The New Gate Capítulo 32 (parte 4).




Manual




Proyecto: 

Shin y su grupo abandonaron el calabozo y regresaron al santuario de Fuji. Mitsuyo, que había estado sentada esperándolos, llegó corriendo tan pronto como vio al grupo.

 

Mitsuyo: “Eso fue bastante rápido. ¿Paso algo?”

 

Tal vez porque había notado la piel enfermiza de Munechika, Mitsuyo parecía pensar que sucedió algún accidente.

 

Shin: “Algo sucedió, eso es seguro. Para empezar, recuperamos Yasutsuna.”

 

Shin respondió algo incómodo, luego mostró [Yasutsuna], que no había sido transformada en tarjeta. El miasma se había desvanecido, pero la empuñadura y la hoja de la Katana todavía estaban en pésimas condiciones.

 

Mitsuyo: “Que es eso…?”

 

La visión de [Yasutsuna] dejó a Mitsuyo sin palabras.

 

Shin: “Ya estaba en este estado cuando la encontramos. El miasma ha sido purificado, pero no sé qué le pasó a su conciencia. ¿Tal vez Kagutsuchi podría saber algo?”

Mitsuyo: “¡Por aquí!”

 

Mitsuyo agarró la mano de Shin y salió corriendo. Lágrimas transparentes fluyeron de sus ojos.

 

Mientras se movían del portal de la mazmorra a la cámara del Kagutsuchi cristalizado, Yuzuha, que probablemente había detectado su llegada por el sonido de sus pasos, corrió a su encuentro junto con el bebé Kagutsuchi y Tsunetsugu.

 

Mitsuyo: “Lord Kagutsuchi, Yasutsuna está.... Yasutsuna está ...”

 

Mitsuyo corrió hacia Kagutsuchi, pero las palabras no salían de su garganta.

Mirando la expresión llorosa de Mitsuyo, las expresiones de Kagutsuchi y Tsunetsugu se oscurecieron.

 

Tsunetsugu: “Cálmate, Mitsuyo. ¿Qué sucedió?”

Shin: “Lo explicaré. Miren esto primero.”

 

Shin se adelantó desde detrás de Mitsuyo y le mostró [Yasutsuna].

 

Tsunetsugu: “Ya veo, así es como es.”

Kagutsuchi: “Pii ......”

Yuzuha: “Kuu, todo gastado.”

 

Todos entendieron de inmediato la razón por la que Mitsuyo estaba llorando.

Para Mitsuyo y Tsunetsugu, Yasutsuna era uno de sus pocos hermanos. Verlo en tal estado fue más que suficiente motivo para ponerse emocional.

 

Shin: “No sé en qué estado podría estar la conciencia de Yasutsuna en este momento. Pensé que tal vez Kagutsuchi podría saberlo.”

Kagutsuchi: “¡Pii!”

Tsunetsugu: “Dice que quiere que le muestres la Katana de cerca. Bien, por favor colóquela en ese pedestal allí.”

 

Tsunetsugu tradujo el mensaje de Kagutsuchi. Después de que Shin hizo lo que le dijeron, Kagutsuchi tocó la hoja con sus alas pequeñas.

 

Kagutsuchi: “¡Piyo! ... pipi.”

Tsunetsugu: “¿Es eso realmente así? No, pero al menos todavía hay esperanza...”

Kagutsuchi: “......”

 

Kagutsuchi guardó silencio durante varios minutos, luego lloró ruidosamente. Las palabras que Tsunetsugu habló en reacción contuvieron alivio y desaliento. Mitsuyo, con los ojos mirando al suelo, estaba en silencio.

 

Shin: “Yuzuha, ¿qué dijo?”

Yuzuha: “Está muy, agotada. De esta manera, la conciencia se desvanecerá. Pero todavía hay una manera.”

Shin: “¿Y cuál es esta manera?”

Yuzuha: “…otro. Con un contenedor para transferir su conciencia, podría salvarse.”

 

Tsunetsugu habló en el lugar de Yuzuha. La conciencia alojada dentro del arma debería poder transferirse a sí misma.

 

Shin: “¿Otro? Aah, entonces eso es lo que...”

Mitsuyo: “¡¡Por favor!! ¡Danos a tu [Dojigiri Yasutsuna]!!”

 

Tsunetsugu parecía estar inseguro sobre hacer la solicitud o no, pero Mitsuyo gritó en su lugar.

Ella puso sus manos en el suelo y bajó la cabeza, postrándose hacia Shin.

 

Shin: “Espera, ¿qué estás haciendo? ¡Sabía que me lo pedirían! ¡Nunca diría que no en una situación como esta!”

 

Shin habló mientras instaba a Mitsuyo a levantar la cabeza.

 

Mitsuyo: “Pero las armas de grado Antiguo son objetos raros que podrían ser imposibles de encontrar. Un herrero como tú seguramente sabe cuánto valen. Aun así, ¿nos la regalarías?”

 

Mitsuyo sabía cuánto valían las armas de grado antiguo. Ella pensó que ningún Samurai o herrero alguna vez se separaría de uno.

 

Shin: “Sé que es valiosa. Pero, sinceramente, ahora mismo la estoy usando solo como un artículo de colección. Además, soy alguien que puede reforzar a [Mikazuki Munechika], no soy un herrero promedio... si necesito un arma de grado antiguo, puedo forjar una. Yo fui quien forjo esta, ¿sabes?”

 

Shin habló mientras señalaba el arma que tenía en su cintura. Descansando en su vaina estaba una auténtica Katana de grado Antiguo, [Moonless].

 

Shin: “Si es posible, hagámoslo de inmediato. Observen y vean si es posible.”

 

Shin puso su materializado [Dojigiri Yasutsuna] en el pedestal donde había colocado Yasutsuna.

El bebé Kagutsuchi ya comenzó a desplegar sus alas.

 

Kagutsuchi: “Pii ...”

 

Kagutsuchi examinó cuidadosamente las dos hojas durante varios minutos, luego lloró suavemente y negó con la cabeza. Shin entendió lo que significaba incluso sin la traducción de Mitsuyo.

 

Mitsuyo: “¡¡No!! ¿¡Pero por qué!?”

Kagutsuchi: “Piyo...”

Tsunetsugu: “Cómo puede ser esto…”

 

El bebé Kagutsuchi dijo algo más, y tanto Mitsuyo como Tsunetsugu bajaron sus cabezas.

 

Shin: “¿Qué dijo Kagutsuchi?”

 

Al ver los gestos de Kagutsuchi, cualquiera habría entendido que él [Dojigiri Yasutsuna] de Shin no podía ser usado. La razón aún era desconocida, sin embargo.

 

Mitsuyo: “Esta Katana está llena de tu poder mágico, por lo que aparentemente no puede usarse como un contenedor. Al igual que en el caso de Munechika, su cuerpo original está separado, por lo que lo único posible es transferir su conciencia por un tiempo...”

Shin: “Ya veo. Entonces, lo que necesitaríamos es una [Dojigiri Yasutsuna] sin nada innecesario mezclado en ella, ¿verdad?”

Mitsuyo: “Sí, exactamente ... pero ¿dónde podríamos encontrar algo así?”

 

Mitsuyo, incapaz de contenerse, golpeó el pedestal. Quizás debido a su poder, el pedestal golpeado se derrumbó.

Solo una parte del pedestal se derrumbó, Yasutsuna todavía estaba a salvo. Ella no había perdido el control al punto de ponerlo en peligro también.

 

Tiera: “Shin, no se puede hacer nada?”

 

La pregunta había venido de Tiera. Shin se giró hacia ella, para encontrar a Schnee y los demás mirando a Shin también.

 

Shin: “... hay una cosa, que podría intentarse.”

Mitsuyo: “¿Eh?”

 

En respuesta a las palabras de Shin, Mitsuyo dejó escapar una reacción bastante aturdida. Todos los ojos presentes se enfocaron en Shin y su expresión seria.

Entonces, Shin habló claramente.

 

Shin: “Forjar otra [Dojigiri Yasutsuna]”.

Tsunetsugu: “¿Puedes hacer algo como eso?”

 

Tsunetsugu fue sorprendido por las palabras de Shin, pero no pudo ocultar el escepticismo en sus ojos. Crear armas de grado antiguo era realmente difícil después de todo, es por eso que eran tan preciosas y raras.

 

Shin: “Honestamente hablando, no estoy completamente seguro. [Dojigiri Yasutsuna] es un objeto que solo apareció en un evento, por lo que el plano de creación no existe. Así que tengo que empezar desde cero y hacer prueba y error a partir de ahí. Pero tengo planos para otras armas de grado antiguo que puedo usar como referencia; deberían ser de ayuda hasta cierto punto. Además, excluyendo el hecho de que la mía está llena de mi poder mágico, tenemos a la real aquí. Si la analizo debería ser capaz de forjar algo similar de inmediato.”

 

Durante el tiempo que sostenía a Yasutsuna, Shin ya había analizado su composición hasta cierto punto.

 

Como había percibido la durabilidad restante de Yasutsuna tan solo al chocar contra ella, hasta ahora los fenómenos que eran inexplicables solo con las palabras ‘es gracias a las habilidades’ habían sucedido una y otra vez.

Shin se preguntó cuál podría ser la razón, pero no tenía sentido preocuparse por eso ahora.

 

Shin: “Esta es mi primera vez, así que no sé cuánto tiempo podría tomar. Primero, necesito algunos días para el análisis y la creación de pruebas.”

Shibaid: “No podemos ser de ayuda para usted para eso, así que supongo que vamos a esperar mientras pensamos en alguna idea”.

Filma: “De hecho, no somos especialistas en armas, no sabríamos lo que podría ser útil después de todo”.

 

Shin procedió a materializar a Tsuki no Hokora de inmediato y fue a la herrería.

Filma y los demás, mientras buscaban cualquier cosa que pudiera ser útil, montaban guardia en Fuji y sus alrededores junto a Mitsuyo y Tsunetsugu.

 

En cambio, Schnee partió con Tiera para un entrenamiento especial.

 

Schnee: “Bien, empecemos por medir tus habilidades físicas mejoradas por los recientes aumentos de niveles. Será mejor examinar tus habilidades, ¿cierto?”

Tiera: “Er ... bueno, ma-maestra, estoy segura de que podría hacerlo yo sola, no hay necesidad de que te molestes ...”

 

Tiera lentamente retrocedió de Schnee mientras decía esto. El sudor que se formaba en su frente mostraba claramente su estado de ánimo actual.

 

Schnee: “¿Qué estás diciendo ahora? Hay muchas cosas que deben ser comprobadas. Comencemos con un simple entrenamiento de combate.”

Tiera: “Eeek!! ¡Maestra, espera!! Por favor, espeeeraaaaa...”

 

La voz de Tiera resonó por todos lados mientras era arrastrada. Shin y los demás rezaron silenciosamente en sus corazones por su regreso seguro.

 

 

•••••••••••

 

 

Shin: “Es hora de comenzar, entonces.”

 

Shin estaba en la herrería y comenzó con el análisis de Yasutsuna.

 

Primero, separó la hoja de la empuñadura. Luego, con un pequeño martillo del tamaño de la palma de una mano, golpeó suavemente la hoja. Sonidos metálicos agudos resonaron en la herrería. Después de escuchar el sonido resonando por sus oídos, Shin procedió a la siguiente actividad.

 

Extrajo varios lingotes de la caja de objetos, poniéndolos cerca de [Dojigiri Yasutsuna], uno después del otro. Algunos de los lingotes brillaban cuando estaban cerca de la Katana.

 

Shin: “Que no tuviera ningún atributo de recuperación de durabilidad me hizo sospechar, pero como pensé, realmente hay una pequeña proporción de Scarletite.”

El brillo de los lingotes permitió a Shin saber qué minerales se usaron en la hoja y su cantidad aproximada. Finalmente, colocó [Dojigiri Yasutsuna] en sus manos y cerró los ojos.

Esta serie de acciones que se mantuvieron sin cambios desde la era del juego permitía obtener los planos de creación.

 

Había varias formas de obtener los planos de un arma: los métodos principales eran comprarlos, obtenerlos de alguien, encontrarlos en un cofre del tesoro de una mazmorra o analizar el arma para crearlos por uno mismo.

 

Misteriosamente, cuando Shin cerró sus ojos, la composición y los materiales del arma gradualmente aparecieron en su mente. En la era del juego, el plano habría aparecido ante sus ojos, por lo que parece que las cosas habían cambiado un poco.

 

Shin: “Hmm, todavía está lleno de agujeros. Aunque supongo que entender el 60% del plano de un arma de grado Antiguo tan rápido es un éxito en sí mismo.”

 

Analizar un arma no puede proporcionar el plano completo. Las partes faltantes en el plano deben llenarse mediante prueba y error.

 

Es una tarea larga y agotadora que requiere la paciencia de repetir los mismos pasos muchas veces y tener un margen financiero para consumir muchos objetos y minerales preciosos mientras se busca la proporción correcta de ingredientes.

 

Shin: “Orichalcum... .60% ... no, 62% tal vez? Adamantine... .20% ... .no, 30 ... cambia los valores y.…”

 

Shin estaba arrojando lingotes tras lingotes en el horno, murmurando para sí mismo en el proceso.

Los minerales utilizados fueron creados en el generador de Tsuki no Hokora. Los lingotes en la caja de objetos estaban impregnados con el poder mágico de Shin, por lo que no podían ser utilizados.

Shin siguió el plano, llenando los agujeros con su intuición y experiencia.

Dos horas después de comenzar, finalmente llegó al último paso antes de la finalización, la etapa final.

 

Shin materializó un [Drop of Erathem] de la caja objetos. La piedra preciosa, transparente pero brillante con los siete colores del arcoíris, apareció en la mano de Shin.

 

Shin: “Como pensé, las espadas y las Katanas necesitan un tratamiento de recubrimiento.”

 

[Drop of Erathem] era un objeto indispensable al crear armas de grado antiguo. Dependiendo del tratamiento utilizado, el estado del arma cambiaba.

 

Un recubrimiento externo haría que el arma se enfocara en el aspecto físico, usarlo como centro o núcleo haría que el arma estuviera centrada en la magia, si se derretía con los otros ingredientes el arma se equilibraría entre ambos.

 

[Moonless] de Shin y [Aoi Tsuki] de Schnee eran armas balanceadas, mientras que [Akatsuki] de Filma y [Nagitsuki] de Shibaid se centraban en el aspecto físico.

 

Shin sumergió [Drop of Erathem] en un líquido especial. Mientras lo hacía, [Drop of Erathem] se derritió dentro del líquido que asumió colores similares a los del arco iris.

 

Shin: “... Parece que está funcionando bien.”

 

Después de decir esto, Shin tomó la hoja y la empapó en el líquido. El brillo del líquido cambió, como si fuera absorbido por la cuchilla: poco después, volvió a su color original.

Después de confirmar que el brillo se había desvanecido, Shin retiró la hoja del líquido y la limpió con un paño.

Como si hubiera sido templada por esta acción, la hoja ahora brillaba con un brillo apagado.

La primera creación de prueba se completó.

 

Shin: “…no es bueno.”

 

Shin miró la espada y dejó escapar un suspiro. Como para confirmar sus palabras, el nombre mostrado por [Analyze] fue [Dojigiri Yasutsuna – Burdo]

 

Él había seguido el plano, por lo que al menos fue reconocida como una Yasutsuna. Pero la palabra ‘Burdo’ que había después indicaba que había fracasado.

 

Shin: “Bueno, es de esperar que la primera prueba sea así ... ¿mmm? ¡La puerta está abierta!”

 

El golpe en la puerta llegó con una sincronización perfecta. La puerta entre la herrería y el espacio residencial no estaba cerrada, así que después de las palabras de Shin, la puerta se abrió lentamente.

Entonces Mitsuyo entró.

 

Shin: “... ¿Le pasó algo a Yasutsuna?”

Mitsuyo: “No se trata de eso, no te preocupes. Kagutsuchi dijo que duraría al menos un mes también.”

 

Shin se sintió aliviado de escuchar esas palabras. Pensando que sería mejor comenzar a trabajar lo antes posible, no había confirmado cuánto tiempo tenía.

 

Shin: “Ya veo. Entonces, ¿necesitas algo?”

Yasutsuna: “Sí, no quería molestarme, pero... ¿está yendo bien el trabajo?”

Shin: “Estoy alrededor del 60% por ahora. Tengo una idea general ahora, así que todo lo que queda son ajustes menores. Sin embargo, eso es lo que lleva más tiempo.”

 

Qué mineral se usó y en qué cantidad. Ajustar esto era la parte más compleja.

En cuanto al proceso de elaboración, las armas del mismo tipo comparten muchos puntos similares. Fue mucho más rápido que encontrar la proporción correcta de minerales usados.

 

Shin: “Definitivamente lo conseguiré dentro del tiempo límite. Así que, por favor, dame un poco más de tiempo.”

 

Shin realmente no sabía si era posible volver a crear la misma arma en este mundo. Aun así, hizo su declaración. Fue para hacer que Mitsuyo se sintiera mejor y también un poco por su propio orgullo.

 

Mitsuyo: “......okay, no voy a dudar de ti nunca más. Me voy entonces.”

 

Mitsuyo se giró y puso una mano en el mango de la puerta del taller. Su expresión no tenía el rastro de desconfianza que sentía en el momento de su primer encuentro.

Justo antes de cerrar la puerta detrás de ella, Mitsuyo se giró y susurró suavemente.

 

Mitsuyo: “Haz ... haz tu mejor esfuerzo.”

 

La puerta se cerró cuando el susurro de Mitsuyo se apagó.

Shin ya había vuelto la vista atrás para probar la creación # 1, así que ella tal vez pensó que no se había dado cuenta.

La herrería no era particularmente ruidosa, las palabras de aliento susurradas por Mitsuyo llegaron a oídos de Shin.

 

Shin: “…hagámoslo.”

 

Sintiéndose aún más ansioso que antes, Shin fundió primero la creación de prueba # 1 en el horno.

 

El horno especial construido en Tsuki no Hokora fundió el arma, que, a pesar de ser una creación de prueba, todavía era una Katana de grado Antiguo, y devolvió los materiales utilizados en la hoja como lingotes.

 

Solo se pudo recuperar un tercio de los materiales utilizados, pero aun así era mejor que nada. La caja de objetos y el almacén de Tsuki no Hokora todavía contenían una gran cantidad de materiales, pero Shin no tenía idea de cuándo podrían reponerlos.

 

Las creaciones de prueba de fabricación requerían grandes cantidades de materiales. Repitiendo así un proceso para salvar a tantos como fuera posible, una vez más tomó lingotes en la mano, para crear la próxima Katana.

 

 

Finalmente logró recrear [Dojigiri Yasutsuna] dos semanas después.

 

Shin: “Yo... lo hice.”

 

Después de una sucesión interminable de creaciones de prueba, Shin finalmente logró crear un resultado satisfactorio. Todavía no había recibido la confirmación de Kagutsuchi, pero la intuición de Shin le decía que era perfecta.

 

Si alguien inconsciente de las circunstancias viera esta silueta, riendo al sostener una Katana, seguramente pensarían que Shin estaba en sus límites mentales.

 

Schnee: “Ehm, ¿estás bien ...?”

Shin: “Jajaja, tengo tanto sueño que podría morir...”

 

Schnee había venido a ver cómo estaba en el mejor momento, y expresó su preocupación. Shin luego cambió de una risa inquietante a tambalearse de manera inestable en sus pies.

Las bolsas bajo sus ojos eran claramente visibles; él se había estado esforzando tanto como podía.

 

Shin: “Primero, muéstrale esto a Kagutsuchi. Debería funcionar.”

Schnee: “Entendido. Lo entiendo muy bien, ¡así que por favor descansa!”

 

Schnee aceptó la [Dojigiri Yasutsuna], pero no pudo soportar ver a Shin en ese estado y lo instó a descansar. Tal vez por sus palabras, o porque la tensión dentro de él se había aliviado después de completar [Dojigiri Yasutsuna], Shin se durmió al instante.

 

Schnee: “Shin, realmente trabajas demasiado ...”

 

No estaba claro si el susurro de Schnee había llegado a los oídos de Shin o no.

 

Con su cabeza que se quedó enterrada en el pecho de Schnee, que se había acercado rápidamente para apoyarlo, Shin ya estaba durmiendo pacíficamente. Había seguido haciendo las espadas, olvidando comer y dormir, por lo que no era probable que se despertara pronto.

 

Shin: “…buenas noches.”

 

Con una pequeña sonrisa, Schnee se quedó allí por un tiempo, abrazando cariñosamente a Shin.