The New Gate Capítulo 28 (parte 1).




Manual




Proyecto: 

Hola a todos, gracias a Perdiz este capítulo estuvo listo desde ayer, pero Drakaurs tuvo mucho trabajo y no pudo editar hasta ahora, una disculpa.


Al día siguiente, Shin contactó a Schnee a través de Mind Chat después del desayuno.

 

Shin: “(... por lo que voy a ayudarlas por un tiempo. Lo siento, pero por favor cuida de Hermie y los demás.)”

Schnee: “(No te preocupes, sólo estamos esperando a que el barco llegue al puerto. Dudo que el barco sea atacado de nuevo como ayer después de todo.)”

 

Shin le dijo a Schnee que iba a ayudar a Kanade y le confió a Hermie y los otros a ella. Incluso si fueran objeto de un ataque de similar magnitud, tenían suficiente poder de combate para resistirlo, por lo que no estaba particularmente preocupado.

Shin terminó el Mind Chat con Schnee y le habló a Kanade.

 

Shin: “Señorita Kanade, sobre lo que hablamos ayer... ¿podrías decirme el nombre de la hierba?”

Kanade: “¿Esta? Se llama Dead Snake Grass. Dependiendo de la forma de preparación, puede convertirse en una poción, o eso dicen.”

 

Al oír el nombre de la hierba, Shin estaba cada vez más seguro de que la situación era como la misión que recordaba.

 

Shin: “... me disculpo de antemano por una pregunta tan personal, pero ¿podría decirme en detalle qué síntomas tiene su hermana? Desde que vi esa hierba medicinal, algo me ha estado molestando y finalmente recordé lo que era. Podría ayudar a curar la enfermedad de tu hermana.”

 

Cuando Shin terminó su frase, Kanade y Karin le miraron con asombro.

 

Kanade: “No estoy nada más que agradecida por esa propuesta, pero ¿está seguro? Esencialmente nosotras huimos de la casa principal, dudo que podamos recompensar adecuadamente su ayuda.”

Shin: “Me doy cuenta de que esto puede parecer sospechoso, pero no hay nada que quiera en particular. Una amiga mía perdió la vida a causa de una enfermedad, así que soy débil ante tales circunstancias.”

 

La sombra de Marino, la novia de Shin, apareció en su mente. También pensó que era demasiado amable, pero no podía ignorar una situación como ésta después de todo.

 

Kanade: “Ya veo... para ser franca, nosotras también nos entenderíamos con cualquiera en nuestra situación actual. Gustosamente aceptamos su oferta.”

 

Tal vez porque sentía algo en la expresión de Shin, Kanade habló de los síntomas de su hermana después de unos momentos de silencio.

 

Karin probablemente había sentido lo sería que era la expresión de Shin, ya que ni siquiera intentó detener a Kanade.

 

Pocos minutos después, Kanade dejó de hablar. Lo que Shin oyó fue muy cercano a la búsqueda que había recordado.

 

Shin: “Ya veo... esto es difícil de decir, pero si lo que sé es cierto, la hierba medicinal que tienes no será de utilidad.”

Karin: “…!? ¿Qué quieres decir?”

Kanade: “Señor Shin, ¡¡por favor explique!!”

 

Shin calmó a las mujeres sorprendidas y procedió a explicar.

 

Shin: “Señorita Kanade, crees que esas hojas son de una Dead Snake Grass, ¿correcto?”

Kanade: “En efecto, sí, pero por sus palabras, supongo que quiere decir que no es así.”

Shin: “No sé si usted ha sido engañada o la persona que se lo vendió no lo sabía tampoco. Pero eso esa es una ‘Mimic Dead Snake Grass’, no es una hierba medicinal, sino una hierba venenosa. Si usted duda de mí, por favor haga que alguien con la habilidad [Appraisal] lo compruebe.”

Karin: “¡¿Qué dijiste?!”

Shin: “La Dead Snake Grass es una hierba usada para hacer pociones de grado 4, pero Mimic Dead Snake Grass no es más que una hierba tóxica que infligiría el mal de estado [Poison III] a cualquier persona lo suficientemente desafortunada como para ingerirla.”

Kanade: “El comerciante que nos lo vendió dijo que era Dead Snake Grass, sin duda.”

Shin: “La apariencia es casi la misma, después de todo. La base de las hojas, aquí, es de color morado, ¿no? La verdadera hierba es roja.”

 

Mirando la explicación mostrada por [Appraisal], visible sólo para Shin, explicó la diferencia entre Dead Snake Grass y su contraparte Mimic.

 

Karin: “Cómo puede ser...”

Kanade: “Señor Shin. ¿Tiene idea de dónde podemos encontrar un reemplazo?”

Shin: “Yo mismo tengo algunas, pero no son suficientes para hacer la medicina. Puedo preguntar a algunos conocidos, pero ¿es realmente imposible encontrarla en Hinomoto? He oído que debería crecer cerca del pico de la montaña sagrada Fuji.”

 

Shin mencionó su conocimiento del juego como si lo hubiera oído de alguien.

En la página de la historia de la misión, uno podía encontrar también las ubicaciones de los objetos que se habían obtenido.

Como la geografía era diferente ahora, la mayoría de la información ya no era útil, pero si la ubicación correspondiente al mapa original todavía estaba allí, todavía había una oportunidad.

Sin embargo, la respuesta de Kanade no era esperanzadora.

 

Kanade: “Sin embargo, eso es realmente...”

Shin: “¿Hay algún problema?”

Karin: “El pico del Monte Fuji es un área prohibida, que no permite a presencias humanas acercarse. Está envuelto por la niebla en todo momento, sacude los sentidos no sólo de los seres humanos, sino también de los monstruos. En tiempos antiguos, muchos valientes guerreros desafiaron el pico, pero ninguno regresó. Incluso ahora es una de las zonas más peligrosas de Hinomoto, donde nadie se atreve a ir.”

 

Karin explicó el estado actual del pico del Monte Fuji por Kanade. Pero cuando Shin había mirado la montaña había visto el pico sin niebla, así que se sintió algo dudoso.

 

Kanade: “Si es solo desde lejos, es posible mirar al pico. Nadie sabe la razón.”

 

Kanade respondió mientras sacudía la cabeza cuando Shin reveló sus dudas. Shin no podía recordar ninguna misión que correspondiera a la situación que ellas dos habían descrito.

 

Shin: “En cualquier caso, parece que la única manera de salvar a la hermana de la señorita Kanade es ir al monte Fuji. Esa niebla de la que hablas me intriga también, así que sugiero que pasemos por ella en nuestro camino de regreso.”

Kanade: “¿Qué está diciendo ahora? Ir voluntariamente a un lugar de donde nadie ha vuelto es una locura. Estoy agradecida por su preocupación por nuestras circunstancias, pero no se precipite. Quiero que mi hermana se cure, pero nunca lo enviaría a su muerte.”

 

La casual propuesta de Shin había provocado que Kanade lo detuviera severamente. Sus ojos mostraban que no podía creer lo que acababa de oír.

 

Shin: “Trataré de ir y si parece que las cosas no funcionan, me rendiré. Si pudiéramos al menos librarnos de la niebla no nos perderíamos. Yo también me pondré en contacto con mis conocidos.”

 

En la era del juego, los monstruos en el monte Fuji estaban alrededor del nivel 500. Su característica única era que el nivel aumentaba junto con la altitud. El monstruo jefe era Kagutsuchi, un tipo de Fénix que residía en el pico.

 

Este era un monstruo importante, ya que dejaba caer un objeto esencial para aprender la habilidad [Shiden - Kagutsuchi], que Filma había utilizado en la batalla contra el demonio Adara.

Por lo menos, los monstruos típicos no serían un problema.

 

Lo que preocupaba a Shin era la presencia de monstruos únicos como el Lord Skullface, que había encontrado en el pasado en Wraith Plains. La situación era diferente ahora de ese tiempo, pero como un fenómeno no presente en la era del juego, todavía estaba en su mente.

 

Karina: “Milady, propongo que al menos intentemos ir allí. De la batalla en el barco, sabemos claramente que la destreza de combate del señor Shin es algo fuera de lo común. Incluso podría haber la oportunidad de pasar a través la niebla.”

Kanade: “Por supuesto, yo sería la primera en solicitar su ayuda si fuera posible... pero ¿estás realmente seguro? Los compañeros de tu grupo no están contigo ahora, ¿cierto?”

 

Kanade y Karin, que habían viajado solas hasta ahora, conocían bien los peligros de aventurarse solos.

 

Yuzuha: “¡Kuu!”

 

Yuzuha gritó como para protestar contra las palabras de Kanade. Ella podría parecer un zorro bebé, pero sus capacidades de lucha estaban muy por encima de un monstruo promedio. Además, los Demonios Zorros sobresalían en la magia de ilusión. Había una alta probabilidad de que pudiera hacer algo con respecto a la niebla que se decía sacudía los sentidos humanos.

 

Shin: “Tengo a mi compañera aquí, así que no estoy solo. Puede que no lo parezca, pero también es muy fuerte.”

Kanade: “¿Es así? Bueno, si es el compañero de un guerrero formidable como usted, no debería juzgarla por su aspecto.”

 

Incluso mientras lo decía, Kanade estaba acariciando ansiosamente la piel de Yuzuha.

 

Karin: “Por cierto, cuando estábamos en el barco recuerdo que ella usó un poderoso hechizo mágico. Si no lo hubiera visto con mis ojos, dudaría de que una criatura tan linda pudiera realizar tal hazaña.”

 

Karin estaba mirando a Kanade al principio, pero probablemente perdió ante la tentación y comenzó también a acariciar a Yuzuha. Las cosas lindas también eran su punto débil al parecer.

 

El grupo salió de la cueva y caminó por la costa. Después de aproximadamente una hora, llegaron a un pequeño pueblo de pescadores.

Allí preguntaron sobre su ubicación actual y las direcciones hacia el monte Fuji y una vez más partieron en su viaje a la montaña sagrada.

 

•••••••••••••••••••••••••

 

Shin: “¿Cómo se encuentran ustedes dos?”

 

Justo después de que perdieron de vista el pueblo, Shin preguntó a sus compañeras.

 

Kanade: “Nada fuera de lo común. Más bien, debo decir que me siento aún más viva de lo habitual.”

Karin: “Tampoco tengo nada que informar. ¿Por qué lo pregunta?”

 

Shin se preguntó si estaban cansadas, ya que habían tomado turnos para vigilar la noche anterior, pero las respuestas que recibió fueron muy tranquilizadoras.

Al mirarlas, él no sentía que estuvieran poniendo una fachada.

 

Shin: “Bueno, caminar con calma también es agradable, pero teniendo en cuenta la enfermedad de su hermana, creo que deberíamos acelerar un poco. A juzgar por nuestra batalla en el barco, no creo que ninguna de ustedes se una aventurera promedio; si aumentamos un poco nuestro ritmo, podemos acortar considerablemente el tiempo de viaje.”

Kanade: “Después de todo, habías visto a través de nosotras. Sí, aunque no vamos tan lejos como usted ni yo ni Karin somos simples aventureras.”

Karin: “Personas como yo y Milady son llamados [Ancestros Reencarnados] en Hinomoto. Señor Shin, supongo que ¿está familiarizado con el término “Elegido”?”

 

Como era de esperar, ambas son Elegidos.

 

Cuando se presentaron a Shin ambas mencionaron ser de rango C, pero además de sus niveles, las armas equipadas que ellas tenían era de grado [Legendario].

También llevaban equipo que requería estadísticas imposibles de alcanzar sólo a través de subir de nivel, por lo que estaba seguro de que tenían que ser Elegidos.

A juzgar por su lenguaje y su equipo, no era difícil imaginar que provenían de una familia de alto rango.

 

Kanade: “Usted también debe ser un [Ancestro Reencarnado], supongo. Tengo la capacidad de leer el nivel de los demás y el tipo de trabajo que tienen, pero en su caso la información que veo no coincide con sus habilidades reales. Para alguien con su fuerza estar debajo del nivel 200 suena como una broma.”

 

Kanade podía usar [Analyze], aparentemente. El estado de Shin fue modificado por habilidades, por lo que para Kanade, que había visto la batalla en el barco, debe haber parecido antinatural.

 

Shin: “A decir verdad, hay habilidades que te permiten esconder tu estado. En el gremio del país donde me registré como aventurero, me dijeron que hay pocas personas de alto nivel con una apariencia como la mía. Cuando la apariencia y la habilidad real no coinciden, en algunos casos se producen problemas innecesarios. Por ese lo estoy ocultando.”

 

Shin había participado hasta ahora en el exterminio del irregular monstruo Skullface, la “Gran Inundación” en Balmel, el rescate de Hermie en la Iglesia... todos son eventos que atraerían mucha atención, así que ya no estaba seguro de que ocultar su estado sirviera a cualquier propósito real.

 

Karin: “En efecto. La habilidad de un aventurero no puede ser juzgada por la apariencia, pero aquellos que juzgan un libro por su portada se pueden encontrar en todas partes...”

Kanade: “A veces nos tratan a la ligera como ‘sólo una mujer y una niña’, así que entendemos cómo debe sentirse.”

Shin: “Así que también tuvo una experiencia similar, señorita Kanade.”

 

Parecían hermanas con una amplia brecha de edad, después de todo. La gente probablemente pensó que incluso si pudieran luchar contra monstruos, sólo podrían derrotar a los pequeños.

 

Kanade: “Sólo que el castigo fue administrado a cualquier persona que actuó incorrectamente hacia nosotras. Sin embargo, principalmente por Karin.”

Karin: “Fue molesto ver cuántas personas descorteses pueden haber.”

Shin: “Lo puedo imaginar.”

 

De las palabras de Kanade, Shin había imaginado que Karin no se callaría si alguien se hubiera atrevido a mirarlas hacia abajo.

Su predicción parecía haber sido correcta; Karin parecía agria mientras recordaba tales situaciones.

 

Shin: “Por cierto, ¿hay ramas del gremio en Hinomoto? Después de todo, está completamente separado del continente.”

 

En comparación con el continente, Hinomoto era sólo un pequeño país insular.

Shin se preguntaba cuántas ramas de los gremios habían colocado en él. Kanade, como un buen representante de una de las casas gobernantes del país, respondió después de reflexionar durante unos instantes.

 

Kanade: “Claro que sí. Sin embargo, la estructura gubernamental de Hinomoto es ligeramente diferente de los otros países; debido a esto, los gremios sólo están presentes en las grandes ciudades.”

Karin: “Hay una rama del gremio en la ciudad que esta al pie del monte Fuji. Señor Shin, ¿tiene negocios con ellos?”

Shin: “No, nada en particular. Si hay gremios, en caso de necesidad podríamos vender materiales para obtener fondos para nuestro viaje, así que quería asegurarme de que fuera posible, eso es todo.”

 

La recompensa que Shin había obtenido después de que la “Gran Inundación” de Balmel se dividió con Schnee y los demás y cada uno administraba su parte por su cuenta. Shin llevaba una cantidad considerable, así que no había riesgo de encontrarse sin fondos para el camino.

 

Siempre había la posibilidad de gastos repentinos, así que quería saber si había gremios para cambiar los materiales en dinero.

 

Kanade: “Ahora que la duda de Shin ha sido despejada, salgamos pronto. Afortunadamente, el camino es bastante simple, así que corremos poco riesgo de perder nuestro camino.”

Karin: “Entendido.”

Shin: “Vámonos entonces.”

 

Kanade estaba a la cabeza, con Karin y Shin a los costados. Como era de esperar de los Elegidos, su velocidad al correr era más rápida que la de un caballo.

Como siempre podían ver su destino, el monte Fuji, en el peor de los casos pasaban por el bosque, pero el camino relativamente bien mantenido era naturalmente más fácil de seguir.

El grupo de tres de Shin siguió corriendo hacia la montaña, mientras pasaban sorprendiendo a viajeros y carruajes con su velocidad.