Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Extra 15: Un día en el taller de herrería.




Manual




Esta historia sucedió poco después de que Makoto llegara a Tsige.

 

En este mundo, la mayoría de los utensilios de cocina utilizados son de madera o metal; Esto se aplica también a los semi-humanos. Y en los talleres de los enanos se hacen muchas armaduras e instrumentos metálicos.

 

En este momento, un nuevo equipo estaba a punto de nacer en una parte del taller; Un domo que sale de la tierra y tiene una chimenea, un horno.

 

Es algo que se usa para hacer artículos de barro. Los enanos sabían de su existencia, pero prácticamente ninguno de ellos lo había utilizado.

 

La razón era simple, la cerámica y porcelana que están hechas con tierra y piedra como materia prima eran fáciles de producir, pero se rompen con mucha facilidad.

 

En el mundo de la Diosa, donde los metales son más abundantes en comparación con la arcilla, los utensilios de mesa metálicos o de madera eran la norma.

 

Makoto: “Cerámica eh. Sé de su existencia, es fácil de hacer y, en comparación con el metal, no creo que haya muchos puntos buenos. Si les preocupa que el sabor metálico se adhiera a su comida, simplemente puede usar utensilios de madera después de todo”.

 

Fue cuando Misumi Makoto estaba hablando con los enanos sobre cerámica con los enanos.

 

Parecía que la cerámica no resuena mucho en este mundo que está lleno de metal, madera y magia.

 

Tomoe dijo “hagamos cuencos de arroz” y ellos lo intentaron (hablando con precisión, los hicieron intentarlo) con muchos metales y diferentes tipos de madera, pero de alguna manera no se sentía bien. Parecía bastante similar, lo que hizo que Makoto sintiera lo increíble que era su habilidad como artesanos.

 

Y así, él estaba hablando con los artesanos sobre cerámica y los artesanos mayores sabían de su existencia.

 

Se sorprendió de que la cerámica que es tan común en su mundo prácticamente no se usara aquí, pero una vez que lo pensó, es cierto que no ha visto muchas.

 

Enano: “El problema más importante es que se rompe fácilmente. Si es algo que se usa con regularidad, es mejor que sea duradero y fácil de usar después de todo”.

Makoto: “Ya veo. Entonces no hay necesidad de obligarnos a hacer cerámica. De todos modos, no me siento incómodo al respecto y, dado que es algo en lo que se están tomando la molestia de hacer, usar el material que no se rompe tan fácil no es tan malo del todo.”

Enano: “Sí, en un futuro cercano, prepararemos cosas agradables que no se sientan diferentes de las que usó Waka-sama”

Tomoe: “¡No, no puedes! Cerámica, estamos haciendo eso”

Makoto: “Tomoe, no seas irrazonable. Además, tampoco tengo mucho conocimiento en las artesanías hechas de barro. Incluso si fueras a buscar en mis recuerdos, quién sabe si podrás encontrar suficiente información para recrear i…”

 

Pero Makoto terminó recordando algo...

 

En un viaje de estudios al que había ido, había acompañado a su maestro de arco en su pasatiempo de cosas terrenales. Si lo intentaran, no sería imposible.

 

Tomoe: “... Parece que hay una posibilidad, Waka”.

Makoto: “Pero no hay necesidad de hacerlo”.

Tomoe: “Desafiar cosas nuevas es el camino de los artesanos, ¿no es así?”

 

Sin responder a Makoto, Tomoe miro a los enanos.

De hecho, podría llamarse intimidación.

 

Makoto: “Ya los estás presionando con el tema de las Katanas. En primer lugar, puedes pensar que es fácil hacer cerámica de la tierra, pero en realidad es una increíble forma de arte, ¿sabes? No es algo que simplemente se pruebe con alegría ...”

Enano: “¡Déjanos hacerlo! ¡Por favor, ordene a nosotros!

Makoto: “¿Eh?”

 

Makoto estaba reprendiendo a Tomoe por aumentar la carga de trabajo de los enanos, pero se sorprendió enormemente de su inesperada aprobación a la petición de Tomoe.

 

Tomoe: “Ya veo, lo harás, ¡eh! Entonces, espera un poco, recopilaré la información de inmediato.”

Enano: “Por favor, Tomoe-sama”.

Tomoe: “¡Déjamelo a mí!”

Makoto: “¿Qu-por qué?”

 

Makoto vio la conversación con el artesano y Tomoe que estaba avanzando con gran ánimo.

 

No se dio cuenta de que había golpeado inadvertidamente el espíritu de artesano del enano.

 

Debido a esto, después de un tiempo... dentro de Asora, en una parte del área residencial de los enanos, se había hecho un horno.

 

 

Tomoe: “Ya veo, la razón por la que los cuencos de arroz se dañan a veces es porque están hechos de tierra y son frágiles eh. Y entonces, haciendo unos con esta arcilla, los quemas en fuego y aumentas su dureza, eh. Fumu, que interesante.”

Enanos: “Intenté hacerlo según las instrucciones, pero incluso si fuéramos a hornear y endurecer esto, los pequeños agujeros invisibles a simple vista probablemente se abrirán. Si eso sucede, no creo que sean aptos para usar como vajilla”.

 

Uno de los enanos trajo una masa de arcilla que fue hecha para moldear la forma de un tazón. Él es el encargado de este proyecto dentro de los artesanos participantes.

 

Como se esperaba de alguien que tiene una gran experiencia con el fuego, parece que puede notar una gran variedad de cosas. En primer lugar, le preguntó a Makoto un punto que le molestaba.

 

Makoto: “Sí es cierto. Por eso, después de secarlo una vez, haces algo llamado barnizado y lo vuelves a hornear. Aparentemente cierra los agujeros y le da resistencia al agua”.

Enano: “¿Barnizado?”

Makoto: “Si recuerdo bien, es un proceso donde disuelves arcilla con agua y la mezclas con cenizas. Le das otra pasada al barro seco con la mezcla y lo horneas una vez más.”

Enano: “... Arcilla, ceniza y agua eh. ¿El objetivo es crear una capa para la arcilla calentada? Podría depender de la temperatura, pero supongo que creará una capa transparente de propiedades similares al vidrio”.

Makoto: “E-Eso es correcto probablemente. Escuché que, dependiendo de lo que mezclen con el esmalte, puede cambiar el color y los patrones, pero no puedo explicarlo en detalle. Lo siento.”

Enano: “¡No no! Es una técnica de increíble interés. Si se hace de la manera que nos enseñó, creo que obtendremos algo de fuerza decente y es muy probable que sea utilizable. Sin embargo ... esto realmente podría caer en la categoría de arte”.

 

Después de que se le explicara esto, el artesano asintió varias veces mientras se ensuciaba las manos con barro.

 

Parece que aprendió cosas más allá de la información que Makoto le dio, y se mostró admirado por lo increíble que es alguien especializado en su campo.

 

Tomoe: “¿Por qué crees eso? Realmente no entiendo bien el significado de este ‘arte’ del que habla Waka”

Enano: “Tomoe-sama, creo que este proceso de fabricación es un método que se perfecciona con factores indefinidos”.

Tomoe: “Qué cosas raras estás diciendo. Eso es contradictorio”

Enano: “No. Con los materiales y el esmalte, es posible hacer una gran cantidad de artículos. Pero dependiendo de cosas como el tiempo de cocción, los leves cambios en el clima en ese momento, el producto resultante se verá afectado. En otras palabras, si tiene que poner su mente en eso, puede hacer algo de las mismas propiedades materiales, pero si tuviera que decirme que hiciera lo mismo solo porque surgió algo bueno, no puedo decir que podría hacerlo. Si se trata de algo que es hecho usando magia, creo que podría ser posible, pero eso podría ser una blasfemia hacia el artículo que fue replicado”.

Tomoe: “... Fumu, ya veo. Se desconoce si se podrán hacer dos de la misma cosa, ¿eh? Es cierto que esto te haría querer atesorar a los bien hechos”

 

Tomoe parecía como si todavía no estuviera completamente convencida, pero tal como lo explicaron los enanos al principio, la cerámica y la porcelana se rompen fácilmente. El factor que podría perderlos fácilmente también les da valor a las mercancías.

 

Enano: “Me gusta. Esta técnica es como si estuvieras imbuyendo fuego a la tierra; se siente que hay mucha profundidad en ello”.

Makoto: “No te dejes absorber, ¿de acuerdo? Creo que esto es algo en lo que también pueden participar las otras razas, así que asegúrate de tener un amplio espacio para ello. Por favor, deja que los aspirantes tengan una experiencia alegre con ello. Con eso, la carga de trabajo no será tan pesada para ustedes.”

Enano: “Entendido. Discutiré esto con Ema-dono y haré lo que dices.”

 

El artesano se fue.

 

Makoto miro a Tomoe y ella parecía estar inquieta.

 

Makoto: (Tal y como yo pensaba)

 

Al ver esto, una sonrisa irónica apareció en la cara de Makoto. Tomoe simplemente estaba supervisando el trabajo, pero a medida que avanzaba la conversación, más tenía ganas de intentarlo.

 

Makoto: “Tomoe, ya que tenemos la oportunidad, ¿qué te parece probar con la cerámica?”

Tomoe: “¡¿Oh?! E-Entonces, voy a aceptar esa oferta. No, no es como si encontrara una cosa infantil como jugar con la tierra tan divertido, solo quiero intentarlo al menos una vez, sabes...”

Makoto: “Sí, sí.”

 

Teniendo su espalda siendo empujada por las palabras de su maestro, Tomoe sigue al artesano con ojos expectantes.

 

Su boca puede derramar tantas excusas como quiera, pero su rostro alegre escribió párrafos de sus emociones.

 

Una cosa nueva una vez más echó raíces en Asora.

 

***

 

Tomoe: “En ese caso, los problemas son muchos eh”.

Enano: “Correcto, Tomoe-sama. Parece que no puede ser replicado. Esto es inesperado”.

Tomoe: “¿Ni siquiera con magia espiritual?”

Enano: “Lo saqué afuera una vez para probarlo, pero fue imposible. No hay espíritus en Asora después de todo. En realidad, eso podría ser un factor que influye en esto”.

Tomoe: “Bueno, no debería ser un problema si hacemos que el horno sea más grande y aumentamos la cantidad que hacemos a la vez. Waka dijo algo en esa medida, pero bueno, por ahora todavía podemos hacerlos incluso sin mucha experiencia, y una vez que nos acostumbramos a ello, podemos hacer muchos buenos utensilios de mesa. Puede ser bueno tener un horno adicional y hacer que todos hagan sus propios artículos de mesa. Estas no son las palabras de Waka, pero podría haber un artista dentro de las razas. Y lo más importante, ¡es divertido!”

 

Tomoe estaba hablando con alegría.

 

En sus manos, está la taza de té que hizo el artesano. Fue el primero que se hizo.

 

El utensilio que hizo Tomoe se demoró en ser terminado, por lo que los de la segunda ronda todavía estaban dentro del horno.

 

Hoy fue el día para sacarlos del horno. Y Tomoe fue allí con la intención de escuchar los puntos problemáticos después.

 

Enano: “Pero me sorprendí cuando lo sacamos del horno al principio. Se hizo con el mismo proceso, la forma era diferente y, sin embargo, la impresión que da difiere mucho. Esperaba una ligera desigualdad entre ellos, pero incluso superó eso. También…”

 

Los ojos del enano se dirigen a la taza de té que sostiene Tomoe.

 

Tomoe: “Tienen una particular sensación de tacto que es diferente de la del metal o la madera. Pero se siente bien.”

Enano: “Sí, eso también estuvo fuera de las expectativas. Estoy realmente contento de haber hecho esto. Es gracias a Tomoe-sama”.

Tomoe: “Cierto. Esten agradecidos. ¿Será difícil dibujar patrones y colorearlo?”

Enano: “Le pregunté a Waka-sama, y ​​aparentemente hay una forma de dibujar y hacer patrones antes y después de la aplicación del esmalte. Con respecto al color ... Creo que la arcilla y los materiales mezclados, así como lo que hay detrás del esmalte, lo afectarán”.

Tomoe: “¿Y tampoco podemos usar magia para eso?”

Enano: “Sí. No tenemos más remedio que ir con ensayo y error. Waka-sama no parece tener mucho conocimiento sobre esto, así que no tenemos otra opción”.

 

Hubo dos puntos de interés en lo que el enano informó a Tomoe.

 

La primera es que la magia prácticamente no puede afectarlo. Aparentemente tiene algo que ver con la tierra de Asora y la forma de fabricación. No era posible hacer adiciones con magia.

Pero bueno, al final, sigue siendo arcilla. Puede tener una fuerte resistencia al cambio externo, pero cuando lo golpearon se rompió fácilmente.

Simplemente significaba que es difícil afectar sus propiedades, por lo que se podría decir que tenía resistencia a la magia de una manera que no tenía mucho uso.

 

La otra es la razón por la que Tomoe parece que se está divirtiendo tanto.

 

Ya había adictos entre ellos.

 

La diversión de amasar la tierra, la sensación expectante al sacar el objeto después de hornearlo, el punto que permite que muchas personas se involucren en el proceso de producción; esto había tocado el corazón de artesano de los enanos y los había absorbido en ello.

 

El artesano parecía que estaba dando con calma su informe, pero en realidad, también era una de las personas que estaba encantada con la cerámica. Hasta el punto en que el enano le informó a Tomoe que ya había varias personas absortas en ello.

 

Tomoe: “Pienso que podemos venderlo como artículo de la compañía una vez que podamos ponerle color fácilmente. Así que esta es una tarjeta oculta que no se abre fácilmente a nadie eh. Que dura.”

 

Levantando la taza de té frente a su cara, Tomoe la mira con interés.

 

Enano: “Lo primero que se debe pensar es si el uso de la Tierra del exterior sirve. Después de eso, depende de nuestra investigación ...”

Tomoe: “Cuento con ustedes, chicos. Por cierto, ¿Ya es hora de que termine?”

Enano: “Sí, no será largo. Ah, parece que aquí viene”.

Tomoe: “Estoy deseando que llegue. Me pregunto cómo resultó el que yo hice.”

 

Los ojos de Tomoe estaban dirigidos a lo que el joven artesano sostenía en sus manos, algo que estaba cubierto de tela.

 

Pero las manos temblaban; no, el joven artesano mismo temblaba.

 

Tal vez se armó de valor, el quito la tela.

 

“¡¿Queeee?!”

 

Todos tragaron su aliento. Había tensión corriendo por toda la habitación.

 

En la bandeja temblorosa, hay un tazón de arroz. Pero tenía una gran grieta en él. Probablemente un fallo en la cocción.

 

“E-Está roto!!”

“¡E-parece que alguien cometió un error en alguna parte! Tomoe-sama, ¡lo siento mucho!”

 

No, de ninguna manera ese fue el caso.

Desde el momento en que salió del horno, ya estaba así. Los artesanos podrían decir esto inmediatamente con sus ojos entrenados.

 

“No, por lo que veo ...”

“¡Cállate! Esto podría significar el fin de la cerámica ...”

Tomoe: “Déjame preguntar. ¿Fue porque se cayó y se rompió, o se rompió en el momento en que fue sacado del horno? ¿Cuál es? Respóndeme honestamente.”

 

La cara de Tomoe decía que no perdonaría una mentira. Estaba claro a los ojos de cualquiera.

 

Enano: “... Desde ... el momento en que fue sacado del horno ya estaba...”

Tomoe: “... Ya veo.”

 

El representante de los artesanos miro al cielo.

 

Tomoe falló.

 

Si esto entorpece su estado de ánimo, probablemente no será posible seguir haciendo cerámica.

 

Para estas personas, que ya estaban atrapadas en su encanto, estaban pensando en hacer que un joven artesano llorara por eso y mintiera. Pero esa mentira se perdió ante la presión de Tomoe y el artesano respondió honestamente.

 

Se acabó, es lo que pensó.

 

El silencio reinaba en la habitación.

 

Tomoe: “Fuh ~, fue mi primera vez después de todo. ¡No puede evitarse! ¡No, esto hace que sea aún más divertido jugar con la tierra!”

 

Tomoe, que estaba agachando la cabeza por un momento, levantó la cabeza. Alegres palabras salieron de su boca.

 

Tomoe: “No se preocupen demasiado. Vendré aquí de vez en cuando para probar mi habilidad nuevamente, así que hagan lo mejor que puedan en su investigación.”

 

Dicho esto, Tomoe tomó el tazón fallido y se fue.

 

Liberados de la tensión, dejaron escapar un gran suspiro.

 

Enano: “¡Está bien, chicos! ¡Organicen inmediatamente los resultados! Además, dígale al grupo recolector de tierra que reúnan desde la mayor cantidad de lugares posible. Eso va para los de Asora y los de afuera”.

“¡Sí!”

 

Instrucciones volaron desde el artesano que tomó la iniciativa y se dirigió al horno.

 

Y de esta manera, el arte de la cerámica comenzó en Asora.

 

*****

 

“Oya, ¿eso está hecho de hierro? No se ve como si fuera madera”.

 

De la cantidad de cosas que se alinearon dentro del estante del mostrador, hubo un plato que llamó la atención del cliente. Una pregunta fue dirigida al asistente enano allí.

 

Enano: “No, eso es algo hecho de tierra. Esto fue solo un pequeño intento de matar el tiempo, pero terminó así”.

Cliente: “¡¿De tierra?! Hablando de esa manera ... ¿eso significa que fuiste tú quien lo hizo? Eso es bastante impresionante. Puedes hacer muchas otras cosas además de armaduras, ¿eh? ¿Pero es posible usar barro? Parece que podría tener fugas y es fácil de romper”.

Enano: “No tiene fugas. Hay un pequeño truco para eso. En términos de peso y ser fácil de romper, sigue siendo el caso. Pero lo más importante es que hay un buen sabor al utilizarlo. ¿Quieres intentar tocarlo?”

Cliente: “¡Por favor! Uwa, me pregunto por qué, parece que podría acostumbrarme. Además, tuene un brillo que hace difícil creer que haya sido hecho de tierra. El color también es agradable. A pesar de que es blanco, hay un ligero tinte de azul y siento como si estuviera siendo atraído hacia él”.

 

El enano se acarició la barba felizmente en la evaluación por cliente. Sin embargo, su expresión era la definición de un anciano terco, pero también parecía que estaba tratando de ocultar su vergüenza y eso era algo lindo.

 

Enano: “Aún estoy en entrenamiento. A diferencia del metal, no puedo replicar lo mismo de esto en masa, lo cual es un poco triste”.

Cliente: “Reproducirlo es imposible, pero para ti, artesano-san, no debería ser algo preocupante, ¿verdad? He oído que tienes permiso para hacerlo entre tus condiciones”.

Enano: “Bueno, yo tengo ese permiso, pero no es eso. Las mercancías que se hacen con ese proceso de fabricación tienen una resistencia extraña a la magia de alteración y replicación. Simplemente no puedo usarlos en él”.

Cliente: “Ya veo ... Hay cosas misteriosas en este mundo”.

Enano: “No pudo haberlo dicho mejor”.

 

Esto está en la remota ciudad de Tsige. Dentro de la gran empresa que nadie en esta ciudad desconoce, hay una pequeña empresa que alquila una habitación allí.

 

La conversación del cliente y el enano se detuvo.

 

El cliente dejó de hablar y estaba cambiando los ángulos desde los que veía, acercándose y alejándose mientras inspeccionaba seriamente el plato.

 

El asistente no lo detuvo y volvió a limpiar el arma que estaba limpiando antes de hablar.

 

El sonido de la tela limpiando el arma y el hombre se quedó sin aliento.

 

Cliente: “... Oye, tengo una pregunta”.

Enano: “Hm?”

 

El hombre una vez más le hablo al enano. Esos ojos no se conmovieron profundamente, tenían una fuerte luz de resolución.

 

Cliente: “Este plato, ¿puedo tenerlo?”

Enano: “¿Ese? Hm, no lo puse ahí con la intención de venderlo”.

 

El enano hace una expresión preocupada. Es algo que trajo para decorar la tienda, y en realidad, se ha estado divirtiendo mirándolo de vez en cuando.

 

Cliente: “¡Por favor! ¡Estoy bien si usted decide el precio! ¡Quiero intentar poner lo que cocino en este plato sin importar qué!”

Enano: “... ¿Eres cocinero?”

Cliente: “S-si! Vine aquí para relajarme”.

Enano: “Desde la perspectiva de un especialista en cocina, ¿este plato se ve bien?”

Cliente: “¡Por supuesto!”

Enano: “Entonces te lo daré. El precio será traerme la comida que preparaste en este plato y dejarme comerla. ¿Qué hay sobre eso?”

 

El asistente hizo una expresión como si pensara y luego estuvo de acuerdo.

 

Cliente: “¿E-en serio?! ¡Con mucho gusto cocinare lo MEJOR que tengo! Hay un establecimiento de comida de un conocido mío que estoy usando como alojamiento. ¿Puedes ir allí por favor?”

 

Este cocinero que tomó el plato con cuidado tenía la intención de obtenerlo, sin importar cuántos meses de pago le costara.

 

Es un hombre que parecía envejecer decentemente, pero esa expresión era como la de un niño pequeño que cumplió su deseo. Esto puede ser un rasgo de este hombre que no cambiará incluso en edad.

 

Al ver esto, el enano podía entender esos sentimientos suyos como si fueran los suyos.

 

Enano: “Sí, cuando hagas algo que te parezca bueno, llámame. Voy a ir.”

Cliente: “¡Gracias! Esta es mi billetera. Lo dejo todo. ¡Una vez que mi cocina te satisfaga, puedes devolverla!”

 

El hombre salió corriendo mientras abrazaba el plato con ambos brazos.

 

La existencia de la cerámica comenzará a extenderse en este día.

 

Más tarde, en Aion, la cerámica resonará de manera constante en los hyumans.

 

Makoto no planeaba mantenerlo en secreto de todos modos, y los enanos enseñaron felizmente el método básico a los que querían aprender.

 

El hombre que recibió el plato del enano con el tiempo cambió el lugar donde vivía en Tsige y abrió un restaurante él mismo.

La cerámica fue un gran detonante para la popularidad de su tienda.

 

El espléndido sabor y los platos y tazones peculiares utilizados crearon un efecto multiplicador que hizo que se corriera la voz.

 

La cerámica comenzó con el capricho de Tomoe, algunas de esas creaciones habían caído en los ojos de unas pocas personas ricas, y con el tiempo, había obtenido un valor que no era diferente de las piezas de arte.

 

Las mercancías de alto grado que venían de Tsige a veces tomaban el nombre de la persona que estaba profundamente involucrada en el nacimiento y la cerámica en cuestión fue llamada “Tomoe”. Esto es algo que nadie sabrá hasta un futuro posterior.