Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capitulo 160: En su lugar se podría decir que había sido fácil hasta ahora.




Manual




Los Variants dejaron grandes cicatrices en la ciudad de Rotsgard.

Hubo muchas víctimas, y la ciudad fue dañada considerablemente.

Por supuesto, los ciudadanos son incapaces de volver a sus vidas normales y tienen que vivir en las casas temporales mientras trabajan duro en la reparación de la ciudad.

Hemos hecho parecer que las hermanas Eva y Ruria fallecieron en este incidente y las llevamos a Kaleneon.

La gente sigue dando el adiós a los muertos aquí también, así que sigo escuchando sobre su reputación.

No hay mucha gente ahora, pero sorprendentemente, parece que están trabajando duro todos los días sin ninguna queja.

Desde nuestro punto de vista, solo eran mutantes, pero para la gente de la ciudad, fue un evento casi sin precedentes.

La teoría de la conspiración de la raza de los demonios se filtró de algún lugar, por lo que la reputación de los demonios se había deteriorado considerablemente.

 

Y así pasó un año.

 

O por lo menos habría sido fácil si las cosas terminaran así, pero yo no estoy completamente desligado de esta ciudad.

Estoy participando en las reuniones del gremio de comerciantes (aunque hay un número increíblemente pequeño de personas ahora) y hemos estado tomando decisiones como la apertura de tiendas temporales y la disminución de las personas que quieren convertirse en profesores de la academia.

Día tras día, estoy haciendo un trabajo que está más allá de mi capacidad.

No tengo suficientes dedos para contar el número de tareas que tengo que completar cada día. Nunca he trabajado tan duro en mi vida.

 

Makoto: “¿Es realmente necesario reunirse con las personas importantes de otros países en este momento?”

 

Inconscientemente dejé salir una queja.

Esto es necesario, - En cada reunión cada noche, uno tras otro, ellos solicitan materiales adicionales (en otras palabras, mi carga de trabajo aumenta).

Con el fin de hacer que las clases en la academia se reanuden tan pronto como sea posible y lograr que la Ciudad Academia luzca como si hubiera vuelto a la normalidad, he estado recibiendo nada más que solicitudes irrazonables. (Todavía estamos en medio de la restauración de la ciudad y están preocupados por las malditas clases, me pregunto si son idiotas).

Tengo mis manos llenas con esto solo.

A pesar de eso, por alguna razón, el príncipe de Limia, el líder de Lorel y la gente importante del templo se están turnando para pedir ayuda.

Tuve que resistir el impulso de decirles que se callaran varias veces.

 

Hoy, estamos arreglando la calle principal.

Ha sido alrededor de una semana desde que empezamos con esto, y un buen número de lugares en la calle parecen estar de vuelta a cómo eran antes.

Sin embargo, las perspectivas de nuestra tienda todavía no se ven bien.

Las tiendas temporales cerca de las instalaciones de las viviendas temporales se han vuelto importantes por lo que incluso si nos apresuramos a restaurar nuestra tienda, sería en realidad un inconveniente para los clientes. Así que lo vamos a posponerlo hasta más tarde.

 

Jin: “Sensei, ¿cómo puede llamar a esto una clase?!”

 

Jin se está quejando

 

Amelia: “Sif y Yuno están trabajando para el gremio de comerciantes en un lugar cálido, esto es discriminación!”

 

Amelia se está quejando.

De hecho, el viento de hoy es bastante fuerte por lo que podría sentirse un poco de frío.

 

Izumo: “No creo que este sea el trabajo que se supone tengamos que estar haciendo...”

 

Izumo se está quejando también.

Parece que todos y cada uno de los estudiantes que asisten a mis clases están descontentos con su trabajo.

A excepción de las dos hijas de Rembrandt-san, todos mis estudiantes están aquí.

Me pregunto si esos idiotas han perdido la cabeza. Tan pronto como regresé a la academia me dijeron que habían programado horarios para que las clases se reanudaran.

Por supuesto, les dije que las clases pueden esperar hasta que la Ciudad Academia se haya calmado un poco, pero fueron y dijeron que querían que las clases se reanudaran tan pronto como la academia estuviera lista y funcionando.

 

Mi horario para reunirme con la gente está lleno y mis negocios con los comerciantes es aún más ocupado, así que este no es el momento para... no, muchas áreas de la ciudad todavía están en ruinas, y hay mucha gente que perdió a sus seres queridos.

La gente tiende a olvidar el peligro demasiado rápido una vez que se ha pasado.

Por lo tanto, bajo el pretexto de solidificar los cimientos, decidimos demoler los diversos edificios parcialmente destruidos y algunas personas trabajan en obras de ingeniería todo el día.

 

La participación es obligatoria.

 

Justo después de terminar con la academia, comencé a terminar las negociaciones para conseguir el personal que necesitamos para restaurar el resto de la ciudad. Hay un aumento considerable en la velocidad de la restauración de la ciudad si se usa magia.

Por lo tanto, la participación de las personas que pueden utilizar magia es muy importante.

Por alguna razón, Rembrandt-san se enteró de esto y nos dijo que había asignado a Sif y Yuno otro trabajo, así que ellas lograron salvarse de ello.

Bueno, podría ser una buena oportunidad para que ellas dos vean y aprendan del trabajo de su padre de cerca, así que no las obligué a trabajar.

 

Makoto: “Es porque te quejas de este tipo de cosas que te asustas cuando enfrentas a los Variants. Sus armas están llorando, chicos.”

Jin: “... Raidou-sensei, ahora que estoy hablando con usted directamente, estaba pensando.”

Makoto. “¿Qué sucede, Jin?”

 

Como si hubiera caído en mis palabras, Jin me hablo.

 

Jin: “Tiene la misma edad que nosotros después de todo, ¿no? En realidad, tengo la sensación de que es más joven que nosotros.”

Makoto: “¿Estás diciendo es un desperdicio que yo hable?”

Jin: “Tiene más dignidad con la escritura... Espera, eso no es lo que quería decir. Me preguntaba si el trabajo estaría terminado antes si Sensei participara. Ya que eres joven y todo.”

Makoto. “Podría considerarlo siempre y cuando no se me haga hacer algo molesto como estar a cargo del sitio. Bueno, si ustedes no proceden de acuerdo al horario, probablemente terminaré teniendo que hacerlo en lugar de una parte regular de las clases.”

Amelia: “¿Quieres decir que en realidad no nos han asignado nada todavía?”

Izumo: “¡Los otros chicos ya están recibiendo clases sobre habilidades prácticas en la academia, eso es horrible!”

 

Amelia e Izumo interrumpen la conversación entre Jin y yo.

A pesar de que son chicos de la misma edad que yo, ser tomado a la ligara mientras me miran fijamente es suficiente para que me den ganas de dar un paso atrás.

 

Makoto: “... No hay forma de que eso sea cierto. Si tengo que estar trabajando detrás de ustedes en este sitio, todos tendrán una responsabilidad colectiva y van a recibir el mismo castigo.”

Jin: “... C-castigo?”

Makoto: “Una batalla de práctica con Youthrie-kun, no, añadiré Lagarto Azul-kun y Zwei-san al grupo.”

Jin: “Imposible!”

Izumo: “Imposible”

Amelia: “Imposible”

 

Las tres reacciones estaban en armonía.

Esa es una sincronización bastante increíble.

Por cierto, Youthrie-kun es el tercer Lagarto de Niebla.

Afortunadamente, o, mejor dicho, desgraciadamente para ellos, no tuvieron ninguna oportunidad de participar en los recientes enfrentamientos. Aun así, siguieron exigiendo clases sin entender la situación, así que establecí una batalla simulada para ellos.

 

Todos los estudiantes contra Youthrie-kun.

 

Ellos hicieron una formación con las armas que les di, mientras que Youthrie-kun sólo usará almohadillas y hombreras, equipo de protección ligero que no ralentizará sus movimientos.

Sí.

Youthrie-kun es un luchador desarmado.

Al parecer, originalmente era alguien a quien le resultaba más fácil pelear con sus propias manos en lugar de usar armas, pero es una persona extraña que tuvo gusto por algunas de las técnicas de lucha cuerpo a cuerpo en mis recuerdos y las practicó seriamente.

Abandonó la daga que había estado usando y ​​ahora él es el único luchador desarmado en Asora.

 

Si se considera que Lagarto Azul-kun tiene técnica y Zwei-san tiene poder.

Youthrie-kun tiene técnica y poder.

En resumen, es fuerte.

Podría haberse contenido contra ellos, pero le pedí que mantuviera eso al mínimo. Para ellos, su fuerza debe haber parecido la de un emisario del infierno.

Fueron derribados por Youthrie-kun como bolos de una mesa boliche.

Sus armas fueron completamente destruidas, y recibieron un tratamiento completo después de ser golpeados, pateados, lanzados y suprimidos.

Al ver su miedo, supongo que eso causó algún trauma en ellos.

Sus armas fueron arregladas adecuadamente por los Eldwas y están de vuelta a la normalidad, pero honestamente incluso a mí me sorprendió el puño de onda de Youthrie-kun.

 

Makoto: “Así que pónganse a trabajar en serio. En cualquier caso, creo que ayudar en la restauración de la ciudad sería algo bueno, tanto para la academia como para ustedes.”

Jin: “... Hay un montón de gente entre los ciudadanos que sólo están tratando de aprovecharse de nosotros y hacer ganancias, sin embargo. Usted es el que ha cambiado, Raidou-sensei.”

Makoto: “Lo voy a aclarar. Para mí, devolver a la ciudad a la normalidad es más importante que dar clases. Si hablan de esa manera, voy a dejar de dar clases por un tiempo, ¿saben? Los estudiantes tendrían que volver a aplicar. ¿Está bien si cierro mis clases por ahora?”

Jin: “La forma en que la que está diciendo eso es... ¿E-el rumor acerca de que rechazo convertirse en un maestro de tiempo completo, era realmente cierto ...?”

Makoto: “Sí, lo rechacé. No tengo la intención ganarme la vida siendo un maestro para siempre.”

Jin: “¡Es una persona en la que no aplica el sentido común! Lo haremos, ¡trabajaremos duro! Por favor, evitemos tener que volver a aplicar. ¡La tasa de aceptación será una locura! No deberíamos haber dicho nada ...”

Makoto: “Deberías haber dicho eso desde el principio. Incluso si consigues algunos kouhais, ellos te van a superar en un tiempo.”

 

Por alguna razón.

Después de escuchar mis últimas palabras, estos tres han dejado de quejarse y están mostrando mucho más espíritu para trabajar.

En realidad, estaba bromeando acerca de hacerlos volver a aplicar, pero tendré que aceptar nuevas solicitudes una vez que todo se haya calmado.

Tengo que continuar con mis clases con estos chicos, también ...

Pero si la incómoda sensación que tenía en Limia es correcta, estos chicos ya podrían ser bastante fuertes en este momento.

Tengo que hacer un poco de reflexión sobre lo duro que quiero entrenarlos a ellos.

No sería gracioso si creara estudiantes que fueran más fuertes que la Orden de Caballeros.

 

Pensé que estaba intentando educar estudiantes de élite, así que usé a los aventureros de Tsige como un estándar de referencia y evalué a los estudiantes en sus habilidades individuales especializadas. Mirando hacia atrás, eso podría haber sido un error.

Pensé que este sería un requisito básico, pero tengo que establecer el nivel de poder sobrevivir en viajes a la tierra baldía como un objetivo, también.

Hoy, Shiki está repartiendo raciones con Sairitsu-san de Lorel, y Mio está en Asora.

Tomoe está ayudando con el transporte de mercancías por la ciudad, así que... Haah. No nos veremos hasta la noche.

Ojalá pudiera volver a la noche de la fiesta.

 

•••••••••••••

 

El trabajo de la mañana está finalmente terminado.

Los estudiantes y los trabajadores están en su descanso para tomar el almuerzo, por lo que son libres de hacer lo que les plazca.

¿Y para mí?

Tengo que ir a encontrarme con algunas personas por un tiempo.

He dado órdenes para lo que se tiene que hacer para el trabajo reparación, así que estará bien incluso si no regreso por unas horas.

Mientras no ocurra nada malo, de todos modos.

Ya tengo que encontrarme con la primera persona, así que me dirigí lejos de la calle principal y pase a través de las ruinas de la Compañía de Kuzunoha, que es básicamente escombros ahora.

 

Ester: “Ah, lo ciento por eso, Raidou-sensei. Hacerlo venir hasta aquí.”

Makoto: “Por favor, deja eso. Eres mayor que yo, Ester-san, y yo no soy tu maestro, así que puedes llamarme Raidou.”

Ester: “Es bastante molesto que no se sienta culpable por mencionar mi edad, Sensei. Pero para mí referirme a mi salvador sin un honorífico es completamente imposible. El jefe todavía no ha llegado; ¿Le importaría esperar dentro un poco?”

Makoto: “Sí, entiendo.”

Ester: “Tengo que decir que me sorprendió cuando repentinamente consiguió la posibilidad de hablar. Luce más joven que cuando se estaba comunicando con la escritura.”

 

Ester-san me miro como si fuera poco habitual que yo hablara normalmente.

La rescaté de un Variant en el burdel cerca de aquí, pero nunca imaginé que iba a reunirme con su jefe. Sin embargo, pensé que lo que dijo eran solo palabras.

Es una persona del mundo clandestino, así que es mejor si me mantengo a cierta distancia de él.

Jin también lo dijo, pero me pregunto si es un cumplido que me digan que luzco más joven cuando estoy hablando o si es algo malo.

Acabo de conseguir el lenguaje común, pero aparentemente la impresión que la gente tiene es diferente.

 

Makoto: “Este es un evento importante, después de todo. Podría haber una oportunidad para tomar aquí. Parece que el daño es menos grave aquí en comparación con otras áreas; ¿Cuándo se espera que el negocio esté funcionando de nuevo?”

 

Mirando alrededor, parece que la reparación de los edificios sin tener que demolerlos primero podría funcionar.

Siendo este el caso, ¿una vez que el camino está decidido, estas personas no podrán volver a sus vidas normales antes de lo esperado?

 

Ester: “... Estamos en la industria del sexo, después de todo. No hay manera de que la gente y los negocios regresen sin que la ciudad se ponga de pie. No podemos dar la bienvenida a la gente solo porque el edificio y las chicas están a salvo.”

Makoto: “¿No hay demanda de las personas que se han reunido aquí para restaurar la ciudad?”

Ester: “Fufufu. ¿Demanda, usted dice? Tenemos que preocuparnos por los ojos de la gente de la ciudad. Un burdel no se destaca como algo que sea necesario. Es un negocio que está influenciado por su popularidad y el patrocinio de la gente, después de todo.”

 

Es así como es.

Supongo que hay servicios que no se pueden ofrecer sólo porque hay una demanda para ello.

En ese caso, no es de extrañar que ella esté exasperada después de escuchar mi inútil conversación.

Ella me está mirando de manera gentil. O más bien, siento que estoy siendo visto como un niño, así que lo dejaré así.

 

Makoto: “...”

Ester: “Hmm, parece que el jefe ha llegado. Bueno, entonces lo traeré aquí. En cualquier caso, creo que simplemente quiere darle las gracias. Tiene una apariencia aterradora, pero es compasivo y en cierto sentido amable. Y ... no, lo dejare un poco expectante.”

 

Aspecto aterrador.

Parece que es el tipo de persona con el que no soy bueno al tratar.

Ah, sí, eso es correcto.

Comparado con el rostro de Io, no importa lo atemorizante que se vea, no hay manera de que la apariencia de un hyuman pueda ser tan aterradora.

Me imagine la cara del poderoso gigante.

Ah, pero.

Si es un hyuman, supongo que Zara-san sería una mejor comparación.

Pensando en el trauma que recibí de esa persona, creo que esta persona debería estar bien.

 

Zara: “Mis disculpas por hacerte esperar. Parece que Ester y las otras chicas del burdel están en deuda con usted ... ¿Raidou?”

Makoto: “... Representante Zara?”

 

La cara que estaba imaginando ha aparecido en la puerta.

¿Eh?

¿Esta persona?

 

Zara: “Ester, ¿cuál es el significado de esto?”

Ester: “¿Oh? ¿Ya se conocían? No hay ningún ‘significado de esto’, él es la persona que me salvó la vida y su nombre es Raidou. Es un comerciante que maneja una pequeña empresa.”

Zara: “... ¡¿Tú, me hiciste encontrarme con Raidou sabiendo que él es un comerciante?!”

Ester: “Bueno, sí. Todavía es un novato, pero parece ser muy prometedor. Pensé en dejarle reunirse con usted para devolverle el favor que hizo por nosotros.”

Zara: “Ése no es el problema aquí!”

Ester: “Por favor cálmate, jefe. Puedo asegurarle que no tiene intenciones ocultas. Aunque parece que no solo lo conoces, sino que estás familiarizado con el... ¿He hecho algo innecesario?”

Zara: “Ah, no. Ya veo, Raidou es el que te salvó.”

 

Zara-san dejo escapar un suspiro.

Para ser honesto, quiero dejar salir un enorme suspiro también.

Quiero que me permitan evitar venir aquí sin estar mentalmente preparado primero.

Después de una breve pausa, Zara-san se giró hacia mí y bajo la cabeza.

 

Zara: “Raidou, muchas gracias. Estoy muy agradecido.”

Makoto: “Espera, Representante. ¡Lo que hice no es tan grande!”

Zara: “No. Protegiste a muchos de mis empleados. Mostrar esta gratitud es sólo algo normal.”

 

Ahora se ha vuelto torpe.

 

Makoto: “U-usted estaba en propiedad de este tipo de negocios también, ¿Representante Zara? Estoy muy sorprendido.”

 

Deseando desesperadamente cambiar el tema, dije lo primero que me vino a la mente.

 

Zara: “... Sí. Estoy a cargo de estos caminantes de la calle y de los juegos de azar. He aplastado a todos los demás que estaban haciendo operaciones similares en otras ciudades. No planeé que las cosas salieran de esta manera, pero también tengo mis propias razones para esto.”

 

Líder del gremio de comerciantes y líder del mundo clandestino también.

Parece que mi trabajo ha tomado un atajo el día de hoy.

No planeé que esto sucediera, así que es increíble que esté haciendo esto.

 

Makoto: “¿Es eso así? Bueno, escuché los gritos de Ester-san y las demás y vine corriendo para ayudar. No tengo ninguna intención de hacerte sentir en deuda.”

 

Realmente no puedo decirlo bien, pero quiero decir que no lo hice para recibir su gratitud.

 

Zara: “...Fu, no has cambiado. Sigues dando esas respuestas. Aun así, la Compañía Kuzunoha ha estado difundiendo su nombre a un punto de llegar casi a lo diabólico. No es que haya aceptado las palabras de Rembrandt, pero parece que vas en una dirección diferente de los comerciantes regulares.”

 

Por un momento Zara-san tenía una mirada estricta en su rostro, pero luego deja escapar un suspiro exasperado y comienza a hablar.

 

Zara: “La mayoría de los compañeros que han querido engañarte han muerto. El segundo príncipe de Limia y la emperatriz de Lorel te han convocado para poder medir directamente tu utilidad. No te emociones demasiado con la gente del templo, tampoco. No estoy bromeando cuando digo que el que se ha beneficiado más de la rebelión de los Variants es usted, Raidou.”

Makoto: “Ha, haah.”

 

Más bien, las relaciones con esas personas están acelerando las cosas innecesariamente.

Por cierto, la emperatriz de Lorel es Sairitsu-san.

Supuse que era la esposa del emperador, pero en realidad es un título importante dado a la persona a cargo de las Sacerdotisas de ese país.

Sairitsu-san dijo que su nombre no es muy conocido, pero seguramente era una broma; El nombre de cualquier persona con una alta posición en una de las cuatro grandes potencias debe ser muy conocido.

... No es como si yo lo supiera.

 

Zara: “Incluso como gremio. Hay un costo para haber empujado tan duro con el transporte de mercancías. Ni siquiera se supone que hay muchas tiendas de medicamentos en primer lugar. Más o menos, las personas que están tratando de reanudar sus negocios están comenzando en diferentes mercados.”

Makoto: “Eh, esa no fue mi-”

Zara: “Idiota. No es sólo por tu bien. Mientras sigan mejorando la calidad y los precios, no habrá una sola tienda en la ciudad que pueda competir con la Compañía Kuzunoha cuando se trata de medicina. Iba a decir esto esta noche. Usted debe considerar ir en una dirección adecuada para aumentar sus ventas, aunque sólo sea un poco a la vez. Abrir sucursales también está bien.”

Makoto: “Sucursales ...”

 

Es difícil, porque no tendremos suficiente gente.

 

Zara: “Ya he mencionado esto a Shiki... san también, pero sería útil si sigues actuando como mediador con la academia hasta cierto punto. Ahora mismo, la razón por la que la restauración de la ciudad está progresando a un ritmo alto es porque podemos usar la magia sin contenernos. Queremos mantener esto hasta que todo vuelva a la normalidad.”

 

¿Por qué agrega el -san al nombre de Shiki, pero lo deja sin honoríficos para mí?

¿Podría estar pensando que yo soy su guardián?

... Es sobre todo cierto, así que no puedo negarlo.

 

Makoto: “Por ahora, tengo la intención de seguir haciendo las solicitudes de la academia. Así como el transporte de mercancías alrededor de la ciudad a través de Tomoe.”

Zara: “La mujer que domesticó a los dragones incluso mejor que los Caballeros Dragón, ¿eh? Para ser honesto, tengo cosas que decir sobre su inexperiencia y habilidad. Pero sólo puedo quitarme el sombrero ante la multitud de métodos poco ortodoxos a su disposición. Jamás creería que usarías a los cachorros de tigre de Lorel como un método de transporte.”

Makoto: “Pensé que todos los Caballeros Dragón serian fuertes.”

Zara: “... ¿Cómo es eso? Fui a verlos una vez, pero no son más que decoraciones. Bajo las direcciones de esa mujer, se movían como una unidad de dragones voladores y eran apenas temibles en absoluto.”

Makoto: “Ah, jajaja.”

Zara: “A este ritmo, aunque sólo sea en apariencia, el paisaje urbano de Rotsgard probablemente volverá a la normalidad en aproximadamente un mes. Como jefe de un gremio y como el gerente del burdel de prostitutas. Lo diré una vez más. Gracias, Raidou.”

 

No sólo Zara-san, sino que Ester-san lo imito mientras ambos bajaban la cabeza.

Realmente no puedo acostumbrarme a que este representante baje la cabeza enfrente de mí.

 

Makoto: “También quiero darle las gracias. A partir de ahora, si muestro algún defecto, por favor guíame, Representante Zara.”

Zara. “Lo haré, si no lo hago Rembrandt-san se enojará conmigo... Ahora que lo pienso. Como un agradecimiento por salvar a las prostitutas, cuando las tiendas de esta calle vuelvan a abrirse, te dejaré entrar de forma gratuita. ¿Qué dices, Raidou?”

 

... Al levantar la cara, su expresión ha cambiado por completo.

Ah, tiene una mirada desagradable en su cara.

 

Makoto: “¿Qué digo? Yo soy solo un nombre a medias, y no participo en tales actividades.”

Zara: “Un error que veo en ti es estas respuestas ambiguas que das. Bueno, lo interpretaré a mi manera. En ese caso, a partir de ahora, este burdel es gratuito para la Compañía Kuzunoha. Úsalo como quieras. Daré una orden para que puedan usar las tiendas para sus necesidades diarias. Esa es mi manera de mostrar mi agradecimiento y un pago por mantener la boca cerrada sobre qué yo soy el gerente de este lugar. Te confiaré eso. Bueno, entonces, lo siento por tomar tanto de tu tiempo. Ambos somos personas ocupadas, pero usted tiene que poner sus mejores esfuerzos en la reunión de esta noche. No te olvides de eso, Raidou.”

 

Después de este monólogo unilateral, el Representante Zara se dio la vuelta y se fue.

Esto significa que predijo que yo no lo rechazaría.

... No, no creo que vaya a salir nada bueno de exponerlo, así que no lo haré.

A pesar de que no tiene un aire intimidante, de alguna manera encontrarme con este hombre un poco difícil de tratar.

Err, el siguiente es el príncipe de Limia.

Está dispuesto que nos encontremos en la sala de conferencias de la academia.