Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capitulo 138: Bala de 5.45x39mm




Manual




Marcha de exterminio.

Así es exactamente como fue nuestro camino hacia el Gremio de Comerciantes.

Realmente no les di órdenes de incapacitarlos, así que mientras estaba escuchando a Tomoe; Mio y Shiki estaban aplastando literalmente a los Variats que intentaban atacarnos.

 

Makoto: “Es como una lluvia de balas de 5.45x39mm destruyéndolos.”

 

Sin pensarlo, solté esas palabras.

 

Shiki: “La llamada diosa de la venganza Kalashnikov, ¿verdad?”

 

Era un monólogo, y, sin embargo, por alguna razón, Shiki reaccionó.

¿Por qué sabe Shiki algo así?

Y él está equivocado para rematar.

 

Mio: “¿Diosa?”

 

Incluso Mio reaccionó.

Parece que reaccionó a la palabra Diosa.

 

Makoto: “Shiki ese no es el nombre de una Diosa. Se refiere a un tipo de arma llamada pistola. El rifle Kalashnikov, no entiendo lo que estás diciendo.”

Shiki: “Ho, ya veo. Pensé totalmente que se trataba una persona.”

 

En los libros que fueron recreados desde mi memoria había bastantes mangas.

Pero no esperaba que Shiki los leyera.

 

Makoto: “Mio, cuando él dijo Diosa no se refería a esa Diosa, así que no lo tomes en cuenta. No sé con qué está ocupada, pero Root dijo que está ocupada.”

 

Mire a Tomoe.

 

Tomoe: “No sé la razón, pero parece que ella no tiene tiempo para preocuparse por nosotros.”

 

Creo que este es un gran evento, sin embargo.

Tal y como pensaba, su manera de pensar es menos comprensible para mí que la de Rona.

Pronto llegaremos al gremio.

Hasta ahora hemos derrotado a 15 Variants.

De lo que Shiki ha detectado, las tropas del Gremio de Comerciantes están luchando contra varios Variants en este momento. Parece que el Gremio no ha recibido ningún ataque digno de mención.

 

Mientras avancemos con el pretexto de la supresión, no hay ninguna necesidad real de evitar a los Variants. Matamos a los que vienen, por lo que deben quedar pocos Variants en esta área.

 

Makoto: “Shiki, ¿cuántos Variants quedan?”

Shiki: “Excluyendo los que actualmente están en batalla, sólo quedan 6.”

Mio: “Waka-sama, si lo desea, puedo ir a limpiar”

Makoto: “Gracias Mio, pero está bien. Sólo estamos haciendo esto de paso, así que no hay necesidad preocuparnos por eso.”

 

Tranquilice a la entusiasta Mio y nos dirigimos al Gremio.

 

Una pregunta surgió repentinamente en mi cabeza.

Esa Diosa, ¿me pregunto cuál es su nombre?

Parece que es una conocida de Tsukuyomi-sama, ¿así que tal vez ella es una Diosa cuyo nombre conozco?

De ninguna manera, ¿y si es una Diosa que se ve en una buena luz?

 

Tomoe: “Waka, los lagartos vienen a recibirnos. Parece que Rembrandt está junto con ellos.”

Makoto: “Tomoe, en este momento está bien, pero no puedes llamarlo sin honoríficos, ¿vale? También Mio, incluso si nos encontramos con el representante del gremio, no debes hacer nada. ¿De acuerdo?”

Tomoe: “Jeje, no te preocupes.”

Mio: “... Por supuesto. Incluso si lo atacan, no haré nada.”

Makoto: “Mio, si es atacado, sálvalo.”

Mio: “... Sí”

 

No desvíes la mirada.

Qué miedo.

Junto a Rembrandt-san, quien está agitando la mano, está el representante del Gremio, Zara-san.

Ah, siento ligeros mareos y náuseas.

Sin duda él es la próxima persona con la que no puedo lidiar además de la Diosa.

Aun así, no puedo simplemente no ir.

Hoy es un día importante para la Compañía Kuzunoha.

Me prepare y me encuentro con ellos.

 

Makoto: [Ha pasado un tiempo. Representante, Rembrandt-san. Me alegra ver que todos ustedes estén bien. Debido a la interferencia de la transmisión de pensamiento, llegué tarde, pero por órdenes del director de la academia, he llegado a esta sección para unirme a la supresión]

Rembrandt: “Ha pasado tiempo, Raidou-dono.”

 

El primero en hablar fue Rembrandt-san.

Diciendo mi nombre, cerró la distancia y me abrazó fuertemente.

 

Rembrandt: “... ¿Mis hijas están bien? ¡No están siendo utilizadas para luchar verdad!”

 

Era un susurro, pero su tono desesperado llegó a mis oídos.

¡Su aliento me está haciendo cosquillas!

 

Makoto: [No te preocupes. Tus hijas no han ido al campo de batalla. Y tal y como lo pediste, he escondido a personas confiables alrededor de ellas, así que están bien]

 

Liberado de su albarazo, pude crear algo de espacio entre él.

Probablemente es una conversación secreta entre él y yo, así que también escribí palabras pequeñas que sólo él podía ver.

En una situación en la que no puede entrar en contacto con sus hijas, Rembrandt-san debe haber sufrido internamente.

Sif y Yuno son realmente amadas.

Ser abrazado por un hombre no me hace feliz.

 

Zara: “... Ha pasado un tiempo, Raidou. Si usted está apareciendo aquí eso debe significar que su tienda está bien ¿no? Si no recuerdo mal, estaba en medio de la calle principal.”

 

Con un pronunciado agotamiento en su rostro, la representante Zara me hablo.

Ugh, ni siquiera puedo lidiar con su voz.

Que patético.

 

Makoto: [No, parece que ya ha sido destruida. Todos mis empleados de alguna manera escaparon a salvo, pero como estábamos encargándonos de la seguridad en los puntos de evacuación todavía no sé el estado actual de mi tienda]

Zara: “… Ya veo. Ha habido Variants que se deslizaron en los puntos de evacuación y han sido eliminados. Es genial saber que sus empleados están bien.”

 

‘¿Es genial saber?’

 

Salieron palabras inesperadas.

Pensé que vendría a gritarme como el director de la academia.

No importa lo agotado que este, ¿no es este un cambio demasiado grande?

El representante me dio la impresión de ser una persona impetuosa.

¿Cambiaría esto sólo porque la ciudad está siendo atacada?

¿O está actuando para que se vea así?

¿Rembrandt-san hizo algo?

 

No, en esta situación probablemente no sea necesario.

Agotar a la persona que está tomando el control junto con usted sería como estrangularse a sí mismo.

Podría ser la preparación para obtener la mayor reparación posible de alguna parte.

 

Es por el seguro de las empresas que están siendo administradas por el Gremio, así que tal vez un lugar es más alto que la rama de este Gremio de Comerciantes, ¿o tal vez Rotsgard? ¿Está intentando engañara a alguien en esta ciudad?

 

Rembrandt: “Hahaha, ¿Da una impresión muy diferente de la última vez? Este tipo no ha experimentado ataques de este tipo, por lo que está cansado. Además de eso, en esta situación en la que está siendo protegido por Hyun-dono y Fia-dono, no puede poner una cara ruda hacia Raidou-dono. ¿No?”

Zara: “¡Cállate! Pero si son ustedes los que tienen monstruos tan fuertes bajo sus órdenes, ¿no deberían de haber aniquilado a los que están armando un alboroto desde hace mucho tiempo? ¿Por qué te moviste hasta ahora?”

 

Ah, la pregunta esperada llegó.

No es comparable a la última vez, pero sus ojos brillaban con una aguda luz inquisitiva.

 

Rembrandt: “Ah, olvidé decirte, pero, le he revelado a este tipo que los Lagartos de la Niebla son algo que me prestaste, ya que él es la persona al mando. Pensé que de esa manera haría que la conversación procediera de una manera más suave. Lamento hacer algo por mi propia cuenta.”

 

Rembrandt-san pronto complementó la información.

Gracias a eso, el representante no causó muchos problemas ya que él sabía que yo soy el maestro de los Lagartos de Niebla.

Bueno, siempre y cuando no lo haya extendido a nadie más, no me importa.

Ser capaz de convocar a los lagartos de la niebla es algo que los estudiantes que toman mi clase ya saben de todos modos.

 

Makoto: [Eso es porque las Tropas de la Academia ya se han estado concentrado únicamente en la subyugación. Yo estaba en los terrenos de la competencia y después de que todo termino, me dedique a proteger uno de los puntos de evacuación, pero incluso ese punto de evacuación estaba en una situación peligrosa, así que no podía esperar mucho del trabajo de subyugación de la Academia. Esa fue mi propia decisión, pero de alguna manera me puse en contacto con los empleados de mi empresa y me concentré en guiar a los residentes a los puntos de evacuación y procedí a asegurar esos lugares. Ya se ha calmado de una forma u otra, así que hoy me dirigí a la academia y después de recibir las órdenes del director de la Academia, me dirigí a este lugar para participar en la subyugación]

Zara: “... ya veo”

Makoto: [En nuestro camino vimos señales de saqueo. ¿Cuánto daño tiene registrado el gremio de comerciantes?]

Zara: “Siguiendo la sugerencia de este tipo, hemos estado confirmando la magnitud del daño, suprimiendo a los monstruos y asegurando a los residentes que están bien. No conozco los detalles de los daños, pero entiendo que es mejor abandonar la mercancía de las tiendas. En cualquier caso, la fuerza militar es abrumadoramente insuficiente. Tenemos oro, pero no hay aventureros ni mercenarios que puedan ser contratados. Cada vez que alguien muere, deshace nuestra fuerza. Mientras no podamos hacer contacto con el exterior, honestamente hablando, no hay nada que podamos hacer”

 

Diciendo “Este tipo” y señalando a Rembrandt-san, el representante me respondió.

Parece que están muy acorralados.

Con esa cara que incluso tiene una barba sin afeitar, se ve varias veces mayor que la vez que lo conocí.

Envié una mirada a Tomoe.

Cuando lo hice, ella puso una sonrisa complaciente, se rio, y luego asintió, afortunadamente nadie lo notó porque no le estaban prestando atención.

La situación es justo como estaba planeado uh.

Ciertamente, incluso si hay dinero, si no hay aventureros ni mercenarios para contratar, no tiene sentido.

Morir mientras abrazas tu dinero.

Es una situación en la que no pocos comerciantes han pensado de esta manera y han terminado así.

En ese caso, sería difícil para el actual representante Zara tomar decisiones adecuadas.

Entonces la decisión de Rembrandt-san de apoyar aquí fue una acertada.

 

Rembrandt: “En serio, qué hombre problemático. Raidou-dono está aquí, así que no hay problema. Les estoy diciendo que este tipo de cosas ni siquiera pueden considerarse una situación difícil, pero ni siquiera escuchan. Incluso ayer ...”

Zara: “¡Pat! Tú, cállate”

 

?

¿Pat?

Ah, está hablando de Rembrandt-san.

Si mi memoria no me falla, recuerdo haberlo visto en una firma.

Patrick Rembrandt.

Pasa de Patrick a Pat.

Normalmente lo llamo Rembrandt-san, así que por un momento me preguntaba de quién estaba hablando.

Cuando Rembrandt-san estaba a punto de revelar un hecho vergonzoso, el representante lo interrumpió.

 

Rembrandt: “Y bueno, el gremio de comerciantes ha acumulado una cantidad relativa de agotamiento Raidou-dono. Este tipo todavía se puede considerar decente en comparación con los comerciantes de dentro. La cantidad de personas confundidas no es baja. No es algo agradable de ver. Y no hay gente que pueda servir de ejemplo para Raidou-dono.”

 

Rembrandt hablo con indiferencia. No hay señales de simpatía en sus palabras.

Simple palabras amargas.

En comparación con las muchas personas en el interior, soy un novato que acaba de abrir una tienda, sin embargo.

No veo a este Rembrandt-san con frecuencia.

 

Makoto: [Estoy feliz de ver que de alguna manera lo hice a tiempo]

Rembrandt: “Por un segundo pensé en tener a estos tipos que dejo conmigo cooperando con la ofensiva, pero no importa cómo se los pedí, no aceptaron hacer nada más que proteger. Traté de ir fuera y ver que sucedía, pero rápidamente me hicieron regresar. Estaba claro que sería inútil intentarlo, así que me di por vencido.”

 

Ah, ya veo.

Sólo les dije que los protegieran después de todo.

Probablemente fue como decirles: “No cooperen innecesariamente”.

Pueden no ser flexibles, pero son guerreros confiables.

 

Makoto: [Entonces, siguiendo su consejo, me encargare de la represión sin entrar en el Gremio. Si usted es capaz de ponerse en contacto con ellos, está bien hacer que los mercenarios regresen]

Rembrandt: “... Como era de esperar, esto realmente no entra en la categoría de predicamento uh.”

 

Por primera vez, la expresión de Rembrandt-san se transformó a una de sorpresa.

 

Makoto: [Ya hemos acabado con unos 15 de ellos de camino aquí. Y en esta sección...]

Rembrandt: “? !!”

 

Ignore su sorpresa.

Dejando de escribir, mire a Shiki.

 

Shiki: “Quedan 9. Ahora mismo no hay más Variants.”

 

Entendiendo ni mirada Shiki respondió. Agradecido por ello, mire hacia atrás a Rembrandt-san. Con el curso de las cosas, siento que Rembrandt-san será más confiable que el representante ahora.

 

Makoto: [Esa es la situación. También hay un objeto que ha sido identificado por la Academia como la razón de la aparición de los Variants. Voy a dejar a uno de mis seguidores con ustedes para recogerlos, ¿Tomoe?]

Tomoe: “?!!!! ¿Y-yo?!”

Makoto: [Ella sabe todos los detalles sobre eso, ¿así que pueden Rembrandt-san y el representante Zara cooperar también?]

Rembrandt: “Por supuesto que cooperaré. ¿Está bien, Zara?”

Zara: “... Sí. Si esto hace que esos monstruos dejen de aparecer desde adentro, cooperaré felizmente”

 

Qué honesto.

Cuando el representante Zara está cansado, siento que puedo hablar con él.

Bueno, tal y como el semi-humano Bor dijo: “Después de que la crisis pase, la gente puede olvidarse de él después de un tiempo”, por lo que este es probablemente un raro estado de él.

 

Makoto: [Entonces, nos vamos. Hemos terminado aquí, así que nos iremos. Nos vemos luego]

Zara: “Raidou-dono, la comunicación con las unidades todavía está cortada. Lo siento, pero si los encuentras y no han recibido la orden de regresar, quiero que por favor se los informe directamente.”

Makoto: [Entendido]

 

Un cambio realmente asombroso.

 

‘Lo siento’ él dijo.

 

Tomoe, miro hacia atrás una vez como diciendo que está disgustada por esto y fue guiada por Rembrandt-san. Lo siento.

Tenía que elegir entre Shiki o tú, pero existe la posibilidad de que se hable de tele transportación, así que pensé que Tomoe era una opción mejor.

... Si dejo a Mio, sería bastante aterrador.

 

Silenciosamente le di mis disculpas a Tomoe.

Terminemos esto rápidamente y encontrémonos después. Bien, por la tarde debería entrar en contacto con la Academia una vez más.

 

Se me acaba de ocurrir algo bueno.

 

Makoto: “Mio, Shiki”

 

Llame a los dos.

Los dos que estaban caminando ligeramente delante de mí regresaron a donde estaba.

 

Makoto: “Contando a los que siguen luchando, quedan 9 Variants, ¿verdad?”

Shiki: “Sí, no hay duda al respecto”

 

Shiki asintió inmediatamente.

 

Makoto: “Entonces, evitando a los que están en medio de la pelea, ¿qué tal si ustedes dos tienen una competencia con los 6 restantes?”

“?”

Makoto: “Si termina en empate... la cena de hoy será a elección de Mio, y mañana será a elección de Shiki. Y, si uno de ustedes gana, cumpliré cualquier cosa que me pidan. ¿Qué tal?”

Shiki: “… ¿De Verdad? Algo así...”

Mio: “¡¿W-Waka-sama, no va a retirar lo que dijo después verdad?!”

 

¿Eh? Ambos mordieron más de lo que pensé.

Pero tengo que decirles que esto sólo se limita a cosas que realmente puedo hacer.

 

Makoto: “Por supuesto, siempre y cuando este entre las cosas que puedo hacer. Limítelo a algo que pueda hacer en ese momento, ¿de acuerdo? Como por ejemplo... si quieren oír hablar de mi mundo anterior, quisiera que lo limitaran a un solo día. Cocinar juntos también está bien.”

 

Ilustré a Shiki y Mio con cosas que ambos podrían pedir, para aclarar las cosas.

 

Shiki: “No voy a estar pidiendo cosas desagradables. No te preocupes.”

Mio: “Exactamente lo que dijo Shiki. Waka-sama, prepárate.”

 

Me pregunto por qué, a pesar de ser breve, las palabras que Mio dijo primero y las palabras que dijo más tarde se sintieron como si se estuvieran contradiciendo.

A diferencia de Tomoe, ellos dos tuvieron un duro trabajo en la protección de mis alumnos, así que pensé en esta propuesta como una especie de respiro, pero ... ¿tal vez fue temerario?

Mientras seguía a Shiki al lugar donde la pelea estaba sucediendo, me sentía un poco incómodo.

 

••••••••••••••••••

 

Rembrandt: “Estabas bastante dócil, Zara.”

Zara: “... Pensé que te habías vuelto torpe, pero déjame repetirlo. ¿Qué es eso de ser el más fuerte de la ciudad? ¡Eso, no importa cómo lo miro, no está simplemente a ese nivel!!”

Rembrandt: “No mentí. En verdad, son los más fuertes de la ciudad después de todo. Aquí y en Tsige”

 

En frente de Makoto, Rembrandt utiliza 'watashi'; Pero cuando habla con el representante Zara usa “Ore”. Además de eso, su forma de hablar es un poco vieja y franca.

De esto, uno puede decir que su relación personal es profunda.

 

Mirando a Tomoe, quien está siendo guiada por la esposa de Rembrandt dentro del Gremio, el representante del Gremio de Comerciantes, Zara, miro a su viejo amigo mientras sudaba.

Pero Rembrandt eludió esa mirada.

Ese aspecto normalmente haría que las personas débiles sintieran miedo, pero Rembrandt lo tomó con una cara fresca.

Este tipo de rostro es, obviamente, lo que se obtendría si el rostro aterrador original de Zara miraba seriamente mira a alguien.

 

Pero tal vez porque Rembrandt lo tomo como un regocijo de un viejo amigo, o tal vez porque tiene nervios anormales; Él respondió a Zara diciendo una ironía de comparar las dos ciudades, Rotsgard y Tsige, que tienen naturalezas completamente diferentes.

 

Zara: “... La información de la Compañía Kuzunoha es opaca en todos los sentidos. Pude reunir una cantidad razonable de información sobre ellos, pero no puedo ver su núcleo en absoluto. Ni siquiera sé la razón por la que están atrayendo la atención de tantos países. Su capacidad en batalla como organización es completamente desconocida. Cuando pongo una razón lógica como: ‘probablemente no tienen mucho que mostrar en la batalla’, vienen con esto!”

Rembrandt: “¿Qué quieres decir con 'con esto'? Oye, hey, no estas sudando demasiado.”

Zara: “Vienen caminando desde la Academia con sólo 4 personas y mientras tenían una charla amistosa como si no hubiera ninguna crisis, llegaron aquí sin ninguna lesión. ¡¿Las unidades agrupadas con mercenarios están sufriendo bajas y heridas graves cada vez que salen ahí sabes?! ¡Ninguno de ellos mostraba ningún tipo de nerviosismo! ¡Vinieron aquí como si fueran a salir de compras en una tarde soleada!”

Rembrandt: “Kukuku”

 

Al oír las palabras de Zara que sonaban como si una pieza se hubiera roto dentro de él, Rembrandt se reía con la más sincera diversión.

 

Zara: “¿Qué número 1 más fuerte en una ciudad sería capaz de hacer algo tan loco como eso?! Hay monstruos fuertes repartidos por todas partes donde un solo paso puede significar tu muerte, ¿sabes?! Sólo pudimos derrotar a 4 después de 3 días; ¡Con un grupo de más de 50 mercenarios! ¡Y entonces él viene y despreocupadamente dice ‘15’ como si estuviera caminando por un festival antes de venir aquí!! ¿De alguna forma puedo contactar con mis empleados? dice, Si esta fuera una situación en la que pudiéramos ‘de alguna manera’ ponernos en contacto, ¡ya estaríamos recibiendo suministros desde fuera!!”

Rembrandt: “Sí, tienes razón”

Zara: “¿Por qué el niño que se asustó terriblemente después de que le grite vino todo el camino aquí con una sonrisa en su rostro? Esos chicos, ¿quién demonios son?”

Rembrandt: “Así que es por eso que estás sudando tanto. Yareyare, ¿no es a ti al que le falta fervor? ¿a dónde se fue el hombre que tomó la guarida del gremio de ladrones?”

Zara: “No pongas esto junto con los negocios. Hay un límite en lo que los comerciantes pueden hacer contra las personas con las que no puede comunicarse. Lo que la empresa Kuzunoha está haciendo es imposible para una empresa. Desde mi punto de vista, Raidou y esos monstruos por ahí no son tan diferentes. ¿Por qué esta un grupo oscuro como ese en esta ciudad de Academia? ¿Qué son esos chicos, Pat?”

Rembrandt: “Tal y como tú sabes, él es un comerciante de medicinas. Se registró como comerciante en el Gremio de Tsige y abrió una tienda aquí, un polluelo en formación, el comerciante Raidou-dono”

Zara: “Pat, deja de jugar”

Rembrandt: “... Sólo algo más, los ayudantes cercanos alrededor de Raidou-dono: uno es una mujer valiente, Tomoe-dono, quien está cerca del nivel 1.500, La chica de pelo negro que acabas de conocer, Mio-dono, supera el nivel 1.500 por mucho; Y el otro seguidor bajo Raidou-dono, Shiki-dono, esta probablemente en un nivel alto y no lo conozco. Piensa en Raidou-dono como alguien poseedor de la misma cantidad de poder que ellos. Esa clase de gente está vendiendo medicina.”

Zara: “M-Mil quinientos? ¿Qué estas ...”

Rembrandt: “Oops, mi lengua resbaló. Esa es información confidencial del gremio de aventureros. Es un secreto bien conocido en Tsige, pero en otras ciudades ni siquiera se ha convertido en tema de conversación y sus niveles son desconocidos. Falz-dono, ¿verdad? Parece que ellos son cercanos al Maestro del Gremio de Aventureros. No vayas a dejar salir esa información por error, ¿entendido? No sé qué te pasará si lo haces”

Zara: “¡Y me lo acabas de decirme arbitrariamente !!”

 

El cuerpo entero de Zara temblaba pesadamente.

Cuando estaba hablando con Raidou - Makoto -, todavía era capaz de interactuar con él con una mentalidad firme, incluso cuando está agotado.

Eso es debido a su orgullo como cabeza del Gremio.

Pero en realidad, estaba internamente en shock, asombro y miedo.

 

Él es la persona a quien se ha confiado el manejo del Gremio de Comerciantes.

Él es capaz de tomar con calma la situación hasta cierto punto y analizarla.

El hecho de que esta ciudad está siendo atacada por monstruos, y que esos monstruos son una amenaza con la que apenas son capaces de luchar después de reunir mercenarios calificados y guardaespaldas que eran ex aventureros.

 

Cada día confirma la supervivencia de las personas que están siendo protegidas, y se da cuenta de que cada día disminuyen en número. Y los tipos que están haciendo su mejor esfuerzo allí fuera también están reduciendo sus números.

 

De los dos fuertes monstruos que su viejo amigo trajo junto con su esposa, ahora uno está en la entrada del Gremio y el otro está siguiendo a la esposa como guardia. Su fuerza era bastante fiable.

A pesar de que son monstruos, al verlos diligentemente hacer su trabajo como guardias, hay personas que incluso están adorándolos con gratitud.

Pero no se unieron a la ofensiva, pase lo que pase, y la pareja no puede salir.

Eran un poder que sólo se limitaba a proteger.

 

Gracias a ello, pudieron enviar más gente a atacar e investigar, pero incluso cuando están siendo protegidos por fuertes monstruos, los refugiados están acumulando mucho estrés.

Debido a que la transmisión del pensamiento está siendo interrumpida, son incapaces de captar la situación y eso aumenta la sensación de estar encerrados.

No hay duda de que esta es la peor situación que Rotsgard ha enfrentado desde su fundación.

 

Por eso puede saberlo.

 

Los actos de Raidou y de la Compañía Kuzunoha, si es sólo en palabras, “suenan” como personas de buena voluntad que están arriesgando sus vidas por el bien de la ciudad, con el fin de resolver esta situación.

 

Sólo concentrando los ojos un poco, esas acciones se verán completamente anormales.

El poder militar más fuerte de la Academia fue fácilmente derrotado. Zara también ha recibido información de que ni siquiera proporcionaron una pelea adecuada.

Y en verdad, la gente que fue contratada incluso estaba diciendo que los monstruos son fuertes y la remuneración no coincide. Sólo mirando el número de muertes y el estado de la ciudad, Zara tenía la intención de negociar en ese aspecto.

 

Y ellos derrotaron a 15 de ellos.

Un número del que se puede reír como si se estuviera escuchando una mentira.

Y, sin embargo, no podía reírse de ello.

La mitad del corazón de Zara no podía creerlo, pero la otra mitad sintió que era la verdad.

Caminaron desde la Academia hasta el Gremio de Comerciantes.

Suena fácil, pero fue suficiente para hacer que Zara no pudiera entender a la Compañía Kuzunoha.

Una pequeña empresa que no tenía ningún valor, se había convertido en una horrible existencia dentro de él.

 

Rembrandt: “Fuh, eso es lo que sucede cuando ni siquiera tienes mucha información y sólo juzgas Raidou-dono por la superficie. Si cambias un poco tu forma de ver las cosas, no hay una persona que sea tan fácil de leer como él. Esperaba que vieras a través de algo tan simple como eso, pero eso es una vergüenza.”

Zara: “¡Si tal persona sin ningún tipo de entendimiento en el camino de los negocioso viene diciendo palabras tan ingenuas, cualquiera se enojaría!! ¡Es culpa tuya por no enseñarle adecuadamente lo básico en Tsige! En primer lugar, ¿por qué una persona con tal poder no-”

Rembrandt: “¿No lo usa?”

Zara: “S-Si”

Rembrandt: “No lo sé. Deberías preguntárselo personalmente. Bueno, su ambiente parecía diferente. Esto podría haber sido influenciado por usted.”

Zara: “¿Por qué entró en los negocios?”

Rembrandt: “Ya te lo dije, si tienes algo que preguntarle, pregúntaselo tu personalmente. Además, hablaste de lo básico y lo todo eso, pero tú, ¿estás diciendo eso seriamente?”

 

Rembrandt miro a Zara con ojos de alegría.

Zara pensó que, aunque es un viejo amigo, esa es una cara que no ve mucho en Rembrandt.

 

Zara: “¿No es obvio? Este es el deber de alguien con el mismo oficio. Antes de comenzar algo, usted tiene que sentar las bases, mirar el precio de mercado de la ciudad y tener la capacidad de establecer un precio apropiado. Si lo que vendes tienen algún tipo de especialidad, hay que consultar con nosotros de antemano. Hay muchas cosas que hacer. Y, sin embargo, él probablemente no entiende ni la mitad de eso. Raidou realmente sólo piensa en vender cosas buenas a un precio bajo. Sus ojos básicamente sólo están mirando a los clientes. ¿Cómo va a vivir un comerciante de esa manera en este mundo?”

Rembrandt: “Buenas cosas al precio más bajo. ¿No es eso algo básico de los negocios? Lo está poniendo en práctica. Es verdaderamente algo agradable.”

Zara: “Y estoy diciendo que eso no funciona en los negocios prácticos!”

Rembrandt: “Lo hace”

Zara: “... ¿Tú, pasaste por aquí en esa ciudad y te has vuelto loco?”

Rembrandt: “¿No pensamos de esta manera nosotros también cuando comenzamos nuestro negocio?”

Zara: “¡Sí, pero después de hacerlo, te das cuenta de que esa ingenuidad no funciona!”

Rembrandt: “¿Por qué?”

 

Rembrandt le preguntó a Zara como un niño.

 

Zara: “... Para poder encajar con las personas que tienen autoridad. Porque hacer las cosas ‘sabiamente’ es más importante que los ideales, no, es necesario. Comprar a la gente con oro, matar a la gente con oro. Si no puedes hacer eso... no podrás ser más grande.”

Rembrandt: “Cierto. Pero, eso sólo se aplica a personas como nosotros.”

Zara: “¿Qué estás tratando de decir?”

 

Los ojos de Zara se nublan.

 

Rembrandt: “Ante el poder de Tomoe-dono y Mio-dono, ¿cuántos comerciantes serán capaces de negociar adecuadamente? Por ejemplo: si tu yo actual se encuentra en el mismo lugar que esos cuatro, ¿cuántas de sus demandas serás capaz de cambiar de una manera favorable con ese método especial tuyo?”

Zara: “Tal cosa, de alguna manera me las arreglaría.”

Rembrandt: “¿Incluso con el riesgo de que las cosas que más atesoras y toda esta ciudad desaparezcan? ¿Incluso con el riesgo de no saber qué tipo de retribución vendrá si tus acciones se toman como una traición?”

Zara: “!!!”

Rembrandt: “Por supuesto, si él quiere, yo le enseñare tanto como él quiera acerca de las tiendas. Lo apoyaré. Pero ahora mismo no creo que sea necesario para él. No piensa mucho en los aventureros que mueren en el terreno baldío, pero es un comerciante que quiere ayudar a las personas que han caído enfermas o tienen enfermedades malditas. Tiene el ideal de vender buena medicina a un precio bajo. Creo que en realidad es una persona muy bondadosa. No encaja en una relación donde sostiene la cabeza de alguien, y una personalidad inútilmente agresiva no le queda bien.”

 

Zara probablemente se daba cuenta de que la segunda mitad estaba señalando hacia él, la expresión de Zara puso amarga.

 

Zara: “¿Estás diciendo que los negocios pueden ser retorcidos por la violencia? ¿Puede un acto tan torcido continuar? La iglesia, el país, no perdonará tal acto.”

Rembrandt: “¿De Verdad? Si piensan que darles libertad es más beneficioso que obligarlos, ¿no es eso posible? Los dragones superiores a veces salen de su nido y destruyen aldeas; Los espíritus se vuelven locos y bloquean el mar y las carreteras. Estas son cosas que suceden de vez en cuando. ¿Pero lo van a suprimir cada vez que suceda? Lo único que podrías hacer es orar y esperar a que pase esa amenaza. Porque entienden que de esta manera habrá menos víctimas.”

Zara: “Es una tontería poner esos desastres naturales al mismo nivel que la Compañía Kuzunoha.”

Rembrandt: “Una unidad de supresión dirigida por una persona de 920 fue necesaria para derrotar a un Dragón Superior. Ellos tienen a dos personas que superan el nivel 1.500 y se puede considerar que los otros dos poseen ese mismo poder. ¿No crees que no es muy diferente? Además, ¿sabes? Sólo por ser fuerte, cuando esa fuerza está en una dimensión completamente diferente, incluso trae el crecimiento a los pueblos, sabes. Eso es realmente agradable. Digo eso teniendo en cuenta que mi ciudad es una que fue fácilmente influenciada por ese tipo de efecto.”

 

Zara trago saliva las palabras de Rembrandt.

 

Porque de las palabras que salían de su viejo amigo que usaba oro y varios trucos para subir más alto, no sentían nada sino miedo.

Es cierto que, si el asesino de dragones, Sofía, es de nivel 920, y las palabras de Rembrandt son verdaderas, la Compañía Kuzunoha posee un poder más alto que el del aventurero más fuerte.

Aun así, Zara todavía se aferra a su sentido común que se desmorona.

 

Zara: “... Imposible. Eso es imposible, Pat. Si una sola compañía practica tal tiranía y egoísmo, la Diosa-sama definitivamente traería el juicio divino a ella. ¿No?”

Rembrandt: “Me pregunto si incluso ese juicio divino podrá alcanzarlos, Zara. Yo... aposté pensando en que no los alcanzará. Por eso, no importa lo que digan, la Compañía Rembrandt no dejará de apoyar a la Compañía Kuzunoha. No pienso que Diosa-sama apunte a una simple compañía, pero incluso si eso sucede, no tengo ninguna intención de cambiar mi apuesta.”

Zara: “Tal arrogancia es ...”

Rembrandt: “Si un ideal es capaz de mantenerse práctico incluso sin cambiar su forma, la arrogancia está bien. Últimamente, he comenzado a pensar de esta manera. Hacer a un lado a toda la gente que sólo mira los beneficios y seguir adelante está bien. Al final yo no pude hacerlo, pero si se trata de Raidou, él será capaz de hacerlo. Pero bueno, creo que su arrogancia es retenida por su ignorancia, sin embargo. Por eso no me meto innecesariamente y simplemente observo como hace las cosas de la manera que quiere.”

Zara: “... ¿Eso ni siquiera podría ser un negocio sabes? No, ni siquiera sería realista.”

Rembrandt: “¿No está bien así? Si una organización que supera la frontera de los negocios aparece y limpia este mundo de enfermedades y maldiciones, no sería malo ser parte de una hazaña sin precedentes. Si así lo desea, caminaré junto a él. Zara, déjame decirte esto. Él no es un hombre que haga sufrir a la gente que está a su lado. En palabras de un comerciante, él es una fuente de ingresos que a todos nos gustaría obtener, no importa lo que tengamos que traicionar.”

Zara: “¿Incluso si eso significa traicionar a los hyumans, no, incluso la Diosa misma?”

Rembrandt. “Sí. ¿Qué hay con eso? Si el oro es la supremacía y el beneficio es la justicia, no importa lo que traicione, sigue siendo un ‘negocio’, ¿no?”

Zara: “Pero Pat, eso es ...”

Rembrandt: “...Kukkuku. Lo sé. Ya lo sé. Si realmente fuera así, sería una mentira decir que no hemos sacado provecho de la guerra de esa manera en estos 20 años. Eso es porque la gente como nosotros con capital y conexiones pueden beneficiarse como locos de ella. Estoy en una ciudad remota en el desierto donde la lucha por tu vida es habitual. No en Limia ni en Gritonia. Bueno, el actual Tsige ha ganado suficientes ingresos al punto de que sería capaz de unirse a la guerra y no caer. Ese es nuestro límite. Pero incluso si hablo de manera altanera y engreída, no quiero unirme y ganar ganancias de la guerra.”

 

Rembrandt se ríe.

Aquellas vigorosas palabras suyas de que se podía vislumbrar una ligera locura, fueron reídas por la propia persona.

 

Zara: “Esa guerra ... me enseñó que la ingenuidad no salvará nada. Estoy agradecido por eso.”

Rembrandt: “Eso eh. Usted se metió allí. “Esta” guerra no ha terminado todavía, ¿sabes? Además, incluso si dices que estás agradecido al poner esa cara, lo único que puedo ver a través de eso es odio. Bueno, yo estoy en la misma situación, sin embargo. Mi hermano mayor y su esposa murieron en la guerra después de todo.”

Zara: “Perdí a todos mis parientes.”

Rembrandt: “Cierto. Hemos vivido desesperadamente con la mentalidad de que sólo el oro y nosotros mismos somos las únicas cosas fiables.”

Zara: “Sí. Por eso, cuando veo a alguien como Raidou, siento como sale mi mezquindad. Además, él da un... Todavía no puedo decir con seguridad, pero siento que algo está fuera de lugar. No sobre su poder o algo así. Una sensación como si él fuera de una raza diferente a nosotros.”

Rembrandt: “Fuera de lugar, eh. Ya veo. Usted también tiene su propia manera de pensar. Entonces no me importa. Pero si vas a unirte a él, es mejor hacerlo rápido. Este es el consejo honesto de un amigo que ha enfrentado el mismo dolor y caminado por el mismo camino.”

Zara: “Tú ... Yo, todavía no puedo aprobarlo.”

Rembrandt: “Intenta venir a Tsige una vez. Cuando veas el estado de cosas, tu manera de pensar también cambiará. Bien, hagamos que mis hijas te guíen. ¿Ese es un gran servicio sabes?”

 

La ciudad remota que está cambiando dramáticamente. Recordando su propia guarida, Rembrandt no pudo contenerse de nuevo y se echó a reír.

 

Zara: “Sif-chan uh. Ella se volvió muy hermosa”

Rembrandt: “Hoh ~, Yo no he dicho una sola palabra sobre Sif. Ya veo ya veo. Cuando te enteraste de un gran servicio, recordaste a Sif quien se parece a la Lisa de la que te enamoraste hace mucho tiempo, ¿verdad? Sí, sí, qué terco eres Zara.”

Zara: “¡¿HA?! Yo-yo no estaba realmente ...”

Rembrandt: “No, no voy a tener sospechas extrañas en un amigo cercano como tú... ¿es lo que pensabas que iba a decir?! ¡Viejo libertino! ¡Los ojos que usas para seguir a Lisa ya son lo suficientemente indecentes, bastardo!”

Zara: “Guo, Pat, ¿qué estás diciendo en una situación tan crítica?”

 

Rembrandt estrangulo a Zara con palabras que uno no puede decir si estaba bromeando o hablando en serio.

Las personas que lo miraban desde lejos mostraban ligeras muestras de diversión, por lo que probablemente pensaron que esos dos estaban jugando.

Nadie aparte de Rembrandt mismo sabría si lo hizo a propósito o no.

 

Después de unos 5 minutos.

 

Al ver a los mercenarios regresar uno tras otro al Gremio y al estado inalterado de Raidou, Zara filtró un bajo “Imposible”.

Rembrandt, al oír su voz débil y débil, abrió la boca y se rio.

Raidou miró esto con sorpresa.