Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capitulo 192: Diplomacia en Asora al estilo Makoto.




Manual




En un lugar no tan lejos de la ciudad en Asora, un extenso bosque se extiende.

Ordené que no reclamaran este territorio.

Y también ordené que no entraran imprudentemente.

Este no es el único bosque.

Si se desea recibir la gracia de un bosque, está bien entrar en un bosque diferente. No hubo ninguna objeción a eso y fue aceptado.

 

¿Por qué hice eso?

 

Es debido a los animales que utilizan este bosque como su territorio.

Lobos.

Animales que se dice que ya están extinguidos en Japón.

La forma en que se ven es diferente dependiendo del país, pero en Japón, los lobos son vistos como animales orgullosos e inteligentes, y fueron tratados como los guardianes del bosque.

O al menos eso es lo que yo pienso.

Para mí, los lobos japoneses eran animales que me hacían sentir una especie de ambiente sagrado en ellos.

Y pensar que sería capaz de verlos en un mundo paralelo, o más bien en el mundo paralelo de ese mundo paralelo. Yo estaba feliz.

Por eso y por completo capricho, acepté su existencia.

Yo no quería tomar una medida como cazarlos sólo porque son un obstáculo.

Y, estoy actualmente en este bosque.

En mis dos manos tengo cosas como frutas, granos y todo tipo de platos grandes.

 

Makoto: “Estoy aquí.”

 

Después de un tiempo de caminar por un sendero que sería apropiado llamar camino animal, un simple altar hecho de piedras estaba a la vista.

Dejando los grandes platos en el altar, me senté a un lado de él y levanté la vista.

 

Makoto: “Espeso. Este verde es muy espeso. El viento salado no es malo, pero esto me calma aún más.”

 

Respirar profundamente era muy cómodo.

 

“Es raro que vengas por tu cuenta.”

Makoto: “Está bien de vez en cuando.”

 

Una respiración llegó a mis oídos, y, sin embargo, sus palabras fueron claramente transmitidas a mí.

Ya me he acostumbrado, pero es una sensación interesante.

 

“Amistad uh. Bueno, está bien, Misumi. He olido un olor inusual a los lejos. ¿Sabes algo de eso?”

Makoto: “Un Dios hizo algo un poco irrazonable. El hiso un mar.”

“¿Mar?”

 

Parece que es la primera vez que el lobo escucha esa palabra, ya que inclinó la cabeza.

Puedo sentir la presencia de varios lobos en la zona.

Parece que están distanciándose del jefe, y están a una distancia establecida sin acercarse más que eso.

 

Makoto: “Es como un lago de agua salada que es mucho más grande que este bosque.”

Lobo: “...Fumu. Es difícil de creer, pero si Misumi lo dice, debe ser cierto. ¿Está bien pensar que eso no afectará nuestra vida?”

Makoto: “Sí. Esta bastante lejos después de todo. En realidad, ¿qué tipo de nariz tienes? Ser capaz de olerlo desde aquí.”

Lobo: “Fui capaz de olerlo de los platos y frutas que llevas allí también, ¿sabes? Las personas son realmente seres vivientes muy poco precavidos uh. “

Makoto: “Ahahaha, para un lobo, ese podría ser el caso. Y, por lo tanto, sobre esta prueba de amistad, hay un significado ligeramente diferente también.”

Lobo: “... ¿Estás hablando de esos extraños insectos voladores?”

Makoto: “…Así es. Lo siento, parece que te han causado problemas.”

 

No sé qué clase de pelea tuvieron los lobos con los Al-Elemera, pero no hay duda de que de repente llegaron a molestar.

20% era en disculpa, y el otro 80% es porque quería encontrarme con los lobos después de un tiempo, y por eso vine con cortes de frutas.

 

Lobo: “No necesitas disculparte. Si es algo de ese nivel, no nos importa. Solo son como avispas un poco más fuertes. “

 

Al oír hablar de avispas, instintivamente sentí miedo.

Su nombre es una representación del miedo.

Al mirar a los Al-Elemera, se sienten más aterradores.

 

Makoto: “¿Alguien salió lastimado?”

Lobo: “Nadie. Pero es cierto que ha ocurrido un pequeño problema.”

Makoto: “Escucho.”

Lobo: “Antes de eso, permítame confirmarlo. ¿Esos chicos no volverán a venir aquí?”

Makoto: “No lo harán. Se han enfrentado a una experiencia de miedo, por lo que están completamente asustados de este bosque.”

 

Hasta el punto de que son verdaderamente lamentables.

 

Lobo: “Ya veo. A decir verdad…”

Makoto: “¿Sí?”

Lobo: “Esos chicos, saben muy bien.”

 

¿Hm?

 

Makoto: “...”

Lobo: “Como la miel concentrada. Una densa dulzura. Son... un manjar.”

Makoto: “...”

Lobo: “En el pasado, dijimos que no causaríamos ningún daño a la gente de Misumi. Si esos insectos voladores entran en esa categoría también, será lamentable. Ese es el problema.”

Makoto: “¿Tienen buen sabor?”

Lobo: “Sí. Es mucho más atractivo que atacar una colmena.”

 

El lobo dice esto con una cara seria.

No creo que esté hablando en serio, pero la saliva que sale de su boca es real.

 

Makoto: “Lo siento, quiero que lo soportes.”

Lobo: “No se puede evitar. Misumi debería ser capaz de matarnos a todos, y, sin embargo, eligió coexistir. Esa deuda es grande. Así que Obedeceremos.”

Makoto: “Gracias. Voy a traer lo mismo que está en el plato de allí de nuevo, así que cómelo con todo el mundo. Espero que hay algo que te guste allí.”

Lobo: “Tenemos la gracia del bosque. No hay razón para que Misumi nos trate tan bien. Lo dije al principio, pero, no hay necesidad de darnos algo, ¿sabes?”

Makoto: “... ¿No está bien? Solo dejémoslo como una manera de coexistir mezclándonos de vez en cuando con esto.”

 

Estoy contento por el simple hecho de que estén aquí, es algo que no puedo decir.

Siento que me tratarían como un bicho raro.

...Aunque Tal vez ya estoy siendo tratado de esa manera.

 

Lobo: “Qué hombre tan extraño. Bueno, no es tan grande como un agradecimiento, pero le diré a los osos que no se coman a esos insectos voladores.”

Makoto: “…Osos. Ciertamente tienen la imagen de querer cosas dulces más que ustedes.”

 

O más bien, son su comida favorita.

Miel y Oso-san.

La combinación es muy apropiada.

 

Lobo: “No han probado los insectos voladores todavía, así que no debería haber ningún problema. Pero si se los digo después de comerlos, probablemente armaran un alboroto. Pero Misumi, estamos viviendo sin involucrarnos con la gente en el cielo. En esa parte, tendrá que encargarse usted mismo.”

Makoto: “Ah ~, sí, lo entiendo. Gracias.”

 

Ya veo.

Existe la posibilidad de que los Al-Elemeras puedan ser devorados por las aves de rapiña uh.

Siento que no funcionará solo con decirles que no vayan a las montañas.

No será una molestia teletransportarse allí, así que vamos a terminar con esto ahora.

Incluso si digo que voy a hablar con ellos, estamos en Asora, así que debería estar bien tomarse las cosas con calma.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Una montaña empinada.

En las crestas que se elevan perpendicularmente, hay barrancos que se tiñen de verde y que se extienden.

Es un lugar que sería imposible de alcanzar sin tener alas.

O un poder corporal como el de un serow.

Bueno, si me teletransporto allí, no será problema.

Diferente de caminar en el bosque, sería un fastidio subir súbitamente las montañas.

 

Makoto: “Ah, ahí está.”

 

Estaba allí en una parte de la colina.

Una masa azul al que se tendría que mirar hacia arriba como la estatua de Buda-sama en Nara.

Parece que incluso cuando tiene sus alas dobladas la definición de exageradamente grande sería exactamente esta.

A medida que me acerco, puedo decir que ese bulto es en realidad un pájaro con las alas dobladas.

Él es el rey de los pájaros en Asora.

No es un halcón o un águila.

Parece que es un pájaro llamado Roc. (https://es.wikipedia.org/wiki/Ruc).

Él es más raro que los lobos, o más bien, siento que es una bestia mítica en su lugar. Su existencia tiene tal sensación de irrealismo que me hace sentir como los lobos son ya increíbles.

Porque usted sabe, en este momento, eso ya es un monstruo.

 

Roc: “El rey, eh, ha pasado un tiempo.”

Makoto: “Mucho tiempo sin verte. No estoy acostumbrado a esa manera de llamarme, sin embargo.”

 

Me llama Rey.

Pero no me siento de esa manera.

Me gustaría que me llamaran casero-san o algo así.

 

Roc: “Me sorprende que hayas venido aquí desde tan lejos. Parece que te va bien con los alados, pero ¿hay un asunto diferente?”

 

Él lo ignoro.

 

Makoto: “Algo así, tengo una petición con respecto a la nueva raza que vive aquí.”

Roc: “Ah, una de las muchas razas que hacen un alboroto en ese lago de tamaño exagerado, ¿es eso?”

Makoto: “No, se trata de otro asunto. Sobre el mar, si hay pájaros que pueden vivir allí, está bien dejarlos.”

Roc: “Ho~, ese lago se llama mar uh. Es verdaderamente grande. Podía sentir una cantidad diversa de formas de vida también. “

Makoto: “De seguro. Ahora mismo la gente que quiere vivir allí está en medio de una prueba. Estarán viviendo en la playa o en el mar, así que no creo que chocarán con los seres vivos en el cielo.”

 

Parece que el pájaro Roc ha ido a ver el mar también.

Me sorprende que él y los lobos puedan sentir los acontecimientos de algo tan lejano.

 

Roc: “Les diré a los demás.”

Makoto: “Entonces, la petición de hoy es acerca de una raza de hadas llamada Al-Elemera.”

Makoto: “... Es un nombre que no conozco. Si es gente que vive en el cielo, yo me ocuparé de ellos, sin embargo. “

Makoto: “No, creo que están más cerca de los insectos que viven en las montañas o los ríos. No estoy tan bien informado en ese aspecto tampoco.”

Roc: “... ¿Está bien solo les digo a todos que no se coman a esos tipos?”

Makoto: “Lo entiendes rápido. Tienen alas y vuelan en el cielo, pero su aspecto es como el de personas pequeñas, por lo que sería una gran ayuda no comerlos.”

Roc: “Entendido. Si es la gente del Rey, les haré tener cuidado de no cazarlos.”

Makoto: “Lo siento por molestarte mientras estabas descansando. Hasta luego.”

Roc: “Si tienes algún recado, puedes decírmelo. No me importa si me llamas personalmente.”

Makoto: “Sí, no vacilaré en venir aquí.”

Roc: “Da mis saludos a la nueva gente del Rey.”

 

Con esto, el asunto del Al-Elemera debería estar bien.

Ahora, después de mirar la situación en el mar, voy a mostrar mi cara en la tienda.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Heh ~ los Lorelei están construyendo la ciudad portuaria y viven en la costa uh.

 

Decía en los documentos que originalmente vivían en los arrecifes, pero tal vez Sari lo sugirió, o tal vez porque querían un mejor ambiente y estaban construyendo una ciudad.

La playa es amplia, y por lo que he visto, las olas son tranquilas.

Es como el mar en un resort.

Creo que es un buen lugar.

 

Sari: “Waka-sama.”

 

Ah, es Sari.

 

Makoto: “Parece que estás haciendo lo mejor en el trabajo.”

Sari: “Es el primer trabajo que Waka-sama me ha dado después de todo.”

Makoto: “¿En este momento estás trabajando como el asesor de los Lorelei?”

Sari: “Sí. Pero incluso si digo esto, siento que no habrá ningún problema y el tiempo de la prueba terminará de esa manera, sin embargo.”

Makoto: “¿No es eso bueno? Y entonces, después de que los Lorelei intentaron vivir aquí, ¿pensaron en quedarse?”

 

Esta es una parte en la que estoy interesado.

 

Sari: “Por supuesto. Parece que una relación con las otras razas está empezando a formarse, así que parece que fue bien.”

Makoto: “¿Con las otras razas? Eso es bastante progresivo. ¿Puedes decirme los detalles?”

 

Oí un * dadada * sonido de algo corriendo a alta velocidad.

Reflexivamente miro la dirección del sonido.

Un hombre atún corría.

En un sprint completo que recuerda a los atletas.

Parecía que lleva una caja muy delgada, pero su contenido es desconocido.

 

Sari: “La interacción con los ‘Neptune Sea Lord’ es próspera.”

Makoto: “Ah, ya veo.”

 

He oído que los atunes son increíblemente rápidos en el mar, pero parece que son rápidos en tierra también.

No están usando sus aletas, sino dos pares fuertes de pies que no sé de donde crecieron, sin embargo.

Ah, saltó al mar así.

Qué habilidad tremenda tanto en tierra como en agua.

 

Sari: “Son una raza que no pierde ante ese exagerado nombre. El hikyaku atún-san que estaba corriendo ahora mismo se cuenta en eso también, pero parece que la fuerza hercúlea del Rey Cangrejo Rojo-san de la misma raza es capaz de romper rocas gigantes y ajustar las corrientes, ¿sabes? Tampoco conocía esa raza. El mundo es realmente amplio.”

 

¿Un hikyaku atún-san, y un Rey Cangrejo Rojo-san con fuerza hercúlea?

Un mensajero de Japón antiguo uh.

Puedo entender que los mensajeros son poderosos.

...

Al demonio que ese es el caso.

En primer lugar, es extraño que un atún que se siente como que sería capaz de participar en el triatlón y ese rey cangrejo rojo que probablemente luce como un cangrejo, sean de la misma raza.

Es extraño, ¿verdad?

¿No es extraño?

 

Makoto: “Siento que ponerlo como ‘el mundo es amplio’ no una explicación suficiente.”

Sari: “Parece que se están mezclando con otras razas aparte del Lorelei. Creo que se convertirán en la raza clave del mar.”

 

Sari estaba evaluándolos con sentimientos de respeto.

No sé si es pura o desviada.

En mi caso, cómo decirlo... Estoy interesado en los ‘Neptune Sea Lord’ en un sentido diferente.

Que sean sociales es agradable, o cómo decirlo, misterioso.

Incluso si no tenía planes de encontrarme con ella, pude ver el estado de Sari.

Estaría feliz si ella encontrara un modo de vida aquí en Asora.

Ya sea el bosque, las montañas o el mar.

Al final, fue un recorrido por la naturaleza de Asora, pero esta forma de pasar el tiempo no es mala.

Regresé a mi casa, y mientras me preparaba para mi viaje a Rotsgard, me sentí algo renovado.