The New Gate Capítulo 39 (parte 3).




Manual




Proyecto: 

Yasutsuna: “¿Así que esto es Shinuchi?”

Kunitsuna: “Bueno, puedo ver por qué Munechika y Mitsuyo estaban tan satisfechas”.

Tanetsugu: “Hmm ...”

 

Después de la comida, Shin le dio a Yasutsuna, Kunitsuna y Tanetsugu sus respectivos Shinuchi, pero sus respuestas fueron todas diferentes. Solo Yasutsuna y Kunitsuna expresaron su entusiasmo e interés, mientras que Tanetsugu mostró desilusión.

 

Kunitsuna: “Er, ¿qué le pasó a Tanetsugu?”

Tanetsugu: “Hmm, parece que no puedo transferir mi conciencia a esta hoja”.

 

De acuerdo con Tanetsugu, la versión actualizada de la katana no podía servir como un recipiente.

 

Kunitsuna: “¿La versión actualizada no funcionará, entonces?”

 

Según lo que sucedió hasta ahora, solo las armas forjadas desde cero u obtenidas durante el evento podrían usarse para transferir la conciencia.

 

Shin: “Lo siento, pero no quiero volver a pasar por eso ...”

 

Shin podría forjar [Juzumaru], pero hacerlo significaría pasar por la misma prueba que cuando reparó a [Dojigiri Yasutsuna]. Todos los planos de armas también eran diferentes. A pesar de que fue capaz de forjar una de las Cinco Espadas Supremas, no significaba que las otras fueran más fáciles de hacer.

 

Tanetsugu: “No, ya has hecho suficiente por nosotros. Basta de mi egoísmo”.

 

Todo el cuerpo de Tanetsugu expresó claramente lo abatido que estaba, pero aceptó la situación.

 

Yasutsuna: “¡Ooh, entonces así es como cambio!”

Kunitsuna: “Como esperaba, mi cambio fue similar al de Munechika”.

 

Junto al renombrado Tanetsugu, Yasutsuna y Kunitsuna expresaron su alegría y sorpresa ante sus nuevas formas de Shinuchi.

 

Yasutsuna todavía era delgado, pero ahora parecía más musculoso; sus rasgos faciales eran más sólidos y robustos, como un joven general que había entrenado su técnica y había acumulado experiencia.

 

Kunitsuna, al igual que Munechika, era incluso más hermosa que antes. Pero en lugar de obtener un cabello lustroso o una piel más blanca, gano curvas más prominentes, dándole la figura de un reloj de arena.

 

Tanetsugu: “Qué lamentable...”

 

Mirando a sus camaradas alegres, los hombros de Tanetsugu cayeron aún más.

 

Mitsuyo: “Munechika y ahora Kunitsuna!! ¡¿Qué clase de broma es esta?!

 

Mitsuyo, quien ya había sido convertida en un Shinuchi, gritó. No estaba claro si estaba enojada o estaba llorando.

 

Mitsuyo: “¡Shin! Una vez más, ¡tienes que reforzarme una vez más! ¡Si lo haces, me volveré como ellas también!”

 

Incapaz de aceptar la diferencia en sus transformaciones, Mitsuyo presionó a Shin.

 

Mitsuyo: “Yo ... podría ... hacerlo ... pero ... en tu caso, Mitsuyo, podría ir totalmente en contra de tus expectativas... después de todo, cambiaste de una forma completamente diferente a ellas”.

 

Mitsuyo tomo a Shin por el cuello y lo sacudió, pero Shin se liberó de su agarre y respondió.

 

Mitsuyo: “E-eso no puede ser ...”

Shin: “Bueno, en realidad, solo porque eres pequeña no significa que no seas poderosa. Por ejemplo, están los enanos, entonces ...”

 

No todos los enanos eran de baja estatura: solo algunos de los NPC del juego original eran más pequeños, en comparación con otras especies. En términos generales, sin embargo, la explicación de Shin no estaba demasiado lejos de la realidad.

 

Mitsuyo: “Pero por qué... por qué solo yo ...”

Shin: “Realmente no lo puedo saber”.

 

Las configuraciones de apariencia de Mitsuyo eran diferentes de las de Munechika y Kunitsuna desde el principio. Shin pensó que esa podría ser la razón, pero no estaba seguro, así que evitó decir algo con claridad.

 

Tanetsugu: “Solo ríndete. Al menos pudiste convertirte en un Shinuchi, a diferencia de mí”.

Mitsuyo: “Lo sé, lo sé ... solo me sentí con ganas de hacer un berrinche”.

 

Mitsuyo hizo un puchero y respiró profundamente; tal vez eso la ayudó a cambiar su estado de ánimo, ya que ya no parecía irritada.

 

Tanetsugu: “Oh, es raro que actúes tan malcriada frente a alguien que no somos nosotros”.

Mitsuyo: “... ¿Y qué quieres decir con eso?”

 

Tanetsugu rio inocentemente ante la sonrisa malvada de Mitsuyo.

 

Tanetsugu: “Que te has vuelto mucho más expresiva. Ahora, quita esa cara tan aterradora. Solo soy un viejo que divaga”.

Munechika: “¿De verdad está bien que nos des a tu Shinuchi? A pesar de que puedes replicarlos, deben ser objetos valiosos para ti Shin”.

 

Munechika cambió el tema y preguntó a Shin sobre algo que le preocupaba, pero en respuesta sacó dos montones de tarjetas de elementos.

 

Shin: “Está bien, cuantos más aliados tengamos, mejor. Ah, y toma estos, como contramedidas para el miasma”.

 

Munechika no podía decir qué tipo de objetos eran mirando las ilustraciones de las tarjetas, por lo que parecía un poco perdida.

 

Munechika: “¿Que son estos?”

Shin: “Estos son accesorios y objetos de uso único. Todos son fáciles de usar; los accesorios solo necesitan estar equipados, mientras que los objetos solo tienen que tocar miasma para activarse”.

 

Lo que Shin le dio a Munechika fueron accesorios que neutralizaban hasta cierto grado los efectos del miasma y objetos que podrían eliminar el miasma acumulado. Los objetos de uso único tenían un efecto más poderoso, pero, por supuesto, solo se podían usar una vez. El efecto de los accesorios era más débil, pero duraban mucho más tiempo. Al usarlos en combinación se conseguía una protección completa, siempre que el miasma no sea demasiado denso.

 

Munechika: “No podemos agradecerte lo suficiente”.

Shin: “No digas eso. También sería un problema para mí si este lugar cae. Además, Yuzuha encontró un compañero... bueno, si puedo llamar así a Kagutsuchi. Pero ella estaría triste si fuera lastimado”.

 

Shin luego miró hacia Yuzuha y Kagutsuchi, que estaban jugando en la mesa.

 

Shin: “¿Kagutsuchi recuperó sus poderes, cierto?”

Munechika: “Sí, su cuerpo real se había convertido en cristal, ¿verdad? Un poco después de que saliste para rescatar a Kunitsuna, la cristalización se disipó. La forma de polluelo era solo una copia que albergaba la conciencia de Kagutsuchi, pero ahora ha vuelto a su forma real”.

 

Al igual que Yuzuha, Kagutsuchi aparentemente era capaz de alterar su forma hasta cierto punto. Sin embargo, no podría tomar forma humana.

 

Munechika: “Parece que le gustó esa forma. Se siente tranquilo cunado lo cargan”.

Shin: “Yuzuha dijo algo similar, ahora que lo pienso. Su forma original era enorme, por lo que probablemente nunca haya experimentado algo así”.

 

Yuzuha había crecido, pero probablemente la forma de pequeño zorro era el que ella disfrutaba más. A menudo lo usaba para esconderse bajo las sábanas de Shin y dormir con él también.

 

En el juego, su papel era probar a los jugadores, así que tal vez les gustaban los humanos.

 

Kagutsuchi: “¡Piyo!”

Munechika: “Hmm, ¿eso es así? ... Shin, Kagutsuchi tiene algo que contarte. ¿Puedes llamar a tus camaradas también?

 

Kagutsuchi aterrizó en el hombro de Munechika y pio suavemente.

 

Cuando el grupo de Shin se reunió, fueron invitados a salir.

 

Cuando todos lo hicieron, Kagutsuchi voló desde el hombro de Munechika, convirtiéndose en una llama dorada.

 

Shin: “Así que esta es la forma original de Kagutsuchi”.

 

La llama dorada gradualmente formó pico y alas: en unos instantes, se había convertido en un gran fénix.

 

Flamantes chispas se dispersaron por todas partes, pero no emitieron calor.

 

Kagutsuchi: “Gracias por su ayuda”.

 

La voz de Kagutsuchi sonó con una gravedad profunda que encajaba bien con su apariencia actual. El eco reverberante expresó la presencia de la bestia divina de manera adecuada.

 

Kagutsuchi: “Como un gesto de agradecimiento, otorgaré la protección de mi santa llama sobre ti”.

 

Shin y su grupo fueron envueltos por llamas doradas. Este fuego no estaba caliente en absoluto, y desapareció después de unos instantes.

 

La lista de regalos en el menú de Shin mostró el mensaje “¡NUEVO!”. Shin abrió mentalmente el menú y descubrió que él [Gift] [Holy Flames Protection] había aparecido.

 

Su efecto era debilitar el daño elemental de fuego que excede un cierto nivel. Por debajo de ese nivel, sería neutralizado.

 

En términos más concretos, solo los ataques al nivel de Schnee podrían causar un daño decisivo. Era una protección muy poderosa, que incluso podría llamarse un anulador de daño de fuego.

 

Shin: “E-estás seguro ... señor?”

 

Sorprendido, Shin respondió casualmente, pero pensó que no sería apropiado hablarle así a Kagutsuchi en su forma actual, por lo que se corrigió a sí mismo.

 

A Kagutsuchi no pareció importarle: después de solo pronunciar “Yo soy”, volvió a su forma pequeña.

 

Kagutsuchi: “Piyo piyo”.

 

Mirando cómo ondeaba sus pequeñas alas, parecía que Kagutsuchi decía “todo está bien, solo tómalo y listo”.

 

Shin. “Entendido, haré un buen uso de eso”.

 

Kagutsuchi no tenía nada más que decir, así que el grupo regresó dentro de Tsuki no Hokora.

 

 

 

Al día siguiente, era hora de descender la montaña.

 

Munechika: “Una vez más, estamos en deuda con usted. Regresa a visitarnos”.

Mitsuyo: “¡¡Tienes que hacerlo!! ¡¡A como de lugar!!”

Tanetsugu: “Por favor, hazlo antes de que Mitsuyo explote por la impaciencia”.

Yasutsuna: “Cuídate en tus viajes”.

Kunitsuna: “Cielos, dudo que haya algo de qué preocuparse”.

Kagutsuchi: “¡Piyo!”

 

El grupo de Shin dejó la montaña Fuji mientras Munechika, Mitsuyo, Tanetsugu, Yasutsuna, Kunitsuna y Kagutsuchi los despedían.

 

Su próximo destino era una ciudad portuaria para encontrar un barco que se dirigiera al continente de Eltnia.

 

El grupo cruzó Aokigahara, abordó el carruaje a caballos que, conducido por Kagerou, comenzó a correr a través de las carreteras de Hinomoto.

 

A diferencia de antes, se aseguraron de reducir la velocidad a una velocidad normal cada vez que se encontraban con grupos de comerciantes o viajeros, para no sobresalir.

 

La razón era que ya habían oído rumores de un misterioso carro corriendo a una velocidad increíble en las carreteras alrededor de Fuji. El grupo de Shin había viajado a gran velocidad cuando fueron a buscar a Kunitsuna también, por lo que el rumor debe haberse extendido aún más.

 

Afortunadamente, los testigos informaron que el misterioso carro corría en el área opuesta a la ciudad portuaria a la que se dirigió el grupo; si Kagerou era disfrazado como un caballo con magia de ilusión ya no destacarían demasiado.

 

•••••••••••••••

 

Shin: “Como se espera de una ciudad portuaria, aquí hay algunos platos de pescado increíbles”.

 

Una vez que llegaron a su destino, el grupo se escondió en un bosque para transformar el carruaje en una tarjeta de objeto, y luego procedió a pie. Simplemente caminando sin rumbo por la ciudad, pudieron ver muchos puestos de venta de pescado fresco. Había especies que Shin conocía de su mundo original y monstruosas salchichas de pescado únicas en este mundo, formando una amplia gama de productos.

 

Tiera: “Dos semanas es un tiempo bastante largo ...”

 

Tiera suspiró después de enterarse del horario del barco de pasajeros. Un barco se había marchado justo el día anterior, y pasaría algún tiempo hasta que el siguiente saliera del puerto.

 

El grupo no estaba exactamente apurado, pero esperar dos semanas en una ciudad sin actividades de ocio era bastante aburrido, por lo que comenzaron a buscar barcos mercantes que se dirigieran al continente de Eltnia.

 

Aproximadamente una hora más tarde, el grupo supo por un marinero que había un barco que planeaba partir dos días después, por lo que fueron a negociar una manera de abordarlo de inmediato.

 

Al principio, la tripulación rechazó su petición ya que no tenían espacio suficiente, pero el capitán finalmente los aceptó cuando Shin y su grupo dijeron que también actuarían como escoltas.

 

Los rangos de aventurero de Shin y Tiera seguían siendo bajos, pero Shibaid tenía una carta de aventurero con rango A. Era una tarjeta que Shibaid usó mientras aún era capaz de ocultar su verdadera identidad. El Gremio de Aventureros le debía mucho, así que hicieron una excepción emitiéndolo.

 

Shin: “Probablemente no nos hubieran dejado si fuéramos solo nosotros sin Shibaid”.

Tiera: “Es verdad. Shin es rango D, y yo todavía soy F para rematar. La maestra tiene rango C en papel, así que apuesto a que creen que somos peso muerto”.

 

Tiera había sido ascendida al rango F después de ocuparse de las secuelas de la batalla de defensa de Balmel.

 

Algunos opinaban que debería haber sido promovida a un rango más alto, pero el poder ofensivo del arco que mató a tantos enemigos no era solo suyo, por lo que solo se le ascendió un rango.

 

La naturaleza de los logros de Shin había sido un tema de mucho debate dentro del gremio. Aparentemente, también estaban ocurriendo algunas disputas, por lo que eligió dirigirse a Kilmont antes de descubrir los resultados.

 

Justo antes de eso, el asunto con la Iglesia apareció, por lo que, en la actualidad, nadie sabía realmente qué rango tenía Shin.

 

Shin: “El mar es más peligroso que la tierra, después de todo. La primera vez que peleé en el mar, fue realmente diferente, y no pude tomarle el truco por completo”.

 

El mismo tipo de misión de escolta aumentó en rango si estaba en el mar en lugar de tierra.

 

Schnee: “Somos un grupo con un aventurero de rango A y todos somos herederos de habilidades, eso debería ser más que suficiente para ellos”.

 

Como dijo Schnee, ahora Tiera también poseía habilidades. Además de la habilidad [Analyze] Shin que Shin le enseñó, ella había adquirido habilidades para provocar, apoyar, etcétera.

 

Tiera podría usar su arco, mientras que Schnee, Shibaid y Shin podrían usar sus habilidades para luchar contra enemigos por encima o por debajo del agua. Gracias a estas negociaciones, pudieron dividir sus deberes con los escoltas y subieron a bordo sin problemas.

 

Normalmente, los barcos se protegen con ataques de largo alcance. Si sucedía lo peor, el grupo de Shin podría actuar como señuelos para atraer a los enemigos lejos del barco donde podrían disparar: era una de las estrategias posibles.

 

Teniendo en cuenta la tripulación y la seguridad del barco, nadie se opondría a tener un grupo especializado como acompañamiento.

 

 

 

Shin: “Parece que será un viaje tranquilo esta vez”.

 

El grupo pasó el tiempo antes de su partida revisando estrategias de combate y haciendo visitas turísticas. Dos días después, Shin y su grupo estaban a bordo, mirando el horizonte. No parecía que fueran atacados por monstruos como los [Gale Serpents]; el barco procedió sin demora.

 

“No hay muchos piratas o monstruos en esta parte del mar, pero si pasa algo, contaremos con ustedes, ¿de acuerdo?”

 

Aral, un aventurero y la escolta permanente del barco, se acercaron al grupo. Tenía el pelo rojo y recortado con rasgos que recordaban a los de un animal salvaje.

 

Shin respondió cortésmente, no queriendo parecer un aventurero novato engreído.

 

Shin: “Por favor, déjanoslo a nosotros. Nuestro rango puede ser bajo, pero tenemos cierta experiencia luchando en el mar”.

Aral: “Es bueno escuchar eso. Sin embargo, cosas inesperadas suceden en el mar. Hay un rumor entre los marineros de que un barco fantasma aparece en estas partes, ¿sabes?”

Shin: “¿Un barco fantasma?”

 

El tono de Aral sugirió que solo quería asustar a Shin. Para Shin, sin embargo, no fue solo una broma. Uno de los jefes de área en la era del juego era un verdadero barco fantasma, que apareció en ciertas áreas marinas.

 

Shin respondió a Aral, pidiéndole por favor no asustarlos, y el aventurero sonrió y se fue.

 

Shin: “Un barco, hmm ...”

 

Shin recordó una de las casas de gremios de Rokuten, la 2da nave de asalto “Celciutos”. Escuchó que ni siquiera la Golden Company lo había encontrado, por lo que pensó que podría haber estado a la deriva en alguna parte.

 

Sin darse cuenta de los pensamientos de Shin, la tripulación del barco guio el barco con velas jaladas por el viento y cortadas a través de las olas. El clima no se volvió agrio y el barco navegó bajo un cielo azul perfecto. No hubo rastros de la nave fantasmas de Celciutos. Finalmente, dos días después de la partida, el barco llegó al continente de Eltnia.

 

Shin: “Así que esta es Barbatos, la ciudad marina. Podrías pensar que es una ciudad de piratas, con este nombre”.

Filma: “Dicen que tienen piscinas de agua caliente accionadas por energía geotérmica aquí, ¿sabes?”

 

Filma, que había escuchado esta información del capitán, saludó al barco mientras el grupo desembarcaba.

 

Shin: “Piscinas, eh. Sin embargo, probablemente se bañen en agua de mar normal”.

 

Todos los tipos de monstruos peligrosos moraban en el mar, y algunos incluso podían moverse por tierra.

 

En lugar de construir muros o establecer redes para proteger la tierra de las peligrosas criaturas marinas, los edificios y las instalaciones de ocio estaban completamente separados del mar y, por lo tanto, eran más seguros y fáciles de mantener. Debido a esto, la “Ciudad Marina” no tenía una sola playa.

 

Filma: “Ya que estamos aquí, también podríamos verificarlo si tenemos tiempo. No tenemos que preocuparnos por los monstruos. Los baños son diferentes al mar o lagos, así que definitivamente será divertido”.

Shin: “Sí, de vez en cuando podríamos olvidarnos de nuestros problemas y simplemente jugar”.

 

Antes de quedar atrapada en [Drop de Erathem], Filma apenas y tuvo libertad para disfrutar de actividades de ocio. Shin tampoco tuvo oportunidad de estirarse y jugar desde que vino a este mundo, por lo que aceptó su propuesta.

 

Filma: “Necesitamos comprar algunos trajes de baño entonces. ¿Supongo que deberíamos comer algo primero?”

 

La hora ya era pasada la 1 PM. El grupo había decidido almorzar en Barbatos, ya que no habían comido nada después del desayuno.

 

Shin y los demás comenzaron a buscar un lugar para comer, mientras trataban de calmar a la excesivamente emocionada Filma.