Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capitulo 146: Participación del diablo ①.




Manual




“Este no es el momento de decir: 'Cansado', ¿verdad?”

 

Mio colocó su mano derecha al frente.

Sin poner mucho poder en ella, se imaginó una imagen de liberación y disparó, no de su mano, sino de su manga.

Con ella como centro, un poder mágico invisible se expandió a gran velocidad.

Si alguien pudiera verlo, todos dirían que parecía varias telas de araña apiladas una sobre la otra.

Después de que Mio obtuvo su cuerpo con forma humana, aprendió este hechizo para cubrir su punto débil que era su capacidad de percepción.

 

Tomoe: “Estoy contando contigo, Mio.”

Mio: “Sí, espéralo con ansias. Aquí voy.”

 

Kaleneon.

 

El lugar donde había un pequeño país hyuman en el pasado.

En este momento, las personas que obedecen a Misumi Makoto, no, el representante de la Compañía Kuzunoha, Raidou, estaban de pie en esta tierra.

Tomoe y Mio estaban a la cabeza, y los monstruos estaban alineados.

Los orcos de la montaña y los lagartos de la niebla que vivieron una vez en el terreno baldío.

Con un número total que ni siquiera llega a los cientos, todos estaban completamente armados, y cuando la luz de la luna brillaba, su equipo reflejaba su luz.

Como si actuaran de acuerdo con las palabras de Mio, levantaron sus voces con un: “Oooh !!”

 

Tomoe: “Radar de redes y enlace conjunto uh. Verdaderamente un hechizo conveniente. Puedo entender el entorno como si lo estuviera tocando.”

 

Las palabras de Tomoe sonaron satisfechas.

Fue en ese momento que Mio vinculó el área de percepción con los demás.

Su alcance es de unos 20 km.

Pensando en el área del plan de esta vez, este rango es suficiente.

En esencia, su área de percepción es más amplia, pero parece que juzgó que era inútil vincular toda esa área.

Ella enlazó toda la zona con Tomoe, pero limitó el área que los Orcos y los Lagartos de la Niebla percibían al espacio designado para la estrategia.

Tomoe dijo que era como un radar, y esa es una representación bastante exacta.

Ahora mismo las unidades que han venido aquí desde Asora, cada uno de ellos tiene un radar que se manifiesta dentro de sus cabezas.

Todavía no han hecho contacto, y, sin embargo, sabían completamente cuántos enemigos había en el lugar y cómo se distribuían sus fuerzas.

 

Mio: “Entonces es una incursión nocturna. Me pregunto qué tanto lucharán.”

Tomoe: “Esta vez, una declaración de guerra es innecesaria. Porque ya se ha ‘hecho’ después de todo. En esta ocasión, las intenciones de Waka serán transmitidas.”

Mio: “Sí, ya no puedo contenerme. Voy a salir, perdón.”

Tomoe: “¡Ah, Mio?! No se puede evitar eh. Yo me siento exactamente igual después de todo. Ustedes, no sé si podré contenerme esta noche. Mio estará a cargo de la parte interior de la Fortaleza. En ese caso, iré a asegurar la puerta de Asora. No se acerquen a nosotros por un tiempo.”

 

Cuando Mio dio un paso adelante, su figura desapareció.

Tomoe confirmo el lugar al que se dirigía y dejo salir una sonrisa. Luego, se giró hacia las unidades.

A las palabras y la expresión llenas de espíritu de lucha que normalmente no se puede ver en Tomoe, los Orcos y Lagartos silenciosamente asienten con la cabeza.

Mostraban un fuego incontenible en sus ojos.

 

Tomoe: “Todos deben estar sintiendo lo mismo. Orcos de la montaña y Lagartos de la Niebla, liberen el contenido que hay en su corazón. Está bien no perseguir a los que escapen. Ustedes lo entienden, ¿verdad? En el contexto, esto es una guerra entre Kaleneon y la raza de los demonios.”

 

Cortando sus palabras, Tomoe inhalo.

Empujando su Katana desenfundada al cielo, recoge la voluntad de todos.

 

Tomoe: “¡Una guerra dedicada a Waka! ¡A todo aquel que se oponga! ¡Completamente! ¡Derríbenlos!”

 

Tan pronto termino su discurso, Tomoe pateo el suelo, y en el momento en que alcanzo el aire, ella fue envuelta por la niebla y desapareció.

Inmediatamente después, un grito de guerra resonó en toda la región.

Con exceso de vigor, un resplandor de muchos colores brillo en el cielo.

Esto es una acción de los Lagartos de Niebla.

Este fue el comienzo de la guerra, no, del genocidio.

 

Con una armada que no podía considerarse un gran ejército, dejaron salir un rugido atronador que hizo temblar el suelo mientras marchaban.

Su objetivo es una parte de un pueblo que ha sido reparado y utilizado como fortaleza. La fortaleza que pertenece a Kaleneon.

 

De lo que Tomoe investigó, hay alrededor de dos mil demonios estacionados en ese lugar.

No están lo suficientemente entrenados como para estar en la línea de frente, pero como un ejército, son una fuerza en un nivel suficiente para entrar en batalla.

 

Ellos fueron distraídos por Mio que ya había comenzado a atacar, pero cuando notaron el grupo de monstruos avanzando, con una reacción un poco más lenta que de costumbre, comenzaron a prepararse.

 

Al poco tiempo la puerta ya estaba cerrada, y se aplicó una mejora defensiva a la misma. Inmediatamente después, las unidades de arqueros y magos se colocaron en las paredes exteriores y tomaron la posición del enemigo.

Comenzaron su ataque contra ellos.

Sus movimientos no eran malos.

Si se tenía en cuenta que Mio está en el interior armando un alboroto, se puede considerar que es velocidad de reacción es digna de alabanza.

Sin embargo…

 

El enemigo es mucho para ellos.

 

A los que están enfrentando actualmente son los locos que han estado viviendo en la frontera del mundo como si fuera natural, además, han sido entrenados por un Dragón Superior, la Araña Negra de la Calamidad, y también los semi-humanos. Por supuesto, la unidad de defensa no tiene manera de saber esto.

 

En sí mismos son enemigos formidables, y, sin embargo, en este momento su moral está en su clímax.

No es algo con lo que puedan lidiar.

En realidad, si se tele transportaran con la ayuda de Tomoe o Mio, también habrían podido luchar desde el interior.

Pero los Orcos y Lagartos querían luchar desde el frente.

Todo era por el bien de mostrar su poder a esta tierra lejana, mostrar el poder de su Señor.

Para ellos, Kaleneon es una ofrenda.

Las flechas y los hechizos que fueron disparados hacia ellos fueron frustrados.

Ni siquiera una roca podría llegar.

 

-Algo está mal.

 

Cuando la unidad de defensa advirtió la extrañeza de la situación, ya era demasiado tarde.

Los atacantes se movieron.

 

“¡¡Vallan!!”

“Ooooh!”

 

Un Orco con una constitución enrome rugió con una maza gigante en la mano.

Ordenado por la delicada mirada del mago Orco femenino, el Orco Gigante pateo el suelo.

Ese cuerpo irradiaba una luminiscencia roja, y como si fuera empujado hacia adelante, se elevó en el cielo.

Quien valientemente ordenó esto, fue Ema.

Ella estaba mostrando la cara de un guerrero, algo que nadie sería capaz de imaginar de la chica que normalmente hace el trabajo de escritorio.

Aplicando una magia especialmente potente para el guerrero que se hundió, ella bloquea de nuevo los ataques desde las paredes exteriores.

 

“¿Cómo está la fortificación de la pared defensiva?!”

“¡Suficiente! Después de colocar otra capa, pronto podremos cambiar a la defensa.”

“Bueno. ¡Primero comenzaremos aplastando a esos Orcos!”

 

La carga de un Orco que estaba en las unidades.

Entendiendo la razón por la que estaba tratando de sumergirse en la puerta, los demonios reaccionan inmediatamente.

 

“Ooooh!! ¡Al demonio que me detendrán!!”

 

Dibujando una parábola, el Orco de las tierras altas se acercó de repente a la puerta.

Sosteniendo la maza que luce enorme incluso cuando está en las manos del orco de gran constitución, lo blande.

Sin mostrar ninguna señal de romper su postura, estrello ese ataque en las puertas.

Un sonido especialmente fuerte, como si un relámpago cayera, resonaba en la Fortaleza por la noche.

En el humo que asciende, se alza una gran sombra.

El humo también se elevaba del cuerpo del Orco.

La puerta sólida que protegía la fortaleza ya se había convertido en un desastre miserable.

Lo más probable es que pensaran que sería mejor atacar al Orco mientras su visión aún no estaba clara. Varias sombras comenzaron su ataque.

Parece que varias luces del interior de la fortaleza sirvieron como iluminación.

El resultado fue una tragedia.

La maza se balanceó rápidamente horizontalmente.

Todas las sombras fueron arrojadas a la dirección opuesta con buen impulso.

 

“No subestimes a los Orcos de las tierras altas. No bajen la guardia, hagan lo mejor posible. ¡Hay muchos detrás de mí que son mucho más fuertes que yo! ¡Si ustedes son débiles, no podemos mostrar lo mejor de nosotros!”

“¡A mi señal!!”

“¡No dejes que ellos avancen! ¡Como si fuéramos dejar que estos sin nombre avancen más allá de esto-!!”

“Son sólo Orcos y Hombres lagarto. ¡Además de eso, ni siquiera hay un centenar de ellos!!”

 

Las tropas de Asora inundaron la fortaleza.

Ni siquiera llegaban a los cientos.

Eso es exactamente correcto.

Normalmente, los Orcos y los Lagartos no son tan destacados entre el ejército de la raza de los demonios.

Eso es exactamente correcto.

 

En las tierras que están bajo el dominio de la raza de los demonios, nadie se imaginaría que las fuertes tropas que venían de la tierra baldía los estarían atacando.

Por lo tanto…

Su máxima resistencia estaba siendo pisoteada.

La moral que la gente de Asora emite no ha mostrado signos de debilitamiento.

Los dos mil soldados que protegen la fortaleza estaban siendo desafiados por un enemigo de menos de cien, además, están dispersos.

 

Por el favor de Mio, los Lagartos son capaces de captar con precisión la posición y la situación del enemigo, divididos en grupos de 3, que es la configuración más pequeña que tienen, y estaban derribando a sus enemigos.

No era otra cosa que imprudencia.

Si Makoto diera una impresión de esta lucha, sería que esta es una batalla ignora las bases de la estrategia.

Es una diferencia en el número de tropas que normalmente ni siquiera sería capaz de romper la puerta.

 

Pero aun así…

 

La puerta de la fortaleza cedió, y el guerrero que la abrió, se burló de los dos mil que estaban allí.

Todas las tropas de Asora comprendieron la situación de la batalla.

Sabían que Mio ya había llegado a un lugar que tenía una gran reacción, y Tomoe se dirigía a su destino a una velocidad increíble.

Cada uno de ellos lideró el camino y puso fuerza en sus puños.

Para la raza de los demonios, esta pelea de pesadilla acababa de empezar.

 

•••••••••••••

 

Mio: “Ara, lo siento por Tomoe-san, pero, parece que encorte el boleto ganador.”

“... Si te pregunto quién eres, mujer, ¿me responderías?”

Mio: “Por supuesto. Mi nombre es Mio. ¿Y usted?”

“...Yo soy uno de los soldados bajo el mando del señor demonio-sama. ¿Hay alguna necesidad de saber más?”

Mio: “Si no sé tu nombre, no podré informar a quién hice qué. Eso sería molesto.”

 

Mio reía agradablemente mientras responde al hombre.

En el interior de la fortaleza, en un espacio que era probable que se utilizara como una gran sala de reuniones.

En este lugar, ella encontró lo que el grupo en este lugar llamaba: “el más fuerte entre ellos”.

Su mitad superior era parecida a un hyuman, pero su mitad inferior es la de una serpiente.

Tenía presencia, y también podía sentir poder de él.

Para ella que quería derrotar al más fuerte para informar a su maestro Makoto, en los ojos de Mio era el jugador más adecuado.

 

Reft: “El nombre de este es Reft. Un dragón Variant, [Mildi Dragon] Reft.”

Mio: “Ara, una mutación de la raza dragón. Qué raro. Pensé que eras una serpiente.”

Reft: “Dijiste que tu nombre era Mio, ¿verdad? Sin siquiera una declaración de guerra, ¿qué demonios son ustedes bastardos? Una fuerza que ordena a Orcos y Lagartos. No puedo pensar en ello como un ejército hyuman.”

Mio: “Ufufufu.”

 

Mio estaba realmente de buen humor.

 

Tan feliz, tan feliz, tan feliz.

Incluso cuando ella entiende que ella está en el campo de batalla, ella no puede detener a su rostro de sonreír ampliamente.

 

Reft: “Así que ni siquiera tienes la intención de responder. Lo siento, pero, que yo estuviera aquí fue mala suerte para ustedes. Tendré que aplastarte...”

Mio: “No, te ofreceré la respuesta.”

Reft: “? !!”

Mio: “Ya hemos terminado de declarar la guerra. No, ustedes fueron los que nos declararon la guerra, ¿sabes?”

Reft: “… ¿Qué?”

Mio: “Somos Kaleneon. Los que deben salir de este país son la raza de los demonios.”

Reft: “Kale-neon, ¿dices? ¿El país hyuman que estaba aquí antes? ¿Estás diciendo que ustedes son un ejército de un país en ruinas?”

Mio: “No. Kaleneon no ha caído. Siempre ha estado aquí.”

Reft: “… ¿Estás bien de la cabeza?”

 

Reft puso un rostro dudoso ante la manera de hablar de Mio.

Desde su punto de vista era natural, ya que Mio estaba actuando como si estuviera bajo los efectos de una droga.

 

Mio: “Fufufu. ‘Eso’ se convertirá en la verdad, de ahora en adelante. Por nuestras manos.”

 

Mio continuó sin cambiar su comportamiento y su manera de hablar.

Incluso si no fuera Reft, cualquiera habría sentido que se trataba de una locura.

 

Reft: “Toda la tierra hasta el fuerte Stella, es tierra bajo nuestro control. ¡Este Kaleneon es también una de las tierras que la raza de los demonios posee! ¡No tengo libertad suficiente para acompañarte en tus tonterías!”

Mio: “... Por eso es conveniente. Los hyumans no creerán mucho de lo que ustedes digan después de todo. Incluso si un país oscuro fuera destruido... nadie sería capaz de decir algo. Si el país en sí estaba verdaderamente allí o no, es decir.”

Reft: “¿Qué?”

Mio: “Es lo que ella dijo. Honestamente, yo no lo entiendo bien. En realidad, no me importan ese tipo de asuntos. Yo trataré con usted, y ofreceré esta tierra a Waka-sama. Eso es lo más importante. No importa si este lugar era Kaleneon, o un lugar que continuó siendo Kaleneon; No me importa de que se trate.”

Reft: “Usted ... ustedes, ¿qué son ustedes ...”

 

‘Empecemos’, es lo que Mio dijo mientras sostiene su abanico plegable y lo señala a Reft.

 

Reft: “Parece que no puedo simplemente matarte. Porque todavía tengo cosas que tengo que preguntarte.”

 

Reft gira su lanza gigante en Mio.

Su cuerpo mitad-híbrido, medio serpiente se torció.

 

Mio: “Si eres capaz de ganar contra mí, haz lo que quieras. Ufufu, la puerta a cedido uh. Parece que también están haciendo su mejor esfuerzo para ofrecer la victoria a Waka-sama. Por supuesto, hoy, en este mismo día, no hay una sola persona en nuestras fuerzas que no sea capaz de hacerlo.”

Reft: “Esta presión es... no es algo que un simple grupo de lunáticos sea capaz de hacer. Pensar que tendría que hacer este tipo de batalla antes de encontrarme al héroe.”

 

El dragón Variant, Reft.

Uno de los generales demonios que estaba en esta fortaleza por casualidad.

Uno de los escalones superiores de la raza de los demonios.

Mientras recibía la sed de sangre con su cuerpo, Mio entrecerró los ojos y sonrió.

 

••••••••••••••

 

“Ya veo”

 

En la periferia de la capital imperial.

La mujer que había obtenido cierta cantidad de datos, arrugó ese papel en una bola y lo tiró sobre la mesa.

Piel azul y sin cuerno.

Llevando un traje apretado, ella tiene un abrigo exagerado en sus hombros.

Uno de los generales demonios, Rona.

Incluso si está en las afueras, todavía está dentro de la capital imperial.

Ese abrigo exagerado es algo que sólo se proporciona a los demonios en los escalones superiores.

Usar eso en una de las capitales de los hyumans es bastante peligroso.

Aun así, Rona no se preocupó y, sin impaciencia, permaneció sentada en la habitación.

 

“Buen trabajo. No tengo derecho a decir esto, pero tú sabes, Rona, eres bastante atrevida.”

Rona: “Sofía. ¿No me importa que armes tanto alboroto como quieras sabes? Con su poder, usted debe ser capaz de terminar con el problema incluso sin encontrar al héroe después de todo. Además, fácilmente asesino a las llamadas tropas más fuertes del Imperio, ¿verdad? Sigue así.”

 

Rona echo una mirada a Sofía y al muchacho que entro en la habitación junto con ella, y luego regreso su mirada a sus documentos.

 

Sofía: “No mostraron resistencia. Vine a oír el ‘Ya veo’ de Rona. Estaba interesada en la razón de este extraño ataque disperso, la verdad no sé si tienes la intención de atacar o no.”

Rona: “¿No hay suficientes víctimas en el ejército del Imperio? Tenemos suficiente intención de atacar. No te preocupes. Sofía, y Lancer también. ¿No es malo aparecer en la capital imperial? La unidad aquí está siendo empujada hacia atrás, por lo que estaría agradecida si proporcionas respaldo.”

Sofía: “Al principio fue así como lo hicimos. Usando una unidad que parecía estar cerca de caer como cebo, los atrapamos en un ataque de pinzas y los aplastamos. Pensé que era esa clase de estrategia. Pero no es así, ¿verdad? Rona ha tirado una gran cantidad de unidades antes. No somos subordinados, sino colaboradores, así que quisiera que compartiera la información que usted conoce ~”

Rona: “... Fuh ~ La estrategia eh. Bueno, por el momento, ustedes dos están bajo mi cuidado. Si ustedes son colaboradores, cooperen para que la estrategia avance sin problemas”

Sofía: “Ella dice eso, Mitsurugi”

Lancer: “Palabras que descartan mi motivación. Oír ese tipo de palabras de la persona a cargo lo hace aún peor.”

 

Las caras de Sofía y Lancer mostraban una clara insatisfacción al mirar a Rona.

Los gestos femeninos y el comportamiento lúdico que Rona usaba cuando se encontró con Makoto, no se encontraban en ninguna parte.

Con ojos fríos y una expresión estricta, ella organizó la información que surgió y estaba mirando la situación de la guerra, pero dejó temporalmente de leer los documentos.

Manteniendo su rostro como comandante, mira a los dos colaboradores.

 

Rona: “El héroe del Imperio tiene una naturaleza bilateral. A veces se vuelve agresivo, y en otros se mostrará cauto. Y esos dos lados cambian sin importar qué tipo de plan usamos. Pensé que sería mejor entender la razón de esto, ya que sentí que esto sería beneficioso más adelante. Así que he estado concentrando la investigación principalmente en este punto. Aparte de eso, yo quería saber la fuerza de las tropas que el Imperio estaba desarrollando. En ese punto, ustedes dos los sacaron fácilmente y, aunque sólo fuera una tropa, los eliminaron. Fuiste una gran ayuda. Gracias a ustedes dos, creo que podré hacer algunas contramedidas. ¿Qué tal, es esto suficiente? Déjame decirte esto, me debes una con esto, ¿de acuerdo?”

Sofía: “Ya Veo. Abrir tantos cajones del Imperio como sea posible, es lo que usted está tratando de decir. Hmph, muy bien. Esa tropa no era la gran cosa de todos modos. Incluso si no fuera yo, se las habrían arreglado de alguna manera. Estaban desequilibrados y dejaron muchas aberturas después de todo.”

Rona: “Me preocupaba que el sistema de aventureros interfiriera, pero no hubo problemas. Ahora que entiendo y lo veo, este es de hecho uno de los rasgos especiales de un héroe. Puede haber sido problemático si esto llegara a los oídos del Reino, pero afortunadamente, no tienen pruebas. En ese lado Io va en serio, por lo que se hará de todos modos.”

Sofía: “Parece que el grupo de esa chica se ha liberado de la restricción del nivel. Era espeluznante ver a los soldados de alto nivel ser producidos en masa, pero incluso si sus niveles son altos ~”

Lancer: “Rona, si dices que te debemos una, deberías hablar de esa naturaleza de dos caras del héroe de que hablas, ¿verdad? No se preocupe, tengo contramedidas adecuadas preparadas ya.”

Rona: “... Qué desagradable”

 

Rona miro al muchacho con un desagradable sentimiento.

Ambos ni siquiera pueden diferenciar de las cosas que se pueden y no se pueden decir.

No es que persigan sin saberlo. Persiguen mientras lo saben.

Una personalidad extraordinariamente mala.

También es porque Rona no confía en ellos en absoluto.

Incluso si tiene que admitir sus habilidades, no puede confiar su espalda a ellos.

Mientras ella no pueda estar segura de que sus intereses coinciden, no quería hacerlos participar en estrategias importantes, es lo que realmente sentía.

Por eso, en lugar de hacer que participaran en el plan de capital de Limia, ambos actuaron en el Imperio donde Rona misma puede mantener un control en sus acciones.

 

Rona: “El héroe del Imperio, Iwahashi Tomoki, es un héroe que está equipado con equipos anti-ejército. La maniobrabilidad de un dragón volador, el poder defensivo de una guardia real, un alquimista usuario de golems; El tipo que utiliza las desviaciones y aumenta en varios aspectos para evitar que el oponente se acerque más. Puede parecer que solo actúa a la fuerza, pero él piensa realmente relativamente bien.”

Lancer: “No me importa una evaluación tan regular.”

Rona: “… Ya veo. Lo que entendimos de la estrategia de esta vez fue la peculiaridad de este cambio suyo. Es probable que cambie su estilo de lucha dependiendo si es de día o de noche, de una manera más específica, la fase lunar. Probablemente el tiempo de la luna. Sólo en las noches, él obtiene algún tipo de fuerte poder curativo, es lo que creo.”

Lancer: “¿Un poder curativo que sólo se activa por la noche?”

Rona: “Sí, no he oído hablar de eso. No creo que haya un error allí. Por eso, si vamos a acorralarlo, sería mejor si fuera al mediodía. Creo que sería mejor continuar la estrategia evitando las noches o dejándolas pasar.”

Sofía: “... En otras palabras, él es más fuerte por la noche, ¿verdad?”

Rona: “Esa es la conclusión, sí. Está claro que está usando habilidades de alta potencia y haciendo movimientos más audaces sobre todo por la noche. Lancer, ¿qué hay de la retaguardia?”

Lancer: “Correcto. La princesa Lily regresa. Hablando con precisión, ya ha comenzado a dar órdenes a varios pueblos de la ciudad de Robin en la que estaba.”

Rona: “!? ¿Estás diciendo la verdad?”

Lancer: “Por supuesto. Esto es cierto.”

Rona: “... Tch, así que ya se está moviendo. Depende de lo que le pasó a Rotsgard. Si esa mujer ya ha regresado, es innecesario permanecer aquí por mucho tiempo. Ya hemos logrado nuestro objetivo de todos modos. Después de esto, sería suficiente ir a la parte de atrás eh. Un paso más rápido hacia Stella.”

 

Nerviosismo apareció en la cara de Rona.

Fue la información la que cambió mucho la situación de la guerra.

Definitivamente era información de la que ella no podía hablar ni siquiera si se negociaba.

 

“Como pensé, no puedo confiar en estos dos”, es lo que Rona reafirmó.

 

Tal y como se decía ‘No se puede juzgar el bosque por los árboles’, Rona estaba dando órdenes dentro de la capital misma.

Rápidamente quemó los documentos y se dirigió a la entrada de la habitación.

 

Rona: “... ¿Qué están haciendo ustedes dos? Nos vamos de regreso.”

Sofía: “Fufu, he recibido buena información. Con esto, si regresamos no será suficiente, ¿Mitsurugi?”

Lancer: “Sofía, la gente como tú es sólo ...”

 

Rona inclino la cabeza tanto a Sofía como a Lancer, que pensaba que la acompañaría, pero no mostraban signos de movimiento.

 

Sofía: “Rona, te daré un poco de servicio. Debes cruzar el río e ir a un lugar seguro. Voy a ... ir a jugar con el héroe un poco.”

Rona: “Señorita, ¿estabas escuchando lo que dije? Por las noches no conocemos su fuerza con precisión, ¿sabes?! Incluso si sellamos sus poderes con el anillo, en la actualidad sólo está usando armas adecuadas para él, por lo que no tiene mucho efecto. En el pasado habríamos podido aplastarle con solo eso, pero en el estado actual ...”

Sofía: “Dejaré abierta la transmisión del pensamiento, así que cállate. Si vas tan lejos como para decir todo esto, no podré detenerme por más tiempo. Me pregunto si cada persona que tiene conexiones con la Diosa termina como ‘esa persona’. Estoy esperando que llegue”

 

Sofía estaba emitiendo una sed de sangre de todo su cuerpo que ni siquiera estaba tratando de ocultar.

En la última mitad, murmuró como si hablara consigo misma y sintió que no era para que nadie lo oyera.

¿Quién es esa persona?

Sólo hay otra persona que sabe esto.

Después de que Lancer dejo salir un pequeño suspiro, desaparece junto con Sofía.

 

Rona: “¡Eh, espera! ¡Qué sujetos tan difíciles! Pero si la princesa Lily regresa, estar aquí sería peligroso. No hay otra opción más que volver uh. Si tan solo ella muriera, las variables disminuirían.”

 

Sin perseguir a los dos, Rona salió del edificio.

Ella no se está disfrazando. Estaba en su forma de demonio.

Debe haber juzgado que no era necesario hacerlo.

Sin volver atrás, hiso explotar el edificio que estaba allí y activo el portal de tele transporte previamente preparado, escapando a los exteriores de la capital.