The New Gate Capítulo 40 (parte 2).




Manual




Proyecto: 

Al día siguiente, Shin se despertó antes de lo habitual y fue a practicar detrás del alojamiento.

 

Gracias a la práctica continua que comenzó con el fin de evaluar sus habilidades físicas, recientemente había aprendido a ajustar su fuerza incluso con [Limit] desactivado.

 

Balancear su arma con toda su fuerza causaría una catástrofe, por lo que se enfocó en controlar y limitar su poder.

 

Shibaid: “Estás trabajando duro temprano esta mañana”.

Shin: “También me levanté muy temprano, tal vez porque nos acostamos temprano ayer”.

 

Habiendo despertado temprano, Shibaid se acercó a Shin, que estaba balanceado a [Kakura].

 

Shibaid: “Todavía hay tiempo, ¿por qué no entrenamos un poco?”

Shin: “Mientras nos aseguremos de no destruir los alrededores”.

 

Ambos activaron [Limit], se equiparon con espadas y lanzas de esponja para entrenar, luego se enfrentaron entre sí.

 

Shin se movió primero. Deslizándose por el suelo sin hacer ruido, se acercó a Shibaid. En respuesta, Shibaid le lanzó su arma a Shin. Al usar una alabarda, que tenía las propiedades de las lanzas y las hachas, los empujes de Shibaid eran rápidos y agudos. Incluso una simple lanza de madera podría haber causado un daño considerable.

 

Las armas de esponja se caracterizaron por su incapacidad para causar daño, pero Shin habría avanzado de todos modos. Si pudiera esquivar el empuje, estaría dentro de la guardia de Shibaid.

 

Shin: “... Si nuestras estadísticas son las mismas, no puedo entrar en rango, eh”.

 

Shin había entrado en diagonal, y la lanza de esponja de Shibaid pasó a su lado más rápido de lo que Shin podía intervenir, sin embargo, llegó el segundo impulso del arma de Shibaid.

 

Sabiendo que sería esquivado, empujó su lanza de tal manera que pudiera tirar de ella rápidamente.

 

Shibaid: “No he luchado durante 500 años por nada, después de todo. Nunca he descuidado mi entrenamiento”.

 

Shibaid, como el escudo del grupo, era un guerrero con una vasta experiencia en batalla. Incluso si la defensa era su punto más fuerte, no significaba que sus ataques pudieran ser subestimados.

 

Se especializó en enfrentar a múltiples enemigos mientras alejaba los ataques de sus aliados.

 

Shin también había luchado en tales batallas, pero principalmente contra monstruos. Con respecto a tomar la distancia correcta y adoptar estrategias contra oponentes humanos, Shibaid todavía estaba relativamente por delante de él.

 

Shibaid: “¡Pero mis ataques tampoco parecen golpear directamente!”

 

Con renovado vigor, Shibaid atacó de nuevo. Los golpes repetidos fueron completamente bloqueados por la espada de Shin; Si se enfocaba en la defensa, Shin podría evitar golpes limpios de Shibaid.

 

Shin, también, había luchado muchas batallas a muerte. En una pelea frontal uno a uno, incluso si no podía leer a Shibaid tan bien como debería, no habría una gran brecha entre ellos.

 

Al cabo de un rato, Shin sintió que presencias se movían por el albergue e hicieron una propuesta.

 

Shin: “... Supongo que deberíamos ir a comer”.

Shibaid: “…en efecto. Nos arriesgamos a sobresalir demasiado”.

 

La gente había comenzado a caminar por los locales. Shibaid parecía un poco insatisfecho con la conclusión temprana, pero descansó su arma. Sus armas fueron guardadas, los dos regresaron a la habitación, solo para encontrar a Yuzuha, en forma humana, de pie con los brazos cruzados.

 

Yuzuha: “¡Shin abandonó a Yuzuha!”

Shin: “Estabas durmiendo tan profundamente, me hubiera sentido mal por despertarte.”

Yuzuha: “Mph ...”

 

Yuzuha frunció los labios y puso mala cara, pero su cola colgando hacia abajo mostró que era consciente de la bondad de Shin y que dormía como un tronco.

 

Shin no sabía qué más hacer, y Yuzuha miró hacia abajo triste.

 

Yuzuha: “... No me dejes”.

 

Yuzuha entonces agarró la manga de Shin. Tal vez recordó sus días en el santuario. Incluso si sus poderes regresaban, estar solo era uno de sus temores.

 

Shin: “Entiendo, te despertaré la próxima vez”.

 

Shin palmeó la cabeza de Yuzuha mientras decía eso, y ella levantó la cabeza para frotarla más contra su mano. Tanto en el modo zorro como en el humano, a Yuzuha parecía encantarle que le frotaran la cabeza.

 

Shin también lo sabía, por lo que a menudo le frotaba la cabeza sin restricciones.

 

Shibaid: “Hmmm, nunca hubiera pensado que una bestia divina se vería como un simple niño”.

 

Shibaid se rio con ironía.

 

Shin: “Muchas cosas deben haberle pasado a Yuzuha. Si ella no se hubiera debilitado en ese momento, tampoco habría firmado un contrato conmigo, supongo”.

 

Los ‘Cola Elemental’ en sus formas completas eran criaturas que ni siquiera Shin podría haber manejado solo. Ahora que sus estadísticas habían aumentado, seguramente podría luchar contra ellos mucho mejor que antes, pero todavía no había ninguna garantía de que ganaría.

 

Yuzuha: “Mph! ¡Yuzuha se queda con Shin!”

 

Yuzuha no pareció apreciar las palabras de Shin, y lo abrazó con fuerza.

 

Shibaid: “Shin, no puedo decir que aprecio esas palabras tampoco”.

Shin: “Ah ... tienes razón. Lo siento, Yuzuha. Eres mi compañera”.

Yuzuha: “¡¡Kuu !!”

 

Un grito feliz y la cola de Yuzuha comenzaron a girar hacia la izquierda y hacia la derecha. Shin pensó que a veces era demasiado fácil hacerla feliz.

 

Shin y los demás tomaron su desayuno y, después de matar un poco de tiempo, se unieron a Zazie y los demás para regresar al astillero.

 

Shin: “… ¿Él está bien?”

 

Shin preguntó a Zazie tan pronto como entraron.

 

El motivo era Zigma, que estaba escribiendo fervientemente notas en sus papeles, con una expresión macabra en su rostro.

 

“¡¡jefe!! ¡¡Necesitas tomar un descanso!!

“¡Mira, los clientes están aquí!”

 

Zigma: “Nnnngghh!! ¡Un poco más, solo un poco maaaaaaaa!!!”

 

Los otros trabajadores intentaron detenerlo, pero Zigma, con los ojos inyectados en sangre, no mostró ningún signo de detenerse.

 

Zazie: “Parece que moviste las fantasías del jefe más de lo esperado”.

 

Los hombros de Bell y Shell cayeron ante el comentario de Zazie.

 

Bell: “Desesperado.”

Shell: “Pervertido.”

Shin: “Bueno, eso es un artesano puro después de toso...”

 

Los artesanos calificados con ideales particulares a veces se consideraban extraños: la forma en que expresaban su pasión era más fuerte que la gente normal, y se centraba en su oficio y trabajo.

 

No importa cuánto digan los demás, no estarían satisfechos y continuarían hasta que ellos mismos sintieran que era suficiente. Zigma también era uno de esos artesanos.

 

Shin: “En primer lugar, vamos a decirle que habrá más tiempo para estudiar el barco después de la prueba hasta que nos vayamos mañana. O podría acabar colapsando”.

 

Debió concentrarse en ello como si su vida dependiera de ello: se habían formado profundas bolsas profundas negras bajo sus ojos, un nivel de agotamiento difícil de imaginar después de solo una noche completa.

 

“Muchas gracias. Si él continúa con esto, me temo que incluso el presidente colapsara.”

 

Los trabajadores llevaron a Zigma a la sala de descanso para dejarlo descansar, y la vicepresidenta agradeció al grupo de Shin. Su nombre era Milea Torseau, una sirena con cabello y ojos azules.

 

Ella había estado fuera por otros asuntos cuando el grupo de Shin visitó el día anterior.

 

Shin: “Vamos a probar ese barco ahora, ¿Zigma te lo contó?”

Milea: “Sí, puedes irte cuando quieras. ¿A qué hora volverás?”

Shin: “Probablemente alrededor del mediodía, pero depende de la situación. Sin embargo, con seguridad volveremos antes del anochecer”.

Milea: “Entendido. Cuídate entonces.”

 

Bajo la mirada de Milea y de los otros trabajadores, Shin y el grupo abordaron el barco. Shin puso su magia y el motor mágico se activó. El dispositivo de propulsión, conectado en la parte posterior del barco, empujó el agua de mar y el barco avanzó lentamente.

 

“Se está moviendo hacia adelante sin viento natural o mágico”.

“Ni siquiera tiene velas ... ¿cómo funciona eso?”

“Puedo ver por qué el presidente se enojó tanto”.

 

El barco partió hacia los mares, entre los susurros de los carpinteros.

 

Shin: “Ok entonces, primero verifiquemos la velocidad. Todos, ¡asegúrense de sujetarse fuerte a algo! ¡Vamos a acelerar seriamente pronto!”

 

Shin se aseguró de que no hubiera monstruos u otros barcos en el área y luego tomo la palanca de control de la nave mágica.

 

No se podían encontrar timones anticuados en este barco. El asiento del piloto en el que Shin estaba sentado tenía una palanca de control, pedales y algunos botones, pero nada más.

 

Los jugadores solían decir que parecía un asiento de piloto de aviones de combate.

 

Shin pisó el pedal con su pie derecho y el motor mágico rugió. Si la embarcación no fuera empujada hacia abajo contra la superficie del agua por la magia de Shin, la aceleración probablemente la habría volcado.

 

Como una piedra plana rebotando en las olas, el barco que transportaba al grupo de Shin se lanzó hacia el mar.

 

Tiera: “H-hey, está temblando también ...”

 

Las vibraciones iniciales eran extremadamente poderosas, por lo que Tiera, que no estaba acostumbrada al motor mágico, se aferraba desesperadamente a la barra del brazo más cercana.

 

Shin: “¡Giro!”

 

Conectando su mapa al radar submarino del sonar de la nave, Shin maniobró la nave mientras recopilaba información sobre los alrededores.

 

El siguiente giro brusco, digno de una lancha de carreras, fue seguido por un grito aún más fuerte de Tiera.

 

Un barco promedio no solo habría sido derribado, sino también roto en pedazos debajo del agua.

 

Schnee: “Shin, Tiera pronto estará en sus límites”.

Shin: “Vaya, supongo que me he sobrepasado un poco”.

 

Shin redujo la velocidad de la nave y la detuvo.

 

Tiera: “………”

 

Tiera, todavía agarrando la barra del brazo, se había puesto completamente pálida y sostenía su boca con las manos.

 

Kagerou estaba lamiendo su cara, preocupado.

 

Schnee: “Bebe esto, te sentirás mejor”.

Tiera: “Lo-lo siento ...”

 

Schnee y el resto ya estaban acostumbrados; Shibaid ni siquiera se había agarrado a ningún soporte mientras miraba tranquilamente los mares.

 

Shibaid: “Hmm, esto es más refinado que montar en un wyvern”.

Bell: “Mi cabeza está girando ~~”

Shell: “Esto es muy divertido ~~”

 

Junto a Shibaid, con espíritus extrañamente buenos, Bell y Shell habían alcanzado su máxima emoción.

 

Probablemente sintieron que habían subido a la montaña rusa de un parque de diversiones. Su pisar era inestable, pero no se sentían enfermos en absoluto.

 

Zazie y Lapwing no crearon un escándalo ni perdieron la compostura; nada acerca de su comportamiento había cambiado.

 

Por cierto, Yuzuha estaba sobre la cabeza de Shin, sus ojos brillaban.

 

Yuzuha: “Vamos bajo el agua ahora”.

 

Shin presionó la palanca de control, y la nave se hundió gradualmente bajo el agua.

 

El exterior del puente estaba cubierto por el agua de mar, ya la luz de la superficie se convirtió en una sola columna que se extendía hasta el fondo marino.

 

Tiera: “Guau…”

 

Todavía apoyada por Schnee, Tiera miró a su alrededor y dejó escapar una exclamación de asombro. Gracias en parte al clima despejado, la luz brillaba desde arriba e iluminaba las profundidades del mar, creando un escenario mágico.

 

Shin: “Las capacidades de inmersión son perfectamente funcionales también, perfecto”.

 

Shin se aseguró de que los instrumentos no informaran nada anormal, y luego miró hacia afuera también.

 

El vidrio en el puente y el resto de la embarcación se reforzaron mágicamente, por lo que podía soportar la presión incluso si seguían buceando. No había nada que temer, incluso si un monstruo embestía la nave desde afuera.

 

Filma: “Vamos a una zona de mares tormentosos, ¿verdad? ¿Es posible dejar el barco incluso en una condición como esa?”

Shin: “Sí, cualquier cosa podría pasar después de todo. Agregué la opción de salir del barco incluso si está bajo el agua”.

Filma: “¿Puedo intentar salir un rato, entonces? Todavía no he probado el modo submarino, quiero ver si algo ha cambiado”.

Shin: “Entendido”.

 

Shin operó la pantalla atada a su menú y teletransportó a Filma frente a la escotilla de propulsión submarina. Parte del menú cambió y ahora mostraba la silueta de Filma.

 

Shin: “(Estoy inundando la habitación, ¿estás lista?)”

Filma: “(Vamos por ello.)”

 

Shin llamó a Filma, que se había puesto su equipo submarino, y activó la inundación.

 

Cuando el proceso terminó, Shin abrió la escotilla y Filma salió nadando.

 

Al igual que Shin y el resto del grupo, ella también tenía la habilidad de [Dive], por lo que no necesitaba respirar incluso si estaba sumergida en agua por un tiempo. Filma nadó alrededor de la nave, comprobando si se sentía diferente de antes. Al cabo de un rato, saludó a la nave desde el otro lado del cristal, lo que indicaba que había terminado.

 

El traje de baño de Filma era un bikini rojo, que cubría relativamente poco de su cuerpo; La exposición de piel era tan alta que Schnee y Tiera se negarían definitivamente a usar algo así. El bikini tenía líneas negras dibujando patrones de llamas en él.

 

A pesar de estar muy por debajo de la superficie, la luz desde arriba iluminaba débilmente el mar, lo que hacía que el bikini rojo de Filma fuera claramente visible.

 

Filma nadó tranquilamente entre los brillantes pilares de luz, formando la ilusión fascinante de que estaba flotando libremente, sin ataduras de las cadenas de la gravedad.

 

Al mirar ese escenario, que causó una impresión casi sagrada, Tiera suspiró asombrada.

 

Tiera: “Que hermosa…”

Shibaid: “Mirándola así, se ve elegante, ¿verdad?”

 

Shibaid exhaló un suspiro desesperado.

 

Entre sus personajes de apoyo, Shin pasó la mayor parte de tiempo y esfuerzo en moldear a Schnee. Esto no significaba que hubiera creado a los otros personajes descuidadamente.

 

Dejando a un lado sus palabras y su comportamiento, la apariencia de Filma eran lo suficientemente hermosa.

 

Shin: “(Regresa por ahora. Después de revisar un poco más la función de buceo, regresaremos a puerto por un tiempo).”

Filma: “(Entendido ... pero más que eso, ¿cómo se ve mi traje de baño? Creo que es más sexy que el de Schnee, al menos, bastante estimulante, ¿no?)”

 

Filma luego tomó una pose y le guiñó un ojo, destruyendo instantáneamente la belleza poética que había expresado hasta entonces.

 

Shin: “(Verdaderamente hermoso. Quede cautivado)”

 

Shin respondió tan emocionado como le fue posible, para hacerle saber lo que él sentía por sus payasadas. No satisfecha en absoluto, los ojos de Filma se estrecharon.

 

Filma: “(Wow, eso fue tan sincero.)”

Shin: “(Deja de bromear y vuelve a entrar)”

Filma: “(Sí señor.)”

 

Filma siempre había sido del tipo bromista, así que Shin la reprendió casualmente. Ella también era consciente de ello, ya que respondió incluso más casualmente.

 

Shin: “Está bien, vamos a bucear un poco más y regresamos”.

 

Después de confirmar que Filma estaba nuevamente dentro del barco, Shin se dirigió hacia el fondo marino.

 

La luz de la superficie del mar se volvió gradualmente más débil, y en última instancia la oscuridad rodeo el barco. Una oscuridad que, diferente de su contraparte aérea, infunde terror en las personas.

 

Una oscuridad total y negra que no dejaba respirar sin el equipo adecuado. Un espacio inestable donde el cielo y el suelo desaparecieron. Si uno no estuviera acostumbrado a eso, estarían sujetos a un estrés infinitamente más alto que la oscuridad sobre el mar.

 

Yuzuha: “Kuh, todo es negro”.

Tiera: “Esto da un poco de miedo ...”

 

Dado que era la primera vez que se sumergían profundamente bajo el agua, Yuzuha y Tiera sentían sombras de este miedo, incluso si estaban dentro de la nave.

 

Yuzuha estaba mirando hacia adelante, acurrucada en la cabeza de Shin, con la cola envuelta alrededor de su cuello.

 

Tiera también sostuvo a Kagerou - en modo cachorro - con su brazo izquierdo, mientras que su brazo derecho tocó la manga izquierda de Shin. Su mano estaba agarrando ligeramente su brazo. Estar al lado de Shin y saber que la nave estaba a salvo le permitía sentir solo este grado de nerviosismo.

 

Shin: “Está bien, ni siquiera las Bestias Marinas podrían destruir fácilmente un barco como este. Estoy de acuerdo en que es bastante aterrador, sin embargo. Hablando honestamente, incluso con equipos subacuáticos preferiría evitar los escenarios de aguas profundas”.

 

Las zonas de aguas profundas incluyen criaturas marinas distintas a los monstruos, que aparecerían repentinamente desde la oscuridad, dejando a los jugadores en estado de shock.

 

La habilidad [Night Vision] permitía ver un poco mejor, pero aun así algunos jugadores correrían tan pronto como oyeran que se enfrentan a escenarios de aguas profundas.

 

Tales zonas, sin embargo, eran tesoros para los cocineros.

 

Bell: “Creo que acabo de ver un tiburón!”

Lapwing: “Podríamos obtener algunas aletas de tiburón realmente buenas de algo tan grande. Aunque me pregunto por el sabor.”

 

Mientras Bell y Lapwing hablaban sobre el tiburón que acababa de pasar frente a ellos ...

 

Shell: “¡Vamos, quiero ver un calamar gigante! ¡Salgan ya!”

Zazie: “¡Olvídalo! ¡Incluso si lo eliminamos, no es comida apta para las personas!”

 

Zazie expresó su decepción con el comentario de Shell.

 

Incluso las criaturas marinas lo suficientemente extravagantes como para hacer gritar a Tiera, para la gente de Shigureya simplemente estaban separadas en dos categorías: deliciosas o no.

 

Schnee: “Como se esperaba de los personajes de apoyo de Cook-sama”.

Shin: “Eso es correcto, son como ella en ese aspecto”.

 

Shin aceptó el comentario de Schnee sobre Zazie y los demás. Incluso la primera vez que se aventuraron en un escenario de aguas profundas, Cook fue la única que no sintió ningún miedo. Shin recordó que incluso se acercaba felizmente a las bestias marinas que Shin dudaría en acercarse.

 

Shin: “Ok entonces, volvamos a puerto”.

Schnee: “¿No necesitas probar los sistemas de defensa automáticos?”

Shin: “Probablemente encontraremos algunos monstruos en nuestro camino de regreso, así que haré eso entonces. Vi a muchos de ellos en el camino aquí”.

 

Shin respondió a Schnee y cambió el rumbo del barco a la superficie. Se movieron a gran velocidad, no por encima sino por debajo del agua esta vez, chocando con los grupos de monstruos que encontraron.

 

No queriendo matar monstruos sin un propósito para la prueba, Shin solo apuntó a los que podrían crear problemas para los pescadores o tendían a atacar personas.

 

Tiera: “No estoy seguro de que realmente sea un barco ...”

Shibaid: “En el pasado, había áreas del mar donde los barcos se dañaban con solo atravesarlas. Con el fin de navegar con éxito en esos lugares, se inventaron embarcaciones de este tipo. Para la gente de esta era, probablemente es una tecnología increíble supongo”.

 

Shibaid escuchó el murmullo de Tiera y recordó el pasado con cierta nostalgia.

 

Tiera: “Honestamente, realmente no quería experimentarlo ...”

 

Debido al temblor causado por la alta velocidad de la nave, Tiera se había mareado bastante. Ella estaba mejorando gracias a la medicina de Schnee, pero al mismo tiempo probablemente empezaba a disgustarse por los viajes por mar.

 

La nave también podría navegar a una velocidad normal, pero a veces necesitarían escapar a velocidades incluso más altas que las que experimentó Tiera; Así que Shin decidió dejar que experimentara la velocidad y los temblores mientras sentía pena por ella.

 

Filma: “No es bueno confiar en la medicina para detener el mareo, ¿no es así?”

Schnee: “Filma tiene razón, pero no tenemos tiempo para entrenar esta vez, así que creo que no se puede evitar”.

Tiera: “Lo siento…”

Schnee: “Cuando hayamos terminado, haremos un entrenamiento especial”.

Tiera: “¿¡Lo haremos!?”

 

El estilo de Schnee no era dejar que las debilidades permanecieran como tales.

 

Zazie: “Como se esperaba de alguien tan diligente”.

Lapwing: “Y todo a pesar del hecho de que en este mundo es más difícil aumentar las habilidades”.

 

Zazie y Lapwing, quienes sabían que Schnee había aumentado su habilidad para cocinar a 9, asintieron en comprensión de su respuesta.

 

Shin: “Todavía no sé bien sobre eso, ¿lleva más tiempo aumentar las habilidades ahora?”

Lapwing: “No hemos recopilado suficientes datos para hacer estadísticas, pero parece que el crecimiento de la experiencia de una habilidad ya no es igual. Personalmente, siento que es más lento que antes”.

Zazie: “Estoy de acuerdo con Lapwing. Incluso si trato de hacer lo mismo que antes de Dusk of Majesty, siento que la proporción de experiencia acumulada para la habilidad es menor que antes”.

 

Bell y Shell también asintieron de acuerdo con las palabras de Lapwing y Zazie.

 

Aparentemente, en algunos casos la experiencia aumentó más rápido de lo habitual, pero el ritmo fue generalmente más lento que antes.

 

Las habilidades no se podían entrenar todo el tiempo, por lo que su velocidad de crecimiento requería mucho más tiempo que durante la era del juego.

 

Para un conocido de Zazie y los demás, que era un Lord, se necesitaron 70 años para aumentar una habilidad de cinco a seis, o eso dijeron. Si esto fuera cierto, el esfuerzo de Schnee por aumentar una habilidad a nueve fue algo increíble.

 

En la era del juego, en el momento en que Shin se dirigió a la mazmorra final, la habilidad de cocina de Schnee era solo de nivel tres. Incluso si hubieran pasado 500 años, no podría haber sido fácil.

 

Shin: “Es impresionante que incluso hayas pensado en subirlo tanto”.

Schnee: “... Tan solo termine cocinando para mantenerme ocupada”.

 

Schnee respondió humildemente a los elogios de Shin. Detrás de ella, Filma sonrió.

 

Filma: “¡Obviamente, hizo todo lo posible para dejarte probar su comida hecha a mano cuando regresaras, Shin!”

Schnee: “Filma! ¿¡Qué estás diciendo!?”

Filma: “No te avergüences, no te avergüences. Querías que él dijera era delicioso, ¿gwah?”

Schnee: “No digas otra palabra”.

 

Schnee cubrió la boca de Filma para evitar que dijera algo más sobre la razón por la que había elevado su habilidad de cocina. No le gustaba mostrar abiertamente cómo había trabajado duro.

 

Shin: “Ah bueno. Gracias.”

Schnee: “N-no! No, bueno, no quise rechazar su agradecimiento, yo ............sí”.

 

Al oír que era por su bien, Shin, por supuesto, estaba feliz. Al escuchar el agradecimiento de Shin, Schnee se asustó un poco, luego asintió ligeramente.

 

Sus mejillas levemente sonrojadas, que recuerdan a una joven doncella, eran hermosas.

 

Shibaid: “Shin, si no dejamos que la nave emerja pronto, destacará demasiado”.

Shin: “Oh sí.”

 

Advertido por Shibaid, Shin cambió su enfoque en la nave y rápidamente cambió la ruta.

 

Cuando el grupo regresó a los muelles del astillero, encontraron a Zigma esperando, con los brazos cruzados. Para comenzar su inspección de nuevo, había preparado lápiz y papel y una comida que podía comer con una mano.

 

Shin: “Saldremos temprano en la mañana, así que puedes inspeccionar el barco hasta entonces”.

Zigma: “Lo tengo. ¿Puedo empezar de inmediato?

Shin: “Solo no te exijas demasiado, por favor”.

Zigma: “No te preocupes. No puedo inspeccionar nada si colapso, lo sé”.

 

Shin se preguntó si Zigma era realmente consciente de eso, pero, como Milea estaba detrás de él, no dijo nada. Ella probablemente detendría a Zigma si algo sucediera.

 

•••••••••••••••