Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capitulo 144: El error de calculo de Root.




Manual




Tomoe, Shiki y yo fuimos abordados por los huéspedes de primera clase: el Rey de Limia, la Princesa Lily, y Sairitz-san; Nos pidieron trasportarlos a los países de Limia y Gritonia.

Pero después, ¿eso no dejará a la gente de la iglesia solos aquí? Parece que la gente de Aion ya ha dejado las ciudades vecinas y se dirigió hacia el fuerte Stella después de todo.

 

“También usamos el tele transporte cuando ayudamos al Gremio de comerciantes, así que ya está cerca de su límite”, es la total mentira que Tomoe dijo con una expresión de disculpa. El Rey de Limia y la princesa Lily bajaron la cabeza, soltaron palabras que sólo se pueden tomar como amenazas y pidieron el uso del tele transporte sin importar el método que fuera necesario.

 

Sairitz-san calmó la situación de vez en cuando, pero Tomoe se disculpó evasivamente. Cuando esos dos cambiaron su objetivo hacia mí, me asusté seriamente.

Como era de esperar, cuando su país está en juego, su intensidad es diferente.

 

La princesa Lily luce un poco mayor que yo, y, sin embargo, su aura era completamente diferente a la mía.

No sé si es por su linaje o su educación, pero son gente increíble.

Extrañamente, era aterrador, pero no sentía esa debilidad que sentía cuando estaba tratando con Zara-san.

En un rincón de mí, todavía mantenía la compostura y era capaz de ignorarlo.

 

Tomoe: (Waka, ya es suficiente, por favor asiente con la cabeza, lo hizo bien)

 

La transmisión del pensamiento de Tomoe.

En ese momento estaba pensando en devolverlo a Tomoe, entonces ella vino y me lo dijo.

Eso es una gran ayuda.

 

Makoto: [Entendido. Esta es una situación de emergencia, por lo que no puede evitarse. Tomoe, ¿puedes hacerlo?]

 

Después de mucho empujar y tirar, finalmente asentí.

Es algo que puedo hacer para empezar, y ser incapaz de hacerlo es la mentira total de Tomoe.

Las cosas probablemente se alinearán más tarde.

 

Tomoe: “... Waka, no es algo imposible, y si me dice que lo haga, esta Tomoe lo hará tal y como quiere, pero si se hace un tele transporte más, la espada no podrá soportar más.”

Makoto: [¿Qué quieres decir con eso?]

Tomoe: “Lo más probable es que se rompa. Y probablemente será imposible de reparar. ¿Está realmente bien? ¿Sacrificar esta espada que ha estado apoyando a la Compañía Kuzunoha hasta ahora?”

 

Ya veo…

Cambio la base de la tele transportación a una herramienta.

En otras palabras, cuando la herramienta está rota, hará que la personas crean que no se podrá usar más.

Finalmente entendí la verdadera razón de por qué hicieron tal pretexto como colocar el poder de tele transporte en una Katana corta.

¿Así que no vamos a utilizar la tele transportación a partir de ahora? ¿O ella ya tiene otro pretexto para usar el tele transporte más tarde?

En todo caso, seguiré el juego de Tomoe.

 

Makoto: [No me importa. Esta es una petición de la gente que está deteniendo a la raza de los demonios en la guerra. Si somos capaces de ser de ayuda, quiero cooperar. No sé si habrá un sustituto de esa espada, pero si el destino así lo desea, nos encontraremos de nuevo]

Tomoe: “... Entendido.”

 

Con una cara como si tuviera que hacer frente a una agonía mental, Tomoe actúo como si estuviera preocupada, y se separó un poco del Rey de Limia, la princesa Lily, Sairitz-san y Root que en algún momento ya estaba junto a esos tres.

 

Cosas como: “La distancia a la capital es demasiada” y “Si es el Imperio, sólo llegará hasta la ciudad de Robin, que está cerca de la carretera” son los detalles que estaba creando.

Después de un rato, Tomoe desenfundo la Katana corta, y mientras que ponía el énfasis principal, ella abrió una puerta de niebla.

El Rey de Limia y el caballero entraron en esa puerta y desaparecieron. Por alguna razón, el príncipe se quedó aquí.

 

Después de eso, la princesa Lily y varias personas que parecen ser sus ayudantes cercanos desaparecieron dentro de una puerta que fue creada por separado. En este lado, una serie de personas que parecían chambelanes se quedaron.

 

Y entonces, la espada se rompió.

 

Con un rostro sombrío, Tomoe cayo de rodillas.

Qué lindo acto. Esa es una espada falsa.

Por supuesto, no voy a decirlo.

Los ojos de Sairitz-san, del príncipe y de los caballeros mostraban ligeras señales de alivio mientras miraban a Tomoe.

Tal vez sea un alivio que ya no podamos usar la tele transportación.

 

Bueno, tenemos la capacidad de tele transporte y el poder para luchar contra los Variants, por lo que, pensando en ambos puntos, es probablemente una cosa bastante aterradora.

Quería preguntarle a la amargada cara de Tomoe qué hay con esos sentimientos de ella como un poco de oposición, pero decidí ir a dónde está y poner una mano en su hombro.

 

Makoto: [¿Estás bien, Tomoe? Lo siento]

Tomoe: (Kukuku, esos chicos se están aliviando, en serio, es porque son tan ingenuos que la raza de los demonios esta jugado con ellos tan fácilmente.)

 

Era un desperdicio incluso intentar actuar preocupado.

Al final, me pidió que la dejara sola durante un tiempo y le di permiso. Después de eso, llegamos al patio donde Tomoe se separó de nosotros.

Cuando dijo “sola”, ella secretamente me dijo con la transmisión del pensamiento que ella estará en Asora, por lo que Tomoe está en Asora en este momento.

Y por eso, si nos tele transportamos ahora, sería bastante malo.

 

Shiki: “El resultado de la batalla dependerá de cuánto poder tengan los héroes. Bueno, la raza de los demonios ya ha tomado esto en cuenta, y es por eso que están apuntando a una breve batalla decisiva. Mientras no ocurra una situación especial, los eventos avanzarán como la raza de los demonios planea.”

Makoto: “¿Hay alguna buena mano que podamos jugar mientras estamos en Rotsgard?”

Shiki: “Sí. Puede ser malo para nosotros dirigirnos allí mismo, pero si, por ejemplo, la tribu alada o las Gorgonas, de las que nadie sabe su conexión con nosotros; Y también está la opción de enviar a los Arkes para proporcionar apoyo.”

Makoto: “No es una opción viable. Enviar a alguien de Asora a un campo de batalla donde ninguno de nosotros está, eso es un absoluto no. Además, la tribu alada vuela por el cielo, ¿sabes? ¿No se convertirán en buenos blancos?”

Shiki: “... Waka-sama, la tribu alada son absolutamente una raza fuerte. Quizá incluso puedan derribar un país por sí mismos. Trate de ver una pelea de ellos contra las otras razas. Es sólo que su capacidad para luchar contra Waka-sama es desesperadamente baja. Además, las Gorgonas, si fueran enviadas al campo de batalla, poseen una capacidad aterradora que puede terminar la batalla. En el peor de los casos, podemos disipar arbitrariamente la petrificación de los que queremos. No hay problemas. No es una petrificación que trae la muerte instantánea. Ellos son muy especiales, después de todo, los usuarios de esa habilidad.”

 

Cuando rechazo la idea de usar sólo a las personas que residen en Asora como fuerza de combate, Shiki viene a mí de una manera un poco seria.

¿Es la tribu alada realmente tan fuerte?

No sólo no pueden detener mis flechas, incluso volar todo el camino en el cielo y se ocultan sobre las nubes. Esa clase de seres débiles.

Incluso las Gorgonas, si se crea una barrera contra la petrificación, su única arma restante sería su pelo en movimiento.

Realmente no puedo estar de acuerdo en enviar sólo a ellos para luchar, y además de eso, es un campo de batalla.

 

Makoto: “Hmph ... Si Shiki lo dice, lo revisaré en otro momento. Pero esta vez es un ataque muy serio de la raza de los demonios, ¿verdad? Además, existe la posibilidad de que el héroe los vea como monstruos y los ataque. No quiero que eso suceda.”

Shiki: “Hm ... Si usted lo dice, no puede evitarse. Pensando en la tasa de éxito y los deméritos de nuestro lado, pensé que sería un buen plan, sin embargo.”

Makoto: “No quiero abandonar al héroe, pero no podemos simplemente ir allí. Qué problemático. Uhm, hey Shiki, estábamos hablando del Reino todo este tiempo, pero, ¿qué pasa con el Imperio? Si ese es el verdadero señuelo, ¿entonces no hay mucha necesidad de preocuparse por ese lado?”

 

Me doy cuenta de que sólo hemos hablado del Reino.

Bueno, hay dos héroes.

 

Shiki: “Ese es el punto que no puedo ver claramente todavía. Honestamente hablando, no lo sé. Tengo algo en mente, pero me pregunto si eso es realmente correcto.”

Makoto: “¿Puedes decirme por favor?”

Shiki: “Para que la raza de los demonios haga un ataque bilateral, todavía tienen muy poca fuerza de combate. Además, las fuerzas del Imperio están dispersas. No siento como si estuvieran apuntando a la capital en ese lado. Pero si el Imperio descubre que la batalla no es un señuelo, el héroe del Imperio tiene a un dragón que se jacta de su alta capacidad de movimiento, por lo que es muy probable que vaya allí para proporcionar apoyo. Los demonios que no han derribado la capital de Limia serán atrapados en un ataque de pinzas por el héroe Limia y el héroe del Imperio. Parece que el héroe del Imperio es bueno contra muchos enemigos, por lo que su poder no es algo que puedan ignorar. Cuanto más tiempo se prolongue la pelea, las posibilidades de que las personas estacionadas en el fuerte Stella para el ataque se reagrupen con la capital, y no sólo los demonios terminaran con números inferiores, sino que incluso podrían ser aniquilados. Si eso fuera a suceder, todo resultará inútil.”

Makoto: “Sí”

Shiki: “Así que debe haber una razón por la cual dispersaron sus fuerzas en el Imperio, pero no sé la razón todavía. Estoy pensando que tal vez el asesino de dragones del que Waka-sama hablado antes se esté moviendo en una de las unidades que se dirigen al Imperio. Si la usaran para retrasar completamente al héroe, no sé sobre la razón de dispersar las fuerzas, pero entendería que funcionaría como algo para reforzar el plan de atacar a Limia. Sin embargo, la alianza del asesino de dragones con la raza de los demonios es algo que aún no se conoce. Si ella luchara en este tipo de batalla, la verdad acerca de que ella es un traidor se extenderá por todo el mundo. Me pregunto si esa persona realmente haría algo así, es lo que estoy reflexionando ahora mismo.”

Makoto: “Sofia uh ~ No sé nada de ella en absoluto. Sólo me la he encontrado una vez, así que no hay forma de saber lo que ella está pensando.”

 

Lo que ambos tenemos en común es que tenemos un dragón superior que nos acompaña.

Pero su forma de pensar es algo que no puedo leer.

 

Shiki: “Depende de donde aparecerá Rona, eh. Si es en el Imperio, el Imperio será realmente un señuelo, y la dispersión de sus fuerzas es para mantener ocupado al Imperio. Es una forma de pensar, pero ...”

 

Parece que tanto el Reino como el Imperio están en una situación bastante precaria.

El lado de Limia parece peor, así que creo que algo debe hacerse.

Son compañeros japoneses después de todo.

Pensar que algo así sucedía en el mundo mientras nos movíamos en Rotsgard.

Siento que este asunto se hará grande.

 

•••••••••••••••

 

Root: “El movimiento milagroso que Makoto-kun hizo sin querer, la restauración de la transmisión del pensamiento en ese momento; Pensé que el plan de matar a los héroes de la raza de los demonios progresaría perfectamente, pero parece que será un poco tormentoso.”

 

En una torre en la esquina de la Academia, Root mira a Makoto y Shiki que están cerca de la puerta.

Una gran vista.

Normalmente, sería imposible verlos desde esa distancia.

Lo más que alguien con buenos ojos sería capaz de hacer es ver a esos dos como una mancha.

Por la noche, sería aún más difícil.

 

Root: “Ese movimiento es como negar su conexión con la raza de los demonios. Además de eso, mostro el poder de la Compañía Kuzunoha a los diversos países, ahora son vistos como una amenaza. Bueno, obtuvieron una gran ventaja al tener a todos en Rotsgard viendo a la Compañía Kuzunoha.”

 

Si el momento hubiera sido más rápido, o un poco más lento, habría sido posible que se volviera más difícil para la Compañía Kuzunoha negar su conexión con la raza de los demonios.

Las acciones de Tomoe también influyeron, pero el escenario que ella creó desde el principio fue un poco lento, es como Root lo veía en su punto de vista.

La sincronización de Makoto fue buena y estaba a punto. No sólo eso, no era su propia proposición, sino algo que una autoridad le empujaba con fuerza.

 

Era un momento en que muchas personas pensaban como algo que no era su objetivo e intención.

Una posibilidad que incluso la persona misma no puede determinar, un momento que ni siquiera sabía que vendría.

No es algo a lo que pueda apuntarse.

Es algo que no puede hacerse a menos que se haya nacido con ese tipo de estrella.

Root no puede hacer otra cosa que reírse.

Pero bueno, también había otra emoción mezclada aparte de su irresistible necesidad de reír.

 

Root: “Después de todo, se trata de Makoto-kun. Incluso si él está debajo de una estrella donde se le da el premio gordo de vez en cuando, él perpetra todas esas cosas. Incluso en este momento, incluso me hizo pensar que había preparado un comodín junto con ese as.”

 

Está bien.

No tenía base, pero Makoto no tiene suerte.

Root lo sabe muy bien.

Por eso Root no cree que Makoto haya recibido ese logro inesperado.

 

Termino en una lucha con un dragón superior sin quererlo, encontrándose con la araña negra de la calamidad, incapaz de entender las palabras de la gente que encontró, teniendo una apariencia normal y todavía ser ridiculizado por ello; No importa donde lo veas, siempre estuvo envuelto en algo.

Root piensa: él tiene ‘ese tipo’ de destino.

 

Root: “Además, él ha cambiado todo esto en ventajas y ha llegado hasta este punto. Esta vez, ¿qué harás después?”

 

De repente abriendo los ojos de placer, se vuelve hacia el cielo vacío.

 

Root: “¡Imposible! ¡No deberías poder moverte todavía! ¡Mujer, tú también te estas presionando demasiado!!”

 

La expresión de agitación y asombro que Root mostraba ahora mismo sorprendería a Makoto si lo viera.

 

Una grieta aparece en las nubes que han estado cubriendo el cielo todo el día y una luz del sol brillo a través de él.

 

Una luz dorada cayó del cielo nocturno.

 

Una sección de la ciudad de Rotsgard fue bañada por una luz divina que haría que cualquiera que la ve inconscientemente sienta solemnidad.