado por la compañía Milliono últimamente. No puedo hacer nada en serio, en serio.”

“Afortunadamente, estamos siendo bien tratados por el gremio y los aventureros. Pero la razón por la que ha habido un buen viento soplando a nuestro lado también ...”

“Como es de esperar, ¿porque estamos teniendo una buena relación con la Compañía Rembrandt?”

“¿No es lo mismo para todos? Siento que hay un viento diferente soplando”.

“... Hoh.”

“Me gustaría llevarme bien con Raidou de ahora en adelante también. No hay necesidad de que nos aplastemos, ¿verdad? “

“Sería genial que nos dijeras cómo.”

“Por supuesto. Es bastante fácil. También te enseñaré una regla que debes mantener sin importar qué. Escucha bien. Intente tener una relación sincera con la Compañía Kuzunoha.”

“¿Kuzunoha?”

 

El hombre bajó la voz y estaba hablando con alguien que era un rival de negocios en el pasado.

En la sala donde se han formado grupos de personas aquí y allá, esta es una de las conversaciones que continúa dentro de ella.

Todos tenían un rasgo que compartían en común.

De las empresas que han estado enfrentando un crecimiento radical, la gente aquí es el centro de ellas.

Esas personas se habían agrupado con su gente, y estaban hablando de cosas que habían planeado de antemano.

 

El nombre de la Compañía Kuzunoha.

 

Normalmente, sospechaban de un plan malicioso de la otra parte.

Pero esta noche, las circunstancias son un poco diferentes.

La persona que está haciendo la conversación y la persona que abrió la conversación, sabían que hay algo que respalda a la Compañía Kuzunoha.

Y a diferencia de los jóvenes, también saben que Rembrandt es en esencia, el que tiene un asimiento de esta ciudad.

La Compañía Kuzunoha ha abierto recientemente una tienda con una escala increíble.

Por supuesto, esto no puede ser posible sin el apoyo de su entorno.

Es difícil creer que esto fue hecho por un representante joven que ni siquiera se queda mucho por la ciudad. Pero Rembrandt incluso cambió el nombre de una calle por su bien.

Era una verdad cerrada.

 

“¿Entonces, está usted diciendo que la tierra que la compañía Eleor estaba reservando... era para presentarla a Raidou?”

“Asi es. Bueno, era una apuesta sabiendo que sería de alto beneficio, pero ... construyó una tienda de esa escala. Todo el mundo, ¿lo entienden verdad?”

“Sí. Honestamente... es una broma de la que no puedo reírme.”

“Él es realmente alguien que lo ha estado haciendo bien en esta ciudad, pero no hay manera que él tenga ahorros suficientes para hacer algo de esa escala. Eso significa que está ganando bastante en Rotsgard también.”

“Sólo sé de vender y comprar tierras, pero Raidou-dono pagó la cantidad total cuando hizo el trato. Es una manera realmente inusual de comprar.”

“¿En serio?”

“¿Un terreno de tierra tan amplio? En lugar de llamarlo inusual, es imposible.”

 

En un lugar ligeramente separado, el representante de la empresa Eleor también estaba teniendo una conversación similar.

Rembrandt les dijo a los representantes de las compañías Milliono y Eleor que crearan una conexión profunda con Raidou por el bien del futuro.

No hay duda de que su profunda conexión con la empresa Rembrandt ha jugado un papel importante en su éxito reciente.

 

Las personas que están en este grupo ahora son los comerciantes que sirven como la columna vertebral de Tsige, y son personas a las que Rembrandt ha estado prestando una cantidad razonable de atención.

Rembrandt había juzgado que incluso si era un poco tarde, traerían el tema de Raidou a las conversaciones.

 

Mirándolo como un todo, hay alrededor del 30% de los jóvenes aquí que no piensan en Raidou con una buena luz y fueron invitados hoy a esta reunión.

Además, hay empresas especiales que satisfacen una baja cantidad de demandas, y las empresas privadas que realmente no tienen mucha ambición; En resumen, actualmente alrededor del 40% de las personas en este lugar no tienen mucho interés en la Compañía Kuzunoha.

 

Hay personas que difieren en el tipo de industria y las personas que tienen diferentes tipos de clientes, por lo que incluso si están en el mismo Tsige, es natural que hay un montón de empresas que no tienen prácticamente ninguna conexión con la empresa Kuzunoha.

 

Raidou: “... Fuh.”

 

Aflojando la corbata que no está acostumbrado a usar, Raidou tomo un vaso del camarero, y descansa un poco en un lugar lejano.

Había muchas miradas que se preocupaban por sus movimientos, pero todos se detenían y nadie trataba de acercarse a él.

En un lugar donde hay tantas miradas en él, Raidou no podía mostrar un comportamiento desagradable.

Se había relajado mientras sabía sus límites.

 

Raidou: “Por esos momentos, Rembrandt-san probablemente está haciendo la última confirmación con las tiendas de larga trayectoria.”

 

Alrededor del 10% de los comerciantes de la sala son representantes que han estado haciendo negocios durante mucho tiempo en Tsige.

Esas personas han sido capaces de hacer frente a la prosperidad de la ciudad, y han sido capaces de mantener su poder sin difamar su nombre.

En el título y en público, están al lado de Rembrandt. En otras palabras, hay una buena cantidad de empresas que están en la parte superior.

Poco después de ser invitados, fueron llevados a una sala separada por la compañía Rembrandt, y por ahora, sólo han podido ver quiénes son las personas presentes.

Hoy, Rembrandt planeaba revelar los movimientos del reino Aion a los comerciantes.

Eso significa que la fase de preparación de las bases ya ha pasado.

Pero bueno, la posición de la compañía de Kuzunoha y la participación de la Unión de Lorel no serán divulgadas, sin embargo.

 

Raidou: “...”

 

Raidou sostuvo en el suspiro que iba a dejar salir y arreglo su atuendo.

Y luego, después de vaciar el vaso que tenía en la mano, regresó al vestíbulo.

 

Es tiempo.

 

Unos minutos después de regresar al lugar donde los comerciantes están reunidos, el anfitrión de esta noche: Patrick Rembrandt, apareció con los peces gordos que todo el mundo conocía, y la atmósfera en el lugar hizo un cambio completo.

Viendo que la cantidad de gente que aparecía aquí era la misma que la gente que entraba en la habitación separada, Raidou frunció levemente las cejas.

Porque incluso si él hubiera oído de Rembrandt que él ha estado hablando con esa gente hasta cierto punto desde hace un rato, todavía era difícil de creer que él realmente podía convencer a cada todos.

Pero bueno, a los ojos de Raidou, Rembrandt es un hyuman sin defectos.

En lugar de pensar en los detalles de la conversación confidencial que tenían, Raidou simplemente se asombró por Rembrandt.

 

Rembrandt: “... Ahora entonces.”

 

Dando su agradecimiento por aceptar la invitación, expresando palabras que alababan a cada comerciante por la prosperidad de Tsige, y terminando toda esa charla general, una luz aguda apareció a los ojos de Rembrandt, y comenzó la verdadera charla.

 

Rembrandt: “Tristemente, se ha convertido en una certeza que el fuego de la revolución ardera en el reino de Aion. ¿Cómo van a ... ¿cómo nos moveremos?”

 

Con un tono interrogativo, el discurso de Rembrandt comenzó.

La revolución en Aion.

La independencia de Tsige.

 

Raidou: “... No creo que se haga realidad, pero si es posible ... Rezo para que el reino, el Imperio y la Raza de los demonios no se involucren en este asunto.”

 

Sintiendo que las palabras de Rembrandt llevaban calor al vestíbulo, Raidou murmuró esto.

Porque ya sentía que definitivamente se involucrarían en él también.

Este murmullo no fue porque no tuviera la resolución, sino porque ya se había resuelto.

¿Cuántas turbulencias creará esta revolución?

 

Esto era algo que ni siquiera la Diosa podía predecir.