The New Gate Capítulo 35 (parte 4).




Manual




Proyecto: 

Shin se había encargado de cuidar a Luca; tejieron y tomaron siestas juntos, sorprendiendo a todos a su alrededor con lo bien que se llevaban.

 

Marino y Emil a veces pasaban a visitarlos, pero Luca nunca se ponía inmanejable.

 

Aunque al principio era un poco tímida, por la tarde se había abierto por completo a Shin.

 

“¿Qué puedo decir? Es bastante sorprendente.”

 

Holly, una jugadora, expresó su sorpresa al ver a Shin interactuar con Luca. Como uno de los jugadores avanzados que colaboraban con el orfanato, ella también estaba en términos amistosos con Shin. De voz suave y serena, era especialmente popular entre los niños más pequeños.

 

Shin: “¿Eh? ¿A qué te refieres?”

Holly: “Bueno, los niños como Luca son bastante difíciles de cuidar si no estás acostumbrado, ¿sabes? Especialmente para un hombre, como tú. O eso pensé de todos modos.”

 

Era después del mediodía, la hora de la siesta para los niños.

 

Acostado junto con ellos, Shin observó al durmiente Luca.

 

Shin: “Sí, eso podría ser porque también tengo una hermanita.”

Holly: “¿Oh enserio? Ah, lo siento, no quise entrometerme en las circunstancias de tu vida real.”

Shin: “Está bien. Tengo dos hermanos, uno mayor y uno más joven, y una hermana pequeña. Cuidar a nuestra hermanita es nuestro deber, ¿verdad? Mis hermanos y yo nos turnamos para cuidarla. Comparado con Luca, sin embargo, mi hermanita era bastante difícil porque siempre se alejaba.”

 

Tal vez debido a edades similares, la hermana pequeña de Shin estaba muy apegada a su hermano pequeño. A pesar de eso, Shin tenía una experiencia relativamente grande en el cuidado de niños gracias a ella.

 

Marino: “Lo dijiste antes, ¿verdad? ¿Que tus hermanos nunca tocaron The New Gate?”

 

Marino, que estaba cuidando a los otros niños, notó que había escuchado sobre el tema antes.

 

Shin: “Mi hermanita lo hizo. Pero afortunadamente ella no estuvo involucrada en este desastre.”

Marino: “Si lo hubiera hecho, apuesto a que te hubieras apresurado a buscarla”.

Shin: “Oh, estoy seguro de que podría sobrevivir fácilmente, así que realmente no estaría preocupado”.

Marino: “¿Ella es realmente fuerte también?”

Shin: “Hablando francamente, sí, mucho. No solo su nivel y estadísticas son altos, sino que también tiene una gran velocidad de movimiento.”

 

La hermana pequeña de Shin también jugó The New Gate, y debido a su habilidad, se había vuelto bastante famosa. Los dos hermanos habían mantenido su distancia dentro del juego, por lo que pocos sabían de su conexión con Shin.

 

Holly: “¿Ella puede hacerte decir algo como eso? ¿Es ella tan poderosa como mi esposo?”

Shin: “Sí, bueno, podrías decir que soy parcial porque es familia, pero mi hermana es probablemente superior, en lo que respecta a la habilidad como jugador. Sin embargo, la habilidad de Shadow es increíble también.”

 

Shadow era el esposo de Holly y también famoso por su habilidad.

 

Las palabras de Shin sorprendieron a Marino.

 

Marino: “¿Mejor que Shadow? Tu hermanita también es increíble, entonces, de una manera diferente a ti. ¿Son tus otros hermanos tan especiales también?

 

Shin: “No, ni siquiera juegan The New Gate, después de todo”.

 

Todos los hermanos de Shin amaban los videojuegos, los cómics y el anime, pero su hermano mayor estaba ocupado con el trabajo y ya no participaba demasiado en esos pasatiempos. Al hermano pequeño de Shin le gustaban los cómics más que los videojuegos, por lo que el único que jugaba los mismos juegos que Shin era su hermana pequeña.

 

Ella tampoco estaba tan interesada en los cómics o el anime. Incluso dentro de la misma familia, los gustos y los pasatiempos eran todos diferentes.

 

Luca: “Hn...”

 

Shin miró hacia Luca, quien se movió ligeramente en su sueño, y se dio cuenta de que su mano derecha de alguna manera había empezado a agarrarse a la izquierda. Ella todavía estaba dormida.

 

Marino: “Parece que quiere mantenerte cerca incluso mientras duerme”.

Holly: “Dios mío, me temo que no escapará fácilmente, hermano mayor”.

 

Marino sonrió y Holly se burló ligeramente de Shin.

 

Con una risa avergonzada, la mirada de Shin se volvió hacia la mano que Luca estaba sosteniendo. Podría haber escapado de su agarre con demasiada facilidad, pero no tenía ganas de alejarse en el corto plazo.

 

Marino: “Holly y yo cuidaremos a los otros niños, por lo que Shin se quedará con Luca. ¿Eso está bien?”

Holly: “Por supuesto. Y Shin, cuando Luca se despierte, debes estar a su lado, ¿de acuerdo? Esta mañana le dio un ataque porque nadie estaba con ella.”

 

Esto era lo que Teppei y Ryohei habían mencionado cuando Shin y Marino llegaron al orfanato.

 

Luca había vivido sola durante aproximadamente 2 meses después de que su hermano y su grupo desaparecieron. No había nadie con quien estuviera familiarizada entre las personas a su alrededor, por lo que tenía mucho miedo de perder a alguien que conocía, como Emil le había dicho a Shin en secreto.

 

Emil había dormido con ella la noche anterior, pero se había despertado temprano para preparar la comida de los niños, dejando a Luca sola en el proceso. No había nadie con ella cuando se despertó, por lo que Luca comenzó a llorar en voz alta.

 

Shin: “Ok lo tengo. Si tengo que ir a algún lado, le avisaré a alguien primero.”

 

Había otros jugadores en el orfanato además de Emil, Marino y Holly. Shin conocía a todos, por lo que no tendría problemas para llamar a alguien si era necesario.

 

El mundo del juego no requería usar el inodoro, a menos que hubiera una emergencia, Shin no tendría problemas para quedarse con Luca hasta que despertara.

 

Marino: “OK, la dejaré contigo entonces.”

Holly: “Cuídala bien, ¿de acuerdo?”

 

Shin los observó irse, luego miró nuevamente la cara y la mano de Luca, sin soltar la suya. Luego añadió un poco más de fuerza en su agarre.

 

Como en respuesta a eso, la expresión de Luca se volvió más serena.

 

Luca abrió los ojos unos treinta minutos más tarde. La hora de la siesta siempre era de media hora, así que aparentemente su cuerpo lo había memorizado.

 

Todavía estaba aturdida al principio, pero cuando vio a Shin junto a ella, se sintió un poco avergonzada de tener su cara durmiente expuesta, a pesar de su corta edad.

 

Shin: “El tiempo de la tarde es libre, ¿verdad? ¿Qué quieres hacer?”

 

Hacer que los niños trabajasen demasiado no era bueno, por lo que las mañanas o las tardes en el orfanato siempre eran actividades libres. Hoy, todos hicieron lo que quisieron después de despertarse de su siesta de la tarde, dado que ya habían trabajado por la mañana.

 

Por cierto, el grupo energético con el que Shin había “peleado” por la mañana ayudaría con trabajos simples por la tarde.

 

Luca: “Quiero dar un paseo”.

Shin: “¿Fuera? Bueno, permanecer encerrado todo el día sería aburrido después de todo.”

 

El orfanato era bastante vasto, pero incluso yendo lentamente, solo tomaría un minuto recorrerlo.

 

En la ciudad, generalmente no era posible reducir el HP de los jugadores y matarlos. Pero como era el caso con todo lo demás, había excepciones, debido a eso el orfanato se aseguraba de que cuando los niños se aventuraran afuera, siempre estuvieran acompañados por alguien que pudiera defenderse en la batalla.

 

Luca: “¿No está bien?”

Shin: “Bueno, un cambio de ritmo sería agradable, después de todo. Espera un momento, intentemos preguntarle a Emil.”

 

Shin contactó a Emil a través del chat y también le pidieron que hiciera algunas compras. Él estuvo de acuerdo y levantó un pulgar en dirección a Luca.

 

Luca: “¡Hurra!”

 

Luca levantó sus pequeños pulgares, emocionada.

 

Gracias a la caja de objetos, no hubo necesidad de llevar cosas físicamente. Si algo sucediera, Shin podría reaccionar de inmediato, así que no habría ningún problema.

 

Shin escuchó de Emil que los otros niños se quedarían dentro del orfanato, así que él y Luca se marcharon enseguida.

 

Marino: “Oh, ¿vas a salir?”

 

Los dos chocaron con Marino mientras abría las puertas del orfanato. Shin explicó que saldría a caminar con Luca y que haría algunas compras.

 

Marino: “Ella siempre ha estado adentro últimamente, ahora que lo mencionas. Sí, también creo que es una buena idea.”

 

Marino estuvo de acuerdo con una sonrisa, cuando Luca repentinamente agarró su mano.

 

Marino: “¿Luca?”

Luca: “¿Marino también?”

 

Marino miró a Shin, silenciosamente preguntándole si algo había sucedido.

 

Shin negó con la cabeza.

 

Marino: “Hmm, está bien, le preguntaré a Emil. Si ella lo permite, iré con ustedes chicos.”

Luca: “De acuerdo.”

 

A diferencia de Shin, Marino era uno de los miembros centrales del orfanato porque a menudo ayudaba allí. Ella no podía simplemente irse sin decir una palabra.

 

Marino guardó silencio durante unos segundos para usar el chat, luego levantó el pulgar como lo había hecho Shin anteriormente.

 

Luca: “¡Hurra!”

 

Luca repitió el mismo gesto nuevamente.

 

Shin: “OK vamos. Luca, no sueltes la mano de Marino, ¿está bien?

 

Shin hizo que Luca tomara la mano izquierda de Marino, para que no se perdiera entre la multitud.

 

Marino: “La otra mano es tuya entonces, Shin.”

 

En respuesta, Marino puso la mano derecha de Luca sobre la de Shin.

 

Marino: “Vámonos.”

Luca: “¡¡Bien!!”

 

Con ambas manos sujetas, Luca sonrió de alegría. Shin y Marino se sonrieron el uno al otro.

 

Después de dejar el orfanato, el trío primero se dirigió a la calle de comestibles para comprar carne y verduras. La calle estaba llena de jugadores que tenían trabajos agrícolas, ofreciendo los productos que cultivaban a otros jugadores que venían a comprar ingredientes para la cena.

 

Marino: “--si, por favor dame lo de siempre. Ah, pero necesito una más de esa carne.”

 

A Shin se le había confiado las compras, pero Marino seleccionó cuidadosamente qué comprar. Siempre compraba así para el orfanato, por lo que los dueños de la tienda la trataban con familiaridad y también respondían bien a su negociación.

 

Luca: “Mari-neesan, wow...”

Shin: “¿No está activa tu habilidad de negociación cuando comienzas a comprar? También estás usando una verdadera habilidad de negociación.”

 

Shin y Luca quedaron impresionados por la habilidad de Marino.

 

Vendedor: “--ah, no puedo decirte que no, ¿o sí? ¡Considera esto unas gracias por siempre comprar mis productos! Te los daré por 70. ¡Ahora vete de aquí!”

Marino: “¡Muchas gracias!”

Vendedor: “Por cierto, ¿están esos dos con usted, señorita?”

Marino: “Sí, lo están, ¿por qué preguntas?”

 

El dueño miró a Shin y Luca, luego sonrió y le susurró a Marino.

 

Vendedor: “Bueno, veras, ir de compras mientras toman de la mano a un niño... ¿no se lucen como una pareja de recién casados? ¡Harás que los tipos solteros como yo se vuelvan verdes de envidia, maldición!”

Marino: “¿¡R-re-recién que!? ¿¡Qué estás diciendo!?”

 

Marino tartamudeó en respuesta, incapaz de decir la palabra completa.

 

Vendedor: “Cualquiera lo pensaría así, pequeña dama. Pero sí, basta de bromas para hoy.”

Marino: “¡No puedes simplemente bromear sobre cosas como esta!”

Vendedor: “No lo odiaste realmente, sin embargo, jajaja. ¡Estabas sonriendo, señorita!”

Marino: “¿¡!?”

 

Marino ocultó bruscamente su boca con sus manos. Por cierto, Shin escuchó todo.

 

Se acercó, pensando que era hora de prestarle una mano a Marino, cuando la expresión del dueño se volvió mortalmente seria.

 

Vendedor: “No soy un agente de información ni nada, pero eres un cliente valioso, así que tengo que decírtelo. Asegúrate de que la niña no escuche.”

Shin: “¿Hm?”

 

Shin suavemente presionó sus manos en las orejas de Luca, quien había inclinado su cabeza después de escuchar las palabras del hombre.

 

Shin: “Por favor.”

Vendedor: “Sí, seré rápido. Dicen que un grupo de PK comenzó a estar activo nuevamente últimamente. ¿Has oído hablar de ‘Ouroboros Hollow’? Incluso algunos jugadores avanzados han sido víctimas de ellos. Nos han dicho que nos mantengamos alerta.”

Shin: “He escuchado el nombre, sí. Todos sus miembros tienen estadísticas bastante altas, o al menos eso escuché.”

 

“Ouroboros Hollow” estaba compuesto únicamente por PK.

 

Los jugadores que solo representaban ese papel en el juego y que no tenían la intención de matar verdaderamente habían abandonado el gremio hace mucho tiempo. Los que permanecieron fueron los asesinos reales.

 

El gremio que asesinaba a los jugadores por diversión ahora se había convertido en un verdadero gremio de asesinos.

 

Vendedor: “No tengo idea de lo que están pensando, pero algunos de ellos incluso se dirigen a niños pequeños. Tu orfanato tiene un montón de ellos. Es mejor que te mantengas alerta, ¿me oyes?”

Marino: “Gracias por brindarnos información tan importante”.

 

Marino le agradeció al dueño preocupado.

 

Como había dicho el hombre, el orfanato era un objetivo potencial, debido a la debilidad de los jugadores en el interior y las graves consecuencias que tal acto causaría. También era un hecho que había quienes cazaban a los débiles sin ninguna razón en particular.

 

Vendedor: “No lo menciones, señorita. Sería realmente triste si una cara conocida desapareciera... ah, puedes soltarla ahora.”

 

Después de las palabras del propietario, Shin quitó sus manos de las orejas de Luca.

 

Luca: “¿Terminaste de hablar?”

Shin: “Sí, lo siento por cubrir tus oídos de repente”.

Luca: “... no, he sido manchada... ¡debes asumir la responsabilidad!”

 

Para la disculpa de Shin, Luca se puso las manos en las caderas y se hinchó el pecho en señal de protesta. El gesto en sí fue bastante cómico, en completo contraste con el tono muy serio de su objeción.

 

Vendedor: “Oye, hombre, ¿qué le estás enseñando a una niña como esa ...?”

Shin: “¡Como si eso fuera cierto! Por dios, ¿dónde aprendiste eso ...?”

Luca: “Teppei dijo que es bueno decirles eso a los chicos. ¿No es así?”

Shin: “Por supuesto que no es así. Es mejor no usar esas palabras mucho.”

Luca: “¿…? bueno.”

 

Luca en realidad no sabía el significado de lo que había dicho, así que honestamente asintió.

 

Marino: “Bueno, entonces, supongo que tendré una pequeña charla con Teppei una vez que regresemos”.

Shin: “Es verdad. Mejor informar a Emil también.”

Luca: “¿Estás sonriendo, pero no eres feliz ...?”

 

Los labios de Marino y Shin sonreían, pero sus ojos no, lo que confundió bastante a Luca.

 

Shin: “Jajaja, nada de qué preocuparse, Luca”.

Marino: “Sí, vamos a encargarnos de todo. Bien, entonces, las compras están hechas, así que vamos a dar un pequeño paseo. Tenga un buen día, señor.”

Vendedor: “¡Claro, mucho cuidado!”

 

Se despidieron del dueño de la tienda, luego Marino tomó la mano de Luca mientras el trío caminaba.

 

Como Kalkia era uno de los lugares de origen, los jugadores habían establecido todo tipo de tiendas.

 

Las tiendas de productos básicos con medicinas curativas y productos de uso diario, puestos al aire libre con equipos hechos a mano, restaurantes con camareros corriendo por ahí para tomar pedidos. La gran variedad de tiendas y personas lo hicieron entretenido solo para mirarlos.

 

Luca, caminando alegremente entre Shin y Marino, también disfrutó de la vista.

 

Shin: “Ya hace tiempo que salimos, mejor regresemos.”

 

Los tiempos divertidos pasan rápidamente. Cuando Shin comprobó la hora, ya eran más de las 4 de la tarde.

 

The New Gate también incluía un sistema de temporadas; las estaciones cambiarían aproximadamente cada mes. La temporada actual era otoño, por lo que el sol se pondría temprano. Ya era notablemente más oscuro en comparación con las horas del mediodía.

 

Luca: “Vamos a regresar?”

Shin: “Sí. Si se pone oscuro, todos se preocuparán.”

 

Luca parecía decepcionada, por lo que Shin prometió que la llevaría a caminar de nuevo.

 

Cuando regresaron al orfanato, los niños que se habían ido para ayudar con el trabajo también regresaron. Algunas chicas que notaron el regreso de Luca la invitaron a jugar con ellas.

 

Marino solía dormir en el orfanato, pero como se quedaría un tiempo en casa de Shin, Marino fue a informarle a Emil.

 

Esperando a que Marino volviera, Shin estaba en las puertas del orfanato, perdido en sus pensamientos mientras miraba al cielo.

 

Allí, un hombre se le acercó.

 

“Disculpe señor ... ¿podría decirme si realmente es el Sr. Shin?”

Shin: “... Sí, lo soy, ¿y tú?”

 

Shin se volvió hacia el hombre. Rápidamente activó [Analyze], que mostraba el nombre del hombre como Vlad, su nivel 255.

 

Vlad: “Mis disculpas. Mi nombre es Vlad. Esperaba visitar a Tsuki no Hokora y casualmente lo vi aquí, así que me tomé la libertad de acercarme a usted directamente.”

 

El discurso cortés y el comportamiento de Vlad no parecían particularmente sospechosos.

 

Shin: “Ya veo. ¿Qué es exactamente lo que te trae a mí entonces?

Vlad: “En realidad estoy en medio de completar otra mazmorra, y el área que esta antes del jefe contiene un veneno muy poderoso. Por lo tanto, quería preguntar si podría compartir algunos objetos de recuperación. Los involucrados en este esfuerzo de limpieza están compuestos por miembros de los gremios “Savage Lions” y “Yatagarasu”, dirigidos por Lao del cuerpo de las Piernas Explosivas. He oído que es conocido de Lao, así que, si es necesario, puede contactarlo.”

 

La fuerza del veneno probablemente hizo imposible que los jugadores lo curaran completamente usando sus habilidades.

 

Shin preguntó sobre los detalles del área y rápidamente descubrió a qué se refería el hombre.

 

Shin: “Eso debe ser Bloodred Poison. Es cierto que muy pocos jugadores en todo el juego pueden recuperarse de eso, creo que no se puede evitar.”

 

Bloodred Poison era un estado negativo particular con efectos mucho peores que el veneno normal. Los jugadores con INT inferior a 900 solo podrían mitigar sus efectos mediante habilidades. Este estado también duraba un tiempo considerablemente largo, por lo que era casi imposible derrotar a un jefe mientras estaba bajo sus efectos.

 

Shin: “Entendido, prepararé algunos objetos de recuperación para ti, pero ¿no hubiera sido más rápido si Lao me enviara un mensaje a través del chat?”

Vlad: “Lao ahora se dirige a la mazmorra. Él no quería agobiarlo, pero los otros líderes decidieron que prolongar la misión sería difícil debido a los escasos recursos y la moral de los miembros disminuyendo. Así que se me ha confiado la tarea de transmitir el mensaje.”

 

Lao dijo que habría contactado a Shin si la actual misión de limpieza de mazmorras hubiera fallado, al menos según Vlad.

 

Se había acercado a Shin ahora probablemente porque había una gran probabilidad de fracaso en el presente.

 

Vlad: “Me despido entonces. Gracias por su ayuda.”

 

Justo cuando Vlad se había dado vuelta para irse, Marino salió del orfanato.

 

Marino: “Lo siento por la espera, Shin.”

Shin: “No, viniste justo en el momento correcto.”

 

Shin le dio la bienvenida a Marino con una sonrisa.

 

Marino: “Er, ¿los interrumpí?”

Vlad: “Por favor, no te preocupes, ya que estaba a punto de irme. Adiós, entonces.”

 

Vlad hizo una pequeña reverencia y se fue.

 

 

 

Vlad: “Tch, había oído hablar de ella, pero ... ¡¿Qué pasa con esa mujer ?!”

 

Después de dejar a Shin, Vlad se deslizó en la multitud, y luego rápidamente entro en un callejón.

 

No pudo evitar soltar su enojo y se sintió aliviado al ver que no había nadie cerca para escuchar.

 

Vlad: “Esa basura sucia de jugador parasito pegada a Shin... debería ir y morirse...”

 

Vlad continuó maldiciendo con un tono amenazante que había ocultado por completo al hablar con Shin.

 

Un miembro de Rokuten, el gremio más fuerte, y el único jugador que había alcanzado las máximas estadísticas.

 

Vlad apenas podía imaginar cuánto tiempo, dinero y dedicación le llevó alcanzar tal nivel.

 

Shin: “Aah, pero limpiar la basura que lo rodea es mi noble deber. Gahaha, se supone que es una tarea ardua, entonces ¿por qué me siento tan emocionado?”

 

Shin era un jugador que Vlad admiraba. La vista gloriosa de Shin barriendo a través del equipo contrario por sí mismo en una batalla de gremio contra gremio había conmovido el corazón de Vlad, a pesar del hecho de que solo era un juego.

 

Cuando comenzó a jugar, se concentró en aumentar su nivel y sus estadísticas, pero ahora que su avatar era más fuerte, solo dedicó sus esfuerzos a cosas relacionadas con Shin.

 

Vlad: “Los más fuertes brillan más cuando están solos en la cima. Ho estrella maldita que brilla más dentro de Rokuten... Te devolveré tu verdadero brillo.”

 

Una risa insana se hizo eco en el callejón, sin llegar a ningún oído.

 

•••••••••••••••