Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Extra 41: Manga SS – Justo después




Manual




El estado apresurado del personal se podía ver aquí y allá.

 

Es la residencia privada de Patrick Rembrandt.

 

Incluso las sirvientas experimentadas corrían sin preocuparse por quién las veía.

 

No fue difícil imaginar que sucedieran accidentes repentinos cuando estuvieran en tal estado.

 

“... Morris”.

 

El alboroto del personal aún no había llegado a la habitación del jefe y su familia.

 

Sin reprender la situación de su casa, el jefe de esa casa simplemente murmuró en voz baja: el nombre de su socio de hace mucho tiempo.

 

Incluso cuando están en una posición de maestro y mayordomo, también son amigos.

 

Susurró el nombre de la persona que, en cierto sentido, sabe más sobre él que su propia esposa.

 

Morris “¿Sí?”

“Un milagro como este... puede suceder incluso a personas como yo, eh”.

 

Rembrandt se refirió a sí mismo con “Watakushi” por mucho tiempo, pero ahora solo usó “Ore” en su lugar y aumentó la fuerza en la mano que estaba agarrando su brazo vendado y herido.

 

Estaba claro para cualquiera ver que tenía algún tipo de conflicto dentro de él.

 

Morris: “…Cierto. Si ese hombre no hubiera estado en este lugar hoy y no nos hubiera ayudado, lo que estaría llenando esta casa no sería una esperanza...... en cambio, estaría llena de desesperación inexplicable. Yo diría que esto es suficiente para llamarse un milagro. Pero donamos bastante a la iglesia, y también distribuimos mucho dinero a la caridad; si estuviéramos hablando de un ‘próximo en la línea para un milagro’, creo que no hay necesidad de que el maestro se burle de sí mismo diciendo ‘gente como yo’”.

Rembrandt: “Jaja, donaciones, eh. Es cierto que les dimos bastante. Pero al final, no hicimos nada cuando nos pidieron ayuda”.

Morris: “... La Diosa-sama es todopoderosa después de todo”.

 

El tono de Morris era bastante cínico y cambiaba frecuentemente dependiendo de las intenciones de su maestro.

 

Rembrandt: “’Es por eso qué ella no hace nada’, eh. Es cierto que sería mejor para el mundo si un Dios no hace nada. Ah, pero un milagro sucedió. Yo ... no tuve que perderlas ...”

Morris: “Sí, verdaderamente una bendición”.

 

Mirando los ojos de Rembrandt que había levantado la cabeza, Morris notó el estado de su maestro y pronunció palabras de celebración con un tono suave.

 

Pero bueno, para Morris, que no tiene un hijo o familia, la familia Rembrandt es su familia, y su amigo Patrick confía en Morris más que en sus propias hijas y esposa.

 

La desesperación y el enojo que se arremolinaron en Morris fueron inmensurables cuando supo que, en el desastre de esta época, las habilidades que pulía y todo lo que había entrenado no sirvieron para nada.

 

Rembrandt: “Sí. Gracias. Estoy verdaderamente agradecido”.

“...”

 

Patrick volvió a mirar a la batalla que creyó que no tenía salida y expreso de nuevo su gratitud.

 

Morris no lo celebró dos veces y simplemente asintió ligeramente.

 

Con solo eso, se superó y se entendieron.

 

La calamidad que atacó a la casa Rembrandt se ha ido.

 

Un milagro parecido a una tormenta lo había volado todo.

 

Por eso, lo que les espera a partir de ahora será el camino de la redención que estaban a punto de renunciar a que sucediera.

 

Para ellos, fue literalmente una brillante y deslumbrante mañana.

 

Morris estaba recibiendo con sincera alegría el impulso de querer mover su cuerpo y hacer algo bien en este instante y decidió obedecer ese sentimiento.

 

En esta época en la que todo el personal trabajaba ajetreado, sin interrupciones, lo hacían con una sonrisa.

 

También fue una de las personas que quería moverse así.

 

Morris: “Bueno, maestro, tengo muchas cosas que hacer. Sí, hay una montaña de cosas que tengo que preparar. Me despediré ahora”.

 

Justo cuando Morris se dio la vuelta y estaba a punto de comenzar a trabajar, Patrick, quien había estado asintiendo levemente varias veces, de repente habló a la parte de atrás de su amigo.

 

Rembrandt: “Morris, sobre cierto asunto ...”

 

Era un tono diferente al que había estado usando hasta ahora, o más bien, es el tono que usa habitualmente.

 

Eran palabras que llegaban, no de un hombre feliz por el milagro que habían tenido sus hijas y su esposa, sino del representante de una gran compañía.

 

Morris: “Sí. Ya no hay problemas. Podemos movernos en cualquier momento y ponerle fin”.

Rembrandt: “No, eso no es lo que quise decir”.

Morris: “?”

Rembrandt: “Cancela esa orden”.

Morris: “... ¿Qué?”

 

Las inesperadas palabras de su maestro hicieron que Morris retrocediera con palabras inusuales cubiertas de ira.

 

Rembrandt: “El asesinato de Lime Latte está suspendido”.

Morris: “Ese tipo ... es el hombre que continuamente interfería con la solicitud de los ojos de Ruby Eye. Es un ser nocivo que, no solo trató de causar la muerte a Lisa-sama, Sif-sama y Yuno-sama, sino que también trajo daño a esta casa—”

Rembrandt: “Esto fue en verdad generado por un error que tuve cuando era joven. Lime no lo hiso todo. Él es sólo un idiota”.

Morris: “Incluso si ese es el caso, todavía es necesario un castigo. Aún no está resuelto, pero parece que hay un posible sustituto para él. En primer lugar, ¿no fue la eliminación de Lime algo que ordenó Patrick, el Maestro?”

Rembrandt: “Sí, por eso soy yo quien la retira. Debería ser posible retirar las solicitudes en esa asociación. Por supuesto, no solicitaré un reembolso del anticipo, y también aceptaré el pago de los gastos. No hay problema”.

Morris: “Solo en este asunto, simplemente no lo puedo aceptar...”

Rembrandt: “Ya lo decidí, Morris”.

Morris: “¡¿Por qué?! ¡Ese tipo debería pagar con su muerte! ¡¿No es así?!”

Rembrandt: “Ese chico ...”

Morris: “?”

Rembrandt: “Lime... en un futuro cercano ... hará su movimiento sobre Makoto-dono y los demás”.

Morris: “?!”

Rembrandt: “No hay duda de eso. Porque completó la petición que Lime estaba obstruyendo, después de todo. Por lo menos, hemos sido salvados ya que tenemos una relación con Makoto-dono con quien no teníamos ninguna animosidad. Pero entonces, ¿cómo verá a los aventureros que se ponen en contacto con él con intenciones de eliminarlo?”

Morris: “... ¿Estás diciendo que estarás entregando el derecho de eliminación?”

Rembrandt: “No. Simplemente tengo curiosidad. En este momento, me pregunto qué es lo que nacerá de ellos al hacer contacto. Tal vez nazca un milagro increíble. Por eso, quiero verlo un poco más”.

Morris: “Entonces, ¿puedo tomarlo como si se pospusiera?”

 

El peligro que habita en los ojos de Morris se había reducido ligeramente en intensidad.

 

Rembrandt: “…Cierto. Dije que lo suspendería, pero podría volver a ponerlo en movimiento. ‘Posponer’ podría ser una palabra más precisa, sí”.

Morris: “Entonces, les notificaré que la orden será detenida temporalmente”.

Rembrandt: “Por favor, hazlo. Cuando lo pienso con calma, moverme sin preocuparme solo para matarlo me hace sentir que... realmente debería tener cosas más productivas que hacer. Si pienso en el dolor de mi esposa e hijas, mi intento asesino no puede ser reprimido incluso ahora, pero... si mi familia es salvada, podría tener que reflexionar y repensarlo ...”

Morris: “¿Qué quiere decir?”

Rembrandt: “En cuanto a ser demasiado suave de mis costados y crear aberturas; la lección que me enseñaron sobre escalar hasta donde estoy ahora con arrogancia y orgullo casi me llevó a perder a mi familia en el proceso. Mi fijación con Lime podría crear grietas en la imagen que he construido hasta ahora”.

Morris: “...”

 

Morris sintió que un sudor frío bajaba de su espalda mientras escuchaba a Patrick hablar con indiferencia.

 

Realmente han estado juntos por mucho tiempo.

 

Pero incluso él no puede entender la manera fría de pensar de Rembrandt, que a veces era como si estuviera sopesando su propia vida en una balanza.

 

No importa lo emocional que se ponga, este hombre siempre estará escondiendo un lado de lógica fría en su cabeza.

 

Y a veces, se detenía, daba un paso adelante o cambiaba de camino.

 

El resultado de esas decisiones es claro al mirar la compañía que ha creado hasta el día de hoy y la posición que tiene en Tsige.

 

Rembrandt: “Ambos tenemos que calmarnos un poco, Morris. Si es necesario, obviamente mataré a Lime y haré que el orfanato desaparezca horriblemente. Pero la situación ha cambiado. No hace falta decirlo, la razón es Makoto-dono. Él creará una empresa. ¿No suena interesante? ¿Qué pasará en esta ciudad?”

Morris: “Maestro ...”

 

Ya sea que tenga un corazón frío o sea inocente, Patrick pronunció palabras crueles con una expresión como si fuera un niño en la apertura de un parque.

 

Rembrandt: “Prepara un médico y un sanador para ayudar a Lisa, Sif y Yuno a recuperarse. Por supuesto, las solicitudes de la tienda de ropa y joyería también son necesarias y de alta prioridad. Me gustaría mover ese lado un poco también. Bien, ¿qué tal si Jio vigila los materiales de los ‘almacenes de materiales’?”

Morris: “Jio?”

 

Morris pregunto de nuevo con una expresión perpleja después de escuchar un nombre inesperado.

 

Es cierto que él es alguien con quien se encontrarán en otro asunto, pero no pensó que volvería a escuchar ese nombre de su maestro.

 

Rembrandt: “Se reunirá con él cuando se emita la orden, por lo que es una buena oportunidad para hacerlo. ¿No lo dijo el Alchemy Meister no hace tanto tiempo? Sobre los niveles de los conocidos de Makoto-dono. Si eso es cierto, la oferta y la demanda de los materiales de los terrenos baldíos se moverán. No haría daño investigar. Además, sobre el proveedor de materiales ... ¡la compañía Mirio! Si recuerdo correctamente, el nombre del representante es Howe, o algo así. Es un buen momento para que él y Jio se conozcan. Se pondrá interesante”.

Morris: “...”

Rembrandt: “Morris?”

 

Al ver al mayordomo, que normalmente respondería con algún tipo de reacción, colocando su mano en su boca y manteniendo el silencio, Patrick verificó su estado.

 

Morris: “…Recordé. Sentí como si hubiera olvidado informar algo. Lo he recordado ahora”.

Rembrandt: “¿Qué es?”

Morris: “Dijo que tuvo la oportunidad de ser testigo de la habilidad de Makoto-dono, ¿verdad?”

Rembrandt: “Sí, por supuesto”.

Morris: “En realidad, ese Alchemiy Meister, Hazal ...”

Rembrandt: “¿Sí?”

Morris: “A pesar de que se le confió la droga milagrosa completa, casi la rompió”.

Rembrandt: “?!?!?!?!”

 

Los ojos de Rembrandt se abrieron de par en par.

 

Esa increíble confesión había detenido el aliento.

 

Pero el shock no se detuvo solo por eso.

 

Morris: “Además, dos veces.”

Rembrandt: “?!?!?!?!?!?!?!?!?!?!”

Morris: “Si Makoto-dono no hubiera estado allí... no sé qué hubiera pasado. Pero bueno ... sin embargo, Makoto-dono fue quien nos presentó a Hazal-kun en primer lugar”.

 

Los ojos de Patrick estaban abiertos hasta el punto en que uno se preguntaba cuándo saldrían de sus cuencas, su nariz se abrió con agitación, y había muchas venas saliendo de aquí y de allí.

 

Iba de rojo a azul, mostrando una expresión de alto nivel.

 

Al ver esa cara increíblemente rara y divertida de su maestro, redujo un poco la tensión.

 

Morris: “Bien entonces, estaré comenzando el trabajo con Jio. Maestro, por favor, descanse bien por hoy al menos …… Ah, sobre Hazal-kun, él está en la sala de fabricación de medicina subterránea”.

 

No es como si lo hubiera aceptado todo.

 

Pero... al menos, sus pasos son más ligeros que antes.

 

Porque se van a recuperar.

 

Porque la luz volverá a la casa Rembrandt.

 

Morris caminó por el pasillo con una expresión verdaderamente alegre que solo unos pocos cerca de él podían distinguir.