The New Gate Capítulo 26 (parte 2).




Manual




Proyecto: 

Traducción: Perdiz



 

El cambio de Wilhelm fue notado primero por Milt, quien estaba cruzando espadas con él.

 

Milt: “Hey, esa arma es [Vakira], ¿cierto? ¿Desde cuándo tiene efectos como ese?”

 

No esperaba una respuesta. Pero no pudo evitar tratar de hablar con él.

El aura de color púrpura oscuro que envolvía a [Vakira] ya se había vuelto casi rojo.

Milt no sabía lo que podía significar, pero su intuición le dijo que no era algo para temer.

Mientras retorcía su cuerpo para evitar las estocadas entrantes, ella se alejó con una barrida.

 

Sus manos sostenían sus armas secundarias, aptas para luchar en un ambiente estrecho: las espadas gemelas [Mirbal] de grado [Mitológico].

En la tenue oscuridad de la habitación, [Vakira] y [Mirbal] se enfrentaron y generaron chispas.

 

Milt: “A pasado mucho tiempo desde que sentía una hoja tan ardiente. Ya veo, te estás resistiendo, ¿cierto?”

 

Su ardiente fuerza de voluntad fue transmitida a través de la hoja. Su técnica de lanza se hacía más nítida con cada golpe.

Eso no era algo que una marioneta controlada pudiera lograr; era la expresión de una poderosa autoconciencia.

Luchando, nada más, nada menos... Milt, quien luchó hasta la muerte por ningún otro motivo que la lucha en sí, podía sentirlo.

 

Milt: “Hey, dime tu nombre.”

Wilhelm: “...........”

 

[Vakira], otra vez con el objetivo de perforar a Milt... se detuvo a media estocada.

El aura violeta que envolvía a [Vakira] ya no estaba más; un aura roja había quemado hasta las cenizas no solo el aura del arma, sino también la que rodeaba a Wilhelm.

 

Wilhelm: “... Wilhelm... Avis.”

 

En completo contraste con la abrasadora aura, la respuesta provino de una voz bastante tranquila.

Los ojos de Wilhelm, huecos y mirando a la nada momentos atrás, ahora mostraban una clara fuerza de voluntad.

 

“Shht.”

 

Con un débil susurro, Wilhelm giró a [Vakira] para no golpear a Milt.

Ese golpe disipo el aura restante, la cual se disipó en el aire.

 

Milt: “¿Tal vez quizás ni siquiera tenía que enfrentarte?”

Wilhelm: “No, tengo que darte las gracias. Lamento terminar esto a mitad de camino, pero hay algo que tengo que hacer primero. Si quieres continuar, hagámoslo en otro momento.”

 

Mientras respondía a la pregunta de Milt, Wilhelm preparó a [Vakira] con una postura.

 

Milt: “Me alegro, si tenemos la oportunidad... ¿qué?”

 

Milt sólo tuvo un instante para saborear la anticipación de otra batalla. Sentía como si un signo de interrogación apareciera por encima de su cabeza.

La razón era que la postura de Wilhelm no estaba preparada para empujar, sino para lanzar su lanza.

 

Wilhelm: “Tú lo vas a pagar...”

 

En el instante en que su postura se completó, un destello agudo brillo en los ojos de Wilhelm.

La atmosfera plácida de momentos atrás desapareció en el aire, sustituida por una erupción de rabia.

Era lo suficientemente intenso como para que a Milt se le pusiera la piel de gallina.

Los ojos de Wilhelm se dirigieron más allá de Milt, hacia Shin y los otros.

 

Wilhelm: “... ¡¡¡esto es por fastidiarme!!!”

Milt: “¡¡Waah!! Shin, ¡¡esquiva!!”

 

Milt se dio cuenta de lo que Wilhelm intentaba hacer e inmediatamente gritó.

Al mismo tiempo de la advertencia de Milt, la mano de Wilhelm se hizo borrosa y [Vakira] voló por el aire, dejando en su camino imágenes residuales.

Como si respondiera a la voluntad de su portador, [Vakira] avanzo hacia su objetivo sin la menor curva en su curso.

 

Adara: “¡¡¡Gwoooohhh!!!”

 

[Vakira] se había convertido en un destello negro, perforando a Adara, que había estado cruzando espadas con Schnee; él estaba asombrado.

[Vakira] se clavó directamente en su estómago, su resplandor rojo ardiente brillaba y brillaba.

 

Adara: “¡¿Qué demonios?! ¡Mi fuerza me está dejando!”

 

Posiblemente porque lo había tomado por sorpresa, la cara de Adara era una máscara de dolor, mientras trataba de sacar a [Vakira].

 

Adara: “Ggh, ¡¡maldición!!”

 

El dolor proveniente de la mano que sostenía a [Vakira] distorsiono aún más la expresión de Adara.

Los ojos y oídos de Milt sintieron el sonido del aura roja que erosionaba la mano de Adara, un sonido como si algo estuviera ardiendo.

 

Wilhelm: “Transformar mi lanza fue un gran error.”

 

Después de lanzar a [Vakira], Wilhelm caminó cerca de Shin y los otros.

Al mismo tiempo, [Vakira] brilló aún más, envolviendo el cuerpo de Wilhelm con un aura carmesí.

 

Adara: “Ggh, ¡¡gwaaahhhh!!”

 

Adara entendió que perder más tiempo sería peligroso y extrajo a la fuerza a [Vakira] de su cuerpo, tratando de destruirla con sus espadas aun flotando en el aire.

Pero antes de que pudiera, Wilhelm dijo solo una palabra.

 

Wilhelm: “Regresa.”

Adara: “¡¿Qué?!”

 

En ese mismo instante, [Vakira] desapareció del aire, como si estuviera hecha de niebla. Al instante siguiente, estaba a salvo en las manos de Wilhelm.

Gracias a que Adra se quedó estupefacto, Schnee pudo rescatar a Hermie.

Sosteniendo las manos sobre el collar de Hermie, Shin le preguntó a Wilhelm.

 

Shin: “Hey espera un segundo, no recuerdo haber agregado una función como esa.”

Wilhelm: “Ese tipo rubio tuvo la brillante idea de jugar con ella. Ahora sabe cuan brillante fue la idea que tuvo.”

 

Wilhelm respondió a Shin mientras preparaba a [Vakira] con una postura otra vez.

Shin ya había visto que el arma que apuñalo a Adara fue [Vakira]. Su sorpresa se debía al hecho de que regresar al instante a las manos del portador a través de un comando de voz era una habilidad que [Beinot] ganaba solo a través de un evento.

 

Shin: “Así que por eso se convirtió en [Vakira]... de todos modos, ser capaz de usar ambas habilidades está muy cerca de ser trampa, digo.”

 

Otra de las habilidades básicas de [Beinot] era aumentar el daño contra demonios y no-muertos. Pero no era un aumento significativo.

Por otro lado, [Vakira] podía absorber el miasma para elevar las estadísticas del usuario. Era un arma específicamente eficaz contra el miasma, por lo que el aumento fue mucho mayor que el de [Beinot].

[Vakira] estaba envuelta en miasma, pero no lo generaba. Sólo parecía que lo hacía, ya que seguía reuniendo el miasma cercano.

Su aspecto ominoso y el hecho de que requiere miasma para forjarla hizo que sus habilidades no se conocieran; incluso algunos jugadores tendrían la idea equivocada al respecto.

Estaba claro para cualquiera que sus habilidades eran mejor usadas con demonios como oponentes.

Los demonios, esencialmente eran una masa de miasma, no eran más que una presa fácil para [Vakira].

 

Scoruas: “Oh, te ves muy patético ahora.”

 

Scoruas habló al colapsado Adara. Mientras él mismo estaba ileso, acababa de presenciar un ataque que hizo volar a su camarada. Sin embargo, no había perdido la compostura.

 

Adara: “¿Qué más podría haber hecho? Estuvo todo sincronizado. Pero bueno, también están retirando tu collar, ¿ves?”

 

El tono de respuesta de Adara, tampoco mostraba signos de dolor, a pesar de la herida que acababa de sufrir.

 

Scoruas: “Todavía estás bastante confiado, ¿eh?”

Adara: “Oh, ten la seguridad de que estoy sorprendido. Fui y yo el que la transformo a la parte negativa, pero veo que es totalmente en “este” lado, ¿eh? ¡Las armas que hacen los humanos siempre son tan interesantes!”

 

El estómago de Adara ya no tenía ningún rastro de daño. Siendo un demonio de clase alta, su velocidad de recuperación también estaba fuera de la tabla.

 

Adara: “Y ahora tienen a nuestro rehén... también el sacrificio. Ellos también sabían de este lugar. Supongo que es tiempo de terminar esto, ¿eh?”

Scoruas: “Es verdad. Con toda la gente aquí presente, podemos hacer una muy buena tierra.”

 

Adara propuso abandonar la cueva en un tono casual, y Scoruas aprobó con igual indiferencia, aparentemente sin pensarlo seriamente.

 

Filma: “Oye, Shin. ‘Con toda la gente aquí presente’, dijo.”

Shin: “Bueno, si ellos toman su forma completa, terminaremos enterrados vivos. Crecerán hasta un tamaño considerable para que no mueran, pero normalmente nos aplastarían o sofocarían, supongo.”

 

Shin respondió a las palabras de Filma y confió a Hermie a Konig, que había venido después de derrotar al guardia.

Tiera, que había derrotado al otro guardia, y Milt también estaban en una posición de batalla.

No sabían la profundidad real de su posición, pero seguramente era lo suficientemente profunda como para que los 10-20 mels de alcance de salto de las habilidades de un elegido de clase alta no fueran suficientes.

Shin nunca tuvo la oportunidad de intentarlo ni de pensarlo, pero si estaban enterrados bajo grandes cantidades de tierra, no estaba seguro de poder sobrevivir.

Había habilidades para ir bajo tierra, pero eran habilidades de tipo tierra que sólo permitían excavar 1 o 2 mels; no habría sido más que una apuesta.

 

Scoruas: “Oh my, ya viste a través de nosotros. Estamos a unos 100 metros bajo tierra, después de todo. Ni siquiera un elegido podría... ¡¡gh!! No me importa que te resistas, ¡pero debes escuchar cuando alguien está hablando!”

 

El ataque de Wilhelm interrumpió el discurso de Scoruas.

 

Wilhelm: “No podría importarme menos. Solo mirar sus caras me hace querer vomitar.”

 

Scoruas había rechazado el empuje de [Vakira] con su brazo izquierdo, pero Wilhelm siguió atacando sin darle un descanso.

 

Wilhelm: “¡¡Shin!! Tu puedes cortarlos como si nada, ¿no?”

Shin: “Preferiría dar prioridad a la curación de Hermie, sin embargo. Este collar es mucho más peligroso que el que vi antes. No pude destruirlo de inmediato, así que no tengo idea de cómo le está afectando espiritualmente.”

 

Shin tampoco quería perder el tiempo hablando. El espeluznante miasma proveniente del collar de Hermie emanaba mucho más peligro que el que había removido en la iglesia.

En la iglesia sólo le tomó un instante para quitarlo, pero ahora estaba tomando un tiempo considerable.

Aunque temporalmente, había dado la espalda al enemigo. Entre Shin y los demonios estaban Filma y Shibaid, listos para la batalla y no dejaban una sola apertura.

 

Wilhelm: “¿Qué? ¡Más razón para acabar con estos bastardos y concentrarse en la curación!”

 

Después de oír las palabras de Shin, Wilhelm escupió palabras hirviendo de rabia. Como si estuviera de acuerdo con él, [Vakira] brilló aún más.

 

Shin: “Sí, sólo necesitaba tiempo para destruir el collar de Lady Hermie. Ya no tenemos que escucharlos más.”

Scoruas: “Eso es un problema. Necesitamos que todos ustedes mueran aquí, después de todo. Oh, me voy a llevar a Lady Schnee y Lady Filma conmigo, así que por favor no te preocupes. ── ¿Oh?”

 

Mientras hablaba, la vista de Scoruas dejó al grupo de Shin y se concentró detrás de ellos.

 

Scoruas: “... esta presencia...”

 

Finalmente, la sonrisa dejó la expresión de Scoruas. Su confianza ya no estaba.

 

Scoruas: “...... Adara, la situación ha cambiado. Debemos matarla. Coopera.”

Adara: “¿Qué? Es extraño que estés tan tenso.”

Scoruas: “Sólo mírala y entenderás.”

 

Diciendo eso, Scoruas hizo un gesto hacia Tiera.

 

Adara: “... ah, ahora entiendo. Sí, no podemos dejar a esta viva.”

 

Aparentemente entendiendo sin la necesidad de más explicaciones, Adara murmuro esas palabras y aumentó su velocidad.

De la misma manera que Scoruas, Adara se precipitó hacia Tiera con suficiente energía como para aplastar el suelo bajo sus pies, sin prestar atención a Shin o a nadie más.

Su aceleración fue suficiente para dejar detrás imágenes residuales. Pero Shin y los demás no serían superados tan fácilmente.

 

Wilhelm: “Hey, ahora ¿cuál es la prisa? No te atrevas ahora a ignorarme.”

Scoruas: “No puedes hacer esto después de todo ese fanfarroneo, ¿sabes?”

 

Wilhelm detuvo a Adara, mientras que Shin bloqueó a Scoruas.

Entonces, como si crearan múltiples muros, Schnee, Filma y Shibaid estaban al lado de ellos, listos para asistir en cualquier momento.

 

Tiera: “... ¿eh? Ah...”

 

En el otro lado Tiera, que había sido atacada de repente, soltó un susurro ronco. Había sido barrida por una intención asesina y una presión aplastante, como nunca antes había sentido.

 

Kagerou: “Grururu...”

Yuzuha: “¡Kufuuuh!”

 

El cuerpo de Tiera no podía moverse, pero Kagerou y Yuzuha, con sus pelajes erizados, se pararon delante de ella para protegerla. Mirando sus espaldas, Tiera se desplomó de rodillas debido a la abrumadora presión.

 

Milt: “¿Estás bien? ¿Me reconoces?”

Tiera: “Aah... si...”

 

Milt ayudó a Tiera a ponerse de pie, ya que ella misma no podía sostenerse.

Parecía tener problemas para respirar, pero no había perdido la conciencia.

Tener suficiente fuerza mental para no desmayarse bajo los efectos de las intenciones asesinas de los demonios de clase Gran Duque era una hazaña en sí misma.

 

Scoruas: “Muévete.”

Adara: “Estás en el camino.”

 

Shin y Wilhelm contestaron las palabras de los demonios con sonrisas sarcásticas.

 

Scoruas: “Vamos a aplastarlos.”

Adara: “Sí, hagamos eso.”

 

Decidiendo que tratar de romper a través de ellos tomaría demasiado tiempo, Adara y Scoruas decidieron volver a sus verdaderas formas.

 

Shin: “¡Como si les fuéramos a dejar!”

 

Cerca de los demonios que ahora intentaban sus transformaciones, Shin materializo un objeto de la caja de objetos. Era la piedra de cristal que uso una vez delante de Tiera.

 

Shin: “Con la posibilidad de pelear contra demonios bajo tierra, ¿crees que no hice mis preparativos?”

 

Shin vertió poder mágico en el cristal, sin dudarlo.

Cuando la habilidad mágica grabado en el cristal se activó, el paisaje circundante se deformó; al instante siguiente, todos los presentes en la habitación estaban afuera, en una llanura abierta.

 

Ahora estaban en las llanuras que conectaban el lugar sagrado de Kalkia con el castillo de Balmel, cerca de los bosques donde Shin y Rionne alguna vez encendieron una hoguera.

Shin, habiendo oído hablar de los demonios de Schnee después de ser enviado a Kalkia, había marcado la ubicación, en caso de que tuvieran que luchar contra demonios por encima de cierto rango.

Ya había comprobado que estas planicies apenas eran visitadas por los seres humanos, ya que a menudo eran atravesados por monstruos a causa de la [Inundación].

 

Konig: “¿Dónde está esto...?”

Shin: “Lo explicare más tarde. Sir Konig, por favor, lleve a Lady Hermie lejos de aquí. Y toma esto.”

 

Aun cuando le había quitado el collar, Shin no quería que Hermie permaneciera en el campo de batalla.

Por seguridad, entregó a Konig un objeto de tipo sustituto que absorbía los daños infligidos a ellos, un objeto repelente de monstruos y un objeto creador de barreras. Después de recorrer cierta distancia, planearon usar [Cloak of Hiding] para ocultarse.

 

Wilhelm: “Siempre estás haciendo trucos sorprendentes, ¿no?”

Shin: “Había oído hablar de los demonios de Schnee. Solo es como un seguro, pero ahora podemos luchar con todo lo que tenemos, ¿verdad?”

 

Wilhelm parecía muy sorprendido por el desarrollo, pero Shin le contestó casualmente.

De hecho, los demonios de clase Gran Duque no se consideraban exterminados, aunque sus formas humanas fueran derrotadas. Había excepciones, pero muy pocas.

La mayoría de los demonios de clase Gran Duque adquirían su verdadera forma cortando la cabeza de su forma humana.

Esa era una de las razones por las que Shin había apuntado al brazo de Scoruas.

Ante el grupo, ahora los dos demonios estaban en sus verdaderas formas.

 

Adara: “Hey hey, no esperaba esto. ¿Dónde estamos?”

Scoruas: “Ese no es el problema. Nuestro objetivo sigue aquí con nosotros.”

 

Sin prestar la menor atención al séquito de Hermie que abandonaba la escena, Adra y Scoruas miraron a Tiera.

La transformación de Adara es una gigantesca figura humana. Era uno del llamado “War God”: su aspecto era humano, pero tenía 4 brazos y 2 caras. Tenía unos 25 mels de alto y usaba una armadura parecida a la de un general chino de la antigüedad. Empuñaba dos espadas largas, un hacha de batalla y un mazo.

 

Como se parecía a un ser humano en apariencia, también era relativamente más fácil de pensar en una forma de combatirlo.

Por otro lado, Scoruas era el más difícil. Era del tipo quimera, lo que hacía difícil imaginar lo que era originalmente.

Su rostro era afilado y angular, como si las conchas de crustáceos formaran una cabeza parecida a una anguila. En ambos lados de la cabeza también había objetos similares a cuernos apuntando hacia adelante.

 

La parte superior del cuerpo era humana y estaba cubierta de escamas, igual que Magnamuc (Nt: el demonio que aprecio en el castillo de Bayreuth y fue eliminado por schnee); desde donde su brazo derecho debería estar brotaban 3 tentáculos de pulpo, mientras que en el lugar del brazo izquierdo estaba equipado con 2 pinzas de tipo cangrejo.

 

La parte inferior del cuerpo parecía una mezcla entre un caballo y un tigre. Se necesitaría un poco de esfuerzo, pero imaginando la parte delantera como un caballo y la parte trasera como la de un tigre, casi podría parecer un centauro de pesadilla. Contando los miembros del caballo y del tigre, tenía 6 patas en total.

 

Shin: “Yuzuha, te dejo a Tiera. Tiera, quédate cerca de Yuzuha y ayúda. Es probable que vayan por ti, así que pon suficiente distancia entre tú y ellos. ¡Y equípate esto!”

Yuzuha: “¡Kuu!”

Tiera: “¡Entendido!”

 

Mientras daba instrucciones, Shin lanzo un objeto defensivo a Tiera. Entre todos los presentes, Tiera era la única en peligro de muerte instantánea.

 

Milt: “¡Esto es muy divertido! Shin, ¿quién se encargará de quién?”

 

Emocionada por la aparición de fuertes tan oponentes, Milt ya había guardado las espadas gemelas [Mirbal] y había sacado su arma principal, una alabarda de grado [Antiguo] de bajo grado [Breogand], con su hoja envuelta en llamas azul pálido.

Sólo su mango era tan largo como la altura de Milt; a primera vista, nadie pensaría que era un arma que podía manejar.

Shin sabía, sin embargo, que todos los jugadores que la subestimaron de esa manera habían sido partidos en dos.

 

Shin: “Vamos a ver... Scoruas es probablemente de tipo Raid. Schnee, Kagerou y yo trataremos con él. Filma, Shibaid, Wilhelm, Milt, vayan por Adara. Tiera, Yuzuha, prioricen la evasión y den asistencia. ¡El enemigo es fuerte, no bajen la guardia!”

 

Al unísono con los comandos de Shin, los sonidos de los pasos de Scoruas y Adara se hicieron más fuertes. La teletransportación había puesto cierta distancia entre ellos, pero para los 2 gigantes era un problema trivial. Shin y Schnee utilizaron habilidades de aumento de estadísticas en el grupo, que entonces se dividieron en 2 equipos.

 

Shin: “¡En primer lugar, separémoslos! ¡Kagerou, ponte delante!”

Kagerou: “¡Gruu!”

 

Si estaban cerca, los 2 enemigos podrían haberse ayudado mutuamente. Shin intentó detener eso como primera prioridad.

De pie detrás de Kagerou, que había vuelto a su forma original, Shin se escondió de la vista de Scoruas y liberó [Limit] completamente.

Al mismo tiempo que corrió detrás de Kagerou, Shin uso [Hiding] para ocultarse y cargar hacia Scoruas a máxima velocidad.

 

Shin: “¡Tiempo de volar!”

Scoruas: “¡¿?!”

 

El golpe imprevisto de Shin a plena potencia golpeó la parte humana de Scoruas en lo que correspondería al hoyo del estómago.

Habilidad combinada entre el sistema de combate a mano desnuda y el sistema de magia, [Raging Arrow].

La patada sin piedad fue algo más allá de la naturaleza de este mundo.

Junto con el sonido del trueno, el gigante de 25 mels de altura fue lanzado en el aire.

Después de unos segundos Scoruas se estrelló de nuevo en el suelo, creando un pequeño cráter y levantando una gran nube de polvo.

La distancia total que el demonio voló antes de estrellarse fue fácilmente más de 800 mels.

La parte pateada por Shin mostró una herida anormal; no estaba claro si había sido golpeado o arrancado.

El poder del ataque era tan impresionante que incluso Adara, que no había sido afectado, se detuvo en su camino. Al mismo tiempo el colapsado Scoruas seguía bajo ataque.

 

Schnee: “... desciende.”

 

Una voz clara retumbo en el campo de batalla. Siguiéndola, rayos azules cayeron del cielo.

Habilidad sistema de Magia de relámpago [Blue Judgement].

La tormenta de relámpagos que había quemado hasta las cenizas al enjambre de monstruos que atacaron a Balmel, sin una pizca de piedad, empaparon el cuerpo entero de Scoruas en llamas.

 

En el juego esta habilidad mágica no podía ser usada en batallas contra jefes, pero probablemente debido a que su apariencia parecía estar formada principalmente por monstruos de elemento acuático, Shin vio que el HP de Scoruas disminuyó significativamente.

Ya habían causado daños de 10% del total, en sólo 2 golpes.

Scoruas era un monstruo tipo Raid. Originalmente sería necesario luchar contra el con varios grupos a la vez, cada uno disminuyendo su HP poco a poco. Considerando eso, este daño era casi irreal.

 

Shin: “Vamos a aplastarlo de inmediato y vamos a ayudar a los demás.”

Schnee: “¡Sí!”

Kagerou: “¡Gruaah!”

 

El Humano Superior Shin, la Elfo Superior Schnee y la bestia divina Kagerou se dirigieron hacia Scoruas.

 

La diferencia en el poder de combate era muy clara. Así comenzó la cacería del Gran Duque.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••