Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capitulo 164: Aunque los dioses vinieron, ¿la felicidad estará lejos todavía?




Manual




Susanoo: “Khahaha. ¡Ya veo, así que es así como termino el general demonio-kun!”

 

Susanoo-sama se rio en voz alta por lo que vio.

Por ahora parece que está complacido con la fiesta.

El dragón que Susanoo-sama sostiene de la parte trasera de su cuello lo mira fijamente con los ojos abiertos, como si estuviera sobresaltado por su fuerte voz.

Eso es lo que queda del demonio general Reft-san.

Con su mente en regresión al estado de un bebé, se ha convertido en un dragón bebé increíblemente lindo.

Es lindo en apariencia, sin embargo; va a ser muy difícil explicar esto cuando hable con el Señor Demonio.

Realmente, me pregunto qué debo hacer.

Cuando me enteré de que era el general demonio, ordené a Tomoe que lo regresara de inmediato con los demonios, pero después de pensarlo cuidadosamente, me di cuenta de que sería muy inconveniente devolverlo en su estado actual.

¿Por qué uno de los cuatro generales de demonios estaba en un país remoto como Kaleneon?

¿Sera que el momento de mi decisión fue tan pobre?

¿Es así como es?

 

Susanoo: “Su poder se ha consumido espléndidamente y ahora se siente como una especie de mascota, ¿no?”

Daikokuten: “Estoy seguro de que no es cuestión de risa para Makoto-dono; ¿Sabes que no debes reírte de esta situación, no es así?”

 

Daikokuten-sama lo puso en palabras en mí lugar.

Es simpático, pero también está asustado, ¿no?

Hace poco le pregunté por Yata-Garasu y me dijo algo escandaloso.

He oído que es una encarnación del sol y aplasta los ojos de los indignos que lo miran, así que le pregunté acerca de eso.

Y entonces.

 

Susanoo: “Si tú lo hicieras que sostuviera el sol, estaría muy caliente, ¿no? Supongo que lo rasgaría y aplastaría inconscientemente.”

 

Eso es lo que me dijeron.

Está en una escala completamente diferente.

¿Qué quiere decir con “rasgar y aplastas”?

Probablemente estaba haciendo una cara confusa ya que Daikokuten-sama explico ​​con una analogía.

“Es como agarrar y aplastar un cigarro encendido”, dijo.

Me volví cada vez más inseguro de cómo debía responder a esto.

¿Así que es cómo es eso?

 

Atena: “¿Cómo piensas encargarte de él?”

 

Atena -sama pregunto con interés.

Ella me pareció una diosa muy seria, pero parece ser de los que se anima con un poco de alcohol.

Parece que han tomado un gusto al alcohol japonés.

Susanoo-sama lo elogio también; Parece que logramos reproducirlo con bastante éxito.

Ellos lo reconocieron como algo delicioso.

Estos tres parecen amar el alcohol japonés.

Tomoe parecía extrañamente feliz por eso.

 

Makoto: “... Estoy pensando en hacer que se recupere tanto como sea posible, aprovechar una oportunidad y luego soltarlo en el territorio de la raza de los demonios.”

Susanoo: “¡Un plan muy paciente! ¡Oi, Atena! ¡Puesto que no tienes ningún regalo para Makoto, deberías de ponerte a trabajar aquí!”

 

Susanoo-sama está haciendo una petición poco razonable.

No espero nada de Atena -sama, ni nada de Susanoo-sama o Daikokuten-sama, ¿sabes?

Y dijeron que me ayudarían a mantener este lugar escondido de esa diosa del insecto, eso es más que suficiente.

Espera, ¿dijo presente?

No recuerdo haber recibido nada de Susanoo-sama o Daikokuten-sama.

No piensan dejarme ese Yata-Garasu, ¿verdad?

Si me dieran algo tan grande, estaría muy preocupado.

 

Atena: “yo?

Susanoo: “¡Sí! Si restaura su cuerpo apropiadamente y, ya sabes, borrar los recuerdos de este último mes, no hay problema, ¿no?”

 

Haces que suene tan simple.

Yo estaba preparado para recorrer un camino difícil con eso, ya que Shiki no será capaz de regresarlo a su estado normal rápidamente.

¿Sería posible que un dios lo regrese a su estado rápidamente?

 

Atena: “... Aunque he estado bebiendo, eso sería algo sencillo. Mmm, si le tuviera que dar un regalo, sería mejor que lo hiciera obedecerme completamente y concederle mi protección divina.”

 

Es posible...

 

Susanoo: “¡Suena genial, hazlo, hazlo!”

 

¡No avives las llamas!

Quiero decir, por favor, no avives las llamas.

Además, es vergonzoso ser llamado “Makoto-kun”, así que, por favor, solo deja los honoríficos y esas cosas, Atena-sama.

 

Daikokuten: “Para nosotros, esta es una tierra extranjera, ¿sabes? Si causamos muchos problemas aquí, no seríamos tan diferentes de esa chica.”

 

Atena: “... Tienes razón.”

Daikokuten: “Como lo dijo Susanoo, si solo es restaurar su cuerpo y borrar sus recuerdos, no habrá ningún problema. Parte del miedo tallado en su mente podría quedar, pero no hay necesidad de ir lo suficientemente profundo como para borrarlo todo. Susanoo, ni siquiera estás borracho, no deberías estar alentando de esa manera a jou-chan.”

Susanoo: “Tch Iba a resultar interesante”

Makoto: “Err, Susanoo-sama. Acerca de este presente, realmente no ...”

Susanoo: “¡Ya veo! ¡Lo has estado esperando, Makoto! No te preocupes, ¡te sorprenderemos!”

 

Susanoo-sama no estas borracho, ¿verdad?

¿Está tratando de hacer este tipo de broma sin gracia con esa apariencia?

Definitivamente no aprecio estar en un estado cercano a la muerte sin siquiera darme cuenta por tener el poder de un dios puesto en mi cuerpo, ¿sabes?!

Sin embargo.

Ni Susanoo-sama ni Daikokuten-sama han mencionado ningún detalle sobre la naturaleza de este presente.

Tal vez fue porque los invitados de honor, los dioses, tomaban las bebidas, pero la fiesta de la noche bajó bastante bien.

Yo estaba feliz de que disfrutaron de la fiesta y la comida.

El momento más memorable de la noche fue el truco de magia de Atena-sama con el demonio general Reft-kun.

 

“¡Se curado!” exclamó Atena -sama con una voz animada.

 

Reft-kun creció hasta convertirse en un dragón enorme y majestuoso, recordándome a los Naga de la mitología hindú.

Eso tuvo un impacto increíble.

La sala estalló en aplausos.

Llamarías a esto... ¿un truco de magia?

La mente de Reft-kun seguía en su estado de regresión, por lo que sus travesuras eran populares entre la gente ebria.

Atena -sama estaba encantada.

Susanoo-sama intentó enfrentarse a ella.

Daikokuten-sama lo detuvo.

Por alguna razón, comenzó una competencia de karaoke.

Pasteles volaron por la habitación.

... Fue realmente increíble, ¿no?

No tenía intención de beber mucho, pero mi cabeza estaba girando al final de la noche.

Terminé siendo vergonzosamente escoltado de regreso a mi habitación por los dioses.

Esta fiesta inusual aparentemente continuó hasta la mañana, gracias a los voluntarios que trabajaron toda la noche.

 

••••••••••••

 

Me cuestiono a mí mismo.

Estoy en una situación en la que mi cuerpo no tiene fuerza alguna, y me cuestiono a mí mismo.

La tierra está fresca, eh. Espera, ese no es el punto.

¿Esto es todo lo que puedo hacer?

¿Fue esta la elección correcta?

 

...

 

Supongo que ni siquiera vale la pena pensarlo.

Estoy tirado en el suelo.

Ni siquiera puedo mover un dedo.

Así es como es.

En ese caso, ¿fue un error elegir a la mujer de negocios, Atena-sama como oponente?

¿Debería haber elegido Susanoo-sama o Daikokuten-sama en su lugar?

Eso ni siquiera es gracioso.

Estoy indudablemente lamentando que no haya podido hacer mucho.

No podría haber elegido a nadie más que a ella.

El arco Azusa que los Eldwas hicieron para mí y las flechas a las que no he dado un nombre están rodando en frente de mis ojos.

No están dañadas.

Como es de esperar de los artesanos de alto nivel; Su trabajo está en otro nivel.

Soy patético, ¿no?

Solo yo.

Fui derrotado y no puedo moverme.

 

Susanoo: “Makoto, toma un entrenamiento de Atena.”

 

Susanoo-sama me hizo esta sugerencia después del desayuno; Por supuesto le respondí, “por favor, déjame hacerlo.”

La primera razón para esto es que mi oponente sería una diosa, en otras palabras, un dios femenino.

 

Susanoo: “Bueno, ¿preferirías a mí o al viejo Daikoku? Si cometemos algún error en cuanto a la fuerza que usamos, tendrás un curso práctico sobre cómo ser aniquilado.”

 

Como dijo eso con una mirada seria, acabé enfrentando a Atena-sama.

Y los resultados son como se puede ver aquí.

Tomoe, Mio y Shiki estaban observando desde el principio y en algún momento Mio parecía que quería entrar, pero los otros dos la detuvieron.

Ahora que lo pienso, esta es la primera vez desde que vine a este mundo que he estado tan agotado que no puedo mover un solo dedo.

Fui perseguido por este sentimiento e incluso estaba “desesperado” por ello, pero había decidido no pensar en ello.

Soy consciente de que simplemente no sabía lo que sería ser empujado hasta mi límite, por lo que este es un gran beneficio para mí.

Mi gracia salvadora es que por muy poco me las arreglé para decir “muchas gracias” antes de caer.

 

La diosa Atena, la deidad de la guerra, Atena.

Su poder está a la altura de su nombre.

Ella es terriblemente poderosa.

Dudo que este en su verdadera forma, y probablemente no estaba usando su equipo adecuado. Y dudo incluso haber logrado que ella peleara seriamente.

Si ella peleaba seriamente, ¿podría haber usado un himation? Como sus estatuas.

No pude luchar en absoluto contra la oficinista Atena-sama.

Yo fui, de hecho, descuidado gracias a su apariencia. El hecho de que yo había comenzado a sentir un sentido de superior sin fundamento sobre la diosa del insecto también es verdad.

 

Sin embargo, mi descuido generado por que ella es una “Mujer” desapareció con su primer ataque.

La lanza no atravesó mi cuerpo, pero rompió mi armadura de poder mágico y tuve que torcer mi cuerpo torpemente para evitarlo.

A pesar de que lo tenía completamente formado con la máxima densidad desde el principio, ya que estaba frente a una diosa.

Ese fue el comienzo de la batalla.

Con su alabarda en una mano, convocó jabalinas una tras otra para continuar la batalla a mediano y largo plazo.

Mi respuesta fue usar libremente la magia que he aprendido en este mundo, así como mi arco y mi armadura de poder mágico.

 

Hacia el final de la batalla, me desesperé por la baja cantidad de poder mágico que me quedaba y me quité la ropa y los anillos a cambio de un poder que dependía de ‘Dar en el centro’.

Atena-sama probablemente ni siquiera tenía que ir con mi plan, pero lo hizo.

Y, sin embargo, el resultado para mí es la derrota absoluta.

No una derrota estrecha, sino la derrota absoluta.

Después de todo, a pesar de que estaba respirando pesadamente, Atena-sama rápidamente arregló su traje que había sido roto aquí y allá y ahora está hablando normalmente con Susanoo-sama y los otros.

Una gran diferencia de mí, quien no se puede mover.

 

La mayoría de mis ataques fueron desviados por su gran escudo redondo.

Ese escudo flotó en el aire, a veces cambiaba de forma y se multiplicaba.

Grité innumerables veces que era ridículo e injusto.

He empezado a darme cuenta un poco de cómo se sienten los enemigos que me enfrentan.

Aun así, conseguí algunos buenos ataques, pero ella usó sus brazos para bloquearlos y eliminarlos. En resumen, eran ineficaces.

 

Susanoo: “... Bueno, el usar todas tus fuerzas al final fue un fracaso, pero lo hiciste bien en general, Makoto. Honestamente, aguantaste mucho más tiempo de lo que esperaba. Hasta cierto punto a la mitad del encuentro, pensaba que todo esto podría haber sido innecesario para ti.”

 

Es Susanoo-sama.

Moviendo sólo mis ojos en la dirección de su voz, veo que mis tres seguidores se han precipitado hacia mí.

Me alegro de que los únicos que estaban viendo fueran ellos y los otros dioses.

Esto es demasiado patético para mostrarlo a todos en Asora.

Jaja, al menos eso me da un poco de margen de maniobra.

 

Daikokuten: “Que sorprendente. Y pensar que eras tan tenaz. Usted no ha luchado muchas batallas duras hasta el momento, por lo que fuiste descuidado al principio. Me sentí decepcionado por un momento, pensando que simplemente debía interrumpir y terminar allí, pero ahora estoy aliviado.”

 

Susanoo-sama y Daikokuten-sama son ambos demonios, ¿no es así?

Siento una rigidez de ellos que es comparable a mi sensei de tiro con arco.

 

Atena: “De hecho, luchaste valientemente, Makoto-kun. Ahora, vamos a sanarte.”

 

Tal vez todavía estoy borracho de anoche, pero Atena-sama, quien añade el kun a mi nombre es la más amable de todas.

 

Makoto: “No, Atena-sama. Eso no es necesario. No me he sentido así en mucho tiempo, así que me gustaría quedarme así.”

 

Cuando estaba en la Tierra siempre sentía esto después de la práctica, esta fatiga profunda que me deja incapaz de hacer cualquier cosa.

Es una sensación que no he sentido ni siquiera una vez desde que vine aquí.

Es un sentimiento que era necesario para creer que sería capaz de ir más lejos mañana que hoy.

Así que me gustaría estar inmerso en este sentimiento un poco más.

 

Susanoo: “Makoto, esto es un dios. Había cosas que no hubieras aprendido sin enfrentarte a uno en persona, ¿verdad?”

Makoto: “... Sí.”

Susanoo: “En el improbable caso de que tengas que luchar contra esa diosa, esta experiencia será necesaria para ti.”

Makoto: “Sí.”

 

No puedo preguntar lo que han hecho con el insecto.

Sin embargo.

Por lo menos sé que no la han exterminado.

 

Susanoo: “Como castigo, le hemos puesto varias restricciones, incluyendo la limitación en la medida en que puede interferir con el mundo y suspendimos el crecimiento de su control. Incluso esas son simplemente medidas que tomamos cuando Aniki entró en la primera etapa de recuperación.”

Makoto: “¿Entonces Tsukuyomi-sama podría pronto se recuperar completamente? Es muy bueno escuchar eso.”

 

Si eso se hiciera realidad.

Me gustaría encontrarme con el de nuevo en mi vida.

 

Susanoo: “Gracias. Aniki también sería feliz. De todos modos, preparamos las cosas para supervisarla y asegurarnos de que no rompa esas restricciones.”

Atena: “Si quieres disciplina, le pones un collar. Comprensiblemente, ella no estaba muy contenta, así que decidí usar una gargantilla en su lugar. Cuando traté de ponerle un collar con púas estos dos comenzaron a hablar. Los hombres siempre son indulgentes con las mujeres.”

 

Atena-sama, me estás asustando.

 

Daikokuten: “Simplemente decidimos dejar atrás ese diseño en este caso. Bueno, entiendo lo que estás tratando de decir. Puede que se haya dado cuenta de esto por el hecho de que no llamamos a esa diosa por su nombre, pero estamos en una posición en la que siempre debemos darle cierta consideración. Si ignoramos este hecho, no seremos diferentes de ella.”

 

Como yo pensaba, ellos no están diciendo su nombre deliberadamente.

Sin embargo, ya había adivinado que ese era el caso.

En otras palabras, ese insecto podría ser una diosa que yo conozco.

Puedo pensar en algunos candidatos, pero ¿quién será?

 

Daikokuten: “Ella todavía tiene el poder de un dios. No hay nada que pueda hacer al respecto ahora, pero todavía existe la promesa que hiso con usted. Si usted se vuelve abiertamente hostil hacia los hyumans, esa diosa tomaría acciones directas contra usted, Makoto-dono.”

Makoto: “... Sí.”

Susanoo: “Si hubiéramos llegado antes, podríamos habernos encargado de las cosas antes de que se hiciera esa promesa. Pero tampoco dejaremos que las cosas terminen así. Tenemos que dar al menos a Makoto cierta experiencia en la lucha contra los dioses. Si tuviera que elegir entre tu, quien ha recibido el poder divino de Aniki y esa diosa descuidada, tu eres más lindo.”

Makoto: “Muchas gracias ...”

Susanoo: “Sí. Recuerda, no uses todas tus fuerzas de esa manera. Ese método calmado de pelear que mostrarse en medio del encuentro fue bueno. Asegúrate de siempre poder usar eso. No tengas miedo de aumentar tu poder mágico, usa tu arco. Si lo haces, estarás bien. Y si se llega el momento, no rompas nunca esa gargantilla. No se dañará fácilmente, pero si ese dispositivo de vigilancia se ha ido, esa idiota podría intentar borrarte por cualquier medio posible.”

Atena: “Sí, esa no era una pelea de la que deberías de sentir vergüenza.”

Daikokuten: “Fumu.”

 

Así que mi pelea fue digna de ser alabada por los dioses, ¿eh?

Jaja, estoy un poco aliviado.

No quiero un futuro donde no pueda levantar una mano contra esa diosa.

Al parecer tengo la ventaja en una batalla mientras su gargantilla no se desprenda.

Esa es información que estoy feliz de escuchar.

Ella probablemente no puede quitársela por sí misma.

Si pudiera hacerlo, no serviría como herramienta de monitoreo.

Pero con esta experiencia.

Creo que puedo agotarme de nuevo.

Aún me queda una imagen suficiente en mi mente.

 

Susanoo: “Bien entonces. Nos iremos ahora. Haz que tus vasallos te curen correctamente.”

Daikokuten: “Makoto-dono, debes usar tu arco todos los días. Por favor, date prisa y descubre el regalo de Susanoo y el mío.”

Atena: “Es poco probable que nos encontremos de nuevo en tu vida. Un día, cuando tu vida haya llegado a su fin, te daremos la bienvenida con los brazos abiertos.”

 

Bueno, eso fue repentino.

Su llegada también fue repentina, así que no estoy demasiado sorprendido.

 

Makoto: “Bien entonces. Por favor, díganle esto a Tsukuyomi-sama. De alguna manera estoy viviendo gracias al poder que recibí de él.”

Susanoo: “Sí, definitivamente se lo diré a Aniki. Fue realmente divertido. Ah, sí, a Aneki le gusta mucho ese Yata-Garasu también, así que no te lo puedo dejar. Ella es una rara diosa del sol y una deidad muy importante, por lo que sería una molestia hacerla enojar.”

 

Aneki.

Ah, Amaterasu-sama.

Lo olvide completamente, pero incluso si los recordara, no se lo suficiente de ella para hacer suposiciones sobre ella de todos modos.

Mi pelea con Atena-sama era razonable, pero tal vez él está tratando de decir que luché muy bien.

Bueno, quiero decir.

Ella sería más feliz si llevan a Yata-Garasu-san de vuelta, así que nada más se puede decir.

 

“Waka!”

“Waka-sama!”

“Waka-sama!”

 

Cuando agitaron sus manos hacia mí, los tres dioses desparecieron.

Tan pronto como se fueron, mis seguidores se apresuraron a ir a mi lado, llamando mi nombre.

 

Makoto: “No se preocupes por curarme. Siento ser egoísta. Déjenme estar aquí recostado el día de hoy. Den a la gente en Rotsgard una buena excusa.”

 

Trate de resistir mi fatiga cediendo a un sueño profundo.

Los dioses tampoco están aquí.

Uf.

Mi conciencia se desvanece rápidamente.

Todo esto es nostálgico.

Mierda.

Si tengo que luchar contra la diosa un día.

Cuando llegue ese día, definitivamente me levantaré y la are caer.

No quiero que sea una pelea estrecha.

Sólo tú ... mira ... Definitivamente ... te abrumaré ...

 

•••••••••••••••

 

Susanoo: “Bien entonces. Atena-chan, ¿dónde duele?”

Atena: “Eso es acoso sexual, le diré a Kushinada-sama*”

Susanoo: “¡Lo primero que haces es amenazar con decirle a mi esposa!”

Daikokuten: “Dejen la comedia para más tarde. Bueno, Atena-jou-chan. En realidad, no puedes sentir el brazo izquierdo que usaste para la defensa, ¿verdad?”

Atena: “... No, no puedo sentir mi brazo derecho.”

Susanoo: “Makoto-kun empezó a presionarte considerablemente en algún momento, ¿no? No pudimos dejar de sonreír y nos preguntamos si ibas a convocar tu equipo adecuado, ¿sabes?”

Atena: “... Un humano, no, ¿un hyuman modificado por esa chica sería capaz de tales cosas?”

*(Nota:  Kushinadahime es una deidad sintoísta, las esposa de Susanoo.)

 

Atena doblo su brazo en una postura imponente.

Daikokuten golpea ligeramente su mazo contra su pierna.

 

Daikokuten: “Aquí.”

Atena: “Hyauh!”

 

Atena se derrumbó sobre su espalda.

Como es de esperar de Shiva - no; Como era de esperar, Atena estaba fingiendo su condición.

 

Daikokuten: “Obtuviste la idea de la armadura mágica del poder de Makoto, usar tu propio poder mágico para mover con el tu propio cuerpo es una gran proeza. Controlaste tu brazo como una marioneta, ¿no?”

Susanoo: “Usaste eso para sacar el flujo de la batalla fuera del control de Makoto, ¿eh? Después de eso, perdió su concentración e hizo el mal movimiento de usar ataques físicamente exigentes en rápida sucesión, derrotándose a sí mismo. Como se esperaba de ti, ¡estás mostrando la sabiduría de tus muchos años!”

Atena: “¡Aún soy joven! ¡No quiero que mi edad sea comentada por gente como ustedes dos!”

Susanoo: “Wahahaha!”

 

Los dioses están montando Yata-Garasu, en su camino de regreso al mundo donde Japón existe, donde Makoto alguna vez vivió.

Su tema de conversación es la batalla entre Makoto y Atena.

 

Susanoo: “Bueno, si es tan fuerte, ese Makoto estoy seguro de que no tendrá ningún problema si lucha contra la diosa.”

Daikokuten: “Con toda probabilidad, no tendrá problemas. Él es bastante impresionante.”

Atena: “Sinceramente, lo admito, a pesar de mi orgullo, estaba siendo abrumada. Ese muchacho ya supera lo humano.”

Susanoo: “Sea como fuere, es un hyuman. Ya hay dos humanos puros en ese mundo. Probablemente fue porque fue útil para dar forma a un futuro donde la diosa ha alcanzado sus límites, pero la combinación de los seres humanos y Makoto es extraordinaria.”

Daikokuten: “Es como un martillo y un cincel, ¿no? Si los humanos estimulan su potencial incluso un poco, Makoto lo controlará y lo abrirá. Deshacerse de los innumerables mundos paralelos expandidos por esos dos humanos fue realmente molesto. La aceleración de Makoto en el proceso no jugó ninguna parte pequeña tampoco.”

Atena: “Limpieza después de la eliminación uh. Le dijiste a Makoto que le estás dando un regalo, pero estás planeando que Makoto se encargue de eso, ¿verdad, viejo? ¿Es tu venganza por haber sido forzado a hacer ese trabajo molesto?”

Daikokuten: “Ho Ho Ho. Es bueno estar dispuesto a pasar por dificultades mientras eres joven. Jou-chan le dijo que no volveríamos a encontrarnos, pero me pregunto. Podríamos volver a reunirnos de nuevo.”

Susanoo: “... ¿Quieres apostar?”

Daikokuten: “Por supuesto. Jou-chan no se volverá a encontrar con él, pero yo si lo haré. ¿Y tú, Susanoo?”

Susanoo: “Supongo que podre encontrarme con el de nuevo. Es una caja de sorpresas, tengo la sensación de que puede hacer posible lo imposible”

Atena: “¡Espera, to no he dicho ni una palabra sobre hacer una apuesta!”

Susanoo: “Hey hey, ¿la gran Atena-sama no tiene confianza en lo que le dice a los demás? Diciendo cosas tan vagas, ¿eres igual que esa diosa?”

Atena: “Ugu ...”

Susanoo: “No te preocupes, no es una apuesta importante. ¡Es sólo por diversión, por diversión! ¡No te preocupes!”

 

Susanoo golpeo a Atena en la espalda.

Atena gimió con una mirada de desacuerdo en su rostro.

 

Daikokuten: “Me gustaría preguntar otras dos cosas, ¿estaría bien, jou-chan?”

Atena: “¿Qué es?”

Daikokuten: “La primera es sobre el poder de Makoto. ¿Qué tipo de cambios han sido generados ​​dentro de Makoto por el poder de Tsukuyomi-dono?”

Atena: “Eso es ...”

Susanoo: “No lo ocultes, ¿de acuerdo? Soy muy consciente de que te interesaste por ti misma y trataste de tener una idea de eso de Makoto, ¿sabes? Por eso te hice enfrentarte a él en primer lugar.”

Atena: “... ara eres muy astuto, pero ya deberías haber adivinado eso.”

Susanoo: “Como lo pensé, ¿estás hablando de ese lugar, Asora?”

Atena: “Sí. El gatillo era probablemente un contrato con alguien que puede manipular el espacio, pero parece que ha usado una gran cantidad de poder divino para expandir ese pequeño espacio a un mundo entero. La parte de ese poder que se suponía que iba a hacer crecer sus habilidades se ha utilizado para eso. Se podría decir que, de alguna manera, él está conectado con ese mundo.”

Susanoo: “Así que. ¿Estás diciendo que el poder de Aniki se manifiesta sólo como esa extraña habilidad de interferencia? Esa era una habilidad bastante incompleta. Se llamaba Kai o algo así, ¿verdad? Sólo en su sutileza se asemeja al estilo de Aniki.”

Daikokuten: “No importa cuánto tiempo haya existido, nunca he oído hablar de que el poder de un dios de la luna contribuya a la creación. Esto puede ser un ejemplo de nuevas posibilidades causadas por la interacción entre personas y dioses.”

Susanoo: “Supongo que ese lugar era tan parecido a Japón debido a los efectos de su nostalgia. Realmente habría sido un fastidio si la diosa lo hubiera encontrado, pero ...”

 

Susanoo recordó su sorpresa al ver cuánto el mundo de Makoto se parecía a Japón.

 

Atena: “Es probable que haya una gran influencia. Nos aseguramos de que la chica no pueda interferir con ese lugar, así que no debería haber nada de qué preocuparse ahora.”

 

Daikokuten inclino su cabeza

Tal vez esté de acuerdo.

 

Daikokuten: “Bueno, entonces, la otra cosa. ‘Dar en el blanco’, ¿fue molesto después de todo?”

Atena: “... Sí. Eso fue bastante molesto. Especialmente porque se sumerge en la batalla y olvida sus emociones, luchando sin piedad. Él me disparó implacablemente y en el momento en que no podía sostener mis brazos ya, sinceramente me sentía como si estuviera frente a una máquina. Estoy temblando ahora de solo recordarlo.”

Daikokuten: “Ho querida. Es bueno que la habilidad que está desarrollando sea su talento con un arco. Eso es lo mejor para Makoto. Él ya está poniendo a ‘Dar en el blanco’ para usarlo no sólo con el arco, sino también con su magia.”

 

Daikokuten de repente estrecho sus ojos y miro a Susanoo.

Su expresión es de reproche.

 

Susanoo: “Hey hey, yo sólo sugerí una manera de preparar a Makoto para que, si alguna vez luchara contra un dios, él podría manejar de alguna manera, ¿sabes?”

Daikokuten: “... Es frustrante que no podamos hacer otra cosa que rezar para que esto sea suficiente. Espero que lo siguiente que escuchemos sobre ese mundo no sea una petición para su destrucción.”

Susanoo: “Siento lo mismo.”

Atena: “Yo también. Los mundos que fueron arruinados por la participación de dioses son existencias tristes.”

 

Los tres dioses hablaron de Makoto.

El futuro en el que estaría gritando alrededor del regalo que le dejaron no está tan lejos.