The New Gate Capitulo 19.




Manual




Proyecto: 

Shin: “Ahh, quiero regresar...”

 

En el carro que se dirigía hacia el castillo de Lord Taul, Shin suspiro.

 

Han pasado varios días desde la “Gran Inundación”. La investigación de los alrededores, la extracción de los materiales de los monstruos, la eliminación de los cadáveres y ese tipo de cosas habían terminado ya. Shin y los otros recibieron una invitación.

 

Al parecer, después de cada “inundación”, se lleva a cabo una fiesta y las personas que tuvieron los logros más destacados son invitados. Se decía que todos los elegidos eran invitados también.

Después de que terminó la batalla, le pidieron a Shin que se quedara un tiempo. Él estuvo de acuerdo porque tenía la intención de ayudar con los trabajos de limpieza. Aunque su idea de “quedarse”, parecía ser diferente de lo Shin pensó.

 

Tiera: “Esa es mi línea.”

 

Al lado de Shin estaba Tiera quien lucía algo sombría. Ella no era un Elegido, pero muchos soldados fueron testigos de su figura al disparar a los monstruos desde la parte superior de la muralla. Por lo tanto, era natural que se le pidieran asistir también.

A pesar de que trataron de rechazarlos afirmando estar demasiado ocupados con el trabajo, las personas con las que estaban trabajando derribaron esas excusas diciendo “Estamos bien aquí, así que vallan”

 

Para los residentes de Balmel, era impensable que alguien que había hecho tanto por ellos y que merecía una medalla de honor por su servicio se valla sin recibir el agradecimiento adecuado, o eso dijeron.

 

Tiera: “Todos los que me lo pidieron tenían grandes sonrisas, así que no podía rechazar.”

Shin: “¿Tú también?”

 

Ya que todos ellos lo dijeron con tan buena voluntad, le resultó imposible negarse. Shin estaba en el mismo barco, así que entendía lo que ella quería decir.

 

Schnee: “Los logros de Shin fueron reportados por el escuadrón caballeros, ¿verdad? Las personas que viven aquí, harán eso sin falta.”

Shadow: “Eso no quiere decir que esto vaya a ser una ceremonia formal. Si se preocupan demasiado por eso, van a terminar muy cansados”

Holly: “Piensen en ello como una posibilidad de comer de forma gratuita. A diferencia de la fiesta de un noble, no habrá tipos envidiosos o personas sospechosas acercándose a ustedes”

 

Schnee, Shadow y Holly, que ya había experimentado este tipo de fiestas antes, intentaron tranquilizarlos. Hibineko no lo expresó con palabras, pero también quería decir lo mismo.

 

Shin: “Yo no he estado nunca a una ceremonia como esta antes, ¿sabes?”

Hibineko: “Bueno, no hay tiempo como el presente para acostumbrarse a esto. Nosotros ya hemos pasado por esto un par de veces. Es mejor si te acostumbras a esto ahora, mientras todavía eres joven. Podría resultar útil en el futuro”.

 

Aunque Hibineko dijo eso, sería difícil que hubiera una ceremonia de este tipo en la vida real, pensó Shin. Por otra parte, ya se había comprometido y no podía escapar habiendo llegando hasta este punto. Él decidió simplemente aceptar su destino. Por si acaso, comprobó ligeramente su atuendo de nuevo para asegurarse de que no lucia desaliñado.

Lo que Shin llevaba, es el conjunto formal de Kalkia, la misma ropa que llevaba cuando fue al castillo real de Bayreuth. Después de retirar la mugre, estaba en perfecto estado.

 

En cuanto a Tiera, quien iba sentada junto a él, ella llevaba un vestido de color verde brillante. Su cabello negro se reunió en la parte posterior de la cabeza y se había puesto un poco de maquillaje. La combinación hizo que su belleza quedara aún más resaltada. En el vestido de una sola pieza, una sección de su hombro a sus brazos estaba al descubierto y la falda era más larga del lado derecho que del izquierdo. Era un vestido de tipo asimétrico. Se ajusta bien a su cintura, lo que acentúa la delgadez de la cintura de Tiera. Lo único malo con el traje era la persona que lo lleva, porque tenía los hombros caídos y una expresión deprimida.

 

A pesar de que parecía angustiada, ella todavía lucia increíble. Si alguien anunciara que ella es la princesa de un país, nadie lo dudaría.

 

Holly y Shadow, sentados delante de ellos, llevaban un vestido blanco y un traje negro. Era de hecho el traje apropiado para una ceremonia. El vestido de Holly era una falda larga conocida como vestido de la sirena. Una correa en el hombro izquierdo llevaba una joya que emite una luz azul que destaca su presencia. Con un vestido que mostraba más líneas corporales que el de Tiera, el buen sentido del estilo de Holly se destacó. Shadow quien estaba perfectamente vestido con su traje, no tenía ninguna posibilidad.

 

Aunque Hibineko también llevaba un traje, desprendía una impresión ligeramente cómica debido a la naturaleza de su físico. Sin embargo, estaba claro que estaba acostumbrado a llevar un traje. Al igual que Shin, él normalmente no sentía la necesidad de vestirse con ropa de este tipo, pero en ese lugar, en ese momento, su experiencia significaba que iba cómodamente vestido.

 

Dicho esto, la más radiante era Schnee. Ya que es ampliamente conocido que Schnee Raizar rara vez participa en eventos de este tipo, ella asistía como Yuki, la prometida de Shin.

Como parte de su disfraz, su cabello había sido cambiado del color plata al oro y sus ojos habían cambiado de azul a rojo. Debido a que la habilidad que utiliza le impide ser descubierta cuando la usa en sí misma, ese nivel de disfraz es suficiente.

 

Su cabello está ligeramente atado detrás de su cabeza y se mantiene en su lugar por una horquilla de adorno. La horquilla incluye una joya de color rojo que hace juego con su nuevo color de ojos. El vestido blanco que llevaba tiene audazmente expuesta su espalda desde los hombros hasta la cintura.

 

Dado que el vestido fue diseñado para tensar la tela debajo de sus brazos, su pecho resalto bastante. Debido a que los pechos de Schnee de forma natural ya eran grandes esto atraía la mirada de los grupos de hombres a pesar de que no era un vestido de corte bajo.

Sin embargo, el color del vestido combinado con el comportamiento natural de Schnee no reflejaba un sentimiento de atracción sexual excesiva. Su elegante apariencia en combinación con su atractivo, hizo de ella hizo una figura encantadora que exudaba encanto.

 

Schnee ya era una mujer hermosa, para empezar, pero su belleza se elevó un nivel más cuando se vistió de esa manera. Al verla así por primera vez, Shin se quedó prendado de ella.

 

Kaede: “Tanto Tiera-san y Schnee-san llevan vestidos. Los vestidos que ustedes dos están usando, ¿son ropa tradicional de los elfos o algo así?”

Tiera: “¿Eh? Oh, sólo he tomado prestado este vestido. ¿Es el diseño algo inusual? “

Kaede: “Son bastante raros. He estudiado la ropa mucho por mi cuenta, porque me gustaría tener un trabajo relacionado con la fabricación de Ropa. La mayoría de lo que he estudiado son diseños muy similares, por alguna razón”.

 

Kaede era un elfo criado en Balmel. Ella no sabía qué estilos de ropa son normales en el jardín de los elfos.

Aunque Holly es un elfo superior, puede que ella no tenga este tipo de conocimientos debido a que ella es un ex jugador.

Lo que Holly tenía fue hecho por los jugadores, pero Kaede, al ver los vestidos de diferentes diseños, parecía estar fascinada por ellos. Kaede llevaba un sencillo vestido de una sola pieza de color amarillo. Hacía juego con la personalidad de Kaede y creó un buen ambiente también.

 

Mientras hablaban, el carro paso a través de la puerta. Estaban cerca de su destino. En el interior del carro, están Shin, Schnee, Tiera, la familia Kurosawa y los dos animales, Yuzuha y Kagerou. Kagerou está como de costumbre dentro de la sombra de la Tiera. Yuzuha también estaba en su posición habitual, encima de la cabeza de Shin.

 

Ya que habría muchos aventureros asistiendo a la fiesta, el código de vestimenta parecía bastante flexible, había muchos tipos diferentes de vestimenta como evidencia. También había muchos que parecían reconocer que Shin era un elegido de clase alta también.

 

En poco tiempo, el coche se detuvo.

 

Si se miraba al frente, cerca de Holly y Shadow, Hibineko podía ser visto tomando la mano de Kaede. Imitando Hibineko, Shin también tendió la mano para ayudar a Schnee a bajar del carro. A pesar de que a menudo había visto este tipo de cosas en las películas, nadie era consciente de que tan avergonzado estaba Shin al hacerlo en verdad.

 

Shin: “Señorita, por favor, permítame su mano. O algo así…”

Schnee: “Fufu, muchas gracias.”

 

¿Schnee quiera seguirle el juego? Tomó la mano de Shin mientras sonreía irónicamente.

¿Fue porque escenas similares se desarrollaban alrededor de ellos? Shin parecía ser capaz de decir esas líneas sin problemas ahora.

 

Shin “Ahora la siguiente joven también.”

Tiera; “¿Cómo debo decir esto? no parece que te quede hacer eso.”

Shin: “No digas eso!”

 

A diferencia de Schnee, Tiera tapo su boca para no reírse.

Cuando todo el mundo había descendido, se dirigieron a la sala de reuniones.

 

Schnee: “¿Me vas a escoltar también?”

Shin: “Si estás bien conmigo.”

 

Schnee enredo su brazo con el de Shin de manera casual. Después, su otro brazo también fue jalado.

Por supuesto, era Tiera.

 

Tiera: “¿De verdad piensas hacer que vaya sola? Tu otro brazo está disponible así que déjame usarlo, ¿de acuerdo? “

Shin: “¿Está bien?”

Schnee: “Debido a que Tiera y yo estamos pretendiendo ser tus prometidas el día de hoy, ¿debería estás bien no?”

Tiera: “Shin está siendo bendecido por dos hermosas mujeres, ¿sabes? Está bien disfrutarlo un poco”.

 

Dado que Schnee y Tiera están inusualmente de buen humor, Shin dejó de hablar de eso. No había ninguna necesidad ser un agua fiestas.

 

Tiera: “¡Asombroso!”

Shin: “Como era de esperar, es diferente cuando lo veo directamente.”

 

Muchos de los participantes ya habían llegado al salón de fiestas. Aunque todo el mundo llevaba vestido formal, era interesante intentar saber quién era un aventurero y quién no.

 

Schnee: “Hay varias cosas parecidas a una fiesta organizada por nobles.”

Shin: “Eso es lo que pasa, ¿eh?”

 

A pesar de que Shin sólo conocía de los nobles y ese tipio de cosas de las películas y animes, Schnee parecía estar acostumbrada a ello, tal vez eso es lo que se esperaba.

Había muchas personas que prestaron atención a los recién llegados a medida que aparecían uno tras otro. Cuando Shadow y Holly aparecieron, los observadores centraron su atención en los dos. Hibineko y Kaede obtuvieron un tratamiento similar cuando aparecieron tras ellos.

 

Tiera: “... Uu, nos están viendo!!”

Shin: “Bueno, supongo que sí.”

Tiera: “Shin es el centro de atención, ¿verdad?”

Shin: “Aunque digas eso, siento que la mayor parte de la atención está en Schnee y Tiera...”

 

La relación de atención es de 50% para Schnee, 30% para Tiera, 10% para Shin y 10% para Yuzuha. Por otra parte, los ojos mirando a Shin son en su mayoría de hombres envidiosos.

 

Shin: (El estado de ánimo es más oscuro que la vez que fuimos al gremio.)

 

Shin había experimentado la mirada llamada “Envidio a este bastardo!” en el gremio, en algunos aspectos, era un sentimiento limpio. Sentía una gran cantidad de esa misma clase de sensación de nuevo en torno a él.

 

Además de las miradas de celos, y a pesar de que no era mucho, era capaz de sentir miradas de respeto y observación. Sus logros en el campo de batalla son una prueba útil por el momento. Era natural que la mayor parte de la atención se dirija hacia Schnee. Si Shin estuviera en sus zapatos, seguro habría reaccionado de la misma manera.

 

Mientras entrelazaba su brazo izquierdo con el brazo derecho de Shin, Schnee se balanceaba de un modo que hacía juego con su caminar; parecía como una madre que lleva su hijo o algo por el estilo. En comparación con el torpe Shin, a ella no le importaban en absoluto las miradas y se comportaba con gracia.

 

A diferencia de Schnee, parecía que toda la atención era difícil para Tiera. Tiera se aferró al brazo del Shin, mientras se apartaba de la mirada de la multitud. La situación no era cómoda para ella porque todavía no era buena tratando con las multitudes. Al principio, sus ojos brillaban mostrando un gran interés en el nuevo entorno cuando estaban entrando en la sala, pero ahora sus ojos se habían vuelto opacos por la molestia.

 

Tratando de ignorar la feliz sensación tocando su brazo, Shin caminaba protegiendo a Tiera de los ojos de los observadores masculinos. Schnee también cooperó con Shadow y Holly haciendo una pared, mientras caminaban hacia el pasillo.

 

Después, se dieron cuenta de una conmoción que parecía estar sucediendo en la entrada de la sala. De las discusiones que escucharon alrededor de ellos, se enteraron de que Rionne había entrado en el salón de fiestas.

 

A pesar de que la fiesta tenía una gran asistencia y muchos invitados, debido a que el salón es lo suficientemente amplio, desde donde estaban podían identificar la presencia de Rionne a través de los huecos entre la multitud. Rionne estaba vestida con un vestido de color carmesí con su cabello atado en un nudo en la parte posterior de su cabeza, dejando una parte de sus cabellos libres y colgando hacia abajo. Ella avanzo a través de la sala con el ritmo digno de la realeza.

 

Shin: “Hmm?”

 

Shin viendo a Rionne, tubo la sensación de que ella lo había mirado por un momento. Al sentir un presentimiento desagradable, tomo a Schnee y Tiera del brazo y comenzó a alejarse.

 

Tiera: “¿Shin?”

Schnee: “Eh, ¿cuál es el problema, Shin?”

Shin: “Es la segunda princesa de Bayreuth. Ya sabes, quien fue transportada conmigo... “

Tiera: “¿Entonces? No es necesario huir”.

Schnee: “... Shin, sucedió algo entre tú y ella?”

 

Tiera no sentía ninguna necesidad de moverse y respondido a las palabras de Shin, y Schnee se detuvo un momento antes de preguntar a Shin.

 

Shin: “Ahh ... bueno, ella estaba muy interesada en cosas como [Kakura], mi magia y otras cosas. La charla del compromiso con el fin de hacer que me una al país pudo... suceder. Debido a eso, la ‘situación’, que no estaba seguro de si era en serio o en broma ... sucedió.”

 

Schnee todavía parecía estar sonriendo, pero, Shin sintió una ligera sensación abrumadora de ella. Balanceando sus ojos, sin ninguna duda, Shin confesó todas las cosas que sucedieron durante su viaje. Después, Schnee tomo su brazo como si no fuera a dejarlo ir y una sensación muy feliz surgió en su brazo derecho.

Él estaba absolutamente perdido acerca de qué tipo de expresión debería estar haciendo en ese momento.

 

Schnee: “Ella se te ‘acerco’, ¿verdad?”

Shin: “No, por supuesto me negué, en serio”

 

Y entonces, la presencia de Rionne se acercó mientras sucedía este tipo de intercambio. La vana lucha de Shin sólo llego hasta aquí.

 

Rionne: “Ha pasado un largo tiempo, Shin. ¿Por qué huiste después de hacer contacto visual conmigo? “

 

Cuando Shin dio la vuelta para mirar a la fuente de la voz, vio a Rionne de pie allí con una sonrisa en su cara.

Rionne le habló a Shin casualmente. De la misma manera que durante su viaje desde Kalkia. Como había dejado de lado su comportamiento real, su amabilidad había aumentado también.

 

Shin no había visto claramente a Rionne a través de la multitud. Viendo de cerca, se reveló que el vestido de Rionne expone más piel que el de Schnee y Tiera. Su espalda y hombros estaban completamente expuestos, mientras que en la parte frontal se mostraba un escote prominente, también había una hendidura profunda en su falda. ¿Ella era consciente del cambio? La apariencia galante y un tanto masculina que llevaba en el campo de batalla había desaparecido por completo. En lugar de eso muestra ahora el atractivo femenino de una mujer.

 

Shin; “Mi compañera no es muy buena con las multitudes. Estar cerca de Rionne-sama atraerá demasiada atención”.

Rionne: “Muu! ¿Por qué mes estás hablando como a un extraño, Shin? “

Shin: “Debido a que estamos siendo observados por todos los lados, después de todo.”

 

Si bien tenía un tiempo difícil tratando de no a mirar a su escote y la hendidura en su falda, Shin miró a los ojos de Rionne cuando habló.

 

“¿Puede una princesa actuar demasiado familiar en un lugar público?” Él también incluyó ese sentido cuando lo dijo.

 

Rionne: “No me importa.”

Shin: “Por favor siga la corriente.”

 

Un 'Perdóname' estaba escrito en la cara de Shin.

¿Ella pudo leerlo? Rionne se encogió de hombros como para decir que no se podía evitar.

 

Rionne: “Bueno, está bien. Sólo podemos tener conversaciones superficiales aquí de todos modos. Dejando eso de lado, ¿no debería presentarme a las dos flores que tiene en ambos brazos? Oh, como usted probablemente lo han oído desde Shin, soy Rionne Strail Bayreuth. Soy la segunda princesa del reino de Bayreuth”.

 

Rionne parecía estar interesada en Schnee y Tiera, quienes estaban al lado derecho e izquierdo Shin, ya que su mirada seguía cambiando de izquierda a derecha.

 

Shin: “Perdonen mi rudeza. Ellas son mis prometidas, a mi derecha está Yuki ya mi izquierda Tiera”.

 

Para evitar cualquier duda incómoda, porque habría parecido extraño que sólo se Schnee fuera presentada como su prometida cuando ambas mujeres estaban colgando de sus brazos, anteriormente decidieron de que ambas serían presentadas como sus prometidas.

 

Schnee: “Es la primera vez que nos conocemos. Mi nombre es Yuki”.

Tiera: “Um, un, yo soy Tiera Lucent”

 

Schnee se presentó a sí misma con gracia, pero el tono de Tiera era tenso debido a su nerviosismo. Cuando salió la palabra prometida, Rionne entrecerró los ojos un poco.

 

Rionne: “Yo había oído que tenía una prometida, pero no esperaba que ella fuera un elfo. Pues bien, si se trata de un hombre como Shin, ¿Es algo natural no es así?”

Shin: “Bueno, muchas cosas han pasado.”

 

Rionne se había sorprendido de que ellas son elfos, pero volvió rápidamente a la normalidad. Ella asintió con la cabeza como si lo comprendiera inmediatamente.

 

Shin: (¿En este mundo, la poligamia es considerada normal para un elegido de clase alta?)

 

Aunque Rionne se había sorprendido de que sus prometidas eran elfos, ella no parecía estar sorprendida por el hecho de que tenía dos prometidas. Por lo que sabía Shin, ninguno de sus conocidos tenía varias esposas. Aun así, su conocimiento del mundo era todavía demasiado pequeño para ser de mucha utilidad como referencia.

 

Rionne: “Ellas llegaron aquí bastante rápido. Estaban originalmente en Bayreuth, ¿o no?”

Shin: “No puedo entrar en detalles, pero hay métodos para viajar rápidamente.”

Rionne: “Ho, Shin de seguro se rodea de gente interesante. Quiero que Shin se convierta en un activo exclusivo de mi país, después de todo. Por supuesto, voy a estar dispuesta a pagar”.

 

Rionne cambio su postura con el fin de hacer a Shin más consciente de su propio atractivo.

 

Shin: “Bien eso----”

Schnee: “Eso no será posible. Rionne-sama “.

 

Shin quien vio en Rionne, los ojos que un cazador dirige a sus presas, buscó alguna manera a rechazarla sin ser grosero o descortés. Sin embargo, Shin fue interrumpido por Schnee quien dio un paso adelante.

 

Rionne: “¿Qué quieres decir con eso?”

Schnee: “Si Rionne-sama vio una porción del poder de Shin, creo que puede entender por qué es algo imposible sin que yo tenga que expresarlo en palabras, ¿verdad?”

 

Aunque Schnee y Rionne sonreían la una a la otra, Shin creyó ver chispas colando entre ellas.

A medida que la situación se volvió abrupta, Shin apenas era capaz de mantener su cara de póquer.

 

Shin: “Bueno, er, ¿Yuki-San?”

Schnee: “Si se ha visto su poder es normal quererlo aún más, ¿verdad?”

Rionne: “Sin embargo, es Shin quien decide. Además, ¿se enteró de la extraña historia que sucedió entre nosotros? “

 

El comentario de Shin fue ignorado.

 

Al parecer, ninguna de las dos estaba dispuesta a darse por vencida cuando el tema estaba relacionado con el compromiso. Shin sólo podía observar el intercambio entre Schnee y Rionne. No sabía lo que tenía que hacer en esta situación.

 

Tiera: “Yuki-san y Rionne-sama, ¿qué hay de dejar esto por ahora? Estamos en una fiesta para celebrar la victoria, este no es un lugar adecuado para este tipo de discusión”.

 

Mientras miraban a las dos con un rostro sonriente, quien hábilmente las separo era Tiera.

¿Cómo lo logro hacer eso la tímida Tiera? Con su espalda recta y una leve sonrisa, parecía completamente diferente a la Tiera normal.

 

Schnee: “Sí. Tiera está correcto. Lo siento, Rionne-sama “.

Rionne: “No, yo también fui descortés delante de sus prometidas. Por favor discúlpenme.”

 

Ante las palabras de Tiera, que llevan un sentimiento de autoridad, los dos abandonaron el aire peligroso que estaban emitiendo.

 

Rionne: “Pues bien, hay gente aquí a la que todavía tengo que saludar. Tengo que hacerlo antes de que sea demasiado tarde. Vamos reunirnos más tarde “

 

Aunque la fiesta no había comenzado realmente aún, parecía que había un montón de gente a la que todavía tenía que saludar en como su deber como parte de la realeza. Además de los aventureros que habían conseguido la victoria en la guerra, muchos miembros de la nobleza de Balmel y ricos comerciantes como Berett también asistían la fiesta. Había muchas otras personas de aquí para allá tratando de hacer conexiones como Rionne.

 

Shin: “Um, Tiera?”

Tiera: “¿Qué?”

Shin: “No bueno ... tu estado de ánimo era algo diferente de lo habitual. Bueno, está bien. Yo soy el culpable, pero me has salvado de muchos problemas”.

Tiera: “En realidad no, no es un gran problema. ¡Ahora, vamos a comer una gran cantidad de comida deliciosa!”

Shin: “Tienes razón. ¿Disfrutar eh? “

 

Tiera tenía una expresión vaga y solitaria en su rostro, dio un pequeño suspiro con el fin de sacar algo. Sin embargo, lo dejo salir de inmediato con alegría cuando puso su atención a los alimentos alineados.

Aunque Shin estaba preocupado por su estado, no quiso mencionarlo aquí. Él respondió a ella lo más natural posible.

 

Shin: “Oh, es la aparición del organizador, ¿eh?”

 

En el momento oportuno, apareció Taul.

 

Después del discurso donde mencionó lo feliz que estaba de que hubiera pocas bajas y que la guerra terminó con seguridad, las voces para un brindis se hicieron eco.

Después de eso, el salón de fiestas se llenó con el sonido y el tumulto. Todo el mundo parecía disfrutar de la fiesta a su manera.

 

Elgin y otros capitanes que participaron en la guerra llegaron a donde estaba Shin y su grupo y se reunieron para darles la bienvenida. A pesar de que ellos lo habían invitado al escuadrón de caballeros, parecían estar pensando que era natural que la invitación fuera rechazada. La invitación era simplemente una formalidad que tuvieron que hacer como cuestión de rutina.

 

Cuando el ocupado Elgin se fue para una ronda de visitas de cortesía, Guile se acercó al ellos.

 

Guile: “¡Yo! Tú también vi ... Shin, ven aquí un momento”

 

Contrariamente a las expectativas de Shin de que esto debería haber sido un saludo casual, Guile hizo una seña con la mano y se lo llevó a otra aparte. Puesto que los dos son aventureros que habían entrenado juntos tanto ya estaban en términos muy amistosos.

 

Guile: “Oioi! ¿Quiénes son esas dos bellezas? Están claramente en otro nivel de las otras mujeres de por aquí.”

Shin: “Ah, ¿cómo debo decir esto, son mis candidatas a esposa?”

Guile: “¿Qué estás diciendo? Uh, Shin, ¿cómo demonios conseguiste a esas dos bellezas elfos?! ¡Enséñame! No, ¡por favor te ruego que me enseñes!! “

 

Guile pidió un consejo después de haberse congelado con una expresión de “no lo puedo creer”. Su expresión cambió por completo. La última parte fue un poco extraña por su tono.

 

Shin: “Bueno ... Primero haces uno equipo juntos. Después de que has demostrado que eres un compañero de confianza, puedes hacerles bonitos regalos. También es eficaz si te dedicas de todo corazón a protegerla en caso de un apuro”.

 

Mientras le preocupaba que Guile fuera a tener un ataque de nervios, Shin enumeró los métodos a para aumentar el afecto entre los personajes de apoyo durante el juego. Debido a que no estaba particularmente seguro de que los métodos que se usaban en el juego serían efectivos en este caso, que no lo destacó demasiado fuerte.

 

Guile: “Entiendo lo de ayudarla en un apuro, pero eso sería un problema si no hay algún peligro en el comienzo. Entonces, serán los regalos, ¿eh? ¿Tienen que ser caro?”

Shin: “Ya lo tienes. Creo que está bien si el presente es algo relacionado con las plantas por ahora. Entonces, ella probablemente estará satisfecha con una piedra preciosa que a veces cae cerca de los árboles grandes. Espera, ¿tanto te gustan los elfos? “

 

Shin pregunto a Guile. Puesto que él estaba tan curioso acerca de información relacionada con los elfos, Shin pensó que quizás ya había una mujer a la que aspiraba.

 

Guile: “Sí, a decir verdad, hay una mujer elfo a la que he querido acercarme desde hace tiempo. El problema es que los elfos que salen desde el jardín son muy cautelosos. Aunque soy un elegido, sólo he sido capaz de verla desde lejos”.

 

Shin: “¿En serio? Bueno, buena suerte.”

Guile: “Sí. Te la voy a presentar en algún momento “.

Shin: “Lo estaré esperando... Hey, ¿a dónde vas?”

 

Guile tenía una mirada de determinación en su rostro mientras se movía para salir del salón de fiestas. ¿fue a buscar un regalo de inmediato?

Shin pensó que esto podría ser una mala idea, por lo que lo detuvo. Irse a menos de 30 minutos de que la fiesta de victoria comenzara, no sería bueno, incluso para un Elegido.

 

Lieja: “Caray, este tipo es siempre igual, cuando encuentra algo que le interesa, su carácter cambia por completo.”

 

Sin importarle su peinado, Lieja tomo la cabeza de Guile y la jalo hacia ella. Aunque Guile resistió, no era más que un mago y no estaba a la altura de un espadachín mágico como Lieja.

 

Guile: “¿De Verdad? Creo que he cambiado demasiado. ¿Qué no tienes una ronda de visitas de cortesía por allí también? “

Lieja: “Más o menos, sabes que no me gustas ese tipo de cosas tan formales”.

 

Lo que Lieja tenia era una espléndida garra de hierro, tal acción era impropia de la figura que estaba vestida con un vestido de color rojo oscuro que atraía los ojos vecinos. Más allá de Rionne, la fuerza de Lieja era su voluptuosidad.

 

Lieja: “Aun así, Shin está acompañado por algunas bellezas demasiado maravillosas ¿verdad? Me hace perder un poco de confianza en mí misma como mujer “

Shin. “Bueno, cualquiera que las vea dirá las mismas cosas, ¡porque es verdad!”

 

Después de que las llamaran Hermosas, Shin lo aceptó sin una pizca de modestia.

 

Lieja: “Es una sensación muy refrescante, cuando lo pones de esa manera.”

Guile: “Estoy de acuerdo con eso. ¡Pero ya quiero irme! “

 

Guile escapó de las garras de Lieja y se levantó. Debido a que su cabeza había sido fuertemente agarrada, se arruinó su peinado.

 

Lieja: “Si no te hubiera agarrado, habrías tratado de regresar a casa. Todavía hay más lugares a los que tenemos que ir y gente que necesitamos saludar. ¡Vámonos!”

Guile: “Maldita esta fuerza de un animal! ¡Déjame ir!”

 

Teniendo un intercambio parecido al de los hermanos, Lieja agitó su mano suavemente y desapareció junto con Guile entre la multitud.

Después de eso, muchas personas siguieron reuniéndose con Shin. Cuando fue el momento adecuado, se trasladó a la terraza junto con Schnee y Tiera. Aunque todavía había muchos que querían reunirse con ellos, ellos se disculparon y se tomaron un descanso.

 

Shin: “* Suspiro * Estoy cansado. Y esto es sólo por ser un Elegido”

Schnee: “Si se da a conocer que usted es también un portador de una carta de introducción, habrá muchos más también.”

Shin: “Si eso sucede, voy a escapar.”

Tiera: “Aun siendo un elegido expusiste la carta de presentación por ti mismo. Las cosas van a estar bien, incluso si no revelas la carta de presentación, ¿verdad? “

Shin: “Argh, S-Sin duda, es mejor ser simplemente un elegido ... pero no creí que el gremio notificaría a todo el mundo tan rápidamente.”

 

Además de los problemas sobre la manera de probar que era alguien de confianza, su conocimiento sobre el término elegido era limitado. Después de mucho tiempo, Shin pensó su decisión al presentarse como un portador de una carta de presentación fue precipitado, pero el daño ya está hecho.

 

Shin “Bueno, está bien, supongo. Ya que son conocidos de Barlux-san, es poco probable que vayan a fugar la información fácilmente. Por el momento, está bien, porque la ciudad es segura una vez más “.

 

Incluso Shin no era perfecto.

Dejando de lado las conversaciones difíciles, decidieron disfrutar del resto de la fiesta.