Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Rumores Acerca del Héroe de Limia (2)




Manual




Nivel 188. Héroe.

 

Ese es el estado actual de Otonashi Hibiki. El mundo debería saber, que es lo que pensó el rey. El héroe que descendió sobre Limia participó en batallas a mediana escala contra la raza de los demonios que se produjeron en el reino y los países vecinos.

En realidad, moverse de un país a otro, toma una gran cantidad de tiempo.

 

Con la herramienta mágica para tele transportarse que ha sido proporcionada por el reino y la formación mágica de transportación que los gremios de comerciantes y aventureros les permitieron usar indefinidamente, han sido capaces obtener un método de transporte de clase VIP con el fin de completar una programación imposible.

 

La chica que pensaba que la raza de los demonios son monstruos se sorprendió al principio cuando vio su piel azul y una apariencia exterior muy próxima a la de un humano. Al principio dudó en luchar contra ellos, pero después de una serie de peleas y ver la muerte de sus camaradas, así como los soldados enemigos, ella comenzó a aceptar la lucha constante y a tomar la vida de otros. Bestias demoníacas que podían entender las palabras humanas, la raza de los demonios, y también los hyumans.

 

En su actual sentido de valor todos están en el mismo nivel y ese principio todavía no ha cambiado. El que ella sea capaz de hacer frente a esta brutalidad que normalmente entraría en conflicto con sus ideologías y su fe es porque ella llegó a una conclusión por su propia cuenta. El que viajara a diversos países y llegara a esta conclusión también fue el objetivo del reino. Debido a que no hay tiempo para darse el gusto de hacer turismo en un país que está en guerra.

 

Por encima de todo, los compañeros que luchan a su lado son importantes. Dentro de todo el alboroto, la importancia de sus vidas es claramente más pesada que la de un extraño. y Si estos fueran los compañeros que la acompañan en su viaje, aun con más razón.

Ella participa en la guerra y peleas una y otra vez ...

La cosa que más se grava en un soldado cuando participan en la guerra no es la determinación, sino la sed de sobrevivir a la batalla junto con sus compañeros que cubren su espalda.

Y así, ahora ...

 

Hibiki se encuentra en el castillo real. Ella acaba de regresar de una dura batalla.

No estaba luchando contra la raza de los demonios, pero se lesionó de forma inesperada. Ella regresó al castillo para tratar sus heridas y ahora estaba en medio de su recuperación.

Sus compañeros de grupo también resultaron gravemente heridos y están recibiendo tratamiento en una habitación separada. Es lo que podríamos llamar, un estado de derrota total.

 

De alguna manera se las arreglaron para tele transportarse de regreso, pero esto no sólo se detendrá con una conmoción normal. El héroe y su grupo regresaron en un estado desgastado y parecía que caerían en cualquier momento, por lo que no es ninguna sorpresa.

 

“Kyun ~”

 

Una voz preocupada salió del tesoro sagrado, el cinturón de plata que envuelve su cintura.

Es la bestia guardiana que reside en el cinturón de plata, el lobo de plata. Al igual que la chica, el también resultó herido en esta lucha y había regresado al interior del cinturón para recuperarse.

 

Hibiki: “Estoy bien. También debes de calmarte y sanar tu cuerpo. Incluso si puedes curar tus heridas con magia, esto no significa que su energía regresara después de todo”

 

Es lo que dijo Hibiki. Están descansando para recuperar sus energías, poder mágico y también reponerse del cansancio. Por suerte, esta derrota no termino con ningún miembro recibiendo una herida mortal.

Contando a su compañero lobo.

Sin embargo, la chica estaba pensando en la pelea.

 

Hibiki: (En nuestros planes me gustaría ser capaz de luchar contra algún general de la raza de los demonios dentro de tres meses. Pensé que esa sería mi primera ...)

 

Con “Su primera” se refiere a una derrota o a una victoria estrecha que está cerca de una derrota. Hibiki, quien es respetada como un héroe y tiene capacidad a la par de uno, ha tenido una batalla difícil.

En términos más específicos, ella se sentía frustrada. Este tipo de sentimiento, ella no se lo ha dicho incluso miembros de su grupo.

 

Hibiki: (Ni siquiera la velocidad de Naval podía oponerse a ella)

 

Naval, en cuanto a estilo de pelea, es similar a Hibiki. Ella es un espadachín que utiliza su velocidad como arma principal. Empujada por su odio por la raza de los demonios, ella se colocó a sí misma en el campo de batalla a causa de la venganza. Pero mientras caía en conflictos con Hibiki, ahora se ha convertido en un compañero de grupo que pelea en la primera línea junto con ella.

 

En términos de velocidad supera a Hibiki. Ella usa la táctica de ataque y retirada, así como ataques combinados para abrumar a sus oponentes, es una persona llena de sabiduría. Su edad y estatura se encuentran cerca de las de Hibiki. Al tener un pelo rubio ceniza cercano al blanco, cuando se junta con Hibiki hace que ella destaque mucho en el campo de batalla.

 

Hibiki: (La Protección de Bredda-kun también fue destruida)

 

Bredda es un caballero. Originalmente, su capacidad no era la de alguien que pudiera ser colocado junto con un héroe. Pero gracias a un privilegio proporcionado por el reino se hizo con la fuerza necesaria para acompañarlos. Los miembros del grupo no saben que él pertenece a la nobleza, y que es el legítimo sucesor del trono. Pero no es incompetente. Después de unirse a este grupo, decidió su propia posición y se dedicó a mejorar. Como resultado, ahora tiene un papel importante en dentro del grupo.

 

Su especialidad es la defensa. A veces cortaba los ataques dirigidos a la retaguardia y también va al frente contra los ataques vasados en velocidad que la vanguardia no puede manejar, así como aquellos de los que no se puede huir. Uno le podría llamar un muro que protege el interior mientras se ocupa de la parte exterior. En cuanto a la capacidad de cooperación de Bredda y su defensa, así como el uso de armas arrojadizas, y magia que ocasiona estados de alterados al instante, él es mejor que Hibiki.

 

Hibiki. (La Magia de Wudi no funcionaba en absoluto)

 

Wudi es un mago que es considerado un genio, llamado Mago de Artillería. Se especializa en magia de alta potencia y si bien es cierto que él es del tipo que tiene capacidades de evasión limitadas, hizo un pacto con un espíritu del viento y puede usar su agilidad característica, de esa forma ha obtenido el apodo de “Artillería Móvil de Limia”. Es un apodo que te hacer preguntarte si lo están alabando o le tienen miedo. Por cierto, la persona misma no es feliz con esto.

 

Su magia ofensiva, para Hibiki quien no ha aprendido muchos hechizos de ataque y para el grupo que tiene demasiados atacantes físicos, es una existencia importante en el grupo del héroe. Pero en este caso, era prácticamente ineficaz. Él habría sido originalmente un mago imperial, pero debido a una proposición del rey, se decidió a acompañar a Hibiki. Él tiene una baja estatura y una cara de niño, pero su edad es de 25. Es el más viejo del grupo.

 

Hibiki: (Colocamos una carga increíble en Chiya-chan)

 

Chiya es el sanador. Tiene una gran cantidad de poder mágico, es un mago especializado en curación y magia de apoyo. Al igual que Wudi, ella también tiene amistades con los espíritus. Normalmente, los magos que no tienen magia espiritual como su especialidad serían odiados por los espíritus, así que este es un caso poco común. Ella se lleva bien no con los de viento, pero si con los espíritus de agua. Su imponente máximo poder mágico es, de forma inesperada, el mismo que Hibiki. Ella estuvo a punto convertirse en un sacrificio, pero fue rescatada por Hibiki y los otros, después de eso, ella los ha acompañado y más tarde se convirtió oficialmente en un miembro de su grupo. En cuanto a magia curativa, es la maestra de Hibiki. Por supuesto, ahora que el grupo está en un estado de derrota total, ella es quien ha utilizado la mayor cantidad de su poder mágico en magia de curación y se encuentra ahora en un profundo sueño.

 

Hibiki, Naval, Bredda, Wudi y Chiya.

 

Este es el grupo del héroe de Limia. Está compuesto en su totalidad por hyumans. Sólo ha pasado un mes desde Hibiki llego a este mundo. ¿A qué cantidad de eventos se ha enfrentado? Es hasta el punto que uno podría llamarlo una tormenta de subidas y bajadas.

En el momento en que se inscribió en el gremio Aventureros, ya era de nivel 120. Fue al tercer día de estar en este mundo.

En las batallas continuas, aumentó sus niveles.

 

Y, sin embargo, perdió ese momento.

Sus labios se colgaron.

Desde lo más profundo, podía sentir una extraña palpitación similar a un temblor corriendo por todo su cuerpo.

El estilo de lucha que Hibiki eligió cuando llegó a este mundo fue la espada con la velocidad como su punto principal.

 

Su fuerza física estaba bastante mejorada debido a su mundo anterior, por lo que podría haber utilizado una gran espada, pero teniendo en cuenta a sus compañeros en los alrededores y la circulación de armas en sí, al final, ella eligió una espada bastarda.

Es un arma que no tiene muchos usuarios en el reino. La Katana no existe en este mundo así que ella estaba preocupada. Y así, ella eligió esta arma que su profesor de historia en el mundial anterior, literalmente tradujo como la “espada del hijo ilegitimo”.

 

Normalmente se utiliza esta espada con una mano, pero cuando se quiere hacer un fuerte ataque se utilizan las dos. Cuando trató de usarla, era realmente cómodo y Hibiki creció unida a ella.

El Kendo que ella estaba aprendiendo se concentra más en la distancia entre el adversario dándole más importancia que al uso de la espada. Como un medio para hacer frente, está funcionando bien. La chica estaba feliz de que aun cuando su espada termino siendo una occidental, no significó que todas las habilidades que aprendió eran un desperdicio.

 

En este momento se ha roto por la mitad por lo que será necesario buscar un reemplazo. Al mirar el mango largo que tenía su hoja rota, sintió un poco de pena.

 

En un principio, Hibiki pensó en usar su increíble cantidad de poder mágico para aprender hechizos de ataque, pero al pensar en la concentración que tenía que poner en el aria mientras estaba en medio de un campo de batalla le hizo abandonar la idea.

Al final, decidió aprender solamente un hechizo para cubrir su arma con poder mágico, una barrera que tiene una breve aria y es fácil de usar, y un hechizo de auto-sanación.

 

Ella debe haber pensado en situaciones en las que sería la única que queda, su composición tenía un fuerte sentido de independencia. Y, de hecho, Hibiki no ha perdido en un mano a mano nunca. Ella pensó que, en el caso de perder, sería porque estaba rodeada.

Pero la realidad era diferente.

Ella y los demás fueron todos derrotados por un solo ser. Y fue en un frente a frente para rematar.

 

No había ni un plan, ni se usó una táctica para leer sus próximos movimientos. Nada en absoluto.

Simplemente apareció de repente, y sembró la frustración en Hibiki.

Sólo instinto. Su fuerza de ataque abrumadora y el insano poder de defensa.

Naval fue sin duda más rápida que ‘eso’. Ella hizo continuos ataques como un vendaval, y en el momento cuando el oponente reaccionó e hizo un ataque, ella se habría ido ya.

 

Entonces, ¿por qué es que ella fue derrotada?

Sencillo.

 

Debido a que los ataques de Naval ni siquiera hacían reaccionar a su rival. Su espada puede parecer más débil en comparación con la espada bastarda de Hibiki, pero está dotada de poder mágico y es bastante filosa. Al combinarla con su velocidad la potencia de corte se incrementa enormemente. Pero no fue suficiente.

Mientras contenían su fatiga, siguieron aumentando el daño poco a poco. Y finalmente fueron capaces de cortar una de sus piernas.

 

Al ver que esto después de un largo tiempo, sin duda habían dado un paso adelante, un sentido de logro broto en el grupo. Pero en el instante siguiente, ‘eso’ regenero su pierna y continuó con sus acciones como si nada hubiera pasado. En ese momento, apareció una grieta en el grupo el cual había estado trabajando perfectamente.

 

Naval quedó atrapada en un hilo negro y sus movimientos fueron sellados, recibió un ataque digno de un golpe final. Chiya trató desesperadamente de cortar el efecto del hilo y curarla, pero todos ellos comprendieron que ya estaba fuera de combate. Así es como un espadachín terminaría al recibir un impacto directo mientras está de pie en posición vertical.

 

Debido a que uno de los miembros cayo, el número de ataques que Hibiki tuvo que evadir aumento, y también aumentó la carga de Bredda. Incluso si su especialidad es la defensa, eso no quiere decir que no vaya a recibir ningún daño nunca. Los movimientos de Bredda se volvieron lentos y finalmente se derrumbó. Después de eso, sucedió ...

 

Debido a que Chiya se concentraba en curar a una persona, Wudi terminó siendo incapaz de cortar el ritmo de sus ataques sólo utilizando su poder mágico. Dejando a un lado si la magia ofensiva fue efectiva, ya que no provoco un cambio en los movimientos del enemigo se creó una sensación de temor en ellos.

 

Incluso cuando Hibiki tomo el lugar de la primera línea de combate una persona con su auto-sanación y barrera, si una persona hace el trabajo de lo que se hizo originalmente por tres personas, estaba claro lo que sucedería tarde o temprano. Desde el momento en que entendieron que sus ataques no tenían ningún efecto, el lobo, que funciona como una bestia guardiana, intercepto muchos de los ataques que no podían ser bloqueados por la barrera. Ese lobo plateado recibió varios bombardeos y después de que sus movimientos se ralentizaron, recibió un poco más y cayó.

 

Chiya cambio su curación a Hibiki. Pero incluso con eso, no podía seguir el ritmo. La magia de apoyo de Wudi fue cortada. Y esa cosa atacaba sin pausa y seguía escupiendo cuerdas negras de su parte trasera.

Las paradas de apoyo y de curación

Un sudor frío e impaciencia se acumularon.

Al ser abrumados por sólo su poder defensivo y ofensivo, están a punto de ser aplastados. Sus compañeros ya han caído. Ella ni siquiera sabía si estaban todos a salvo.

 

Una de las piernas que corto usando las dos manos estaba a punto de caer, y luego, sin perderse esto, la corto con la hoja que regresaba.

Entonces y al igual que antes, la pierna se dispersó como partículas negras.

Y ... Al igual que antes, se regenero.

 

Hibiki: “Fufu ... fu ...”

 

Lo que se estaba enterrando ella ahora era la desesperación. Ella no puede ganar. No hay duda de que no puede ganar. No, no era ni siquiera un grupo. Ella no entendía por qué una risa salió de su boca.

El poder mágico que todo el mundo alabó ya se secó completamente. Una fatiga y pesadez que no había sentido antes asaltaron su cuerpo.

Hibiki, literalmente con un esfuerzo desesperado, fortaleció su cuerpo y una luz roja envolvió su cuerpo.

Puedo ganar.

Sin perder la luz de sus ojos.

 

Hibiki: “Todavía puedo luchar! ¡Ven aquí!”

 

La energía para moverse ya la había dejado tiempo. Sólo podía contraatacar.

 

“Shyagya gya gya gya!”

 

Haciendo un grito de guerra o lo que sea que fuere esa voz extraña, sus ocho patas aceleraron a medida que se aproximaban a Hibiki y con una de sus patas delanteras trato de derribarla.

Lo que ella hizo para contrarrestar eso fue ...

Dio un paso adelante e hizo un giro para un ataque por encima.

Nadie sabe si ella realmente lo tenía planeado. Ese ataque dio en la parte superior de sus colmillos directamente sobre sus excesivamente brillantes ojos.

Normalmente, Hibiki lo habría contado como un contraataque. Pero ella ni siquiera apunto a ese contraataque. En este momento, ella ya estaba segura de que la única manera sería conseguir un nockout mutuo, y este es el ataque que tomaba esto en cuenta.

 

Hibiki: “Gufu”

 

Un órgano probablemente fue alcanzado, podía sentir la sangre corriendo por su garganta.

Eso es natural. Debido a que Hibiki, en lugar de evadir el ataque que se dirigía a su abdomen, dio un paso hacia delante y lo recibido.

¿Voy a morir?

Mientras pensaba esto, lo último que Hibiki vio cuando levantó la cabeza era ...

No es un campo de batalla brutal, sino un terreno tranquilo.

 

Hibiki: “Cómo…?”

 

Con su pregunta como disparador, la sangre comenzó a gotear de su boca. No podía mantener su conciencia que ya estaba tomando un giro hacia lo peor.

 

El héroe, Otonashi Hibiki, había experimentado por primera vez el sabor de la derrota. Una derrota completa, una batalla que ella en su estado actual no podría haber ganado en absoluto.

Ese enemigo no era alguien de la raza de los demonios ni un bestia demoníaca.

Fue una calamidad. Una odiada araña negra que se movía por todo el mundo devorándolo todo.

 

En la actualidad, ella no sabe la identidad de esa cosa. Por supuesto, ella tampoco sabe que su último ataque al ojo había saciado el hambre de la araña temporalmente y los había dejado en paz.

 

Pero Hibiki, quien estaba recordando su batalla, se despertó en la cama y tomó una respiración profunda. Su cuerpo estaba siendo envuelto por la emoción como si hubiera vuelto a ese campo de batalla. Con un número de respiraciones profundas, finalmente fue capaz de calmarse.

 

Hibiki: “Yo ganaré. Absolutamente. Gracias por esta derrota ... Sólo espera”

 

Su derrota podría hacer caer su reputación, pero ella no se preocupaba por una cosa así. Voy a investigar acerca de esa cosa y derrotarla. Ella ha obtenido un objetivo claro ahora.

Este mundo le ha proporcionado finalmente esa sensación de derrota y frustración que no podía obtener antes incluso cuando ella lo deseaba. Por eso agradeció a la araña.

 

Una araña negra hizo que 5 personas cercanas al nivel 200 se retiraran.

 

La reputación de Hibiki, en lugar de caer, en realidad aumentó. Normalmente, cuando alguien se encuentra con esa araña negra es el fin para todos. Es una amenaza de alto nivel para la que incluso el gremio reúne a aventureros de alto rango que están afiliados con el país para conformar una división de magia y la bombardean con ataques de largo alcance tan solo para hacer que se retire.

Esta charla sorprendió al reino y empujó el nombre del héroe Otonashi Hibiki a un nivel superior.

 

Todo esto sucedió un día antes de que Makoto liberara a la araña negra de su hambre.