Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu: Vacaciones de verano parte 2 – Entrevista final antes de la migración -




Manual




Asora. La ciudad de niebla.

 

La ubicación no es definitiva. Un lugar del que nadie conoce sus detalles. Incluso su propio amo, Misumi Makoto, es incapaz de comprenderla por completo.

 

Actualmente varias razas del desierto se han trasladado allí y colocado su residencia. Ellos están en medio de la construcción de una ciudad aparte de su asentamiento original.

 

Sin embargo, por el tamaño de Asora, la cantidad de residentes es demasiado baja. Porque incluso si se cuenta a todos, los números no llegan ni a mil. Hay varias razones. Deben ajustarse a las condiciones de Makoto, debe ser aceptados por sus seguidores, y la raza invitada debe aceptar la migración.

 

Makoto considero que no habrá problemas en aumentar los residentes y envió a personas a invitar a las razas del desierto principalmente, pero ... no ha recibido reportes de razas que deseen migrar. Hubo algunas que eran adecuadas, pero hasta ahora, no hay una sola que haya emigrado.

 

Recientemente, Makoto ha estado ocupado en sus actividades en la Ciudad Academia, por lo que el orco de las tierras altas, Ema, estaba siendo considerada con su situación y detuvo los informes en cierta medida hasta que obtenga una respuesta clara de la otra parte con el fin de prevenir cualquier problema. La eficiente secretaria Ema organiza todo tipo de informes antes de informar a Makoto y a sus seguidores. Ella entiende que no hay suficientes personas, por lo que presentar informes de todos los casos de solicitudes de migración ocasionaría problemas a Makoto. Esto es probablemente una de las razones por las que no ha llegado a una conclusión hasta ahora. Después de ofrecerles una disculpa, ella les pide hacer otra entrevista cuando Makoto tenga algo de tiempo en sus manos, eso es lo que sucede.

 

Makoto tiene ese tiempo en sus manos, es decir hoy, cuando las actividades de la Ciudad Academia entran en las vacaciones de verano (una palabra con la que Ema no está familiarizada), así que sus actividades en Asora aumentaron. Por otra parte, está haciendo algún tipo de entrenamiento y hay momentos en los que se aloja allí todo el día. Esta era la mejor oportunidad. Ema le dijo a Makoto sobre las razas que solicitaban la migración, y le hablo de las entrevistas. Estos son todos los casos que ya han conseguido pasar a través de la aprobación de sus seguidores Tomoe, Mio y Shiki. Entonces, sólo falta que Makoto dé el visto bueno y la migración será aceptada. En total, hay tres casos.

 

A pesar de que ha estado deteniendo los informes desde hace mucho tiempo, tres casos no son muchos. Pero no es que la migración a Asora no sea atractiva. En realidad, había una gran cantidad de razas que tenían un increíble interés, pero la mayoría de ellos se retiraron a la mitad.

 

Asora está trayendo aventureros con un objetivo en mente. Esto es algo Makoto propuso y Tomoe acepto, pero debido a este hecho, las razas en las que han estado viviendo por un tiempo en la entrada del desierto retiran su candidatura de migración.

 

Tal vez porque tienen batallas con hyumans constantemente; las bestias demoníacas, semi-humanos y los animales que viven allí tienen una cantidad extraordinarias de hostilidad hacia los hyumans. Por lo tanto, con sólo pensar que los aventureros estarán en Asora - no importa si están en un lugar aislado - no desean migrar. Son razas aleatorias que tienen una fuerte hostilidad, por lo que Ema no pensó mucho al respecto. Debido a que es mejor no plantar semillas que puedan traer problemas después de todo. En las etapas iniciales, las invitaciones fueron llevadas a ellos, pero todas fueron rechazadas.

 

En la exploración de las partes más profundas del desierto, existe la necesidad de tener una buena cantidad de gente, por lo que la hostilidad hacia los hyumans normalmente es menor. El número de hyumans que han llegado e esos lugares son pocos, y encima de eso, las razas que habitan normalmente sigue la lógica “El más fuerte devora al más débil”.

 

Y así, la charla sobre la invitación en sí misma comenzó en su mayoría con las razas de esos lugares. Los ogros del bosque se puede llamar un caso muy raro. Pues bien, la situación actual es que están siendo forzados a un entrenamiento espartano que haría que incluso los lagartos de la niebla de pongan pálidos, y no es una migración completa tampoco.

 

A partir de esta etapa, el seguidor de Makoto, Tomoe, comenzó la selección. Lo que se investiga normalmente son cosas como la dieta de la raza, la presencia del carácter social, habilidades especiales, etc. Dependiendo de los seguidores, la forma de llevar a cabo la selección es diferente. Mio es la más caprichosa e instintiva; Tomoe es cuidadosa y selecciona; Shiki hace hincapié en la capacidad y selecciona de una manera segura. En resumen, al hacer que Mio esté de acuerdo hasta cierto punto, se consigue pasar por una etapa muy delicada, y tener cierto nivel de habilidad; es la forma en la que pasan a la selección. Es increíblemente difícil.

 

Después de eso, se llaga a la charla sobre la migración con esa raza.

 

Incluso si los tres están de acuerdo, existe la posibilidad de que el candidato se reúse, así que... era difícil pasar a la última entrevista. Esta es una de las razones que está causando que Asora este falto de mano de obra. No es que cualquier persona está bien, y la gente que investiga sabe eso. Debe ser una raza que pueda respetar, o que no traiga dificultades en el futuro. No hay garantía de que no habrá problemas que ocurren después de la migración.

 

Esta vez, los tres casos que Ema, basada en su propia experiencia, son personas de las que se puede esperar algo. También existe la probabilidad de que haya algunos problemas, pero existe la posibilidad de que los tres estén de acuerdo con la migración. Ella misma no estaba involucrada en las investigaciones por lo que sólo conoce las razas por los documentos, pero a partir de la información, es como se los evalúa.

 

Si aceptan la migración, todo se pondrá muy ocupado, pero Ema es una persona que está feliz al estar ocupada. Debido a que sus compañeros se incrementarán. Entre todas las razas, los niños nacen y hay algunos ligeros cambios en Asora, pero como era de esperar, no se puede comparar con el cambio que una migración de una nueva raza traerá.

 

Ema: “Disculpe mi intromisión”

Makoto: “Ah, Ema. Buenos días. ¿Hoy son las entrevistas verdad? ¿Ya vamos a empezar?”

Ema: “Buenos días. Los representantes de las tres razas ya han sido invitados a venir aquí. Si Makoto-sama está de acuerdo, estoy pensando en empezar inmediatamente.”

 

Makoto habla con palabras desganadas y Ema respondió con una sonrisa. Hablaba de una manera educada antes, por lo que hubo un tiempo en que ella le pidió que se comportara como un señor. Ahora lo hace, pero es más como si estuviera hablando con un amigo, y esa es la forma en la que actúa hacia Ema. No era su objetivo, pero es algo que la hace feliz.

 

Makoto: “¿Eh? Nosotros somos los que vamos recibirlos eh. Que nosotros los llamemos, ¿no es algo muy eminente ~”

Ema: “Makoto-sama. Nosotros no solo fuimos los que trajeron la charla sobre la migración a ellos, sino también quienes arreglaron todo y es por eso que ha avanzado a esta etapa. Por lo tanto, es natural que ellos sean los que vengan a nosotros en este punto.”

 

Para Ema, Makoto es el mesías que salvó a su familia, los orcos de las tierras altas. Además de eso, los invitó a un mundo próspero y magnífico. Ella lo considera como una existencia cercana a un Dios. Incluso si tiene esa forma de hablar y conducta, hay momentos en los que su actitud al adoptar una posición inferior no es divertida para Ema. Incluso si él le explicó que esa es la forma en que fue criado y no lo puede evitar, ella lo entendía, pero no podía aceptarlo. Incluso piensa que debería estar bien que sea un poco más arrogante. Para Makoto, podría haber sido una solicitud bastante difícil.

 

Makoto: “Ema, das un poco de miedo en este momento. Ya veo, ya están aquí eh. Tomoe los trajo?”

Ema: “No. Ellos vinieron aquí por el fruto del entrenamiento para la creación de puertas de Komoe-sama.”

Makoto: “Así que Komoe-chan lo puede hacer ya. A pesar de que Shiki fue finalmente capaz de hacerlo no hace mucho tiempo. Tengo la impresión de que va a deprimirse de nuevo.”

Ema: “Ella es como un hijo de Tomoe-sama después de todo. Pues bien, vamos a pasar a otra habitación.”

Makoto: “Entendido. ¿Hay tres casos ciertos? ¿Me podrías mostrar los documentos?”

Ema: “Si, aquí. Por favor, revíselos mientras nos movemos”

 

Ema dio a Makoto los documentos que estaban a su lado. Al abrir la puerta, ella guio a Makoto y comenzó a caminar delante de él para llevarlo a la habitación. Ema camina en el lado izquierdo de Makoto a una distancia fija. Se quedó en silencio. En el pasillo, el único ruido era el sonido de los papeles al ser hojeados mientras Makoto está caminando. En el lugar donde está la habitación de Makoto, incluso si Asora es un lugar tranquilo, hay una cantidad razonable de seguridad en esa zona. En un día como hoy en el que saben de antemano que Makoto se moviliza, se esconden y no se muestran a sí mismos en consideración. A Makoto realidad no importa mucho, y lo único que piensa es “hay pocas personas aquí ~”.

 

Makoto: “Je ~. Esta vez son razas con una buena cantidad de personas. Si todos ellos migran, la población superaría los miles, no, como era de esperar, no será mucho de todos modos. Para que tengan tal número de personas cuando han estado viviendo en las partes más profundas del desierto, es bastante impresionante.”

Ema: “Incluso si lo llamamos profundo, es una parte próspera. La tercera raza que será entrevistada es uno de esos casos. Ese lugar es uno que tiene luchas por las tierras ricas todo el tiempo, así que se puede decir que han ido disminuyendo en número de manera constante. Ellos también son los más activos entre los que desean la migración.”

Makoto: “Ya veo. Como un oasis en un desierto eh. Entonces esos tipos han protegido a su pueblo con sus habilidades.”

Ema: “Así es como es. Los primeros con los que nos reuniremos son una raza que vive en un lugar especial debido a su capacidad, y la otra raza, debido a su característica racial, los enemigos extranjeros no tratan de luchar con ellos. Ambos tienen un alto poder de combate, y en términos de carácter social, no hay ningún problema por ahora.”

Makoto: “… Ciertamente. Y también reconocen que viven en el nivel del suelo. Fufu, estoy empezando a tener expectativas al encontrarme con ellos.”

Ema: “Esta es la sala, Makoto-sama. Originalmente quería que esto se hiciera en la sala de audiencias, pero ya que esta fue una petición suya, preparamos una mesa. Por favor, tenga cuidado de lo que dice.”

 

Los dos llegaron frente a una habitación donde dos lagartos niebla estaban de pie a ambos lados de la puerta. Ema sintió que el cuerpo de los lagartos de niebla que era firme se había vuelto aún más firme con la llegada de Makoto. En este Asora, no hay muchos puestos de trabajo que le permitan a la población involucrarse directamente con Makoto. Estos dos que fueron seleccionados como los guardias de la puerta en esta ocasión deben estar bastante nerviosos. Una sonrisa apareció en su rostro mientras se imaginaba a su situación. Por cierto, por alguna razón, en la mansión de Makoto (o más bien, últimamente está empezando a parecerse más a un castillo a la perspectiva de Makoto) hay un amplio espacio preparado para el público, y cuando Makoto oyó el informe de Ema diciendo que va a utilizar ese lugar, a toda prisa pidió cambiarlo a una habitación normal con una mesa. “No debería de haberle dicho”, es lo que Ema dijo entre dientes y Makoto no se lo perdió.

 

Dentro de la habitación hay una mesa y sillas. Como de costumbre, es un trabajo magnífico. Se trata del trabajo de los Eldwa. Las ventanas están abiertas, dejando entrar el aire del exterior, y no hay ese olor característico que una habitación no utilizada tiene. Makoto, al ver que había dos asientos preparados, estimo que habrá dos personas para cada representante de las razas que vendrán hoy.

 

Ema: “Por favor, siéntese y espere aquí. Yo regresare con los invitados a este lugar”

 

Ema insto a Makoto a tomar asiento y después de confirmar que se ha sentado, salió de la habitación. Ella les dijo a los dos lagartos que iba a ir con los invitados y avanzo a la habitación de al lado.

 

Por otro lado, Makoto se quedó sentado esperando a que ella trajera a los representantes mientras leía los documentos de la primera raza con la que se reunirá. Por supuesto, él está usando [Kai] para comprender su entorno. Él sabe a qué habitación se dirigió a Ema, y comprendió que había dos personas allí. Cuando entren, planea ocultar los documentos y recibirlos de pie. Ema quería evitar exactamente eso y es por eso que ella le pidió que se quedara sentado en la sala esperando, pero él no lo entendió en lo absoluto.

 

Makoto: (Los primeros son... una raza llamada personas aladas eh. Bueno, es obvio que vuelan. En ese caso, ¿viven en un terreno elevado? ¿Tendrán alas de pájaro, o tal vez alas tipo insecto? Ah, está escrito. A sus espaldas tienen alas de pájaro o alas de murciélago eh. Ambos son de la misma raza. Incluso si no se mezclan, pueden nacer con cualquiera de las dos. Este pueblo son una sociedad con posiciones jerárquicas. N ~, probablemente, va a estar bien. Si hablan de la posición social aquí, sería problemático. Aquí, básicamente, no tenemos razas más altas o más bajas después de todo)

 

En cuanto a una parte de los documentos, Makoto se sentía incómodo. Sin embargo, podría decirse que esta fue una discrepancia de lectura. Las personas aladas nacen con alas de pájaro o alas de murciélago. La distinción es simplemente debido a la diferencia de su fuerza. Y en base a eso, dividen su trabajo para adaptarse a su fuerza, y para ser una raza del terreno baldío, son bastante numerosos. Tienen una comunidad de alrededor de trescientos. Por supuesto, los fuertes consiguen trabajos importantes y tiene una gran autoridad, pero eso viene con sus peligros. Es un poco diferente de la sociedad con posiciones jerárquicas que Makoto está imaginando. Lo que él estaba imaginando es una mala imagen en la que la sociedad se divide en plebeyos y esclavos.

 

Makoto: (De todas formas, si no me encuentro con ellos y lo veo por mí mismo, nada va a comenzar. Si es demasiado horrible, voy a disculparme)

 

Makoto detecto que tres personas de dirigen a dónde está y detuvo su imaginación. Se levantó y se esperó a que la puerta se abra.

 

En poco tiempo, se abrió la puerta. Ante los ojos de Makoto aparecieron dos personas con la altura de una persona normal y alas plegadas a su espalda, y Ema al ver la figura de Makoto dio un pequeño suspiro. Las dos personas aladas tienen una piel bastante oscura, y le recordó a Makoto a los ogros del bosque.

 

Makoto: “Gusto en conocerlos y bienvenidos a Asora. Mi nombre es Makoto. Estoy en una posición similar a la de un señor en este lugar.”

 

Delante de los tres que se acercan a la mesa, Makoto se presentó por primera vez. Ema suspiro una vez más. En su perspectiva, probablemente deseaba que Makoto por lo menos dijera algo como “Veo que han llegado a nuestro mundo”. Las personas aladas parecen estar confundidas por el comportamiento de Makoto también. Ellos ya han recibido la entrevista con Shiki. Porque habían sentido esa aura irresistible gruesa de él, no podían comprender el comportamiento del macho frente a ellos, el cual deberían estar de pie por encima de ese personaje.

 

Makoto: “... ¿Eh? Adelante, tomen asiento”

 

Antes de que él se sentara, insto a la otra parte a sentarse.

 

Makoto: (Ambos tienen alas de murciélago blanco eh. Las personas de mayor estatus han llegado)

 

Makoto observo a la gente alada con una comprensión un poco equivocada. Aparte de la diferencia en las alas de pájaro y alas de murciélago, también existe una diferencia en el color de las alas. Blanco y negro. En otras palabras, hay 4 tipos de alas. Los que están en lo más alto son los que tienen las alas de murciélago de color blanco, el siguiente son las alas blancas de pájaro, luego las alas de murciélago negro y alas de pájaro negras.

 

Kakun: “… Encantado de conocerlo. Por esta oferta de migrar a una tierra tan espléndida, les agradecemos mucho. Soy el jefe de la gente alada, mi nombre es Kakun. Esta de aquí es mi consejero, Shona”

Shona: “Encantado de conocerlo Makoto-sama. Sera un placer hacerme su conocido.”

 

Después de sus palabras, las personas aladas tomaron sus asientos en frente de Makoto. Hombre y mujer. El que afirma ser el más jefe es un varón, y el que se presentó sin decir su nombre es la hembra.

 

Con una expresión ligeramente rugosa, Ema se sentó junto a Makoto.

 

Makoto: “He recibido el informe que desea migrar a Asora. Teniendo esto como preámbulo, tengo una serie de preguntas que quiero hacer. ¿Está bien?”

Kakun: “Por supuesto.”

Makoto: “Estupendo. Voy a estar escuchando sus preguntas después también. Pues bien, en primer lugar...”

 

Makoto empezó la entrevista con la gente alada. Sin darse cuenta en absoluto de que Ema había resuelto a sí misma para advertirle sobre su comportamiento posteriormente.

 

•••••••••••••••••••

 

Kakun: “Parece que él nos entiende bien, ¿pero esa persona es realmente el señor de esta tierra? Estaba actuando muy indulgente, aunque ...”

Shona: “Sí, ¿pero no se siente como si la conversación fuera demasiado suave? He oído de Ema que en un momento posterior estarán revisando nuestra capacidad de combate, así que hasta entonces, hay que asegurarse de no ser descuidados. Sugiero que inspeccionamos este lugar.”

Kakun: “Ya entiendo eso Shona. Pero al pensar que se acercaron a nuestra raza con nuestro poder como su meta, estoy confundido por el hecho de que evalúen nuestra actitud como raza. Después de Makoto-sama dijo que fuimos aprobados y Ema-dono añadió que habrá una prueba de capacidad, Makoto-sama le dijo que eso no era necesario. A pesar de que se nos dio el permiso para vivir en una tierra tan rica, las condiciones simplemente no se equilibran. Si al final no hay realmente ningún objetivo oculto detrás de todo esto, entonces habré hecho girar los engranajes en mi cerebro para nada.”

Shona: “En realidad, son anormales después de todo. Poder vivir en este tipo de lugar sin pelearse entre sí. Por lo que he visto, Makoto-sama no tenía ninguna mala intención cuando hizo esta oferta, pero creo que dudar de eso es un trabajo importante de usted. Ahora bien, vamos a salir y ellos nos muestran todo.”

 

Al salir de la habitación, el orco que Ema les dijo a ellos que estará trabajando como guía estaba esperando al consejero y al mayor de la gente alada que estaban dando sus impresiones de la entrevista con Makoto.

 

El resultado de la entrevista es aprobatorio. Y fue tan fácil que era decepcionante.

 

“¿Cuántas condiciones van a establecer y que es lo que quieren de nosotros?”, Incluso cuando trataron de lanzar las preguntas que tenían, todas las respuestas traicionaron a sus expectativas en el buen sentido. De lo que ellos más se sorprendieron fue que aceptaron su independencia muy fácilmente. Las personas con alas estaban esperando un montón de condiciones desfavorables para esta migración. Por ejemplo, algo así como el pago a los residentes, ofrecer un 80% de su gente para el trabajo manual (con exclusión de todos los viejos y los niños, casi todo el mundo), por otra parte, la distribución del trabajo manual que todo el mundo querría evitar. Llegaron con la intención de ser tratados un paso antes de la esclavitud.

 

Pero todas sus necesidades fueron aseguradas, y encima de eso, son capaces de obtener varios artículos que nunca han sido capaces de tener en sus manos por el comercio equivalente. Por otra parte, a los que deseen, se les da la oportunidad de estudiar, y también han prometido proporcionar entrenamiento de alto nivel para sus guerreros.

 

Cuando Ema les dijo el contorno de la oferta, dudaron de que siquiera el 1% fuera a ser cierto, pero Makoto afirmo todo eso completamente. No se puede evitar que Kakun y Shona abrieran sus ojos y boca inconscientemente.

 

¿Será un futuro como ese lo que realmente vienen para ellos? Los dos de ellos todavía medio dudaron mientras se movían a través Asora y continuaron con sus sorpresas.

 

El pueblo alado, más de trescientos habitantes. Aprobados. Su migración será dentro de 5 días.

 

•••••••••••••••••••

 

Makoto: “Bueno, entonces, ¿pueden por favor quitarse esa venda?”

 

Las dos mujeres que estaban sentadas delante de Makoto temblaban en gran medida por sus palabras.

 

En coincidencia, Ema también tembló un poco, pero cuando Makoto intercambió miradas con ella, pronto fue capaz de calmarse de nuevo. Ella miro hacia abajo como si estuviera avergonzada de ser agitada.

 

“Pero, tal como hemos explicado, hay un problema con nuestros ojos.”

“Incluso si no tenemos ninguna intención de herir a Makoto-sama, los efectos todavía se llevarán a cabo.”

 

Las dos mujeres tienen una tela con patrones complejos elaborados que cubren sus ojos. Las personas aladas que Makoto conocido antes deban la impresión de ser delgadas, pero estas mujeres tienen más carne en el buen sentido, una figura sensual. Tienen un paño envuelto alrededor de su cuerpo que se asemeja a la de las ninfas que aparecen en la mitología griega, y tienen un atuendo que expone mucho. No es ropa pequeña sino tela, es lo que Makoto murmuró mientras se sonrojaba.

 

Gorgona. Para Makoto, llamarlas medusas sería más fácil de entender, es una raza parecida. Las personas que las ven a los ojos se convierten en piedra, es la característica racial de ellas. Son una raza que aún con esa habilidad no perecieron y han vivido en paz hasta ahora en el terreno baldío.

 

Su apariencia es muy similar a la de un hyumans, pero, tal vez reacciona en base a sus emociones, sus cabellos se mueven. El pelo de esas chicas tiene una capacidad de transformación y son armas legítimas.

 

Las chicas no tienen control sobre su poder, y siempre está en un estado activado. Es un poder que no activa en las personas de la misma raza, pero si se trata de los demás, se activará sin piedad. Es una habilidad que se puede considerar como una maldición. Con una venda especial de alguna manera son capaces de limitar la activación de su poder en otras personas.

 

Esta es la razón por la que viven en el desierto y también la razón por la que se han recluido. Se mueven constantemente en las partes más profundas del desierto y cambian de ubicación, por lo que no difunden innecesariamente la petrificación. Puede haber otras circunstancias, pero al menos así es como piensa Makoto de ellas y sintió que son una raza amable.

 

Ellas se interesaron en la migración debido a su esperanza de que puedan ser capaces de utilizar su poder de forma más natural y debido a que hay un problema con el que la raza carga.

 

Las Gorgonas son una raza donde sólo nacen mujeres. Lo que significa que necesitan un macho de una raza diferente. A cambio de poder compartir su semilla con la mayoría de las razas, los bebés que dan a luz son todos Gorgonas. Una misteriosa raza.

 

Para ser capaces de mantener su existencia, deben estar en un entorno con varones. “Me sorprende que no se hayan extinguido” es el pensamiento insensible que Makoto tenía.

 

Makoto: “Es bien conmigo. No funcionó en Tomoe ¿verdad? En ese caso, está bien. También voy a estar protegiendo a Ema así que adelante.”

“Pero, en Makoto-sama no, Uhm ... no se siente tanto poder mágico.”

“No creo que termine a salvo al final.”

 

Makoto está haciendo actualmente cierto entrenamiento. Debido a los efectos de ese entrenamiento, él está utilizando [Kai] la mayor parte del tiempo para suprimir su poder mágico. En este momento no está usando su poder de mirar por los alrededores, en este momento, donde está recibiendo invitados, lo está usando para suprimir su poder mágico. El malestar que las dos Gorgonas están sintiendo es plausible.

 

Ema: “Ustedes dos, una habilidad que no funcionó en Tomoe-sama, es imposible que muestre efecto sobre Makoto-sama. También estoy de acuerdo, así que por favor retiren sus vendas. Ese es el deseo de Makoto-sama después de todo.”

 

Siendo presionadas por Ema, las dos Gorgonas colocaron sus manos en sus vendas. Su cabello se ondulo ligeramente, pero Makoto no parecía preocuparse y las miro a las dos. Ema dijo que estaba bien, pero tal vez ella está nerviosa, su cuerpo se puso rígido.

 

“Bien entonces…”

“...”

 

Las dos se quitaron las vendas. Frente a ellos hay un hombre que se denomina a si mismo hyuman y un orco. Los dos no se convirtieron en piedra y se limitar a observar.

 

Makoto: “Fumu, ciertamente parece ser que sus ojos tienen un fuerte efecto. ¿Es algún tipo de ojo demoníaco? ¿Pero tener los ojos cubiertos debe ser inconveniente verdad?”

 

Makoto hablaba con las dos como si fuera normal. Ema suspiro con alivio. Su reacción es en realidad la más normal. No, el hecho de que estén bien es probablemente bastante extraño. Y en realidad, las Gorgonas tenía los ojos bien abiertos y estaban mirando a la otra parte que se está moviendo.

 

Gorgona: “Ah, ehm, sí. La comida también se convierte en piedra. Bueno, también podemos comer comida petrificada. No tiene buen sabor, pero podemos absorber los nutrientes. Pero incluso si tenemos que ponernos una venda para hacerlo, es más delicioso comer así. Además, hablamos de esto en la entrevista anterior; es inconveniente a la hora de tomar la semilla de los hombres de otras razas y ... tener nuestra visión tapada afecta a toda nuestra vida diaria.”

Ema: “Sí, ciertamente suena inconveniente. Aunque he oído que algunos hyumans que tienen ese tipo de manía, aunque ...”

 

La Gorgona que volvió a sus sentidos primero, hablo de los inconvenientes. Ema estuvo de acuerdo con lo que dijo, y por alguna razón, miro a Makoto. Makoto sintió como si su mirada fuera un poco fría. Se sentía como si hubiera algún tipo de alusión en la segunda mitad.

 

Makoto: “Ema, no me mires de esa manera al decir eso. Incluso si no responden, entiendo claramente que es inconveniente. Pero, Gorgona-san. Yo no iría tan lejos como para traerlas aquí solo para conseguir un compañero para tener hijos, por lo que en esa parte es más cuestión de consentimiento mutuo, no les importa ¿verdad?”

Gorgona: “Sí, en ese caso, está bien. Con esa venda, incluso en nuestra situación actual debería estar bien, es lo que nos ha dicho verdad, ¿Ema?”

Ema: “Sí. No hay problemas”

Makoto: “En ese caso, no habrá ningún problema en cambiar esa venda en algo parecido a unas gafas o lentes de contacto que tengan el mismo efecto. Es probable que pueda ser resuelto de esa manera. Ustedes ya han aceptado todas las condiciones que se incluyen: el intercambio de conocimientos, participación en el entrenamiento de batalla y la cooperación en el cultivo de la tierra; por lo que la única parte de preocupante es, probablemente, la charla sobre tener bebes. Si actúan adecuadamente en esa parte, debería estar bien. Estaremos confirmando la cantidad de los efectos que esos ojos pueden tomar en Asora. Pero con respecto a la migración, les doy la bienvenida con los brazos abiertos”

Gorgonas: “¡¿De Verdad?!”

 

Las dos Gorgonas se levantaron de su asiento y miraron a Makoto como si disparar a través de él. Los dos estaban pensando todo el tiempo que sin duda serán rechazados al final, esa respuesta fue increíble.

 

Ema: “¿Entonces, todas las Gorgonas están muy bien con la migración cierto?”

Gorgona: “Bueno, eso es, estamos muy contentos por eso, pero ...”

Gorgona; “¿De veeerdad está bien? Porque usted sabe, somos una raza que, incluso si somos capaces de convertir a la gente en piedra, no somos capaces regresar a nadie a su estado normal”

Makoto: “Ah, ya veo. Sobre la petrificación, es probable que se pueda curar así que no hay problema.”

Gorgona: “¡¿Eh ?!”

 

Makoto parece que recordó algo y coloco una mano sobre la mesa. La mesa se había convertido al instante en piedra después de que las Gorgonas se quitaron su venda de los ojos. Makoto puso poder mágico.

 

Makoto: “Uhm, así ... y luego, al hacer esto ...”

 

La mesa que se pintó con el color de la ceniza fría regreso rápidamente al su color marrón claro. Pero pronto se convirtió en piedra de nuevo. Obviamente fue por estar expuesta a los ojos de las Gorgonas, después de todo. Se encuentra en un estado en el que se transforma continuamente en piedra, así que las chicas ya han renunciado a pensar en una manera de resolverlo.

 

Makoto: “Ah! ¡Maldición! Entonces, no funcionará si no lo de doy una resistencia a la propia petrificación eh. Entonces ¿qué tal esto ?!”

 

Después de meditar, Makoto una vez más puso su mano sobre la mesa y coloco poder mágico.

 

Las dos Gorgonas miraban con atención. Aunque fuera sólo por un instante, perdieron sus palabras después de ver la mesa regresar de nuevo a su estado petrificado. Por otra parte, Ema no mostró mucha agitación y estaba mirando a Makoto. La chica que se sorprendía siempre por Makoto ya se ha ido.

 

Esta vez, haciendo coincidir las palabras de Makoto, la tabla que regreso a su estado de madera no se volvió de nuevo de piedra.

Incluso después de un tiempo, no se convirtió en piedra de nuevo.

 

Gorgona: “Increíble”

Gorgona: “Pensé que tendríamos que llevar esta venda en los ojos por el resto de nuestra vida ...”

Makoto: “En el pasado, me enfrente a un estado anormal problemático como este. Como un subproducto de eso, he llegado a ser capaz de tratar con una buena variedad de anomalías.”

 

Makoto tomo los ojos de admiración de las dos con una sonrisa tímida. Shiki, Makoto y los otros han ido contra una anomalía de estado. El castigo del árbol era una anomalía de estado que superaba el poder de la petrificación de la Gorgona a pasos agigantados. Debido a eso, Makoto fue capaz de contrarrestar el poder de petrificación con calma. El castigo del árbol interfiere con su existencia en sí mismo y provocan cambios de miedo. Incluso con las personas más inteligentes de Asora, tardó varios meses antes de que pudieran encontrar una solución a la maldición.

 

Gorgona: “Makoto-sama. Favor denos refugio en este mundo.”

Gorgona: “Vamos a seguir sus órdenes.”

Makoto: “Refugio dicen. Después de hablar con ustedes, no veo ningún problema con su carácter social. Traten de no caer en relaciones inmorales, relaciones triangulares o relaciones turbias, y todo va a estar bien. Parece que no están familiarizadas con dar la bienvenida a el padre de sus hijos, por lo que, en el peor de los casos, si los hyumans perdidos se ajusta a sus gustos, no dude en hacerlo. Uhm, puede ser una mala manera de llamarlo, pero ... es algo así como una aventura de una noche.”

 

Después de eso, la entrevista con las Gorgonas y Makoto continuó de una manera suave, y la migración de las chicas se decidió claramente.

 

•••••••••••••••••••

 

“Eso fue impresionante. Me sorprendió con Tomoe-sama también, pero pensar que Makoto-sama y todos los demás estaban bien después de mirarnos.”

“Y él llegó a decir que él nos daría una mano para que nuestro poder no nos causara inconvenientes. Siento como si estuviera en un sueño.”

“Las cosas que podíamos usar para vestirnos, a lo sumo, era un paño para envolver nuestro cabello, pero tal vez seamos capaces de llevar ropa normal ahora. Increíble. Estoy tan emocionada.”

 

Makoto se disculpó por el hecho de que se tuvieran que poner sus vendas de los ojos de nuevo, y las dos Gorgonas después de vendarse los ojos regresaron a la sala de espera que se preparó para ellas y están teniendo una charla agradable. Incluso si lo llama sala de espera, el mobiliario está bien preparado para recibir invitados, esta habitación era más que suficiente.

 

“Incluso si nuestro campo de visión se bloquea, nuestro cabello nos ayuda a captar lo que nos rodea, así que éramos de alguna manera capaces de vivir, pero si está bien mirar, no sería malo en absoluto. Si es posible, quisiera intentar disfrutar de la ropa linda.”

“El entrenamiento de batalla también suena divertido. Quiero migrar rápido ~”

“Cierto. Realmente quiero traer a todas aquí rápido “

 

Las dos Gorgonas están hablando con amplias sonrisas en sus caras y un ambiente de flores estaba alrededor de ellas. Las mismas chicas y Makoto todavía no se han dado cuenta, pero, la migración de esas chicas tendrá un pequeño problema esperado.

 

Hasta ahora, esas chicas, que nunca pudieron elegir a su compañero del sexo opuesto basadas en su apariencia exterior estarán migrando a Asora. Chicas a las que no les importa si es de otra raza, siempre y cuando se trate de alguien del sexo masculino.

 

El magnífico favor que Makoto trajo sobre toda su raza, ¿cómo es que ellas lo compensaran? El amor libre, consentimiento mutuo, Makoto dijo esas cosas vagas para que no se malinterprete, y no haya ningún problema. No debería haber ... pero si algo llegara a suceder, bueno, Makoto solo va a obtener su merecido. Es culpa de Makoto por olvidarse que él también se incluye entre los machos de Asora.

 

Gorgonas, más de doscientos habitantes. Aprobados. La migración se hará dentro de 10 días.

 

•••••••••••••••••••

 

“Nuestra especialidad es la recolección de néctar!”

“Además, ¡estamos en condiciones de ponernos en contacto con todo el mundo!”

 

A un lado de Makoto y Ema, y en frente de ellos parecía que no hay nadie sentado allí.

 

Y en realidad, hay dos pequeños cojines en la parte superior de la mesa, y allí, dos invitados pequeños están sentados. Hablando con precisión, ellos estaban sentados, de pie, volando; moviéndose sin descanso.

 

Makoto: (Tal y como me imaginaba a esos niños, no, personas. Mientras más los veo, más me dan la impresión de hadas)

 

Los últimos entrevistados son pequeñas hadas. La imagen que Makoto tiene de un hada es: simple-mente, vigoroso, y les gusta hacer travesuras. La pequeña corona que descansa sobre la cabeza parece ser una herramienta utilizada por las madres y es encantador. “Es la prueba de que él es el rey así que tengo que mostrar respeto”, eso es lo que Makoto estaba pensando, pero no pudo detener los pensamientos de los libros que ha leído antes.

 

Makoto: “Ya veo. ¿El bosque donde las hadas vivían ha sido descubierto por un enemigo extranjero, por lo que solicitan refugio, ¿verdad?”

“No somos hadas! ¡Somos Al-Elemera! ¡Somos más distinguidas que esos pequeños insectos!”

 

Dicen que son Al-Elemera. O por decirlo así, una existencia más eminente que las hadas. Pero a los ojos de Makoto, estos chicos tienen exactamente las mismas características que las hadas. Debido a que su nombre es difícil de recordar, sin querer los llamó hadas.

Y en verdad, si las hadas a los que llaman insectos son comparadas con ellos, es dudoso si Makoto sería capaz de decir correctamente la diferencia.

 

“Somos el punto medio entre las hadas y los espíritus saben! ¡Si se trata de un espíritu de bajo grado, somos capaces de interferir y utilizarlos!”

 

Volando por todas partes, sentándose en el cojín, volando justo en frente de Makoto mientras habla; no mostraba ninguna intención de calmarse. Ema parece estar soportando su comportamiento salvaje bastante. Ella está comenzando a temblar poco a poco.

 

Ema: “... ¿Por qué ... Mio-sama dio el visto bueno a este tipo de cosas? Frente a Makoto-sama, ellas están ...”

 

Ema se queja. Si esto no fuera una audiencia, sino una conversación diaria, probablemente no estaría tan enojada.

 

Makoto: “N ~ Bueno, ellos son numerosas pero pequeñas, por lo que no veo ningún problema. Y si son capaces de ponerse en contacto con todo el mundo, eso significa que, si pasa algo, será capaz de informarlo inmediatamente. ¿Usted ayudarán en las exploraciones de manera adecuada?”

“¡Déjanoslo a nosotros! ¡¿Los Al-Elemera somos valientes!”

Makoto: “Entonces, hay que hacer las preparaciones, y después la migración”

Ema: “Estoy en contra de eso Makoto-sama!”

“Hia !!”

“Uwa ?!”

 

Las valientes Al-Elemera se escondieron abajo de la mesa debido al repentino grito. Makoto también se mostró sorprendido por el repentino grito a su lado, pero en realidad no mucho y todavía está sentado en su lugar.

 

Ema: “Una raza tan inquieta, este grupo que son prácticamente niños, si fueran a entrar Asora, ¡sería un desastre! ¡Tal vez sea mejor simplemente dejar que todo su bosque sea conquistado! ¡De esta manera se pondrán a reflexionar!”

Makoto: “E-Ema”

Ema: “¡¿Esta es una entrevista saben?! ¡Por otra parte, con el futuro de su raza en juego! Y, sin embargo... ¿es así como el rey de una raza debe actuar?!”

 

Parece que la ira de Ema alcanzó su pico. Makoto miro hacia arriba. Ciertamente. Si tuviera que comparar a las dos razas anteriores, la actitud de los Al-Elemera tiene muchos problemas. Makoto pensaba en ellos como niños, pero, aunque su apariencia es pequeña o linda, son adultos, y el que está asistiendo a la entrevista es el rey. Debido a que Ema los estaba considerando como una raza madura, mostró su enojo por su mala educación. Y si el rey de su raza es así, pensó que las demás personas de la raza serían aún peores, por lo que incluso si tenía que oponerse a Makoto, ella todavía expreso lo que pensaba.

 

Que ellos se quedan en su naturaleza infantil, incluso cuando alcanzan la madurez, esto puede ser una demanda duro, pero Ema no podía aceptarlo sin importa qué.

 

Makoto: “Cálmate Ema. Stoppu!”

Ema: “¡No, no puedo Makoto-sama! ¡Makoto-sama es demasiado blando con estos chicos! ¡Que los Al-Elemera, son superiores a las hadas y los espíritus! En ese caso, ¡vayan a repeler a esos Liz que se acercan a su bosque! Eso es correcto, está bien simplemente regresar aquí de nuevo después de que sean capaces de hacer eso!”

 

Al ver a Ema enojada por primera vez, Makoto trató de calmarla de la alguna manera al hablar desesperadamente y luego llamó a los lagartos y les ordenó escoltar a los representantes de Al-Elemera a su habitación. Ema balanceaba sus brazos locamente hacia las hadas que volaban para huir. Verdaderamente una escena inusual.

 

Los lagartos también se sorprendieron al ver a Ema enojada. A pesar de ello, siguieron las órdenes de su señor y fueron con los pequeños clientes que trataban de escapar.

 

Ema: “Voy a meterlas en una jaula para pájaros y los arrojare al bosque! ¿Dónde se escaparon esos insectos ?!”

Makoto: “Ema, entiendo. Ellos son tienen la culpa así que, por ahora, ¡sólo cálmate !!!”

 

•••••••••••••••••••

 

“¡¿Que sucede con ese Orco?! ¡Ella no entiende lo fuertes que somos!”

“No tenemos miedo de un mero Liz, pero si luchamos, nuestros compañeros sufrirán lesiones, ¡Es por eso que pensamos que podríamos aceptar su oferta de migración!”

“¡Ahora que se ha llegado a esto, vamos a repeler a los Liz y hacer que esa mujer se disculpe!”

“¡Asombroso! ¡El Rey es tan inteligente! Pero ¿qué pasa con la migración?”

“¡Las Flores de este lugar dan néctar sabroso, así que quiero vivir aquí más que en ese bosque! ¡Yo soy el rey, así que tengo que compartir este néctar con todos!”

“Entonces tenemos que regresar y prepararnos para la guerra!”

“¡Cierto! ¡Vamos a mostrar Makoto-sama nuestro poder!”

 

Al-Elemera, aproximadamente trescientos. En espera.

 

•••••••••••••••••••

 

Esa noche, Makoto y sus seguidores estaban sentados juntos después de la comida. Al informar los resultados de las entrevistas de ese día, pasaron el tiempo de tranquilamente.

 

Shiki: “Entonces estaremos aumentando el número de razas en dos eh. En cuanto a las Gorgonas, voy a discutir con los enanos y hacer que hagan las gafas y los lentes de contacto para para ponerlos a prueba.”

Tomoe: “Entonces Shiki se estará ocupando de las Gorgonas eh. Entonces yo me encargare de las personas aladas. Debería pensar en un menú de entrenamiento también. También tengo interés en los 4 tipos de alas y la diferencia de aptitudes. La caja de transmisión de pensamiento ya ha sido completada con el aria que Waka nos dio y se analizó después de todo.”

Makoto: “Cuento con ustedes dos”

Tomoe: “En cualquier caso, Mio, no apruebes a una raza extraña. ¿Estás escuchando Mio ?!”

 

Tomoe y Shiki deciden sobre sus propios movimientos a medida que escuchan las palabras de Makoto. En cuanto a Mio que está siendo regañada por Tomoe, ella se está acercando a Makoto con un pequeño cuenco de la mano con palitos de vegetales de colores variados en el mismo.

 

Palos de verduras.

 

Mio: “Waka-sama, Waka-sama. Pruebe esto por favor”

Makoto: “Palo de verduras? Eh, podría ser esto, ¡¿mayonesa?! Mio, ¿la hiciste tu misma?!”

Mio: “¡Sí! Hice mi mayor esfuerzo”

Makoto: “Je ~! Entonces, voy a probarlo. ¡Sí, que nostálgico!! Y las verduras aquí son mucho más sabrosas. ¡Esto es lo mejor Mio!”

Mio: “Ufufufu”

 

Mio estaba completamente encantada, así que no escuchó a Tomoe, no, las palabras de Tomoe probablemente ni siquiera entrar en sus oídos.

 

Shiki: “Hoh ~ esto es mayonesa eh. Mio-dono, ¿está bien para mí probarlo también?”

Mio: “Le ha gustado a Waka-sama así que está bien. Shiki, come y pruébalo a fondo.”

Shiki: “Bien entonces. Esto es... amargo, espeso, delicioso. Que sabor tan complejo. Va bien con las verduras también. Fumu, hay una manera de ponerlo en nabe también ...”

 

Shiki parece haber sido cautivado por la mayonesa. El resultado fue un gran elogio.

Sin dejar de comer los diversos tipos, piensa acerca de la manera de utilizarlo en nabe.

 

Tomoe: “Hum, sin duda es delicioso, pero no se puede comparar con el miso, que completare en un futuro próximo!”

Mio: “Es porque no ha podido hacer miso que estoy aquí recreando muchas otras cosas no? Por favor, crea ya la sopa de miso rápido, ¡Tomoe-san la salsa de soja también! ¿comprendes?”

Tomoe: “Será pronto muy pronto!¡Mu, que sea tan inesperadamente bueno es tan molesto!”

 

Al decir eso, Tomoe mordisqueando las zanahorias y los pepinos. Sus favoritos parecen ser los pepinos. “A ella sin duda le gustaría el pepino japonés” es lo que pensó Makoto.

 

Makoto: “Tomoe, la mayonesa tiene devotos fuertes, así que no digas cosas tan descuidadas.”

 

Mientras saborea el apio, Makoto ríe mientras vigila la interacción de Tomoe y Mio.

Obteniendo nuevos residentes, Asora se acerca a su segundo año.