Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capitulo 176: Una mañana con neblina.




Manual




“Pues entonces, cuídate Waka-sama.”

“Tenga cuidado Raidou-sen no, Raidou-dono.”

 

La frontera de Kaleneon.

Una mañana de invierno cubierta de una niebla espesa.

En el puente que cuelga en un acantilado, un grupo estaba alineado con sus cabezas agachadas a los tres que estaban saliendo.

La figura de los tres ya estaba oculta por la niebla y se habían convertido en sombras.

No sólo hace frío temprano en la mañana, en este día donde incluso la niebla ha salido, el frío se siente aún más fuerte. Pero la gente que los vio no se estremeció un poco y actuó firme.

Pero el ambiente era un poco extraño.

De dentro de su grupo, había muchas sombras que no pertenecían a hyumans.

 

“Ahora, entonces, para cuando regresen, necesito tener otro informe listo.”

 

De los dos que estaban en la parte delantera del grupo que los vio parir, uno de ellos abrió la boca. La voz que provenía del cuerpo ligeramente pequeño era la voz de una mujer.

Pero la figura de la chica no era la de un hyuman.

 

“E-En realidad van a encontrarse con la raza de los demonios. Como siempre, qué persona tan impredecible.”

 

La otra persona también abrió su boca.

Ésta es también una mujer. Un hyuman esta vez.

 

Ema: “Eva, ya hemos regresado. ¿cierto? Tendremos cosechas que se pueden cultivar en invierno, usted me dijo eso con orgullo, así que continuarás con eso.”

Eva: “Ema-san, dije que tenía algo en mente, pero lo importante es que no hay suficiente tierra cultivable. Primero debemos cultivar nuevas tierras y vigilar el progreso de...”

Ema: “Ya lo he confirmado. Que Lenta. Honestamente hablando, las acciones de ustedes chicas son lentas. En el futuro, no aceptaré excusas culpando al invierno. Ah también, estaré revisando la tasa de impuestos de nuevo.”

Eva: “Uuuh, sobre la tasa de impuestos, ya que estamos empezando en un punto donde prácticamente no tenemos un presupuesto nacional, creo que este es el momento en que tenemos que ahorrar tanto dinero como sea posible. Por supuesto, puse el medio de vida de los residentes primero y puse una tarifa de impuestos que está en el nivel de los países grandes. Lo hice con la creencia de que este era el método más convencional de proceder con respecto a la tasa de impuestos.”

 

Una conversación entre Eva y Ema.

Incluso si sus nombres son similares, su posición parece ser muy diferente.

Sobre todo, era una conversación entre un hyuman y alguien de una raza que no es hyuman, así que es absolutamente raro que el hyuman este en la posición inferior.

 

Ema: “Lo convencional es sobre una tasa de 7:3. Waka-sama ha pasado por las molestias de preparar residentes y nos ha confiado sus vidas, no importa la raza, no voy a aceptar que pasen hambre o mueran de frío.”

Eva: “7:3 ¿qué?”

Ema: “El sistema de impuestos a la tierra del período Edo funcionaría mejor en esta situación. En serio, pasar por algo tan importante como conseguir un país, y el grupo en cuestión a cargo de las decisiones sólo tiene este nivel de inteligencia. Sólo puedo llamarte estúpida. En este país donde hay una mezcla de hyumanos y semi-hyuman, no podemos usar el sentido común de un país hyuman.”

 Eva: “... lo siento.”

 

A este regaño que podría ser tomado como irrazonable, Eva honestamente se disculpó.

Porque en el tiempo que ella ha estado familiarizada con la mujer llamada Ema, ella más o menos ha entendido de sus habilidades y personalidad.

Eva no entendió el significado de las palabras 7:3 o el sistema de impuestos sobre la tierra del período Edo, pero Ema debió haber juzgado que el sistema fiscal que estaba a punto de establecer no era el más apropiado.

 

Eva: (Pensé que la raza de los Orcos, aunque sus nombres y figuras fueran diferentes, eran todos de mentalidad sencilla, impulsados ​​por el instinto, pero los Orcos de las tierras altas, esta chica, no sé dónde habita esta raza, pero tienen un conocimiento que está en el nivel de los eruditos, Aunque imperfecto, yo era un bibliotecario en la Academia, y sin embargo, no puedo seguir a estas personas que Raidou-sensei trajo, entre la gente que lo apoya desde la parte posterior, no hay realmente una sola persona normal)

 

Eva fue presentada a Ema por Makoto en el momento en que llegaron a Kaleneon.

 

“Es una persona amable y confiable.” Es lo que dijo cuándo la hizo encontrarse con un Orco.

 

Eva, quien se había comprometido en su corazón a arrojar su sentido común y dejar de pensar que las cosas son anormales, tuvo su determinación aplastada en un instante.

Y pensar que habría una escena en su vida en la que tendría una conversación con un Orco, Eva no sería capaz de imaginarla ni siquiera en sus sueños más salvajes, por lo que no podía evitarlo.

Con su país natal destruido, perdiendo su territorio y siendo condenada por sus parientes; En esa severa situación, Eva estaba medio controlada por la locura, pero cuando se encontró con Raidou-Makoto - en Rotsgard, esa locura suya desapareció.

Con estos sucesos consecutivos fuera de los límites del sentido común, tal vez ella está recuperando su cordura, o es sólo que se está tiñendo de un nuevo tipo de locura ahora; Ella probablemente no lo sabe claramente todavía.

 

Ema: “¿Qué hay de los otros asuntos?”

 

Ema se dio la vuelta hacia su espalda.

 

Allí estaba parado un lagarto de escamas azules, un orco que tiene un cuerpo más grande que Ema, un miembro de la tribu alada de alas blancas, y un enano que tiene más o menos la misma altura que Ema.

 

Lagarto: “... Cierto. Dejando a un lado las palabras de Eva, ¿no hay ningún lugar que pueda ser recuperado actualmente? Si se trata de nuevas tierras para el cultivo, tenemos muchas, sin embargo. Además, si sólo recuperamos el terreno plano inútilmente, en el estado actual en el que no podemos tratar con los monstruos, no tendría sentido.”

 

El primero en responder fue el hombre Lagarto.

 

Ema: “Por ‘tratar’, ¿se está refiriendo a ese nivel de bestias demoníacas? Dentro de la población que ha llegado a Kaleneon, hay aventureros y antiguos aventureros. En términos de experiencia en la batalla, ¿no debería haber una cantidad razonable sin embargo?”

 

La cara de Ema se puso seria con el informe del hombre lagarto.

 

Lagarto: “Hay muchos que todavía no se han adaptado al medio ambiente en este país. También nos falta personal con talento genuino. Después de la invasión de la raza de los demonios, la cantidad de hyumans que están acostumbrados a trabajar en un entorno cubierto de nieve es probablemente baja. En primer lugar, si hubiera sobrevivientes de las personas que vivían en esta zona, la situación habría sido ligeramente diferente.”

Ema: “¿No quedan?”

Lagarto: “Hay sólo unos pocos. Con experiencia en la batalla, hay cero. Esto probablemente ya ha llegado a sus oídos, Ema-Dono, pero el grupo de aquí son personas que habían estado viviendo, apoyándose en la bendición de la diosa. Es cuestionable la cantidad de conocimiento que tienen sobre la vida en la independencia.”

Ema: “... Incluso si tenemos nueva tierra, la seguridad es necesaria. Sin embargo, son pocos los que son capaces de protegerse adecuadamente contra los monstruos, ¿es lo que está tratando de decir?”

Lagarto: “Eso es lo que hay. Hay unos cuantos aventureros, pero están en un grado en el que apenas y los podemos utilizar adecuadamente. Sería más realista atraer más desde el exterior con solicitudes, o asignarlos nosotros mismos. De acuerdo con el resultado de la investigación, las bestias demoníacas que habitan en este país son más activos en invierno. Por el informe de Eva que decía que si vamos a llevar a cabo el entrenamiento debe ser en un momento que no sea el invierno, los resultados de esta investigación probablemente no están muy lejos de la verdad. “

Ema: “Entendido. Cooperación con el exterior. En cuanto al tema de traer aventureros, voy a dejarlo como una sugerencia por ahora. Sería inútil si somos nosotros quienes se encargan todo después de todo.”

Lagarto: “Lo entiendo. ¿Pero está bien continuar con el entrenamiento y la vigilancia por ahora?”

Ema: “Por supuesto. Cuento contigo.”

 

En esta ocasión, Eva no pudo decir nada.

Pero no había ningún disgusto en su rostro.

No es que ella lo esté ocultando.

En el tiempo que ha estado en contacto con los monstruos y semi-humanos que Raidou le ha presentado, había decidido en su corazón aprender de su sentido común.

Las líneas que están demandando son absurdas, pero, en primer lugar, el punto de la obtención de un país también está en esa misma clase de locura y es temerario.

 

Raidou y la Compañía Kuzunoha que fueron capaces de lograr esa misma hazaña en una tierra que estaba completamente en control de la raza de los demonios, no hay necesidad de decir que no es otra cosa que anormal.

Pero ella fue quien confió en ellos, y la situación actual es que no tiene a nadie más en quien confiar en Kaleneon además de ellos.

 

En ese caso, decidió moverse en los mismos estándares que ellos.

Es por eso que ella está en el medio de su aprendizaje.

Ema y las otras personas definitivamente no están mirando hacia abajo sobre Eva.

Ellos no la están tomando a la ligera tampoco.

Sólo están tomando acciones entrenándola de manera adecuada como representante de un país.

 

Aterradora y estricta.

Eva estaba en un lugar donde incluso si ella se fuera a romper, no se le permitiría.

Después de que el hombre lagarto dio un paso atrás, Ema miro al Orco.

Sin embargo, el orco que estaba mirando, movió la cabeza hacia los lados.

 

Orco: “No hay nada que informar de mi lado. Seguimos recopilando información acerca de las bestias demoníacas y al mismo tiempo asegurando la comida. En cuanto a la caza, no esta en el punto en que se centra en los aventureros, y su progreso es razonable. Desde la perspectiva de Ema, probablemente en torno al 80% en términos de números.”

Ema: “... Así que el otro 20% no se pone al día eh. ¿Cree que todavía podemos aumentar el número de personas a cargo?”

Orco: “... No habría ningún problema, pero si queremos evitar imprevistos, sugeriría dejar unas pocas. El aumento de los números no siempre es bueno. Para nosotros los guardianes, y también para las personas que hacen su mejor esfuerzo en la caza.”

Ema: “Entendido. Voy a ordenarlo, así que, por ahora, lo voy a dejar en manos de tres.”

Orco: “Entendido.”

 

Después de la breve charla entre los Orcos, el siguiente, la persona de la tribu alada dio un paso adelante.

 

Dentro de la gente aquí, es quien tiene la apariencia más cercana a un hyuman, pero las alas a su espalda niegan esa posibilidad. También hay varios rasgos especiales que son diferentes de los de un hyuman. Eva se sorprendió mucho cuando supo que son una existencia hereje incluso entre los semi-hyuman.

 

Ave: “No hay ningún problema en la seguridad de la frontera. Ha habido avistamientos de personas que parecían ser demonios, pero no han invadido. Ha habido casos en que algunos han ignorado nuestras advertencias, provocando una pelea. Pero pudimos aplastarlos. No hubo ningún daño de nuestro lado.”

Ema: “Buen trabajo. Entonces, ¿el número de personas asignadas para la seguridad y otras tareas son suficientes en este momento?” 

Ave: “No hay necesidad de más. Las personas que se encargan de la seguridad están empezando a tener tiempo libre en sus manos. Debido a que se están acostumbrando, el área que pueden estar a cargo a aumentado. Esto es gracias al entrenamiento de Tomoe-sama en las técnicas de búsqueda de enemigos. No habrá ningún problema en colocar algunos en otras tareas. “

Ema: “Ya veo. Es una gran cosa para escuchar. Entonces, ¿puedes proponer algunos candidatos más tarde?”

Eva: “Entendido.”

 

Kaleneon es un país especial que tiene un acantilado como su frontera.

Su seguridad ha sido encomendada a las personas de la familia de las aves que poseen la habilidad de huir, y no han permitido que nadie los invada.

Para entrar en Kaleneon en este momento, es completamente necesario tener el permiso de la Compañía Kuzunoha.

 

Y el último en avanzar fue el enano.

Antes de decir nada, ya tenía un rostro preocupado.

 

Enano: “Ahora, ¿por qué debo empezar?”

Ema: “¿Se está retrasando en el despliegue de herramientas como se esperaba?”

Enano: “Eso es porque en el actual Kaleneon, no importa cuántos artesanos como nosotros estén, nunca sería suficiente. Si hubiera más residentes especializados en el elemento tierra aquí, la situación podría ser un poco diferente. Pero la falta de personal ha alcanzado un nivel preocupante. Aun así, estamos en una situación en la que no podemos sacar más personal de nuestras filas. He sugerido esto antes, pero, ¿no es posible llamar a otros enanos a ser residentes? Hay cierto número de volcanes en Kaleneon, ya lo he comprobado; Parece ser un ambiente relativamente bueno para que los enanos vivan.”

Ema: “Al respecto, estamos esperando la decisión de Waka-sama. Pero parece que está vacilando ya que probablemente fueron reclutados por la Unión de Lorel.”

Enano: “Me siento mal por molestar a Waka-sama. Pero no creo que los enanos de Lorel tengan ningún apego a la Unión. Porque no importa de donde estemos, somos artesanos de corazón. Incluso si excluimos a los que están apegados a la religión de los Espíritus, no sería un problema si los mismos enanos lo aprueban. ¿No puedes decirle esto?”

Ema: “Voy a tratar. Es solo que, Waka-sama está en ese estado, probablemente porque podría convertirse en una situación en la que estamos mermando el poder de la unión de Lorel, así que no estoy segura de sí ayudará a que él tome una decisión.”

Enano: “Es cierto que estaríamos sacando el potencial de su país si fuéramos a traerlos. Incluso piensa en esas cosas tan difíciles. De todos modos, nos falta gente de nuestro lado. Si es hyuman o semi-hyuman, si hay alguien interesado en ser un herrero, me gustaría que usted me lo dijera inmediatamente. Armaduras, herramientas agrícolas, construcciones; Hay una montaña de cosas que hacer.”

Ema: “Lo siento por tener que hacerte pasar tanto trabajo. Trataré de tomar en consideración a cualquier candidato por hoy.”

Enano: “Cuento contigo. Reuniremos la información de los rasgos especiales de la comunidad enana en Lorel y cualquier cosa que pueda resultar útil para Waka-sama en documentos. Te los enviaré cuando hayamos terminado.”

Ema: “Eso sería de gran ayuda. Bueno, entonces Eva, creo que ya lo sabes, pero, estaremos durmiendo la misma cantidad de tiempo como siempre. Vamos a regresar.”

 

Eva, que estaba prestando atención a su conversación con interés, endureció su rostro ante las repentinas palabras de Ema.

Todos los demás lados ya se han dirigido a la ciudad y comenzaron su regreso.

 

Eva: “¿Como siempre? Uhm ... Siento como que, en estos tres días, no he dormido correctamente, sin embargo. ¿Es a eso a lo que te refieres como 'durmiendo la misma cantidad de tiempo como siempre'?”

Ema: “Usted está durmiendo adecuadamente por 1 hora ya. ¿Te he dado medicina así que no tienes ningún problema de salud verdad? ¿O me estás diciendo que no las has estado tomando?”

Eva: “¡Si lo estoy haciendo! ¡Es porque las estoy tomando que mi corazón está cansado pero mi cuerpo esta extrañamente enérgico! ¿Cuánto durará este tipo de situación?”

 

Eva, que estaba haciendo lo mejor hace unos días, incapaz de ver el final de esta pesadilla, se opuso a la declaración que era como si le dijera que esto es lo que sería normal.

 

Ema: “¿Cuánto tiempo? Obviamente, será hasta que hayas crecido lo suficiente para no necesitar de nuestra ayuda. Ya eres un adulto y sigues siendo incapaz de dar respuestas adecuadas después de todo. Hazlo lo mejor que puedas.”

Eva: “¡Respuestas correctas?! ¡Se me sugirió un plan tan absurdo como eso! ¡Además de eso, Raidou-sensei no parecía tener mucho conocimiento en política y gestión!”

Ema: “¿Qué estás tratando de hacer al poner a Waka-sama como una comparación? Eso es inútil. Señora, ¿puedes separar indiferentemente la tierra?”

Eva: “...”

Ema: “Que estúpido. Ahora, endereza tu espalda y camina orgullosamente.”

 

Ema rechazo el grito de Eva y rápidamente camino hacia adelante.

Persiguiéndola, Eva trató desesperadamente de enderezar su espalda que parecía que se doblaría en cualquier momento.

 

Lagarto: “Eva, convertirse en el representante de un país no es algo simple. Conocimiento, sabiduría, poder. En esta situación en la que vivimos sin involucrarnos con países extranjeros, todavía podemos buscar estabilidad. En el futuro cuando comience la diplomacia, no será en esta proporción. Si no creces a un ritmo más rápido de lo que Ema-dono a estableciendo, el futuro de Kaleneon será oscuro.”

Orco: “Seriamente. Usted misma no tiene ese abrumador carisma que reúne a otros después de todo. Los residentes de aquí son personas que no viven aquí originalmente, por lo que reunir a la gente es un asunto difícil, sin embargo. Conocimiento y sabiduría. Y lo más fácil de obtener es el conocimiento. Aprende desesperadamente.”

Ave: “Cosas como los nobles y la realeza; Porque estás atrapada por tales cosas que son determinadas por la herencia, actúas de manera malcriada cuando estas en una posición de tener tierra. Si quieres estar por encima de los demás, tendrás que ser capaz de mostrarles algo digno de eso.”

Enano. “Puede ser un sueño que vino de estar medio enloquecida, pero desde que se te ha concedido, tendrás que asumir la responsabilidad. Déjalo ya, no puedes escapar.”

 

Al alcanzar al hombre lagarto, el Orco, la persona de la tribu alada, y el enano; Eva recibió palabras de ellos.

Una sonrisa irónica se colocó en su rostro.

 

Ema: “Podría ser más cómodo si acabo loca como en mis tiempos en Rotsgard.”

Lagarto: “Locura, eh. Eso también podría ser bueno. Sin duda eso te daría más resolución y poder de lo que actualmente tienes.”

Orco: “Lo que es importante es que tengas el poder que corresponde a un gobernante y seas capaces de tomar decisiones. No hay necesidad de estar cuerdo para eso. ¿No es así?”

Ave: “Sus resultados podrían decepcionar a Waka-sama. Incluso si tienes que volverte loca, tendrás que mostrar buenos resultados.”

Enano: “No importa cómo termines, caerás en la misma situación, así que ¿no es la cordura un papel importante en tu felicidad?”

 

Palabras despiadadas salieron volando.

 

Ema: “Todos, por favor no estropeen a Eva-san. Esta chica llevará a Kaleneon y lo levantará después de todo. Ella es una persona que ha intercambiado tal contrato con Waka-sama. Hacerlo más fácil volviéndose loca es algo que simplemente-”

 

No puedo permitir.

 

Las últimas palabras que procedían de Ema se reflejaban en los ojos de los demás dirigidos a Eva.

Eva bajo la cabeza.

El renacimiento de un país en ruinas.

Eso es un milagro.

Y, sin embargo, se le ha concedido.

Entonces, el precio que ella misma tiene como compensación; No importa lo que esa, ella lo tiene que pagar. 

Se ha convertido en algo increíble.

Pensando eso, Eva camina mientras mira hacia adelante.

Si ella se encontrara con su yo del pasado, ella estaría diciéndose a sí misma que mirara correctamente a la realidad.

Tenía ese pequeño sentimiento en ella.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Una niebla espesada aún cubre los alrededores.

Ya sabiendo que esto no es un acontecimiento extraño en torno a estas partes, esa mujer estaba pensando que habría sido mejor si la niebla no hubiera salido hoy de todos los días.

Cruzando los brazos, esperaba a los invitados.

A su lado hay un gigante con cuatro brazos, y al igual que ella, él estaba en silencio de pie allí.

A su espalda, había soldados de la élite de los demonios alineados completamente armados.

Una contracción

El gigante abrió sus ojos cerrados y miró al frente.

 

Rona: “¿Ellos están aquí?” 

Io: “Así parece. Hay tres.”

Rona: “Hubiera sido mejor si tuviéramos una visión más clara, hoy de todos los días”.

Io: “Cierto. Vamos a dar la bienvenida a eso, y, sin embargo, tener nuestra visión tan mala me hace sentir incómodo.”

Rona: “Huéspedes son huéspedes.”

Io: “Llamarlo diablo sería grosero, ¿verdad? Parece que en ese momento no eran sus verdaderas intenciones. Creo que sería correcto llamarlo Raidou.”

Rona: “Cierto. Io, déjame decirte esto por si acaso. No vayas a crear ningún problema hasta que lleguemos a la capital, ¿de acuerdo?”

Io: “Te devuelvo esas mismas palabras, Rona. Después de ser derrotado con tanta facilidad, no hay manera de que yo tenga algún tipo de hostilidad o algo así. Sólo siento temor.”

Rona: “Esta al nivel en que nuestro as General Demonio ha expresado su temor. Además, por alguna razón, los estamos recibiendo justo en el centro de nuestro territorio.”

 

Rona dejó escapar un suspiro.

Ella que está especializada en la recopilación de información, estaba mostrando su debilidad a invitados que ella no podía entender.

Ella no mostró esto a la persona en cuestión a través de la fuerza de su personalidad. Incluso ella estaba mostrando una leve debilidad en una etapa en la que no han hecho contacto todavía.

 

Io: “Están a unas pocas decenas de kilómetros del lugar donde Reft había desaparecido uh. No recuerda lo que sucedió en ese lugar, y el reconocimiento de Kaleneon...”

Rona: “No hay resultados. A lo sumo, sólo sabemos que hay un acantilado donde en el pasado no había. También se desconoce si hay un puente colocado sobre él o no.”

Io: “Ha habido bajas en nuestras fuerzas, ¿verdad?”

Rona: “Los que se atrevieron a ir demasiado profundo fueron eliminados. Toda la unidad se ha ido, así que no sabemos qué pasó en absoluto. Es difícil pensar quienes son los que están involucrados en esto, pero el momento es demasiado apropiado.”

Io: “Al final, la mejor opción sería esperar a que los recuerdos de Reft se recuperen. Mientras no haya más daños reales, Kaleneon no es un lugar con un valor importante para nosotros. No hay necesidad de aumentar el daño por presionar.”

Rona: “Es mortificante, pero así es. Ahora no tenemos más remedio que dejarlo así.”

Rona: (... Voy a estar interfiriendo un poco fuera del ejército, sin embargo.)

 

Rona agrego esto dentro de su mente.

 

Io: “Pero si ellos están involucrados con la anormalidad de Kaleneon como usted dice, y además de eso, nos están haciendo recibirlos en un lugar cercano a él ...”

Rona: “...”

Io: “La Compañía Kuzunoha, y también Raidou; Serían un grupo astuto. Sin embargo, ese hombre no parecía del tipo intrigante.”

Rona: “…Sí. Parece que ha aparecido.”

 

Io y Rona corrigieron su postura.

De la niebla, tres sombras aparecieron y sus figuras fueron visibles pronto.

 

Makoto: “¿Los hicimos esperar mucho?

 

El hombre en el centro miró a Io y Rona, y dijo esto disculpándose.

 

Io: “No. En términos de tiempo, yo diría que es temprano. Bienvenido, Raidou-dono. Y también a tus compañeros. Debido a razones de seguridad, no podemos proporcionarle un servicio de teletransporte. Les agradezco su comprensión en eso. A partir de aquí todavía hay una gran distancia, pero nos encargaremos de guiarte. Lamento la introducción tardía, yo soy Io. Sirvo bajo el Señor Demonio como un General Demonio”

Rona: “Ya lo sabes, pero déjame hacerlo de nuevo, soy Rona. Al igual que Io, soy uno de los Generales Demonio. Ha pasado un tiempo, Raidou. Hemos esperado ansiosamente su encuentro con nuestro Señor. Te agradezco por haber aceptado esta petición irrazonable nuestra.”

 

En contraste con las palabras de Io, Rona dio un franco saludo.

Su expresión era también seria y recta, y su sonrisa era suave.

 

Makoto: “El representante de la Compañía Kuzunoha, mi nombre es Raidou. Es un placer conocerlos. Estos son los amigos que mencioné antes, Mio y Shiki.”

Mio: “Mio. Encantada de conocerlos.”

Shiki: “Shiki. Estaré a su cuidado.”

 

Después de que Raidou hizo su introducción, los otros dos a su lado hicieron una introducción ligera también.

La chica de cabello negro que llevaba un kimono negro se presentó como Mio y parecía algo fría.

El hombre pelirrojo que llevaba una túnica blanca era melancólico y compuso. Se presentó como Shiki con una sonrisa. Su introducción también tuvo una actitud notable.

 

Io: “Bueno, entonces será un viaje de varios días. Salgamos.”

 

Con las palabras de Io como una señal, las tropas demoníacas organizan su formación.

 

En este territorio donde los hyumans no han entrado desde hace ya varias décadas, y el territorio más allá al que los hyumans no han llegado nunca; El representante de la Compañía Kuzunoha, Raidou, dio un paso en ello.