Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capitulo 203: Invitación y respuesta.




Manual




Hibiki: “¿Qué te pareció Limia?

Makoto: “Es un país grande. ¿No es una potencia importante que lucha en el primero y segundo lugar?”

 

Una vaga pregunta de Senpai.

Dejando a un lado que podría haber respondido de otra manera si ella hubiera hecho una pregunta más concreta, le di mis impresiones de Limia.

Tengo algunas malas impresiones de los nobles, pero ... si tuviera que dar una buena parte de ella, sería que, honestamente, no tengo mucha impresión.

 

Hibiki: “Fufufu, un gran poder eh. Es verdad. Pero veras, en realidad, el gran poder que tú y yo imaginamos es muy diferente. Es también un país a medio cocer.”

Makoto: “¿Medio cocer?”

 

No creo que una potencia mayor pueda estar a medio cocer.

Es una potencia importante porque muchas personas viven allí, ¿verdad?

En ese caso, no podría funcionar como un país sin un sistema superior que lo apoye.

 

Hibiki: “Por ejemplo, la población, Makoto-kun, ¿cuánta crees que es la población de Limia?”

 

¿P-Población?

Este es un tema que no me ha importado en absoluto desde que vine a este mundo.

 

Makoto: “... ¿El territorio de Limia es amplio, así que tal vez alrededor de decenas de millones o cientos de millones?”

 

Mirando su territorio solamente, no creo que sea extraño para ellos tener por lo menos está cantidad.

 

Hibiki: “La respuesta correcta es: no lo sé.”

Makoto: “Hah?”

 

¿Qué hay con eso?

¿No es eso trampa?

 

Hibiki: “En este mundo, prácticamente no existe un país -incluyendo a Limia- que tenga un conocimiento claro de su población. Por lo que sé, el único que tiene una idea clara de su población es Tsige. Además, los que estaban en posesión de esa información no son los funcionarios gubernamentales del país, sino una única empresa.”

 

¿En serio?

¿Una empresa?

...siento que sólo hay una empresa que se ajusta a esa charla.

Me pregunto si Rembrandt-san tiene una comprensión de la población incluso con los aumentos repentinos actuales que está teniendo.

 

Makoto: “Es probable que sea difícil ... probablemente.”

 

La comprensión del número de personas ... el conteo de los habitantes, no, un censo uh.

Espera, debería haber existido en Japón desde hace bastante tiempo sin embargo...

En otras palabras, no debería ser tan difícil.

A menos que sea una era bastante caótica.

Este mundo está actualmente en guerra, pero pensando en el momento en que lo censos comenzaron en mi mundo anterior, no sería extraño para ellos ser capaces de hacerlo.

 

Si estamos hablando de un caos que hizo que los documentos se quemaran en el fuego y que las mentes de las personas se agitaran hasta el punto de no poder mantener esas cosas en mente, sería ... la revolución en la era de Ounin [1465-1467] , ¿tal vez?

 

En el pasado, incluso cuando investigaba en mi tiempo libre acerca de esa época, no pude entenderlo bien.

Los enemigos se convertían en aliados, e incluso cuando los jefes de ambos poderes estaban afiliados al mismo campo, la batalla continuaba, y para el momento en que lo noté, ya era el período Sengoku.

No creo que este mundo esté en el mismo estado.

 

Hibiki: “No tienen la voluntad de hacerlo, no encuentran ninguna razón para hacerlo; Es sólo por eso. Ellos sólo informan acerca de una aproximación de la cosecha, y de ese informe, deciden los impuestos. Con un sistema como ese, no tiene sentido mantener el número de la población bajo control.”

Makoto: “Y-ya veo.”

 

Ellos deciden el impuesto por la tierra uh.

Ciertamente al hacerlo, pueden dejar el resto a los nobles.

Siento como si sólo están lanzando toda la responsabilidad a la distancia, pero si los ingresos están entrando adecuadamente, no parece ser un problema.

 

Hibiki: “Pero si un país está pensando en obtener poder, es un tema que no puede ser ignorado. Y en realidad, yo diría que la población de Limia es de 50 a 70 millones, pero los rendimientos de impuestos son sólo lo correspondiente a la mitad de ese número. Así que es como si pudieran evitar impuestos tanto como deseen.”

Makoto: “La mitad ... El resto sería malversación de fondos.”

 

Limia es prácticamente un despotismo de los nobles después de todo.

 

Hibiki: “Sí. Siento mucho pedir tu consentimiento después de hacerlo, pero en realidad utilizamos su ayuda para mejorar esta parte.”

Makoto: “¿Yo?”

 

¿He hecho algo?

 

Hibiki: “Fue una verdadera ayuda. Gracias.”

Makoto: “No bueno, no tengo mucha conciencia de esto, pero si fui de ayuda ... eso es genial. O en su lugar, Senpai, ¿incluso estás haciendo cosas como mejoras*?”

*(Nota: Kaisen-改善-mejora, aunque literalmente la palabra Kaisen significa mejora, realmente tiene que ver con un concepto que dentro de la gestión se conoce como “mejora continua” y es un concepto introducido por los japoneses.)

 

Siento que esto tiene que ver con los fundamentos mismos del país.

 

Hibiki: “La mejora es una habilidad especial de Japón después de todo. No hay forma de no usarla sólo porque estoy en un mundo paralelo, ¿verdad? He sacado el tema de la población como un ejemplo, pero hay muchas cosas que se pueden cambiar en este mundo para mejor.”

 

¿No es eso decir demasiado?

La mejora no es algo que sólo Japón hace, se hace en todo el planeta Tierra.

 

Makoto: “Bueno, no es que no se deba usar, pero... parece que estás poniendo mucho celo en este país.”

Hibiki: “... Este es el país en el que he sido convocada.”

Makoto: “Lo sé.”

Hibiki: “Es el país donde conozco a la mayoría de la gente, y el país donde la mayoría de la gente me conoce. Es el país que ha puesto sus expectativas en mí. ¿No es natural que piense en el profundamente?”

Makoto: “Lo siento.”

 

Siento como si me criticaran, así que terminé disculpándome.

Bueno, también pienso profundamente en Asora, así que debería ser más o menos lo mismo.

Si es eso, creo que lo puedo entender.

A diferencia de Asora, Limia está conectada por tierra con otros países y si hay enemigos, pueden ser atacados.

 

Hibiki: “... Quiero que también te guste este país. ¿Es ... difícil desear eso?”

 

...

Los ojos de Senpai estaban teñidos de seriedad.

 

Hibiki: “Makoto-kun, este mundo y la Diosa, ciertamente es muy diferente del sentido común de nuestro mundo original. Definitivamente hay cosas que no puedes aceptar y cosas que no son razonables.”

Makoto: “……”

Hibiki: “Sé que no tienes sentimientos positivos hacia la Diosa. En esta ocasión, no te diré que los tires. Solo hay algo, por el bien de terminar esta larga guerra ... ¿no puedes por favor prestarnos tu fuerza? Por supuesto, tampoco te voy a decir que participes en la guerra. Está bien proporcionarnos bienes a un precio adecuado.”

Makoto: “……”

 

Así que ella me está diciendo que suministre bienes a Limia uh.

Si es para dar fuerza a Senpai solamente, sería un caso diferente, pero si yo cooperara en el suministro de los bienes para terminar la guerra, significaría que he tomado el lado de los hyumans.

Lo que significa que, aunque sea indirectamente, estoy participando en la guerra.

Sí, no puedo.

No hay otra opción más que rechazarla.

 

Hibiki: “... ¿Qué tal?”

Makoto: “Lo siento, no puedo. Si sólo se trata de vender cosas a Senpai personalmente, no me importaría.”

Hibiki: “Ya veo. Así que no estarás cooperando ‘por el bien de poner fin a la guerra’ uh.”

 

Ah ...

Incluso yo podría decir que Senpai enfatizó las palabras de la segunda mitad.

Así que ya están sospechando que tengo una conexión con la raza de los demonios uh.

Ellos no tienen ninguna prueba de ello, por lo que no pueden preguntar acerca de este crimen, sin embargo.

 

Makoto: “Estoy pensando en abrir las puertas de la Compañía Kuzunoha a todos los que lo necesiten. Por favor, permítame cooperar en un sentido de neutralidad.”

Hibiki: “Veras, Makoto-kun ... No creo que todas las acciones de la Diosa sean correctas.”

Makoto: “? !!”

 

¡¿Senpai?!

No espera, ¿eso es algo que un héroe debería decir?!

 

Hibiki: “Ella no es el tipo de ‘Dios’ en el que pensamos. Ella tiene personalidad e individualidad. No he oído hablar de la existencia de otros dioses en este mundo aparte de ella, así que no debería estar mal decir que ella es el único Dios, sin embargo.”

Makoto: “……”

 

Así es. No hay manera de que acepte a algo como eso como un Dios.

El Dios del que Senpai está hablando probablemente es aquel Todopoderoso.

Esa clase de Dios, yo tampoco lo he encontrado.

Pero... creo que no hay manera de dejar que la Diosa haga lo que quiera.

 

Hibiki: “La existencia que maneja y vigila este mundo. Los dioses que existen son probablemente personas que hacen este tipo de trabajos. Honestamente, incluso ahora, sigo pensando que es una mujer con problemas en su personalidad.”

Makoto: “Senpai ...”

Hibiki: “Pero Makoto-kun, no importa la existencia que ella sea, vive en un lugar diferente a nosotros, en otras palabras, una existencia que no tiene nada que ver con nosotros, ¿sabes? Incluso para nosotros, el día en que nos reunimos esa noche fue la última. Hasta entonces, no creía en la existencia de Dios. En otras palabras, ¿no es sólo una existencia que nos encontramos en un simple instante de nuestras cortas vidas?”

Makoto: “………”

Hibiki: “¿Qué vas a hacer al mantener ese sentimiento de derrota dentro de ti? Es como quejarse sobre las leyes y los fenómenos naturales que existen en el mundo. ¿No es eso algo inútil?”

Makoto: “¿Por qué Senpai ...?”

Hibiki: “Eh?”

Makoto: “¿Por qué Senpai vino a este mundo? Aunque tuviera una vida de éxito asegurada.”

 

No lo entiendo.

 

Hibiki: “¿Quieres saber la razón por la que vine a este mundo?”

Makoto: “Sí.”

Hibiki: “¿Estás interesado en la razón por la que alguien como yo, quien no debería tener ninguna relación con este mundo para empezar, vino a este mundo?”

Makoto: “……”

 

¿Senpai lo sabe?

El hecho de que los dos fueran convocados fue culpa y de mis padres.

 

Hibiki: “... Porque pensé que era interesante.”

Makoto: “Esa es la razón principal?”

Hibiki: “Bueno, no es que no tenga ningún sentimiento de querer volver a mi vida en Japón. Sin embargo, en ese momento, en ese instante, ciertamente sentía que estar en un mundo paralelo era atractivo. Por eso estoy aquí. Al final, toda la razón por la que estoy aquí es por los sentimientos de ese instante. Desde entonces, he creado cada vez más conexiones en este mundo, y ya no puedo separarme de él tan fácilmente.”

Makoto: “El sentimiento de ese instante.”

 

Así que Senpai actualmente no tiene intenciones de regresar entonces.

Puedo sentir eso de ella.

Aunque ella dijo que tenía algunos deseos de regresar, no podía sentir un solo rastro de nostalgia de las palabras de Senpai.

 

Hibiki: “Tomoki del Imperio debe ser estar en la misma situación. Bueno, si la Diosa le hubiera preguntado el día anterior o el día siguiente, su respuesta podría haber sido diferente. Hay muchas posibilidades de que se llamara a diferentes héroes, y él y yo estaríamos viviendo una vida pacífica en Japón”.

Makoto: “……”

 

Cierto.

En ese día, en ese instante, los dos decidieron convertirse en héroes.

Una decisión es una decisión.

Pero si la llamáramos una decisión a fondo, como era de esperarse, ese no sería el caso.

 

Hibiki: “No es como si estuviera culpando a Makoto-kun. No pongas esa cara. Permíteme avanzar en el tema. En este mundo, la interferencia de las Diosa no es algo definitivo o algo como eso. Este mundo probablemente cambiará más y más. Si podemos terminar la guerra pronto y apaciguar la disputa entre hyumans y demonios, podremos usar más tiempo en cambiar el mundo.”

Makoto: “¿Cambiar... el mundo?”

Hibiki: “Así es. No se puede hacer fácilmente, pero creo que es posible crear una sociedad donde hyumans y semi-hyumans no se discriminen entre sí.”

 

¿Reformar el pensamiento de los hyumans?

Pero mientras el fundamento de ese pensamiento esté en las enseñanzas de la diosa, creo que es imposible.

Incluso en las enseñanzas de los Espíritus, se les dice que los semi-hyuman son existencias por debajo de los hyumans, ¿sabes?

 

Makoto: “Incluso si eres un héroe, ¿no es eso demasiado idealista? Este es un mundo donde un gran número de hyumans siguen una religión que va en contra de tu ideal.”

Hibiki: “¿No está Makoto-kun mostrando esa posibilidad por sí mismo en Rotsgard y Tsige? Es posible despertar a la sociedad hyuman en su conjunto con esas acciones, ¿verdad? No creo que la Diosa sea capaz de reprender con fuerza a la gente que quiere cambiarse a sí misma. He investigado décadas de las actividades de ella, pero ella misma es dócil y simplemente tiene un profundo afecto por los hyumans hermosos, y no castiga a los hyumans que tienen una manera diferente de pensar de lo que ella quiere. Al menos en público se conoce de esa manera.”

 

¿Así que Senpai está tratando de cambiar el mundo de la Diosa desde adentro?

Pero si ese es el caso, su pensamiento debe estar cerca del mío, y, sin embargo, ¿por qué siento que Senpai está tan lejos?

 

Makoto: “En ese caso, Senpai, aunque la Diosa no exista más en este mundo, por ejemplo; Incluso si un Dios diferente fuera a tomar su lugar, no te importaría, ¿verdad?”

 

Bueno, incluso si digo un Dios diferente, no tengo a un Dios específico en mente.

Sólo estoy diciendo y ver cómo reacciona.

Pero si Senpai piensa de esa manera, creo que tal vez sería posible formar una relación de cooperación con ella.

Si ella piensa que una sociedad donde los semi-hyuman no se enfrentan a la discriminación es mejor, sería posible hablar con los demonios también.

 

Hibiki: “... ¿Aunque la Diosa se haya ido?”

Makoto: “F-Figurativamente hablando.”

 

En el caso de que realmente termine luchando contra ella, gane y la castigue, no sé si la Diosa seguirá manejando este mundo como siempre.

En ese caso, pensé que, ya que el Dios se habrá ido, habría un Dios diferente viniendo a llenar su lugar.

 

Hibiki: “Si no tiene ningún efecto en el mundo en absoluto, no me importaría. Sólo que ...”

Makoto: “¿Sólo que...?”

Hibiki: “Si la Diosa se va, los Espíritus que trabajan como sus sirvientes se irán también, y entonces ella -el gerente de este mundo- se habrá ido. Quién sabe qué tipo de efecto traería al poder mágico que sirve como el núcleo de este mundo. Además, las bendiciones y la protección divina desaparecerán y el estatus de la Iglesia caerá. También existe el temor de que las mismas enseñanzas de la Diosa sean desechadas también.”

Makoto: “……”

 

Yo no pensé tan lejos.

Porque no me importaba en absoluto lo que pasaría con este mundo después de que la Diosa pierda su poder o en el peor de los casos, muera.

Está bien llevar a la gente que quiera refugio a Asora, y, en primer lugar, tese mundo existió incluso cuando la Diosa no estaba aquí.

Parece que gente como Root estaba hay en ese momento, por lo que creo que no vaya a terminan en un punto donde sea imposible vivir.

Por eso no pensé más allá de eso.

Pero parece que Senpai había pensado en las cosas que ocurrirían si la Diosa cayera.

 

Hibiki: “Incluso si, por razones de argumento, se vuelve pacífico en ese momento, el mundo caerá instantáneamente en un gran caos, y hay una increíblemente alta probabilidad de que el infierno se desate. Especialmente con respecto a los hyumans que habían recibido el afecto de la diosa, existe la posibilidad de que las otras razas los vean como enemigos.”

Makoto: “Ciertamente existe esa posibilidad.”

 

Es decir, definitivamente se volverá de esa manera.

La bendición se habrá ido, por lo que dejando a un lado a las personas que poseen verdadera fuerza, la mayoría de los hyumans se enfrentará a un momento difícil.

Además, si el lenguaje común desaparece, podría convertirse en un desastre, como con la Torre de Babel.

Ellos no serían capaces de crear un país grande como ahora, por lo que la hegemonía del mundo probablemente pasara a manos de otra raza.

 

Hibiki: “Pero si estás diciendo que tienes un método que no mostrará un solo efecto como ese al mundo, no me importa.”

Makoto: “Entonces ¿si hay un efecto como lo que Senpai ha dicho?”

Hibiki: “Incluso si me cuesta la vida, iré en contra de ello.”

Makoto: “... ¿Incluso si te cuesta tu vida?”

Hibiki: “Si hay alguien planeando algo así, sería igual que la raza de los demonios; Un terrorista de clase mundial. Despiadadamente acorrala a las personas que están viviendo en paz y quitándoles sus vidas. Basta con llamarlo maldad pura. Los que enfrentan el mayor daño serán los hyumans, pero los semi-hyuman también estarán involucrados sin excepción.”

Makoto: “Terroristas. Los demonios son una raza diferente, poseen un país, y son adversarios que están luchando en la guerra. A pesar de que están haciendo la guerra con ellos, los llaman de esa manera. ¿No estás siendo demasiado prejuiciosa?”

 

Terrorista es una palabra que no esperaba.

Llamar a la guerra con los demonios terrorismo ...

 

Hibiki: “Sí. Es como una guerra llevada por la minoría que sabe que no importa lo que hagan, no podrían logra la supremacía contra la mayoría. Probablemente por eso la Diosa se impacientó y llamó a los héroes.”

Makoto: “¿La raza de los demonios es la minoría?”

 

Me imagino los conflictos e invasiones de lugares como Rusia y China.

Recordé las palabras de Zef.

Si lo recuerdo bien, dijo que la población de la raza de los demonios es a lo mucho de 1 millón o 1,5 millones.

Si Limia tiene varios millones como Senpai dijo, la población de hyumans es probable que sea más de 4 veces eso.

Se les llama las cuatro potencias principales, así que esperaba cuando menos eso.

¿Así que, si ellos son 50 millones, entonces el total serán 200 millones?

Doscientos millones contra un par de millones.

Si los otros semi-humanos son añadidos a la ecuación, ¿se volverán unos diez millones?

Las unidades de los demonios están compuestas originalmente por razas mixtas.

No, incluso con eso, todavía sería un número increíblemente bajo en comparación con hyumans.

Cualquiera que sea el caso, esto no está en el nivel de una guerra.

Tal y como dijo Senpai, esto está en el nivel de una pequeña insurrección.

Incluso si tenemos en cuenta que en este mundo cuenta más la calidad que la cantidad, es honestamente increíble que la raza de los demonios esté dando una buena pelea.

 

Hibiki: “Si la raza de los demonios lo pidiera, eso traería la negación de la Diosa y su retribución ... Bueno, no iría tan lejos, pero deberían por lo menos ser capaces de buscar un mejor tratamiento. Lo que están haciendo es negar el sistema social de este mundo en el que han estado viviendo.”

Makoto: “Ellos podrían haberse extinguido si no lo hubieran hecho”.

Hibiki: “Realmente tomas el lado de los demonios aquí.”

Makoto: “He visto algo que me hizo darme cuenta de lo severa que es la discriminación de la Diosa, después de todo. Las acciones de la raza de los demonios fueron traídas por la necesidad de sobrevivir.”

Hibiki: “Sí, el levantamiento de un ejército en esta ocasión fue probablemente algo inevitable.”

Makoto: “¡Entonces ...!”

Hibiki: “Eso significa que ya es demasiado tarde. Tuvieron que haber hecho algo antes de que resultara de esa manera. Para mejorar ese ambiente de desprecio que tenían incluso por un tiempo, deberían haber intentado hacer que los hyumans los aceptaran. Con un método aparte de tomar las armas, es decir.”

 

De ninguna manera, eso es pedir demasiado.

Respecto a la raza de los demonios, fue prácticamente como si la Diosa hiciera el primer movimiento diciéndoles que fueran y los acorralaran.

 

Makoto: “¿No es eso pedir demasiado?”

Hibiki: “He echado un vistazo a la historia de los demonios y los hyumans. Por supuesto, esto fue a partir de los registros históricos de los hyumans, por lo que es probable que haya un sesgo allí, sin embargo. Es solo que, no ha habido muchos eventos donde los demonios hayan actuado de manera positiva hacia los hyumans. Y dentro de ese pequeño número de personas, no hay una sola que haya continuado por mucho tiempo.”

Makoto: “Historia. La historia entre hyumans y demonios.”

 

Sólo conozco los detalles aproximados de la misma.

 

Hibiki: “Para los demonios, los hyumans son una abrumadora mayoría, además, se reúnen en una sola religión, es también un oponente que tiene mayor poder de batalla individual, ¿sabes? Desde el principio, la elección de la lucha no era algo cuerdo.”

Makoto: “... Cierto.”

 

Debido a la bendición de la Diosa, la raza de los demonios también estaba siendo dominada por los hyumans en el lado del poder mágico, así que no había una buena parte en ella.

Cuanto más lo pienso, más impresionado estoy de que los demonios sean capaces de dar una buena pelea contra los hyumans.

Bueno, no es como si estuvieran haciendo guerra para siempre. En su mayoría sufrieron la discriminación y la opresión.

 

Hibiki: “Pero los demonios lucharon con los hyumans varias veces, perdieron, y todavía, no han cambiado su manera de tratar con las cosas.”

Makoto: “……”

Hibiki: “Ellos deberían haber tenido varias oportunidades para eso. La oportunidad de entrar bajo el dominio de los hyumans como los semi-hyuman.”

Makoto: “¿Eh?”

Hibiki: “Si fuera yo, eso es lo que haría. Si es un gran oponente y no soy capaz de hacer nada con nuestro poder, me uniría a ellos y los cambiaría desde el interior. Me gustaría crear una oportunidad para entrar, y luego, intentar algo desde allí. ¿No es esa una de las pocas opciones que tiene la minoría para sobrevivir?”

Makoto: “¿Estás diciendo que deberían vivir entre los hyumans como esclavos?”

Hibiki: “... Incluso si es una línea de partida desde una posición de esclavo, es posible arrastrarse hacia arriba. Pero llevaron las armas hasta el final. No tengo la intención de eliminarlos a todos, pero si no los reducimos hasta cierto límite para mostrar un ejemplo, nadie sería capaz de aceptarlo. Por lo menos, tendríamos que eliminar a las personas que están manejando su país, su ejército, y los que cooperan con ellos; Cada uno de ellos.”

Makoto: “Aceptar, dices. ¿No es eso también debido a las enseñanzas deformadas de la Diosa?”

 

Si no hubiera contaminado este mundo con sus estúpidas enseñanzas, esto no habría resultado así.

La existencia de esa Diosa es la principal razón de este problema, por lo que probablemente tengan que confrontarla en algún momento.

En ese caso, incluso si eso molestará un poco a las personas que están viviendo actualmente, ¿no es mucho mejor simplemente eliminar a esa Diosa que ha extendido esta forma extraña de pensar?

 

Hibiki: “Las enseñanzas deformadas de la Diosa uh. Pero esa es la religión que todo el mundo sigue, sabes. ¿No es lo mismo que tener una abrumadora minoría tomando las armas?”

Makoto: “¿Entonces estás diciendo que deberían renunciar a su destino? ¿Que las enseñanzas de la Diosa no pueden ser cambiadas, y tampoco se puede evitar que la raza de los demonios se vuelva imposible oponer resistencia? ¿Que debido a que no se conforman con esas condiciones rápidamente y no se convirtieron en esclavos por el bien de la supervivencia, no se puede evitar que estén recibiendo un trato tan malo como ese? ¿Es eso lo que piensas, Senpai?”

                                     

Estoy un poco molesto aquí.

No importa de quién se trate, si está siendo oprimido, querría levantar una queja o dos.

Esperar que esa clase de gente vea tranquilamente la situación, piense en el futuro, y encuentra una buena manera para que la raza sobreviva, algo así ... ¿quién podría culparlos por no poder hacer eso?

Ser capaz de actuar compuestamente no importa de qué situación se trate, eso no es algo que alguien pueda hacer.

Pensando de esa manera, inconscientemente le hablé a Senpai con un tono áspero.

 

Hibiki: “Eso es correcto.”

Makoto: “!!”

 

No es como si creyera que Senpai haría una expresión preocupada ... pero pensé que al menos mostraría vacilación.

La respuesta inmediata de Senpai bloqueó mis palabras.

 

Hibiki: “Lo dije hace unos momentos, pero, la raza de los demonios y los hyumans ya están en una situación en la que ya es demasiado tarde. Sin no hay un cierre para esta guerra, ninguna de las dos razas podrá avanzar. Ese es el nivel de odio que se tienen entre ambos lados. Por supuesto, yo que he estado luchando junto a Limia, no soy una excepción. Las enseñanzas de la Diosa, su dependencia con ella, la discriminación hacia los semi-hyuman; Todos estos problemas son problemas que sólo pueden ser tratados después de que esta guerra haya terminado. Este punto es imposible de mover o cambiar. Nadie es capaz de hacerlo.”

Makoto: “Nadie...”

 

¿Es eso cierto?

Si es la empresa Kuzunoha que tiene una conexión con ambos, ¿no sería capaz de trabajar de alguna manera?

…No.

Antes de eso, ¿las cosas no cambiarían mucho si ese insecto reflexionara?

 

Hibiki: “Nadie. Incluso para Makoto, eso es imposible. Los hyumans a los que la raza de los demonios les arrebato a su familia su odio crece dentro de sí mismos, y el odio se convierte en los colmillos que apuntan hacia ellos. Es lo mismo para los demonios que tuvieron a su familia siendo arrebatada por los hyumans. Esta cadena de pérdidas ... no puede ser borrada.”

 

Senpai hizo una expresión de dolor por un instante.

La actual Senpai es tan fría como el hielo, y ella está hablando con una expresión indiferente, de modo que un instante permaneció en mi mente.

Las memorias no se pueden borrar uh.

En Rotsgard se ha vuelto mucho más fácil de vivir, pero ciertamente sería difícil borrar esa memoria.

Cuanto más hay, mayor será la cantidad de muertes que habrá después de todo.

 

Makoto: “Odio y tristeza. No es algo que desaparece fácilmente. Yo... puedo entender eso.”

 

Como pensé, debería hacer algo rápido con esa Diosa.

Senpai parece estar preocupada por el momento posterior, pero al final, si la diosa permanece, el estado actual de las cosas no va a cambiar.

Tendré que revisar mi actitud hacia ese insecto.

 

Hibiki: “Los demonios que son la minoría, van en contra de la abrumadora mayoría que son los hyumans, y la Diosa. Esta revolución que los terroristas han planteado, que la mayoría de la gente en este mundo no deseaba, esta locura de una guerra, la terminaré lo antes posible. Makoto-kun, lo diré de nuevo. Préstame tu poder, por favor.”

 

Senpai bajo la cabeza profundamente.

Pero mis pensamientos no cambiarán.

En realidad, creo que Senpai está pensando en esto de una manera demasiado realista.

En este mundo donde la Diosa hace lo que quiere, no siento como si los hyumans fueran capaces de cambiar su sentido del valor, incluso si se toman su tiempo intentándolo.

 

Makoto: “... Senpai, lo diré de nuevo también. Me niego.”

Hibiki: “Déjeme decir esto con franqueza, la postura que tú estás tomando con la Compañía Kuzunoha puede traer ventaja a la raza de los demonios. El acto de proveer bienes a ambos lados en una guerra, es el acto de un comerciante que pide una sentencia de muerte, ¿sabes? ¿La Compañía Kuzunoha está deseando la guerra y busca obtener beneficios de ella?”

Makoto: “No. También creo que sería mejor si la guerra no existiera. Solo eso, creo que toda la razón de esto es esa Diosa, y si sólo pudiéramos hacerla cambiar su forma de pensar, habría tantos métodos nacidos de ello.”

Hibiki: “¿Qué quieres decir? Incluso si la Diosa es la causa, ¿qué planea hacer Makoto-kun?”

Makoto: “No está mal que la política de la Compañía Kuzunoha sea dar la bienvenida a cualquiera que la necesite, pero ... Personalmente creo que sería mejor hacer caer a esa Diosa de una vez”

Hibiki: “Hacer caer a la Diosa ...”

 

Senpai dejo salir un corto murmullo y se quedó sin habla.

 

Makoto: “Ciertamente el mundo caerá en un caos temporal, y podría poner un límite a la magia que los magos pueden usar. Podría convertirse en una situación de fin de siglo entre los hyumans y los semi-hyuman, pero incluso con eso, creo que el mejor plan es sacar a esa mujer de la posición de Dios sobre la que se ha acostado.”

Hibiki: “¿Cómo?”

Makoto: “Bueno, por la fuerza.”

Hibiki: “Por la fuerza, dices. ¿El oponente es un Dios sabes? Incluso si, por el bien del argumento, usted fuera a dominar, ¿serías capaz de sustituirla?”

Makoto: “¿Dominar? No sé de eso, pero no tengo la intención de convertirme en el reemplazo de ella.”

Hibiki: “¿Entonces simplemente eliminarás a un Dios?”

 

Senpai sostuvo su cabeza y la sacudió sin rumbo.

No, no, no pienso eliminarla.

Estaba pensando que estaría bien dejarla un poco más allá de medio muerta.

Aún estoy vivo después de todo, y la razón por la que conocí a Tomoe ya los demás fue en parte debido a ese insecto.

 

Makoto: “No bueno, ella no es el único Dios allá afuera, así que, si hacemos nuestras cosas, probablemente vendrá un sustituto.”

Hibiki: “... Hablas como si hubieras conocido a otros dioses. Bueno, a mí misma me han arrastrado a un lugar extraño con un individuo sombrío, sin embargo.”

Makoto: “Como decirlo, me he encontrado con un Dios-sama que parece ser un conocido de esa Diosa.”

Hibiki: “... ¿Por eso estás diciendo que vas a cambiar la forma de pensar de la Diosa por la fuerza? Sin pensar en las repercusiones que puede causar.”

Makoto: “Si algo sucede, podemos refugiarnos hasta que las cosas se estabilicen.”

Hibiki: “Eres realmente indiferente ante la crisis de los hyumans. No discriminas a los semi-hyuman, pero discriminas a los hyumans uh.”

 

? !!

¡No no!

No estoy discriminando hyumans.

 

Makoto: “No estoy discriminando a semi-humanos o hyumans.”

Hibiki: “... Estás diciendo seriamente eso. Entonces esto es serio.”

Makoto: “¿Qué quieres decir?”

Hibiki: “Del discurso y de la conducta de Makoto-kun, veo que estas levantando tus pensamientos diciendo que no puede evitarse puesto que los hyumans han hecho lo que quisieron junto con la Diosa.”

Makoto: “Bueno, es cierto que los hyumans han hecho lo que quisieron durante mucho tiempo, ¿verdad?”

 

Eso no es discriminación, es la verdad.

 

Hibiki: “Sí, pero para darles un trato frio por eso, ¿no es eso discriminación considerada?”

Makoto: “Los Hyumans son los fuertes que abruman este mundo con sus números. ¿Por qué la palabra discriminación se aplica para ellos?”

 

¿No es discriminación algo hecho por los fuertes de la sociedad sobre los débiles?

 

Hibiki: “¿Y qué?”

 

¿Eh?

 

Hibiki: “¿Estás diciendo que, si alguien discriminara a los gobernantes, no sería considerado discriminación? Las miradas que los hyumans dirigen hacia los semi-hyuman son peculiares, pero ¿te has dado cuenta? Makoto-kun, a veces, tu diriges esa clase de miradas hacia los hyumans. Incluso aquí, y en Rotsgard también.”

Makoto: “Ugh...”

 

Si saca las miradas, no puedo decir que soy consciente de ello.

Pero si me preguntan si está bien mostrar acciones discriminatorias hacia los fuertes, diría que no.

 

Hibiki: “Hey Makoto-kun, en la estructura de este mundo, tú y yo somos considerados forasteros, ¿verdad? En ese caso, no tener en cuenta la historia pasada y entrar en contacto con los hyumans y semi-hyumans en igualdad de condiciones, ¿no es así como una persona que no discrimina actuaría? Si hay una persona que este preocupada frente a ti, ¿no deberías estar estirando la mano sin importar la forma en que la persona ha estado viviendo hasta ahora y su posición social? Para lo hyumans, ellos han hecho lo que han querido, por lo que los ignoras; Para los semi-humanos, son lamentables, así que los ayudaras. ¿No es eso lo que llamaríamos discriminación hacia los hyuman?”

Makoto: “Pero los hyumans han estado utilizando a los semi-hyuman como sus sirvientes, y han estado viviendo sosteniéndose esto. En primer lugar, no hay forma de poder mirarlos con los ojos de un Santo.”

Hibiki: “Es por eso. Tu terminaste pensando de esa manera porque estás pensando con nuestro sentido común. Esto no es Japón, este es un mundo paralelo. En el sentido común de este mundo, los hyumans y semi-hyumans son de esta manera. En primer lugar, la raza de los demonios ha elegido una lucha contra ese sentido común y ha provocado una guerra, ¿sabes?”

Makoto: “... Eso es un sentido común equivocado.”

Hibiki: “Como japonés, eso es cierto. Tu base para tu trato frío hacia los hyumans es algo que es sentido común natural, y la mayoría de la gente no entendería ser criticado por ello. Incluso entre los hyumans, cuando se encuentran en situaciones entre otros hyumans, donde se deja de lado la actitud hacia los sami-human y su apego a la belleza, son personas que odian la discriminación.”

Makoto: “Incluso si sacas se dejan de lado las cosas que no debes sacar, no me harás aceptarlo.”

Hibiki: “Para cambiar su cognición raíz, se necesita tiempo, lo cual tendría que ser después de que la guerra haya terminado. Pero si Makoto-kun quiere hacer eso por la fuerza contra la Diosa, todo terminaría desmenuzándose.”

Makoto: “Realmente no. Podría perder, y está bien que Senpai siga haciendo la guerra. Me moveré con mis propios pensamientos. Incluso si se trata de Senpai, no estaré afirmando todo lo que digas y te obedeceré.”

Hibiki: “Si fueras a perder, eso podría ser ...”

 

Senpai coloco ambos brazos en el pasamanos y doblo su cuerpo.

 

Makoto: “... Hay muchas posibilidades de que suceda. Aún si ella es así, sigue siendo un Dios después de todo.”

 

Las palabras que salían de Senpai, quien tenía el rostro oculto, eran un murmullo de expectativas de que yo perdiera.

De la conversación hasta ahora, me di cuenta de que sería un desarrollo agradable para ella.

Estoy un poco sorprendido, pero no puede evitarse.

Senpai parece estar totalmente en contra de la idea de que yo luche contra la Diosa después de todo.

Aun así, yo prácticamente no estoy pensando en los efectos que eso traerá al mundo como dijo Senpai.

Me niego a manejar un mundo como este, y tampoco quiero convertirme en un Dios.

En lugar de organizar esas cosas sin sentido, es mucho más importante encontrar un método para regresar a mi mundo original con Tomoe y los demás, mientras que soy capaz de ir y venir a Asora.

 

Hibiki: “No puedo imaginarte perdiendo.”

 

Como si sintiera resentimiento, Senpai se volvió hacia mí.

 

Makoto: “B-Bueno, gracias.”

Hibiki: “Cosas como ir demasiado lejos, la escala es demasiada, o los números son demasiados; Sé que no puedo hacer nada por ello, pero esta es la primera vez que siento que no importa lo que haga, no podré superar a un individuo. Incluso si fui a plena potencia en mi yo actual.”

 

El poder total actual de Senpai uh.

Tal como pensé, tal vez ella ha obtenido algún tipo de poder como Sakai.

Incluso si ese no es el caso, definitivamente hay algo.

 

Makoto: “No, Senpai también es fuerte, ¿sabes? Fue como de esperarse de un héroe.”

Hibiki: “A pesar de que no ibas en serio después de todo. He ~, entonces, ¿entre yo y el Señor Demonio, quien es más fuerte?”

Makoto: “... Si hubiera luchado contra el Señor Demonio, entonces sería capaz de responderte.”

Hibiki: “Entonces, ¿qué pasa con Io, o el sujeto de blanco?”

Makoto: “... Con ese fuerte poder de ataque, quizás puedas ganar contra Io”

 

Para luchar con esa persona, dependería de lo bien que pueda superar ese poder de regeneración después de todo.

Pero si tuviera que tratar de ir hasta que no sea capaz de regenerarse, se convertiría en una batalla de resistencia increíble.

Creo que existe la necesidad de terminar la pelea de una sola vez.

Senpai ha tenido experiencias dolorosas con él, ¿verdad?

Si lo recuerdo bien, ella tiene una afinidad terrible contra él.

Pero si es la actual Senpai, podría ser capaz de derrotarlo.

Pensando de esa manera, ella es peligrosa.

Porque eso significa que ella es más fuerte que ese gigante de aspecto espeluznante.

 

Hibiki: “Recibo la opinión del Blanco, siento que mi confianza se fortalece. Ese tipo... es alguien con quien tengo que ganar, no importa qué, después de todo.”

Makoto: “Ya veo.”

 

Después de reunirse varias veces en el campo de batalla, algo así como el destino nació, tal vez.

Yo no tengo algo como eso.

Aparte de esa Diosa.

Hm

Senpai soltó el pasamanos y estiro su cuerpo erguido.

Quizás debido a su experiencia en kendo, la postura de Senpai es buena.

 

Hibiki: “Así que eso significa que la Compañía Kuzunoha y Raidou son aliados de todos los que estén en problemas, ¿verdad? De acuerdo, lo tengo.”

Makoto: “¿Hah?”

 

¿Está bien?

Eso me ayuda mucho, sin embargo.

No importa cuánto me pida que coopere con Limia, no estaré asintiendo después de todo.

 

Hibiki: “Además de eso, he aprendido que eres una persona problemática que es completamente antagónica hacia la Diosa. Bueno, sobre eso, lo mantendré en secreto para ti.”

Makoto: “... Gracias.”

Hibiki: “La Diosa probablemente no ha oído hablar de ello, después de todo. Con la invasión de la capital, dejando a un lado la bendición y la protección divina, prácticamente no ha habido ninguna otra reacción de ella. Lo que ella está pensando es un misterio.”

 

¿Sin reacción?

En otras palabras, ¿no ha respondido a los llamados de la Iglesia o de los héroes?

El ataque a la capital ... Ya veo, es alrededor del tiempo cuando esa Diosa se reunió con esos Dioses.

¿Hicieron algún tipo de acuerdo que la hace incapaz de moverse?

No me han dicho los detalles, así que...

 

Hibiki: “Hemos hecho una charla extraña también, pero sí. Tentativamente hablando, quisiera eliminar la influencia y la distorsión de la Diosa, y hacerte saber eso es suficiente por hoy.”

Makoto: “Suena como si sintieras que será en un futuro bastante lejano, sin embargo.”

 

Mucho tiempo después de morir, eso es.

Tal vez por eso sentía a Senpai tan distante.

Los objetivos a los que Senpai no corresponden son cosas que siempre trata de resolver.

Ella los resuelve poco a poco, y si no es posible con ella, ella pondrá ese trabajo a la generación futura.

 

Hibiki: “Somos una raza que puede transferir sus sentimientos, ya sabes. Haciendo esto, somos capaces de convertir con el tiempo a nuestros aliados también. Tratar de hacer todo por ti mismo en tu propia era puede provocar un dolor inútil y puede distorsionar tu objetivo.”

Makoto: “Lo que has decidido hacer debe ser realizado por ti mismo. Creo que es algo espléndido. El tiempo puede desvanecer los recuerdos, y no hay garantía de que la próxima generación tendrá los mismos sentimientos que tú después de todo.”

Hibiki: “Así que no pensarás en moverse como un todo... no creerás en la sociedad de este mundo mientras actúas, eh.”

Makoto: “Tal y como Senpai me hizo darme cuenta, en mi base, es muy probable que haya sentimientos de discriminación hacia los hyumans. Creo que eso es lo que significa entender las palabras pero ser incapaz de aceptarlas. Incluso si Senpai me dice que crea en su cambio, simplemente no puedo. Lo siento.”

Hibiki: “... No es algo que pueda eliminarse inmediatamente después de entenderlo. No es algo por lo que necesites disculparse tampoco. A partir de ahora, contaré con usted como tu cliente, Makoto-kun.”

Makoto: “Sí ... aquí también.”

 

Estamos cerca, pero Senpai y yo somos distantes.

No quería saberlo, pero acabé sabiendo.

Esto es diferente del disgusto que sentí hacia Tomoki, como una disparidad que no quieres suceda.

Senpai acepta el mundo actual de esa Diosa.

Además de eso, ella está tratando de decirle al mundo acerca de este sentimiento de incomodidad y tratando de cambiarlo lentamente.

Ella es consciente de que tomará una enorme cantidad de tiempo.

 

Yo, Sin preocuparme por ese tipo de cosas, estoy pensando que es natural que quiera que la Diosa flexione lo antes posible y que los hyumans y semi-hyumans entren en una relación de igualdad.

Sin importar cuánto o cuántas consecuencias pueda traer.

De este mundo y de la perspectiva de esta Diosa... probablemente yo parezca un terrorista diabólico...

 

Aun así, si simplemente puedo encontrar un método para regresar a mi mundo de una manera deseable, creo que aun así actuare.

Por el bien de luchar una vez con la Diosa.

Me pregunto, si llegara el momento, ¿terminare peleando contra Senpai?

No creo que una pelea contra esa persona y yo llegue a una conclusión, pero si es posible, quisiera evitar que Senpai me apunte con una espada.