The New Gate Capítulo 32 (parte 1).




Manual




Proyecto: 

Hola lectores, aquí su "querido traductor Perdiz"...... QUERRÁS DECIR ODIADO, MENTIROSO, IRRESPONSABLE......... TT_TT..... está bien, lo merezco...... para recuperar su amor y confianza pasaré mis preciadas vacaciones traduciendo para ustedes (adiós salidas con mis amigos, tomar hasta perder la conciencia, salir con esa chica con la que las cosas podrían salir bien…) En fin, este capítulo nos da una posible idea de que puede ser un volumen centrado en Tiera o que ya está cerca las respuestas a los misterios que rondan a esa Elfa y principal rival de Schnee u.u (VIVA SCHNEE!!!!!), también tenemos un poco de humor por parte de Filma que nunca defrauda y a una Schnee, que cada vez que aparece hace que la quiera más, deteniendo como si nada una pelea entre 2 de los jefes "más fuertes" del momento.

 

Sin más demora disfruten el capítulo y otra vez perdónenme la tan larga ausencia, lo bueno (al menos para mí) es qué el traductor de la versión en ingles también ha estado ocupado con sus exámenes finales por lo que no sacó tantos capítulos y sólo me faltaría otra parte de este capítulo xD.

 

 

─ ─ ─ ─ ─ ─ ─ ─ ─ ─ ─ ─ ─ ─ ─ ─ ─ ─ ─ ─ ─ ─

Shin: “Oye, Tiera. No te ves muy bien, ¿está todo bien?”

Tiera: “Estoy bien, solo tuve problemas para dormir.”

 

A la mañana siguiente, Shin y Tiera chocaron entre sí cuando salieron de sus respectivas habitaciones y Shin preguntó por Tiera, que parecía menos animada que de costumbre.

 

Su respuesta también se sintió menos enérgica de lo normal.

 

Shin pensó que ella podría haber estado enferma, pero Kagerou, siempre presente a los pies de Tiera, no parecía estar preocupado.

 

[Analyze] no mostraría pequeños cambios en la condición de alguien, pero, si Tiera hubiera estado presionándose, Kagerou habría reaccionado de alguna manera, por lo que Shin decidió no seguir más allá con el asunto.

 

Tiera se dirigió al baño antes del desayuno. Cuando regresó, se veía igual que siempre.

 

Shin: “Y.… tú también estás aquí en la mañana.”

Kagutsuchi: “¡Pii!”

 

Los ojos de Shin apuntaban a la peluda bola roja de plumas, Kagutsuchi bebé, mientras hablaba. El pescado asado recién salido del horno yacía en el plato delante del pájaro.

 

Mientras Shin y los demás comenzaban a comer, el Kagutsuchi bebé también comenzó a picotear al pez.

 

El pez era mucho más de lo que el tamaño del Kagutsuchi bebé parecía permitir, pero el Kagutsuchi bebé comió hasta que las espinas de pescado habían sido limpiadas.

 

El Kagutsuchi bebé lanzó un pequeño grito mientras se daba palmaditas en el estómago, que si había vuelto más redondo que antes.

 

Mitsuyo: “Verdaderamente un manjar, dice.”

 

Mitsuyo tradujo el grito de Kagutsuchi mientras ella estaba comiendo de una manera más lenta y educada.

 

Yuzuha: “Kuu, bola de plumas, actuando tan engreído y poderoso.”

Kagutsuchi: “¡¿PYO?!”

 

Tal vez porque no apreciaba la actitud de Kagutsuchi, Yuzuha, en modo zorro, trató de empujarlo hacia abajo con sus patas.

 

Sorprendido, Kagutsuchi esquivó el ataque repentino en el último segundo y levantó sus pequeñas alas para intimidar al oponente.

 

Kagutsuchi: “¡Pii!”

Yuzuha: “¡Kuu!”

 

Una batalla extraña había estallado en el medio de la mesa.

 

Shin: “¿Qué están haciendo esos dos?”

Mitsuyo: “¿Quién sabe? ¿Jugando uno con el otro como entidades relacionadas con las líneas de Ley?”

 

Viendo la pelea por el rabillo del ojo, el grupo continuó comiendo su comida.

La pelea entre Kagutsuchi y Yuzuha concluyó con un rayo de Schnee.

 

Shin: “Por cierto, Mitsuyo, ¿eres la guardiana de Kagutsuchi?”

Mitsuyo: “Me encantaría decir que no, pero sí, casi lo soy. En teoría, es una tarea que gira entre Munechika, Tsunetsugu y yo. Pero dejando de lado eso, esa es una forma bastante familiar de dirigirse a mí, sin honoríficos ni nada. Es cierto que solicitamos tu ayuda, pero es bastante irritante ser tratada como inferior.”

Shin: “Ah... lo siento. Hace tiempo, cuando discutía estrategias de combate con mis camaradas, te llamamos sin honoríficos, así que...”

 

Después de haber sido programados con los movimientos de los maestros de artes marciales, las Cinco Espadas Supremas no eran adversarios que principiantes o jugadores con un poco de experiencia pudieran manejar. Pero como al final eran programas, incluso sus movimientos refinados contenían patrones.

 

En ese momento, Shin estudió estos movimientos y arrebató la victoria por un pelo. Como se habían conocido y peleado muchas veces, terminó hablándole con familiaridad.

 

Filma: “Te ves más joven que los otros dos, ¿así que tal vez Shin se sintió más cercano a ti?”

Shin: “¡Hey, Filma!”

 

Shin reprendió a Filma porque Mitsuyo parecía ser sensible acerca de su apariencia. Pero a la misma Mitsuyo no parecía importarle mucho.

 

Mitsuyo: “…. bueno, está bien. Te recordé después de todo, así que te dejaré llamarme como quieras. Aunque me dirigiré a ti de la misma manera. Está bien, ¿verdad?”

Shin: “Sí. Llámame como quieras.”

Mitsuyo: “Por cierto, había algo que quería confirmar, ¿puedo?”

Shin: “¿Hm? ¿De qué se trata?”

Mitsuyo: “Lo que le hiciste a Munechika ayer, ¿también puedes hacerlo con otras Espadas Supremas?”

 

Mitsuyo probablemente se refirió al refuerzo de Shin a la [Mikazuki Munechika] que poseía.

 

Shin: “Puedo hacer el refuerzo en sí mismo. Pero con respecto a [Juzumaru Tsunetsugu], lo adquirí de una manera ligeramente diferente, así que no sé si se puede hacer la transferencia de conciencia.”

Mitsuyo: “Ya veo. Si puedes, entonces está bien.”

 

Mitsuyo no agregó nada después de eso. “Préstame a tu reforzada [Oodenta Mitsuyo]”, o “Iré contigo” ... Shin esperaba un desarrollo como ese, por lo que se sorprendió un poco.

 

Después del desayuno, Shin y su grupo se dirigieron al santuario. En la entrada, Munechika y Tsunetsugu ya estaban esperando.

 

Shin: “Lo siento, ¿te hicimos esperar?”

Munechika: “No, acabamos de llegar también. Entonces, entremos a la mazmorra de inmediato. Te mostraré la entrada. Sígueme.”

 

El grupo siguió a Munechika dentro del santuario.

 

Cuando llegaron frente al Kagutsuchi cristalizado, Munechika se dio la vuelta.

 

Munechika: “Seremos transportados a la mazmorra desde aquí. ¿Están listos?”

Shin: “No hay problema. En cualquier momento que desees.”

 

Shin asintió firmemente a la confirmación final de Munechika.

 

Como tenían poca información sobre el calabozo, no podían prepararse para situaciones específicas. La caja de objetos de Shin, sin embargo, incluía suministros suficientes para manejar cualquier tipo de situación.

 

Con respecto a los artículos de recuperación, la caja de artículos de cada miembro había sido provista con una cantidad suficiente.

 

Tiera no podía usar una caja de objetos, por lo que llevaba artículos en forma de tarjeta en una bolsa en su cintura.

 

Tsunetsugu: “Cuento con usted.”

Kagutsuchi: “¡¡Pii!!”

Mitsuyo: “Kagutsuchi también te desea fortuna en la batalla. Vuelve en una sola pieza, ¿me escuchas?”

 

Munechika respondió con un tono claro y poderoso a Tsunetsugu y Mitsuyo, que se quedarían en el santuario para protegerlo y al Kagutsuchi bebé, que no podía luchar por sí mismo.

 

Munechika: “Déjenmelo a mí.”

 

Su respuesta no contenía la más mínima señal de preocupación.

 

Yuzuha: “Kuu...”

Shin: “Lo siento Yuzuha. Eres la única que puede ayudar con las líneas de Ley en este momento.”

 

Debido a la entrada del grupo de Shin en la mazmorra, el miasma que se había tragado a Dojigiri Yasutsuna podría haber tenido efectos insondables en las líneas de Ley dentro de la mazmorra.

 

Debido a eso Yuzuha, quien, al igual que Kagutsuchi era capaz de influir en las líneas de Ley, se quedaría fuera.

 

Influir en las líneas de Ley también era posible dentro de la mazmorra, pero en lugar de estar dentro de una mazmorra deformada, permanecer en el santuario de Kagutsuchi les permitiría influir en las líneas de Ley desde un lugar seguro.

 

Shin le prometió a la infeliz Yuzuha que la cepillaría después de regresar y luego caminó hacia Munechika.

 

Munechika: “Comenzaré la transferencia entonces.”

 

Mientras Munechika hablaba, el paisaje ante Shin y su grupo se hizo borroso.

 

En comparación con la tele transportación utilizando la piedra de cristal o la de Bayreuth, la transferencia se completó después de una ligera sensación de intoxicación.

 

Shin: “Hace calor.”

 

Al instante después de que se transfirieron, un calor parecido al de una sauna atacó al grupo. El sudor empezaría a gotear incluso sin hacer nada en particular.

 

Para una mazmorra ubicada en una cueva natural, su interior era extremadamente ancho. 2 grupos podrían formarse dentro de ella sin problemas.

 

Gracias al amplio espacio, no era necesario prestar especial atención a los vapores calientes que salían de las paredes, las rocas y el techo.

 

Debido al vapor blanco generado en la cueva ya húmeda, la temperatura era muy alta. El vapor también podía venir del piso, por lo que tuvieron que proceder con cuidado.

 

Shin estaba protegido por un equipo poderoso, pero no tenía ganas de ver qué pasaría si lo golpeaban.

 

Tiera: “Uuh, me siento enferma...”

 

A diferencia de Shin, quien estaba desconcertado por el calor y la humedad, Tiera se tapaba la boca con las manos, con sus pies inestables.

Shin acababa de sentir una ligera desorientación por la transferencia, pero los efectos parecían haber sido mayores en Tiera. El sudor en su frente no era solo por el calor.

Al lado de Tiera, Kagerou estaba gritando, preocupado.

 

Schnee lanzó [Heal] en la pálida Tiera y la acarició suavemente.

 

Shin: “Yo también sentí una especie de embriaguez. Tomemos un pequeño descanso, por si las dudas. Tiera, ¿estás bien?”

Tiera: “Sí, ya me siento mucho mejor.”

 

Su complexión parecía verse un poco mejor, tal vez por el [Heal] de Schnee.

 

Después de generar una habilidad de barrera para garantizar su seguridad, todos los miembros del grupo adoptaron una postura relajada.

 

Shin: “No sentimos eso cuando usamos la piedra de cristal. Munechika, ¿sabes cuál podría ser el motivo?”

Munechika: “No estoy segura, pero podría ser el miasma. Incluso un arma como yo se sentía un poco incómoda. Me imagino que los humanos como tú se ven más afectados.”

 

Todos pensaban que la causa podía ser el miasma, pero nadie sabía por qué Tiera era la única que mostraba una respuesta negativa tan fuerte.

 

Durante 15 minutos, hablaron mientras esperaban que Tiera se recuperara.

 

Tiera anunció que se sentía mejor y Schnee también confirmó que se había recuperado lo suficiente, por lo que el grupo reanudó la exploración de la mazmorra.

 

La mazmorra secreta de Fuji fue oficialmente llamada “Depths of Hellfire.”

 

De acuerdo con Munechika, como su nombre sugería, muchos monstruos de fuego habitan en ella; si no se tiene resistencia al fuego, solo con estar dentro de la mazmorra agotaría gradualmente la energía de cualquiera.

 

Shin: “Podríamos cortar el calor con una barrera, pero movernos será problemático.”

 

Las mazmorras donde el solo caminar hacia que el HP disminuya eran realmente duras.

 

Como le decía la experiencia de Shin, el uso de artículos aumentaba y, en algunos casos, la administración de MP también se hacía más difícil. Había posibles contramedidas, pero si no se tenía un nivel lo suficientemente alto era inevitable.

 

Shin: “No sabemos qué podría pasar, es mejor estar preparados.”

 

Shin tomó 7 cartas de la caja de objetos. Todas eran iguales: cuando se materializaron, aparecieron pulseras adornadas con gemas rojas. Era [Enra Bracelet], un accesorio que anulaba el daño de elemento fuego.

 

Munechika: “Es increíble que tenga efecto incluso en mí.”

Shin: “Estás en forma humana, así que supongo que el objeto te identifica como un humano supongo”

 

Shin respondió a la sorprendida Munechika. Era posible aplicar efectos externos a las armas, así que esa podría ser la razón por la que eso era posible.

 

Filma: “Es fantástico que no solo detenga el daño, sino que también bloquea el calor. Si nuestras manos quedaran resbalosas por el sudor, sería un problema.”

 

Filma habló mientras blandía su espada. En el juego, el sudor no debilitaría el agarre del arma, pero ahora ese era un factor en el que había que pensar.

 

Filma: “¿Pero no es una lástima para ti, Shin?”

Shin: “¿Porque?”

 

Filma parecía haber inventado algo y se lo susurro al oído a Shin.

 

Filma: “Si el calor continuara, el sudor habría hecho que la ropa de Schnee se volviera transparente... ¿verdad?”

Shin: “Eso es ridícu... espera, no funcionaban así, probablemente.”

 

En el juego, la armadura no se rasgaba ni se rompería ni siquiera si se empapaba o se era atacado. Pero las cosas eran diferentes ahora.

 

Schnee ahora usaba un equipo de grado Antiguo hecho a mano por Shin, la [Moonlight Silver Maid Uniform]. No se sabía si se volvería transparente o no, pero no sería extraño si se pegara a su piel y acentuara sus curvas.

 

Shin: “De todos modos, ¿realmente bromeas en un momento como este?”

Filma: “Esto no te hará ni temblar, ¿verdad, Shin? Además, te ayudó a relajarte, ¿verdad?”

Shibaid: “Filma, no molestes a Shin demasiado.”

 

Quizás cansado del intercambio, Shibaid reprendió ligeraDmente a Filma.

 

Incluso mientras bromeaban, ni Shin ni Filma olvidaron desconfiar de su entorno.

 

Munechika: “Están sorprendentemente relajados incluso en esta situación. No, supongo que es normal que el grupo de Shin sea así.”

Shin: “Tener una sensación de tensión es importante, sin embargo. Acabamos de entrar en la mazmorra. Si estuviéramos tensos todo el tiempo, no duraríamos hasta el final.”

 

Después del inicio del Juego de la Muerte, Shin exploró las mazmorras solo la mayor parte del tiempo.

 

Comparado con eso, tener a Schnee y los demás con él hizo que la situación actual fuera mucho más fácil de manejar. Por lo menos, se sentía lo suficientemente relajado como para atender las bromas de Filma.

 

Shin: “Entonces bien, parece que pronto tenemos que darle la bienvenida a nuestro primer invitado.”

 

Shin detectó la presencia del enemigo y se lo anunció a Munechika y a los demás. El mapa mostraba 5 marcadores rojos.

 

Algunas partes de las paredes y el techo de la cueva estaban al rojo vivo, por lo que la iluminación estaba garantizada hasta cierto punto, pero no se podía decir en absoluto que hubiera suficiente visibilidad.

 

Shin usó una habilidad mágica para iluminarla zona y se preparó para enfrentar al enemigo.

 

Shin: “Como se esperaba, son del elemento fuego.”

 

Apareciendo ante el grupo de Shin había un grupo de monstruos grandes y pequeños.

 

El primer tipo eran 2 golems de aproximadamente 4 mels de alto que parecían haber sido hechos con las rocas de la cueva llamados Sledge Heat. Los segundos, 3 arañas grandes de 1 mel de largo, con el pelaje en llamas llamada Molten Spider.

 

Los Sledge Heat estaban caminando más cerca, sacudiendo el suelo con sus pasos. Encima de ellos, las Molten Spider miraban al grupo de Shin mientras se arrastraban por el techo.

 

Los niveles de Sledge Heats eran 434 y 422, las Molten Spiders 369, 366 y 351.

 

Shin: “Una pequeña prueba para comenzar, supongo. ¡Hagámoslo!”

 

Siguiendo el grito de Shin, Shibaid, Filma y Munechika dieron un paso al frente.

 

Los todo terreno, Shin y Schnee podrían haber avanzado también, pero las líneas del frente se habrían llenado demasiado, así que esta vez se quedaron con Tiera en la retaguardia, que carecía de números. Kagerou era el protector exclusivo de Tiera.

 

Shin: “Vamos a suprimirlos primero. ¡Shibaid, todos, encárguense de cualquier monstruo que se cuele!”

 

Después de dar sus órdenes, Shin usó la habilidad mágica de tipo agua [Ice Bullet].

 

La habilidad mágica provocó que varios fragmentos de hielo del tamaño de un puño aparecieran alrededor de Shin y Schnee.

 

Usando los fragmentos, flotando gracias a sus emisiones de aire frío, Shin apuntó a los Sledge Heats, mientras que Schnee atacó a las Molten Spiders.

 

Los fragmentos, volando a una velocidad que excedía las flechas de Tiera, acribillaban a los Sledge Heats y las Molten Spiders como balas de una ametralladora.

 

Su poder ofensivo era demasiado alto para los monstruos: los Sledge Heats se rompieron en pedazos, mientras que las Molten Spiders apenas y retuvieron poco de su forma original.

 

Filma: “... escuchen, ustedes dos. Si no se contienen un poco, no tendremos nada que hacer aquí.”

Shin: “No, espera, eran demasiado frágiles, en serio. Pensé que los monstruos en una mazmorra oculta tendrían un poco más de carácter.”

Filma: “Bueno, supongo que este es el resultado obvio.”

Tiera: “El poder mágico de la Maestra y Shin es tan alto que los monstruos no son más que blancos de tiro. Normalmente [Ice Bullet] tampoco tiene este tipo de poder...”

 

Tiera guardó las flechas que había preparado y comentó mientras miraba a los monstruos congelados y destrozados.

 

Una vez apretados, los fragmentos se rompieron en pequeños cristales. Estaban completamente congelados y se volvieron frágiles también.

 

Shin: “De todos modos, ¿tuvo el efecto de congelar al oponente?”

Tiera: “Debería haberlo hecho, al menos un poco. El alto poder mágico puede amplificar los efectos añadidos. Dependiendo del oponente, ¿no sería lo mismo incluso si Filma o yo les hubiéramos disparado?”

Shibaid: “Las estadísticas de Shin y Schnee son altas, después de todo. Como acabamos de ver muy claramente.”

 

Shibaid sugirió una respuesta a las dudas de Tiera sobre el poder de la magia.

 

Al final, ese resultado fue causado por la diferencia en las estadísticas con los oponentes. Los golems como los Sledge Heats tenían una baja resistencia a la magia. Las Molten Spiders eran oponentes completamente inferiores para Shin y Schnee.

 

Inversamente, hubiera sido absurdo si un golpe limpio de Shin y Schnee no los hubiera matado en el acto.

 

Munechika: “Bastante confiable.”

 

Al presenciar el procedimiento del grupo mientras barría al instante a cualquier monstruo que encontraran, Munechika se rio con ironía.

 

Tal vez porque la regla de “monstruos más débiles aparecen en el comienzo de la mazmorra” se mantenía, todos los monstruos que aparecían estaban bajo el nivel 500.

 

Los monstruos de ese nivel caían después de un golpe de la magia de Shin y Schnee.

 

Rara vez, algunos monstruos escapaban de sus ataques mágicos, aunque nunca quedaban ilesos: luego caían presa de las flechas de Tiera.

 

Tiera: “Ni siquiera siento que estoy peleando, pero mi nivel sigue subiendo...”

Shin: “Después de todo, son unidades de bajo nivel para nosotros. Por cierto, ¿cómo están tus estadísticas?”

 

Shin preguntó a la sorprendida Tiera.

Schnee y Filma ya habían alcanzado el límite y sus niveles ya no aumentarían.

Pero Tiera era diferente. Subir de nivel aumentaba sus estadísticas aún más.

Los valores de sus parámetros no aumentaron mucho, pero indudablemente se estaba volviendo más fuerte.

 

Tiera: “Hmm, cuando absorbí esa luz, te dije que cada parámetro creció en aproximadamente 200, ¿verdad? Desde entonces, subí 11 niveles, mi estado... DEX y... INT crecieron aproximadamente 40, el resto en aproximadamente 20. También aprendí algunas habilidades. ¿Pero es normal aprenderlas tan fácilmente...?”

 

En el misterioso lugar donde el grupo de Shin se reunió con Filma, Schnee y todos los demás recibieron un aumento de estadísticas. Por otro lado, solo Tiera puede subir de nivel.

 

Shin: “¿En serio? Tu tasa de crecimiento también aumentó. Tus habilidades igual.”

 

Además del aumento otorgado por el bono de resurrección, los aumentos de nivel no eran tan grandes como creían los jugadores. Los aumentos que informó Tiera, sin embargo, fueron mucho más grandes de lo que Shin sabía.

 

Además, Tiera había recibido la más grande entre las mejoras otorgadas por la luz que todos los miembros habían absorbido.

 

Schnee: “Es verdad. Me pregunto si también hemos sido influenciados de alguna manera.”

Shin: “Schnee y los demás ya no pueden subir de nivel después de todo. Aunque no es un mal efecto, ¿no está bien así? Volverse más fuerte a un ritmo más rápido de lo normal, es algo bueno, creo.”

 

Shin no absorbió la luz, pero sintió que la absorción por parte de Tiera de una de las luces, a pesar de que ella no era uno de sus personajes de apoyo, debe haber tenido algún significado.

El mundo estaba infestado de poderosos monstruos. No había nada que perder al hacerse más fuerte.

 

Tiera: “Bueno, hacerse más fuerte es algo bueno, por supuesto. Es un poco aterrador que no sepamos qué fue eso. Sé que suena desagradecido ya que estoy disfrutando los bonos que la luz me dio.”

Munechika: “Hmm, a juzgar por tus palabras, ¿acaso no has recibido la bendición de las líneas Ley?”

 

Munechika, que había estado en silencio hasta ahora, de repente expresó su opinión.

 

Tiera: “¿La bendición de las líneas de Ley?”

Munechika: “Sí. Su tamaño puede variar, pero las líneas Ley se extienden por la mayor parte del mundo. Gente, monstruos, plantas, animales, todo tipo de criaturas... su poder mágico y cosas como fragmentos de su conciencia se filtran en esas líneas Ley. Tal vez debido a esto, los llamados héroes o salvadores de cada especie a veces reciben bendiciones por las líneas Ley. Llamamos a eso “Bendiciones de las líneas Ley”.”

Shin: “Quién sabría que existía algo así... pero mirando a Schnee y a Shibaid, puedo ver eso.”

 

Shin se sorprendió al aprender algo completamente nuevo para él. Pero él podría estar de acuerdo con parte de la explicación.

 

Tiera: “También puedo ver por qué, en cuanto a mi maestra y los demás, todos están al servicio de un Humano Suprior. Sin embargo, no entiendo por qué yo sería bendecida.”

Munechika: “Yo tampoco lo sé. Como dijo Kagutsuchi, las bendiciones no se dan solo siguiendo la voluntad de la gente. Tiera, eres un Elfo, por lo tanto, la voluntad de los animales y plantas también podría estar relacionada. No es algo malo. Es una bendición preciosa, no te hará daño aceptarla.”

Tiera: “Entiendo. Pero en ese caso, creo que Shin también habría sido bendecido.”

Shin: “En mi caso, siendo alguien del pasado distante, ¿tal vez fui agrupado junto con los otros jugadores?”

 

Shin sabía que los Humanos Superiores eran parcialmente tratados como un mito, por lo que la idea de que no había sido tratado como un individuo o que estaba fuera del círculo elegible para recibir bendiciones era aceptable. La definición de bendición también era ambigua, por lo que decidió no pensar demasiado en ello.

 

Shin: “Está bien, parece que ya no podemos tomarlo con calma.”

 

Shin habló mirando hacia adelante, como para indicar el final de la conversación. Tiera lo siguió, levantó la cabeza, luego, estupefacta, susurró.

 

Tiera: “¿Qué es... eso...?”

 

Ante los ojos de Tiera fluía una corriente de lava. La cueva era aún más ancha, por lo que había un camino presente, pero un calor aún más intenso esperaba a Tiera y al grupo.

 

Tiera: “Si Shin no nos hubiera dado esas pulseras... me da un sudor frio solo de pensarlo.”

Shin: “Sin resistencia al fuego, solo acercarte a esto te mataría.”

 

Tiera tragó su aliento y Shin estuvo de acuerdo con su declaración. En la era del juego el HP simplemente disminuiría en intervalos fijos, algo que ahora parecía un obstáculo extremadamente pequeño.

 

Alrededor de Shin y el grupo la temperatura se mantuvo en el nivel que haría que uno sudara un poco después de hacer algo de ejercicio.

Sin embargo, eso fue gracias a [Enra Bracelet]. La temperatura alcanzada por el vapor caliente no era nada comparado con la lava.

Shin sabía bien que avanzaban a un lugar que, en realidad, sería inaccesible sin ropa resistente al calor.

Una vez más, Shin sintió lo increíble que eran los objetos.

 

Shin: “Por cierto, ¿qué pasaría si caemos en la lava?”

 

La duda de repente apareció en la mente de Shin. En el juego, si el estado lo permite, es posible bucear en pantanos venenosos o piscinas de lava, algo absolutamente imposible en realidad.

 

Schnee: “Si usamos equipo que proteja todo el cuerpo, podríamos movernos libremente hasta que los puntos de resistencia duren, creo.”

Shin: “Espera un segundo, ¿no me digas que alguien lo intentó?”

 

Shin acababa de murmurar su duda, pero Schnee escuchó y respondió sobre lo que sucedería. Al escuchar la respuesta, Shin no pudo evitar sentirse sorprendido por la imprudencia de quien proporcionó esta información.

 

Schnee: “Esa persona llevaba una armadura de cuerpo completo de grado Legendario. Tal vez debido al poder mágico, aparentemente no había lava penetrando dentro de la armadura. Empezó a derretirse después de 30 minutos más o menos.

Shin: “¿Estaba bien esa persona?”

Schnee: “Era un Elegido con alto poder defensivo, si no recuerdo mal. En tu caso, Shin, estarás bien incluso si toca tu piel, creo. Después de todo, tienes una defensa más alta que un dragón con sus escamas.”

Shin: “Incluso si sé que estaría bien, definitivamente no quiero probarlo.”

 

Shin negó con la cabeza con firmeza: tocar lava con sus manos desnudas era algo que nunca querría hacer.

 

Al mismo tiempo, pensó que estaba más allá de los límites humanos. No era solo una cuestión de alta defensa.

 

Shin: “¿Eso significa que los Elegidos como nosotros no serían cortados incluso si fueran cortados por una navaja?”

 

Shin le hizo la pregunta a Schnee mientras cruzaban la corriente de lava.

 

Desde que llegó a ese mundo, Shin no había recibido ni un solo daño real. Incluso cuando se enfrentó a Girard, un ataque perforó su armadura y le causó daños, pero no había sufrido ninguna herida real.

 

Schnee: “Depende, pero en general eso es correcto. Incluso si una cuchilla se presiona contra la piel, las personas de nuestro nivel no se lesionarían con una cuchilla normal. Ni siquiera cortaría un poco. Aunque si lo hiciéramos con la intención de cortar, podríamos hacerlo.”

Shin: “Oh, así que es por eso que la aguja perforó cuando hicieron la tarjeta del gremio.”

 

Shin recordó cuando sangró para crear su carta de gremio. Si su alto poder defensivo le impedía resultar herido, se necesitaría un arma poderosa para hacerle derramar sangre.

 

Shin: “Bueno, continuemos esta conversación más tarde. Parece que hay monstruos dentro de la lava.”

 

Shin detectó una presencia mientras caminaba sobre la lava y dirigió la atención del grupo hacia ella.

 

Tiera: “Eh, ¿hablas en serio...?”

 

La pregunta de Tiera nació de su dificultad para creer las palabras de Shin, ya que nada más que rocas fundidas flotaban ante ella.

 

Shin: “Probablemente esté protegiendo su cuerpo con poder mágico o algo similar. Los monstruos no siempre se ajustan a la definición de ‘animal’, después de todo.”

 

Criaturas que nunca existirían en la realidad o desafiarían las leyes de la física a menudo aparecen en los juegos. Estos monstruos nacen de la misteriosa energía llamada “magia”.

 

Shin y Schnee están acostumbrados a tales seres y no mostraron ninguna sorpresa en particular. La menos experimentada Tiera y la experimentada Munechika no pudieron evitar estar algo nerviosas.